El dolor de un recuerdo

18 comentarios
Titulo: El dolor de un recuerdo.
Autor: Lessien
Género: Terror
Extensión: Oneshot
---


El tiempo pasaba lentamente, entre los gritos de las chicas, y algunos comentarios mas subidos por parte de los chicos. Mi vista se había fijado en la parte más alta del edificio, en donde ese joven había decidido terminar con su vida.

Sus ojos se encontraron con los míos, y por un segundo creí poder escuchar que pedía mi ayuda. Un segundo que termino en un ruido demasiado fuerte, donde los huesos del cuerpo de ese chico se rompían por la fuerza de la gravedad.

Un sonido que se metió en mi cabeza con una fuerza que ni yo mismo lo imaginaria en toda mi vida; sangre había salpicado por mi uniforme, creando la huella que nunca podría borrar, me quede completamente en shock, mirando hacia ese desconocido que yacía sin vida a unos centímetros de mi.


- Yunho!! – en la lejanía podía escucha como YooChun me llamaba – oh dios, no te ha caído encima por unos centímetros… ¿estas bien?


- Ayúdame… - le pedí mientras me levantaba del suelo



Necesitaba alejarme de allí, saber que eso había sido solo un sueño, que nada de lo que había presenciado había ocurrido. Cuando desperté de mi ensoñación me hallaba en la clase con un preocupado Park YooChun observándome. Mire a los alrededores, no había nadie, la clase estaba vacía.


- Todos se han ido a casa – me dijo con voz suave – la policía ha venido y nos han cortado las clases para investigar un poco…

- ¿Quien era? – pregunte, mis manos temblaban.

- El capitán del equipo de fútbol – Hizo una pausa por si me sonaba de algo – Kim JunSu



No me sonaba ese nombre, ni siquiera sabia si le estaba prestando atención a YooChun. Esos ojos aun seguían en mi recuerdo, mirándome mientras perdía la vida lentamente, con ese aterrador sonido. Mi amigo se separo de mi unos segundos para recoger mis cosas que estaban esparcidas por toda la mesa, yo me asomaba por la ventana. Desde mi posición podía ver perfectamente el lugar del incidente, en la parte alta del edificio no había nada, pero en el suelo unas líneas blancas simulando un cuerpo adornaban el pavimento. Todo estaba desierto.


- Vámonos, no pareces estar demasiado bien - su voz aun parecía estar mas lejos de lo que en realidad estaba.


- Ha sido…demasiado duro…

- Lo se, yo si conocía a ese chico - hizo una pausa antes de seguir hablando - no entiendo que razones podía tener para llegar a suicidarse.

- ¿Erais muy amigos? - pregunte un tanto curioso


- Podríamos dejarlo en que nos conocíamos bien…



No quise sacarle mas el tema pues parecía afectarle demasiado, y de una manera que yo no lograba entender.

Una vez en mi casa las cosas estaban tan normales y tranquilas que no quise contarles el incidente en el instituto, conocía a mis padres y se preocuparían demasiado por algo así, cuando, quizás, no seria nada demasiado anormal. Subí directo a mi habitación, encendiendo la mini cadena para poner algo de música y así tranquilizarme, pues aun seguía de los nervios.

La música sonaba con tanto ritmo como siempre.

Era el capitán del equipo de fútbol

Adoraba la canción que en ese momento se reproducía

Kim JunSu

Empecé a bailar, no quería escuchar más esa voz, no quería recordar el accidente.

¡¡Crash!!

La música se detuvo, y el sonido de sus huesos sonaba ahora por toda mi habitación. Las pequeñas gotas de sudor frió recorrieron mi cuerpo rápidamente, me mareaba con cada paso. Termine tirado en el suelo, tapando mis oídos para dejar de escucharle.


- ¡¡Para!!


Grite mientras una oscuridad me tragaba rápidamente.



Venga Su...

¿Quien es ese?

- Si lo haces podremos estar juntos... ¿quieres eso verdad?

S...Sí

Le incita a tirarse

Tranquilo no te dolerá...


- ¡¡No!!

- Yunho - la voz de mi madre me obligo abrir los ojos - ¿que te ha pasado?

- Mamá...no lo se...

- Te habías desmayado, subí cuando escuche un golpe y te encontré en el suelo - la preocupación en sus ojos se podía ver perfectamente, odiaba ver a mi madre en ese estado.

- Perdona mamá...es que hoy no comí y estaba ensayando por eso pasó...

- Pero que hijo tengo - rió un poco y me abrazo con fuerza - pues baja ahora mismo y cena algo.


Aunque la cena apenas me entraba, me alimente un poco mas de la cuenta para no preocupar a mis padres, ni a mi hermana menor que me miraba en todo momento preocupada. El silencio se vio roto ya que la más pequeña de la familia empezó a contar lo que había echo en el jardín de infancia. Finalmente la cena paso lo mas tranquila posible, con la encantadora risa de mi hermanita.

Nunca me había sentido tan cansado como en ese día, apenas tenía ganas de ducharme, pero aun así no quería escuchar las quejas de mi madre si no lo hacia por lo que me metí en la ducha sin pensarlo mas. El agua caliente caía sobre mi cuerpo, dejando una sensación de tranquilidad que en todas esas horas no había podido tener, al final salí completamente relajado del baño, y al meterme en la cama no tarde en quedarme dormido.

Crash


Temía abrir los ojos, podía notar un peso sobre mis piernas.


Crash…

Crash…

De nuevo se repetía ese endemoniado romper de huesos, busque el interruptor de la luz, pero era imposible, no daba con el. Temblando abrí los ojos…ojala no lo hubiese echo…

Delante de mí se encontraba ese chico, Kim JunSu, de su boca podía ver como salía un pequeño hilo de sangre, me miraba fijamente, con esos pequeños ojos demasiado abiertos.
Se puso a gatas, y camino hasta acercarse todo lo posible a mí.


También te quiere a ti…


Susurró, dejando escapar su helado aliento contra mi cara, no había dejado de temblar en todo ese momento. La mano de él acaricio mi mejilla.
Casi grite cuando al girarse pude ver a la perfección un buen trozo de su cabeza completamente abierta, dejando caer un extraño fluido oscuro.

Sin haber conseguido decir una palabra me quede allí el resto de la noche, inmóvil, con tanto miedo que cuando me levante para ir a clases, pensé que era un completo milagro. Por suerte mi familia no tuvo que ver mis ojeras, ni mi estado de ánimo ya que salí pronto de casa para ir a los entrenamientos de la carrera que habría en un par de semanas.

Nada más llegar mi vista se fijo en esas líneas blancas del suelo.


- ¿Quién me quiere a mí también?


Murmure antes de ir hacia el gimnasio, donde escuchaba las voces de todos mis compañeros, sonreí pues parecía que todos estaban de buen humor. No tarde demasiado en cambiarme de ropa, ni en volver a donde haríamos las practicas…podía escuchar las voces…pero al abrir la puerta…no había nadie.


- ¿Pero que? – me quede completamente helado – los he escuchado…

- ¿Yunho? – me gire al escuchar la voz de mi mejor amigo

- YooChun, ¿donde están todos? – le pregunte, no debía tener demasiada buena cara pues mi amigo parecía sorprendido.

- ¿No has dormido bien? – me pregunto, acercándose a mi – Madre que ojeras tienes…los de la clase están en las pistas, allí se puede correr mejor.


Casi arrastrado por mi amigo llegamos a dicho sitio, y como me había dicho todos los chicos estaban allí corriendo. Me sentía tan confundido.

Las primeras horas las pase como si estuviese en piloto automático, solo hacia lo mismo de todos los días, mientras mi cabeza se metía en profundidad en lo que había sucedido en la noche, y en el gimnasio nada mas llegar. Tras mucho pensar lo único que pude sacar en conclusión era que JunSu había sido arrastrado al suicidio por ese chico moreno que estaba con el en la azotea del instituto. Mi vista volvió a fijarse en lo que podía ver a través de la ventana, allí perfectamente se veía el punto en el que el chico se había tirado…5 pisos de altura…una muerte demasiado dolorosa. Casi di un salto cuando del lugar vi agacharse a alguien. Mis piernas se pusieron rectas por si solas.


- Jung Yunho ¿le ocurre algo? – la profesora de esa clase me pregunto, preocupada en cuanto me vio la cara.

- No me encuentro demasiado bien… - mentí descaradamente - ¿podría ir a la enfermería?

- Claro…ve no es problema



Tuve suerte después de todo, gracias a mis ojeras no me había costado escapar de clase. Corrí hacia la parte superior del edificio, con la pequeña esperanza de encontrar algo que me ayudase a entender que me estaba pasando y el porque podía ver y escuchar a Kim JunSu. Abrí la última puerta que me alejaba de mi respuesta, y no encontré nada…todo el lugar estaba completamente vació. Resople y di un par de patadas a lo primero que encontré por el suelo.



- ¿Quién eres? – el salto que di tras escuchar esa voz no se pudo disimular lo mas mínimo

- Jung Yunho – le conteste, girando lentamente

- ¿Qué haces aquí?


¿Qué tenia esa voz que me resultaba tan familiar?

Termine de girarme para encontrarme con un chico alto, pelo corto y castaño oscuro, con una mirada profunda. Me observaba detenidamente, mientras yo no sabia que decir, me había quedado completamente anonadado con el. Se acerco sin dudarlo, se podía ver lo confiado que era consigo mismo.


- ¿Querías escapar para fumar?

- No – por fin mi voz salió de la garganta – vine porque vi a alguien desde la ventana de clase.

- Así que eres dos años mayor que yo…- no entendí para nada su respuesta – Soy Shim ChangMin…

- ¿Por qué estas aquí? – pregunte, ya algo mas metido en mi mismo – ¿también escapas de clase?

- No tengo esa necesidad – me aclaro tan tranquilo – he venido por lo que paso ayer…

- ¿Le conocías?

- Era difícil no conocerle…el pequeño JunSu, todo el mundo le adoraba, tenia chicas detrás de el a patadas, sus notas eran perfectas y su familia le quería como a nadie…poca gente se explica porque se suicido.

- Le incitaron – murmure casi sin darme cuenta.

- ¿Qué estas diciendo? – ahora le pillaba por sorpresa a el - ¿sabes algo de todo esto?



Si tengo que ser sincero, no supe el porque le conté todo a ese chico, totalmente desconocido para mi. El solo escuchaba atento a todo lo que salía de mis labios, sin decir una palabra. A decir verdad, lo que hice fue desahogarme completamente, tenía miedo, no podía evitarlo y al haber hablado con el me dejo algo mas tranquilo. Pasamos el resto de las horas hablando sobre casos parecidos al mío, por lo menos el no me llamaba loco…o no lo hacia delante de mi.

Al escucha la campana que daba por finalizado el día lectivo bajamos los dos en busca de mi amigo, solíamos irnos juntos a casa. ChangMin me dejo solo para ir hacia su clase y recoger sus cosas mientras yo iba hacia la mía a recoger a YooChun y de paso mis cosas.

El aula ya estaba en silencio cuando llegue, se podía decir que éramos especialistas en salir por piernas cuando sonaba una campana, abrí la puerta y casi me eche a reír cuando en su sitio encontré a mi amigo, apoyado en sus brazos durmiendo. Me acerque llamándole, le conocía y era complicado despertarle.

Una sacudida

Dos…

Tres…

Y mi mejor amigo no despertaba…


- ¡¡YooChun!! – grite mientras seguía moviéndole de un lado a otro - ¡¡¡YOOCHUN!!!


Yunho…ven con nosotros


Con el corazón casi a salirme del pecho me gire hacia donde provenía la voz, volviendo a ver aquel chico moreno. Unos ojos grandes, tan bellos, pero tan vacíos, acompañados por esas ojeras debajo; sus labios carnosos se habían vuelto azules, y la piel tan pálida. Tragué saliva con dificultad.


Vuelve conmigo Yunho…


Levanto su brazo izquierdo hacia mi, y hay los vi, esos horribles cortes en los que aun goteaba sangre. Alzo su brazo derecho, al igual que el otro, tenia cortes, pero uno central, largo y profundo.
Cada vez estaba más cerca de mí.


- ¿Qui…quien eres? – conseguí pronunciar a pesar de todo el miedo que tenia.

Soy Joongie

- No te conozco

Oh…claro que si…


- No…no se quien eres…


Ya estaba acariciando mi mejilla, con esa mano congelada y la sonrisa sombría que cruzaba sus labios. Los mordió, haciéndose una nueva brecha en ellos, no era capaz de moverme, solo veía asustado como ese ser se acercaba a mis labios peligrosamente.


- ¡¡NO!!

-¡Yunho! – ChangMin entro por la puerta llamándome - ¿Yunho que te pasa?

- YooChun…el...


Estoy seguro que en ese momento perdí el conocimiento ya que cuando volví abrir los ojos me encontraba en mi habitación, la noche había caído. Conseguí levantarme sin mucho problema, camine lentamente hasta el baño, necesitaba lavarme la cara, le di al agua fría empezando después a echármela por la cara.


- Esto no esta pasando… - murmure para mi mismo – oh dios…


El agua era completamente roja, busque mi reflejo en el espejo, pero conseguí encontrarme con el de ese chico, el que me sonreía con sus labios fríos.


- ¡¡Ah!!


Grité con todas mis fuerza, cayendo en el suelo poco después, temblando de arriba abajo. Mi madre entró rápido en el baño encontrándome allí echo un ovillo. Alguien me había abrazado con fuerza, intentando que me tranquilizase, pero parecía ser una tarea complicada. Ese alguien también me había levantado del suelo y me llevo de vuelta a mi cama. Conseguí visualizarle un poco después, ChangMin.


- ChangMin… ¿Qué haces aquí?

- Te desmayaste en clase después de lo que viste…luego con la ayuda de la policía te traje…tu madre me pidió que me quedase a cenar. – el parecía estar mas nervioso que yo.

- ¿Y YooChun? – recordé a mi amigo de repente – se había quedado dormido…

- Yunho…YooChun – le costaba hablar demasiado, podía notar que algo no iba bien – se le paro el corazón.



Y a mí también, en ese momento también se me paro el corazón. Una tras otra las lágrimas cayeron de mis ojos, sin creerlo aun, no era posible. YooChun no podía estar muerto. ChangMin me abrazo con fuerza cuando me vio en ese estado.
Permanecimos así varios minutos, abrazados los dos, yo con ese tremendo dolor y el pequeño intentando suavizarlo un poco.




Tres días habían pasado desde que todo ocurrió, mis constantes visitas a la policía para interrogatorios parecían ocupar parte de mi tiempo, y el resto de horas libres tenia que ir a terapia, según los policías eso me ayudaría a eliminar las pesadillas que ahora me acosaban cada noche, en las que veía la muerte de Kim JunSu y YooChun.
Los funerales de ambos se habían celebrado y ahora todo el mundo quería olvidar ese doloroso recuerdo, todos menos yo y ChangMin, no éramos capaces de olvidar algo así. Sospechábamos que tenia que haber algo detrás de todo eso…Joongie…el era mi única pista.

Min y yo pasamos horas y horas en la noche buscando información sobre ese chico, pero no había nadie con un nombre tan curioso como el suyo.


- Yunho me voy a ir a dormir ya – bostezando mi amigo se levanto de la silla del ordenador y camino hacia la cama improvisada que le había podido hacer en mi pequeña habitación.

- Buenas noches – sonreí cuando ya apague el ordenador y me acosté también en mi cama.




No tarde demasiado en quedarme dormido, esperando como siempre esas horribles pesadillas a las que ya me estaba acostumbrando, por muy frío que sonase.


Abre los ojos


Era la voz de ese tal Joongie.


¡¡Vamos Yunho, vamos a jugar!!

¡¡Si¡¡


Ese soy yo…


Espérame Joongie

Corre Yunho

Oye Joongie ¿esto no será peligroso?

No, yo he venido mucho por aquí.


Solo soy un niño, y ese otro es él…pero… ¿Por qué veo esto?


Joongiee ¿Donde estas?...no me dejes solo

Yunho por aquí

¿Por don?…¡¡ahh!!

¡¡YUNHO!!



Todo se ha vuelto oscuro de nuevo… ¿que era eso que había visto?


Mis recuerdos…



El sol entraba por la habitación de mi cuarto, a mi lado ChangMin seguía enroscado en las mantas, algo que me hizo sonreír, aunque pareciese muy maduro era un niño todavía, gire para quedarme boca arriba, pensando en ese extraño sueño que había tenido. Todo había sido tan real. ¿Sus recuerdos?
No entendía nada.

Con cuidado me levante de la cama y camine al ordenador, nada mas iniciarlo todo entre en los archivos de nuestro instituto, no había sido complicado entrar en esos asuntos cerrados bajo llave, Changmin resulto ser un hacker muy habilidoso. En las bases de datos de los alumnos no estaba, eso era seguro; pero aun así decidí repasar todo de nuevo por si aparecía por arte de magia.
Una hora y pico después vi que ese milagro no había sucedido, y todo seguía al igual que la noche anterior.
Resople, muchas veces, no había nada mas en los expedientes de los alumnos. Estaba a punto de darme por vencido cuando al levantarme una carpeta se abrió sola, el rato había cobrado vida propia y ahora buscaba por si solo algo que yo no sabia.


- Sucesos… - murmure cuando un par de archivos se abrieron ante mi - ¿quieres que busque por aquí?


Ya debía estar completamente loco, le hablaba al ordenador. Volví a ocupar la silla y comencé con mi búsqueda. Me había quedado sorprendido del todo, nunca imagine que nuestro tranquilo instituto hubiese tenido tantísimos problemas y conflictos.


- Incluso han llegado a violar a varias chicas… - empecé a pensar que mejor mi hermana fuese a otro instituto – un momento…


Entre todos esos reportes y fichas algo llamo mi atención sobre lo demás, abrí ese documento y empecé a leer, no llevaba ni cinco líneas cuando la foto que tenia adjunta me dejo casi sin respiración, era el, era el chico que me había llevado a JunSu al suicido.


Kim JaeJoong, de 16 años, se había suicidado en los baños del instituto, rajo sus venas con un cristal que había conseguido después de romper una ventana, por lo que podía ver en el informe el chico era solitario y nunca se le veía con nadie por ningún lado. Un escalofrió recorrió mi espalda, haciendo que todo mi cuerpo se estremeciese.


- Kim JaeJoong – musite mientras leía una y otra vez el informe

- ¿Has encontrado algo? – unos brazos casi tan fuertes como los míos rodearon mi cuello y unos labios se posaron en mi mejilla – buenos días

- ChangMin ¿Cómo estas tan cariñoso? – reí un poco mientras me giraba

- Se puede decir que me caes bien – sonrió – además por lo que veo has dado con tu fantasma.

- Si…- señale la foto – es el, Kim JaeJoong, se suicido el año pasado – Min pareció muy sorprendido cuando vio la foto, me soltó y se acerco un poco mas al monitor – Yunho…yo, conocí a ese chico.


Su vista estaba pegada por completo en la foto. Tras unos minutos en completo silencio se sentó en la cama, agarrando con fuerza su cabeza, me empecé a preocupar bastante por lo que me senté a su lado. Lo llame un par de veces, y en una de esas abrió los ojos, me miro y se puso sobre mi. Por mucho que seguía pronunciando su nombre el no parecía estar escuchándome en absoluto, solo clavo sus oscuras orbes sobre las mías y se acerco hasta poder besarme lentamente. Frío, ese beso era frío, los labios de mi amigo estaban completamente helados, las manos que recorrían mi mejilla eran puro hielo, con miedo abrí los ojos encontrándome con los ojos oscuros y grandes de JaeJoong. Un sabor metálico recorrió mi boca rápidamente, le aparte de mí como pude y el solo sonrió mirándome con los ojos brillantes. De su labio corría un pequeño hilito de sangre, y como la última vez que le vi, en sus brazos se hallaban las heridas que causaron su muerte.


- ¿Qué quieres de mi?

Que vuelvas conmigo

- Ya te dije que no te conocía

Si me conoces…solo que lo has olvidado



Su voz grave se había roto por completo, lloraba desconsoladamente, mientras sus destrozadas manos cubrían su rostro, me sentí tan mal en ese momento, alce mi mano para poder tocarlo…necesitaba hacerlo.


- Joongie…yo lo siento.


Volverás a mí…y nadie nos separara nunca



Levanto su cara, sus ojos se habían inyectado en sangre, por sus labios había más de ese liquido espeso y las heridas de sus brazos crecieron hasta recorrerle todo lo que podía ver de piel descubierta, exponiéndome la carne putrefacta que aun vestía sus huesos. Me aparte asustado de el, y solo le hice reír ante mi miedo.


- ¡¡Vete!!

Grite con todas mis fuerzas, aun escuchaba su risa por mucho que tapase mis oídos para evitarla, volví a gritar, pero no daba resultado. Me tenía sujeto y me movía a su antojo, lágrimas traicioneras salieron de mis ojos, estaba aterrado.


- ¡¡Yunho, Yunho venga reacciona!!

- ¿Chang…min? – titubee con miedo, no quería abrir los ojos y volver a encontrarme con la horrible escena - ¿Qué…que me pasa? – aun notaba las lágrimas salir de mis ojos.

- Yunho…abre los ojos, no hay nadie aquí, solo yo – sus brazos se volvieron a enganchar de mi cuerpo



Y llevaba toda la razón, cuando los abrí, estaba sentado en la silla del escritorio, tal y como lo había echo nada mas levantarme, mire a la pantalla del ordenador y todo estaba cerrado, no había ningún documento abierto…nada…



- Kim JaeJoong… - murmure mientras le miraba – es el…


Todo parecía haber pasado en un sueño, ChangMin estaba recién levantado como si no lo hubiese estado antes… ¿lo había imaginado todo?...


- Me estoy volviendo loco ChangMin… - sus brazos apresaron de nuevo mi cuerpo y el calor lo invadió todo, por un momento me sentí protegido. – no puedo mas…

- Yunho no te voy a dejar solo…no cometeré el mismo error dos veces

- ¿Que quieres decir? – esas palabras me habían descuadrado por completo, en la mirada de ChangMin descubrí dolor.

- Conocí a JaeJoong…hace muchos años – le observe mientras empezaba a relatarme su historia – nos hicimos buenos amigos, casi inseparables, pero ocurrió algo y tuve un accidente, no fue nada, pero me alejaron de él porque según rumores entre las vecinas el daba mala suerte a quien se le acercase y mi madre temió por mi vida…


Su historia me desconcertó todavía más, ¿Cómo era posible que por unos rumores separaran a dos amigos?
ChangMin continúo contándome cosas del chico, y para ser sincero me dolía que una persona tan inocente tuviese esa carga sobre sus hombros, no solo los rumores, JaeJoong solo tenía a su padre, la madre había muerto nada más darle a luz.


- Pero…ahora que lo recuerdo…el me contó que no era la primera vez que le separaban de su amigo – se quedo pensando un buen rato, con mi vista clavada en el.

- ¿En que piensas?

- En que podría ser que JunSu y tu amigo le conociesen… ¿recuerdas que me dijiste que el le decía a JunSu que estuviesen juntos? – me pregunto, y como para no recordarlo, esa imagen la tenia gravada en mi mente. Asentí - puede que este buscando a sus amigos…

- Es imposible…YooChun no le conocía, el se crió conmigo…

- JaeJoong viajo mucho antes de quedarse aquí… ¿no me dijiste que YooChun también lo hacia de vez en cuando?

- Tienes razón…

- Vamos a ir a preguntarle a la madre de JunSu



Y aunque me pareciese una locura, finalmente marchamos hacia la casa del chico, y allí una mujer completamente destrozada nos contó sobre JunSu, le pusimos la excusa de que le haríamos un acto de honor, me odie por mentirle así a la pobre mujer; apenas hablé todo lo contrario que ChangMin que mantenía una conversación tranquila con ella. Nos explico cosas que no me hubiese imaginado de un chico tan popular, realmente Kim JunSu era lo mas puro que había existido.


- Y por ultimo, ¿JunSu tenia algún amigo de la infancia con el que se llevase muy bien? – hay estaba la pregunta clave de todo el asunto, la mujer se quedo pensando bien y sonrió

- Si, cuando iba al jardín de infancia se hizo muy amigo de un chico, que la verdad parecía una niña – rió un poco, supuse que los recuerdos felices le traían un poco de paz – pero se dejaron de ver, porque mi niño se puso muy enfermo y entonces decidimos sacarlo de ese lugar e ingresarle en esta escuela. – su vista de nuevo se puso muy triste – fue una pena JunSu y JaeJoong de verdad se querían mucho…el nunca le olvido.

- Muchísimas gracias señora Kim – dije sin pensar mas, no podía ver ese sufrimiento en esa pobre mujer – le haremos un evento muy bonito, no lo dude.



La mujer nos agradeció el gesto y así salimos de la casa de Kim JunSu, yo con un dolor en el estomago bastante intenso, aunque habíamos ido con esa excusa de verdad haría lo que fuese para que su hijo fuese recordado.
El camino a mi casa resulto mas largo de lo que pensé, ChangMin iba en completo silencio al igual que yo, no nos apetecía demasiado hablar después de ver el increíble dolor que esa mujer sentía, y el saber que JaeJoong también había sido amigo de JunSu confirmaba más las sospechas de Min.


- Yunho…soy el siguiente – me desperté de mi ensoñación cuando escuche a ChangMin romper el silencio

- Venga ya…que vas a ser el siguiente…- me empezaba a poner nervioso – aquí no hay ninguna lista donde se mate a la gente…¡¡ChangMin tu no vas a morir!!

- No podemos descartar esa posibilidad Yunho…ya has visto, JunSu le conocía…y puede que YooChun también…

- No, no, no… - me tape los oídos no quería escucharle mas, no quería ver mas muertes.


Aquella noche ChangMin y yo dormimos abrazados, yo no quería que el único que no me catalogaba de loco se separase de mi y el aunque no me lo dijese, estaba bastante asustado por todo, su convicción de que seria el siguiente era demasiado fuerte.

En mis sueños podía ver un precioso lago, con unas cuantas casetas, los niños jugaban y se reían juntos, era un campamento de verano. Lo reconocía todo bastante, yo mismo había estado allí.


¿Por qué lloras?

Porque he perdido el reloj que me regalo mi padre

Venga anímate, yo te ayudare a encontrarlo.


Los dos salimos a buscarlo, e incluso cuando el perro nos persiguió no nos soltamos en ningún momento. Encontré el valioso reloj y el parecía estar tan contento.


Me llamo Kim JaeJoong ¿y tú?

Jung Yunho, muchas gracias por ayudarme

De nada… ¿oye Yunho quieres ser mi amigo?

¡Claro!


Estaba tan sorprendido, ¿como era posible que un niño tuviese esa imagen tan bonita?
Pasaron los días del campamento y cada vez nos hacíamos mas y mas amigos, pero a la vez que eso sucedía los demás nos alejaban de ellos, a Joongie no parecía sorprenderle, pero yo no entendía nada.


Yunho encontré algo genial

¿En serio?

Si, en el bosque… ¿vamos esta noche?

¿No será peligroso?

Que va.


Y así en esa noche los dos salimos tras el toque de queda, caminamos por el bosque, JaeJoong parecía tan alegre de enseñarme su descubrimiento que me contagio a mi el buen humor, pero había llovido y el suelo resbalaba.

Joongie quiero verlo

No, mañana, ha llovido y es peligroso


Aun así me encabezone y termine caminando yo solo…arrastre a JaeJoong conmigo y cuando llegamos a una pendiente me caí.


Corrí a buscar ayuda…y cuando la encontré te buscaron rápido, sacándote de allí a toda prisa, te habías golpeado la cabeza, después no pude volver a verte.



Abrí los ojos, encontrándome solo en la cama, me levante preocupado buscando a ChangMin por todos lados, pero no di con el. Asustado llame a su móvil, pero no hubo respuesta. Todo lo que había soñado era verdad, siempre me contaron que cuando fui de campamento a los 13 años me había caído y del golpe no recordé nada de lo que había pasado esos días, todo se había convertido en una laguna oscura, pero ahora, la laguna se había aclarado completamente. JaeJoong había sido mi mejor amigo en ese campamento, yo le había prometido ser amigos para siempre, y lo había olvidado.

Sin saber como, corrí, sin un rumbo fijo, hasta que me di cuenta que había llegado al instituto, todo estaba en una completa oscuridad, mis manos temblaban al igual que mis piernas, pero estaba seguro que allí podría encontrar a mi amigo desaparecido. Deje que mi instinto me guiase, nada mas poner el pie en el centro una presencia se acerco a mi, no pude verle pero si sentirlo.


- YooChun… - llore, intentando abrazar al aire – lo siento…lo siento…


Caí de rodillas, llorando como un niño pequeño al que han dejado solo en un centro comercial, tenia miedo, podía notar a mi amigo y no solo a el. Kim JunSu también me estaba esperando. Aun con las lágrimas en los ojos me levante y camine a donde me gritaban que lo hiciese. El baño del segundo piso.

Estaba aterrado, no quería mirar mas, quería salir corriendo a mi casa y dormir abrazado a mi madre, que ella me protegiese como lo había echo siempre cuando era un niño, pero en ese momento estaba solo. Abrí el primer baño y nada, totalmente vació. Una voz lastimera se escucho de pronto en el último lugar, pude reconocerla enseguida, decidido fui hasta la puerta y la abrí, encontrándome con una escena que hubiese pagado por no verla.


- ChangMin…


Allí estaba el, sentado en el inodoro, con un trazo totalmente destrozado por la cantidad de cortes que tenia en el, sus ojos ya no verían nada nunca mas, pero aun así la otra mano seguía cortándose sin parar, haciendo que las heridas sangrasen mas a cada segundo. Aun podía escuchar como de sus morados labios salían gemidos de dolor, todo lo causaba él, JaeJoong, estaba detrás de ChangMin, besando su cuello mientras dirigía la mano de mi amigo hacia su piel y continuaba abriéndola.


- ¡¡Detente!! – entre dentro del cubículo e intente detener la mano de ChangMin - ¿Por qué le haces esto?

El quiere estar conmigo


- ¡No! – me negué sosteniendo el cristal con el que se cortaba, mi mano había empezado a sangrar – estas loco, ellos no tuvieron la culpa de que te quedaras solo

Es verdad…no quiero estar solo…son mis amigos…tu también


Su triste voz se pudo escuchar por todo el edificio, agarre a ChangMin como pude y empecé a correr, la sangre que se escapa de su cuerpo dejo marcado todo el suelo del instituto, sabia que estaba débil, que si no lo atendían en el hospital moriría, y no iba a pararme.


No podrás salvarle cuando el busca la muerte


- ¡Cállate! – lo tenia justo delante – el se salvara, no pude hacerlo con YooChun, pero el se salvara.


Cruce las puertas principales con mi pequeño amigo a mi espalda, cuando el mismo hizo que lo soltase. Sorprendido le mire y el me sonreía.


- ChangMin ¿Qué haces?

- Lo siento Yunho…- apenas podía hablar – lo he entendido…por nuestra culpa el murió…

- No digas tonterías, no puedes seguir culpándote por cosas de las que no tienes culpa...que ibas a saber de el porque tu madre se mudase…no te culpes ChangMin.

- Yunho…nosotros provocamos que el se suicidase – ya no ocultaba las lagrimas rojas que caían por sus ojos – nunca le defendimos cuando veíamos que le pegaban en el instituto, nunca contamos que el nos ayudo cuando pasaron los accidentes…los tres nos sentimos culpables siempre de no haberlo echo cuando escuchamos lo de su suicidio…quisimos enmendar nuestro error y el aun así, nos ayudo a perdonarnos…

- ¿Cómo? – solloce, no entendía nada de lo que ocurría – ¿matándonos?

- No, llevándonos al descanso eterno, salvándonos de la perdición que nos esperaba

- No entiendo…ChangMin vamos al hospital – le suplique pero seguía negándose

- Hyung es mi momento…



Y la vida de mi joven amigo se consumió en ese momento, con una sonrisa de paz en su rostro. No llegue nunca a entender porque habían llegado todos a ese punto, por mucho que ChangMin me lo hubiese explicado, no era capaz de comprenderlo.

La noticia de las tres muertes recorrió todo el mundo, y aun sabiendo que no era verdad me pusieron como un héroe al intentar salvar a mi compañero que por una depresión se corto las venas, una excusa tonta que dio el instituto.

Cada noche soñaba con lo sucedido, las tres muertes se revivían en mi cabeza con todo lujo de detalles, ya no podía mas, no quería ver más veces las terribles muertes de ellos, dolía demasiado ver aquello.

Llene la bañera y me tumbe, el agua caliente enseguida relajo todos mis músculos, la radio se encendió sola, cerca del borde que daba a la bañera…cerré los ojos.


Ya es la hora…



Fin

18 comentarios:

  1. moneiba12/19/2009

    waoooo impresionate

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/19/2009

    wooooooww buenisimo
    me encantoo, deberian hacerla pelicula
    jajja
    muy muy buena :O

    ResponderEliminar
  3. sheccid12/19/2009

    por un momento me asusto mucho casi pode imajinar todo y me dio miedito jajajajaja
    espero agas otra igual me encanto gracias

    ResponderEliminar
  4. creo que lessien se inspiro en un drama coreano muy bueno XD mi prima estaba muerta de miedo
    a mi no me asusto
    incluso en la noche me quizo asustar diciendo "deni hay alguien en la esquina" mire hacia la esquina de la habitacion y le dije "donde? no hay nada" y luego le dije "recuerdo la parte en que la muerta aparece en el cubitculo del maño de cabeza" se asusto y se tapo entera yo estaba muerta de la risa XD

    Pero bueno, si no se inspiro en ese drama no importa *0* esta muy bueno el fic, estaba toda emosionada leyendolo hasta que llego una de mis primas preguntando que leia XD

    ResponderEliminar
  5. Lessien12/20/2009

    Hola!!
    Mucha gracias por leer mi fic >.<

    Yuuki tienes razon un drama de miedo me inspiro un pokito, pero solo dos escenas XD
    el drama que dices no sera Hon verdad?? yo me asuste muchisimo XD...soy muy miedosa y me dan panico las historias de fantasmas XD pero aun asi tuve el valor de hacer esta...tuve pesadillas esa noche cuando termine de escribirla XD jejejeje

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12/22/2009

    ps ami me iso llorar no porque en serio ya lo lei 2 veces y sigo llorando me dio pena PERO SIGO LLORANDO

    ResponderEliminar
  7. Wowowow increible! *o*

    ResponderEliminar
  8. Ya lo he leido TRES VECES!

    me fascinaaaaaaaaaaaaaaa!!

    pero D: me dio mucho miedo >_>
    imaginate que lo estaba leyendo a las 3:30 de la madrugada con el cuarto todo oscuro y solo la luz de mi telefono que es de donde lo estaba leyendo T_T

    peor me encantóoooooooooooooooo!!!!!!

    En serio, PORFAVOR, haz otrooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo


    PORFAVOR PORFAVOR PORFAVOR

    TE LO RUEGO

    T.T

    DE RODILLAS

    PIERDO TODO MI ORGULLO PERO ME PONG O DE RODILLAS T_T

    ResponderEliminar
  9. changminnie T.T changmin whyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5/17/2010

    woaooooo
    solo con leer
    genero:terror
    lo lei
    plisssss hasss otrooooooooo

    ResponderEliminar
  11. xochiquetzal7/18/2010

    me encanta el género y el fic me gustó un montón, el móvil, las muertes de los personajes (especialmente la de Changmin). He de decir que la escena donde está Jaejoong tras Changmin besándole el cuello me encató y se me quedó grabada, xD estoy loca, ya lo sé, pero ese tipo de cosas me fascina, el juntar amor (de cualqueir clase) y muerte.. ♥.♥
    Y el tormento de Yunho, el que escuchara ruidos y viera cosas, em lo imaginé todo con lujo de detalles para disfrutar las imágenes y las sensaciones, xD
    Ojalá hubiera más historias de miedo. Creo que lo volveré a leer mañana ♥

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8/23/2010

    lo eh leido 5 veces sta buenisimo ^^ y lo seguire leyendo eres buena con el suspenso ^^ sige scriviendo

    ResponderEliminar
  13. ohpordios!!!
    nunca había intentado este género!!
    y debo decir, que para ser el primer fic de terror que leo, me llevé una muy buena impresión. Y a mi también me encantó la parte de Jaejoong tras Changmin mientras le besa el cuello!

    Me encantaría leer otro fic tuyo, si no es terror no hay problema, pero tal vez deberías intentarlo de nuevo :D

    ResponderEliminar
  14. Estuvo buenisima...ya la habia leido en otro lado pero en verdad buenisima...hasta imaginaba el fondo musical y pobres...pobre Junsu, pobre Yoochun, pobre Changmin, pobre Yunho y pobre Jae!!!...pero si, el beso en el cuello mata...me gusto, pero jamas la leere de noche o me volvere loca imaginandome a Jae por detras...que suspenso!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡¡¡Exelente!!!! De 10 puntos le doy un-----> 20!!!! ;D *aplausos* *aplausos* Y ya con que sea un fic del genero de Terror le da un punto extra, y encima de DBSK!!! otro punto mas!!! XD Felicidades a Lessien y gracias x compartir "El dolor de un recuerdo" =) Lei muchos fic's donde Junsu c suicida, pero este me encanto porque despues a Yoochun: "se le paro el corazón" xD jajajaja Eso es re YooSu!!! <3 Que lindo y triste al mismo tiempo :') Osea cuando Su c quita la vida a Chunnie c le para el corazon TwT Que amor (>///<)! En fin....es un gran aporte y ojala recibas muchos mas comentarios de aliento (^w^) Esperando para leer mas fic's tuyos (^3^)! Suerte!!! ;D

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10/30/2010

    omg!! q buena historia de verdad es muy buena oo me encanato sobre too x q es de terrror XD! ese genero me gusta nuse x q aaa adoro este fanfic

    ResponderEliminar
  17. Anónimo1/18/2011

    Katty

    Ohh... en verdad me encantó muchísimo.

    Quisiera pedir permiso a la autora para postear su fic en otra página.

    aquí dejo mi correo:
    katherine10_84@hotmail.com

    ResponderEliminar
  18. buenísimo! hacen falta más fics de terror x aquí :3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD