Tras la verdad - Cap. 2

1 comentarios
Toda la tarde estuvo de nervios, el joven Junsu no dejaba de suspirar por lo nervioso mientras que su compañera solo se limitaba a darle soporte y darle unas palabras de aliento. Sabía que esa noche sería bastante cardíaca y mas sabiendo que se trataba del dulce Junsu.

Pasando las horas y los minutos, la hora de culminar el trabajo del día estaba llegando a su fin, todo ese tiempo Junsu se la paso pensando, recreando posibles reacciones de como terminaría todo aquello, cada una sin un final feliz porque de solo tratarse de terminar la relación con Jaejoong era terrible. El reloj marcaba que la hora de la labor había concluido, pasando apenas unos minutos, se escucho como alguien entraba a la tienda, la piel del chico solo se erizo para volver a oler esa colonia que reconocía mas que así mismo, jadeo cansado de tanto estrés para poder darle la cara; solo pudo chillar ante su aspecto, estaba deslumbrante con una gabardina que parecía ser bastante cálida, con su fleco cubriendo apenas uno de sus grandes y profundos ojos, su sonrisa terminando de rematar con la belleza inaudita que creía no poder ver mas en su ya hermoso novio. Fue la primera vez en que creyó tirar todo a la basura, ¿puede ser posible que con solo verle todo se vaya por un tubo? en vez de odiarle mas sentía que aquello estaba siendo mas presión para su corazón, diciéndole que todo era absurdo y se dejara de tonterías para disfrutar de él.

- te vez cansado susu.. aun así te vez precioso - Jaejoong sonrió cálidamente para posar una de sus manos en la mejilla del menor. Junsu solo pudo atinar a cerrar los ojos momentáneamente mientras soltaba un suspiro para después sentir como el mayor lo envolvía en sus brazos. Su error fue aspirar ese perfume que embriago todo los sentidos del menor, recolecto todo aroma y su cuerpo tembló ante aquello, sin poder contenerse, abrazo con mucha mas fuerza a Jaejoong - vayámonos a casa, has tenido un día pesado - Junsu arrugo parte del ropaje de Jaejoong para después soltarle despacio y así verse a los ojos. Su inseguridad comenzó a expandirse, ya que con solo verlo comenzaba a desaparecer todo el valor que había reunido anteriormente ¿puede ser posible que con solo mirarle aquello desaparezca en un segundo? parecía que si
- Junsu-shi antes de que te vayas ¿podrías ayudarme con una caja? esta pesada - hablo la chica. Junsu salió de trance y se disculpo con el mayor para ayudar a su compañera. Cuando llego con ella no vio ninguna caja - Junsu, solo quería decirte que... si necesitas algo solo háblame ¿de acuerdo? a lo hora que sea - Junsu mordió sus labios mientras se movía de un lado a otro en ese pequeño lugar
- no se si pueda hacerlo... no estoy seguro - la chica se cruzo de brazos - es que...  cuando lo vi, estaba estúpidamente atraído a él, porque aun tengo sentimientos que albergan en mi, a fin y al cabo sigo enamorado pero me duele.. soy tan débil frente a él - susurro Junsu
- amigo... no sé qué decirte, sin duda estas que te derrites por tu novio pero no podrás ser feliz si retienes ese dolor hacia a él, esos recuerdos que te inundaran cada vez que trate de besarte o acariciarte ¿qué piensas hacer? no creo que seas capaz de soportarlo Junsu, ¿o puedes sobrellevarlo? si lo sientes así es mejor que no lo hagas hasta que estés preparado
- es que ni yo mismo se si pueda soportar un día mas, el saber ya la verdad y tener que ver como me engaña colocándose es uniforme, quisiera que me dijera la verdad pero no se si pueda enfrentarlo... tengo miedo de lo que pueda pasar - Junsu escucho como Jaejoong le llamaba
- cualquier decisión que tomes Junsu... voy apoyarte ¿de acuerdo? no lo olvides - Junsu asintió para abrazar a la chica e irse de ese lugar.

Junsu se despidió para desaparecer junto con Jaejoong de esa puerta.

Cuando ambos salieron de la tienda, el mayor tomo de la mano del menor para dirigirlo hacia un coche que estaba estacionado casi en frente de la tienda y cuando llegaron, Jaejoong saco de su bolsa unas llaves las cuales movió realizando un sonido de tintineo mientras sonreía.



- no mas bus para mi susu... - Junsu frunció su ceño, tratando de digerir lo que había escuchado. Pero antes de que renegara cualquier cosa, el mayor tomo de su mano para colocar las llaves en ella - ¿sorprendido? - menciono Jaejoong para besar su cien y palmearlo
- Jaejoong... ¿se significa esto? - interpelo confundido
- ¿oh? esto es tu sorpresa Junsu-shi... es la sorpresa que te iba dar en el almuerzo pero no contaba que trabajarías así que.. ¿te gusto mi obsequio? - Junsu solo se limito a negar con su cabeza confundido - ¿no? oh... si es porque nunca has manejado, no te preocupes, te ensañare precioso. Ahora que lo pienso creo que es mala idea.. - Jaejoong se alejo un poco - ahora mi susu acatara la mirada de todos - el mayor chasqueo negando mientras colocaba sus manos a la cintura sin embargo Junsu no emitía ni una sola palabra
- ¿cómo es que compraste este auto? - hablo al fin
- con ahorros susu
- ¿tanto te pagan como para comprar un carro así? - el mayor ni siquiera emitía algún gesto, seguramente se había preparado para esas clases de preguntas
- digamos que solo un poco, esto es gracias a que sacrifico horas de descanso - termino suspirando recargando su brazo en el auto
- así que este es el resultado de tanto arduo trabajo de hyung - hablo un tanto amargo Junsu para caminar al rededor de la carrocería - de todo tu sudor ¿no? - menciono Junsu mirando con filo hacia "su" coche - esas noches interminables para ti han sido el resultado de un Maserati - el mayor se giro ya que Junsu estaba del otro lado del auto, después de observarle el menor decidió mirarlo a los ojos - yo manejare
- ¿ah? no me lo esperaba...
- que mal - susurro Junsu ingresando al coche sin decirle nada a Jaejoong para éste también imitarlo.

Sin darle más tiempo al tiempo, Junsu ya tenía el coche encendido pero antes de que el mayor le diera unas cuantas indicaciones, Junsu tomo del cambio para salir casi quemando llantas de donde estaba estacionado. Manejando bruscamente por las calles tomando varios carriles para rebasar a los demás coches, el mayor solo le nombro varias veces y esas veces solo hacia rugir el motor del auto.

- Junsu ¿porque manejas de esta manera? ¿que no se supone que no sabes manejar? - pregunto Jaejoong pero al final no recibía respuesta - ¿estás escuchándome? - el menor estaba fijamente concentrado hacia enfrente, se podía ver como se acercaba a un semáforo que de pronto cambio a amarillo, el menor no parecía tomar en cuenta de la advertencia hasta que se puso en rojo para frenar con fuerza sobrepasándose por una llanta ante los otro coches. Después de unos segundos cuando la gente comenzó a cruzar la calle, Jaejoong estallo
- ¿¡que demonios te pasa!? ¡pudiste haber provocado un accidente! - pero solo los murmullos de la gente pasar se escuchaban - te estoy hablando Kim Junsu - el menor giro su cabeza para mirar a Jaejoong por unos segundos y devolver la mirada hacia enfrente, apretando el volante esperando impaciente a que el semáforo se pusiera en verde. Esos segundos habían sido eternos, Junsu se relajo deslizando sus manos hasta la parte baja del volante, soltando un silencioso suspiro para después sentir como el mayor colocaba su mano en el brazo - susu ¿estás bien? - su mano se removió hasta la del menor para apretarla. Junsu por un momento quiso girar su mano para entrelazar sus dedos pero el semáforo cambio a verde y salió con una velocidad media. Podía sentir la mirada del mayor atravesándolo, sintiéndose incomodo, todo el trayecto fue así hasta que llegaron a casa, ambos se quedaron en silencio ya con el auto estacionado hasta que el menor se animo hablar.

- Jaejoong, ¿puedo pedirte un favor? - pregunto Junsu mientras sacaba las llaves del auto
- dime - el menor suspiro y se giro hacia a él
- quiero que mañana regreses este auto a la agencia - Junsu coloco las llaves en el regazo del mayor
- ¿qué dices?
- lo que escuchaste, regrésalo de donde lo sacaste. No es necesario tener un auto último modelo solo para ir y venir del trabajo - el mayor no podía creer lo que el menor le decía, miraba el auto sin querer si quiera poder hacer lo que Junsu le pedía - pero si tanto te gusta a ti, quédatelo. Al fin y al cabo lo compraste con tu dinero, yo no lo ocupo para nada - Junsu decidió salir del coche seguido por el mayor
- ¿porque no lo quieres? ¿a caso hice algo malo? estas siendo muy cortante conmigo este día... entiendo que hayas tenido un mal día pero eso no significa que te tengas que desquitar conmigo - menciono Jaejoong fastidiado pero solo recibió un bufido de Junsu lo cual lo irrito mas - he tratado de complacerte, justamente había tomado este día para pasar tiempo juntos - reprocho Jaejoong
- waah~ lo lamento por ese sacrificio que tomaste, supongo que debió de haber sido muy duro dejar el trabajo para complacerme ¿no es así?
- sabes perfectamente que todo lo que hago es para ti y estoy consciente que prácticamente no tenemos si quiera una hora para estar juntos y por eso mismo estoy sacrificando todas las horas que pudiera estar contigo, que están siendo invertidos en el trabajo para poder reunir bastante dinero para no tener que trabajar por un largo tiempo - finalizo Jaejoong
- ¿y cuanto más tiempo piensas sacrificar ah? ¿qué tanto haces en la cocina que te lleva toda la noche? porque a lo que tengo entendido, a esas altas de la noche hay menos clientela... ¿a caso haces otra cosa aparte de cocinar? - el rostro de Jaejoong oscureció mientras enfrentaba por primera vez los ojos fieros de Junsu - ¿perdón? no te escucho.. ¿has estado mintiéndome?
- ¿de qué demonios hablas Junsu? ¡claro que no te miento! - el menor no podía creer el descaro de Jaejoong
- ¿estás seguro? dime la verdad Jaejoong ¿has estado trabajando en ese hotel todo este tiempo?
- por supuesto, no tendría porque... mentirte ¿porque crees que estoy mintiéndote?
- solo dime la verdad Jaejoong - pidió una vez mas el menor casi temblando - mírame a los ojos y dime la verdad
- ¿porque estas siendo asi Junsu? ¿porque no me crees? ¿qué te hace dudar de mi?
- porque simplemente no entiendo que hace un cocinero toda la noche... por eso ¡dime que es lo que haces toda la noche! - grito Junsu
- ¡por dios Junsu! ¡basta! - contrarresto Jaejoong gritando - no pienso seguir con esta discusión sin sentido. Al parecer fue un terrible error haber escogido este día para descansar
- si~ así de terrible fue tener que haber iniciado una relación contigo - ante lo mencionado el mayor se giro lentamente, casi petrificado
- ¿eso crees? - la mirada que Jaejoong le envió a Junsu  lo congelo, pero mas cuando este comenzó a acercarse
- c-creo lo que veo - menciono bajo
- ¿a si? ¿crees que pasar toda la noche trabajando para darte lo mejor es un error?
- ¿a costo de mentiras? - interpelo Junsu
- ¿de nuevo Junsu? dios santo.. - Jaejoong rodeo los ojos
- se un hombre y dime la verdad
- ¿quieres la verdad ah? la verdad es que ya no soporto estar discutiendo de algo sin sentido, tener que lidiar con tu mal humor de este día - a Junsu se le hizo un nudo en la garganta pero soporto
- que soy una carga ¿eso es lo que quieres decir? - el mayor lanzo su cabeza hacia atrás exhalando un largo suspiro, jamás creyó que Junsu podría  ser de esa manera
- no Junsu... - Jaejoong trato de aligerar las cosas, destensando su cuerpo - no eres una carga... eres una razón para hacer todo lo que hago - el mayor se acerco y lo abrazo. Junsu por un momentos se quedo confrontado pero al escuchar que era la razón por lo que Jaejoong hacia, se sentía incomodo, por el simple hecho de que Jaejoong ya ha estado con otros hombres
- ¿porque? - Junsu apretó sus ojos manteniendo sus brazos a sus costados - ¿porque tienes que hacerme eso entonces? - el mayor se separo para ver esos ojos negros que tenían un brillo debido a las lagrimas que se estaban acumulando
- ¿de qué hablas Junsu?
- lo sabes bien, ¿porque sigues negando la verdad Jaejoong? ¿porque? ¿porque me mientes?
- ¿de qué verdad hablas? dímelo...
- la verdad me la tienes que decir tu. Solo dime por última vez Jaejoong, ¿trabajas en ese hotel.. si o no? - Jaejoong comenzaba a tener sus sospechas ¿porque Junsu se empeñaba en eso? ¿ya sabía la verdad?
- ¿porque crees que no trabajo ahí? ¿a caso ya has ido? - contrarresto Jaejoong incapaz de responder la pregunta que se le había echo.
- responde a la pregunta... si o no
- no... no exactamente - vio que el mayor rompía el contacto visual - tomo otro trabajo aparte
- ¿que quieres decir con otro?
- hago la limpieza... me quedo la noche aseando - Junsu se quedo paralizado ante aquello, no se lo esperaba, por un momento creyó que Jaejoong podría sincerarse pero se equivoco, destruyendo cualquier esperanza hacia él
- estás diciendo que... aparte de cocinar, ¿haces la limpieza?
- si... - Junsu solo sacudió su cabeza tomando su cara para tratar inútilmente que sus lagrimas cayeran - Junsu amor, lamento haberte mentido... - Junsu mordió sus labios con fuerza - realmente lo siento - el mayor se acerco a el para quitar la mano de su rostro pero al solo contacto, Junsu retiro con fuerza su mano. Después de un momento tomo varias bocanadas de aire para verle a los ojos
- ¿estás realmente siendo sincero conmigo Kim? - Jaejoong no contesto al instante
- lo siento Junsu... se que no te he sido realmente sincero contigo pero, es la verdad
- ¿de verdad?
- si - Junsu chasqueo
- mentiroso... eres un mentiroso eso es lo que eres Kim - tomo a Jaejoong de su gabardina para mirarle más de cerca - odio las mentiras Kim, ¿de verdad eres lo que dices ser?
- ¿cuánto más vas a insistir Junsu? estoy cansándome de esto... ya te dije la verdad, Kim Junsu - el menor tomo suficiente valentía para abofetear el mayor
- ¿la verdad? ¿crees que me voy a tragar ese cuento? ¡creí que en algún momento podrías decírmelo pero no! ¡mentiras tras mentira! - Jaejoong toco su mejilla adolorida girándose al menor - ¡se toda la verdad Kim Jaejoong! ¡sé que no eres cocinero, ni mucho menos de limpieza!... te di tantas oportunidades de que tú mismo me dijeras pero no fue así. Estabas mintiéndome ¿y que si porque estoy tan seguro? porque se que tu verdadero empleo es estar follando con otras personas frente a una cámara, y eso.. aparte de eso, a que tuvieras la desfachatez de mentirme, de verme la cara de estúpido negándote una y otra vez, eso es realmente detestable - el mayor estaba sorprendido
- co-como...
- ¿cómo lo supe? te seguí... ayer por la noche te seguí, porque la noche antepasada visite el hotel en donde supuesta mente trabajabas en donde no me daban relación contigo, al escuchar la llamada que te hice en donde me confirmabas que en realidad trabajabas, tuve que averiguar por mi mismo... de lo ciego que fui todo este tiempo, de solo dejarme endulzar los oídos
- Junsu... puedo explicarlo
- ¿explicar? - el menor solo rió débil - claro, ¿ahora si quieres explicar no? ¿hasta cuándo tenias pensado ocultármelo? - de pronto Junsu coloco su dedo en la barbilla - oh ya recuerdo, después de haber juntado bastante dinero ¿no? - el mayor solo yacía cabis bajo - ¿pero sabes qué? no me interesa más los sacrificios que tengas que hacer, porque solo será para ti... porque no quiero depender de ti ni mucho menos seguir a tu lado
- susu-ah
- no.. me llames de esa manera - menciono con voz dura - no vuelvas ni siquiera a nombrarme, no de esos labios que besaron a otras personas.. con los mismos con los que me besabas - Junsu restregó su mano en sus labios varias veces fuertemente - que asco Jaejoong
- su - Jaejong trago saliva ante la mirada de furia - Ju-junsu, créeme que todo lo hice por ti, soporte tener que..
- claro.. ¿vas a decir que te tenían con una pistola para que lo hicieras? porque yo nunca te exigí nada Jaejoong, no puedo ver nada bueno en el sacrificio que has hecho, de todas las formas en las que me las quieras poner no hay justificación y menos.. y menos si yo soy el causante de esto, porque prefiero mil veces estar pagando renta en la pequeña casa que tuvimos y no en esta gracias a tu sacrificio nocturno
- solo quería lo mejor para ti - trato de justificarse el mayor acercándose con ansiedad hacia él
- no me toques... - expreso con acidez - no te atrevas... no te quiero cerca de mi
- no me digas eso Junsu, por favor no - imploro el mayor tomando de la mano de Junsu - perdóname, perdóname por mentirte todo este tiempo, fue un error todo esto Junsu, lo lamento de verdad... maldíceme, hazme lo que quieras pero no te vayas
- es tarde. Perdonar, no significa olvidar Jaejoong... hubiese entendido que quizás lo que te haya llevado hacerlo hubiera sido como ultimo recurso, sin embargo... no era necesario, pudieses incluso haber sido modelo en cualquier otro lugar pero ¡no para algo así! ¡y menos sabiendo que tenias una pareja Kim Jaejoong! - el mayor se dejo caer en sus rodillas aun sosteniendo la mano de Junsu - ¿sa-sabes lo que sentí cuando te vi? ¡no tienes la menor idea de lo que sentí verte con otro intimando! como le acariciabas y le besabas - el menor mordía sus mandíbulas, sus mejillas altamente brillantes por tantas lagrimas que ya habían descendido - ¿cómo pudiste hacerme esto? - el mayor rompió en llanto, sus palabras habían sido retenidas en su garganta ¿que mas podía decirle? sabía lo que había hecho y lo aceptaba pero no se hacia la idea de estar sin él - después de todo... ¿no fui lo suficiente para ti?
- ¡no! no digas eso Junsu... eres mi todo, tanto que fui a cometer una estupidez como esta, si.. pude haber tenido sexo con otros pero nunca los mire como te miro a ti, no hubo palabras de por medio y si el deseo que emergía de mi para poder hacerlo es porque pensaba en ti. La realidad me golpeaba cada vez que abría mis ojos y no eras tu... y  si jamás te tome es porque... porque realmente esperaba la ocasión especial para hacerlo, para el día en que te sintieras listo, incluso si hubieses preferido hasta el día de nuestra boda - Junsu sollozo fuerte mientras hacia todo lo necesario por no quebrar de lo que mas estaba - realmente te amo Junsu... eres el único
- eso creía yo... que era el único - el menor termino por retirar la mano que Jaejoong le sostenía - pero ahora no es así, desde un tiempo no lo fue así - el menor se limpio las lagrimas mientras ingresaba a la casa, dejando a Jaejoong hincado.

El menor con pasos decidido y un poco tambaleantes se dirigió a su cuarto en donde comenzó a buscar su maleta para echar toda su ropa, abrió su closet  desprendiéndolas del colgante para arrojarlas a la cama, una tras otra; así mismo junto con sus jeans y otras prendas mas. Guardando todo lo mas rápido y organizado, bañando una que otra prenda con sus lagrimas hasta tener todo preparado para salir de ahí, lo menos que quería en esos momentos es volver estar frente a Jaejoong, no quería volverse a enfrentar a él pero cuando menos lo espero al estar a punto de salir de la recamara, el mayor coloco un brazo en el marco de la puerta para privarle el paso, el menor trato de retirar e brazo pero Jaejoong ganaba en fuerza.

- déjame salir Jaejoong, no quiero repetírtelo una vez mas - sentencio Junsu reiteradamente queriendo pasar sobre el pero era en vano, el mayor ni siquiera movía un músculo - ¡se hombre por una vez y acepta las consecuencias Kim Jaejoong! - vocifero Junsu temblando de impotencia
- ¡acepto cualquier cosa pero menos dejarte ir! - respondió tomando de los hombros a Junsu - vas a matarme si te vas, por favor Junsu se que cometí un grave error, lo se, te mentí, pero mi intención nunca fue hacerte daño, ¡jamás!, ni mucho menos querer sustituirte porque nadie.. nadie puede hacerlo, ni lo haré - el mayor hablaba con el corazón en la mano
- los errores se pagan Jaejoong, ¿pretendes que me quede a tu lado después de esto? - el mayor suplicaba con la mirada - ¿de verdad eso crees? - Junsu carcajeo hiriendo a la persona que estaba en frente - no Jaejoong, tus lamentos no van a lograr nada, realmente estoy muy lastimado y aunque te quiera Jaejoong... simplemente no puedo perdonarte
- no susu-ah no... haré que le quieras, si tengo que arrodillarme, humillarme si eso es necesario lo haré Junsu, juro que lo hago... créeme que ya estoy pagando Junsu
- no es suficiente el estar aquí suplicándome
- ¿qué debo hacer entonces Junsu? - interpelo el mayor tomando el rostro del menor
- dejarme ir - susurro. El mayor solo negó varias veces y pego su frente - necesito alejarme de ti, necesito superar esto Jaejoong, necesito olvidar todo esto y no podre hacerlo.. mientras este aquí.

Se quedaron en silencio escuchando sus respiraciones y el corazón galopeando y no exactamente por emoción o ansiedad, eran latidos de frustración, de dolor y miedo.

- ¿eso es lo que quieres Junsu? - pregunto tenue cerca de los belfos del menor, mientras este asentía.

Con todo el dolor de su alma, Jaejoong abrazo con mas fuerza a el menor sin renegar nada, tenía la esperanza que su corazón puro e inocente de Junsu le perdonara pero no sabía, estaba seguro si eso pasara pero sobre todo, su temor era que nunca olvidara su error y que encontrara consuelo en otros brazos, eso si sería el peor de los castigos.

Al separa su cuerpo pequeño de él, medito un poco antes si debía hacer o no pero nunca sabía si esa sería la última vez que lo vería. Poso sus manos en su estrecha cintura y lo apego a él, viéndolo directo a los ojos para acercarse a sus dulces labios y así saborearlos delicadamente, como si no quisiera lastimarlos, aplacando toda esas duras palabras que había pronunciado en ella y le habían herido pero que era verdad. Con un poco de miedo el mayor paseo su punta rosada sobre sus labios tratando de persuadirle que le diera el ultimo pasaje hacia su cavidad, empujando sigilosamente en sus labios hasta que el menor se le otorgo dejándose invadir, ambos miembros bucales hicieron contacto enviando corrientes hacia su cuerpo, en vez de tomar el control su boca como siempre lo hacía, acaricio y le mimo, porque lo menos que quería el mayor es pretender querer dominarlo sino mas bien, darle el cariño, el amor y la dulzura que sentía por él.

Con todo el dolor de su alma sus labios se separaron buscando oxigeno, aun así Jaejoong se acerco de nuevo besando sus mejillas, la nariz, los parpados, frente, la cien hasta llegar de nuevo a sus labios plantando un casto beso. Deseando internamente querer poseerlo como siempre había querido, poder tenerle aunque sea una vez si esa sería la última vez que le vería pero no era el momento, solo con ese beso que Junsu le permitió darle le demostró que sus sentimientos hacia él eran reales. Y de esa manera fue como el menor suspiro para alejarse de él y así salir de la recamara dejando al mayor solo y con su pena.

Mientras Junsu caminaba decidido a salir, fugazmente volteo hacia la cocina en donde vio que la mesa estaba delicadamente adornada, con un pequeño arreglo de flores centro de la mesa. Se fue acercando temeroso hasta llegar a la mesa, paso saliva por su seca garganta tocando el suave mantel que lo cubría, llevando sus yemas hacia los pétalos de las rosas, queriendo volver a quebrar en llanto; esos mismos detalles que le hacían suspirar de amor por el mayor, que inevitablemente saco una de esas rosas del arreglo para aspirar su aroma, suavizando su interior, llevando esa misma rosa inconsciente al rededor de su rostro sintiendo como la textura suave le acariciaba a la cual le encontró similitud al tacto del mayor, siempre así de delicado cada vez que le acariciaba cuando estaba dormido o simplemente mientras charlaban por las mañanas antes de levantarse para ir al trabajo a la cual le costaba bastante trabajo querer romper con ese momento en el que se sentía querido. Por un momento dudo el querer irse, por que de todas formas Junsu le amaba pero estaba roto.

Aun con un poco  indeciso dejo la rosa en la mesa para retomar su camino hacia la salida pero un pequeño sonido agudo le obligo a devolver la atención, busco el material que había creado ese sonido hasta encontrarse con algo brillante cerca del final de la mesa, sus dedos tomaron el pequeño objeto en circulo hasta tenerlo en su mano y así examinarlo. Sus ojos se abrieron mesuradamente al ver que se trataba de un anillo, pero no cualquier anillo si no uno de compromiso, llevo automáticamente su mano hacia su boca tratando de ahogar un gemido, su mano temblorosa sostenía ese pequeño objeto para encerrarlo en un puño y llevarlo hacia su pecho, ahora todo su cuerpo estaba temblando de pies a cabeza. La mente del menor colapso sin poder pensar que hacer, volvió a mirar el anillo tomándolo para deslizar en uno de sus delgados y largos dedos la sortija, quedándole perfectamente, girando una y otra vez su mano para mirarlo en diferentes ángulos, pero cayó en la realidad de nuevo, su pequeña sonrisa se desvaneció. No soportando un minuto mas tomo el valor suficiente porque ahora temía el no poder salir de ahí, su error fue haberse acercado ahí.

Al estar a pasos de la salida, Junsu escucho claramente los lamentos de Jaejoong, estrujando mas su ya débil corazón, ya había tenido suficiente por esa noche, el llanto de Jaejoong retumbaba por la casa, Junsu aprecia estar enjaulado sin saber qué hacer, creía que un momento se desmayaría, por una parte decía que debía de correr hacia Jaejoong y abrazarle hasta quedarse dormido en sus brazos y por otra es que ahora mas que nada debía huir. Debatiéndose internamente por un tiempo, un poco de ruido lo alerto hasta encontrarse cara a cara de nuevo con Jaejoong al cual notablemente podía ver rastro de puro sufrimiento, escuchando su nombre un roto tono casi asfixiante, realmente el mayor daba pena con ese aspecto viendo como en sus cansados y rojizos ojos se deslizaban lagrimas. Fue en ese momento en que Junsu rasguño la puerta para dar apenas dos pasos hacia enfrente alertando al mayor, pero de pronto se detuvo diciéndose así mismo "¿que estás haciendo Junsu?" miro con ojos grandes al mayor cuando este dio paso hacia enfrente y eso motivo a que Junsu sin pensar retrocediera y tomara de las maletas para salir de la casa definitivamente, justo antes de cerrar la puerta escucho como Jaejoong lo nombraba pero este se limito a solo avanzar y a avanzar antes de que se lanzara hacia sus brazos como estuvo a punto de ocurrir.

- ¡Junsu! - grito desgarrado Jaejoong desde adentro de la casa, casi como si fuese apuñalado. Su cuerpo fue envuelto por un escalofrío, cerrando sus ojos para seguir hacia enfrente. El  frío de la madrugada lo golpeo haciendo titiritar, no soportando mas el frío tuvo la necesidad de tener que abrir la maleta para buscar algo con que calentarse.

Con unas manos temblorosas el menor rebuscaba entre su ropa, algo grueso para que le quitase un poco el frío, encontró una bufanda el cual enrollo a su cuello para después sacar un suéter, se los coloco sintiendo esa calidez, el suéter le quedaba un tanto largo pero aun así era confortable, aspiro de ese helado aire junto con un aroma conocida, su cuerpo se volvió a tensar y giro hacia atrás asustado pero no había nadie, poso su vista  su pecho tomando del suéter para aspirar de nuevo y confirmar que de ahí venia. ¿Cómo puede ser posible que Jaejoong aun estando ya lejos seguía ahí? siempre había algo que le hiciera recordarlo, que lo hiciera sentir bien aun cuando le había hecho daño, primero la flor con su caricia, ahora su suéter como un abrazo. "Ya déjame en paz por un momento" pensó Junsu tomándose de su cabeza, pero cada vez que respiraba esa fragancia invadía sus fosas nasales, se infiltraba su esencia en él creando de nuevo esos recuerdos cuando ambos eran felices, sonreían, se abrazaban, en donde el único sentimiento era amor y las palabras eran de cariño, que esta misma noche todo había sido lo contrario.

El aire que recorría esas calles se topaban con el débil cuerpo de Junsu, acariciándose así mismo para tratar de aumentar el calor, sus labios comenzaron a temblar, debía de irse de ahí antes de que pescara un resfriado ¿pero a donde iría? busco en sus pantalones su celular para teclear el numero de su amiga, aun estaba indeciso si debía marcar, era muy tarde. Un poco dudoso marco el numero, tras después de unos minutos la voz somnolienta de la chica apareció tras la bocina.

"Junsu-shi.. ¿Eres tu?"
"si..."
"¿pasa algo malo?"
"yo... termine con él.."
"lo lamento mucho.. debió haber sido difícil para ti ¿no es así?" El menor no respondió al instante y solo soltó un suspiro de cansancio
"lo fue"
"¿en donde estas? ¿quieres que vaya por ti? es tarde"
"estoy cerca de casa"
"bien.. en un momento estoy por allá"

La llamada finalizo y Junsu se dedico a cerrar la maleta para aguantar un poco mas de ese clima frío.

Después de un tiempo, la chica apareció frente al menor para después montarse al auto e irse.

...

Habían pasado semanas desde la última vez que Junsu había estado con Jaejoong, tratando de seguir adelante con su vida laborar, los primeros días habían sido muy difíciles sin embargo la chica le ayudaba a reanimarse y salir adelante, se sentía bendecido al tener esa persona en esos momentos a su lado.

- hey Junsu, iré a la tienda que cerca de aquí para comprar y así almorzar algo ¿de acuerdo?
- de acuerdo.. sabes que de aquí no me muevo - contesto Junsu colocándose junto a la caja

La joven salió por aquella puerta, mientras Junsu para matar el tiempo y no dejarse llevar por el hambre decidió pasear un poco un trapo para limpiar la repisa, mientras este limpiaba un cliente entraba a la tienda pero Junsu no presto atención.

- susu-ah - esa voz. Junsu volteo asombrado al mayor sin nada que decir - ¿cómo has estado? - pregunto el mayor tratando de entablar una conversación, Junsu solo carraspeo sin contestarle, estaba sintiéndose incomodo por ser víctima de la insistente mirada - te extraño - menciono Jaejoong lastimosamente sin seguir sin respuesta - no sabes como me haces falta susu-ah, realmente te...
- basta - la voz fuerte de Junsu resonó por todo el local - si no vienes a comprar nada, te pido que te retires - "¿desde cuándo Junsu era así de cruel?" pensó el mayor
- Junsu... te amo - no soporto mas el mayor para decirle esas palabras tratando de verle a los ojos y viera que era real
- si eso es todo, puedes retirarte - volvió a cortar Junsu
- ¿porque eres tan cruel conmigo?
- ¿porque eso es lo que te mereces? si eso...
- ya he sufrido bastante Junsu, el despertar y no tenerte a mi lado, el estar deambulando por la casa que cada día tu esencia se desvanece y es lo único que mantengo a lado mío, en que pienso en que estas a mi lado, no sabes lo horrible que se siente y que honestamente me arrepiento por haberte hecho eso, porque soy humano Junsu y me equivoque y te lastime de la peor manera - el menor no sabía que hacer, era un mal momento en el que estaban conversando - solo dime Junsu... ¿te gusta verme así? ¿estás contento? si tu intención era hacerme sufrir, lo has logrado como no tienes una idea... si he venido aquí es porque ya no soporto esta situación, siento que me estoy ahogando, siento que algún día de estos vaya a cometer una locura
- no eres el único el que sufre Jaejoong, aun tengo esos recuerdos en el que te vi con ese hombre, no puedo olvidarlo, es una tortura para mi también
- si solo - menciono Jaejoong tratando de atravesar es estrado que los separaba - si solo me dieras una oportunidad, o simplemente si me regalaras unos minutos contigo seria mas que suficiente... estoy que me muero Junsu, trate de respetar tu espacio, todo este tiempo me he restringido la oportunidad de verte pero no aguanto mas - Jaejoong tomo la mano de Junsu - no estoy pidiendo que lo olvides, solo que estés conmigo por unos instantes Junsu, por favor.

Tantas insistencias fue por parte de Jaejoong que Junsu decidió darle el si, esa misma noche había quedado ir a su "antiguo" hogar en donde Jaejoong le esperaría.

...

Como si fuese la primera cita, Jaejoong estaba intensamente nervioso, arreglando detalladamente todo para que fuera perfecto, las horas y los minutos se le hacían una eternidad, se había arreglado cuidadosamente, porque aunque se pusiera lo mejor, sabía que Junsu lo opacaría con esa belleza, se sentí del pro menor cada vez que Junsu aparecía en su vista.

Ducha hora llego, Jaejoong estaba de nervios, esta sería una oportunidad de oro para poder recuperar a Junsu, así que preparo mentalmente para no cometer ningún error, paseaba de ida y de vuelta esperándolo impacientemente pero éste no llegaba, comenzaba a preocuparse. Se sentó y bebió un poco de vino para tratar de calmar sus ansias, jugueteando con la copa hasta que la puerta fue golpeada haciendo que el mayor fuera rápidamente a atenderla, respirando profundo y así revelar la persona tras ella.

- Estas hermoso - fue lo primero que su boca arrojo haciendo que Junsu se sonrojara
- diría lo mismo - Junsu quería morderse la lengua, no quería hacerles cumplidos pero no podía evitar que se veía como un ángel.

Ambos se encontraban sentados uno frente a otro, mientras Jaejoong no para de sonreír haciendo que el menor se sintiera incomodo pero aun así, no negaba que esa sonrisa que hace mucho no veía le hacía sentirse como si hubiera regresado al pasado, por un momento decidió borrar todo lo negativo y tratar de al menos disfrutar de la cena que tanto Jaejoong había rogado por el que asistiera. Al terminar de cenar, el mayor sirvió en pequeñas porciones el vino, sabía que el menor no bebía alcohol sin embargo Junsu acepto el trago dando pequeños sorbos abriendo y cerrando sus labios para capturar el sabor.

- ¿pasa algo Junsu? - el menor negó
- no.. es solo que había ignorado el sabor de este delicioso vino - Jaejong sonrió mientras le daba un sobro al suyo

Apenas solo algunos tragos, las mejillas de Junsu estaban levemente rosadas haciendo que Jaejoong se removiera nervioso en su lugar, sentía que en cualquier momento se lanzaría hacia los labios pintados por el vino que lo hacían verlos exquisitos, pero debía abstenerse, cualquier movimiento en falso podría acabar con todo.

- Jaejoong ¿te sientes bien?
- ¿oh? si.. si me siento bien... de hecho mas que bien - "estoy hirviendo" pensó internamente . Inconscientemente se paro y fue acercándose a Junsu quien solo lo siguió con la mirada, bajo a su nivel para verlo mas de cerca
- Ja-Jaejoong ¿qué haces? - coloco una mano en el pecho para poner un poco de distancia
- solo uno... solo te pido uno por favor - el mayor tomo de la mano del menor para besar sus nudillos - uno - susurro cerca de sus labios para al fin juntarlos.

Con amabilidad y ternura los beso, masajeando lentamente mientras tomaba de su mano para entrelazar sus dedos, podía sentir como un cosquilleo en su cuerpo se incrementaba por lo cual necesito aumentar más el ritmo de sus besos, temiendo de que pudiese rechazarlo pero se arriesgo, volviendo a acariciar con su rosada lengua en los labios de Junsu que no necesito insistir mas porque el mismo Junsu le cedió el control total de su boca, dejando que el mayor se saciara pero por mas que él se negara, le disfrutaba ese contacto.

Ya de haber saboreando todo el dulce néctar de Junsu, sus besos fueron guiándose a su cuello, estaban tan entregados que Jaejoong no lo pensó, solo le besaba como siempre había deseado todo este tiempo, llevando sus manos hacia sus muslos acariciándolo mientras el menor comenzaba a ceder ahora por sus caricias, Junsu abrió sus piernas en donde Jaejoong se acomodo para estar mucho mas cerca de Junsu, degustando de su suave cuello y la fragancia que comenzaba a internarse en su ser, el deseo comenzaba apoderarse del mayor queriendo mas y mas de esa piel tomando las caderas de Junsu acariciándolo de arriba a abajo pero no fue así hasta que Junsu lo detuvo abruptadamente.

- n-no no puedo.. no puedo - las imágenes de Jaejong besando a otro comenzaron a saturarse la débil mente del menor, alejando las manos del mayor de su cuerpo
- no por favor Junsu... - lo detuvo antes de que huyera - lo lamento... me deje llevar, perdóname, se que necesitas tiempo, tomate el tiempo necesario pero por favor no me alejes de ti de nuevo, te lo suplico, se que el Junsu que yo amo y me ama esta en ti, por favor Junsu - el mayor bajo su cabeza en su regazo rogando de nuevo, sus manos se aberraban al cuerpo del menor
- yo... no sé qué hacer, realmente te amo Jaejoong, a pesar de lo que paso no dejo de querer estar contigo pero aun me duele e inevitablemente ese recuerdo regresa a mi, no estoy seguro si esto funcionara - expreso el menor tomando la cabeza de Jaejoong acariciando su cabello
- no te presionare, esperare lo que sea por tenerte a mi lado de nuevo y te juro por mi vida que no volveré a traicionarte pero por todos los dioses Junsu, regresa a mi.

Sin evitar mas, el menor se abrazo de Jaejoong, pudo ver finalmente que realmente estaba acabado y arrepentido, que podía ver tras de esos cristales profundos que le hablaba con el corazón, que de verdad estaba sufriendo como él o peor y por el simple hecho de que lo amaba y que Jaejoong se lo demostró sin importarle nada hasta el hecho de hincarse por su perdón, Junsu demostró piedad sobre él para darse una oportunidad de amarse nuevamente después de atravesar de tan amargo momento, porque la infidelidad del mayor lo había consternado tanto sin embargo, el amor que sentía por Jaejoong emergió en él.

Porque la verdad duele, pero la mentira mata.

Fin

1 comentarios:

  1. Anónimo8/09/2013

    Buuuuu lloreeeee mucho waaaaa!!!! Pobre jae y jynsu mi hermoso q malo fue estaba. Angustiada pensé q seria un final triste me encanto el fanfic wn verdad muxas gracias x ponerlo nynk pensé ver o leer a un jae suplikr x amor y perdón m dwjo así mal waaaaacomo no lo leí antes? lo volveré a leer xfis puedo copiarlo y guardarmelo para siempre ??? M encanto jaja creo q lo repito mucho pero m encanto es q hoy perdí al amor q creí estaba destinado a mi y no lo tengo mas si tubiera una oportunidad como su o jae m la daría sin dudar pero no hay mas q el fin cuando el dice q la ama perdón x decir esto en tu fic pero necesitaba escruburlo xq no lo puedo decir gracias por tu trabajo byee espero leer mas de ti

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD