Cuéntame la leyenda del Conde y su sirviente - Cap. 15

3 comentarios
“Hyunah”

Le terminaron de echar pintura en el cabello.
Ahora volvía a parecerse a aquel muchacho que solía trabajar en corea, antes de ser atrapado por… Yunho.

Nunca olvidar sus cicatrices nuevas, que cruzaban por su rostro, como si fuesen el camino de algunas lágrimas.

Se quedó curioso en la puerta de la habitación del Conde, mientras cargaba a su hija en brazos.
Así es, la niña ya había nacido y hasta el nombre había sido elegido por Jaejoong.

“Hyunah”

Lo peor, es que el día en que Bo Ah escuchó al moreno decir aquel nombre, jamás se hubiese imaginado que el rubio estaría detrás de todo eso.

Era él el que pasaba la mayoría de su tiempo cuidando a la niña.
Su madre los primeros días se mostró entusiasmada, pero al ver que su esposo no quería compartir “momentos familiares”, ella perdió cualquier interés.
Para Yunho, su hija era su hija, Bo Ah, solo la madre.

La realidad era que, ninguno de los dos quería ser padre, pero aún así el Conde sabía que no debía dejar que la niña tuviese la misma vida que tuvo el…

Apoyó su oído contra la pared y oyó así los primeros gritos.
Era una secuencia cotidiana, solo que cada vez se tornaba un poco menos controlable.
Jaejoong se reía del otro lado de la puerta mientras cargaba a la niña. Era una escena de locos, mientras el bebé comenzaba a llorar y eso mismo lo delataba en su espionaje.

La condesa salió furiosa, llegándolo a empujar.

- ¿Qué demonios haces aquí? ¿Por qué no la callas de una maldita vez?
- Es tu hija… no la mía. Hay veces que necesita el amor de su madre, mis caricias no alcanzan. – sonrió irónicamente al notar la frustración de la muchacha. – Yunho… tu hija pide por ti…

El moreno la tomó tranquilo y ella dejó de llorar.
Aunque no podía pasar mucho tiempo a su lado, o cumplir el papel de padre al pie de la letra… parecía ser algo propio de él la paternidad.

A pesar de haber intentado miles de veces que su hija cause la unión… el plan se destruía una y otra vez.
Llegó a creer que todo lo que había echo era inútil… incluso, tener a la niña.
Yunho había dejado de mirarla desde que se casaron y eso el bebe no lo había cambiado… y la llegada de Jaejoong otra vez al castillo solo lograba empeorar todo un poco más.

Ese juego que habían creado en la carruaje, el día del reencuentro, realmente se lo habían tomado muy a pecho y, a pesar de morirse de ganas, ninguno quería ceder al otro.

El moreno solía tentarlo con algunas insinuaciones y comentarios bonitos… actuados por supuesto.
Incluso el alcohol lo había llevado a cruzar el límite de las decisiones del rubio… pero su mente cobraba vida otra vez en el último minuto.
Así también Jaejoong, no se quedaba atrás… y cuando tenía “ganas” comenzaba con el juego… comer cerezas torpemente frente a él, caminar suelto de ropa por la casa, interrumpir sus noches de paz en las “termas”… eran algunas de sus provocaciones más normales.

Pero ninguno cedía.

- Mis hermanas quieren conocer a la niña… ¿Me escucharon?
- Tu esposa Yunho… está loca. – el rubio bromeó, pero a Bo Ah eso pareció no gustarle en absoluto.
- Jugando a ser la madre del bebe… tan patético.
- ¿Estás loca? La cuido yo, por que tú estás demasiado enferma como para hacerlo. ¿Acaso quieres que muera de hambre?
- ¿Acaso te afecta a ti si a la bebe le pasa algo?
- Está enferma Condesa… hablamos de una persona…hablamos de Hyunah, ¡no de un objeto!
- Suficiente. – el moreno interrumpió y llevó a la niña a su cama para dejarla dormir. Mientras, los otros dos se miraban con rabia desde la puerta. – Voy a cuidarla yo si ninguno de los dos puede hacerlo. Y tu Bo Ah, ten cuidado con lo que haces y dices frente mío.

Eso la había descolocado aún más.
Incluso la niña… llegada hace a penas 3 meses, había logrado encontrar un lugar en el corazón de Yunho. Mientras que ella, con el paso de los años, ni siquiera se había podido acercar una vez.
Odiaba admitirlo, pero ese había sido su mayor deseo en la vida.

- Ve a jugar entonces a que eres  un buen hombre Yunho… pero no te atrevas a volver a darme una orden a mí.

Se retiró furiosa, justo cuando Hyunah empezaba a llorar otra vez.

- Ahora que actuarás como padre, debes ir a calmarla… si sigue llorando, empezará a sentirse mal – Jaejoong le dijo de repente mientras caminaba hacia el cuarto.
- No se como calmarla…
- A ver, quítate… - lo empujó de la entrada y pasó a la habitación… tomando a la pequeña niña en brazos. Era automático como ella se calmaba al sentirlo - ¿Lo ves? Un poco de contención puede calmarla…
- ¿Cómo sabes eso? Hasta lo que yo se, tú no tienes hijos…
- Tuve sobrinos… recuerda, mis hermanas mayores me dieron esa oportunidad.
- Ah…
- Me la llevaré a su cuarto, ella no debe dormir aquí.
- Bien. – el moreno se quedó observándolo mientras acomodaba la ropa de su hija. No pudo describir lo que sintió, pero fue completamente extraño para él.
- ¿Te ocurre algo?
- No…
- Dime… tu rostro está extraño…
- Es qué… tú y Hyunah se ven muy bien juntos. Es como si, fueras otra persona… el Jaejoong molesto y desafiante que conozco, no es el mismo que veo cuando estás con ella.
- Eso… ¿Es bueno o malo?
- Eso es… hermoso. – se apresuró a responder y Jaejoong sonrío… ¿Acaso fue eso un halago sincero?
- Lo tomaré como un cumplido, y eso me motivará a hacerla un poco más feliz si es posible Yunho-Ah…
- Bien… puedes irte….
- Ah, y con respecto a lo de empezar a comportarte como un buen padre… - se levantó de la cama y se dirigió hacia la entrada de la habitación, el Conde no intentó moverse – yo creo que, lo harás bien.

Se contagió del buen humor del rubio y suspiró, pensando en porqué comenzaba a comportarse así… de nuevo.
Los sirvientes lo llamaron a comer, tenía que bajar a la realidad nuevamente.

3 comentarios:

  1. si yunho ya tiene a jae y a su beba pues que mande a la fregada a la esposa que nomas lo tiene de mal humor y se que de con ellos y forme su familia perfecta que la otra sale sobrando si soy mala yyyyyyyyyyyyyyyyy

    ResponderEliminar
  2. Pues q solo ellos dos se hagan cargo de la bebe, boa esta celosa de su propia hija o.o que cosas... ha perdido la razon y jj la cuida mejor y hasta la qiere

    ResponderEliminar
  3. Te lo Ganaste a Pulso Bo Ah, que Jae tome tu espacio como madre... Ok Creo que esto ya lo veia venir, la pequeña se haya con Jae y eso es tal como lo dijo Yunho HERMOOOSO, Me encantooo la imagen de Jae todo maternal de manera innata. Espero que al crecer Hyuna sea una linda y amorosa niña con Yunho Appa y su Jae Umma¡¡¡ también me encantaría leer de ChangMin y el séquito de sirvientes todos liados por la tierna niña¡¡¡ Quiero a Tio ChangMin siendo el favorito después de los papás¡¡¡¡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD