Cuando Dices Annyeong: Cap 13.2

2 comentarios
Se había relajado tanto sobre la punzante hierba que casi podía sentir el sueño cerca. Respiro profundamente ahí donde bajo el árbol, sus grandes ramas y danzarinas hojas, le cubría del sol que dentro de un tiempo se escondería.

Asumiendo que por aquella zona los transeúntes eran inexistentes y apreciando aquella tranquilidad, Junsu se dejo caer agotado sobre el césped de aquel natural y verdoso parque, acostumbrado a pasar su tiempo libre en aquel inmenso lugar. Solo quería olvidarse, y estaba cerca de lograrlo al sentir como la brisa que arrullaba casi le dejaba adormilado. Pero de pronto una imprevisible voz hizo que se sobresaltara cuando estaba apunto de quedar dormido:
— ¡Te dije que no te expusieras tanto! —

El corazón de Junsu se apretó en el pecho debido al susto, sus ojos se abrieron de par en par bajo las lentes oscuras que le protegían del sol.
— ¡Me vas a matar! ¡Me has asustando! — exclamo con cierta inocencia mientras se incorporaba sobre el césped, quedando sentado sobre el, a la vez en la que se ponía bien su corto pelo. Después miro a Yoochun, al que ya había reconocido al escuchar su voz.

Yoochun se acerco, su rostro se vio triste por la reciente frase del menor. Aplasto con sus zapatos masculinos la hierba mientras caminaba hacia él:
— Tú también me estas asustando ... — dijo, intentando que comprendiera el doble sentido de su frase, pues era Yoochun el que no sabia nada de Junsu, por lo que tenia motivos mas que suficientes para asustarse — Eres previsible, te gusta estar en este lugar. Pero yo ya te hable sobre los lugares frecuentes ... y lo peor de todo es que faltaba muy poco para que te quedaras dormido — intento no reír al comentar esto último.

Junsu alzo su mirada, pues aun seguía sentado mientras que Yoochun continuaba de pie junto a él: — Por esta zona, como puedes ver, a penas transita gente, es mas ..., eres el único que a pasado para incordiarme — (si Yoochun tenia alguna duda, aquella frase le disipo todas, confirmando que Junsu estaba molesto con él) — Y vienes a hurtadillas ... casi me muero del susto. Aunque claro ... quizás es lo que querías —
Yoochun no pudo ver su mirada al decir aquello, pero dedujo que sus ojos estarían inmóviles y fríos bajo las lentes.
— No sabes lo que dices ... — Yoochun se vio hundido por aquellas palabras — ¿De que diablos hablas? Dime que paso la otra mañana ... Todo estaba bien hasta ese momento — explotó a la vez en la que se sentaba sobre la hierba, importándole bien poco que su traje se echara a perder, como tampoco le importaba a Junsu, quien estaba a su lado.

— ¿No lo recuerdas, Yoochun? Creí que habías venido para disculparte o retractarte, aunque tampoco lo espero ... —
— Estaba demasiado ebrio como para recordar alguna cosa. No suelo ser violento ni comportarme de manera osada cuando tomo, pero ¿te hice algo que te molesto? ¿algo malo? —
Si era así debía de saberlo, no podía quedarse de brazos cruzados dejando que el día de hoy pasara, y el mañana apareciese mas incierto y doloroso. Debía arreglarse con Junsu si quería hacer algo por él.
—  ...  Te lo contare ...—



- FLASHBACK -

Aquella mañana en casa de Yoochun, Junsu toco en el piano la melodía que habia compuesto el mayor y de pronto aquello fue interrumpido por un sonido:
— Junsu ... — parecía decir aquel sonido, por lo que Junsu paro de tocar al instante.
— ¿Yoochun? — preguntó alzando su voz.  Dejo el piano a un lado y se levanto dudoso. No sabia si era su imaginación o realmente era la voz de Yoochun llamándole.
— Junsu-ah ... — se volvió a escuchar con mas claridad por el reciente silencio.
Junsu se asusto, la voz de Yoochun era tan ahogada como extraña.

— Yoochun, ¿estás en casa? — pregunto sorprendió al salir de aquella recámara y ver que nadie había entrado en la casa, por lo que daba a entender que Yoochun estaba allí todo ese tiempo. Yoochun volvió a llamar a Junsu y después dejo escapar una ridícula risa, con la que Junsu detecto al fin donde se encontraba "escondido".

Nada más abrir la puerta de la habitación de donde procedía aquella confusa voz, Junsu observo a Yoochun en el interior de esta.
— Ya veo que al final te animaste a ir a la fiesta — comento Junsu entrando en el interior del dormitorio de Yoochun, donde él estaba tumbado sobre la cama, desabrigado y con su camisa blanca desencajada en su cuerpo. Aún mantenía su ropa intacta pero desordenada, como sus oscuros y cortos cabellos, y en su entorno olía a su dulce olor mezclado con un amargo olor a alcohol que Junsu detecto al acercarse mas al mayor.

— Cuando he escuchado la melodía, ah, sabia que eras tú, Junsu ... — dijo Yoochun con sus ojos entrecerrados observando como Junsu se encontraba ahora justo a uno de los lados de su cama y se inclinaba para observarle de más cerca — Xiah, él mejor cantante del MUNDO — dijo la última palabra con un énfasis extraño y enfermo, dirigió su mano al cuello de Junsu y entre sus dejos sujeto su garganta.
— Estas peor de lo que me imagine al entrar ... — dijo el menor asustado — Esto es lo que utilizo para trabajar ... No lo aprietes como si me fueras a estrangular — no pudo evitar sonreír un poco al ver la cara de imbécil que Yoochun tenia cuando había bebido en exceso.
— Junsu ... su — balbuceo, tal y como un bebé.

Junsu aprovecho el estado del mayor y le preguntó: — ¿Qué tal la fiesta? ¿Te gusto? Tienes muchas actrices hermosas en tu nuevo drama ... ¿Qué tal? —
La expresión de Yoochun cambio, se veía confuso y tardo en contestar: — No ... N-o, no podía parar de beber ... —
— Ya lo veo ... —
— Pensaba en ti todo el tiempo ... — Yoochun dijo aquello con ojos vidriosos debido a su estado.
— ¿De verdad? — dijo Junsu sin poder evitar la sorpresa en su rostro.
— Todo el tiempo ... — repitió afirmándolo — Aún ahora, pienso ... — su voz ronca se hizo aun mas sonora — Te quiero .... Te quiero pedir perdón —
Con las primeras palabras del mayor el rostro del Junsu se puso rojizo: — No hables de forma entrecortada ¡Confundo lo que me dices! ... — le aviso.
Yoochun sonrió, pero seguramente ni el mismo sabría el porque— Junsu, perdoname por ... por hacer esas cosas — le dijo de pronto.
Junsu tuvo que inclinarse mas, para llegar al tendido Yoochun que hablaba de forma dificultosa— ¿Qué cosas? — le preguntó
— Estos días ... la costumbre de besarte, y tocarte la ... — la mano Junsu cubrió rápidamente la boca de Yoochun.
<<. Wah Casi lo dice ... .>> pensó Junsu mientras su corazón se sobresaltaba con tan solo pensar que palabras podría solar aquella suculenta boca febril.

— No pasa nada ... No digas esas cosas. No sabes lo que dices, estas tan ebrio .... Ahora estas delirando — descubrió lentamente su boca, y paso la mano por el rostro cálido del mayor, completamente bajo los efectos de algo que había tomado hasta el amanecer.
— No deliro — dijo tajante abriendo un poco mas sus ojos.
— Lo haces. Conozco a Yoochun de hace años, y cuando toma mucho pronuncia mal toda palabra que tenga la letra "rieul"  — Junsu no pudo evitar reír, pues las palabras de Yoochun siempre sonaban graciosas cuando no las pronunciaba correctamente.

Yoochun siguió en su conversación sin prestar atención: — Perdoname ... por eso ... y-yo he bebido tanto, pensando ... en ti, y en que no me gusta tocarte —
— ¿Hmh? — Junsu creyó entender mal a Yoochun y su voz tartamuda.
— Me equivoque .... — los ojos de Yoochun se cerraron — Soy tonto, por-por que tenia miedo, mucho miedo a que mueras, a que te sucediera algo tras tras ... — su voz parecía quedar atrancada y Junsu susurro:
— ¿Tras la pesadilla? —
Yoochun no contesto, movió su cabeza sobre la almohada mientras seguía hablando — Solo quiero protegerte, y daba un trago, y otro, y  otro y otro ... — repitió sin parar — pensando en que pasaría con Junsu, y lo arrepentido que estaba de besar a Junsu-ah. No deberia hacer esas cosas contigo "No he vuelto para eso" me repito. —

Eran unas pocas palabras, pero el “arrepentimiento” era una de las palabras suficientes para que Junsu sintiera que todo se estaba convirtiendo en un gran error.

— Gracias por ayudarme a la canción. Duerme, tienes tus enormes mejillas ardiendo — le aconsejo a la vez en la que preocupado se alejaba
— Descansa, Yoochun — dijo por último antes de salir de aquella habitación, aquella mañana ...

- FIN FLASHBACK -


— ¿Entonces tu actitud se debe a que te dije que me arrepentía? ¿Que me equivoque? Ni siquiera recuerdo mis propias palabras ... — susurro Yoochun quien aún continuaba sentado junto a Junsu sobre la hierba del pacifico y frondoso parque escuchándole relatar lo que había sucedido. — Pensé que había sido algo mucho mas grave —
— No es sencillo, Yoochun. Burlate de mi si quieres ... — encogió sus hombros, y después le miro con sus grandes lentes oscuras — tampoco me es facil intimar contigo, pero no puedes decirme que te gusto, o algo similar, y después decir que te equivocaste, que estas prestándome atención solo por una estúpida pesadilla — hizo una pequeña pausa —  Parece que de verdad desearas que me sucediera algo terrible — musito.
— No ... Eso nunca — negó Yoochun rotundamente, pues era todo lo contrario ...
— Solo has estado prestandome atención este tiempo por miedo. Por temor a lo que un día soñaste. Creí que lo mejor seria seguir tal y como hacíamos antes, y no pasar tanto tiempo juntos ... Pero cuando intento alejarme de ti, siempre vuelves a aparecer — Junsu hizo una pausa, se veía incapaz de continuar desahogándose.

— ¿Vas a creer unas palabras que te dije estando ebrio? ¿Y las cosas que te e dicho estando sobrio? — Yoochun pregunto sorprendido — Quizás si me hubieses preguntado en ese momento si soy capaz de volar, te hubiese contestado "sí" — quitando importancia a las palabras de arrepentimiento que pudo decir bebido — Es cierto que me preocupo por ti. Pero ... ¿Cómo debería de decirlo? ... — pareció pensar un poco y volvió a mirar a Junsu— ¿Crees que todas las personas que se preocupan por alguien actuarían del mismo modo? No haría todas esas cosas que hemos hecho si no quisiera. Es extraño que lo diga, pero ... me gusta hacer esas cosas con Junsu. Tu cara cambia tanto, con una expresión que nunca había visto antes en ti, y solo estoy tocándote cuando haces esos extraños ruidos con tu boca —
Junsu hacia un tiempo que había desviado su miraba y se mantenía en silencio.
— Junsu ... — murmuro Yoochun  — ¿Estas avergonzado? ...— le pregunto a la vez en la que hábilmente subía un poco sus lentes para observar sus ojos sin ellas.
Junsu se quejo: — ¿No debería de estarlo? ¡No continúes diciendo cosas así! — exclamo intentando colocarse bien de nuevo las lentes y cubrir sus avergonzados ojos — Ah, eres insoportable Yoochun ... por eso mismo te evitaba —declaro, con su voz chillona similar a la de alguna animación infantil.

— En un momento como ese, no tomes en cuenta mis palabras ...— intento explicar Yoochun — ¿Aun no quieres hablame? ¿Desde cuando Junsu vuelve a ser un niño pequeño cuando ya era todo un hombre? — preguntó, por lo que Junsu pareció reaccionar aun sentado sobre aquella hierba:
— A pesar de que estabas emborrachado hasta el gaznate ..., he de decir que parecías bastante seguro en tus palabras, ¿Por qué debería "alimentar" un error? Mejor seria dejar las cosas como antes y olvidar las cosas que hemos hecho o los planes. —
— ¿De verdad te es tan fácil hacer eso? — pregunto Yoochun sorprendido tras escucharle.
— Por supuesto ... — afirmo Junsu convencido de ello mientras dirigía su mirada a él

Incrédulo Yoochun de súbito se acerco a Junsu, aún ambos sentados uno junto al otro, tomo entre sus manos el rostro de Junsu y le beso en los labios sin aviso, en un beso cálido que Junsu sin desearlo lo correspondió durante unos segundos. Se sentía diferente besarle en el exterior, era mucho mas difícil, provocador, y no podía negar que incluso excitante. Pero, aún consciente, Junsu se aparto velozmente de aquellos endiablados labios:

— ¡¿Qué haces?! ¿Crees que pasa desapercibida una escena así? — le preguntó alarmado.
— Por esta zona a penas transita gente ...— Yoochun imito la voz de Junsu, justo con una de las frases que había dicho el menor.
Junsu miro a su alrededor, todo estaba solitario: — Hablo enserio ... — le dijo, mientras se quitaba las lentes oscuras, ya que el sol menguaba, y también quería mostrar su expresión seria a Yoochun.
— Yo también hablo enserio ahora. No sé por que diría eso, seria que de verdad me siento avergonzado por las cosas que hemos hecho, pero ..., no puedo arrepentirme de ello, pues me gusta, independientemente de proteger a Junsu, me gusta abrazarle, e incluso besar sus labios mullidos. — dijo sumido en un recuerdo — Estará mal hacer esas cosas, quizás ..., pero ese es el único momento en el que siento que el tiempo de verdad puede detenerse. Solo tocarte, o abrazarte ... sólo eso esta bien. Me siento cálido y extraño. Diferente a antes. Como si nunca hubiese imaginado algo así en ti, que me hiciese sentir así a mí. No puedo hacer que creas esto ¿verdad? — preguntó, se sentía algo "tímido" al tener que decir todas esas cosas, y observo que aun diciéndolo Junsu había comenzado a ignorarle de nuevo.

Yoochun se levanto del verde césped, y sacudió sus pantalones negros. Su alma se partió cuando imagino que podía acabar peor intentando arreglar el pasado.

— Me marcho … —  se despidió Yoochun— Mañana sera un día difícil, quiero que te cuides — le dijo por último a Junsu aún silencioso  ...

2 comentarios:

  1. Anónimo7/16/2013

    Uh!!!! al parecer ya estamos en la recta final! :$ Por favor actualiza luego o moriré :CCCC

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/26/2013

    Muy buena actualización, me si realmente Yoochun será capaz de poder cambiar lo que sucedió.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD