Hola Hyung

18 comentarios
Titulo: Hola Hyung
Autor: Minoshi.m
Pareja: SuMin
Género: Slash, Lemon
Extensión: Oneshot
--------


A éstas alturas, era sumamente extraño que Changmin los saludara en esa forma.
Cuando esto pasaba, el resto de TVXQ sabía, de antemano, que el más joven de sus integrantes necesitaba algo o estaba a punto de agredirlos: física o psicológicamente

Por ahora no tenían nada que hacer, dos días de inactividad antes de partir a Japón para cumplir con su agenda. Estaban cansados y fastidiados de la escuela como para aguantar la siguiente broma de Changmin, quien llevaba varios días planeándola en contra de Junsu, su víctima favorita. Era el más ingenuo del grupo, y ni siquiera él mismo se explicaba el afán del menor por molestarlo día tras día hasta el cansancio. Una vez empezada la broma, Yunho, Jejung y Yuchon se hacían a un lado dejando que ocurriera, pero se mantenían alertas por si la pelea pasaba a mayores, es decir, de lo verbal a los golpes.

Era un martes por la mañana. Frío como todos los días de diciembre. El reloj marcaba las 6:30 Changmin no había dormido ni un solo minuto por no perder de vista su objetivo. Yunho dejó el departamento dos horas antes, rumbo a la casa de sus padres y esperando que ninguna fan lo siguiera. Los 5 se reunirían en SM tres horas antes de su vuelo a Japón, por mientras no quería saber nada de ellos. Se fue azotando la puerta.

Yuchon no necesitaba explicaciones. Él simplemente decidió ir a su “pequeño castillo” a pasarla tranquilo con su madre y su hermano, que recién habían vuelto de Estados Unidos. Yuhwan quería terminar sus estudios en América. La familia Park era simple y a la vez muy compleja. Hecha a la medida para el más independiente de TVXQ. Yuhwan llamó con urgencia a su hermano, se moría de ganas de verlo. Yuchon estuvo de acuerdo con Yunho, se verían en SM el día de su vuelo.

Por su parte Jejung se quedó a cuidar a sus dos pequeños hijos, solía llamarlos de ésta forma por su comportamiento infantil -son mis hijos, porque parecen niños que necesitan ser educados- les decía. Él era el hyung, todos le debían respeto. Pero nadie hacía caso de esto.
Jejung no llegó a dormir, para ninguno era extraño; de cualquier forma Junsu y Changmin sabían cuidarse solos. Jejung tenía en esa noche el compromiso de una fiesta, al fin habían terminado de filmar el largometraje que orgullosamente protagonizaba. Llegaría después del medio día, o al menos eso prometió en la nota que dejó en la cocina.

Las manecillas del reloj avanzaron muy poco realmente, escasos cinco minutos. Changmin estaba al borde del colapso nervioso; observaba a Junsu dormir plácidamente en su cama, como si nada hubiera pasado. Hacia menos de unas horas había desarrollado el plan perfecto para molestar a su compañero, pero algo no le salió bien, algo que no había previsto lo frustró y le robó el sueño.
flash back**

Hola hyung… – había dicho, con el vaso de agua fría ligeramente inclinado, listo para verter su contenido.

Changmin…, son las 3 de la mañana. no me molestes.. – murmuró el otro, removiéndose entre las sábanas y cubriendo sus ojos con su antebrazo, acostumbrado a las bromas continuas de su namjadongseng.

son las 3:45 a.m. para precisar. Creo que ya es tarde -sonrió, simplemente sonrió antes de vaciar el agua.

Junsu se sentó de golpe, tosiendo y jadeando en busca de aire. Palpó una mesita y encendió la lámpara con prisa, viendo a Changmin aún con esa estúpida y agresiva sonrisa, aquella que dibuja en su rostro cada vez que conseguía molestarlo.
Junsu no dijo nada, después de recuperarse un poco se levantó y cambió las sábanas, hizo lo mismo con su ropa. El menor seguía en el mismo lugar, aún le quedaba agua en el vaso y debatía en su mente si tirarle lo restante.

¿hace frío Junsu? La saqué del refrigerador…

Le fue muy difícil contener las ganas de reírse a carcajadas, lamentaba que Yuchon no estuviera cerca para que ambos se burlaran de Junsu. Muchas veces él ayudaba a hacerle bromas, y esta vez el chico había vuelto a caer y se lo estaba perdiendo.
Un suspiro, esa fue la respuesta del mayor, se recostó, apagó las luces y le dio la espalda. Changmin no se detendría hasta que le reclamara, antes de mover el vaso escuchó algo que lo dejó helado.

Si ya terminaste de jugar, puedes irte a dormir. Quiero descansar niñito estúpido… –Junsu miró sus propias manos entre la oscuridad, apretando los puños para no decirle algo que pudiera iniciar una pelea más fuerte– Yuchon tiene toda la razón sobre ti, crees que todo es un juego y no piensas en que hay consecuencias sobre tus actos –volvió a suspirar– pensé que al sentirte mayor que nosotros, también serías el más maduro… pero me equivoqué. –cerró sus ojos– da igual, si quieres puedes seguir jugando hasta que te canses, yo haré lo que un adulto debe hacer… dormir.

Fin del Flash Back**

Changmin se sentía terriblemente molesto, decepcionado y engañado. Recientemente se había decidido por uno de sus hyung, con el que parecía tener más afinidad: Park Yuchon. Alta traición contra su ego, fue lo más fuerte que pudo experimentar. Changmin apreciaba muchísimo las opiniones y consejos de Yuchon, sobre todo cuando se juntaban para molestar a Junsu; pero esas palabras que le dijo Junsu lo hirieron profundamente. Todo lo que él creía tener seguro se había derrumbado. Para el resto de TVXQ él seguía siendo un niño estúpido. Esa fue la gota.
Pasaron dos horas más, la temperatura era bastante baja: 3ºC. Changmin sentía el frío calarle hasta los huesos pero le ayudaba a pensar mejor. Una forma de vengarse de todos y que de una vez se dieran cuenta de que él no era ningún niño. Como sea, ésto se había convertido en otro de los caprichos de Shim Changmin.

Después de medio día, Jejung llegó al departamento con unas bolsas de plástico, pasó a un restaurante a comprar comida para sus compañeros. Estaba seguro de que no habían probado alimento y no tenía ganas de cocinarles algo. No era su obligación.
Les sirvió y los llamó. Dejó caer su cuerpo exhausto sobre un sillón de tamaño mediano, estirándose y sin preocuparse por quitarse los zapatos.

–no estamos en el extranjero, sabes que tenemos reglas. –dijo Changmin, con un tono fuerte en su voz– apestas a alcohol y a perfume barato, ¿a qué puta llevaste a tu auto eh?.

–a ninguna de las tuyas Changmin, sabes que no me gusta mezclarme con lo que tocas –relajó sus músculos, cerró los ojos y suspiró profundamente, no tenía ganas de pelear– les dejé comida sobre la mesa. No ensucien si no quieren que los deje solos.

“Solos” Era la palabra que había estado buscando. La solución a sus problemas estaba en esa simple palabra que abarcaba a dos personas, no más.
Sonrió con regocijo para sí, Junsu aún no salía del baño y aprovecharía la ocasión de molestarlo. Su mente trabajaba rápido, no tardó en procesar el plan perfecto para su venganza.

Changmin comía del plato de Junsu, uno azul que Junho le había regalado hace 6 años, se lo había llevado a su departamento como un tesoro. Changmin sabía lo que Junho significaba para Junsu, él mismo lo sentía con sus hermanas pero en forma moderada.
Junsu se estaba tardando más de lo acostumbrado, Changmin ya iba por la segunda ronda.

–buenas tardes hyung –dijo Junsu, saludando a Jejung. No se había percatado de que éste dormía, sin embargo sabía que tenía el sueño muy ligero.– oh.. discúlpame Jae hyung… no fue mi intención.

–ya… déjalo –se levantó de mala gana y fue a su habitación, aquella que se había negado a compartir pero que usualmente permitía la entrada a Yuchon.

El desayuno/comida fue bastante tranquilo. Más de lo normal. Junsu hablaba con Changmin de asuntos sin importancia sobre su estancia en Japón y del tema de moda: la película donde Jejung tenía el protagónico. El mayor olvidaba fácil las peleas que tenía con Changmin, no les daba importancia porque si lo hacía, sólo significaba problemas para todos, además ya conocía a Changmin y con ignorarlo le bastaba. En algunas ocasiones.

***


Junsu se quedó solo el resto de la tarde, Changmin había salido y no dejó dicho a donde iría y mucho menos a que hora volvería. Jejung sólo se había levantado a comer algunas sobras que le dejaron. Ahora continuaba dormido.
Junsu llamó a su hermano, jugó por dos horas seguidas en su laptop, salió con un balón de futbol a prácticar, pero tuvo que detenerse y huir a su departamento a causa de cassiopeias que no dejaban de acosarlo. Molesto, se tiró al piso de madera, miró el techo. Estaba aburrido cuando vio a Changmin entrar, alrededor de las 11:00 p.m.

–Changmin… –lo llamó desde el piso– estoy muy aburrido, ¿vemos una película?.

–… –lo miró desde la orilla del sillón, aún trataba de limpiarse la nieve que cubría parte de su ropa.– no lo sé, ¿qué película quieres ver a esta hora?, es tarde para ir al cine.

–obvio no salir, aquí en casa. –se levantó de golpe y corrió hasta la habitación que compartían, Changmin lo siguió.

–¿no extrañas a Yuchon? –preguntó, tratando de que sus palabras sonaran accidentadas.– yo si…

–no lo extraño, al contrario, me alegro que esté con su familia, es lo que más deseaba desde que volvimos a Corea –abrió una caja que guardaba debajo de su cama.

–me agrada mucho Yuchon hyung –caminó en dirección a Junsu, se sentó sobre la cama, mirando al mayor.– ¿qué tal si respondemos algunos UFO?.

–hazlo tú, no tengo ganas de leer mensajes tontos –habló en una especie de orden.

–no, sabes que tengo mala fama en eso, prefiero el asesoramiento de Yunho hyung.

***


La temperatura seguía baja, pero ellos gozaban de un sistema de calefacción, así que iban vestidos con una pijama ligera. Estaban sentados en la sala buscando en la programación, era la segunda vuelta que le daban al listado de canales. No había nada del gusto de ambos.
Junsu apagó el televisor y se hizo el silencio incómodo entre ambos.

–ni se te ocurra poner alguna de las películas que sacaste de esa caja… –lo dijo cuando Junsu hizo el amago de tomarlas de la mesa– mejor juguemos algo en tu laptop.

–no, ya terminé todos los videojuegos que le instalé –suspiró y miró a otra parte, esperando la agresión del menor.

–está bien hyung, no hay nada que hacer –Changmin esperaba el momento exacto para comenzar su venganza.

–eh, que tal si vemos alguna película porno, bajé una ayer y no la he revisado –sonrió, tratando de apaciguar el enojo de su compañero.
–esta bien, yo iré por las palomitas.

***


Jejung lidiaba con su teléfono (móvil, celular). Yunho no le había contestado un sólo sms en todo el día. Eso lo ponía mal. Hace unos días Yunho le pidío (o mas bien ordenó) que no le enviara sms cada 5 minutos porque no pensaba responderle, Jejung simplemente le sonrió y besó su mejilla. Yunho se levantó molesto, al final de cuentas el de la última palabra era su hyung.

Se decidió a llamarle, tres o cuatro veces timbró el teléfono, Yunho no lo atendía. No estaba por la labor de rendirse. Jejung era extremadamente insistente y nadie debía negársele, menos ese saco de hormonas, como él solía llamarlo.A la doceava llamada Yunho le respondió de mala gana, se escuchaba algo de ruido, risas y obviamente voces, en su mayoría de mujeres.

–según tú mucha prisa por ver a tu familia, la extrañabas ¿verdad? –Jejung tenía esa manía de controlar a sus compañeros como si en verdad fueran sus hijos. Odiaba los celos que sentía por otras personas que se acercaban a su familia. Sus TVXQ.

–deja eso ya Joongie, ¿qué quieres ahora? –le preguntó en un tono meloso y a la vez cansino.

–¿Por qué no me respondes?, estaba preocupado…

–aburrido querrás decir, aguarda un momento. –Yunho hizo una pausa, salió del bar en el que estaba, la noche era fría, muy fría– bien, ya dime que pasa… –suspiró– nuestros hijos matándose otra vez, seguro.

–ojalá, están muy callados, pensé que no estaban pero ya escuché el televisor –habló, imitando el todo de voz de una de sus fans.

–entonces no entiendo cuál es la puta urgencia que tenías para localizarme –alzó la voz– tienes más amigos que yo, en el medio.

–Yunho, me siento algo solo. –interrumpió.

–llama a Yuchon, el tendrá más tiempo para ti. Joongie, no me lo tomes a mal, esta noche tengo a dos chicas esperándome en el bar. Sabes lo mucho que necesito esto, no me molestes por un rato ¿si?. Prometo ir por ti en cuanto acabe de hacerlo. –ahora Yunho le contestaba como si Jae fuera alguna cassiopeia.

–maldito egoísta, ¡no se te ocurrió pensar en mi! –le gritó al teléfono– yo también necesito tener sexo con alguna chica, la de anoche era una jodida ramera come hombres, me lastimó el cuello…

–entonces descansa, te secarás de tanto fluido que desperdicias..
Yunho cortó la comunicación. Apagó el teléfono. Jejung trató de controlarse guardando el suyo en el bolsillo de su pantalón

–tu madre es una santa.. pero eres un hijo de…

Ahogó sus maldiciones en la almohada. Fijó la mirada en la pared, manteniéndola un buen rato. Las 12:00 a.m. anunciaba el reloj que colgaba del muro, sonrió triunfante, se le había ocurrido algo. Pronto se levantó de la cama y se atoró con las sábanas, cayó en un golpe seco al piso, suspiró odiando su torpeza. –¿Cómo pude olvidarme de esos regalitos?– se dijo. Jejung guardaba una colección de ropa interior de algunas chicas que habían tenido la fortuna de complacerlo en la cama. Sacó la caja y fue casi corriendo hacia la habitación de Yunho, su plan era sencillo, casi un juego de niños, pero a Yunho lo volvería loco.

***


Perfecto, Junsu estaba tan aburrido que prefería saltarse algunas reglas de su religión (él era un cristiano demasiado devoto) a permanecer sin hacer nada. Más que contento de que su plan por fin empezara sin que él hubiera hecho mucho, Changmin fue por su laptop, la encendió y abrió el archivo de video pornográfico. Junsu regresó con las palomitas y ambos se acomodaron en el sillón.

Pasaron los minutos, pronto Junsu empezó a sentirse bastante incómodo.

–Changmin.. –Junsu empujó al menor un poco, para que dejara de ver la película.

–¿Qué? –con su amplia experiencia en espectador de ése tipo de cintas, podía retrasar el efecto en su cuerpo que le ejercían. Sin embargo detestaba que lo interrumpieran.

-ya me aburrí.. digo, no es muy normal que dos hombres solteros y amigos vean una película así… -estaba ligeramente sonrojado.- que tal si mejor vamos a comprar..

-¿comprar qué?.. es pasada la media noche, no hay nada abierto –lo tenía en sus manos.

-pensaba en un videojuego.. salgamos a beber.

-uy si.. sobre todo tu como bebes mucho.. ¿quieres soju?, Jejung tiene 3 botellas debajo del fregadero –lo miró largamente, ya sabía que reacción tenia Junsu cuando se tocaba el tema del alcohol, de los cinco él era el más sano.- vayamos a nuestra habitación a leer…

Changmin no pudo terminar la frase, Jejung salía de su habitación muy apurado mientras se colocaba el saco –no me esperen y no se vayan, no deben dejar el departamento solo-. Fue lo último que dijo antes de abandonar el lugar. El mayor de ambos estaba por demás frustrado ante la situación, sólo se levantó y movió las manos, invitando al menor a seguirlo a la habitación, encontrarían algo para hacer.

***


Yuchon revisaba unas partituras, estaba en la sala de la casa de su familia, cuando de repente llegó la novia de su hermano, se sintió un poco incómodo y se fue a su habitación, salió al balcón y se sentó en el piso. Harang se acercó y se echó a su lado.
Èl solía ser muy solitario, sin embargo, cuando se encontraba en ese lugar de su departamento, sentía un enorme vacío por la necesidad de estar con sus cuatro compañeros de trabajo y amigos.

Harang lamió su mano cuando su dueño se sentó en una larga y fría banca de madera colocada junto al muro. Meditó un rato e imaginó lo que cada TVXQ estaría haciendo en ese momento; se rió cuando visualizó la escena de Changmin observando a Junsu mientras éste buscaba su ropa desesperadamente porque estaba apunto de salir hacia casa de sus padres o alguna tontería de ese estilo. También pensó en sus hyungs y se le vino a la mente los foros llenos de historias escritas por sus fans, donde los relacionaban; esto lo hizo reír aún más fuerte, simplemente no podía imaginar a esos dos besándose o haciendo las barbaridades que los fanfics describían.

-ni yo sé hacer tan bien las cosas que describen esas chicas -acarició las orejas de su mascota- aunque tienen talento para el género erótico.

El perro solo lo miró y tiró de su camisa para que siguiera mimándolo. Yuchon siguió pensando en algunas historias que había comenzado a leer pero nunca terminado, no porque le pareciera desagradable la temática homosexual que tenían por contenido, sino porque no le gustaba caer en el morbo de las situaciones sexuales que en ellas estaban muy bien explicadas. Sin planearlo, recordó cierto talk time durante el concierto T en Japón. Changmin y él estaban exhibiéndose frente a miles de espectadores, hacían el popular fanservice, el menor tocaba parte de su cuerpo provocando a las fans e incitando sus gritos, por su parte él solo hacia gesticulaciones de que disfrutaba el roce.

Y algo hizo “click”, recordó el momento justo después de la primera muestra durante el concierto. Él y Changmin a solas en el camerino, los demás habían ido por toallas limpias porque querían tener privacidad para quitarse todo el sudor y maquillaje que traían sobre el cuerpo. El menor se sentó justo detrás de él y le dio un masaje, Yuchon bebía un jugo de manzana frío mientras se secaba el rostro, de repente sintió una mano sobre su pecho frotándose, cerca de sus pezones. La situación no le ayudaba, estaba aún tratando de recuperarse de dos horas y media de saltos, baile, cantar, estaba excitado y Changmin se estaba aprovechando.

La mano de Changmin estaba debajo del ombligo del otro, a punto de tocar su entrepierna sobre el pantalón, Yuchon reaccionó y se levantó, no se puso violento ni nada, solo le pidió que no hiciera eso, cuando el menor estaba por responder, Junsu entró a rescatar la escena. Changmin lo miró con profundo rencor y comenzó a bromearlo pesadamente. Yuchon se mantuvo al margen, no sabía cómo interpretar lo que había sentido cuando su dongseng lo estaba atendiendo de esa forma.

-a veces tengo la impresión de que Changmin le tiene coraje a Junsu por mi culpa -sacó un cigarro y un encendedor- tal vez piensa que nuestra relación es de pareja.

***


Junsu llevaba un rato mirando el techo de su habitación, Changmin simulaba leer un libro grueso, en realidad vigilaba desde su lugar a su compañero. Se hizo más tarde, el mayor aburrido y frustrado se levantó para salir cuando el otro se movió rápido y lo empujó sobre la cama echándosele encima. Junsu intentó detenerlo con sus manos pero apenas podía, pues el menor era más fuerte.

-¿Qué te pasa, Changmin? –intentó frenarlo con palabras. Min lo silenció, besándolo con rudeza. Sabía que había sido demasiado ver ésa película pornográfica, y los efectos rápidos que el film habían tenido en él, sabía que esto estaba en contra de la religión a la
que Junsu era tan fiel y ésta era la mejor venganza de todas las que se le podrían haber ocurrido.

Prácticamente le arrancó la camisa y el resto de la ropa e hizo lo mismo con la suya. Abusando de su fuerza y del estado físico de Junsu, le araño la piel, recorriendo todo su vientre, y le proporcionó toda clase de caricias: lamió su cuello, pellizco su pecho, manipuló sus pezones con sus dedos. Así siguió hasta que el cuerpo de Junsu se encontró en semejante estado que ni la conciencia de éste era capaz de detenerlo, y hasta que Min se encontró con el mismo calor en su entrepierna.

-Chang…min…déjame…-lo más profundo de su conciencia le imponía resistirse. Eso era prohibido, más aún con un hombre.

-Calla, Junsu yah. Además, si te dejo así sólo te dolerá tu cosita – refutó el menor, usando una palabra infantil para referirse a la hombría del otro, burlándose sutilmente de él. Su mano bajó hasta el mencionado miembro y empezó a friccionarlo. Junsu no pudo reprimir sus gemidos.

-Si hago esto se siente mejor, ¿no?.

Junsu intentó negarlo, pero su cuerpo lo desmentía. Estaba consciente de que pronto no podría resistirlo, las caricias de Changmin y las imágenes de la película pornográfica aún presentes en su cabeza eran demasiado. Miró hacia abajo y desconoció esa parte de él, nunca la había visto tan despierta. La mano del menor seguía moviéndose sobre él, arriba y abajo. Junsu pudo sentir como el calor aumentaba en alguna parte baja de su vientre. No podía más. Changmin sonrió al notar su expresión, estaba demasiado excitado y vulnerable.

-Si quieres me detengo ahora, Junsu.shi – le susurró.

-No…-murmuró.

-¿Eh? – fingió no oír.

-Me duele. Continúa idiota.

-Está bien, pero esa no es la forma de hablarle a quien te está haciendo un favor… -se relamió, de una forma descarada. Junsu solo miró a otro lado, humillado. Changmin sonrió- sólo porque tú lo pediste.

Changmin se recostó y jaló a Junsu sobre él, separando sus piernas y acomodando la cadera del mayor entre ellas. El mayor aún estaba nervioso, no sabía cómo continuar y no podía evitar pensar en lo que le dirían el pastor de su comunidad, su familia y sus amigos si se llegaban a enterar de lo que estaba a punto de hacer.
En su auxilio el menor besó sus labios, revolviendo su cabello, introduciendo su lengua a la fuerza. Un beso demasiado húmedo que pocos podrían resistir.

-Que conste que tú me permitiste continuar, Junsu.shi – le dijo cuando recuperó el aliento, sujetando el miembro erecto del mayor y acomodándolo en su entrada, frotándolo contra ella para estimularse. No era tonto, sabía que si no lo hacía le dolería, y además el contacto sólo enloquecería más al otro. Para estar mejor dilatado decidió ayudarse con sus dedos, uno y luego dos, sin dejar de atender el miembro con sus manos: ahora que lo tenía donde quería no podía darse el lujo de que el mayor se arrepintiera. Mientras los dedos de su izquierda rozaban la punta del pene, los de su mano derecha ensanchaban su entrada.

-Ya, Changmin…si vamos a hacerlo…que sea ahora…-Junsu se quejó unos segundos después. El menor no podía haber deseado escuchar algo mejor. Tras darle un último roce con la yema de su pulgar, lo introdujo poco a poco en su entrada. Ambos gimieron, fuerte.

-Junsu yah… mueve tu…-Changmin no necesitó terminar la frase, pues el mayor se había empezado a mover por necesidad, - así, Junsu…ah…
Motivado por la excitación Junsu siguió embistiendo. Necesitaba terminar. Un apretón de las manos de Changmin en su trasero bastaron para hacerlo ver estrellas.

-Aaah….

La cara de orgasmo de Junsu y el temblor de su cuerpo sobre el suyo llevaron a Min también a su climax en un fuerte y excitante grito. Uno cayó sobre el otro, jadeando y aún gimiendo por la oleada de calor tan fuerte que aún sentían.

***


El avión salía en tres horas, los cinco habían quedado de reunirse en el aeropuerto pero no lo cumplieron por razones sin sentido. El departamento estaba concurrido, equipaje siendo movido de aquí a allá. Todo un caos.

-ahhh!!!

Un grito proveniente de la habitación de Yunho y del manager los asustó, dejaron sus cosas en el piso y corrieron a ver que estaba sucediendo. El líder estaba como loco aventando ropa colorida y pequeña de un cajón de la cómoda junto a su cama, estaba desesperado y furioso. Yuchon se acercó y se agachó, recogió parte de la ropa, la miró y se rió.

-hyung.. ¿Por qué nos presumes la colección que tienes de ropa interior femenina?, creo que este ligero rojo te va muy bien -se rió, Yunho lo miró de una forma poco agradable.

-vaya vaya.. que desastre estás haciendo Yunho -dijo Jejung apenas entrando a la habitación, trataba de aguantarse la risa, ayudó a Yuchon a recoger la lencería que yacía en el piso.

-¿Quién de ustedes fue el gracioso?, quiero mi ropa interior de vuelta!, no voy a ponerme eso.. -caminó hasta ellos, Junsu y Changmin miraban desde el umbral de la puerta.

-no fui yo -Yuchon huyó llevándose a los más jóvenes de ahí.

Jejung recogió todo y lo metió en una bolsa de hule, la amarró y miró al líder el cual lo observaba con detenimiento, como imaginando la forma idónea de matarlo con violencia.

-te daré tu ropa apenas aterricemos en Japón, eso te servirá para que no se te vuelva a olvidar invitarme a tus salidas mientras te revuelcas con cualquier puta.. Yunnie.

Y salió de la habitación dejándolo más molesto que antes. Yuchon había notado a Junsu demasiado callado y a Changmin muy sonriente; lo que le parecía en exceso extraño era que el menor no estuviera molestando al mayor, pensó en preguntar pero no quiso ser inoportuno.

Pronto los cinco dejaban el departamento, Junsu fue el último en salir, apagó las luces y miró la sala en penumbras. Changmin estaba a la mitad del pasillo y se regresó sin notar que Yuchon lo seguía. El menor acorraló en la pared a Junsu y le sonrió otra vez, el más pequeño en estatura ni siquiera se movió, lo miró pero sin miedo o sentimiento alguno.

-Junsu yah.. solo queria decirte algo -habló en un tono meloso- lo que sucedió hace unos días era para dejarte en claro que.. no soy ningún niñito estúpido… ¿Me entiendes.. HYUNG? -cuando dijo lo último dejó de sonreír, esperó la reacción del mayor, pero Junsu no se inmutó, lo miró de una forma que asustaría a cualquiera. Yuchon se adelantó a Changmin, tomó de la muñeca a Junsu y le pasó el brazo por los hombros.

-vamos Junsu, los otros deben estarnos esperando, ¿Qué tal si cuando lleguemos a Japón te invito a comer algo?.

Yuchon pudo ver cuando estaban por entrar al ascensor como Changmin miraba a Junsu con rencor, el mismo que había notado aquella vez en los camerinos, después del concierto T.

Fin

18 comentarios:

  1. OMG~! este fic está interesantísimo...

    Dale, que aparte de que me gusta la pareja, me gustó tu Changmin tan p*to y mala onda, tan ácido que dan ganas de castrarlo xDDD

    Ojala sigas escribiendo más, aunque no sea de esta pareja (pero no te emociones y le des al Yunjae y Yoosu ¬o¬), que está muy buena la idea y el manejo de los personajes xDDD

    Se despide con cariño... la mina loca xDDD

    ResponderEliminar
  2. omg mi primer comentario!, muchas gracias y descuida no me gusta nadita el YooSu y el YunJae me pasa pero nunca escribiria de ellos, ya hay demasiadas historias XD gracias :D!!

    ResponderEliminar
  3. haha ps a mi no me agrado ese changmin ¬¬
    pero bueno 5/5 xD!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante el fic. Felicidades al autor. Estubo muy entretenido.
    Min es un poco cabroncete XD
    Y la venganza de Jae a YunHo, muy buena
    Me gusto el lemon de Min y JunSu

    Muy entretenido
    Sigue asi ^__^

    ResponderEliminar
  5. moneiba5/30/2010

    que min tan cruel peor no me queod claro si le gustaba o oadiab a junsu me dios pena es si me pequeño delfin pero me encanto la brioma de jae jajajajajjajaja me gusto es un placer siempre ller minsu

    ResponderEliminar
  6. GdRaGoN5/31/2010

    OMDA!! XDD waa me gusto mucho!! mino!! q no me lo esperaba! jodido Changmin pero ñaaaa asi es jajajaj la broma de Jae es la mejor!! jajaja jodido Yunho q no lo invita XD aww y la escena de Chuncess y Harang aww KYO >W< jejej Felicidades mino!!!

    ResponderEliminar
  7. minnie6/01/2010

    Amé todo...TODO...aaww ~
    otro por favor!
    una conti...anda ~ una chiquita, sip? anda ~

    ResponderEliminar
  8. ChaMikO YaY6/03/2010

    jeje Minnie tan lindo y tierno como siempre XDD
    jodido escuincle patas largas mira que tirarse al patito nomas por venganza ...
    io se q kiere con mi chunie, ojala y que se le haga en la conti >w<... por habra conti verdad ia sabes q si no te pego O.Ó grrr*
    *nota la caleccion de tangas de jae ha de ser inmnesa pobresito yunhi XDD aunq como digo chunie seria interesante verlo con un ligero rojo *¬*...XDD

    ResponderEliminar
  9. no entendi muy bien el final
    pero el fic estubo muy interesante

    ResponderEliminar
  10. Por algo es un fanfic. Piensa antes de responder.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9/30/2010

    Este fic es ...chang mode bitch xD
    simplemente genial
    queria yoomin o solo queria complacerse *¬*
    aish pero ..pobre junsu
    ahora si pobre fue utilizado ..pero igual lo disfruto me da risa ..el personaje de chang
    a veces la gente es inmadura xD

    ResponderEliminar
  12. Hazuki Jung11/05/2010

    bueno debo decir que este fic es interesante, jajajaja tiene la combinacion exacta entre un fic yaoi y un hetero ademas bueno es una érspectiva diferente de cada uno de los chicos, ok menos Yoochunie, jajaja me ha gustado mucho es simplemente genial, sólo que para mi Min sigue siendo el mismo min, no se porque pero no se me hace diferente es simplemente el caprichudo y todo ^^ por lo demas susu siempre me deja un buen sabor de boca, genial, minho creoq ue tienes el toque ^^ muchas en verdad bueno me gusta, jajaja ojalá allá más de estos ^^ felicidadez

    ResponderEliminar
  13. xochiquetzal11/05/2010

    Che Changmin... que no le haga, si bien que el gustó jaja.
    Me gustó el enredo la verdad, jaja y el ligero rojo para Yunho, xD
    El lemon, corto pero... no sé, MinSu es genial y esa escena tmb, la tensión precedente lo hizo ♥.♥ Pero mugre Changmin, haciendo esas coas, lo bueno es que Junsu no mostró emoción y Changmin se tuvo que tragar su coraje, jeje
    Lo que me dio muchísima risa fue lo de "mientras voy por las palomitas", osea, para una porno jaja
    Chido, gracias por rolarlo

    ResponderEliminar
  14. FIN?? pero pero pero... yo esperaba más TOT en fin... me gustó! si puedes, escribe continuación xD

    ResponderEliminar
  15. JAJAJAJA XD!
    Ame tu fic!! Y que mas puedo decir amo al Changmin cabron, maldito, acido que es el que manda aqui y los demas se la sudan! No me lo puedo imaginar de ninguna otra manera es un jodidamente desgraciado cool! jajaja Espero poder leer otro fic tuyo y aun mas poder leerme un Changmin asi de malote XD

    ResponderEliminar
  16. ToT ~ pobre Junsu!!!!! Minnie menzo!! eres un babo!!... aunque no estoy muy segura...soy muy despistada... pero... a Minnie le gustaba YooChun?? por eso era tan malo con Junsu?...

    ResponderEliminar
  17. Changmin abajo y yo no me recupero de la violada que le dió a Junsu pero estando abajo. Osea... CHANGMIN LA HIZO DE UKE?? xD es demasiado.

    Espero la continues. Adoro esta couple despues del YunJae

    Att. Lupe

    ResponderEliminar
  18. *w* recuerdo el borrador de este.... yo se que Junsu a la fecha piensa eso y changmin igual~

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD