Try A Little Tenderness

12 comentarios
Titulo: Try A Little Tenderness
Autor: Irady
Pareja: Changmin/Yoohwan
Género: Slash
Extensión: Oneshot
Sumario: Changmin tiene una confesión que hacer a sus hyungs... En especial a uno de ellos.

A/N: En la parte que habla de la música que escuchan (sabrán cuando lleguen ahí) hay un link para que escuchen esa canción en youtube....
---------



Quien normalmente convocaba a “reuniones familiares” en casa de los Dong Bang, era Yunho. Por eso cuando el menor de la familia los llamó para reunirse, ninguno pudo esconder la curiosidad que los invadió.

Estaban todos sentados a la mesa de la cocina, impacientes por escuchar lo que el maknae tenía que decirles.

—Se preguntarán por qué los llamé —comenzó Changmin.

Los demás asintieron, intrigados aún más por el tono de su voz. Ese tono que sólo utilizaba cuando era algo realmente importante.

—Quiero que todos me escuchen hasta el final sin interrumpirme, ¿de acuerdo?

Los demás volvieron a asentir. ¿A dónde quería llegar Changmin con esto?

—También quiero que intenten comprenderme. Sobre todo tú, Yoochun.

De acuerdo, esto se estaba poniendo extraño. Los demás voltearon a ver a Yoochun, quien se había quedado en blanco. La sorpresa escrita en toda su cara. Cuando asintió, un tanto renuente, los demás también lo hicieron.

—Bueno, la cosa es que... estoy saliendo con alguien.

Todos se quedaron callados un par de segundos, procesando lo que acababan de escuchar de Changmin. Cuando lo hubieron hecho, Jaejoong y Junsu olvidaron inmediatamente su promesa de no interrumpir y se levantaron, yendo hacia el menor.

—¡Mi bebé ya es todo un hombre! —dijo Jaejoong abrazando a Changmin, quien sólo rodó los ojos—. Estoy tan orgulloso de ti, pequeño.

—Así que ya no eres virgen —dijo Junsu revolviendo el pelo del menor, para inmediatamente después ir a refugiarse seguramente detrás de Yoochun. No quería morir tan joven, muchas gracias.

Los únicos que no dijeron nada fueron Yunho y Yoochun. El primero tenía una mirada seria y pensativa, con una mano en el mentón, celoso, como puede estar cualquier padre que se precie de serlo. ¿Quién se creía que era esa para pensar que podía merecer estar con Changmin?

—¿Quién es? —preguntó seriamente. Jaejoong rodó los ojos soltando a Changmin, quien sólo suspiró—. ¿La conocemos?

Oigan, ¿Quién le aseguraba que la tipa no era una lagartona buscando aprovecharse de la inocencia de un niño tan puro como Changmin? Sin mencionar lo de la fama y eso. Su deber como líder, pero sobre todo como hermano, era cuidarlos a todos.

—Sí—dijo Min una vez que Jaejoong y Junsu volvieron a sus lugares—. Bueno, no… es decir, sí.

—O sea, ¿cómo? —dijo Junsu, totalmente confundido.

—O sea, sí es alguien a quien conocen —dijo Changmin golpeando la mesa con los dedos, nerviosamente, mirando a todos lados menos a los otros—. Pero no LA conocen, ¿entienden?

Cuatro pares de ojos se abrieron enormemente al comprender lo que Changmin quería decirles. Por un momento nadie dijo nada, y Changmin se ponía cada vez más nervioso.

—Entiendo —habló Yunho, para sorpresa de los otros cuatro—. Entendemos perfectamente Changmin, y no tienes nada de qué preocuparte —terminó con una sonrisa, golpeando suavemente el hombro del menor.

—Hay algo que yo no entiendo —dijo Yoochun de pronto. Los demás se giraron a verlo—. ¿Qué tiene que ver eso conmigo?

Junsu asintió cuando lo escuchó, Jaejoong se puso serio y Yunho sólo miró en blanco a Changmin. El menor comenzó a revolverse incómodamente es su silla, balbuceando incoherentemente, y desviando la mirada mientras sus mejillas se ponían rojas. Cuando Yoochun comprendió lo que pasaba, abrió los ojos con incredulidad.

—¿YooHwan? —susurró.

Changmin tenía toda la cara completamente roja ahora. Cerrando los ojos y agachando la cara asintió con cierta timidez.

Un silencio sepulcral reinó en la cocina después de la semi-confesión de Changmin. Junsu pasaba su mirada sorprendida de Yoochun al menor, Jaejoong apretó la mano de Changmin por debajo de la mesa mostrándole su apoyo, logrando que éste sonriera un poco, Yunho miraba a Yoochun esperando su reacción, pero el otro sólo miraba a Changmin fijamente.

—¿Cuánto tiempo? —preguntó por fin Yoochun, luego de lo que pareció una eternidad.

—Seis meses —respondió dudosamente. Se notaba que estaba incómodo como nunca. El pobre sólo deseaba desaparecer en ese preciso instante para evitar las miradas que estaban sobre él—. Siento mucho no haberte dicho antes —se apresuró a decir al notar la cara que hizo el mayor—. YooHwan quería decirte, pero yo quería estar seguro antes.

—¿Seguro de qué? ¿De lo que sientes? —preguntó Yoochun, y al ver que el menor asintió, aún con la mirada baja, continuó—. ¿Y lo estás ahora?

—Totalmente —respondió el menor levantando la vista y fijándola con toda la seguridad del mundo en la de Yoochun.

—¿Y mi mamá?

—Ella siempre lo supo. Podrías decir que todo fue obra suya —respondió el menor, sonriendo.

—Entonces sólo me queda felicitarlos —respondió el mayor con una sonrisa.

Changmin dejó escapar el aire que no se había dado cuenta que estaba reteniendo, sonriendo más ampliamente, al igual que los cuatro mayores.

—Gracias —susurró. Pero en seguida se pudo de pie, alterando a los demás—. Debo llamar a YooHwan —dijo antes de salir disparado a su habitación.

///

Algunas semanas después, los cuatro mayores de Dong Bang Shin Ki se encontraban reunidos en el cuarto de Yoochun y Jaejoong. Todos estaban pensando en Changmin y YooHwan, quienes estaban en la sala luego de regresar de su cita.

Yoochun se mordía las uñas, caminando de aquí para allá nerviosamente y los demás trataban de calmarlo un poco. O de al menos lograr les dijera qué era lo que le preocupaba tanto. A veces parecía que iba a salir de ahí, pero se detenía al llegar a la puerta. Los otros tres comenzaban a cansarse.

—Chunnie ya cálmate, por Dios —dijo Junsu, harto del comportamiento del ratón. La única respuesta que obtuvo fue una incomprensible cascada de murmullos.

—¡Bueno, ya! —gritó Jaejoong tomando del brazo a Yoochun cuando éste pasó a su lado, y sentándolo de golpe en su cama—. Te sientas aquí y me dices que carajos es lo que te pasa.

—Ellos… —comenzó Yoochun, mordiéndose las uñas de nuevo—. Ellos… están allá afuera… solos —terminó haciendo énfasis en la última palabra. Los demás sólo se rieron de semejante tontería.


—¡Por favor, Yoochun! —le dijo Yunho entre risas—. Jamás creí que fueras del tipo celoso. Pero conoces bien a Changmin y sabes que él es un buen chico. No creo que debas preocuparte por YooHwan.

—No estoy preocupado por YooHwan —dijo Yoochun sin dejar de morderse las uñas, pero ahora de la otra mano. Los demás lo miraron sin comprender—. Estoy preocupado por Changmin. YooHwan es MI hermano, ¿eso no les dice nada?

—Ay, Yoochun, estás exagerando —dijo Junsu—. No creo que Yoo…

Pero no pudo terminar porque en ese instante comenzó a resonar una melodía de piano y saxofón por todo el departamento. Yoochun abrió enormemente los ojos y se puso de pie inmediatamente. Él reconocía esa canción. «No. Puede. Ser» pensó. Era de su colección de Jazz, y estaba bajo la nada honrosa etiqueta de “Sax for Sex”. «Los voy a matar».

Sin que nadie pudiera detenerlo, salió rápidamente de la habitación y se apresuró a la sala. Los otros tres salieron tras él para intentar detenerlo, o al menos eso se decían a sí mismos. La verdad es que los mataba la curiosidad de saber qué era lo que pasaba afuera.

Cuando lograron alcanzar a Yoochun, éste estaba de pie al final del pasillo. Parecía una estatua porque no se movía para nada. Tenía la vista fija al interior de la sala. Cuando voltearon para ver qué era lo que miraba Yoochun con tanta intensidad, se encontraron con una escena del todo inesperada.

La pareja había movido la mesa de centro de su lugar, y estaban sobre la alfombra, bailando románticamente. No se parecía en nada a lo que sus pervertidas mentes les habían mostrado.

YooHwan rodeaba con los brazos el cuello de Changmin, apoyando la cabeza en el hombro del más alto. Su cara estaba volteada hacia donde estaban ellos, pero tenía los ojos cerrados, y una tierna sonrisa en los labios. Changmin por su parte, tenía ambas manos en la cintura del menor, también tenía los ojos cerrados y apoyaba la mejilla en el cabello del otro.

Eran la perfecta y misma imagen del romanticismo. Se movían al compás de la suave música, ajenos a cualquier cosa a su alrededor que no fuera su propia pequeña burbuja de amor. Tanto así que ni siquiera habían notado a los cuatro intrusos.

Dichos intrusos los veían con una mirada brillante y soñadora, enternecidos por la dulce imagen que eran esos dos. Yoochun hasta había olvidado sus preocupaciones y los miraba con una sonrisa. Era imposible no conmoverse ante algo tan tierno.

Yoochun se puso a pensar en todo lo que él y su hermano habían pasado cuando eran niños. Recordaba todas las veces que lo vio o lo escuchó llorar por lo de sus padres y que él no se había atrevido a ir a consolarlo. Sus ojos comenzaron a aguarse ante los recuerdos tan dolorosos.

De pronto YooHwan detuvo sus movimientos y abrió los ojos, pero no vio a ninguno de ellos porque inmediatamente se giró a ver a Changmin, quien también se había detenido. Fue tan sólo un momento, menos de una fracción de segundo, pero Yoochun pudo ver ese brillo en sus ojos.

Apoyándose sobre las puntas de los pies, YooHwan unió suavemente sus labios con los del más alto en un pequeño beso, tierno, dulce y lleno de amor, que no duró más que algunos segundos.

Apartándose de Changmin con una sonrisa, YooHwan comenzó a seguir la pista de nuevo. Changmin sonrió también y unió su frente con la del menor, ambos viéndose fijamente a los ojos sin interrumpir el ritmo de sus pasos.

Las lágrimas ahora corrían libremente por las mejillas de Yoochun. Sintió cómo Jaejoong lo abrazaba por la espalda, lo que le arrancó una sonrisa. Junsu tomó su mano mientras Yunho apoyaba la cabeza en su hombro. En esos momentos, rodeado por los tres chicos y observando detenidamente a los otros dos, Yoochun dio gracias de poder tener a su familia completa.

Con un movimiento de cabeza, Yunho les indicó que ya habían invadido la intimidad de los tórtolos por mucho tiempo y que era hora de irse. Los otros tres obedecieron al líder y comenzaron a volver sus respectivas habitaciones.

Antes de dar más de tres pasos, Yoochun se giró para ver de nuevo a sus dos hermanitos. Ahora YooHwan le daba la espalda, por lo que podía ver a Changmin de frente, pero ambos estaban aún muy inmersos en su mundo aparte.

Changmin tomó el rostro de YooHwan con ambas manos y le dijo palabras que no alcanzaron a llegar a los oídos de Yoochun, pero éste casi pudo jurar que logró escucharlas.

«Saranghae, aein»

Con una sonrisa, Yoochun se apresuró a volver a su cuarto, con la seguridad de que ya nada, nadie, jamás, nunca podría lastimar a su hermano menor ahora. Con la seguridad de que era muy feliz.

FIN.

12 comentarios:

  1. GdRaGoN6/10/2010

    abuuuuuuuu q bonito!!! me gusto mucho aun q esta pareja si q es extraña en fin quedo muy bien!! y la cancioncita tambien esta padre n-n

    ResponderEliminar
  2. q lindo T________T


    y q diantres yoochun es un EMO con todas las de la ley xDDD

    ResponderEliminar
  3. omfg.. aun no lo leo pero la pareja ya me dejo asi de "D:!!" OMG XD!!!

    ResponderEliminar
  4. esto es lo mas azucarado k he leido en mi vida!!!! kiero a changmin para mi hermano! (?)

    ok no! xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    me encanto! y yoochun emo es lo max! xD

    ResponderEliminar
  5. que lindo
    yo quiero una escena tan romantica como esa
    mente calienturienta de chunnie

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6/14/2010

    Omg que romantico...

    Me quede sin palabras, como quisira tener tambien algo asip de tierno y perfecto !!!

    Y que lindo Yoochun n_____n pensando todas esas cosas mientras vea a sus dos hermanitos.

    Es lo mas azucarado que alla leido en mi vida, de echo ya le esta haciendo daño a mi corazón de lo dulce que es XD!!
    Escribes maravilloso!!! Amo tu fic aun cuando sea una pareja un tanto extraña D: !!
    Pero aun asi lo amo!!
    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6/14/2010

    Esta de lo más hermoso, me encanto, me he enamorado de esta pequeña parejita...
    Sigue así...

    ResponderEliminar
  8. si!!
    extrañísima pareja!
    pero adorable!!! :3
    Se comportaron tan lindos el uno con el otro *-*
    yo quiero a un adorable changmin como ese!!!!

    ResponderEliminar
  9. ahhhhhhhhhhhhhhhhhh
    maldición de adorables
    */////*
    yo también quiero
    demasiado hermosa la narrativa
    me concentre mucho en la historia
    bien contada hasta unos pequeñas
    lagrimas se producieron por lo
    dulce que fue la escena de la
    sala mas yoochun tan preocupado
    eso me llevo a la sima...

    ResponderEliminar
  10. —. Estoy preocupado por Changmin. YooHwan es MI hermano, ¿eso no les dice nada?

    haha eso me mató de risa XD ay CHunnie que no confiaba en su hermano XD haha la pareja es de lo más extraña pero estuvo muy lindo... bueno, demasiada azúcar por el día de hoy me largaré a leer un lemon XDDDD (?)

    ResponderEliminar
  11. deberian haber mas historias d los dos!
    hacen una bonita pareja ^^

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD