Tras la verdad - Cap. 1

1 comentarios
La vida de un joven que buscaba oportunidades en la vida, ganándosela haciendo diferentes servicios para gastos propios; tanto en casa como para la universidad. Este chico llamado Kim Junsu, tuvo una de tantas llamadas para solicitar de su servicios ya que él se dedicaba un tanto a la plomería y de otros mantenimientos debido a su padre, así que de vez en cuando salía un trabajo extra y por ende un dinero extra.

Fue ahí en donde el joven universitario conoció al hombre con quien compartiría su vida, pero últimamente en las situaciones en que se encontraban actualmente estaban que se deterioraban, Jaejoong y Junsu trabajaban ambos pero.. ¿porque de pronto Jaejoong ganaba cada vez más? ellos comenzaron sin nada, Junsu era 4 años menor, Jaejoong ya era todo un graduante pero sin embargo donde trabajaba no ejercía lo que había estudiado, así es la vida, así es el campo laboral y era necesario para su supervivencia.

Como mencionaba anteriormente, la pareja trabajaba para mantener en la vivienda donde estaban antes de tener ese lujoso departamento. Junsu al haber terminado su estudio universitario trato de encontrar empleo en donde podía aplicar sus conocimientos pero la suerte no estaba de su lado así que solo trabajaba en una tienda donde vendían cd's desde música hasta videojuegos, contando los instrumentos musicales y de sonido. Por otro lado, Jaejoong trabajaba en una pequeña tienda siendo el intendente pero después obtuvo un trabajo nocturno en donde comenzó a ejercer su gusto por la cocina en un Hotel. Así que prácticamente Junsu ahora dormía solo, extrañando el calor de su pareja, a pesar de tener algún tiempo juntos, nunca habían intimado, solo llevaban una relación melosa llena de besos y cariñosos abrazos.

No fue hasta el día en que Jaejoong le dio la sorpresa a Junsu de que había comprado una casa, dejaron de pagar alquiler por tener ya su propio hogar, el menor estaba que irradiaba de felicidad por aquello ¿tanto había ahorrado Jaejoong para comprar una casa? quizás significaba por el buen trabajo que hacia en aquel hotel. Sin embargo los fines de semana en que podrían estar juntos por descanso es en donde mas se sentía la ausencia de Jaejoong, el menor le había comentado que debería de tomar al menos un día de descanso pero el mayor solo se limitaba a acariciar su cabellera y decirle que todo estaba bien, que con ese sacrificio tendrían una mejor vida para ambos y por consiguiente conseguir comprar un auto.

...


Junsu se encontraba en su trabajo, como cualquier otro cotidiano día. Estaba organizando unos cd's en unos estantes mientras recibía un mensaje, el menor solo sonrió quedándose en blanco en que responder de vuelta, suspiro y decidió primero terminar de ordenar los discos  mientras se le ocurría algo.

- hey risueño ¿ha pasado algo? - pregunto la chica que estaba limpiando un poco los instrumentos
- nada fuera de lo normal.. - sonrió Junsu para seguir haciendo su labor
- es cierto, siempre muestras una cara sonriente ¿que es lo que te tiene así todo el tiempo? - el menor carcajeo despacio
- no lo se...
- ¿como no vas a saberlo? de seguro ha de ser tu novio ¿no es asi? - la chica suspiro hablando por si misma
- en parte - contesto Junsu. La chica al haber terminado suspiro de victoria para atarse mejor su cabello
- dime Junsu... ¿cómo es su relación? tengo curiosidad de como es él y el porque te tiene así... que más quisiera estar así de feliz como tu todo el tiempo - Junsu hizo una mueca para dejar salir aire por la nariz
- no todo el tiempo es color de rosa, digo... nuestra relación no es nada especial.. bueno quizás si porque seamos hombres, sin embargo tenemos nuestro al ti bajos aunque no dejo que eso me afecte en mi campo laboral, es por eso que agradezco tener este trabajo en donde puedo despejar mi mente por un tiempo, y teniéndote a ti diciendo ocurrencia cada minuto es imposible que deje de reír - la chica solo sonrió limpiado el mostrador
- supongo que una relación no es relación si no hay peleas, es algo normal
- no es que tengamos discusiones todo el tiempo, es rara la vez, será porque no soy muy exigente a diferencia si hubiera sido una mujer - la chica puso cara de confusión - no me mal interpretes, me refiero a que una mujer se le elogia y se le atiende mas, te pondré lo pondré así... ¿qué pasaría si tu pareja tuviera un trabajo nocturno en donde todo el tiempo dormirías sola e incluso trabaja en sus días de descanso?
- me sentiría bastante sola, supongo que si toma sus días libre para trabajar es porque en verdad esta sacrificándose pero aun así me preocuparía bastante porque no es sano estar trasnochándose todos los días,   nuestros tiempos no coincidirían; yo trabajando en la mañana mientras el duerme y cuando yo llego el ya estaría trabajando
- es exactamente lo que me pasa. Jaejoong trabaja toda la noche en un hotel, los únicos minutos que comparto es la hora del almuerzo y si llego a tiempo puedo prepararle cena antes de que se vaya a su trabajo - menciono con desgano
- ya veo, debe ser difícil, ahí aplicaría lo de "tan cerca pero a la vez tan lejos"
- si... se que todo este sacrificio es para el bien de los dos hablando económicamente porque sinceramente no tenemos ni siquiera una hora completa para estar juntos, como una pareja...
- ahora imagínate si se tratara de un miembro de la armada.. - Junsu lo pensó por un momento y concluyo que eso seria mucho peor, así que no debería de quejarse - ¿y que es lo que tanto hace Jaejoong en un hotel?
- es Chef...
- oh... ¡magnifico! me encantan los hombres que cocinan... pero ¿en un hotel? ¿porque a esas altas hora de la noche? no creo que se necesite un chef toda la noche digo... quizás si en la noche porque mucha gente va a cenar pero no creo que haya personas cenando a altas horas de la noche - Junsu se encogió de hombros y volvió a meditar - uhm... deberías de ir a cenar de vez en cuando a su trabajo al menos ahí lo verías por un instante
- ¿debería? - interpelo confuso
- ¡claro! ¿crees que no le darías gusto a Jaejoong si te viera ahí? quiero suponer que el pasa lo mismo que tu, trabajando sin poder verte - Junsu sonrió tímidamente  - anda, saliendo de aquí nos vamos ¿de acuerdo? - Junsu asintió y la chica se quedo pensando unos segundos - oye Junsu y ese hotel ¿es lujoso? porque seria un tanto extraño que vayamos así nomas
- sinceramente ni siquiera se como es, se donde esta pero no recuerdo si alguna vez lo haya visto o no - ambos mordieron sus labios pero aun así la chica insistió en ir

Se llego la hora de salir del trabajo, Junsu y su compañera se montaron el auto de ella para dirigirse a ese hotel, mientras manejaba, el mayor no sabía si debía mandar un mensaje que iría a visitarlo o mejor a que fuera una sorpresa pero antes de que este reaccionara ya estaban cerca del lugar así que opto por no avisarle. Cuando estaban por ingresar a el hotel, la chica se regreso por su bolso, aun cuando Junsu dijo que traía dinero en la cartera pero mas bien iba por el celular de todas formas, el menor dijo que ingresaría solo para ver que clase de estilo era. Al llegar donde se encontraba el restaurante uno de los empleados se acerco a él.

- disculpe joven ¿viene a cenar? -  Junsu asintió levemente - ¿tiene reservación? - Junsu apretó sus labios y negó - oh ya veo, aun así tenemos mesas disponibles, si gusta a pasar
- oh bueno.. solo que espero a alguien
- bien, de todas formas le enseñare donde estará su mesa - Junsu siguió al hombre para señalarse en donde se sentarían - ¿desea esperar aquí a su acompañante? puedo guiarla hasta donde esta usted
- la esperare aquí
- de acuerdo.

El empleado se despidió con una reverencia para ir a tomar su lugar, Junsu suspiro y se recargo en la suave silla acomodando su ropaje, miraba atentamente a las pocas personas que estaba ahí, observando el lugar, pero sobre todo quería verle a él. Entre pensamientos una de los meseros le saco de sus pensamientos.

- ¿desea ordenar? - pregunto amablemente la chica
- oh.. bueno, aun no, espero a mi acompañante - respondió Junsu. Pero antes de que se fuera Junsu tomo del brazo de la chica
- ¿se le ofrece algo? - Junsu medito en pocos segundos para formular una pregunta
- bueno... quisiera saber, si puedo contactarme con el chef - la chica parpadeo varias veces
- ¿con nuestro Jung yong wha? - Junsu negó
- no... con Kim Jaejoong - la chica giro su cara con confusión
- ¿Kim Jaejoong? no hay nadie llamado así aquí
- ¿está segura? - la chica asintió
- desconozco a alguien que trabaje aquí bajo ese nombre - Junsu frunció su ceño volteando a ver a todo el lugar - la mesera se despidió y se alejo. Junsu estaba debatiéndose, preguntándose si abría llegado al hotel correcto o si hubiera una posibilidad de que su novio estuviera mintiéndole, Junsu no creía en la segunda opción así que creyó que tal vez se había equivocado. Tomo de su celular y tecleo los números para marcar, mientras veía como su compañera se acercaba, la línea sonaba pero no contestaba así que volvió a marcar.

"oh Junsu-shi ¿pasa algo?"
"Ja-jae... yo bueno, quería preguntarte en donde te encuentras"
"¿en donde me encuentro? en mi trabajo susu ¿donde mas? ¿pasa algo?"
"no, nada grave, es solo que quiero saber si donde trabajas es en el hotel que mencionaste antes"
"¿porque?"
"bueno porque... seria agradable alguna vez irte a visitar"
"bueno eso... eso sería un poco complicado ya que tengo tanto trabajo que se me es imposible salir de la cocina" menciono Jaejoong un tanto serio
"oh bueno..." Junsu miraba la poca gente que estaba en lugar, sinceramente no creía que aquello podría tomarle tanto trabajo  "¿a caso tienes mucha clientela?"
"digamos que un poco, muchas parejas vienen a cenar" el menor volvió a ver a su alrededor viendo las parejas que estaban, eran minoría
"supongo que debes estar muy ocupado. Me despido" Jaejoong suspiro por la linea
"mi susu... estaré en casa pronto ¿de acuerdo? duerme bien precioso" Junsu sonrió levemente para después colgar.

- ¿paso algo Junsu? - interpelo la chica. Pero no recibió respuesta - Junsu...
- ¿me está mintiendo? - menciono el con confusión
- ¿a quién te refieres?
- a Jaejoong. Le marque y me dijo que estaba en su trabajo pero le he preguntado a una de las meseras y me dijo que no hay nadie llamado así aquí - la chica solo atino a abrir sus ojos
- ¿crees que exista la posibilidad de que quizás... este usando otro nombre? - Junsu miro a la chica seriamente
- el chef que trabaja aquí se llama Jung yong wha - la menor ladeo sus labios y se cruzo de brazos
- no nos quedaremos con la duda Junsu - la chica se incorporo, seguida por Junsu para hablar con el que los atendió en la entrada - disculpe, ¿cree que podríamos ver al chef Jung?
- no lo creo, él está trabajando en estos momentos
- solo queremos verlo, no tomara ni un minuto - el trabajador se quedo pensativo - solo queremos conocer su persona

Después de unos minutos, lograron convencerlo para después dirigirlos a donde se encontraba el misterioso Jung.

- señor Jung, hay unas personas que desean verlo - aquella persona dejo un momento su labor para atender a Junsu y su acompañante
- hola, me dijeron que querían verme ¿se les ofrece algo? - ambos examinaron de pies a cabeza al apuesto chef
- ¿es usted el señor Jung? - menciono la chica
- oh me siento viejo cuando me hablan de usted - sonrió el apuesto hombre - si, soy yo, el autentico
- am.. quería preguntarle si no hay alguien llamado Kim Jaejoong que trabaje aquí - el mayor se quedo pensando mientras los miraba para negar
- no.. me temo que no tenemos a alguien llamado así, tenemos aun Kim pero no se llama Jaejoong ¿porque?
- creíamos que aquí trabajaba un chef llamado Kim Jaejoong - hablo Junsu
- bueno, he estado trabajando aquí por un cierto tiempo y no he escuchado de alguien que se llame así, sobre todo si se tratara de un chef - el joven se volteo hacia el joven vestido - ¿no ha habido alguien aparte de mi llamado de esa manera que haya trabajado aquí? - el chico solo negó - ¿algún empleado?
- esta es la fotografía de él - Junsu les enseño una fotografía a ambos para ser mas fácil saber
- me temo que no, tengo registro de los empleados y su identidad pero no recuerdo que haya alguien parecido que trabaje aquí - la chica vio a Junsu con preocupación
- gracias. Perdón por las molestias - se disculpo para llevarse a Junsu consigo hasta la salida, pero antes de llegar al coche Junsu se detuvo
- ¿me ha estado mintiendo? - hablo con amargura
- Junsu...
- ¿porque me miente? no entiendo... acaso él... - la chica trago duro sin saber que hacer - ¿me está engañando? - termino con un hilo de voz
- no.. no se que decir Junsu, de verdad lo lamento, crees.. ¿crees que exista la posibilidad de que trabaje en otra parte? a lo mejor no te lo ha mencionado o no se
- le pregunte si es aquí donde trabajaba y el no respondió, solo me pregunto el porque, me decía que tenía mucha clientela cuando había muy pocas personas cenando - Junsu tomo su cintura para mirar al cielo
- lo que puedo hacer por ti Junsu es que... te presto mi coche si deseas y de esa manera lo sigas. Yo cubro tu trabajo para que tu puedas... olvídalo - la chica agacho su cabeza tomándose de las manos
- si esa es la única manera de saber si él me miente... lo haré - Junsu se acerco a la chica y la abrazo - te agradezco por lo que estás haciendo por mi - la chica le devolvió el abrazo confortándolo con leves caricias
- ya veras que todo saldrá bien.

Esa noche habían planeado que Junsu saldría media hora antes de que Jaejoong entrara su trabajo para así poder seguirle. Para su buena suerte, Jaejoong no conocía el coche y creería que Junsu aun estaría en su trabajo.

...


La hora se acercaba, Junsu estaba inquieto, no sabría si aquello resultaría bien o mal, su compañera solo lo alentaba y le animaba.

- Junsu, ya va haciendo hora, toma las llaves del auto - la chica saco de sus bolsillos para entregárselo
- te lo agradezco - el mayor se inclino
- no me lo agradezcas.

Junsu se monto al auto para dar marcha hacia su casa, mientras manejaba miles de cosas se venían a la mente pero solo atinaba a despejarse y concentrarse en el objetivo. Al estar cerca de su casa, espero paciente la salida de Jaejoong, le vio con ese uniforme particular que comenzaba a caminar por la banqueta, le persiguió por una distancia coherente hasta que tomo un bus, el menor le siguió hasta que después el mayor bajo de él, dándose cuenta que hacia donde supuesta mente quedaba el hotel donde trabajaba Jaejoong no coincidían, vio que el mayor se montaba en un coche al que no tardo en perseguirlo, dándose cuenta desde el principio que Jaejoong le ha estado mintiendo en cuestión de su trabajo, comenzando a pensar que quizás el mayor estaba metido en algo serio, no quería creer que su novio podría dedicarse a esos trabajos chuecos. Pero no quería comenzar a pre ambular, solo quería asegurarse en que estaba metido.

Después de unos 15 minutos de recorrido el coche llego a estacionarse una pequeña empresa. Dándose cuenta que al menos no se trataba de alguna casa escondida o guardias por fuera como suele ser con los mafiosos. Jaejoong bajo del coche junto con otro sujeto vestido de traje e ingresaron al lugar, el menor ahora se debatía si debía entrar o no así que no se quedo con las ganas y bajo para acercarse a aquel lugar, un tanto inseguro se acerco hacia la puerta principal viendo el nombre de la empresa "Herotic" mordió sus labios ante las letras que seguían después de la h, así que ingreso al lugar. Camino a pasos cautelosos observando todo el lugar por si llegara aparecer, todo parecía ser normal hasta que una voz femenina lo altero.

- disculpe ¿busca a alguien? - interpelo la chica de cabello negro y largo
- yo... bueno.. eh - Junsu comenzaba a tartamudear y no saber exactamente que decir. Para después sentir la mirada de la chica en todo su cuerpo
- entiendo. Se a donde quieres llegar - hablo la chica sonriendole. Y Junsu rascándose su nuca por la confusión siguió  a la mujer hasta la recepción - supongo que estas aquí para pedir empleo ¿no es así?
- ¿eh? yo.. no he venido a eso
- ¿en serio? - se quedo la chica ordenando los papeles - que lastima, eres bastante guapo y serias una perfecta imagen para nosotros - Junsu abrió sus ojos apenado
- ¿imagen? ¿usted cree que yo podría ser buena imagen para ustedes?
- ¡por supuesto chico! tienes todas las bases, eres único, deberías de aprovechar la oportunidad ya que estas aquí - la chica tomo del brazo a Junsu para avanzar mas a dentro - te presentare con alguien, de seguro estará encantado con tu presencia.

Junsu siguió a la chica no muy convencido, no sabía a que se refería exactamente con imagen, pero le aterraba el que en cualquier momento se encontraría a Jaejoong y de seguro se molestaría por verlo y que piense que le estaba persiguiendo. Mientras más avanzaban, mas temía hasta que llegaron a una de las puertas en donde aprecia ser una oficina.

- jefe, vengo a mostrarle algo que me encontré - hablo la chica para inmediatamente ver a la persona que estaba enfrente
- ¿que pasa?
- este chico estaba acá en recepción parecía perdido pero creo que su imagen no serviría bastante ¿no cree usted? - Junsu se volvió a sentir acosado por la incesante mirada de aquel hombre
- creo que... estas en lo correcto. Un joven como este no se ve todo los días, tal vez tenga potencial ¿no es así muchacho? muestra le los set para que se vaya familiarizando - Junsu quiso negarse pero ya estaba camino hacia los dichos sets. El menor mordía sus labios de desesperación, apretaba sus puños tratando de pensar como zafarse de todo antes de encontrarse con Jaejoong en alguna parte.

De pronto sintió como tiraban de su brazo para ver una puerta frente a él, se escuchaba murmullos y sonidos muy agudos como de flashes, así que al entrar puedo ver que había poca luz y que solo estaba alumbrado una parte del estudio, podía ver como aquello simulaba ser como un departamento con una gran cama y todo lo que complementaba una habitación, puedo escuchar como alguien gritaba "ya estamos listos, tráiganlos" en ese momento pudo ver como dos chicos salían de la parte contraria de donde estaba él, no podía ver exactamente quienes eran ya que había poca luminosidad.

- dime chico ¿eres bisexual? - Junsu abrió sus ojos y se giro sorprendido con la mujer de a lado
- ¿perdón? - la chica rió
- si.. tu sabes, si te gustan las mujeres y hombres. ¿O eres gay? - el menor se sintió un poco avergonzado por estar hablando de sus preferencias sexuales con una extraña
- no creo que eso sea de su incumbencia - soltó Junsu un poco incomodo. Junsu ciertamente temía ser rechazado por la sociedad y es por eso que pocas personas sabían de sus gustos
- oh vamos muchacho, no quieras hacerte el culto ahora, no por algo estas aquí ¿o vas a decir que llegaste por casualidad? si estás aquí es porque algo quieres obtener, como una buena oportunidad de ganar dinero si haces un excelente trabajo para vender muchas revistas
- ¿revistas? ¿esta es una empresa de revista?
- claro que lo es - menciono la chica riéndose ante las incesantes interrogantes de Junsu - ¿que a caso no sabes quienes somos? chico ¿que pasa contigo? pero bueno.. - suspiro la chica - nuestra revista es llamada "Herotic" debido a que aquí se crean las escenas que son puestas en una revista... para adultos - Junsu tardo en procesar la información
- ¿revista para adultos?
- siempre tienes pregunta para todo. Comienzo a pensar que en verdad no sabes a donde ingresaste, chico... la gente que vez aquí son profesionales y por supuesto tenemos a los mejores modelos para así tener buena calidad de entretenimiento para los consumidores de esta revista
- a caso... ¿es una revista de pornografía? - la chica rió y ladeo su cabeza
- probablemente, pero no es cualquier "porno" es un trabajo echo con calidad, no es solo pornografía y ya - el pobre chico solo trago duro preguntándose que demonios hacia su novio en una empresa de revistas pornográficas - cada fotografía, cada pose, cada gesto que nuestros modelos hacen que esta revista este en la cima de otras mas - en eso los chicos semi desnudos se colocaron el cama pero de pronto Junsu agudizo la vista - ¿vez esos chicos que están ahí? últimamente están haciendo que esta revista arrase, que sea vendida entre los jóvenes masculinos gays por supuesto y una que otra fanática también - la voz del fotógrafo comenzó a dar las ordenes. Los chicos se desnudaron completamente, uno de ellos le daba la espalda mientras que el otro se recostaba en la cama abriendo sus piernas, haciendo que Junsu desviara su vista incomoda pensando "quiero salir de aquí"
- el chico que hoy montara el otro, desde que llego aquí... se a colocado como uno de los favoritos, ha elevado la venta de la revista llegando como un héroe por eso lo apodan Youngwoong Jaejoong - Junsu no pudo evitar erizarse ante el nombre
- ¿Youngwoong Jaejoong? - la chica asintió señalándole al chico. Estaba de espaldas no podía verlo bien, solo veía como sus manos tomaron las piernas del otro para acomodarlo en sus caderas, ahora estaba frustrado no podía ver la cara. Los flashes comenzaron a iluminar una tras otra, viendo como aquel desconocido se inclinaba sobre el otro, no estaba seguro que es lo que estaba haciendo pero tenia una vaga idea de que tal vez estaban besándose de seguro.

"Bien.. ahora lo que sigue Youngwoong, necesito penetración" exclamo el fotógrafo, vio que aquel chico de espaldas se apoyo en la cama con la cabeza rendida hacia abajo escuchando una severa voz "Ya hablamos de esto Jaejoong, sabes lo que te conviene chico ¡anda! no pasara nada..." hablo otro hombre por un lado.

- ese Jaejoong ganaría mas si el solo hiciera lo que le pidieran. Desde que llego aquí no ha echo una fotografía penetrando a alguien, sin embargo aun así gana bastante dinero - de pronto recuerdos comenzaron a azotar a Junsu, de como en un periodo corto había logrado sacar una casa, ¿solo siendo cocinero? cuando en realidad no lo era. Junsu camino ante la oscuridad rodeando el set hacia el otro lado, quería estar seguro, escuchando la voz de ese fotógrafo divertida y un tanto pervertida "si así es Jaejoong, de esa manera" El menor al estar seguro que de esa posición podía ver la cara pero antes de voltear cerro sus ojos fuertemente, comenzando a escuchar unos graves gemidos que le erizaron la piel, suspiro profundo y los abrió para enfocar su vista ante aquel chico, solo veía su fleco que lo cubría pero en una de tantas revelo su rostro dejándolo estupefacto.

Todo se ensordeció para Junsu, dándose cuenta que se trataba de su meloso novio, teniendo sexo con alguien mas y no solo para él si no para miles de personas, su cuerpo fue sacudido y una lejana voz que no entendía que decía, solo miraba el rostro comprimido de Jaejoong jadeando varias veces mientras el otro le acariciaba sus brazos y echaba su cabeza hacia atrás, apretando la estrecha cintura de Jaejoong para después acariciar los abdominales que pocas veces le había visto y que alguien mas le acariciaba. Aquella imagen comenzó hacerse acuosa hasta el grado de no distinguirlos y al fin una sacudida mas fuerte lo hicieron desviar su mirada con la chica.

- vayámonos de aquí, podemos distraer a los modelos... necesitan privacidad para estas cosas - la chica lo volvió a jalar hasta estar fuera del set. Antes de que sucediera otra cosa, el menor se echo a correr.

Sus defensas bajaron, pero su ira y coraje lo inundaron, se sentía altamente traicionado. Condujo hasta su casa con poca prevención, quemando llantas en cada alto, importándole todo un carajo, diciéndose así mismo "¿cómo puede ser? ¿porque?" y otras variantes, golpeando el volante y mordiéndose los labios poco gentil, hasta llegar a su casa. Cuando estuvo fuera, vio su hogar por el exterior apretando su mandíbula e ingresando a el, quedándose pensativo recargado en la puerta, pensando "Todo este tiempo he vivido en una casa en la que Jaejoong se ha sacrificado cada noche, creyendo que todo lo había logrado con el sudor de su frente, frente al fuego" pero después sonrió irónicamente "claro que si, con su sudor... haciendo fuego, pero con otras personas" mencionando con acidez la ultima oración volviendo a recordar esa imagen que había visto minutos antes, golpeando la puerta con puño cerrado. Camino arrastrando sus pies hasta su habitación, no queriendo estar ahí, ¿pero a donde iría? aun faltaban horas para que Jaejoong regresara volviendo a pensar "me da tiempo para irme" viendo el closet y los cajones donde estaba su ropa, dejando exhalar un jadeo ¿que mas podría hacer? no podía continuar ahí después de lo que había visto pero sobre todo, de como Jaejoong siquiera ha tenido todo este tiempo el valor de verle a los ojos, teniendo en cuenta que el mayor tendría mas coraje de hacer aquello que él mismo, sintiéndose débil y abatido como para pensar que Jaejoong no quisiese decirle por miedo a como reaccionara, aun así... él estaba dolido y tomando en cuenta desde cuando había comenzado a trabajar por las noches creyéndole a todo momento que trabajaba como chef. "¿Cuánto tiempo más pretendías ocultármelo?" Así se estuvo preguntando muchas cosas, escuchando de pronto como abrían la puerta así que con gran rapidez se metió dentro de las sabanas apretando sus puños, escuchaba atentamente como aquellos pasos retumbaban hasta acercarse a la puerta de la habitación, y así sentir su parecencia que vagaba por el cuarto, podía percibir que Jaejoong se estaba despojando de su camisa y como lo colgaba, posteriormente sintiendo que el lado de la cama se hundía a causa de que el mayor ya estaba metiéndose a la cama. De pronto sintió como un brazo se poso en su cintura, haciendo que cerrara sus ojos fuertemente, deseando que no se pegara a su cuerpo pero todo le fue en contra, el aliento de Jaejoong le pegaba en su nuca y su cuerpo cálido envolvía el suyo escuchando a el mayor decir "mañana tendremos todo el día para nosotros susu" tragó silenciosamente, ya que no esperaba que Jaejoong tomara día libre en sus días libres, rogando por querer salir de ahí. "De seguro lo querrás para poder enmendar lo que hiciste hoy" pensó Junsu, llenando su cabeza hasta el grado de quedar dormido.

...


Otro día, Junsu despertó, removiéndose despacio sintiendo la presencia de Jaejoong a un lado, bufo y se levanto de la cama, deseando por primera vez querer levantarse de la cama para no estar con él así que solo se limito a cepillarse los dientes, ni siquiera  tenia pensado en hacer el desayuno como siempre lo hacía, pero sin darse cuenta Jaejoong se había despertado también y cuando salio del baño el mayor lo saludo con esa voz somnolienta.

- Buenos días hermoso - saludo Jaejoong. Junsu no contesto y el mayor creyó que no lo había escuchado pues Junsu siempre había sido meloso a cuanto a dar los buenos días - ¿Junsu?
- buenos días - saludo Junsu. Aun cuando lo dijo de mala gana Jaejoong ni siquiera lo noto
- hay un auto haya afuera estacionado ¿sabes de quién es? - interpelo Jaejoong curioso
- es de una amiga que me lo presto y voy a devolvérselo así que no tengo tiempo para hacer el desayuno - menciono serio colocándose sus pantalones escuchando un "oh" de Jaejoong
- no te preocupes cariño - viendo desde la cama como Junsu se colocaba su camisa para salir de la habitación dejando a Jaejoong extrañado, no creyendo que Junsu se abría ido sin despedirse, para después escuchar un "me voy" y como cerraba la puerta de la entrada. Aun así, el se quedo con la idea de que iba a retrasado.

La hora de la comida llego, para ese tiempo, el menor ya había destilado todo con su compañera de trabajo sobre lo que había descubierto, llorando amargo de lo que no pudo hacer en la noche. Y mientras Junsu despejaba su mente haciendo su trabajo alguien entro a la tienda con unos grandes lentes de sol pero sin embargo Junsu no se había percatado de la presencia hasta que aspiro el aroma de esa colonia que ya conocía, girándose para encontrarse con el y su blanca sonrisa.

- Susu.. he venido por ti para ir a comer - Junsu lo miro suspirando para girarse
- lo siento, no puedo, estoy muy ocupado ahora - el menor siguió haciendo su que hacer
- oh vamos susu.. tengo una sorpresa para ti ¿ah? - menciono el mayor con voz melosa
- lo siento hyung pero hoy no - el mayor se quedo altamente extrañado al haber escuchado como Junsu se había referido a el
- ¿hyung? hace mucho que no me nombras así desde que somos novios - Junsu no contesto. Queriendo girarse y gritarle que no quería seguir a un lado de alguien que le mentía  tan desvergonzadamente
- solo trato de mantener nuestra relación discretamente - respondió Junsu
- ya veo, bueno... - un pequeño silencio los gobierno, deseando que el mayor no insistiera. Pero de pronto sintió como unos brazos rodeaban su cintura quedándose helado
- hy-hyung
- descuida, tu compañera no esta - hablo quedito hacia su oído - extraño pasar tiempo contigo susu - Junsu ya no podía ante aquellas palabras, quería salir huyendo - caminar tomados de la mano, ver una película juntos, pero sobre todo poder besarte y acariciarte durante horas - el cuerpo del menor fue girado para encontrarse con esos grandes ojos que lo veían con una gran luz, solo atinaba a pasar saliva ante la cercanía del mayor que cada vez fue haciéndose mas
- no hyung... no lo hagas - susurro
- solo uno - susurro también para después estampar sus labios, moviéndose lentamente, Junsu apenas respondía pero el movimiento de Jaejoong era exigente así que solo le siguió el ritmo, colocando ambas manos en su pecho y estar mucho mas junto a su cuerpo debido a que Jaejoong tomo de su cintura para pegarlo a él. Aquel beso aparentaba ser largo pero Junsu decidió cortarlo abrutadamente después de pensar lo que había visto anoche, de como esa persona que le besaba, había besado a alguien mas - ¿qué pasa susu?
- mi compañera nos puede ver - respondió nervioso apartándose del mayor. Jaejoong suspiro y asintió para volver acercarse a el a una distancia adecuada - vendré por ti a tu salida... esta noche haré una deliciosa cena para ambos y te daré la sorpresa - Junsu dibujo una risa falsa en su rostro. El mayor se acerco a el con intenciones de abrazarlo pero este lo detuvo - esta noche no escaparas de mi - susurro Jaejoong guiñándole para robarle un pequeño beso y así salir de la tienda.

Después de escuchar como la puerta se cerraba, su labio comenzó a temblar queriendo reprimir todo sus sentimientos, viendo como su compañera que estaba recargada en el marco de la puerta lo veía angustiada para después acercarse al mayor y abrazarlo.

- n-no se si pu-pueda seguir con esto - sollozo Junsu apretando fuertemente a la chica
- no tienes porque seguir... realmente me da coraje ver como a una persona como tu este sufriendo de esta manera, no lo mereces - hablo con dureza - una persona tan limpia y bondadosa como tú solo se le debe de llenar de felicidad y no de mentiras... - Junsu se separo limpiándose sus lagrimas - pero sobre todo de risas - la chica llevo sus dedos hacia el vientre de Junsu para causar cosquillas, logrando que este sonriera por primera vez en el día. El menor se doblo apartando las manos de su compañera para dar tregua y este tratara de recobrar el aire para incorporarse y ver a la chica sonriente frente a él, sintiéndose realmente agradecido de aquella chica que le hacía reír aun en las peores circunstancias
- gracias - la chica solo puso sus ojos en blanco
- no tienes nada que agradecer Junsu-ah ¿cuántas veces te lo tengo que repetir? - reclamo la chica
- las veces que sean necesario porque te las seguiré dándotelas - ella solo se limito a negar mientras se cruzaba de brazos. El menor se acerco a  ella brindándole un fuerte abrazo - esta noche quizás pierda a un ser importante en mi vida, pero sin duda... jamás, quisiera nunca perder una amistad como la tuya
- ¿de que hablas susu? - pregunto la chica
- esta noche... iré tras la verdad. Porque si en una relación no hay confianza, no hay futuro y siento que con Jaejoong yo ya no tengo futuro - menciono Junsu seriamente. Para ver a su compañera a sus ojos dándole entender que él hablaba con la verdad.

1 comentarios:

  1. Anónimo8/09/2013

    Waaaa buuu yo imaginaba q jae era un playboy oun meretris? Jaja pero no eso pobre su su verlo así hasta yo cree los ojos esa amiga no m gusta no m da buena espina parece q kiere estar con junsu y brincos da xq se acerq mas a ella y deje a jaejoong wspero y se arreglen y keden juntos yo le perdinaria todo esta muy buena la historia

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD