Memorias

8 comentarios
Titulo: Memorias
Autor: Naru-chan
Pareja: JaeMin
Género: Slash
Extensión: Oneshot
----

Eso es lo que quisiera hacer contigo desde hace un tiempo, el tiempo que llevo observándote…
Después de la escuela mis amigos y yo siempre acostumbramos venir a la cafetería que está ha 2 cuadras de la misma, la cual sirve deliciosos postres y se dedica al arte en café, como le digo yo, ya que no se si tenga un nombre en especifico.

Pero luego que entramos a este semestre, para mi dejó de ser costumbre, para convertirse en una obsesión, mi secreta obsesión por ti.

-¿Puedo tomar su orden chicos? – preguntas con amabilidad y una sonrisa, despertando como desde hace un mes una extraña sensación en mi.

- Changmin… Changmin! – dejo mi pequeño transe del cual no me enteré siquiera que existía para ver tus ojos esperando por lo que creo, mi orden, que parece que es la única que falta.
Como alguien que no conozco puede idiotizarme de esta manera?

- Lo siento! Quiero un chocolate caliente y un pastelillo de canela por favor.

- No se preocupe joven, enseguida traigo sus ordenes, con permiso – y se retira rápidamente para atender otra mesa, justo como a nosotros, con amabilidad y una sonrisa.

Como quisiera que esa sonrisa fuera solo mía…
- Hey tu!, poste de luz descompuesto, ¿Qué te pasa? - vaya forma de volver a salir de mis desvaríos.

- Nada que te interese delfín trasero de pelota – le respondo tranquilamente apoyando mi rostro en mi mano derecha.

- Tu…

- Hagan el favor de calmarse quieren?, no deseo que nos volteen a ver como bichos raros… de nuevo – y sonrío triunfante al ver el puchero de Junsu al no poder responderme como deseaba. Gracias Yoochun.

Cuando decidimos tener una plática decente, es decir, televisión, comida, chicas tema de Yoochun, video juegos de Junsu y escuela de mi parte – cosa que me acarreó la típica burla de “nerd” por parte del delfín.

- Aquí está su orden chicos – y me desconecto de toda platica para mirarlo, me siento un acosador, si él supiera que las veces que he venido solo han sido solo para observarlo sin que el par de pericos que tengo como amigos me distraigan, realmente me tendría miedo.

- Gracias… - dije en un susurro cuando me entregó mi orden y él solo sonrío, haciendo una pequeña reverencia antes de irse a seguir trabajando.


- Deberías de pedirle salir en vez de quedártele viendo mientras babeas – y casi me atraganto con el chocolate que apenas había llevado a mi boca.


- ¿De qué hablas? – pregunto haciéndome el desentendido, odio que Yoochun sea tan persuasivo…

- No te hagas idiota que sabes de lo que hablo – le doy a entender con la mirada que no quiero que siga hablando del tema pero… parece que no le importa mi opinión.

- No quiero hablar de eso Hyung … - se lo digo en voz alta para ver si así deja el tema por la paz.

- De qué? De qué?! Porqué yo no se dé que están hablando! – reclama Junsu con su típico dramatismo.

- Que este moco le trae gana al mesero que nos atiende siempre – yo sé que puedo competir con el tomate mas rojo del mundo en este momento.

- Oh!, ¿Quieres que le pida su teléfono por ti? – se levanta emocionado el delfín dispuesto a hacer exactamente lo que dijo.

- NO!! – grito haciendo que todos nos volteen a ver, avergonzado me hundo en el asiento, escuchando el eu kyang kyang de Junsu.

- Y yo quería que por una vez no nos vieran como bichos raros – suspira resignado Yoochun, tomado su taza de café bien cargado y una donita glaseada.


Dejamos el tema del mesero a un lado para concentrarnos en comer y en discutir sobre el proyecto que teníamos que hacer para el martes, agradeciendo tener todo el fin de semana y lunes para terminarlo.
Entre discusiones de idea, risas por las estupideces que se le ocurrían a Junsu, meditaciones extremadamente profundas de Yoochun en voz alta como “que es mejor, una short pegado o una mini falta” o “Las caderas si no son redonditas y esponjosas no son caderas!” se nos pasó la tarde dándole paso a la noche, dándonos cuenta solo cuando sentimos la falta de luz en la gran ventana junto a nuestra mesa.

- Entonces! Ya quedó, mañana en casa de Changmin a empezar el proyecto – declaró Yoochun dando por terminada la organización de nuestras labores – tediosas labores – estudiantiles.

- OK!, creo que es mejor irnos ya, no? – digo agradeciendo mentalmente que al par se les haya olvidado el tema de mi secreta- ya no tan secreta- obsesión por cierto pelinegro.

- Ni siquiera muevas un dedo Shim Changmin, que no se me ha olvidado – cantar victoria antes de tiempo, no es algo de se deba hacer… ARG!

- No tengo nada que decir… - la mirada de Yoochun siempre me a puesto los nervios de punta cuando se le mete algo en la cabeza… es terrorífica.

- Bueno… -¿Qué?! ¿Yoochun, Aceptando un NO por respuesta?

- Si tú no vas a pedirle nada… - veo como se forma una maliciosa sonrisa en sus labios… mala señal.

Veo como se pone de pie para sonreír mas ampliamente.
- Sinceramente está lo suficientemente bueno para tenerlo una vez en mi cama – Yo quedo en Shock, ¿Qué dijo? ¿Que su CAMA QUE?!

- NI SE TE OCURRA PARK YOOCHUN!! – me pongo de pie con rabia y al moverme para acercarme a ese ratón mal nacido, choco con alguien y lo único solo puedo articular…

- AHH!!! QUEMA!! – grito desesperado, tengo café caliente en toda mi camisa, duele!.

- Mierda, ven! – y solo siento una mano jalándome del brazo y veo unos mechones negros que tanto conocía.

Entramos al baño, sintiendo como los botones de mi camisa con quitados uno por uno de forma rápida alejando casi inmediatamente esa caliente tela de mi herida piel.
- Lo siento, lo siento mucho - es lo único que logro escuchar mientras veo a ese mesero que tanto me llamada la atención humedeciendo una toalla pequeña salida de quien sabe dónde y la empieza a pasear delicadamente sobre mi abdomen.

3…


2…


1…

Algo hace click en mi cabeza al darme cuenta de la situación en la que estoy.
Yo sin camisa, con el mesero acariciando – con la toalla claro… estúpida toalla- mi abdomen.
Semi denudes + mesero = Sonrojo y salto hacia atrás instantáneo.
- Pe- perdón… - susurra bajando la cabeza, ay no que hice, que hice, tremendo idiota que eres Changmin!

- N-no, fue mi culpa, no te preocupes e-enserio – le digo hincándome frente a él, tomándolo de los hombros.

- Pero tu saliste lastimado, debí tener más cuidado – clava sus ojos en los míos con una mirada arrepentida y preocupada, como puede ser tan bueno, Dios…

- Tranquilo… no es nada grave, vez ya no duele – y me doy un pinchazo en él la parte herida.

- Ouch.. ok si duele… pero solo poquito – me apresuro a aclarar para que deje de preocuparse, y lo que veo me dejó sin palabras.

Mi mesero se tapaba la boca mientras reía, con un sonrojo notorio en sus mejillas, simplemente hermoso.
- L-lo siento, pe-pero eres muy gracioso Changmin shii ~ - espera, acaba de decir mi nombre?

- ¿Cómo?... –

- Cómo se tu nombre?, vienes aquí todos los días, además de que tu amiguito ese el de la risa rara lo gritó cuando no reaccionabas para darme tu orden – y no sabes las “ordenes “ que te daría si pudiera…

Me sonrojo por mi pensamiento, y él vuelve a reír.

- Y-yo… - valor Changmin valor – yo creo que no es justo, si tu sabes mi nombre, entonces yo debería saber el tuyo, no crees?

- Lo creo y también creo que sería mejor pararnos, mis rodillas se están entumeciendo – y ahí es cuando caigo en la cuenta, seguimos hincado uno frente al otro en el baño.


Nos ponemos de pie y veo como sacude con una mano sus pantalones y en la otra tiene bien sujeta mi camisa.

- Oh! – parece que supo lo que cruzó en mi mente ya que voltea a ver la camisa – quisiera que me permitieras lavarla en mi casa y traértela limpia el lunes que vengas de nuevo… es la única forma que se me ocurre para no sentirme tan culpable, ¿está bien? –

Dejarme besarte también sería una forma de saldar cualquier culpa.
- Pero no puedo irme semi desnudo a mi casa… - contesto moviendo mis pensamientos raros a otra parte de mi cabeza.

- Puedo prestarte una de mía, siempre traigo un cambio de ropa por si llego a ensuciarme con algún postre, espera – y se va dejándome solo en ese baño, con el pecho descubierto, preguntándome donde rayos se habrán metido esos 2 que no han entrado siquiera a ver si estoy bien, par de bastardos desoconside…

- Aquí tienes – mis enfadados comentarios internos se esfumaron al aparecer él.

- Me quedara un poco ajustada ya que… tu pecho en más fuerte y tu espalda más ancha que la mía – que lindo se ve sonrojado – pero te servirá.

Asiento con la cabeza y me coloco la camisa negra lisa que me pasó, la cual sí, me quedaba completamente pegada al cuerpo.

- Realmente lo siento mucho, prometo traerla el lunes sin falta

- Ya te dije que no te preocupes este… - el sonríe de forma tierna.

Se acerca a mí con suavidad y su sonrisa se vuelve… ¿coqueta?
- Jaejoong… Kim Jaejoong – se presenta antes de dejar un pequeño beso en mis labios, dejándome en Shock.

- Espero que después de este inconveniente, podamos hacer algo más que mirarnos en secreto, Changmin Shii ~ - me guiña el ojos y se va.

Qué fue eso?...
Cuando reacciono corro fuera del baño, dándome cuenta que ya no hay nadie en la cafetería, mas que la viejita dueña de la misma, la cual estaba cerrando.
- Oh! Jovencito ya estamos cerrando… - dice la ancianita mirándome cálidamente.

- Si.. lo siento, disculpe y Jaejoong shii? –

- Acaba de irse, me avisó que usted estaba poniéndose la camiseta que le prestó, para no dejarlo encerrado aquí – suelta una pequeña risita y yo solo le sonrío en repuesta.

- Bueno… muchas gracias, con permiso – tomo mi mochila y salgo de la cafetería, busco mi ipod encontrando un pequeño papel pegado en uno de los bolsillos.

“No te olvides de devolverme mi camiseta!, es mi favorita atte. K.J.”

Bueno… parece que memorias contigo no faltaran de ahora en adelante…

Jaejoong~

Fin

8 comentarios:

  1. omoo
    debe de haber continuacion!!!!
    xD pleaseeee
    *_*

    ResponderEliminar
  2. Ahhh...Min...cuando leí obsesivo dije nooo...este Min va a ser un desquiciado...pero al final resultó tan tierno...awww...a mí también me dejó con las ganas...jejeje

    ResponderEliminar
  3. aaaaaaaaah q hermoso!
    y quien no babearia por jaejoong *¬*
    jeje este fic deberia tener conti.. me encantó

    ResponderEliminar
  4. Aw~ ternura :D Adoro a esta couple :D Tan lindos :3 Espero leer más... cofcof una pequeña continuació narrado desde el punto de vista de Jae Cofcof xD

    ResponderEliminar
  5. Lectora9/14/2010

    hahaha... que bonito! :)

    ResponderEliminar
  6. aaa
    podrias hacer continuacion esta muy bien

    ResponderEliminar
  7. dioooos que bueno esta esto xd pero quiero mas jeje suena egoista pero es ta taaaaaaaan bueno *0* jaemin plz!!! muyy lemonoso ejem ejem xD

    ResponderEliminar
  8. Wuuuaaaaaa esta padrísimoooo y si coincido con las demás chicas, debe tener continuación!!!!

    por favor que haya continuación, mira que mi hormona yaoista lo esta pidiendo a gritos XDD

    saludos.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD