Inmortal Enemies

17 comentarios
Titulo: Inmortal Enemies – Amigos inmortales –
Autor: DominicanCassiopeia
Pareja: JaeMin
Género: Vampiros, Lime
Extensión: Oneshot
Nota: Cuando esta en cursiva es el recuerdo de Changmin
----


“Prologo”

Otra vez aquella pesadilla que te quita por completo el sueño y te hace temblar sobre la cama, buscando aferrarte a alguna almohada y descargar tu miedo … tu confusión, por que es como un CD rayado que repite la misma melodía una y otra vez dentro de tu cabeza:

- Tú - sentía como aquel dedo lo señalaba y esa palabra se mostraba dura como piedra, sin alma, sin vacilació.

Fue entonces cuando te diste cuenta que ese cuerpo no te pertenecía y que por mas que lo intentaras no podrías levantarte, aquella no era tu piel, aquel no era tu aroma, simplemente aquel no eras tú; te encontrabas arrodillado delante de aquel verdugo y era imposible despertar de tan terrible sueño.

- Por haber deshonrado el código del clan y haberte enamorado de un mortal … Eres sentenciado a vagar por el mundo en busca del Medallón de Hades y la sangre de su guardián, poseerás juventud y habilidades únicas, tendrás belleza y la luz del día no te hará sufrir … pero solo despertarás de tu letargo cada 100 años, cuando el heredero de turno cumpla la edad suficiente y el alma de Hades luche por ser desatada … - y viviste cada palabra dicha, cada expresión de aquel anciano de bata negra con capucha, bajaste el rostro resignado a tu castigo y tus manos fueron amarradas a tu espalda.

- ¿Algo que decir antes de irte? -

- No… Padre, tu hijo esta listo para enfrentar su destino - aquellas palabras salieron de tu boca y fue aun mas extraño, era un tono de voz afligido, lloroso, melancólico.

- Que así sea hijo mío... Que así sea - aquel sujeto de cabellos blancos se dio media vuelta y podía jurar que viste algo parecido a una lágrima pero al sentir a los verdugos halar tus brazos perdiste el rastro de su rostro y sólo viste el negro de la noche, la espesa tiniebla -



****

Me quedo mirándolo fijamente mientras siento como los demás alumnos que cruzan los corredores nos observan de reojo; Su mirada se mantiene intacta sobre mi, aunque pudiera quitarle los ojos de encima no lo haría, quisiera descubrir que tan suave es esa blanca piel o que tan profundos pueden llegar a ser esos negros ojos.

Desde que entró a mi aula de clases –hace un año- supe que había una extraña conexión entre nosotros y este encuentro solo hace que fortalezca mi teoría.

Se acerca lentamente hacia mí, presiono más el libro que sostengo sobre mis manos y espero que lo que el destino me tenga deparado pase, pero no, simplemente pasa rozando nuestros hombros y dejándome prácticamente boquiabierto.

Espero que pasen algunos segundos antes de voltear para ver hacia donde se dirige… el baño, pero después de tan fuerte mirada no me atrevo a seguirlo, aun cuando siento ese impulso de correr hacia él y preguntarle porqué mi cuerpo me dice que lo conozco, porqué siento esa necesidad de hablarle.

El sonido de la campana me hace reaccionar, ahora me encuentro solo en el pasillo, me quedo mirando al suelo, como intentado encontrar algo en el, notando por vez primera la fina cerámica de la que esta hecha, levanto la mirada y muevo la cabeza tratando de despertar de tan confuso letargo.

En lo que resta de la tarde no lo vuelvo a ver, aunque no lo quiera admitir crucé varias veces por el mismo pasillo tratando de encontrarlo de nuevo, nunca pensé que un simple desconocido me haría actuar como un pequeño de 7 años al que le ocultan un secreto.

Ya son las 6:32, camino por las largas y solitarias calles de mi vecindario ¿amigos? Sólo tengo uno y justo hoy no se presenta a la universidad, mmm hoy, ¿Qué día es hoy? 18 de febrero… cierto, mi cumpleaños, no acostumbro a recordarlo, seguro mi familia ha preparado algo y por eso querían que me quedara en la casa de Junsu hasta las 8:00pm, disfrutare ver sus caras cuando grite “¡ya llegue!” desde la puerta principal.

Levanto la mirada y veo el cielo, el sol esta dando los últimos destellos de luz y la noche comienza a reinar, es impresionante como la oscuridad se impone ante el enorme astro tragándolo en su totalidad; Desde niño recuerdo tener fascinación por el cielo nocturno, tantos misterios y preguntas esperando a ser descubiertas.

A lo lejos veo el portal de mi casa y sonrío, al fin he llegado luego de un día tan agotador.

- ¡Mamá! ¡Abuelo! ¡Ya llegué! – grito con un tono mas alto de lo normal, solo para que escuchen bien claro.

- ¡¿Cha-Changmin?! ¿Tan temprano? Pensé que te quedarías en casa de Junsu – su cara la delata, 17 –digo 18- años junto a ella son suficientes para saber cada expresión que su rostro presenta.

- Yo también lo pensé pero Junsu no fue hoy a la universidad ¿Qué pasa, me prepararon una sorpresa?-

- ¡Lo arruinas todo Shim Changmin! Papá, ya deja de soplar los globos, Minnie llegó antes-

- Perdón pero son demasiado obvios, a ver, mi regalo ¿Dónde esta que no lo veo? – digo con tono juguetón mientras palmeo ligeramente mis manos.

- Ven aquí pequeñín – aquella añosa y arrugada mano que tantas horas de trabajo ha soportado, que me enseñó a poner los pies en el lugar correcto y caminar, que me ha consolado en momentos difíciles y abrazado en los más felices ahora se encuentra sobre mi hombro, lo sigo hasta la sala principal y me siento cuando me lo indica.

- Hoy es el día en el que dejas de ser un niño Changmin, el día en el que te conviertes un hombre, el hombre de esta casa y el que cuidara de tu madre –

- Abuelo, no digas eso-

- Hoy cumples 18 años y es tu turno de ser el Señor Shim-

- Por favor abuelo ¿de que hablas? No estas tan viejo-

- Mi tiempo ya pasó Minnie, ha llegado el tuyo, esto … - miro atentamente como mete la mano y saca de su bolsillo un extraño medallón dorado en forma de estrella, con incrustados de diamantes por los bordes, por las letras rasgadas sobre el objeto intuyo que es bastante viejo – … este … es el legado de nuestra familia, fue del primer Shim, pasó de las manos del padre de mi padre a las mías, de las mías a las de tu padre y ahora a las tuyas –

- ¿Qué es esto abuelo? – tomo el objeto entre mis manos y observo su peculiar forma.

- Se llama Medallón de Hades y es totalmente tuyo –

- ¿Qué se supone que haré con esto?-

- Escúchame bien Changmin, eso que tienes entre tus manos es muy valioso y debes cuidarlo con tu propia vida, nadie debe tocarlo, solo tú, ¿comprendes?-

- Si abuelo, prometo cuidarlo con mi propia vida –

- Ese es mi nieto, ahora vayamos a terminar de hacer la cena, no pudiste llegar 30 minutos después? Aguafiestas –

Pasamos la noche entre risas e historias de cuando era niño, al final camino hasta mi cuarto con el cabello repleto de serpentinas y las mejillas con pastel de chocolate.

Apenas entro a mi cuarto noto algo extraño, mi ventanal esta abierto y un peculiar aroma inunda mi habitación, uno que se me hace muy conocido.

Paso a paso me dirijo al ventanal y extiendo la mano para cerrarlo, siento miedo, nunca me ha gustado abrir las ventanas de mi cuarto, nunca; Miro a través del cristal y el viejo Koenma – el árbol que ha estado en mi casa por generaciones- es lo único que veo.

- De seguro fue el viento – digo en un último intento de mantener la compostura y no salir huyendo del lugar.

Doy media vuelta después de un tranquilizador suspiro y me quito la camisa… un extraño sonido, mi corazón palpitando a mil, mis manos temblando y mis ojos abiertos de par en par, con cada fibra de mi cuerpo congelada doy la vuelta y veo una delgada y negra silueta sentada sobre el gran Koenma; Un terrible nudo se apodera de mi garganta, eso me esta mirando fijamente y mi visión comienza a ser borrosa, mis piernas se vuelven cada vez mas débiles, en un intento por mantenerme en pie extiendo la mano derecha pero es inútil, lo único que recuerdo es el sonido de mi cuerpo cayendo.



Es un día de invierno, la luna llena te lo indica, pero aun cuando la nieve cae sin piedad alguna no sientes frió, no cuando estas a su lado, no cuando percibes su calor y su perfume te llena.

- No te vayas, quédate conmigo – suplicas inútilmente tomándolo de las manos, otro simple intento que falla.

- No puedo, mi padre me espera-

- ¿Cuándo seré al menos un poco importante para ti? – aquellas palabras salen de tu garganta sin que puedas detenerlas, solo quieres que el también sienta ese dolor que te inunda, ese que te carcome por dentro.

- ¿Sabes que al mantener esta relación tanto tú como yo corremos peligro?, estoy poniendo en riesgo mi vida por ti, ¿que no te das cuenta?- se da la vuelta, miras hacia el suelo y tomas un profundo suspiro.

- Ambos sabemos la solución a nuestro problema –

- Ya hemos discutido esto antes y la respuesta sigue siendo, no –

- Solo será un segundo… un solo segundo de dolor, y estaremos juntos para toda la eternidad – sueltas su mano y desenrollas la bufanda que protege tu delicado cuello, aquel que por petición de tu amado no muestras cuando están juntos, te quedas mirándolo fijo, él solo baja el rostro y aprieta los labios – estoy dispuesto a hacerlo, por ti… por nosotros – sonríes.

El levanta la mirada y retrocede unos pasos, se lleva ambas manos al rostro, en tu cara –aun sin saber muy bien por qué- se dibuja una sonrisa, te acercas a él con el caminar mas lento que te sale en el momento y tomas delicadamente una de sus manos, aquellas que temes apretar mucho por miedo que cual cristal se quiebre.

- Sé que tu también lo quieres –

- A-aléjate , si te acercas solo te haré mas daño –

- No me harás ningún daño porque me amas, y yo te amo, ¿verdad? – con mucha lentitud retiras la otra mano que aun esta sobre su rostro, es entonces cuando ves mas de cerca el cambio por el que ha pasado, sus cabellos que antes eran color miel son teñidos por un profundo e intenso color negro, sus ojos que ahora te miran con temor tienen un delicado color ámbar, sonríes aun mas y tomas su barbilla entre tu mano – eres un ser precioso – acercas lentamente tu boca a la suya y sientes su acelerada respiración.

- No, por favor n-… - no le permites decir otra palabra, tu boca ya esta sobre la suya, sientes ese delicioso sabor una vez mas, el que juras es el mejor que has probado en todo el mundo, el que te enloquece, el que te fascina; Lo tomas por la nuca y aprovechando la diferencia de estaturas haces que su boca quede justo sobre tu cuello, él se opone pero tu agarre es mas fuerte –hazlo, ahora- ordenas con voz firme y sin dudar.

- … - no dice nada pero no hace falta que lo haga, su cuerpo lo delata, prácticamente tiembla sobre tus brazos y mueve la cabeza incesantemente, como si estuviese librando una batalla en su interior, cordura o ansiedad... ¿cual saldrá vencedora? Su caliente respiración yace sobre tu cuello, complacido arqueas la cabeza, permitiéndole verlo mejor, sus brazos rodean fuertemente tu espalda, puedes sentir como sus uñas están clavadas pero esta bien, sabes perfectamente lo que haces ¿o no?, abre la boca y solo puedes cerrar los ojos, esperando que todo suceda rápido.




P.O.V. Changmin

Mi camisa esta mojada, mi respiración es más forzada y puedo sentir como algunos de mis dedos aun tiemblan; Recorro todo el lugar con la vista en busca de algún auxilio pero es imposible, lo único que puedo ver a duras penas es el reflejo de la luna, mis piernas no responden y mi voz no sale, solo puedo permanecer allí… en la alfombra de mi habitación.

Tengo miedo, mucho miedo… no tengo la mínima idea de lo que ha pasado y lo peor es que no hay alguien que me lo explique ¿o si?.

- Dámelo - esa voz… trato de buscar el lugar de donde proviene.

- Q-quién… - mi voz suena quebrada, dolida, temerosa.

- Yo –

- Tú… t-tú eres… - aquella voz… aquella silueta, esa que he visto todas las noches durante la última semana, esa que me roba el sueño y que prácticamente me esta llevando a la locura.

- Soy yo Changmin – la manera en la que dice mi nombre es tan extraña… tan familiar, mi cuerpo responde a su llamado y me logro levantar.

- Te conozco-

- Sigues igual, 500 años no te han cambiado, debo admitir que me sorprendí mucho cuando te pude encontrar –

- ¿500 a-años? ¿De qué me hablas? ¿Por qué… por qué estás aquí, cómo entraste? ¿Quién eres? –

- Soy tu pasado –

- ¡Aléjate de mi! – grito apenas noto sus intenciones de acercarse.

- No vale de nada que grites, ni Yi Yoong o Gae in podrán escucharte –

- ¿Como conoces a mi abuelo y mi madre? ¿Los lastimaste? ¡Contesta!–

- No, están dormidos, no podía arriesgarme a entrar al santuario así por así 400 años fallando te enseñan una gran lección ¿sabes?– es entonces cuando la luz de la luna hace que lo observe mejor, su blanca piel es inconfundible, su mirada sigue mostrando esa intensa rabia, ese odio que probablemente llena su interior y del cual ahora soy victima directa.

- Tú eres … Jaejoong –

- ¿Lo acabas de adivinar Changmin? Has perdido la chispa, ya no tienes el toque –

- ¡Deja de hablar como si me conocieras! –

- Estas manos han recorrido cada fibra, cada molécula que cubre tu cuerpo, esta boca … para que decir todo lo que he probado con ella …Éramos amantes … éramos el todo del otro –

- … -

- Te refrescaré la memoria… Nos conocimos 600 años atrás, cuando apenas recibías tu primer ejercito, aquel que conquistaría y protegería a toda Asia, ese que con liderazgo mereciste y que te llevaría a la gloria misma, tú… eras el gran Coronel, tu palabra era ley y todo el que se oponía a eso probaba el frío acero de tu espada… hasta que ese trágico día llegó… el día en que te reuniste con los de mi clan para tratar el plan de invasión, aquel que le daría la victoria a Corea sobre el Gran Dragón Rojo y nos salvaría de caer en la miseria … recuerdo como ahora mismo tu expresión cuando nos vimos, parecida a esa de asombro que tienes ahora … no pudimos evitar sentir esto … esto que aun sentimos –

- Por favor... detente… ¡detente! – mi mundo da vueltas y sus palabras retumban en mi cabeza como si algún maniático estuviese jugando a desquiciarme.

- Nos veíamos a escondidas casi todas las noches, nos besábamos, entregábamos el alma en cada encuentro …hasta que tu hermano nos descubrió -

Caigo de rodillas al piso cubriendo fuertemente mis oídos, las imágenes se repiten nuevamente sin que las pueda detener.


Una de las manos, con cariño exquisito, extendía tus líquidos pre-seminales por todo el tronco de tu miembro, mientras la otra se dedicaba a darte suaves apretones y dulces caricias con las uñas en tus testículos. Era tanto el torrente de sensaciones que llevaste la cabeza hacia atrás.

De las muchas decisiones que podías haber tomado tomaste la que menos esfuerzo y más placer te provocaba: dejar que los acontecimientos transcurrieran por ellos mismos, aunque no estaba de más un poco de ayuda.

Cuando sentiste que ya sus caricias eran más que suficientes lo tomaste por el brazo y quedo acostado sobre la cama, con una expresión de duda en el rostro.

- - ¿Que sucede? ¿Hice algo malo?-

Sonríes – si, excitarme demasiado – y sin mas tomas su boca robando hasta la ultima molécula de aire que habita en ella, normalmente eres tierno pero en esta ocasión –y dadas las circunstancias- era mejor darle una experiencia que no olvidará jamás, si, así es, mañana partes con tu ejercito a luchar por la seguridad de tu país, si bien un soldado que muere en batalla es también un héroe prefieres llenarte de gloria en vida y llevar todo el reconocimiento que mereces.

Sus manos desesperadas chocan en tu pecho haciendo que tu mente vuelva en picada a la tierra, es entonces cuando decides liberarlo, no sin antes morder sus labios en un acto mas que juguetón.

Decides darle tregua y abusar de la delicada piel de su cuello una vez más, chupando, succionando y lamiendo cada centímetro de esta, disfrutas escuchando sus gemidos un tanto ahogados, simplemente, música.

Tu escurridiza mano va descendiendo lentamente, recorriendo desde su pecho hasta su estomago, y después de recorrer la circular forma de su ombligo llegas hasta tu entrepierna en donde su excitado e impaciente miembro te espera ansioso, sediento de tus caricias, de tus toques.

Sus gemidos inundan la habitación y tú muy complacido los recibes, mezclándolos con tus gruñidos cada que sus piernas rozan tu miembro; Decides no continuar perdiendo el tiempo e ir directamente a la bueno, el placer.

- Tómame ya Changmin – ese tono de voz ya lo has escuchado antes y sin duda solo logra que cada célula se acelere y toda la sangre se dirija a aquella parte de tu cuerpo que ahora prácticamente sientes temblar.

Haces caso a su petición y te posicionas entre sus piernas, sintiéndolo estremecerse con apenas un suave roce de tu miembro, tus fluidos pre-seminales son suficientes para que deslices tu miembro una y otra vez por su entrada sin entrar aun, solo hace falta un poco mas de presión y ya la punta se encuentra dentro de aquel estrecho pasaje, sus dedos que antes te acariciaban ahora dejan una blanca línea, lo sujetas por las caderas y entras completamente, jadeando en un débil instante.

- ¿T-te duele? – dices con tono preocupado al ver que aun aquellos gloriosos ojos están fuertemente cerrados.

- No tanto – abre los ojos y dejas salir un tranquilizador suspiro.

- Lo disfrutaras en un segundo –

Tus embestidas comienzan, suaves, gentiles, caballerosas hasta cierto punto, dilatándolo para no lastimar a tu amado, pero cuando es el mismo quien ruega por más no te queda de otra que ponerle ganas y hacer que se sujete de la cabecera de la cama, haciendo ese sonido de la madera chocando con la pared que tanto te encanta


- Hermano… ¿estas aquí? No fuiste al entrenamiento de la tarde, así que algunos de los chicos me dijeron q-que… - cada maldito filamento de tu cuerpo se congela, solo puedes mirar como la puerta se abre sin poder hace absolutamente nada, los ojos de tu querido hermano parecen no expresar nada, es en este momento cuando no sabes si te mira con odio o con asco.

- Hermano por favor espera! – gritas en un vano intento que no sirve de nada, tu hermano ya se ha marchado.

Mis ojos ahora cubiertos de lágrimas miraban hacia el suelo tratando de encontrar algún tesoro en el.

- No importó cuanto le gritáramos o cuanto suplicáramos clemencia, fuimos sentenciados con el peor de los castigos, luego de amarnos tanto debíamos ser enemigos, enemigos mortales, cuyo único fin es destruirse el uno al otro, mi padre se encargó de castigarnos, yo, debo vagar por el mundo en busca del elegido, aquel que carga sobre sus manos el medallón de hades, no envejezco, no muero, pero tampoco vivo, hace 5 siglos que mis manos no pueden sentir el calor humano, estoy castigado a vivir eternamente hasta que le de muerte a la persona que aun amo, el … por su parte, no puede recordar nada, todo su pasado, su vida, su “yo”, le fue borrado, solo su sangre me da muerte solo el tiene mi vida en sus manos, como siempre la ha tenido, matándonos conseguiremos la libertad –

- ¿que debo hacer para que todo esto termine? –

- Dejar que te mate –


Fin

17 comentarios:

  1. OMG!!!dime que esto tendra continuacion!!! debe tener continuacion!!! porfaa1!!!! la historia es demasiado genial, wao una condena por 600 años, yn Changmin qu no recuerda nada y un Jae que buca matar a su mamado para poder romper la maldicion, dios es demasiadobuena!!!!
    Ojala que lo conviertas en serial, me esperanza el "prologo" XD!!, mucha suerte con todo! cuidate mucho! bye!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/28/2011

    Ohhh


    para ser liberados de este sufrimiento

    el unico remedio es..la muerte

    DIOS NO!!!

    no debe haber otra manera no dejen ahi por lo k mas kieran os se lo suplico

    tengan clemncia


    y oubliken una continuacion

    ONEGAI!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/28/2011

    Ooooh por dios! la trama es demasiado buenaaaaaaaaaaa no me despegué ningún segundo!!! muchas felicidades, de verdad la amé!! igual qedé con ganas de más pero asi es demasiado GENIAL!

    ResponderEliminar
  4. SI por dios yo le deje el coment a domi en su blog nunca me canso de leerlo se consagró con esta y tendra un acondena de 1000 años si no nos da capo ES QUE POR DIOSSSS!!!!!

    creo k no miento cuandpo digo que apensas parapadié tres veces en toda la lectura!! ><

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7/28/2011

    es demasiado BUEEEEENNNNOOOO!!! ME ENCANTO
    PORFAVOR NO LO DEJES HASTA AHI TIENES QUE SEGUIRLO !! ES MUY BUENO TE DEJA CON GANAS DE MAS ...QUE PASARA CON CHANGMIN??? Y JAEJOONG??? LO VA A MATAR DE VERDAD LO VA A MATAR???
    ME GUSTO MUCHO MUCHO!:D

    ResponderEliminar
  6. hay noooo yo no quiero q maten a mi max

    ResponderEliminar
  7. omo, gracias por sus comments *v*, pero el prologo solo va hasta los primeros asteriscos, lo demas es el fic en si *w*

    ResponderEliminar
  8. la historia está muy buena... no pueden dejarla asi D: es que está muy buena para tener esa extención >___< ♥ pobrsitos Jaejoong y Changmin destinados a amarse eternamente ♥ *---*

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7/29/2011

    como todo lo ke escribe Dommi
    .___.
    buenisimo, keda corto...te kedo fantastico
    aunke deban matarse xD soy feliz por ke tuvieron un buen pasado jajaja xD
    genial mi Dommi siempre me dejas :B mensa con lo ke escribes ;D

    Brunet*

    ResponderEliminar
  10. Fin? Oh Dios si no tiene continuación me mato!! ;3;
    Demasiado bueno. Castigados por amarse, por querer estar el uno con rl otro. Una lastima que sólo Jae recuerde y deba vagar por siglos, mientras que Min no lo recuerda pero si siente la conexión entre los dos.

    Woooh. Muy muy bueno ^^

    ResponderEliminar
  11. HO DIOS!!! ESTO TIENE QUE TENER UNA CONTINUACIÓN, NO PUEDE ACABAR ASI... ESTE FIC ES EXCELENTE, FELICIDADES

    ResponderEliminar
  12. Pues aunque no tenga continuación está muy buena la historia...aún así me uno a la petición...por lo menos una segunda parte. Aunque comprendo algo, ese final que te deja con las ganas o te hace imaginar diferentes escenarios, no todo puede tener final feliz...wow...pobre Min, ¿es que no hay esperanza para ellos?

    ResponderEliminar
  13. esto esta buenazo waaaa me kede pegada a la pantalla para saber en termina y tu lo dejas asi
    lo podrias poner una segunda parte como si fuera la conti pero en otro one touch me encantaria com su secuela
    pero ahi bravazo me encanto

    ResponderEliminar
  14. chuni_4ever8/15/2011

    waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa ke buenooooooooooooooooooooooooo
    de verdad te quedo genial
    me encanto de verdad de veria de tener conti yo ye apoyo para la conti
    bueno byebye kuidate!!!

    ResponderEliminar
  15. Hagamos revolucion domiii!!! CONTINUALOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO......OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!

    ResponderEliminar
  16. tan genial!!! pero que buena historia, este fic da para mas, ojala luego lo continués

    ResponderEliminar
  17. OMG!!! quierooo continuacioonnn ToT
    esque no se puede quedar asiii >.<
    tiene que haber continuacion
    tengo que saber que pasa con Minnie y con Jae D:
    espero te apiades de nosotros y lo continues XD

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD