Our Destiny - Epilogo

3 comentarios
¿Existe un felices por siempre?

La brisa primaveral susurraba entre los árboles, las luces de la ciudad parecían menguar poco a poco como si intentaran dormir mientras la oscuridad parecía empezar a reinar en todo su esplendor. Y sin embargo por el rio Han los fuegos artificiales adornaban el cielo con pequeños puntos de colores que parecían romper la penumbra por lo relucientes que eran, los copos de nieve caían delicadamente  sobre los transeúntes del lugar, quienes empezaban a retirarse presurosamente al no estar preparados para este cambio repentino del clima. A orillas del rio Han sin embargo una pareja parecía ajena a todo, solo observaban los fuegos artificiales mientras abrazados parecían susurrarse palabras de amor al oído sin importarles que la impredecible nevada los fuera mojando poco a poco.

—Te acuerdas de la primera vez que estuvimos aquí.
—Como podría olvidarlo—dijo Yoochun besando apasionadamente a Chagmin—Aquí fue donde comenzó nuestra historia de amor.
—Quien iba imaginar que tardaríamos tantos años en regresar a un lugar como este…— suspirando.
—Yo creo que todo lo que vivimos para poder estar juntos ha valido la pena porque ahora somos capaces de resolver los problemas del día a día con una sonrisa.
—Yo también creo eso; pero aún así a veces pienso que pudimos evitarnos muchos malos entendidos.
—Tal vez pero en esos momentos creo que no éramos lo suficientemente maduros para afrontar los problemas con calma.
—Tú no eras lo suficientemente responsable querrás decir— molesto Chagmin.
—Tal vez tengas razón pues fui el causante de mucho de nuestros distanciamientos.
—No es cierto yo también tuve la culpa, tal vez si te hubiera escuchado, nos hubiéramos evitado tantos líos y nunca hubiera habido terceros en nuestra relación…—pensativo.
—Después de lo que paso ¿supiste algo de Rain?
—No yo creo que fue demasiado para mí; yo te amaba, no lo reconocía pero te amaba y sin embargo al mismo tiempo creí amar a Rain al punto de pensar en olvidarte.


---Flashback----


Chagmin se sentía muy solo; sabía que sus sentimientos en estos momentos eran irracionales pero sin embargo no podía evitar sentirse destrozado, siempre había creído que el amor de su madre no le importaba pero cuando ella intento asesinarlo y murió en su intento, no pudo soportarlo, no fue capaz de celebrar al ver a su familia libre al fin porque era su madre y él en el fondo de su corazón esperaba que algún día aquella mujer que le había dado la vida le diera un abrazo o le dijera cuanto lo había amado genuinamente.

Fue el único que de entre todos los que sufrían que intento salvar a su madre de aquel torbellino que se la llevaba al abismo, logro coger  una de sus manos encarnadas, sus manos podridas, con larvas que sobresalían  y sin embargo ella hasta el último momento se mostró cruel con él pues sus ojos se inyectaron de furia y con su otra mano lo empujo logrando que la soltara. Chagmin pudo ver como desaparecía mientras sus ojos se llenaban de lágrimas y al igual que los demás escucho los alaridos de dolor de su madre junto a las maldiciones que eran lanzados solo para él.

Fueron momentos muy difíciles para él; había perdido a su madre, su hermano estaba a punto de morir y no pudo quedarse cerca de él porque el efecto del brebaje de la hechicera había terminado y ya no podía quedarse más tiempo en el mar. Se pasó encerrado por más de dos semanas en la casa de Yoochun y aunque este había intentado reconfortarlo él no se lo permitió porque no quería tener nada que ver con él, no podía ir donde su padre porque tenía miedo de que lo culpara por la muerte de su madre, extrañaba a Yunho por que se había convertido en su mejor amigo pero entendía que en estos momentos estuviera pendiente de su hermano y de su sobrino. Envidiaba esa relación porque Rain siempre había estado para él y sin embargo ahora cuando más necesitaba su apoyo no podía comunicarse con él porque no le contestaba el teléfono, le había dejado incontables mensajes pidiéndole que viniera a buscarlo a Seúl pero él nunca apareció ni en Jeju, ni en Seúl.

Estaba muy preocupado por Rain y fue por eso que decidió ir a buscarlo a Australia, sabia en que hotel se estaba quedando porque Rain se lo dijo antes de viajar y también prometió llamarlo todos los días y sin embargo una semana después de su viaje toda comunicación se perdió.

Cuando llego al aeropuerto ya era muy entrada la noche, aún estaba muy deprimido, por lo que se encontraba muy desaliñado, el cabello revoloteado, la mirada caída, unas grandes ojeras y una mirada taciturna surcaba su rostro, su expresión era muy melancólica. Cogió el primer taxi que vio y en un inglés masticado solicito que lo llevara al hotel más cercano del aeropuerto, el Airport ; consiguió el número de habitación consultando en recepción aunque no le permitieron la entrada y por ello mientras esperaba fuera de la habitación somnoliento y cansado se acordó de un pequeño truco que le había enseñado Yoochun para abrir la puerta y poniéndolo en práctica pudo ingresar y descansar un poco.

Había pensado que Rain pudo haber sufrido un accidente y por eso no había regresado en más de tres meses a Corea pero al ver toda la ropa desordenada, quiso pensar en que tal vez recibió una mejor oferta de trabajo y que eso lo había ocupado tanto que no había podido llamarlo. No pudo dormir como ya era costumbre, se sentía sucio y exhausto y por eso decidió darse un baño en la bañera mientras esperaba, ya estaba quedándose dormido en el agua cuando escucho el sonido de la puerta al abrirse, casi salto del agua por la emoción, cogió la toalla más cercana, se envolvió, puso su mano en el pestillo de la puerta y cuando estaba a punto de abrirla escucho la voz de Rain quien junto a una chica reían, mientras tiraban los pequeños muebles que les impedían llegar a la cama. Chagmin abrió la puerta dejando una pequeña rendija para ver lo que sucedía, aunque eso no era muy fácil porque las luces estaban apagadas, escucho el sonido seco de dos cuerpos cayendo en la cama, pudo ver la silueta de la chica mientras besaba apasionadamente a Rain; cerró la puerta con el corazón latiéndole apresuradamente y con los ojos desbordando lágrimas, pequeños sollozos escapaban de su boca mientras se hundía en el piso del baño.

— ¿Qué fue ese sonido? —dijo Rain alertado por el golpe de la puerta.
—Acabo de tirar mis tacones— susurro ella mientras volvía a besarlo

Chagmin intento taparse los oídos y no escuchar pero eso fue imposible; cada jadeo, gemido, beso sonoro, sonido más íntimo de la pareja mientras se unían en el cuarto contiguo le rompían poco a poco su ya herido corazón. Solo pudo llorar en silencio hasta casi desfallecer al sentirse defraudado nuevamente, al sentir que ahora si no le quedaba nadie más en quien apoyarse.

Muy entrada la mañana escucho ruidos y fue capaz de esconderse en el pequeño vestidor del baño; vio como la chica en ropas menores ingresaba a la ducha para darse un baño, quería reclamar, quería salir de su escondite y gritar <> pero al mismo tiempo se sentía incapaz de hacerlo. Cuando ella salió de la ducha y luego de que se cambiara, empezó a untarse sus cremas en el rostro antes de comenzar maquillarse, Chagmin nuevamente se asomó por sobre su escondite curioso de saber cómo era la mujer que le había quitado al amor de su vida.  

En cuanto vio el reflejo de la chica en el espejo casi se cae de espaldas, su rostro tenía una expresión de horror porque la chica del espejo era idéntico a él; era su rostro lo que visualizaba en el espejo, su misma nariz, sus pómulos, sus ojos cafés, sus cejas pobladas, su misma boca; la persona en el espejo era él en versión femenina.

Cuando la muchacha se fue y él pudo reaccionar intento huir del lugar, abrió la puerta vio como Rain dormía plácidamente, en su cuerpo aún se podía ver pequeños cardenales debido su noche de placer, así mismo pequeños rasguños en su espalda. Pero lo que más le llamo la atención a Chagmin fue el pequeño dije que llevaba en el cuello; la mitad de un corazón, la misma mitad que el no pudo evitar coger con su mano pues aun lo llevaba en el cuello, las lágrimas cayeron nuevamente bañando su rostro y entonces toda luz pareció apagarse para él, el sueño que tanto venia escapándose de él llego como un huracán venciéndolo por completo y haciendo que cayera dando bruces en la puerta del baño.

El ruido de la caída de Chagmin logro que Rain despertara y enfureciera al verlo ahí.

— ¿Qué haces aquí? — pregunto mientras frenéticamente intentaba despertarlo.

Pero Chagmin no despertaría sino hasta el día siguiente, Rain se sentía fastidiado por su aparición quería expectorarlo de su vida lo más rápido posible y por ello sin el menor cuidado posible lo arrastro a la bañera porque en estos precisos momentos no quería ver a este ser del demonio nunca más en su vida.


Pov’s Rain

Rain y Yang Mi llevaban tres años de relación se habían conocido  cuando ella y su familia se mudaron a Jeju por el trabajo de sus padres. Eran apenas unos adolescentes cuando empezaron a salir y sin embargo su relación parecía muy bien consolida; solían caminar por la playa,  pasear por los campos de  flores o ver el mar desde los faros pero difícilmente se metían al mar no porque a Rain no le gustara sino porque ella le tenía fobia al mar porque casi se ahoga siendo niña.

Yang Mi estaba tan enamorada que creía que podría vencerlo todo al lado de Rain y por eso se animó a nadar en el mar junto a su novio; al principio fue difícil pero finalmente lo consiguieron y desde entonces cada fin de semana se iban a nadar.

Ese día en particular, el sol despuntaba en el cielo, la brisa era ligera y nada avecinaba problemas sin embargo mientras nadaban juntos entre risas y pequeños besos se fueron alejando de la orilla, quizás demasiado y para cuando quisieron regresar fue casi imposible porque el cielo se nublo de repente, la lluvia cayó sobre ellos trayendo consigo una tormenta que hacía que las olas bailaran con fuerza. Intentaron mantenerse juntos pero la fuerza de las olas era tal que en poco tiempo se vieron separados, él la llamo pero no obtuvo respuesta, nado cerca de unas rocas donde le pareció verla pero no la encontró, lo último que vio antes de desmayarse fue un poco de sangre en medio del mar.

Durante semanas intento buscarla, nado, busco profesionales pero todo fue imposible, no se encontró el cadáver pero aun así Yang Mi fue dado por muerta. Esta situación fue muy difícil para Rain y por eso sus padres lo enviaron a estudiar lejos para que se olvidara de todo, pero a pesar de los años Rain nunca pudo olvidarla. Cuando retorno a Jeju lo primero que hizo fue ir al mar; a pesar de que se aproximaba la noche se aventuró a nadar entre las rocas y entonces la esperanza inundo su corazón de nuevo porque le pareció ver a su amada nadando en el mar y aunque desapareció misteriosamente él se animó para comenzar una nueva búsqueda.

Llevaba cerca de un mes buscando solo porque nadie quería ayudarlo ya cuando cayó en una de las cavernas subterráneas en las orillas de la playa Jeju; pensó que iba a morir cuando de repente vio a su amada  <> pensó. Sin embargo al ver que no era un sueño y descubrir que no era su novia sino un ser mítico, un tritón, se sintió descolocado al principio pero después no pudo evitar buscarlo <> pensaba y con ese pensamiento fue con el que se enamoró de Chagmin e hizo hasta lo imposible para conseguir su amor.

No quería dejar a Chagmin solo pero debía viajar porque era muy importante para su negocio; ya en Australia intento agilizar sus gestiones para regresar a Jeju lo más pronto posible y lo consiguió,  ya había comprado el boleto de regreso cuando decidió ir a un conocido mercado del lugar a comprar algunas chucherías para Chagmin. Preguntaba por el costo de unas pulseras marinas cuando la vio.

Ella giro para no tropezar con el jovenzuelo que corría raudamente para no ser atrapado por sus padres quienes no dejaban de vociferar con cada paso que daban; fue un solo instante pero ese instante  fue suficiente para que la duda le carcomiera las entrañas, la chica de larga cabellera castaña como hasta los hombros, los hermoso ojos cafés y esos labios que tanto había besado antes, hasta incluso creyó ver la pequeña cicatriz que ella tenía debajo del mentón, una cicatriz que parecía una pequeña lagrima. Las pulseras se le cayeron de las manos, demoro segundos en reaccionar pero fueron segundos vitales porque no fue capaz de encontrarla.

Regreso completamente trastornado al hotel se cambió, saco más dinero y regreso al pequeño mercado; se quedó en un hotel cercano y por más de dos semanas espero hasta que finalmente la vio, ella corría junto a una pequeña niña, y en esta ocasión si logro alcanzarla y detenerla.

—Eres tú— chillo con una sonrisa en el rostro.
— ¿Me conoces? — pregunto ella curiosa.
—Claro que te conozco mi Yang Mi— grito abrazándola y oliendo su aroma.
—Yo no me llamo así, ese no es mi nombre— dijo ella
—Claro que lo es— dijo él levantándole el mentón y divisando la pequeña cicatriz— no habrían dos como tú y menos con la misma cicatriz.
— ¿Tú eres él verdad? — pregunto ella
— ¿Quién?
—El chico que aparece en mis sueños constantemente y de quien no se su nombre.
—Tu y yo estábamos juntos y después por mi culpa tú te perdiste y yo…
—Yo perdí la memoria, sé que un barco me encontró en el mar; pero no se mas solo que te sueño siempre, nos sueño juntos…

Hablaron por mucho tiempo contándose las cosas nuevas que pasaron y fue inevitable para esta pareja destinada como alma gemela no reconocerse, y no amarse con la misma pasión como aquel primer día en que se dijeron que se amaban.


[…]



Chagmin despertó adolorido y sin poder entender porque era tritón nuevamente; recordó lo sucedido y maldijo su naturaleza porque no quería verse con Rain; se sentía utilizado, todo este tiempo había sido ella a quien Rain había idolatrado, a quien había amado y no a él. Las lágrimas corrieron nuevamente por su rostro y siguieron cayendo cuando Rain apareció por la puerta con una gran frazada para cubrirlo.

—Rain yo…— intento decir.
—No me digas nada— dijo el muy serio— o no seré capaz de retribuir el favor que me hiciste.

Rain lo cargo descuidadamente y lo coloco en el piso donde anteriormente ya había colocado la  frazada, lo envolvió y cual se tratara de un bulto desechable lo condujo hacia su auto poniéndolo en la parte trasera donde lo cubrió con hielo seco por todas partes. Manejo raudamente hasta la playa más cercana, condujo al lugar más alejado y cuidando de que nadie lo viera cargo a Chagmin hasta la orilla.

Chagmin no pudo evitarlo y las palabras afloraron de su boca.

—Por favor no me dejes— pidió— y-yo te necesito, yo me he quedado solo, yo…, solo por favor no me dejes…
—No puedo Chagmin, yo no te amo y nunca lo hice…
—Por favor quédate a mi lado…por favor— rompiendo en llanto.
—Yo estoy odiándote ahora Chagmin, yo estoy pensando en ti como en un demonio que me alejo de la persona que amaba porque si no hubieras aparecido yo la hubiera seguido buscando y la habría encontrado hace muchos años ya ¿Tienes idea de todo el valioso tiempo que perdí contigo?
—Yo no hice eso en serio…yo no…
—No me interesa nada más que tenga que ver contigo así que por favor desaparece de mi vida, sino fuera porque me salvaste la vida te hubieras quedado en esa bañera por siempre.
Adiós.

Rain se giró y ni una sola vez volteo la mirada a un suplicante Chagmin que se sentía completamente destrozado. Lo último que vio Chagmin de Rain fue su espalda mientras desaparecía entre las personas del lugar.


---Fin Flashback---



—Aún te duele no es así— dijo Yoochun mientras lo abrazaba tratando de protegerlo del frio y al mismo tiempo consolarlo.
—Fue muy difícil para mí aceptar que te amaba.
—No fue tu culpa, tu no sabías todo lo que tu madre hizo contigo; incluso cuando conto todos sus pecados, lo que te hizo le pareció tan insignificante para contarlo, tan insignificante que aunque no lo dijera fue castigada.


---Flashback---



—Yo no puedo tolerarlo más— chillo— Chagmin mientras lloraba en la casa de la hechicera— debe haber alguna manera para dejar de sentir.
—Y la hay pero no creo que quieras volverte como tu madre; serias tan o incluso más cruel que ella porque al menos ella tenía corazón para amarse a sí misma.
—El dolor es insoportable, yo he perdido al amor de mi vida y por eso he vuelto a ser tritón no es así.
—No eso no es así, lo que te está pasando se debe al conjuro que tu madre te hizo; sé que esto es doloroso Chagmin pero tu madre te odiaba tanto que no solo quería que cambiaras de mundo cada 100 días sino que también quería que nunca encontraras el amor verdadero y por eso hizo un conjuro para que tu corazón sea voluble para que sin importar si ya tienes al amor de tu vida delante de ti y aparece otra persona más en el camino tu corazón se decida por la segunda persona y piense en ella como su verdadero amor cuando en realidad no lo es y de esa manera si este amor esta en tierra sufrirías al estar alejado de el o ella por 100 días y lo mismo sucedería si estuviera en la tierra.
—Entonces voy a estar maldito por siempre.
—Claro que no, al ser tu madre castigada sus hechizos desaparecerán poco a poco solo debemos tener paciencia para saber si Rain realmente era el amor de tu vida o no lo era, pero mientras tanto no te dejes morir.
—Yo creo que si Rain fuera el amor de tu vida no te hubiera utilizado desde un principio, solo no te dejes morir amigo— dijo Yunho abrazándolo.


---Fin Flashback---


—Aun me cuesta aceptar que mi madre me odiaba tanto…
—Lo sé pero Luna y Ji Suk, están curando tus heridas no es así.
—Si pero a veces me gustaría que Ji Suk fuera un niño inocente y…
—Pero no lo es, es muy responsable se parece a ti.
—No se parece a mí, yo cuando tenía cinco años no era tan inteligente como él, siento que no puedo enseñarle nada más del mundo porque él ya lo sabe.
—Solo se trata de conocimientos amor, él necesitara de nuestra guía por un buen tiempo para que pueda realizar buenas decisiones en su vida.
—Tal vez pero a veces pienso que parece más mi padre que mi hijo.
—Haneul dijo que no sería del todo así, que solo recordaría ciertas cosas que tu padre ya había vivido y debes saber que tu padre al igual que tu era muy inteligente.
—Lo sé pero  a veces la responsabilidad es demasiado; a veces tengo miedo de fallar y que nuestra hija sea tan mala como mi madre.
—Yo sé que no será así porque nosotros nos encargaremos de que nuestra hermosa sirenita sea tan bella por dentro como lo es por fuera.
—Ese es mi más grande anhelo pero también me gustaría tener a alguien que sea solamente un niño y que no lleve cargas de por medio y siento que eso no es posible porque nuestros hijos nacieron a causa de la hechicera.


---Flashback---


La felicidad parecía ser pasajera en sus vidas, parecía escurrírseles por las manos cada vez que pensaban que la tenían.

Hace más de un año ya, su desdicha había comenzado, el pequeño Soo Gi apenas tenía sus cuatro añitos de vida cuando se vio alejado de su compañero de juegos, de aquel hombre con barba con el que solía jugar en la piscina, aquel hombre a quien le golpeaba con su cola constantemente, aquel hombre que le hacía cosquillas y jugaba a las carreras con él. Su abuelo había sido diagnosticado hace un buen tiempo con cáncer a los huesos, el tipo de cáncer más doloroso y difícil de tratar que puede existir pero aún así el señor Kim jugaba con su nieto, a pesar del dolor y la tortura del tratamiento siempre sonreía porque no quería que sus hijos se preocuparan más por él. Sin embargo la enfermedad fue avanzando confinándolo a una silla de ruedas hasta que finalmente tuvo que ser internado.

—Lo sentimos mucho— dijeron los doctores a los hermanos Kim— en esta etapa a su padre solo le quedan semanas o días de vida.
—Pero que hay del tratamiento experimental— pregunto Chagmin.
—No tuvo el efecto esperado, en estos momentos solo podemos sedarlo para que el dolor sea soportable, sin embargo conforme avancen los días será imposible que algún medicamento le haga efecto ya que su cuerpo ya se ha acostumbrado al medicamento y dejara de asimilarlo de manera correcta.
—No, ustedes deben hacer algo— grito Chagmin perdiendo el control— él debe vivir, él no puede morir.

Jaejoong tuvo que intervenir y tranquilizarlo porque esta noticia era muy difícil de afrontar; Chagmin después de superar la depresión por la traición de Rain se fue a vivir con su padre y se enfoco en sus estudios y en mejorar su relación con él, lo cual fue mucho más fácil desde el nacimiento de Soo Gi y ahora no podía imaginarse sin su padre, no cuando apenas estaba empezando a disfrutarlo.
.
.
.

Después de que la hechicera volviera a ocupar su lugar en Ciudad Marina, fue capaz de liberar a sus sobrinos y sus parejas de la maldición de su hermana; logrando que ellos pudieran quedarse en la tierra tanto como quisieran o el mar siempre que fuera un sincero deseo de sus corazones; por ello muchas veces las parejas visitaban ciudad marina de sorpresa.

—Mamá— llamo Yunho
—Ohh…hola hijo, que sorpresa— dijo ella mientras lo abrazaba.
—Yo, necesitaba tu ayuda…
—Hijo ya te dije que no puedo sanar a una persona que no pertenece al mar, mi alcance no va a tanto.
—Lo sé, ya entendí mamá— cogiéndole la mano— ya lo desahuciaron...
—Que tristeza hijo y como están los chicos.
—Muy mal; no me gusta ver a Jaejoong llorar tanto.
—Lo se hijo, pero no hay nada que se pueda hacer.
—Ni en el libro de la vida, madre…
—Hijo tu sabes qué vida se paga con vida; si hacemos uso de ese tipo de magia alguno de ustedes tendría que sacrificarse y no creo que al señor Kim le guste  ver a sus hijos sufriendo por perder a alguien querido.
—Debe haber alguna otra manera…
—No, la hay hijo, ya hablamos…
—Entonces al menos podrías preparar una poción para que él conozca nuestro mundo, yo creo que eso lo emocionaría mucho, además ya está próximo su cumpleaños.
.
.
.

El señor Kim comprendió mucho antes que sus hijos que le quedaba muy poco tiempo con ellos y por eso pidió ser sacado del hospital.

—Si he de morir, he de hacerlo en mi casa— dijo ante los reclamos de sus hijos.

El sol apenas se asomaba cuando el señor Kim fue obligado a despertarse por su pequeño nieto que intentaba subirse a la cama a hacerle cosquillas, segundos después aparecieron sus hijos con una pequeña torta, una de sus favoritas, con una pequeña vela mientras le cantaban una canción de cumpleaños. Sus yernos llegaron cargados de regalos, que uno a uno fue abierto por el entusiasta Soo Gi, que ayudaba a su abuelo en todo.

— ¿Ques eso? —pregunto curioso el Soo Gi con la pequeña botella en la mano—
—Es un regalo de parte de la abuela— dijo Yunho.

El rostro de los hermanos Kimse ilumino creyendo que se trataba de la cura a la enfermedad de su padre pero su ilusión decayó al escuchar el verdadero contenido de la botella.

—Es un regalo para que pueda visitar mi ciudad en el mar y pueda conocer a las personas que se encargaron de cuidar a Chagmin.
—Eso me encantaría— dijo el señor Kim con un amago de sonrisa, intentando mejorar el ambiente.

Ese mismo día partieron al mar; Soo Gi corrió presuroso pues le gustaba estar en Ciudad Marina jugando con sus amigos, muy de cerca Jaejoong lo vigilaba, Yunho cargo al señor Kim, quien ya se había tomado la poción y lo ayudo a ingresar al mar, detrás Yoochun intentaba que Chagmin se calmara y sonriera.

El dolor de la trasformación no fue nada debido a los dolores de la enfermedad, en cuanto el señor Kim se volvió tritón sus dolores desaparecieron, sonrió mas abiertamente e intento alcanzar a su nieto.

— ¿Eso es normal? — pregunto Jaejoong
—Es un efecto secundario pero no va a durar mucho tiempo, pero le pedí a mi madre que lograra que el efecto dure toda la semana que vamos a estar aquí.
—Gracias amor, no sabría qué hacer si no estuvieras aquí conmigo— abrazándole y besándolo suavemente.

El señor Kim se divirtió a mas no poder, jugo y acompaño a su nieto a todos los lugares que él quería que conociera, conoció a los abuelos de Chagmin y a la madre de Yunho, fueron unos días inolvidables, fantásticos; el señor Kim disfruto cada minuto ahí porque le parecieron que era sus últimos días en vida.
.
.
.

—No quiero— grito Chagmin.
—Hace mucho tiempo que no estamos juntos, te extraño amor
—Cómo quieres que piense en eso cuando mi padre está muriendo—impidiendo cualquier avance de Yoochun.
—Porque debemos estar juntos aun cuando sea tan doloroso que quieras morir, porque somos una pareja, somos uno, porque nuestro amor nos ayudara a sobrellevar las situaciones dolorosas.
—Pero es muy difícil, yo siento que no puedo ser feliz jamás.
—Claro que puedes serlo, tú crees que a tu padre le gustaría verte sufriendo, tú crees que tu padre es feliz al ver tu rostro tan apagado.
—No lo se
—No lo es porque a nadie le gusta ver a la persona que ama sufriendo— besándolo tiernamente.

Fue difícil romper las barreras de Chagmin pero finalmente cedió a sus instintos y se dejó arrastrar por Yoochun, se besaron apasionadamente e hicieron el amor y sus almas volvieron a conectarse porque cuando estaban en el mar sentían que su conexión cuando intimaban era mucho más fuerte, era una unión de mente más que de cuerpo, una unión de esos corazones que palpitaban el uno por el otro.
.
.
.

La semana trascurrió más rápido de lo deseado y tuvieron que subir a superficie raudamente porque los dolores de la enfermedad habían regresado al cuerpo del señor Kim, mucho más fuertes que antes casi paralizándolo. Yoochun junto a Chagmin ayudaban al señor Kim mientras Jaejoong cargaba a su hijo, Yunho había decidido quedarse en Ciudad Marina unos días más.

—Mamá por favor debe haber algo que podamos hacer, él está sufriendo demasiado.
—Yunho…
—Por favor— suplico
—Está bien— dijo ella— se trata de una buena persona de todos modos, pero no podre salvarlo; no de una manera convencional, apúrate pásame…— y empezó a nombrar varios nombres de ingredientes, que Yunho fue alcanzándole.
—Es necesario que se mantenga en el agua, esperemos que aún no estén muy lejos.

Cuando finalmente la poción estuvo terminada, la hechicera hizo un pequeño ritual.

Vida por vida, la vida del humano Kim se extinguirá y su cuerpo desaparecerá porque se le ha reconocido como a una persona de gran corazón, sus dolores terminaran pero su esencia no desaparecerá; su esencia se arraigara en lo más inocente del lugar; en esa vida inocente que apenas acaba de formarse para permanecer cerca vigilante de sus seres queridos, permanecerá su esencia que en cualquier momento podrá fluir sin afectar a esta criatura inocente permitiéndole gozar de su conocimientos y de la capacidad de formar su propio yo…Vida por vida que el humano Kim pueda verse liberado de todo padecimiento…
En cuanto la hechicera termino de conjurar el hechizo, la poción se levantó burbujeante y tiñendo el mar de negro avanzo raudamente hasta alcanzar a la familia que nadaba velozmente intentando sacar al señor Kim del agua, la poción los cubrió a todos paralizándolos, envolvió al señor Kim; quien sintió una paz y tranquilidad; y antes de ser tragado por la oscuridad pronuncio un casi inaudible <>. El lugar se ilumino y la luz empaño los ojos de todos que no se fijaron que la luz desaparecía en el vientre de Chagmin.

—El abuelo— grito Soo Gi asustado.
—Papá— grito Chagmin, no pudiendo creer lo que pasaba.
—Regresemos— dijo Yoochun— Haneul podrá decirnos que paso.
—Hagamos eso— dijo Jaejoong intentando consolar a su hijo.

Regresaron en poco más de media hora a ciudad Marina, Yunho aún no entendía lo que su madre había hecho por lo que no puedo explicar concretamente lo que había sucedido.

—Cuando me consultaron por su padre— dijo Haenul, le dije que no había manera de salvarlo porque no lo había, hasta que Yunho me recordó el libro de la vida, pero aún así no era posible porque había que sacrificar a alguien…
— ¿Por qué desapareció, porque? — grito Chagmin.
—Su padre estaba sufriendo mucho y al conocerlo me di cuenta que es un hombre de buen corazón por lo que accedí a ayudarlo.
— ¿Dónde está mi padre? — pregunto Jaejoong esperanzado.
—Tu padre ha muerto
—Pero dijiste que ibas a salvarlo— grito Chagmin derramando lagrimas
—Y lo salve pero solo su esencia, no podía salvarlo porque tenía que sacrificar a alguien y ese tipo de magia no realizo desde lo que sucedió con Jung Gi que fue un caso extremo.
— ¿Y cómo los salvaste? — pregunto Yoochun más tranquilo.
—Hoy en la mañana al despedirlos descubrí algo maravilloso y cuando Yunho me suplico para ayudarlos, descubrí una manera de hacerlo y eso fue haciendo posible una reencarnación.
— ¿Una qué?
—Chagmin tú siempre tuviste problemas con tu padre y tus heridas aún no están curadas del todo pero de ahora en adelante serás capaz de sanar tus heridas por que el hijo que llevas en tu vientre tendrá la esencia de tu padre y en algunas oportunidades serán capaces de oír las palabras de su padre a través de este pequeño— tocándole el vientre.
—Vamos a ser padres— dijo Yoochun anonadado.
—Sí y al parecer van a ser padres de dos hermosos niños.
—Entonces me está diciendo que en vez de tener un hijo tendré a mi padre.
—No, tu hijo se acordara de algunas cosa que hacia tu padre o solía ser, pero él va a formar su propia personalidad y tal vez en pocas ocasiones sean capaces de escuchar algunas palabras que decía sus padre o algunos concejos…


---Fin Flashback---


—Nuestros hijos fueron una bendición— tocándole el vientre— y ya estaban aquí para cuando Haneul intento salvar a tu padre.
—No lo sé, como explicas que aún no hayamos podido tener más hijos.
—Falta de practica— le susurró al oído— quería disfrutar una segunda luna de miel a tu lado y por eso envié a nuestros hijos de vacaciones con la abuela.
—No Chun no estoy de humor, además está haciendo frio, estoy todo empapado, regresemos a la casa ya.
—Espérate— abrazándolo más fuerte— hay algo que no te he contado.
— ¿Y qué es? — intentando levantarse.
—Yunho aún no lo sabe, pero Jaejoong esta embarazado.
— ¿En serio?
—Si me lo conto hace unos días.
—Debiste haberme dicho eso, mi hermano y yo siempre hemos tenido nuestras dudas pero si el realmente esta, nosotros también— besándolo apasionadamente.
—Lo hubiera hecho, pero me gusta cuando te pones salvaje— dijo Yoochun mordiéndole el lóbulo de la oreja mientras lo arrastraba al auto.

Chagmin le quito la chaqueta a Yoochun y fue desvistiéndolo raudamente, las ropas desaparecieron mientras las manos de ambos se recorrían por todo el cuerpo, los besos apasionados las mordeduras, lamidas hicieron aparición logrando que el clima dentro del auto fuera muy diferente al de afuera donde seguía nevando, las lunas del carro se empañaron debido al sudor de ambos cuerpos, la pasión bullían en ambos, Chagmin no necesito preparación porque estaba tan caliente que el mismo inicio la penetración y las primeras embestidas, los gemidos y gritos sonoros no se hicieron esperar mientras sus cuerpos se unían cada vez más y el pene de Yoochun chapoteaba en la entrada de Chagmin constantemente, el ritmo de las embestidas se volvieron mucho más rápidos, mientras Chagmin intentaba no desfallecer debido al placer sosteniéndose de Yoochun con las uñas, finalmente ambos llegaron al clímax casi al mismo tiempo. Se abrazaron mientras se susurraban palabras de amor, Chagmin volvió a besar suavemente a Yoochun incitándole a continuar con la entrega, Yoochun no se hizo de rogar sin embargo se vieron obligados a vestirse rápidamente porque una patrulla de policía estaba aproximándose al lugar donde se encontraban.

Luego de que la policía se fuera manejaron como locos para llegar rápidamente a su casa y continuar con lo que había sido interrumpido en el rio Han, seguir amándose…


[…]



Habían trascurrido casi tres meses desde que sus nietos llegaran de visita, era muy divertido ver cuánto querían aprender de todo, parecían esponjas determinadas a absorberlo todo.

Soo Gi de casi 10 años tenía muchos amigos en ciudad Marina  y junto ellos solía perderse de excursión por el mar, aunque nunca podía escapar de los ojos de su abuela Haneul que siempre sabía dónde encontrarlo. Muy diferente era Ji Suk a quien le gustaba leer los escritos marinos y escuchaba las leyendas de la abuela totalmente  asombrado, no tenía muchos amigos y no jugaba mucho tampoco; las pocas veces que salía era para cuidar a su hermana Luna, quien solo pensaba en ver los cristales con los que trabajaba el abuelo y jugar con las pequeñas sirenas de su edad. Ambos tenían 5 años ya pero sus personalidades eran muy pero muy diferentes, constantemente se podía ver a Ji Suk hablando como un adulto.

—No nades tan rápido puedes enredarte Luna
—Deja de querer llevar a mi hermana a tus tontas excursiones, ya madura Soo Gi.

Haneul no podía evitar reír al ver el alboroto que podían ocasionar sus nietos cuando todos estaban juntos.

—Niños— grito Haneul— sus padres están llegando.

Los niños se aglomeraron cerca de su abuela y casi saltaron encima de sus padres al verlos, era más que obvio que a pesar de la diversión que podían tener en Ciudad Marina echaban de menos a sus padres. Haneul dejo que padres e hijos se abrazaran para finalmente saludar a sus hijos con un fuerte abrazo.

—Van a quedarse unos días no es así— pregunto Haneul mientras veía como los niños Park exigían ser cargados.
—No podemos— dijo Jaejoong— hay mucho trabajo en el restaurante.
—Bueno no importa— dijo Haneul con una sonrisa en el rostro— al menos estoy segura que dentro de unos meses, ustedes dos— señalando a Jaejoong y Chagmin— van a pasar una buena temporada conmigo…

Jaejoong se puso muy nervioso y Yunho se preocupó al verlo tan extraño, por su parte Yoochun se preguntaba si había algo que los hermanos estaban ocultado, sin embargo toda duda fue disipada cuando los niños se pusieron a hablar frenéticamente.

—Apaaaa— grito Luna moviendo el rostro de Yoochun— Suk no me deja jugal— formando un puchero.
—No es cierto oma— se defendió Ji Suk— Luna ha querido jugar con…—pensativo— eso venenoso, ¿cómo se llamaba abuela? — volteo intentando preguntar a la abuela.
—Son algas venenosas, inteligente— se burló Soo Gi— mientras le pedía a sus padres para quedarse un poco más en ciudad Marina.
—Oma— reclamo Ji Suk— Soo Gi no deja de molestarme.

Chagmin lo cargo en brazos y lo mimo un poco para tranquilizarlo. Yunho por su parte no dejo que la conversación con su hijo le hiciera olvidar lo que su madre había intentado decir.

— ¿Por qué Jaejoong y Chagmin van a pasar una temporada en Ciudad Marina? — pregunto mientras dejaba que Jaejoong convenciera a Soo Gi de regresar a la superficie.
—Sé que no debería; Jaejoong lamento arruinar tu sorpresa, no puedo evitarlo soy la abuela y la noticia me hace muy feliz
— ¿De qué se trata? — insistió Yoochun algo intrigado.
—Los cuatro van a volver a ser padres— soltó con una sonrisa bailando en su rostro
—En serio— chillaron los cuatro al unísono.

Chagmin se quedó helado con la noticia no esperaba que sus deseos se volvieran realidad tan pronto, no pudo evitar derramar algunas lágrimas; Yoochun lo beso para despertarlo de su letargo y le susurro al oído  <>. Yunho por su parte saltaba de alegría por la noticia mientras acariciaba el vientre aun plano de Jaejoong; los niños también tomaron la noticia de buena manera, aunque el más emocionado de todos era Soo Gi.

—Si, al fin voy a tener alguien con quien jugar y a quien enseñarle cosas, sin que me regañe cada cinco minutos— dijo viendo a Ji Suk.
—Eso si que no— dijo Ji Suk— tíos no vayan a cometer el error de dejar a su futuro hijo con Soo Gi, el es muy irresponsable podría hacerle y caer y demás.
—Eso no es cierto…
—Basta niños— irrumpió Yunho— tu primo solo está bromeando Soo Gi.
—Y ustedes— dijo Ji Suk señalando a sus padres— ya es hora de que empiecen a convertirse en padres, ni piensen que voy a criar a su hijo por ustedes, suficiente tengo con Luna…

Ji Suk siguió hablando como si de todo un adulto se tratara mientras sus padres, tios y abuela no podían evitar reír al escuchar todas las incoherencias que podía decir.

Y en esta ocasión la hechicera subió a la superficie  con ellos, con una poción dejo por un breve tiempo su ciudad al cuidado de sus aprendices; se vio deslumbrada por todo lo que había en la superficie; sus hijos le llevaron a conocer hermosos lugares y sin embargo en la familia habían empezado a amar al mar incluso más que a la tierra; porque muchas de sus aventuras se encontraban allí, porque sus más grandes milagros fueron posibles en ese inmenso océano azul y porque fueron capaces de encontrar a su amor verdadero gracias a una maldición que luego de mucho pero mucho tiempo habían descubierto que se trataba de una bendición; una bendición porque no todas las personas tenían la suerte de evitar un fracaso matrimonial o de sentirse enjaulado en un matrimonio sin amor solo porque no fueron capaces de reconocer a su verdadero amor. Ellos sin embargo se vieron obligados a descubrir a sus almas gemelas con una drástica trasformación, trasformación que ahora ya no odiaban sino que habían aprendido amar y llamarlo un segundo hogar.

Y al igual como el océano es ancho e inmenso que algunas veces no se es capaz de divisar la tierra; descubrieron que de la misma manera eran capaces de tener miles de posibilidades, y aunque en algunos casos pareciera imposible mientras estuvieran juntos y se amaran como se amaban ahora se sentían capaces de lograr grandes cosas, una de ellas mantener la Felicidad que ahora tocaban con los dedos.









Ahora si…FIN

3 comentarios:

  1. Que hermoso T-T No creí que iba a ver epilogo, me tomo por sorpresa. Pero gracias por subirlo, me quito la duda de rain, aunque lo llegue a detestar por tratar así a min, lo importante es que por eso Min se dio cuenta Chun es su verdadero amor ♥.♥ Me encantó que aya sido largo el epilogo, me gusta cuando son así *-*
    El baby del YunJae es u n amor y el del yoomin también. Me encanto Ji suk jajaja lo amé.
    Me dìo penita varias partes, pero al final termine feli xD
    Gracias por la linda historia, lo seguí cada semana ^^

    ResponderEliminar
  2. Wooooo. Que hermoso ** me lo lei todo en un día .
    Ese rain descarado encima q utilizó a min para recordar a su novia lo culpa :/ perobq lindo q tuviera dos hijos y en uno reencarnara su padre. Y ahora embarazados de nuevo *.* me encanto mucho. Muchas gracias por haber compartido hasta el final ^^

    ResponderEliminar
  3. Que preciosa historia de principio a fin, la disfrute mucho.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD