¿Y si te beso?

3 comentarios
Título: ¿Y si te beso?
Autora: DominicanCassiopeia
Pareja: YooSu, JaeChunSu
Género: Lemon
Extensión: OneShot.
Nota: Ya que mi querida hija Melón quería lemon yo como buena madre la complazco *w*
------

- tardarás mucho?-

- mmm no, más o menos 10 minutos, hay mucho …shh tráfico-

- ok … quien está contigo?-

- conmigo? nadie amor, ando solo-

-uhm! seguro? me pareció escuchar que mandaste a callar a alguien-

- de seguro fue el viento amor, debo colgar, te amo~-

Aunque normalmente esas palabras lo hubieran calmado dada la ocasión sólo lo dejo más inquieto, miró el teléfono y lo apretó contra su pecho buscando calmar sus pensamientos y confiar en él, de seguro estaba dándole demasiada importancia a algo tan estúpido, después de todo es lógico que al andar conduciendo se escuche ese sonido raro, pero , no que estaba atorado en el tráfico?.

- Ash Yoochun!! - grito sin más llevándose las manos a la cabeza y dejando caer el teléfono a la alfombra - no me digas que… ahh no, no señor, esto no nos puede estar ocurriendo, mi madre siempre me dijo que era un gigolo pero nunca le creí- de no ser por el sonido del teléfono de seguro hubiera continuado con su diálogo.

- Hola?-

- Amor, cuál es tu fruta favorita?-

- eh? por qué me preguntas eso?-

- Anda dime, no tengo mucho tiempo?-

- Fresa, espera, como que no tienes mucho tiempo?-

- Debo colgar amor , saranghae~-

- Espera Yoo … - y volvió a suceder, antes de que sus dudas estuvieran resueltas le colgó el teléfono dejándolo con aun más dudas.

Los minutos pasaban mientras el caminaba por toda el living como león enjaulado, su camisa ya estaba sudada, si eso era lo que Yoochun quería ya lo había conseguido, darle en que pensar; Por un lado confiaba en él y lo amaba con locura, pero por el otro sabia del pasado de Yoochun y sentía miedo de que el castillo de arena que habían construido juntos se derrumbara.

8:15pm, era oficial, estaba a punto de explotar de angustia; Se suponía que a las 8:00pm Yoochun estaría en el departamento sentado frente a una mesa y con un ramo de rosas en las manos, después de todo cumplirían un año de casados y eso era lo que al menos pensaba que merecía; Tomó otro baño y al reloj marcar las 8:30pm se quitó el traje de seda y vistió su pijama.

-No lo comprendo, porqué hoy? en nuestro aniversario? - se quejaba sujetando fuertemente la almohada y secando con el torso de su muñeca sus ojos que ahora derramaban varias lágrimas - esta nunca te la perdonare Yoochun, nunca- le dio un sorbo a su copa de vino que estaba sobre la mesita de noche y suspiró mientras miraba hacia el techo.

Unos minutos -y varias copas de vino- después escucho la puerta abrirse, respiro profundo y se levantó de la cama dispuesto a darle el santo sermón que aquel se merecía, pero como si fuese una mala broma todas las luces del apartamento se apagaron, nada parecía tener energía porque ni siquiera la lámpara que estaba sobre el buró daba luz.

- Yoochun? - pregunto asustado mientras guiándose de su tacto se abría paso por la habitación - no me importa que no te vea, de todos modos tenemos mucho de qué hablar-.

Continuo caminando hasta que -después de casi romperse los pies con cada bendita mesita que encontró en su camino- llegó a la cocina, el lugar de donde provenían extraños ruidos.

-Yoochun, estas aquí?-

Escucho algo parecido a una risa, se llenó de escalofríos al sentir una fría mano recorrer su espalda.

- AHH q.qui.quien e.es!? - gritó con lo que dio su garganta alejándose de donde provenía esa mano.

- Rayos Junsu, quien más entraría a un departamento que solo abre con tarjeta de identificación?, a menos que tuvieras un amante- se sintió aliviado al reconocer esa voz.

- uff Yoochun, no me asustes asi… - aun cuando no lo veía se llevó la mano al pecho buscando tranquilizarse, una vez más calmado prosiguió - dónde estabas? qué horas son estas de llegar en nuestro aniversario? porque no me llamaste para decirme que llegabas tarde? con quien esta... - de no haber sido porque sus labios fueron acallados hubiese continuado su sermón.

El otro lo besaba con fervor y ahínco; se sintió desvanecer cuando aquella escurridiza lengua se coló dentro de su boca y le robo el aliento, su cuerpo era acariciado y muy bien atendido por aquellas hábiles y expertas manos, esto, con seguridad, había hecho desaparecer todo su enojo.

No notó cuando la camisa de su pijama le fue quitada, solo supo que estaba sobre la mesa de la cocina por el sonido de los utensilios cayendo al suelo.

- mmm - gimió al sentir como atacaba su cuello sin dejar un solo espacio sin besar -ahh Yoochun - el otro solo sonrió contra su piel, le encantaba tener la sensación de saberse la razón de esos gemidos.

- si?- levanto el rostro y busco con su tacto las manos del otro - perdóname por tardarme, te juro que todo tiene una explicación - y de nueva vez lo besó, arrancándole cada molécula de aire obtenida.

Era como la gloria misma, su lengua recorría toda su boca, una de sus manos se encontraba sujetándolo por la nuca, otra levantaba su espalda y otra acariciaba sus piernas…??!!

- Yoochun?! Que es… - dijo más que interesado alejando un poco su boca.

- shh… es solo… mm ya verás- rió y lo sentó sobre la mesa. - esto es por lo que me tarde tanto - era difícil de ver pero gracias a la luz que se colaba desde la ventaja pudo ver una silueta más o menos conocida.

- Ja.Jaejoong? -

- Si, pero él es solo parte de mi juego baby - y aun sin poder verlo se imaginó la sonrisa malvada que se dibujaba en el rostro de Yoochun - veras, quise hacer algo diferente, te juro que nunca lo olvidaras - extendió las palmas y Junsu le ofreció sus manos, Yoochun las beso y el rubio que estaba detrás de ellos se acercó.

- a.ah, qué es esto? - se quejó al sentir sus muñecas presionadas.

- parte del juego - rió Jaejoong mientras movía su dedo índice por todo el pecho del pequeño aturdido.

- que planean hacer conmigo?-

- hacerte pasar un buen rato - dijo el de voz ronca tomando a Junsu por la cintura y cargándolo hasta la habitación, siendo seguido por Jaejoong.

Lo acostó sobre la cama y Jaejoong se encargó de bajarle el zipper, esto no dejaba de parecerle loco pero aun asi sabía que terminaría disfrutándolo.

- asustado Junsu? - rio Jaejoong al ver su dudoso rostro - no te morderé - susurro acercándose a su oído sacándole más de un escalofrío – a menos que asi lo quieras- vio la silueta de Yoochun caminar al otro extremo de la habitación, llevaba en sus manos una copa de champaña y por el sonido de la tela comprendió que se había sentado en el sofá negro.

- Yoochun?-

- Quien se encargara de ti por ahora seré... yo, asi que solo... disfrútalo - el otro lamia su oído y pellizcaba sus pezones sacándole más de un gemido, desde el otro lado de la habitación se escuchó una risita grave.

Jaejoong continuaba bajando y besando cada área, desde su cuello hasta su ombligo en donde se entretuvo con los escandalosos gemidos del más pequeño - Yoochun tiene razón, eres muy sensible- aun con poca luz pudo ver la cara sonrojada del delfín, ya no decía nada ni se quejaba, solo apretaba los ojos y pegaba sus muñecas atadas a su pecho tratando de controlar cada oleada de placer.

Siguió descendiendo hasta llegar a sus pantalones, con una sonrisa en el rostro los retiro y con descaro acaricio el miembro ya despierto del sonrojado; “no se atreverá, no se atreverá” pensaba el otro mientras miraba con mucha atención -y con un solo ojo abierto- como Jaejoong tomaba entre sus manos su miembro.

-ahh~ - gimió apenas sintió el roce de la cálida lengua del mayor, este por su parte no se detuvo, su objetivo era hacerlo gritar al máximo y no descansaría hasta lograrlo; En un rápido movimiento lo engullo por completo.

- m.mm m.mm de.deten..Detente - suplicaba apretando los ojos y tratando de alejar a Jaejoong pero las esposas se lo impedían.

- solo hace lo que yo le ordeno - se escuchó la voz de Yoochun seguido de pasos acercándose, se sentó al lado de Junsu aun con la copa en las manos.

- Yoo... chun… s.si no se deti… ene… - lo miraba con dificultad y trataba de articular palabra entre succiones y lamidas.

El otro sonrió y acerco su boca a los labios del pequeño, regalándole un beso con sabor a champaña.

Jaejoong aumento la velocidad de sus succiones y Junsu se sintió desmayar, cada lamida lo elevaba más a la gloria, cada vez que esa lengua tocaba una fibra de su miembro su mente daba mil vueltas.

- MMM... MMM... - gimió con fuerza aun con los labios pegados a los de Yoochun, este aprovecho para tomarlo por la nuca y colar su lengua nuevamente, recibiendo cada gemido de su escandaloso esposo.

Jaejoong reía mientras lo masturbaba, disfrutaba ver que todo lo que habían planeado estaba funcionando, no solo Junsu estaba llegando a su límite sino que el también, al escuchar tantos gemidos se empezaba a sentir necesitado.

- creo que es suficiente - susurro Yoochun rompiendo el húmedo beso y acostando la cabeza de Junsu sobre la blanca almohada, el mencionado respiraba rápidamente y miraba -con los ojos entreabiertos- como Jaejoong soltaba su miembro para después lamer cada rastro dejado sobre sus dedos.

- Fue un placer - se levantó - Buen Provecho y Feliz Aniversario - sin más salió de la habitación y el sonido de la puerta cerrándose les indico que había abandonado el apartamento.

- … Chun… mm… Chun… -

- Si? - dijo con voz ronca a la vez que acariciaba el miembro del pequeño.

- ah … Chun … por favor yo … - apretó los ojos fuertemente y dejo salir un agudo gemido -te nece … sito -

- lo sé - sonrió y se arrodillo sobre la cama, se acercó hacia él y tomo sus manos esposadas - ves cómo me tienen tus gemidos? shit ... - dejó que sintiera lo necesitado que el también se encontraba - i need you too - se mordió los labios ante la mirada del otro y se bajó el zipper para luego tomar con una mano su miembro.

- come here - para muchos aquello pudo haber sido inaudible pero Junsu lo escucho claramente; se levantó y se colocó de espaldas al otro, brindándole una maravillosa vista de su perfecta S Line. El mayor retiro las esposas, una sola mirada bastó para que comprendiera en el problema que se vería metido si no lo hacía.

No perdió tiempo y rodeo la cintura del otro con su brazo, rompiendo cada centímetro que los distanciaba - you taste so good - le susurraba mientras sus labios se encargaban de besar sus hombros, el otro colaba la mano dentro de su camisa buscando sentir más la piel de su amado, la jaloneo varias veces hasta que el mismo Yoochun decidió detenerse por unos segundos y complacerlo, dejando que este besara su pecho y tocara cuanta piel encontrara -y deseara-.

- enough - gruñó tomándolo de las manos y juntando sus labios nuevamente; noto una sonrisa en los labios de Junsu, rió también - disfrutemos esta noche tanto como nuestra primera vez-

-recuerdas nuestra primera noche chunnie? - pregunto el otro mientras su cabeza era acostada sobre la blanca almohada.

- cómo olvidarlo, esa carita sonrojada, mi nombre sonaba tan lindo en tus labios baby – sus manos se deslizaban por su rostro, como memorizando cada fibra, por alguna razón la luz de la luna lo hacía lucir más angelical; el otro solo sonreía y observaba como la mano de su amado esposo lo examinaba.


- Chunnie –


- Disculpa, iré a lo que estamos –


- No … Chunnie … -


- Uhm? Que pasa?-


- Gracias –


- Gracias? Por qué? –


- Por ser parte de mi vida –


- Que cosas dices tonto… mm asi que agradeces que casi te haya violado en el closet del conserje? Sabía que eras un pervertido-


- Nunca me negué …-


FLASHBACK.



Simulaba estar interesado en la pizarra que le quedaba de frente, pretendía estar tranquilo y muy concentrado… podía tratar de engañar a los demás, pero no a sí mismo.


Sabía perfectamente que aún lo observaba y sin importar cuan mal le devolviera la mirada el continuaba haciéndolo, era simplemente... Frustrante.


- En serio seguirá mirándome?- se preguntaba mientras apoyaba su barbilla en mano derecha – por más lindo que sea esto ya pasa lo normal -


- Kim Junsu… -


- Huh? – el sonido del libro que era golpeado sobre su escritorio hizo que diera un salto sobre la silla y levantara la vista rápidamente.


- Está prestando atención?-


- En realidad no, me duele mucho la cabeza, me permite ir a la enfermería? –


- Siempre con la misma excusa –


- No sería peor si me desmayo en plena clase? Es un desconsiderado –


- Bien, supongo que como esta tan débil no puede ir solo, el chico nuevo te ayudará, joven Park si no es mucha molestia –


En su mente el señor Leeng era asesinado una y otra vez; suspiró derrotado y se levantó de su asiento.


-espero que se recupere pronto joven Kim-


- Asi lo hare – pronuncio antes de abandonar el salón de clases siendo seguido por el otro.


Caminaba como bestia enfurecida por los interminables pasillos, podía escuchar como el otro apresuraba el paso para alcanzarlo.


- No tienes por qué seguirme, sabes que no necesito ir a la enfermería – se dio la vuelta y enfrento al otro – porque ríes?-


- Es cierto lo que dicen de ti, eres un malcriado –


- Ah si? y si te molesta tanto porque no dejas de mirarme, acaso crees que no me doy cuenta?-


- Nunca dije que me molestara, de hecho, me gusta … tú me gustas –


- Q.que dices? –


- Que tú me gustas, también eres sordo? – se acercaba lentamente dejando al otro más cerca de la pared.


- Aléjate de mí, maldito pervertido!-


Yoochun sonrió y tomo al otro por las manos, Junsu forcejeaba y se quejaba; vio una puerta que decía “Janitor”, no tuvo más opción que encerrarse allí dentro con él.


- Ash! Déjame ir, suéltame! –


- Esa voz tuya es demasiado chillona, alguna vez te lo dijeron? –


- A ti que mierda te importa, te juro que si no abres esa puerta ahora mismo yo … -


- Tu qué?! – golpeó la pared con su mano derecha asustando al más pequeño quien solo lo miro sin pronunciar palabra alguna – que harás si no la abro? –


- Y.yo .. y.yo … -


- Y si te beso? - se acercaba peligrosamente a sus labios, podía sentir la respiración del otro chocar contra su cara, para tratar de impedir que continuara se cubrió el rostro con ambas manos – awww – dejó salir un quejido al sentir sus manos sobre la fría pared.


Yoochun rompió cada centímetro al juntar sus labios con los ajenos, Junsu se quedó inmóvil aun sin creer lo que acababa de ocurrir, nunca en los 18 años que llevaba de vida imaginó que su primer beso seria dentro del closet del conserje y con un extraño acosador; Yoochun por su parte tenía ya un largo historial en esa materia, a su corta edad era ya un experto en brindar placer con apenas una mirada , siempre lograba lo que se proponía y la conquista de ese hermoso chico de cabellos negros, sonrisa perfecta y bien trabajado trasero no sería la excepción.


En el momento que Junsu abrió la boca para protestar la mano que se encontraba sujetando las del otro bajó hasta su nuca, aprovechando para introducir su lengua brindándole unas deliciosas corrientes eléctricas a un anonadado e inexperto Kim Junsu.


Se sentía bien, demasiado, y eso era lo que se temía, nunca había experimentado esta sensación; cerró los ojos y se arriesgó a probar la boca de su atrevido compañero, aunque fue un tanto torpe al principio al pasar de los minutos y con ayuda de Yoochun ganó más confianza y se aventuró a ir más profundo.


Cuando ya sentía que el aire gritaba “aquí falto!“ se separó y con la cara color rojo manzana miro a Yoochun.


- asi que eso es lo que harías? – con su dedo índice –y mirándolo fijo- recorrió del labios de Junsu –ya sé para la próxima – sonrió y abrió la puerta del closet para luego colocarse ambas manos en los bolsillos y caminar hacia el salón de clases, dejando a un muy confundido y hasta cierto punto, excitado Kim Junsu en las sombras del closet.


FIN DEL FLASHBACK.


- A.ahh Yoochun – se aferraba fuertemente a la espalda del otro, cada embestida lo dejaba alucinando; Yoochun ya había encontrado el punto que lo volvía loco, sin duda poco faltaba para que aquel encuentro terminara.


- Te gusta verdad? – pregunto con cierto cinismo levantando el rostro y mirándolo fijo, disfrutando de sus ojos entrecerrados y sus labios abiertos, buscando aire para poder seguir consciente.


- Aa.ahhh – fue su única respuesta; el otro sonrió, no era necesario que Junsu respondiera, lo amaba y lo único que deseaba era hacerlo feliz.


Pocos minutos faltaron para que ambos lograran un delicioso orgasmo; el menor reposaba sobre el pecho de Yoochun, allí, en silencio, en la obscuridad… solo ellos.


- Te amo – dijo Yoochun de repente haciendo que Junsu levantara la cabeza y lo mirara con cara de extrema sorpresa.


- Y porque lo dices asi de la nada?-


- Porque asi lo siente mi corazón-


- Yo también te amo, ratón pervertido-

3 comentarios:

  1. Anónimo6/09/2011

    Sissy!! *O*
    Como siempree... te lucistee! :3
    me encantooo! triotriotriotrio...

    ResponderEliminar
  2. Himenie6/12/2011

    Me encanta el YooSu, y mas si es lemon *-* Ame la aparecion de Jaejoong, las ideas de Yoochun ... ¬¬
    Me gusto el fic! Continua asi

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/25/2014

    Woooaaaooooo que hermoso es mi Yoochun. Me encantaaaa esa parte sexy y varonil que solo el es capaz de ispirar el las autoras talentosas como tu gracias por este fic. Eso de y si te beso.... Y lo de mi nombre sonaba tan lindo en tus labios baby... Bieno eso es un.doble woooooo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD