I Don't Wanna Miss a Thing

11 comentarios
Titulo: I Don't Wanna Miss a Thing
Autor: Sayuri
Pareja: JaeMin
Genero: Slash / Lime
Extensión: Oneshot
----



Cerró la llave de paso del agua, tan pronto como terminó de ducharse. Salió de la bañera, y rápidamente se amarró una toalla a la cintura, mientras que con otra más pequeña secaba su cuerpo. Caminó hasta quedar frente al lavabo, y por ende frente al espejo. A pesar de lo empañado que estaba, pudo distinguir claramente la horrible cara que tría.

-Maldición…

En otro lado de la lujosa habitación de hotel que compartían los Dioses Nacientes del Este, el líder Yunho esperaba impaciente que Changmin desocupase el baño. A su lado, el rubio Jaejoong le hacía compañía, al parecer no muy cómodo, parecía un esquizofrénico paranoico.

- Jae… ¿Y tú que tienes?- Le preguntó el chico.- Desde ayer que estas muy extraño, y ahora te comportas como si, no sé, vieras espíritus o algo por el estilo.
- No, tranquilo Yunnie no e—
- ¡Changmin!- Lo interrumpió, casi dando un salto de alegría al ver que el alto castaño salía por fin del baño. Tría puesto unos pantalones, y su pecho descubierto, con una toalla al hombro.- ¡Hasta que desocupas el baño, por Dios!
- Hyung, no exageres, sólo tardé un poco más de lo habitual.- Le dijo, con ese tono de inocencia que lo caracterizaba.-
- Este…- Intervino de pronto Jaejoong, sonrojándose un poco ante la imagen, y sintiendo mariposas en su estómago cuando el castaño pasó su mano por su cabello, dejando que finas gotas cayeran por su cuerpo y se perdieran en su trabajado pecho.- Mi—Minnie…- Lo llamó, intentando casi en vano mirarle a él y no al piso.- Yo…Sobre lo d—
- Lo siento, no tengo tiempo, ni tampoco tengo nada que hablar contigo.- Lo cortó de forma fría- Yunho Hyung, si quieres puedes usar la ducha.- Le recordó, y salió rápidamente del lugar.
- Pero… Ush- Suspiró derrotado, sus ojos cristalizándose un poco. Lo había ignorado por completo. Otra vez.
- Creo que ya entiendo porque estabas tan raro- Le dijo el líder.- ¿Qué le hiciste esta vez, Joongie?
- Nada Yunnie, tu tranquilo, toma tu ducha de una vez, te vas terminar resfriando.- Le sonrió con la más falsa de sus sonrisas, y de dio la media vuelta, dejando al chico con la palabra en la boca.

Changmin llevaba enojado con el más o menos todo el Santo día. Y no era una de sus típicas peleas, esta iba bastante en serio. Esta vez, no era por culpa de sus tontos juegos violentos, ni de sus bromas pesadas, ni tampoco de sus excesivas demostraciones de cariño. Tampoco era la culpa de Changmin. El menor se había enojado en serio, y era todo culpa de Kim Jaejoong.

- Y uno, dos, tres, cuatro.- Gritó Yunho, y de pronto la música comenzó a sonar.

“Neon nareul weonhae…” Bailando al ritmo de Mirotic, los cinco TVXQ, más algunos de sus bailarines, ensayaban ya por enésima vez la rutina que presentarían en Shangai, continuando con su Tercer Live Tour por Asia. Eran los bailarines de siempre, las maquilladoras de siempre, pero sin duda, los chicos no tenían la energía de siempre.

Yunho, como es habitual, daba el ejemplo de líder, bailando con todas sus ganas, y con toda la sensualidad posible. Junsu, luciendo su desplante en el escenario, sin dejar que se notara lo cansado que estaba. Pero, sin dudad, uno de ellos destacaba, y ese era Changmin. El joven castaño estaba concentrado, poniendo como siempre, un cien por ciento en todo lo que hacía. Tomándose el trabajo muy enserio. Pero por otro lado, estaban Yoochun y Jaejoong. Los bien llamados Soulmates, parecían hasta ponerse de acuerdo para bailar mal. Yoochun parecía aún estar dormitando, ya que sus movimientos eran muy poco definidos. Mientras que los movimientos del rubio eran lentos, torpes y mal ejecutados.

Parecían estar en cualquier lugar menos en el que ahora se encontraban: Planeta tierra, Shangai, ensayo para el concierto que darían en menos de tres días. Tan ido estaba Jaejoong, que no recordó –a pesar de todas las millones de veces que había bailado aquella coreografía- que debía cambiarse de lugar con Changmin. Para cuando reaccionó ya estaba un tanto atrasado, y por acelerarse, chocó sin remedio con el alto joven castaño, que cayó fuertemente al piso.

- ¡Detengan la música!- Gritó Yunho, deteniendo todo. En instantes, la música había dejado de sonar.- Changmin, ¿Te encuentras bien?- Le preguntó al verle tumbado en el suelo, mirando fijamente su rodilla izquierda.
- ¿Te lastimaste Min?- Preguntó Yoochun acercándose, Junsu tras él.
- No, no… Estoy bien.- Mintió el menor.
- ¿Chocaste con Jae Hyung?- Intervino el de la voz aguda. Nadie dijo nada- Hyung, deberías tener más cuidado, por poco y lo matas. Encima queda nada de tiempo para el concierto.
- Si, Joongie te noto muy distraído.- Lo retó, el rubio mirando fijamente al suelo, avergonzado.- Si sigues as—
- No.- Lo cortó Changmin, llamando la atención de todos, incluso del rubio que antes miraba al suelo.- Jaejoong Hyung no tiene la culpa- Dijo con firmeza.
- ¿Minnie?- Soltó Jaejoong sorprendido. Miró al castaño, sabía que estaba mintiendo.
- Yunho Hyung, lo siento. Me distraje e hice mal el cambio de lugar. Me duele un poco la rodilla pero puedo seguir.
- De todos modos, ya es hora de un descanso. ¡Empezamos en 5 minutos!

Y desde ese momento, Changmin no le había vuelto a dirigir la palabra. El pobre Jaejoong seguía preguntándose porqué el castaño lo había defendido, si estaba más que claro lo que había sucedido. La verdad, ahora que se dedicaba a analizarlo más detenidamente, su relación con Changmin este último tiempo había tenido más bajos que altos.

Partiendo por el hecho de que no se veían muy seguido, con esto de que el menor estaba grabando su Dorama, y el mismo Jaejoong estaba ocupado con su nuevo single, a dúo con Yoochun. Sinceramente lo extrañaba, y mucho. Extrañaba ser golpeado, extrañaba la forma dulce e inocente en la que decía ‘Hyung’, extrañaba cocinar, y hasta lavar los platos luego de cenar, porque sabía que el castaño siempre le ayudaba y le hacía compañía. Y ahora, todo era problemas. De una hermosa relación de amistad- y tal vez algo más- había pasado a ser sólo peleas, discusiones…

- Extraño tanto Min…- Suspiró entrando al cuarto que compartía con Yoochun.
- Si lo extrañas tanto ¿Porqué no le dices de una buena vez lo que sientes?- Dijo la voz de su Soulmate, que estaba sentado en el borde de su cama.
- ¿Chunnie?-
- Yo estoy seguro de que el también te extraña mucho. El sabe que estás pasando por tiempos difíciles, así como Junsu y yo… Yunho y Changmin también sufren, lo sé.



“Yo también estoy sufriendo Hyung”

Pensó Changmin. El chico se encontraba recostado sobre su cama, con sólo unos Jeans puestos y su pecho al descubierto. Había conseguido después de mucho rogar, la habitación simple de aquel lujoso departamento en el que se estaban alojando. Gracias al cielo, puesto que ahora no tenía ninguna intención de hablar con sus Hyungs, en especial con Jaejoong. Estaba frustrado, enojado, cansado de lo que estaba pasando entre ellos. Y le dolía aún más el hecho de ignorarlo, de enojarse con él y no decirle porqué. Le dolía haberlo dejado con las palabras en la lengua hace un rato al salir del baño.

- Y todo es por tu maldita culpa.- Se quejó, enojado al sentir sus ojos llenarse de agua. Se dio media vuelta, y escondió su rostro en la almohada- ¡Tonto, tonto Hyung!- Gritó a todo pulmón.
- Lo sé.- Dijo una hermosa voz. Su voz.- Soy un gran tonto.
- ¡J—Jaejoong!- Soltó el castaño, levantándose rápidamente para sentarse en el borde de la cama. ¿Tan ensimismado estaba? No explicaba como es que no escuchó la puerta de la habitación abrirse y volverse a cerrar.- V—Vete.- Le dijo, reobrando de a poco su compostura.
- No puedo hacer eso Minnie.- Le dijo, acercándose para sentarse a su lado, pero el más alto le respondió alejándose.- No hasta que arreglemos las cosas entre nosotros.- Tomó la mano de Changmin, y entrelazó sus dedos con los del chico.
- No tengo nada que hablar contigo- Le respondió, tratando de sonar lo más frío posible. El mayor no cedió en el agarre por mucho que Changmin luchó por soltarse.
- Por favor, mírame…- Le rogó, el castaño se vio obligado a hacerlo, esa voz tan angelical, rompiéndose de a poco, era algo difícil de ignorar.- No sé que pasó hoy, sólo tengo un cosa clara. No fue tu culpa… ¿Porqué entonces me defendiste?

Silencio.

- Respóndeme. A veces me haces pensar que eres tú el del problema.- Se quejó.
- ¿Yo…?- Preguntó Changmin, soltándose por fin de la blanca mano del mayor.- ¿¡Yo el del problema!? Tienes que estar de broma- Gritó levantándose- Tú eres el del problema Kim Jaejoong. Ya casi no nos vemos, y cuando lo hacemos, no me hablas, porque te pasas todo el mísero tiempo con Yoochun.

La sangre le hervía y le quemaba por dentro, sus ojos de poco empezando a lagrimear. ¿Porqué su Hyung no entendía nunca nada? Odiaba eso de él, como siempre lo hacía sentir el malo de la película.

- Sabes muy bien que es por nuestro Single, y por todo lo de la deman—
- ¡Y ahora todo esto de la demanda!- Lo interrumpió, el rubio se levantó también.- Si de verdad te importara el grupo, y seguir tan unidos como siempre lo hemos sido, te comportarías un poco mejor.
- ¿Qué?- Preguntó incrédulo.
- En vez de estar perdiendo el tiempo en los ensayos, podrías poner todo de tu parte. No sólo tú te sientes afectado Jaejoong, si piensas eso, de verdad eres muy egoísta.- Sus ojos poco a poco comenzaron a derramar finas lágrimas.-
- Pe—
- Pero nada- Lo cortó.- Yunho y yo también estamos sufriendo…. Y te odio por eso, por pensar sólo en ti, por no ponerte en mi lugar, porque ya no hablamos, y te odio, porque aunque tengo unas ganas enormes de romperte la nariz de un golpe, no puedo. Te odio, porque aunque guarde tanta rabia, aún te extraño, te necesito. Te odio, porque no puedo odiarte Jae…-

Silencio. El pequeño miró fijamente a los ojos del rubio, que cada vez se llenaban más y más de lágrimas.

- Te amo Jaejoong.

Nuevamente silencio. Luego de mirarse intensamente, Changmin se dio media vuelta, sin querer seguir viendo la sorprendida cara de Jaejoong. Ahora se sentía un estúpido. ¿Por qué había dicho todo aquello? ¿Por qué demonios tenía que ser tan explosivo, impulsivo y tonto? Y ¿Por qué en este tipo de situaciones, no aplicaba su lógica de ‘pensar antes de actuar’?

“Por favor, Hyung, di algo…”

Pensó, su corazón encogiéndose de dolor, de angustia, de ansiedad. Cerró sus ojos con fuerza, intentando escapar, volver el tiempo atrás o al menos logar que la tierra lo tragase. Sudaba frío, y aún sentía mariposas revolotear en su estómago. Deseo estar muerto. Sentía frío, y de pronto no tenía ganas de hacer nada. No sabía ni siquiera porqué se encontraba aún en esa habitación. De pronto, un extraño calor, y un par de fuertes brazos alrededor de su cintura interrumpieron sus pensamientos.

- Minnie…- Susurró el mayor, posando su cabeza en el hombro del castaño.- Lo siento mucho…-
- No…Est—Está bien yo…- Tartamudeó, temiendo lo peor. El rechazo.
- Changmin, yo también te extraño.- Confesó, y al instante, el menor se dio media vuelta entre sus brazos, para quedar mirándole frente a frente.- Yo… Todo este tiempo, he estado muy preocupado… Y lamento…Haber sido tan egoísta, pero tu sabes que yo soy muy sentimental y… Con todo esto de la demanda… Tengo mucho miedo… Miedo de perderte…

Sin decir nada más, lo besó tiernamente en los labios. Al principio, Changmin no atinó a hacer nada más que abrir sus ojos con sorpresa. Sus mejillas enrojeciendo al instante, y su corazón latiendo a mil kilómetros por hora. Poco a poco se dejó llevar, posando sus manos en la cintura del rubio, cerrando sus ojos y entreabriendo sus labios, para dar pasó a la lengua del mayor a que explorase la húmeda cavidad. Casi por inercia, ambos jóvenes se fueron acercando a la cama, para finalmente caer sobre ella. Jaejoong sobre Changmin.

- Te amo, Min.- Le dijo al separarse.- Todo este tiempo yo…
- Shhh…- Lo cortó el castaño posando sus dedos sobre los rosados labios del chico.- Yo también… Todo este tiempo.

Se unieron nuevamente en un beso, y al separase, se recostaron en la cama uno en los brazos del otro, contemplándose.

- Neh, Minnie.- Lo llamó el más grande, posando sus manos sobre el pecho bien formado del castaño, que se encontraba al descubierto.
- ¿Dime, Hyung?-
- No sabes lo sexy que te ves sin polera.- Confesó mordiendo su labio inferior.
- Y tu no sabes lo sexy que te ves cuando haces eso.- Le dijo lamiendo sus labios de forma sensual.
- ¿Me estás provocando?- Preguntó.
- ¿Y tú que crees?- Sonrió, y volvió a besarlo.

Tocándose sin pudores, amándose sin fronteras. Porque no sabían que les traería el mañana, porque no sabían a que se enfrentarían. Pero no importaba. Todo lo que sabían, es que no querían perder ningún momento juntos…

Fin.

11 comentarios:

  1. minnie1/03/2010

    always keep the faith!!!!!!!!!!!!!
    i love jaemin!!

    *lloro*

    ResponderEliminar
  2. ah pero que lindo *OOOOOOOOO*

    ResponderEliminar
  3. ke lindo *.*
    ayy como me enanta el jaemin !!!

    bye

    ResponderEliminar
  4. sheccid1/04/2010

    que hermoso me encanto y recuerden
    ALWAYS KEEP THE FAITH
    sin importar lo que sucedad ustedes seran siempre nuestros dioses.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/05/2010

    ALWAYS KEEP THE FAITH!!!! >.<

    ResponderEliminar
  6. aaaaa ke hermosoo!!
    siii!!! io los kero juntos. amo el jaemin

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3/26/2010

    awwww
    keep the faith!!!

    ResponderEliminar
  8. Aw~ el JaeMin es hermoso :3 No digo que las otras parejas no lo sean, pero es que estos chicos desprenden amor :3 Para mí ellos son la pareja más real del grupo XD Haha... aw~ JaeMin is pure love :3

    •Always|keep|the|faith•

    ResponderEliminar
  9. JaeMin JaeMin JaeMin <3<3<3<3<3<3<3<3<3<3<3

    sorry ´pero lo amo

    ResponderEliminar
  10. Cony-chan2/28/2011

    kyaaaaaa!!!
    amo este fic!!
    es tan reaal

    me encanta como escribes Sayuri

    Always Keep The Faith!!

    ♥ ♥ Viva el Jaemin!! ♥ ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD