Little Decoy

6 comentarios
Titulo: Little Decoy
Autor: Kodami
Pareja: JaeMin
Género: Slash, romance, Lime
Extención: Oneshot
----

Al verlo así, la personificación de la tranquilidad, con su piel dorada descubierta, la respiración acompasada en su pecho, cual baile eterno, todo aquello, hizo que su estomago diera un fuerte retorcijo, hace tiempo que sentía aquella molesta sensación, beso la boca del chico con una pasión que muy pocas veces mostraba, logrando que aquel a su lado despertase
- ¿Qué pasa Hyung? - Dijo aquel de cabello chocolate, mirándolo a los ojos,
- Nada, nada…solo quería besarte… - Dijo y sonrió. Eso se sentía tan bien.

***
No es que fuera el plan mas brillante del mundo, o el mas ingenioso, pero era valido para el en ese momento, camino decidido y sin importarle si arrollaba a quien fuese en su camino, dudo un segundo cuando lo tuvo al frente, pero se lanzo de todas maneras…
No era lo que el esperaba, un rechazo que le pareció tonto, casi superficial, “no quiero a alguien sin experiencia”, camino con algo parecido a la tristeza en su pecho, en ese momento de profunda melancolía no se dio cuenta que un chico pasaba a su lado
- lo siento… -Se disculpo cuándo choco al pasar a su lado, le mire un segundo y un relámpago cruzo por su cabeza, aquel chico le parecía ideal


- es una idea siniestra JaeJoong, no puedes utilizar a alguien así, para lograr que alguien se fije en ti, si ese tipo no te quiere tal como eres, no te merece, así de sencillo.
- No seas así YooChun, no todos tenemos la suerte de tener un novio lindo y simpático que nos amo desde el día en que te vio…
- Envidioso… Pero dejando eso de lado, creo que no deberías hacer eso, no es bueno que engañes a ese chico, lo estarías usando - Le dio una mirada severa, no quería ver a su amigo cometer un error, pero sabía que era testarudo, que a pesar de que dijera que no lo haría, acabaría haciéndolo de todas formas, ya no tenia caso persuadirlo, parecía tan seguro en su decisión.
- Como digas… - JaeJoong miro hacia otro lado, con esa mirada un tanto extraña, como si nada le importara más que lo que pasaba en su cabeza.

No tardo más de dos días en saber el nombre de ese chico, la escuela era un universo pequeño, la teoría de los seis enlaces se cumplía perfectamente, lo siguió hasta su casa, y antes de que el muchacho entrara lo a bordo de improviso.

- ¿quieres caminar? - Soltó con su sonrisa más seductora, el chico enrojeció y acepto, en todo el camino el pobre chico no hizo más que mirar al piso, ya que se sentía profundamente avergonzado.
- ¿Qué pasa? - Dijo buscando su mirada
- Lo … lo siento - Susurro su acompañante, el solo se sintió victorioso, alguien con ese carácter seria fácil de adaptar a sus necesidades tan “especiales”, tomo la mano del chico cuando llegaron a un lugar apartado, sintió un estremecimiento extraño, pero no le dio importancia, logro que lo mirara a los ojos…
- ChangMin…
- ¿Cómo sabes mi nombre…?
- Eso no importa, lo que importa es lo que esta aquí - Puso la mano del pequeño moreno sobre su pecho, cerca de su corazón.
- Yo no se nada de ti…
- Claro que si sabes…te he visto, siempre lo hago…no me mientas.
- Esta bien…si es verdad que te observo, pero, no tengo idea de cómo te llamas, no se nada de ti…
- Me llamo Kim JaeJoong, me gusta el color negro y los perros, tengo pocos amigos y no soy bueno en casi nada, solo se cocinar bien…y me gustas tú - Se lo dijo sin miramientos, el otro solo pudo bajar la cabeza un tanto avergonzado.
- Creo que esto es….es extraño para mí.
- Conozcámonos mas, hablemos, salgamos… ¿te parece que voy muy rápido? - JaeJoong sonrió de forma encantadora, el chico de cabellos color chocolate soltó un tímido “si”
- En ese caso… ¿te gustaría que tuviéramos una cita? - Espero bastante, demasiado para su gusto
- Si, me gustaría - Sonrió, le parecía extraña la forma en que el moreno sonreía, no sabia como describirlo, pero, había algo especial allí, algo que nunca había visto.
- ¿te parece mañana o…?
- Mañana esta bien…ahora….yo...me tengo que ir - Sin decir más que eso, salió corriendo tan rápido que lo perdió de vista casi de inmediato, supo por su voz que estaba nervioso de verdad, además no lo miro a la cara durante toda su conversación. Sonrió para si mismo mirando al cielo que comenzaba a teñirse rosa ocaso.

Apenas cerro la puerta de su habitación se echo a llorar, no sabia la razón, se sentía feliz pero aun así, lloraba, apenas lograba dimensionar lo que acababa de ocurrir, ¿había sido real? Sacudió su cabeza, y una dimensión se abrió en su cerebro, una que se cuestionaba todo, ¿Por qué había actuado JaeJoong así? ¿Acaso era una broma? ¿Que planeaba conseguir con eso? Odiaba eso de si mismo, cuestionar todo, debido a eso, era un ser tímido y temeroso…se metió a la cama, esperaba que fuera una noche tranquila.

Jae parecía un demente, no paraba de mirar a su alrededor
- ¿perdiste algo…?
- No - Fue la corta respuesta para YooChun y siguió buscando con desesperación a ChangMin, entro a clases frustrado por no poder encontrarlo.
- Supongo que no hiciste nada de lo que tengas que arrepentirte ¿o si?
- Yo nunca me arrepiento de las cosas y decisiones que tomo- Se sentía extraño, casi como molesto, sentía que sus planes no estaban saliendo como deseaba, era muy imprudente al no pedir el número del celular del menor o memorizar bien el número de su casa, se maldijo, pero algo mas había en toda su molestia, solo que no pudo verlo debido a su egoísmo.

Parecía algo alterado cuando lo vio, mirando el piso con los labios fuertemente fruncidos en una mueca expectante
- ChangMin- Llamo, y a pesar de su molestia, su voz sonó amable y cálida, haciendo que el chico de cabellos como el chocolate le viera a los ojos
- …h-hola Hyung… - Saludo
- ¿nos vamos? - Sonrió, se sorprendió a si mismo, ¡Había pasado una hora entera planeando la reprimenda del menor! .El asintió…caminaron sin rumbo por las cercanías de la escuela….eso era casi un sueño, solo faltaban los pétalos rosas de esos arbolitos cursis, no sabia como, pero caminando junto a ese chico, sentía tranquilidad, algo parecido a como se sentía luego de reír mucho junto a YooChun. No recordaba quien había hablado primero, solo que era una conversión muy cálida, animada y llena de risas, se despidió del menor, no sin antes registrar su número telefónico.

Cerro los ojos antes de dormir, los ojos del menor aparecieron en su mente, de un color miel oscuro… inocencia… sonrió y se giro sobre si mismo en la cama, esa sensación no desaparecía, pero no le molestaba.

Ese día se esmeraría, era un día cálido de primavera… suspiro
- Se supone que eso debería de haber sido - Maldijo mirando el agua caer sobre el vidrio de su ventana, no sabia si tomar el teléfono o no, recibió un mensaje de texto, Jae le vería en media hora, el mensaje no decía mucho mas, pero, tan rápido como pudo, se calzo su ropa mas cómoda y salió de la casa, en busca de ese chico que tanto quería.

JaeJoong mentiría si dijera que esa cita había sido cómoda para el, la verdad era que el menor parecía tener un habito que no había notado, el menor lo miraba fijamente a los ojos sin importar que, era casi como si mirara su alma, sus intenciones ocultas, y eso lo ponía nervioso “eso es una estupidez por dios…” se decía, intentando calmar su paranoico ser, “y pensar que solo es el comienzo…será insoportable mas adelante” tomo mas fuerte la mano del mas bajito y entro a la pista de hielo, reían, el era bastante torpe sobre el hielo, pero ChangMin parecía bastante hábil, dieron varias vueltas por la pista, al ritmo de una música que no entendían pero tenia muy buen ritmo, los ojos del menor seguían fijos en los suyos, su estomago había decidido que era bueno llenarse de mariposas cada vez que lo hacia, un tierno color rubí en las mejillas de ChangMin lo hacían adorable, irresistible… tan besable…sacudió su cabeza, siguió con una sonrisa que paso a ser verdadera en pocos instantes.

Era la tercera cita que tenían, las cosas comenzaban a ponerse interesantes según JaeJoong, sabia que era tiempo de hacerlo, de llevar las cosas mas allá, pero sin cruzar la línea, se metieron a un cine que exhibía películas antiguas, dieron muchas vueltas esperando decidirse por una de ellas
- ¿Qué te parece old boy? - Pregunto el mayor, su cita solo asintió, de todas formas, eran películas de las que el nunca había escuchado…

A pesar de todo, habían entrado a la película incorrecta, JaeJoong se había encargado de eso, aunque sin desearlo, claro, acabaron mirando una película sobre una chica y su hermosa voz, de su transformación para cumplir su sueño de cantar sobre un escenario, a mitad del filme, comenzaron las lagrimas, ya para el final, los pañuelos se habían acabado, por parte de ambos,
- Es un desgraciado…¿como pudo…? - Hipaba el menor, conteniendo sus lagrimas, Jae solo le daba golpecitos en la mano, no podía hablar, se sentía extrañamente culpable, pero a la vez tranquilo, Min se apoyo en su pecho, se sentía exhausto de tanto llorar, la canción del final, los hizo permanecer juntos hasta que aparecieron los “ inútiles” créditos, ambos se quedaron esperando que sus lagrimas se secaran por si solas
- ¿nos vamos? - La voz del mayor sonaba extraña, salieron lentamente hasta el baño mas cercano
- Gracias por invitarme -Dijo el menor de la nada, sonriendo para si mientras lavaba su cara
- No es nada…lo hago por que me gustas - Jae lo miro, su acompañante estaba sonrojado.

Caminando a casa del chico JaeJoong se las ingenio para sujetar su mano, y antes de llegar al pórtico de la casa del menor, unir sus labios en un roce suave, un beso mas tarde, un tibio calor en sus rostros, una mano tomar la otra con delicadeza, una risita de nervios al separarse
- quiero que dejemos esto hasta aquí…llevémoslo al siguiente nivel…ChangMin... ¿deseas ser mi novio? - La mirada del mayor era seria, el chico solo pudo bajar la cabeza un segundo y saltar sobre Jae al decir si. Sus labios se unieron otra vez, la felicidad llenaba a ChangMin, eso se sentía como un sueño…solo esperaba que durara para siempre.
Por otro lado, la felicidad de Jae era distinta, sentía que su objetivo se acercaba, casi se podía sentir en los brazos de aquel otro chico, sonrió y se separaron, los ojos caramelo del castaño se fundieron en los suyos, cuando se vieron a los ojos directamente, algo tenían esos inocentes cristales avellanados. Sintió una caricia en su mejilla y una sonrisa, su pequeño novio se, metía en su casa y el se marchaba hacia la suya

- Supongo que no hiciste nada de lo que tengas que arrepentirte ¿o si?
- Yo nunca me arrepiento de las cosas y decisiones que tomo

Las palabras de su amigo, pasaron por su mente y sintió su estomago pesado “no es culpa solo es…ahw… JaeJoong mientras todo salga como tu deseas…”

No pasó mucho antes de que la feliz pareja fuera reconocida por todos lados, todos hablaban de eso, y surgieron las mas espectaculares ideas de cómo nació este amor tan especial, Jae condimentaba esto besando a su novio en todos lados, donde la oportunidad se presentara, y eso a Min le ponía un poco incomodo, no era que no le agradara, pero se sentía intimidado por la cantidad de miradas que atraían, pero, se guardaba ese sentimiento, Jae parecía tan feliz, no quería arruinarlo.

-¿Quieres esto? - Dijo Jae seductoramente, haciendo al menor caer sobre la cama del primero, con las ropas fuera de su lugar
- si…- Solo pudo decir el castaño antes de siquiera pensarlo, todo era nuevo, cada sensación, todo, roces…un gemido de placer y luego un beso que jamás pensó recibir, apasionado, desenfrenado. La primera vez nunca se olvida…

Era extraño, desde ese día, ya no podía ver a ChangMin de la misma forma, solo veía lo bueno que era, su inocente mirada que aun seguía allí, a pesar de que el se la había llevado, la forma en que le miraba el menor, su forma de moverse, hacían que su pecho se acelerara, y se odiaba “no puedes quererlo a el ahora…” la voz del chico la parecía mas dulce, sus caricias mas suaves, su piel mas ligera, sus ojos pasaron a ser fuentes de miel en lugar de solo ojos, sus labios fueron irresistibles, sus abrazos un alivio, sus palabras de cariño eran como un trago de agua en el desierto, ya casi sentía que ese chico de cabellos como el chocolate era necesario en su vida, una sonrisa en su rostro todo el día, el buen humor, todo le parecía maravilloso… eso significaba el pequeño para el…
Quizás todo fue según su plan en un inicio, pero ahora, no todo era así…su pequeño novio se veía distante, como si algo malo ocurriera con el, al principio no le importo, pero ahora…solo discutían, además, la persona que el quería, estaba con otro ahora “gracias por ayudarme a dar con el, eres muy bueno JaeJoong…” aun resonaba en su cabeza, como ese maldito podía estar con el, con el capitán de un equipo de tenis, “ no sabes cuan feliz me hace estar con YunHo…pero…tu ya tienes novio ¿no?” la furia por un segundo lo inundo, “¡ yo que hice todo esto por ti…bastardo!” dio un golpe a la pared de su habitación, su teléfono sonó y casi tumba su mesa de noche por contestarlo
-¿si?
-JaeJoong…estas…ocupado…? - La tímida voz del chico al otro lado de la línea lo estremeció, anhelaba oír su voz, hace tres días que no se hablaban, tres días que se habían peleado fuertemente, otra vez, por una estupidez, por culpa de el…
- no minnie, no hago nada…
-entonces, ¿puedo verte cerca de tu casa en media hora?

El sol de verano aun no se marchaba…y junto con el…
- creo que lo mejor es darnos unos días…ya sabes, peleamos mucho últimamente, no quiero terminar odiándote, no quiero dejarte, pero, esto ya es duro para mi así como esta… ¿imaginas que se ponga peor? Lo siento JaeJoong, ya no puedo mas…- Las palabras de ese niño, le calaban hondo, las frases salían de el como si no le dolieran, su mirada…no sabia mucho de eso, la suya estaba llena de lagrimas
- pero...yo…yo…- Un ultimo beso y luego una frase, “quiero hacer esto, por favor, solo será un tiempo, no hemos terminado, solo….estaremos lejos…” ChangMin se marcho, con pasos veloces, escapando del dolor, de que ese hermoso ser le viera llorar.

Las siguientes semanas, fueron un infierno, las fuerzas que sostenían su cuerpo se habían marchado, jamás pensó que ese chico le haría sufrir así, quizás, se había enamorado de el… si no? … ¿Por qué tanto dolor? Se revolvió en su cama, alejando ese pensamiento de su cabeza, “¡no seas idiota! Sabes que lo necesitas” Su salud había decaído bastante, ya no era el mismo…quizás, Jae estaría mejor, pero pronto noto que el chico era un zombie.
***

No recordaban como, pero las cosas habían surgido de tal manera, que la mano del mayor se abría camino muy lentamente entre la piel y las molestas ropas del moreno, besos apasionados recorrían sus ardientes pieles, acariciando el cuerpo del otro como deseando jamás olvidarlo, surcando cada milímetro, recordando cada detalle, los labios de JaeJoong buscaron ese esquicito cuello de morena piel, logrando sacar un gemido de los enrojecidos labios del otro, ninguna palabra en el aire, solo sus gemidos, las ropas de ambos cayeron al piso, Min dio un paso adelante tumbando a su compañero en la cama, marco su pecho con lamidas y succiones por todo el lugar, llegando a cierto punto de sumo placer para Jae
-…min…- Su nombre en suspiros, gemidos, las caderas del chico pedían mas y mas rapidez, mas y mas - no…no… - Los cuerpo se juntaron, la piel les ardía, quemaba, ahora Min se hacia del cuello de Jae mientras este acariciaba el cuerpo del otro, dando con una de sus manos un masaje suave por toda las masculinidad del castaño.
-hyung, allí no, es asqueroso… - La primera queja del menor fue entre gemidos de placer, Jae siguió en ese lugar escondido de placer
- no lo es….nada de MI ChangMin lo es - Siguió su camino subiendo por las nalgas y la espalda del chico, besando las leves marquitas dejadas por el sol que allí habitaban, tomo la cintura del chico, apegando mas su pecho a su espalda, beso su nuca, dándole a ChangMin un escalofrió que le hizo gemir, sentían que ya no podían mas, la presión de sus excitados cuerpos debía salir o enloquecerían, Jae cambió posiciones, quedándose abajo y enlazando sus piernas en las caderas de ChangMin, besando sus labios con pasión mirando sus ojos decidido. Era incomodo, sentir aquella invasión, pego su pecho al del menor, haciéndole la tarea mas fácil,…una…dos…tres…cinco…treinta…ya no podía pensar bien, el placer lo inundo como una ola que nacía en medio de su cuerpo, el aire se escapaba y pronto perdió el control sobre si mismo, miraba los ojos de Jae directamente, aunque los ojos de ambos estaban casi cerrados, sus manos entrelazadas a costados de la cabeza del chico, gemidos roncos, llenos de placer, las piernas de Jae se ajustaron al cuerpo del otro, el clímax se acercaba
- mas….yo…no…mas…- el ritmo creció, hasta hacerse insoportable, un fuerte clímax y ambos expresaron con sus voces aquel inmenso placer.
- creo que me enamore de ti -Dijo Min entre jadeos
- si…me paso lo mismo - Un beso y la noche pasó sobre ellos, sin poder separar sus cuerpos abrazados.

Al verlo así, la personificación de la tranquilidad, con su piel dorada descubierta, la respiración acompasada en su pecho, cual baile eterno, todo aquello, hizo que su estomago diera un fuerte retorcijo, hace tiempo que sentía aquella molesta sensación, beso la boca del chico con una pasión que muy pocas veces mostraba, logrando que aquel a su lado despertase
- ¿Qué pasa Hyung? - Dijo aquel de cabello chocolate, mirándolo a los ojos,
- Nada, nada…solo quería besarte…- Dijo y sonrió. Eso se sentía tan bien, sabía que su corazón era completamente de ChangMin y de nadie más.

A la lejanía, podía ver a ese chico, el mejor amigo de su novio reír, apretó la mano de JaeJoong “ gracias por hacerme olvidar a YooChun...” se dijo, mirando al chico a su lado todo parecía distante y perfecto, como debió ser siempre. Después de todo, JaeJoong nunca sabría que lo había utilizado pata dejar de pensar en Yoochun.

…¿Quién usaba a quien?...una duda que no se atreverían jamás a decir.


*Fin*

6 comentarios:

  1. OMG!!
    q bueno q terminaron juntos, no podría imaginarlo de otra forma *---*! nyaw~ me gustó como narraste el lemon! :3! esta cutesoso!
    Muy lindo el fic *-* necesitaba un buen JaeMin y me lo daste, sankyu~ ;D!

    Bae~

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/28/2010

    Me gustó mucho!! >< ...
    escribes muy muy bien!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/13/2010

    gracias >w<
    que lindo que les haya gstadoo!
    ( la autora xd)
    KODAMI!

    ResponderEliminar
  4. Lindo >3< Adoro a este par >3< son tan hermosos juntos... El OS estuvo hermoso :3 Ojala y sigas escribiendo sobre esta pareja :3

    ResponderEliminar
  5. ke escandaloooo
    mueroo x_X los dos se utilizaron y terminaron enamorandose replop!!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/04/2011

    LOL;
    Los dos se usaban~ >3<
    Me gusto que terminaran juntos, que se enamoraran.
    De verdad lo amore (?)

    Ai.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD