All About...Us

22 comentarios
Titulo: All About...Us
Autora: Florzhia & Momo
Parejas:MinSu
Extensión: Oneshot
Género: Slash, Lemon,¿drama?
Sumario: Las ocurrencias de dos compañeros de trabajo en medio de una grabación, secretos serán descubiertos y sentimientos serán expuestos.
---

Junsu es Azul~
Changmin es Azul claro~

Me senté en el reconfortante sofá esperando que comenzará la grabación de la Couple Talk. Suspiré agobiado de tanto trabajar, ya hecho las Couple Talk con Yoochun, Jaejoong y Yunho, tan solo me faltaba con esa persona. Estaba muy nervioso de su presencia, en parte porque su personalidad me intimida y en otra parte... Porque ha crecido tanto, ha madura lo suficiente, como para hacerme sonrojar.
Contuve el aire en mis pulmones cuando lo vi entrar por una de las puertas saludando a cada persona del Staff y agradeciéndoles por su trabajo. Inmediatamente, me arreglé el cabello y sonreí como tonto dejando que las mariposas en mi estomago se movieran libremente.



Estaba bastante cansado,la grabación de Couple Talk se me pasan rápido,pero es agotador,sobretodo cuando Jae no hace más que querer darme un beso en la mejilla o abrazarme cuando no debe y cosas por el estilo.
Ya había hecho YooMin,JaeMin y HoMin,solo faltaba uno. No es que no me agrade él,solo que me siento un poco incómodo por las sensaciones que me recorren el cuerpo cuando estamos juntos,solo que no se lo haré saber.
Entro a la sala saludando a todos y agradeciendo su trabajo y esfuerzo,prometiéndome a mi mismo acabar lo antes posible para descansar.
-Vamos a comenzar,-dice uno del staff haciendo que las maquilladoras nos retocasen mientras yo me dirigía al sofá.



No podía dejar de mirarlo, asombrandome por la forma que sonreia a la persona que lo maquillaba, sentí una presión en mi pecho. ¿Por qué tenían que tocarlo tanto? Suspiré para luego morderme el labio inferior cuando él se sentó a mi lado.

-Última Couple Talk, hagamosla la mejor de todas -aconsejé sonriendo ampliamente.-Fighting.

¿Por qué logra ponerme tan nervioso? ¿Por qué siempre le sonrio como tonto? ¿Por qué?



Sonreí a la maquilladora cuando terminó conmigo y me senté en el sofá.

-Última Couple Talk, hagamosla la mejor de todas -dijo sonriendo ampliamente.-Fighting.
Me estremecí al ver su sonrisa,otra vez.
Siempre me pongo así cuando hace eso.

Sonreí y alcé mi puño a modo de respuesta y nos preparamos para filmar.

Ésto creo que será muy largo.



Las luces se prendieron, las cámaras comenzaron a grabarnos. Uno de los miembros del Staff nos preguntó en voz alta y clara:
"¿Qué sienten que ha cambiado desde la última vez hicieron una Couple Talk?"

-Changmin ha crecido mucho... -comencé diciendo serenamente mientras arreglaba un poco mi cabello-. Y ahora podemos compartir más cosas juntos.

Una respuesta automática, casi como si fuera un robot. Estaba muriéndome de los nervios y observé su rostro en busca de alguna reacción.



"¿Qué sienten que ha cambiado desde la última vez hicieron una Couple Talk?"
Fue la pregunta que nos hizo uno del staff,iba a responder antes,pero se me adelantó.

-Changmin ha crecido mucho... -miré hacia él y vi que se arreglaba un poco el cabello-. Y ahora podemos compartir más cosas juntos.
Sonreí por la respuesta y asentí con la cabeza.

-Aunque yo he crecido bastante desde la última vez,-dije intercalando mi mirada con la cámara y él,-JunSu no ha cambiado nada,-dije sonriendo.



Me molestó su respuesta.¿Cómo que no he cambiado? ¿Sigo siendo el niño quejoso de hace seis años atrás?

-Además, Changmin sale mucho ahora. Ayer fue con Jaejoong y Yoochun a un bar -dije sin pensar en las consecuencias, tomé un poco de agua del vaso que estaba sobre una mesa porque sentí la garganta secarse por completo.



Sonreí al ver que se molestó.
-Además, Changmin sale mucho ahora. Ayer fue con Jaejoong y Yoochun a un bar -dijo tranquilamente, mientras tomaba agua de un vaso de una mesa cercana.

Mi sonrisa se borró,es cierto que salí con ellos,pero no porque quise,si no porque me chantajearon con esconder mi portátil si no les acompañaba. Según ellos soy anti-social.

-Yoochun y Jaejoong son muy persuasivos,-dije sonriendo pícaramente mientras le miraba de reojo para ver su reacción.



Antes que respondiera ante ese comentario, el miembro del staff volvió a preguntarnos. "No importa que tan persuasivos sean... ayer me quedé solo en departamento mientras ustedes se fueron. No quería estar solo" pensé con angustia.Respiré hondo, algo en él, algo que no sé qué es, me saca de quicio y al mismo tiempo me atrae como si fuera un imán... un imán con ojos almendrados que me miran con intensidad, casi sentí que me traspasaban la piel.

"Digan algo bueno y malo de la otra persona"

Esta vez espere a que él contestará primero, apoyando mi cuerpo contra el respaldo del sofá y mirándolo con molestia.



"Digan algo bueno y malo de la otra persona"

Se apoyó en el respaldo del sofá mientras me traspasaba con su mirada llena de molestia. Yo solo sonreí de medio lado,iba a molestarle,tanto como pudiera.

-Mmm...-hice como si estuviera pensando algo difícil,-es muy molesto e infantil,pero incluso esas cosas las hace sin pensar,-sonreí con un deje de altanería al ver su reacción.



-Mmm...-se quedó mirando hacia el lado opuesto de la sala pensando como si la pregunta fuera muy complicada,-es muy molesto e infantil,pero incluso esas cosas las hace sin pensar,-sonrió complacido consigo mismo por semejante respuesta.

-Ese es mi encanto-comenté apoyando inconscientemente mi mano sobre su rodilla.

Sabía que lo que él dijera sería todo para molestarme pero no me dejaría vencer y menos cuando las cámaras apuntan hacia nosotros.



-Ese es mi encanto-comentó apoyando su mano sobre mi rodilla.

Le miré buscando algo de enfado en su cara.
Se que se está intentado hacer el indiferente con mis respuestas.
Si quiere jugar no sabe con quién se ha metido.

-Y tú Junsu,¿qué opinas de Changmin?-dijo uno del staff.
Me recosté cómodamente mientras le miraba esperando su respuesta,esperando a ver qué se ocurría para contraatacar.



-Y tú Junsu,¿qué opinas de Changmin?-dijo uno del staff.

Se acomodó dirigiendo su mirada hacia mi rostro, estaba pensando qué decir. ¿La verdad, algo chistoso o simplemente algún comentario para molestarlo más? Preferí sorprenderlo.

-Lo bueno de Changmin es su carácter fuerte -susurré las palabras, ampliando mi sonrisa ante su expresión de desconcierto-. Y lo malo de él...-Lo malo de él es que para lo único que me quiere es para molestarme y reírse a costa mía.-Podría ser que a veces le gusta demasiado su soledad.-



-Lo bueno de Changmin es su carácter fuerte -susurró las palabras, ampliando su sonrisa seguramente por mi expresión de desconcierto-. Y lo malo de él...Lo malo de él es que para lo único que me quiere es para molestarme y reírse a costa mía.

Junsu - 1
Changmin - 0

Ok,no me lo esperaba,pero no sabe con quién se está metiendo,o si lo sabe y le gusta jugar con fuego.

-Que yo sepa reírse no es malo,es más,si ríes te llenas de energía,-sonríe poniendo mi mano en su muslo,-así que,incluso Junsu tiene algo que merece la pena,-si,es cruel,pero él empezó ésta "pelea",y no me pienso rebajar.



-Que yo sepa reírse no es malo,es más,si ríes te llenas de energía,-sonríe poniendo su mano en mi muslo,-así que,incluso Junsu tiene algo que merece la pena,-Auch...

Changmin: 1
Junsu: 1

-Me alegra servirte de algo -susurré directamente a su oído para que las cámaras no graban mi voz, tensé la mandíbula buscando relajarme pensando en otras cosas.-¿Cúal es la siguiente pregunta?-



-Me alegra servirte de algo -me susurró en el oído,provocando que un escalofrío recorriera mi cuerpo.

"¿Qué piensan el uno del otro?"-pregunta el del staff

Nos miramos a los ojos durante unos segundos y comenzamos a reírnos,
creo que esto está siendo un poco incómodo y de alguna manera los dos lo sabemos.

Me remuevo en el sofá para contestar,pero se me adelanta.



La garganta se me secó en ese mismo momento sin embargo hablé primero con voz clara y firme.

-Pienso que él es una clase de persona que...-suspiró buscando el termino justo, además hice una pausa para desesperarlo más. Sabía que estaba tan atento a mis palabras más de lo que él deseaba. Moví un poco la cabeza para un costado y alcé la mano como si fuera a atrapar algo en el aire.-Una clase de persona que es complicada para convivir. A él le gusta el orden y mantener las distancias, por eso a veces creó que Changmin nació con una mentalidad madura, no aparenta su verdadera edad.

Acaricie mi nuca, esperando algún quejido de disconformidad de su parte. Sin embargo, se quedó mirándome asombrado de mis palabras.



-Pienso que él es una clase de persona que...-suspiró haciendo una pausa demasiado larga logrando que me desesperara,si eso es lo que quería es lo que estaba consiguiendo,estoy muy atento a sus palabras. Movió su cabeza para un costado y alzó la mano como si quisiera atrapar algo.-Una clase de persona que es complicada para convivir. A él le gusta el orden y mantener las distancias, por eso a veces creo que Changmin nació con una mentalidad madura, no aparenta su verdadera edad.

Acarició su nuca,y me miró,a lo que yo solo atiné a mirarle sorprendido por lo dicho,no pensaba que fuera a decir algo como eso.

"¿Y tú Changmin?"-preguntó el del staff interesado en mi respuesta.

-Mmmm...-hice una pausa,pero no aposta,solo busco palabras correctas,supongo que tendré que decir lo que pienso,bueno,casi todo.-Aunque es infantil y molesto,hace que la atmósfera sea más ligera,-le miré de reojo mirando cuidadosamente sus reacciones,-si te encuentras mal,él se acercará a ti y te intentará hacer sonreír para que no estés mal,creo que es parte de su encanto,nació con esa forma de ser,por lo que pienso que él tampoco aparenta la edad que tiene.

Le miré directamente a los ojos buscando alguna reacción.



¿Realmente escuché bien? ¿Changmin me había alagado? No pude evitar reirme, traté de ocultar mis mejillas con mis manos, sentía mucho calor y tenía que mantenerme firme. Es increíble cómo podemos decirnos comentarios hirientes y luego hablar tan bien del otro. Es una de las cualidades de nuestra "Couple", aunque la palabra "Couple" en mi fuero interno, hace que me ria de nuevo.

El tiempo va pasando, continuamos hablando pero sobre lo que envidiamos del otro en cuanto a la música. Estoy ansioso que esto se termine, porque odio que me graben cuando más avergonzado estoy, al mismo tiempo... No deseo que acabe, porque únicamente en estas charlas Changmin demuestra su otro lado, el lado "amable" de él.



Reí al ver su expresión avergonzada que intentaba tapar, en vano,por lo menos para mi.
Se que está avergonzado,pero me gusta mucho esa expresión de su cara,aunque suene morboso y de pervertidos,me enciende poco a poco ver esa expresión en su cara,así que...¿Porqué no hacerlo sufrir un poco más?

Mi mano,que había dejado de descansar en su muslo hace rato,se dirigió nuevamente a su muslo para acariciarlo de manera sensual,claro está,sin que lo notasen los demás,pensando que es solo una caricia cualquiera.

Sonreí pícaramente al sentir su reacción,ya que yo miraba a la cámara y seguía hablando como si nada pasase.



Mordí mi labio inferior.¿Acaso Changmin se volvió loco? Lo empuje con el codo, para luego tratar de quitar su mano de mi muslo. Otra vez... Otra vez, mi corazón latía fuertemente pero debía comportarme en todo momento.

-Deja de...-susurré tratando de controlar mi respiración ante su caricia.-...de hacer eso.



-Deja de...de hacer eso,-dijo con la respiración algo entrecortada.

Me hice el desentendido,como si me hubiera ofendido al a ver dicho eso.

-Perdón por tratar de agradarte,-le susurré al oído sonriendo de nuevo a la cámara y re acomodándome en el sofá cruzando mis piernas y permaneciendo algo más distante con él.

En cierta manera no me esperaba esa reacción.

Da igual,no lo tocaré otra vez,éste "juego" ya es incómodo después de esto.



No se acercó, no me habló a mi directamente sino a la cámara. Se había alejado tanto que había tensión entre los dos, comprendí que algo de todo aquello no le había gustado. ¿Pero qué sería?

La entrevista terminó, saludó rápidamente a cada miembro del staff y se fue a la camioneta esperando a los demás que se unieran. Otra vez, me dejó sólo en el estudio. Un pesar aplomó mi pecho, aun asi, aparente que todo estaba bien y me adentre en la camioneta sentándome entre Yoochun y Jaejoong, quienes se notaban alegres (demasiado alegres).

Con cautela, posé mi mirada en él, estaba retraído mirando por la ventana. ¿Qué estará pensando?



Le ignoré desde que me alejé hasta que llegamos a la camioneta,me puse los auriculares y me puse a mirar por la ventana,no quería escuchar nada,ni su risa,ni sus chistes,nada,nada que tuviera que ver con él.

Llegamos al apartamento y me fui a la cocina por algo de beber y después a mi habitación a intentar terminar de leer un libro que por causas de la apretada agenda dejé de leer.

Si Junsu quiere algo,que lo busque.



-Nos vamos-dijo Yoochun tomando del brazo a Jaejoong, arrastrándolo de nuevo a la camioneta luego de haberse cambiado de vestimenta.Se iban juntos, que raro, a un bar a tomar con la excusa de haber trabajado mucho y merecían un descanso.

-No lleguen tarde-aconsejo Yunho, arreglando su corbata. Se veía bastante bien con ese traje negro.-Bueno...-miró con expresión severa- No hagan nada alocado, cuida de Changmin -Adivino lo que pensaba-. A pesar que Changmin tenga ya veintiún años, seguís siendo su Hyung.

"Su Hyung" sonó de una manera perversa en mi mente.

-Esta bien.-saludé con la mano mientras se iban a la camioneta y luego cerré la puerta. No veía a Changmin por ningún lado.

Odiaba la soledad, siempre la odie.



Estuve leyendo por un buen rato,hasta que el ruido de la puerta principal me distrajo,por lo que deduje que seguramente alguno de mis hyungs había salido para airearse.

Decidí dormir un poco,después de haber terminado el capítulo.

Me acomodé de costado,dando la espalda a la puerta de la habitación,me puse los auriculares de nuevo y dejé que la música me relajara e hiciera el trabajo de dormirme un buen rato.



Solo...Solo...

No quería estar solo, aunque él estuviera molesto conmigo, aunque él es la última persona a quien debería fastidiar... Tenía que encontrarlo, no soportaba esta abrumadora soledad. Caminé con suavidad sobre el piso de madera, evitando hacer cualquier ruido, asomé la cabeza por la puerta de su cuarto.
Se veía tan plácido dormido en su cama dándome la espalda, me adentre en la habitación sin perder de vista la imagen adorable de Changmin descansando. Apreté mi mano sobre mi pecho,otra vez mi corazón latio con fuerza. Me temblaron las piernas y tenía ganas de reírme por los nervios.
Me quedé parado unos segundos, observándolo, guardando ese momento en lo profundo de mi memoria.



Aunque estaba medio dormido pude sentir unos pasos y alguien entrando a mi habitación. No le di importancia y me giré quedando del otro lado,es decir,mirando hacia la puerta.

No abrí mis ojos,si no que me sumí de nuevo en mis sueños y pensamientos.

Pasé la lengua por mis labios y los dejé entreabiertos. Si era Junsu el que estaba ahí,había que provocar algo "inconscientemente".



Me quedé helado cuando vi su cuerpo moverse, pensé que se había despertado y sin embargo seguía sus párpados cerrados. En su rostro se reflejaba una paz y tranquilidad, que me dio envidia... hasta que abrió un poco su boca dejando paso a su lengua, la cual mojo con sensualidad sus labios.

Contuve todo el aire en mis pulmones, oponiéndome a mi mismo de hacer algo "perverso" con la persona que tenía a cargo. Quiera o no, Changmin es menor que yo y estando a solas, soy responsable de él. Asi me lo dicto Yunho, debía cumplir con mi palabra.

Sentí un escalofrío recorrer mi cuerpo, la ventana del cuarto estaba abierta completamente y una ráfaga de viento fresco se coló a través de ella, refrescando el ambiente. Dándome cuenta en el estado en el cual se encontraba Changmin, vestido aún la ropa del entrenamiento y sin ninguna manta encima, tomé la primera manta que encontré y con delicadeza la fui colocando sobre él.



Sabía que era Junsu por su olor y su forma torpe de moverse por mi cuarto.

Sentí que me ponía una manta.

Por impulso,o porque lo sentí, cogí su mano y tiré de ella quedando él al lado mío,
así que con malicia me abracé a él como si fuera un peluche y me acomodé de nuevo para "dormir",imposibilitando su huida.



-Changmin...-susurré tratando de moverme, pero sus brazos tenían fuerza, la suficiente como para mantenerme preso.-Despierta...-

No me oía, estaba muy cerca de él tanto que su respiración cálida chocaba en mi rostro y su aliento a menta me embriagaba. Estaba temblando de los nervios, de no saber por qué siento este calor abrazador que me impide respirar con normalidad.

Cerré los ojos, esperanzado que todo esto sea un sueño, un mal sueño.



-Changmin...-susurró-Despierta...

Suspiré acercándolo un poco más a mi.

-Mmm,hyung...- susurro,como si fuera un ronroneo por su cercanía.

Sentí que se removía un poco,por lo que tenté a la suerte.

-Aaah~ - gemí pasando de nuevo la lengua por mis labios,todo de la manera más sensual posible.



¡Que clase de sueño está teniendo! ¡Dios! Giré el rostro para el lado opuesto de su cara, pero fue en vano. Contuve el aire, su dulce aroma estaba aturdiendo todos mis sentidos. Mis manos estaban juntas muy cerca de su cintura pero apoyadas sobre mi entrepierna, la cual a medida que Changmin gemía, se iba aumentando en tamaño.

Pequeñas gotas de sudor acariciaron mi frente, inevitablemente, me moví muy rápido tanto que termine por...

¡Dios!

Al tratar de escapar ,y porque él me aferró con mayor fuerza, terminé acercandome aún más tanto... que nuestros rostros se tocaron, nuestros labios rozaron y esta vez, yo gemí.



Sentí el roce de nuestros labios y como gimió por ello,por lo que pasé de nuevo mi lengua comprobando que no se ha movido nada y sacando otro gemido por su parte.

-Aaah~,-volví a gemir de manera impetuosa.

Me acerqué más a sus labios hasta llegar a tocarlos y acariciar el labio inferior con mi lengua para pedir permiso,mientras yo seguía gimiendo y notando como el ambiente se caldeaba de un momento para otro.

En ningún momento abrí los ojos,pero puedo ver perfectamente su cara de placer al gemir,y quiero más de eso.



Cada músculo de mi cuerpo se paralizó al ser consciente de lo que ocurría... Changmin... su lengua... mi labio...

Me estaba besando, un hombre, mi compañero de trabajo, Changmin. Empuje mis manos y éste me soltó, caí en el suelo mirando con temor, con sorpresa y desaprobación.

-¡¿Qué estás haciendo?!-grité agudamente, abrió los ojos pestañeando con normalidad.



Después de su grito abrí los ojos pestañeando con normalidad acostumbrándome a la poca luz que quedaba en la habitación.

Aunque su reacción me molestó un poco,no pude evitar sonreír internamente al ver la cara que tenía.

Le miraba con normalidad como si nada hubiese pasado.

Me levanté de la cama ignorando su mirada de duda y desaprobación,mientras yo buscaba un pijama para ponerme,al encontrarlo me dispuse a cambiarme,me desabroché el botón de mi pantalón,así que mis boxers quedaron un poco la vista al caerse por los costado el pantalón,sin llegar a caerse al suelo,quedando a la altura de la cadera.Me quité la camiseta con cuidado y despacio,tratando de no arrugarla demasiado.



-¡Changmin! -le di la espalda para no ver como se quitaba la ropa para ponerse su pijama- ¡¿Podés explicarme qué pasó hace unos minutos?!


Me giré para mirarle,y sonreír enormemente al ver que se había girado para no ver cómo me cambiaba.

-Mmm...Que gritabas mientras dormía,-dije tranquilamente para coger la camiseta del pijama y empezar a ponérmela



Me volví hacia él, fulminándolo con la mirada. ¿Realmente estaba soñando y no notó el fatídico, placentero, beso que me dio? Acaricie mi sien con la mano buscando una explicación factible a todo este dilema.

-¿Recién te acabas de despertar?-pregunté incrédulo, su firme torso era cubierto por la camiseta del pijama, despeinándolo por completo.-¿No te acordas que paso?



-¿Recién te acabas de despertar?-preguntó incrédulo, -¿No te acordas que pasó?[/i]

Bajé la cremallera de mis pantalones que dejaron entrever más mis boxers que antes,haciendo como que no me importaba su presencia para cambiarme.

-Solo recuerdo un gemido,-dije mirándolo profundamente a los ojos,-pero no era mi voz,¿de quién sería?,-pregunté con un deje de "inocencia".



El silencio se acomodó a mi lado, cubriendo mis labios. Nada lo suficiente coherente podía decir para respaldar mi involuntario gemido. Me sonrojé avergonzado de mi mismo. Me debatía entre quedarme o irme corriendo. Pero... ¿Correr a dónde? No podía escapar de él como cuando me abrazó de esa forma tan posesiva, no tengo escape.

Contuve las lágrimas, esto ya era demasiado.



Un silencio incómodo se instaló en la habitación.

Sin siquiera terminar de ponerme el pijama me acerqué a él quedando a menos de un metro.

-¿Querías algo para que entraras en mi habitación?-pregunté suavemente,por si acaso estaba molesto,cosa muy probable.



Mordi el labio, su voz sonaba tan dulce y cálida. Seguramente me veía vulnerable para que él me tratara de ésta manera. Sus ojos castaños brillaban debido a la luz de la luna, ya era tarde, demasiado tarde.

-Nada... no quería estar solo-aclaré con mi voz ronca dando un paso hacia delante, hacia él.

¿Será que tendré que cargar el recuerdo de aquel beso solo?



-Nada... no quería estar solo-dijo aclarando su voz,dando un paso hacia mi.

Agaché mi cabeza a la altura de la suya,ya que soy más alto que él y me acerqué a su cara,lo suficiente como para sentir su aliento chocando de nuevo contra el mío.

-¿Solo eso?-pregunté con cierto doble sentido,y una pequeña sonrisa "inocente",esperando su reacción.



Siempre me pregunté cómo la protagonista de Crepúsculo pudo acercarse tanto al vampiro sabiendo que eso significaría su muerte. Y ahora sé la respuesta, porque el vampiro es tan tentador que ni la propia fuerza de voluntad podría alejarla de él.

Así me sentí al verlo.

-No te entiendo...-susurré alzando mi vista, pidiendo explicaciones.- Me molestas, me fastidias, me ignoras...Y me tratas bien.¡Decidete de una vez que te pasa conmigo!



-No te entiendo...-susurró mirándome a los ojos.- Me molestas, me fastidias, me ignoras...Y me tratas bien.¡Decidete de una vez que te pasa conmigo!

Sonreí antes sus palabras.

Le empujé contra la pared más cercana.Puse mis hombros a la altura de su cara y mi pierna derecha en el hueco en medio de sus piernas, rozando su intimidad "sin querer",y acerqué mi cabeza a la suya de nuevo.

-Yo tampoco te entiendo hyung,-susurré,-primero entras a mi habitación,te acercas a mi y acabas gritando por el simple hecho de que te besé cuando estaba dormido,-le miré a los ojos,-luego me dices que no quieres estar solo,ahora te pregunto hyung,¿qué es lo que de verdad quieres?-terminé de susurrar con un ligero deje de sensualidad.



-Cha...Changmin...Ah...-su pierna acariciaba violentamente mi evidente erección.-No...-imploré perdiendo la conciencia-

-Responde-exigió apoyando su cuerpo sobre mi aprisionandome contra la fría pared, trate de alejarlo colocando mis manos sobre su torso, su firme y formido torso-.¿Qué es lo que de verdad quieres?

-Admitiste que me besaste... Lo admitiste. ¡Changmin! Ese fue mi primer beso
-volvia desesperarme, volvió a mover su pierna causando una conmoción en mi, tuve que morder mi labio inferior para no darle el gusto de verme gemir, no siendo él la causa de ello.



-Admitiste que me besaste... Lo admitiste. ¡Changmin! Ese fue mi primer beso -volví a mover mi pierna causando que se mordiera el labio inferior,haciendo que sonriera de satisfacción al sentir como estaba cayendo.

Moví mi cabeza hasta el hueco de su cuello y el hombro,aspiré su aroma,posando mis labios casi encima de su piel,solamente respirando encima,mientras aprisionaba mi cuerpo,friccionándolo con el suyo.



¿Cuánto puede durar este secreto? ¿Cuánto tiempo más podre guardarlo en el fondo de mi corazón? Hice una promesa, jamás lo sabrías, nadie lo sabría.

Sin embargo, hoy es el día que romperé mi promesa, este sentimiento es más fuerte.

-¿Qué... es lo que de verdad quiero?-mi voz se quebrada a cada palabra, estaba facinado consigo mismo por manejarme a su antojo.-¡Vos! ¡A vos te quiero!-grité cerrando los ojos, dejando que las lágrimas corrieran por mi mejilla.-¡Diablos!... Vos me gustas... Y... no quiero ser gay, no quiero complicar todo. ¡No me des falsas esperanzas besándome así!



-¿Qué... es lo que de verdad quiero?¡Vos! ¡A vos te quiero!-gritó-¡Diablos!... Vos me gustas... Y... no quiero ser gay, no quiero complicar todo. ¡No me des falsas esperanzas besándome así!

Sonreí de medio lado al escuchar sus palabras,mientras besaba ese trozo de piel subiendo por su cuello,pasando por su mandíbula,viendo como tenía las mejillas sonrosadas de la excitación y las lágrimas que bajaban.

Lamí sensualmente las lágrimas de esa parte de su cara, limpiándolas.

Me acerqué de nuevo a sus labios,y antes de hacer nada le miré a los ojos,que estaban llenos de duda y anticipación por lo que haría. Sonreí pícaramente para luego besarlos pasando mi lengua por ellos pidiendo permiso para explorarle.



Cerré los ojos al sentir como su lengua se adentraba en mi boca, quitándome el poco oxigeno que tenía. Retiré mis manos de su torso para apoyarlas en su cadera atrayéndolo más hacia mi. No hacia falta ver su expresión para saber lo arrogante que se sentía por tenerme a su merced.

Él es como el mar, no importa lo mucho que intente escapar de él nadando, siempre me atrapa y terminó por ahogarme en su esencia.

Su mano se apoyo en mi nuca acercándome más a él, profundizando aún más el beso. Gemí, gemí reiteradamente.



Puse mi mano en su nuca para profundizar aun más el beso del que salió gemidos de su boca,acallados por la mía.
El beso terminó segundos después con chasquido y respiraciones agitadas oyéndose como eco en la habitación.

Eso no duró mucho,ya que retomé el beso,mientras que la otra mano se colaba debajo de su camiseta y acariciaba toda la piel a mi alcance,buscando más de su calor,de su cuerpo.

Me excita a gran escala,y no puedo evitarlo,pero tampoco quiero hacerlo.

Exploraba su boca,siendo yo el ganador de esa batalla con su lengua,llevando yo el ritmo del beso.



Su mano se coló entre mis prendas, sus besos eran más fogosos, su presencia me envolvió por completo. El sabor de sus labios se volvió tan familiar y al mismo tiempo adictivo, sabe que es la primera vez que alguien me besa… y aun así actúa tan salvaje y sensual que me es imposible no gruñir y gemir a cualquier roce de su pierna con mi miembro o el masaje febril de sus manos sobre mi piel.

-Changmin…-gemí su nombre desesperadamente-… Dime que esto es real… que no es un sueño…-



-Changmin…-gimió mi nombre desesperado-… Dime que esto es real… que no es un sueño…

-Creo que necesitas que te pellizque para que lo creas,¿no?-le dije al oído con voz sensual.
La mano que palpaba su piel,encontró su objetivo. Cogí uno de sus botones rosados y lo pellizqué recibiendo un gemido por su parte,-necesitas algo más para verificarlo,-subí su camisa para poder tener más acceso y con mi boca atrapé uno de sus botones rosados para saborearlo y morderlo.



Acaricie su cabellera cuando él mordió parte de mi pecho ya desnudo, desprovisto por la camiseta que tenía. Su saliva se mezclaba con el sudor que de mi piel desprendía, si tan solo escuchará el latido de mi corazón tan acelerado, latiendo simplemente por él.

-Más…-desee desgarradoramente cuando mordió con fiereza de nuevo, seguramente me estaba dejando marcas, como si fuera un animal, estaba marcando su territorio-…Más…-



-Más…-mordí de nuevo cuando le oí decir eso dejándole marcas-…Más…-gimió de nuevo.

Le quité la camiseta despeinándole,para luego hacer lo mismo con la mía dejándonos en iguales condiciones de la parte de arriba.

Volví a besar sus labios mordiendo su labio inferior,pero corté el beso y me heché un paso para atrás mirándolo curioso. Él se quedó quieto cuando notó lo que hice y me miró buscando una explicación,cosa que no tardó en llegar.

-Muéstrame qué sabes hacer,-dije con la voz más sensual que pude usar en esos momentos de extrema excitación.



Admiré durante unos segundos su silueta atlética, agradeciendo todos los entrenamientos que ambos pasamos( sufrimos).

-Muéstrame qué sabes hacer,-sonreí aliviado de que su alejamiento no era por evadirme sino para provocarme. Acorte nuestra distancia, y mis manos buscaron el cierre de su pantalón al mismo tiempo que lamia y mordía su pecho, aunque tuviera que ponerme en puntas de pie, llegue a saborear su fino cuello.

Su pantalón cayó al suelo, adentré apresuradamente mi mano dentro de su boxer, algo que deseaba hacer hacia mucho tiempo. La yema de mis dedos acariciaron su miembro que estaba húmedo por el pre-semen. Con decisión aferre mi mano sobre éste, agasajando cada centímetro de él.



Masajeaba mi miembro de manera tortuosa sacando varios gemidos y haciendo que echara mi cabeza hacia atrás del placer.

Hice que parara y lo tiré a la cama de manera algo salvaje,quitándole los pantalones sin cuidar de que no se estropearan y me tumbé encima suyo rozando descaradamente nuestras erecciones sacando gemidos de los más sensuales y desesperados de tu boca .

-Con que tu primer beso,¿no?-dije bajando de nuevo en dirección a sus botones erectos,-haciendo lo de antes no lo parecía,hyung,-terminé de decir para atraparlos en mi boca de nuevo,estaban algo rojos por la pasión de antes,pero eso no me impedía seguir con la tarea.

Mis manos viajaban por su cuerpo,agarrando su trasero de manera descarada.



Solté un quejido cuando su mano apretó mi trasero. Era hipnotizante la forma de cómo me habló, realmente parecía un demonio seduciéndome por completo y yo era un ángel que perdió su rumbo y su cordura ante la sensualidad de su atacante. Mis manos se sujetaron de sus hombros cuando él me mordía sin cuidado, haciéndome delirar, gemir y rogar porque jamás terminará.

Lamió parte de mi pecho, pero no quería ser el único en sentir tanto placer, tanto goce. Empuje su cuerpo sobre el mío para luego voltearlo hacia un costado sentándome encima de su erección, que palpitaba vividamente debajo de mi trasero.

-Si, fue mi primer beso, Minnie –susurré en su oído, lamí parte de su cuello, acariciando su brazo con mi mano derecha.-Pero… uno aprende viendo películas, tus películas especiales.

Lo bese devorando sus labios, robando todo su aire, me derretía con el calor de su cuerpo debajo de mi. Pronto, sus manos se sujetaron de mi trasero, escuché un gemido de su parte cuando me moví sobre su entrepierna. ¡Dios sabrá que esto se siente tan bien que por eso esta prohibido!



Su voz retumbaba en mis oídos provocando que más gemidos salgan de mi boca.

Una de mis manos se adentró por fin en sus boxers y acaricié su miembro lentamente.

Puso una de sus manos sobre mi pecho para apoyarse y no caerse del placer,mientras que con la otra seguía explorando mi cuerpo.

Le miraba hipnotizado, ralentizando sin querer el ritmo de las caricias sobre su miembro,haciendo que me mirara suplicante por más,hice caso y comencé de nuevo,pero ésta vez a un ritmo más "apropiado",primero rápido y luego un poco lento,pasando de vez en cuando mi dedo pulgar por la punta,para que sufriera más y poder oír su concierto de gemidos.

Si,lo admito,adoro escuchar el placer de Kim JunSu.



Estiré mi cuerpo hacia atrás cuando su mano comenzó a masajear mi miembro, gemí sin importarme quién me escuchará, mis caderas se movían al compás de sus caricias. Nuestra respiración estaba más que agitada, su torso se fue cubriendo por una capa aperlada de sudor, grabé en mi memoria cómo se veía. Tenía su cabello castaño oscuro mojado por el sudor y despeinado, sus labios eran de color carmesí debido a los apasionados besos que nos dimos, entrecerraba los ojos mientras sus gemidos sonaban más roncos y más fuertes.

-Admite que me deseas…-apoyé mi mano sobre la suya parando su agasajo a mi miembro.- Dilo…Shim Changmin… Me deseas tanto que no puedes estar sin mi.



-Admite que me deseas…-su mano sobre la mía parando los movimientos sobre su miembro.- Dilo…Shim Changmin… Me deseas tanto que no puedes estar sin mi.

-¿Qué gano si lo digo?,-aunque no pude seguir con los movimientos,apreté su miembro,escuchando un gemido,adictivo a mis oídos.-¿Qué gano si lo admito Kim JunSu?,-susurré sensualmente como si fuera un ronroneo.



-¿Qué ganas?...-medite un segundo tratando de controlar sus movimientos sobre mi miembro-...Me ganas a mi, ¿no es suficiente?-

Lo miré a los ojos avergonzado, aun en estos momentos no puedo dejar de sentir ese cariño tóxico y desgarrador por él. Se rió en voz alta causándome escalofríos. ¿Será que es puro goce y nada de amor? ¿Soy tan incrédulo para creer que una persona como él puede quererme más allá de mi físico?



Reí en voz alta al escucharle,no es por ser arrogante,pero ya lo tenía ganado desde hace un rato,igual que él a mi.

Quité mi mano de su miembro para posarla de nuevo en su trasero,acercándole con un movimiento,estando a pocos centímetros de nuestros labios,respirando la esencia del otro.

-Para saber la respuesta,tendrás que ganártela Su,-sonreí rozando nuestros labios y pasando "sin querer" mi lengua por los suyos también.-Solo te daré una pista,pero si quieres escuchar las palabras exactas,tendrás que ganártelo,-me miró confuso.-¿Estarías así conmigo si no sintiera algo más que atracción física?,-susurré de nuevo,ésta vez sobre sus labios.



Confié plenamente en sus palabras, siempre lograba vislumbrarme con su sonrisa, con el brillo almendrado de sus ojos. Lo besé, atrapando sus labios, jugando con su lengua y sucumbiendo a sus gemidos que fueron muriendo en mi boca.

Le demostraría todo lo que siento por él.

Me levanté, alejándome del calor abrasador de su cuerpo y le quité el boxer viendo cómo sus mejillas se tiñeron de un rosado furioso. Volví acercarme como un felino al acecho hasta llegar a su miembro erecto que clamaba por atención, en vez de tomarlo con mi mano, directamente lamí su extensión y luego hábilmente lo adentre en mi boca, saboreando su esencia.



Eché mi cabeza hacia atrás cuando sentí su boca en miembro,puse una de mis manos sobre su cabeza,dándole el ritmo adecuado,pero me torturaba ignorando qué ritmo quería.

-Aaah~,-gemí importándome poco si alguien nos escuchaba,-más...ra...rápido,-gemía descontroladamente.



Sonreí al ver como los papeles cambiaron por completo, ahora tenía el control de su cuerpo. Succione su miembro lentamente y luego lamí la punta esta vez lo agarre con mi mano pero no ejercía fuerza en él, simplemente eran caricias superficiales. A pesar de que sus manos me indicaban un ritmo a seguir, continué acariciando viendo el goce y la angustia en su rostro.

-Así… ¿te gusta? –le pregunté luego de lamer reiteradas veces la punta de su miembro, su sabor era salado tanto como su carácter-¿Quieres más, Minnie?



¡Dios,iba a morir ahí mismo!

Me torturaba,y ahora sabía que estaba más a su disposición,y que no dudará en usarlo para conseguir lo que quiere.

-Si...Aaah~,-el placer nublaba demasiado mis sentidos.-Si no haces algo ya,juro que te ato a la cama y te violo,-dijo mirando a los ojos de Junsu que ahora destilaban satisfacción por mi estado.



Mordi su muslo molesto por la amenaza, esta vez, acelere las caricias que proporcionaba a su miembro. El sonido de sus gemidos me hacia vibrar de pasión, necesitaba más de él, tenerlo por completo a mi merced.

—Changmin… no aguanto más-le avisé cuando mi propia erección dolía, deseosa de ser atendida pronto- Hazlo de una vez-sugerí viendo su deslumbrante sonrisa ante mi ruego.



Sonreí cuando me rogó de esa manera tan sexy.

Le senté de nuevo encima mía,quedando nuestras erecciones rozándose de manera tortuosa. Puse tres de mis dedos cerca de su boca para que los lamiera,y así lo hizo,pero de manera sensual,como si fuera una felación lo que estaba haciendo.

Cuando los dejó libres dirigí uno a su entrada y rocé un poco para luego meter uno,mientras veía sus ojos se habían cerrado fuertemente por la incomodidad.

-¿Quieres más Junsu-ah?-pregunté mientras seguía masajeando su entrada,sacando y metiendo mi dedo moviéndolo en círculos.



-Ah~ -las palabras quedaban atrapadas en mi garganta para luego convertirse en jadeos y gemidos constantes. Tenía escozor en mi entrada, siendo la primera vez, dolía mucho pero no dejaría que eso me impidiera continuar. Changmin estaba gozando al verme así, no hacia falta que abriera los ojos para saberlo, podía sentir su satisfacción y goce.-Más…-

Introdujo el segundo dedo violentamente, afiance mi agarre sobre su torso soportando todo el dolor, solamente para darle lo que él desea.

-Dilo…-exigí como recompensa- Me lo he ganado… dilo, Shim Changmin.-



-Dilo…-exigió de manera sensual- Me lo he ganado… dilo, Shim Changmin.- terminó de decir para hacer un puchero y entreabrir los ojos,a lo que yo respondí mordiendo ligeramente su puchero para luego besarnos de manera violenta de nuevo,nuestras lenguas encontrándose de nuevo.

Saqué los dos dedos de su entrada para rozarla suavemente mientras me acercaba a su oído y le susurraba sensualmente.

-¿Sería tan tonto como para no desearte y dejarte escapar?,-lamí su cuello para después dejarle una marca.-Lo admito Kim JunSu,te deseo tanto que no puedo estar sin ti,-después metí de golpe los tres dedos y vi como sonreía como satisfacción y el placer inundaba su cara cuando cogí y comencé a masajear nuestros miembros a la vez para que no sintiera dolor.-...¿Y tú qué opinas de mi Jun-chan?



-Ah… Changmin… Mi Changmin…-Todo a mi alrededor dejó de tomar importancia, no tenía conciencia de donde estábamos, quienes éramos, sólo podía verlo a él y su sonrisa brillando únicamente para mi, brillando por mi.-Te amo…-

Dejé escapar las dos palabras más complicadas y mal entendidas de todo el mundo, dejé de ser Kim Junsu, cantante reconocido, para convertirme en Kim Junsu, aquel que ama en secreto a Shim Changmin hace años.

Se quedó quieto, la tensión se expandió ganando territorio entre nosotros. No tenía fuerzas para negar mis palabras, no tenía porqué.



-Te amo…-No me esperaba que él me amase,pensé que solamente era deseo,como ahora estaba pasando hasta que me quedé quieto después de oír sus palabras.

Le cogí por el trasero enrollando automáticamente sus piernas alrededor de mi cintura y me levanté de la cama y lo tumbé. Mi expresión era seria,sin dejar de tener ese toque de sensualidad.

Me recosté sobre él para estar a la altura del hueco de su cuello dejando un beso.
-Entonces ya tengo un motivo para hacerte mío,-susurré después en su oído mientras le penetraba lentamente,disfrutando de sus expresiones.



Cerró fuertemente los ojos, su miembro cálido arrasó en mi entrada con lentitud pero firme, me costó acostumbrarme a su intromisión. Changmin besaba mi cuello susurrando palabras de aliento y mirándome de una forma que solo en sueños me podía imaginar. Afiance mis piernas sobre su cintura cuando las estocadas se volvieron más constantes y fuertes. Sentía placer por la manera que me tocaba cada centímetro del cuerpo, por sus labios finos y apasionados que marcaban mi cuello con pequeñas manchas rojas.

-Ah… Más… Más…-gemí moviendo mi cadera al contrario de la suya para que me penetrará profundamente, el placer se vio reflejado en su voz, en el brillo nacarado de sus ojos, le quité el sudor de la frente y bese fugazmente sus labios-…Ah…Changmin…-su nombre era mi elixir, su presencia parte esencial de mi vida..



Besaba su barbilla mientras el echaba su cabeza hacia atrás del placer que le estaba dando.

El placer me invadía por dentro.

Lo que sentía estando dentro de él no es posible expresarlo con palabras,porque
sinceramente no las hallaría nunca.

Di una estocada más profunda que las demás,que hizo que gritara y arqueara la espalda de manera poco sana.

Yo gemía en su oído. Gemía su nombre con voz ronca de la excitación

¿Puedes oírlo Junsu?

¿Puedes oír el placer que me provoca tu cuerpo?



Solo él y yo, solamente existíamos nosotros dos en una realidad tan alejada de la verdadera. ¿Cómo es que siento su primera vez (porque yo sé que Changmin jamás tuvo sexo antes) sea tan perfecto? Sabe dónde tocarme, sabe cómo debe besarme, su mano apretando mi nalga me excita tanto como su mirada demandante, tanto como el movimiento salvaje de su cadera.

Gime mi nombre, me mira solamente a mí. ¿Eres mío? Ya sabes que soy tuyo.

-Ah…Changmin…- “Quiero decirte que te amo otra vez” pienso mientras paso mi mano por su nuca atrayéndolo a mi rostro, besándolo.- No quiero…que esto…termine…-

Y sin embargo, todo tiene su fin, ¿no? Es inevitable…



- No quiero…que esto…termine…-

Yo tampoco quiero.
No quiero que la calidez que me rodea desaparezca,
no quiero que los susurros en mi oído desaparezcan,
no quiero que los gemidos con nuestros nombres desaparezcan,
no quiero acabar,simplemente porque ahora me siento tuyo.


Siento que estás llegando a tu climax y yo al mío,así que cojo tu miembro y empiezo a masajearlo al ritmo de mis desenfrenadas estocadas.

El fin se acerca demasiado deprisa.



Cerré los ojos, una oleada de sensaciones recorrió mi cuerpo, una presión en mi miembro provocó que liberara mi semen sobre su mano. Segundos después, con una estocada más, él terminó por correrse en mí, me pedía disculpa con su mirada.

-Eso…fue…-aún me costaba respirar, acariciaba su rostro, el sudor cubría la gran mayoría de él. Me sonrió de costado aunque supe que había algo más escondido en su sonrisa.-Changmin-ah… -Creo que malinterpreto porque quiso salir de mi interior, sin embargo afiance el agarre de mis piernas sobre su cadera, me observó confundido.- ¿Puedes…quedarte adentro un poco… más de tiempo?



Le observé confundido por su petición

-¿De verdad quieres que me quede así?,-le retiré un mechón de pelo de de la cara.-¿No te duele?,-a lo que me contestó con una negación de cabeza y una sonrisa de su parte.

Volví a esconderme en el hueco de su cuello dejando un roce de mis labios,sin llegar a besarlo.

Me pesaban los ojos,creo que el sueño que antes no pude tener,lo tengo ahora.

No hay más mundo para mi ahora,Solo puedo sentir tu respiración,
las caricias en mi pelo y algún beso que dejas en sitios disponibles desde tu posición.

Cierro mis ojos y me dejo llevar por el sueño,y me siento mal por no poder haberte respondido a algo que me preguntaste antes de que me llevara Morfeo en sus brazos.



¿Que somos Changmin?... ¿Esto nos hace novios?...



-¿Que somos Changmin?... ¿Esto nos hace novios?..-pregunté pero un leve ronquido fue toda la respuesta que recibí. Te quedaste dormido sobre mi, acaricie tu pelo, tu espalda, di pequeños besos a tu cuello. Murmuraste varias palabras que no comprendí hasta que dijiste aquella frase, la cual fue la causante de que mi corazón dejará de latir.

-Te amo…Junsu-ah…-susurraste dormido, creí que era ilusión, mi imaginación haciendo acto de presencia pero no. Volviste a repetirlo aún más leve que antes. Y lloré, las lágrimas corrían con libertad sobre mis mejillas sonrojadas. ¿Somos novios? No lo sé, y no creo que vos lo sepas, sin embargo poco me importa ponerle un titulo a esta relación. Solo deseo tenerte así, cálido y apasionado, abrazarte como ahora embriagándome con tu presencia. Con un poco de esfuerzo, cubro nuestros cuerpos desnudos con unas sabanas. El cansancio se fue apoderando de mí, y tuve unos segundos de conciencia, recordando que los demás llegarían en cualquier momento y verían esta escena. ¿Y sabes qué? No me importa. Contigo a mi lado, puedo sobrepasar cualquier obstáculo.

-También te amo…-cerré los ojos, esperando encontrarte en mis sueños.



Me desperté de madrugada, y vi que me había quedado dormido encima de Junsu y aún estaba dentro de él,haciendo que me sonrojara por eso.

Le di un beso en la comisura del labio mientras salía de su interior intentando no despertarle,luego le arropé y cogí mis cosas para ir al baño.

Cuando me miré al espejo vi que tenía alguna marca tuya.

Me metí a la ducha y mientras el agua recorría mi cuerpo una sonrisa apareció por mi rostro al recordar pequeños fragmentos de lo que pasó.
Al terminar me sequé y me puse unos boxers y una camisa de tirantes,y mientras me secaba el pelo me dirigí a la habitación y volví a sonreír al verte con la manta enredada en tu cuerpo y respirando tranquilamente.

"No creo que sea bueno que los demás nos vean juntos durmiendo en la misma cama"

Abrí un poco la ventana para que el olor a "sexo" se fuera del cuarto.
Te cogí en brazos procurando no despertarte y te llevé a tu habitación,colocándote para que estuvieras cómodo para dormir bien.
Antes de irme te di un beso superficial en los labios y me fui a mi cuarto.

"Mañana será un nuevo día",-es lo último que pensé antes de caer dormido de nuevo.



* * *




-Despierta, esta el desayuno- una voz, una voz melodiosa me molestaba, suave golpes recibí en mi cuerpo-. Dale, dormilón, despierta de una vez.-

Abrí los ojos, asustándome al ver la cara de Jaejoong, no porque fuera feo sino porque no esperaba que él estuviera sentado en mi cama. ¿Mi cama? ¿Qué? ¿Dónde? ¿Cómo es que…? No entiendo nada.

-Te veo en la mesa-saluda yéndose del cuarto. Retiró la sabana y me paró viendo cada centímetro de mi cuerpo. ¿Cómo es que tengo el pijama celeste puesto? Giré a mi alrededor notando que estaba en mi cuarto, el cual compartía con Yunho y Yoochun, ninguno de los estaba. Seguramente deberían estar desayunando. Varias imágenes fueron aturdiendo mi cerebro. ¿Fue un sueño? ¿Lo que pasó con Changmin fue un sueño? Me asusté y corrí hasta el comedor, en efecto, ahí se encontraba sonriéndome con tranquilidad.

-Changmin…-lo llamé, mi voz sonó ronca.-…Necesito preguntarte algo-


-Buenos días-saludaron Yunho y Yoochun, pero no levanté la mirada de los ojos almendrados de Changmin.


-Changmin…-me llamó con voz ¿ronca?.-…Necesito preguntarte algo-

-Buenos días-le saludaron Yunho y Yoochun,pero él los ignoró y solo me miraba a mi.

-Buenos días a ti también Junsu,-dije con mi tono habitual,-y tendrás que esperar,estoy desayunando y se enfría,además hoy tenemos mucho trabajo,-terminé de decir comenzando a desayunar,mientras los demás también comenzaban y Jae hacía a Junsu sentarse también a hacerlo.

Mi actitud no les sorprendía a los demás ya que siempre nos tratábamos así,pero a él si le molestó,es más,le dejó confundido y comía lanzándome miradas,que yo ignoraba,tratándole como siempre.


-Venga chicos,terminar rápido que se nos hace tarde,-decía Yunho mientras todos nos terminábamos nuestro respectivo alimento.

Nos preparamos para un día más de jornada laboral,como siempre,con nuestras mejores sonrisas,aunque algunos las hicieran de manera falsa.



Traté de desayunar y luego me fui corriendo a mi cuarto.

Al cambiarme de ropa, quitándome el pijama, noté varias marcas en mi torso, algunas más rojas que otras. Eso lo confirmaba todo, a menos que varios mosquitos me atacaron cuando dormía, estaba seguro que lo que pasó entre nosotros fue real. La actitud de Changmin me molestaba mucho, y más luego de todas las cosas que nos dijimos, las confesiones.

Como si fuera un robot, realice varias coreografías ya estando en SM. Me reprimía de mirarlo, su indiferencia me lastimaba. Yunho parecía notar que estaba distraído y comenzó a preguntar, a indagar, algo que no deseaba en este momento, su actitud de líder en este momento era cargosa. Me disculpe yendo al baño, dejando que una lágrima chocara contra el suelo.



Estaba hablando con Yoochun mientras bebía agua,estaba sediento de tanto bailar,y evitar su mirada.

Se me acabó la botella de agua y yo tenía más sed,por lo que me dirigí al baño a llenarla.

Cuando entré,había mucho silencio,lo ignoré para rellenar la botella,pero de repente escuché un sollozo y me quedé oyendo,se me hacía muy familiar...

¡Mierda! me quedé tanto tiempo embobado que el agua salió por todos lados y me mojó por completo la camiseta.
"Bien,lo que me faltaba",-pensé dejando la botella en e lavabo,mientras movía mi camiseta para que se secara,si es inútil,pero algo es algo.

Me dirigí al cubículo del baño donde había alguien llorando,lo abrí sin permiso,sorprendiéndome al ver a Junsu sentado en la taza del váter,con su cara escondida entre sus rodillas.


Se me encogió el corazón.



“No fuiste nada para él, solo sexo” pensé una y otra vez mientras las lágrimas mojaban mi ropa. Un fuerte estruendo me sorprendió pero no alce la mirada, sabía que alguien había abierto la puerta. No tengo privacidad, jamás la tendré.

-¿Junsu?-esa voz que reconocí enseguida, me miraba con compasión, con pena. Limpie las lágrimas de mis mejillas y observe su vestimenta toda mojada.

-¿Sabes que para ducharte hay que se sacarse la ropa?-pregunté tratando de sonar chistoso, simule una sonrisa mientras me paraba enfrentándolo.- ¿Qué quieres?



-¿Sabes que para ducharte hay que se sacarse la ropa?-dijo intentando ser gracioso con una sonrisa más falsa que el beso de Yunho en Checkmate-¿Qué quieres?

Sin contestar su pregunta,me acerco a él y le limpio las lágrimas,peor me aparta la mano bruscamente y me empuja hasta caer en el suelo.

-¡Déjame en paz Changmin!-me dice intentando mantener la calma,pero su tono de voz lo delataba.

Le acorralo contra la pared del cubículo ejerciendo presión en sus muñecas.

-Preferiría ducharme contigo,-le susurré sensualmente,para besarle de manera algo brusca.Intentaba apartarme,pero acerqué mi cuerpo al suyo haciendo que sacara un jadeo y pudiera explorar de nuevo su boca.



Su beso me sorprendió por completo, no quería que me besara, no sabiendo que luego actuaría como si nada hubiera pasado. Pero no pude resistirme, no a él, su cuerpo me apresó aún más contra la pared fría, sus manos acariciaban mi rostro con delicadeza. Lo abracé con fiereza, necesitaba su calor, necesitaba saber que había una esperanza entre nosotros.

-Changmin-ah…-musité al terminar de besarnos, mis ojos se llenaron nuevamente de lágrimas.- Sos un tonto… no vuelvas a ser indiferente conmigo-



-Changmin-ah…-dijo al terminar de besarnos, comenzaba a llorar de nuevo.- Sos un tonto… no vuelvas a ser indiferente conmigo-
Le quité las lágrimas de nuevo y le besé,ésta vez con más ternura y amor, transmitiéndole todo lo que sentía con ello.

-No quiero que lo pases mal por lo que diga la gente,-decía sobre sus labios,-las marcas que te hice significa que eres mío y de nadie más.-Le volví a besar con la misma intensidad de antes.

Un ruido de escuchó y los dos se separaron pero no demasiado.


-¿Chicos?¿ Estáis ahí?,vamos a seguir con la práctica,-dijo Yoochun.Nos separamos y colocamos un poco la ropa para que no pareciera nada malo y salimos del cubículo.
-¿Qué hacíais ahí?- pregunta con una ceja levantada.
Junsu iba a responder,pero como no quería que la liara me adelanté.

-Junsu se encontraba un poco decaído,pero he estado hablando con él y animándolo un poco y ya se le ha pasado,-dije mientras cogía la botella y la cerraba.



Mi corazón latía rápidamente a su lado, al verlo, me sonrió con sinceridad. Sin que Yoochun lo notara, él aferro mi mano con la suya, transmitiéndome calor. No pude evitar reírme nerviosamente, mis mejillas se tornaron rosadas cuando oí su risa.

-Siempre tan adorable –comentó antes de entrar al salón de prácticas- ¿Estas bien?

-Si… Lo estoy- su sonrisa se amplio, acomodó un cabello de mi pelo.-Gracias-

-A practicar, ¿si? –me susurró en el oído dándome escalofríos, asentí con la cabeza. Se alejó uniéndose al grupo, a paso lento, también me uní. A pesar de todo, me siguió tratando como siempre, molestándome; con la única diferencia que me sonreía cuando nadie lo veía y en sus ojos podía sentir el amor que en secreto me profesaba.




F I N

22 comentarios:

  1. ya se necesitaba un Minsu así! Oloroso a puro lemon, hasta acá me llega el olor jejeje XDDD

    OK, eso sonó muy podrido u_u .... pero me refiero a que este fic es de esos que te hacen derretir y a que no es una pareja tan común para el estilo, felicidades a las escritoras y espero pronto un nuevo fic de ellas, que con gusto lo leeré!!! sigan colaborando ^^

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/29/2009

    maca: que minsu mas hermoso T___T

    ResponderEliminar
  3. yeei...
    "te ato a la cama y te violo"
    aaaii que romantico(?)...bueno esa parte no.
    pero en todo el fic se sintio el romance mezclado con lemon...
    repeticiooon!!!
    hagan otro!!

    ResponderEliminar
  4. Jae*zabel11/29/2009

    Min!!!!! hahaha "Te ato a la cama y te violo"
    ais es que ese niño ha crecido bastante y es muy sexy.. ahhh me hace derretir de imaginarlo así de dominante

    Me encanto el MinSu... aunque no es una pareja muy común me matan los dos

    Besuuuus
    Jae*za

    ResponderEliminar
  5. aa me encanta como es este changmin
    esqe en el fondo soy un poco masoca
    como me gustaria ser junsu

    ResponderEliminar
  6. gracias me gusta mucho junsu >//////< es tan serio en sus sentimientos... me puedo imaginar que fue feliz con min despues oh que tierno *u* tambien me imagine que lo ato a la cama xD

    ResponderEliminar
  7. ohhhhgoooshh! *OOOOOOOOOO*
    divinooo final, divino todoo.. ~

    ResponderEliminar
  8. ahh~~
    amee este minsu fue tan sexy i lindo i lemonoso! xD
    x fa escribe mas minsu~~!
    :)

    ResponderEliminar
  9. Ohh te quedo divino
    es mi primer Minsu waooo
    simplemente xvr ,hermoso

    ResponderEliminar
  10. Sunako1/11/2010

    goshhhhhhhhh!!!

    demasiado bueno..x dios..no pense q un minus me gustari tanto!!
    aun sigo con los efectos

    estuvo hdsjhsdjjfddf

    graciass *muere*

    ResponderEliminar
  11. Anónimo1/13/2010

    o por dios que Minsu para más hermoso..me gusto demasiado, amo el minsu xD, lo admito

    ResponderEliminar
  12. hay que bellooo este minsu
    me enamore =) hersomosoooooooooo!
    esta Pornoso *O* que Bello!

    ResponderEliminar
  13. que lindo
    me encanta changmin tan salvaje
    y junsu tan uke

    ResponderEliminar
  14. Anónimo4/04/2010

    waaa me reencanto super kiut como ellos xD

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7/08/2010

    lo siento no pude leerlo me mariaba las letras son demaciodo azules para el fondo es el primer fic que no pude leer (lloro) espero el prosimo katyna

    ResponderEliminar
  16. Chamiko7/31/2010

    Fic... medio ò.ó
    El ChangMin no me gustó, y JunSu... ¿¿¿¿Cual es la afición de ponerlo como chica????
    Su personalidad siempre se ve afectada femeninamente en los fics D:!
    La alusiones del JaeChun me cargaron D:


    El lemmon estuvo bien.

    ResponderEliminar
  17. waaaaaa....ke lindo mi prier MinSu y esta relamente lindo ^^

    ResponderEliminar
  18. Anónimo10/24/2010

    me encanto este minsu tan pornoso comop deberian ser

    ta amor y odio entre los dos bebos mas pekes

    me kito

    ResponderEliminar
  19. xochiquetzal11/11/2010

    Aaah, ha sido muy lindo, de verdad ♥.♥ Todo lo que se dijeron, ese Changmin mañoso bien que lo estaba provocando, y Junsu, sin poder resistrirse.
    El lemon fue muy sensual, muy largo y detallado *.* fantástico, todo un gusto leerlo. De verdad, el ambiente entre los dos se transmitía, y los sentimientos...
    Jaja, Changmin, qué más se podía esperar de él, haciéndose el que nada pasó, atormentando al pobre Junsu por ello, pero al final quedó bien tmb ^^
    Gracias por compartir tu fic, tan lindo.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo11/22/2010

    Olé! esta buenissimoo!^^

    ResponderEliminar
  21. me encanta me lo podria leer una vez tras otra (ya lo he leido tres veces) jeje me encanta

    ResponderEliminar
  22. Anónimo5/02/2013

    este fanfic es genial!!!

    Me encanta la pareja k acen

    Minsuu (L)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD