Warm Summer, Hot Ice

8 comentarios
Titulo: Warm Summer, Hot Ice
Autora: Ietsuna
Pareja: YooSu
Género: Slash, Lemon, Fluff
Extensión: Oneshot
Sumario: Junsu siente mucho calor, podrá Yoochun refrescarlo?
-----



-Chunnie… -lo llamó arrastrando las palabras desganado –tengo calor Chunnie… -reclamó haciendo un adorable puchero como era costumbre suya –haz algo –pidió abrazado ligeramente a su cuerpo muy a pesar de todo el calor que podía sentir, no se alejaría de su cuerpo.

-Y qué puedo hacer yo Su? –preguntó mirándolo, sonriendo por aquel puchero –El aire acondicionador esta encendido, que mas puedo hacer? –preguntó acariciando suavemente su hombro al descubierto.

Junsu solo bufó haciendo un puchero mas pronunciado adema de inflar sus mejillas las cuales fueron rápidamente desinfladas por las manos de Yoochun dejando de esta forma sus labios en trompita haciendo que se viera adorable y Yoochun no dudara en besarlo, un beso corto y tierno de esos que hacen suspirar a Junsu consiguiendo solo que acerque un poco mas su cuerpo al propio

-Su… baby así solo conseguirás tener mas calor –dijo con una sonrisa sin hacer nada para alejarlo, dejando que las pieles de sus torsos descubiertos se toquen libremente aun mas, consiguiendo así humedecerlas con algo de sudor, aquel sudor que también tenían en todas partes de su cuerpo, un sudor que conseguían sin hacer nada, sobretodo en las partes de su cuello, mejillas, espalda y otras parte que hasta solo de nombrarlas les da mas calor

-Comenzaré a odiar el verano –musitó aun mas desganado con la mirada perdida en el rostro de Yoochun y en aquella leve sonrisa que tenía en sus labios –tu solo sonríes acaso no sientes calor? –preguntó mirándolo curioso

-Claro que si, pero no puedo hacer nada, quejarme tampoco hará que tenga menos calor, Su –sonrió, delineando con la yema de los dedos suavemente el hombro de Junsu, quien solo lo miró con el ceño fruncido por lo dicho, provocando solo que Yoochun sonriera aun mas y de una forma coqueta

-Estas diciendo que solo me quejo? –y hubiera alzado la voz solo que no tenía energías para eso y solo terminó por susurrar las palabras

-Bueno, tu mismo lo has dicho, Su –rió ligeramente de medio lado –Pero no podemos hacer nada, estamos en pleno verano y me gustaría que fuéramos a la playa pero el auto se nos averió y no sabemos hasta cuando lo tendrán listo –dijo acariciando su cabello detrás de la oreja de Junsu provocando leves cosquillas que lo hicieron sonreír –no quieres darte una ducha fría conmigo Su? –preguntó mirándolo a los ojos y dejando un casto beso en sus labios.

-No… –respondió con los mismo ánimos desde que llevaban tumbados en la cama –no tengo ganas ni de moverme… como es posible que este atardeciendo y aun haga este calor…

-Que vago –rió -entonces que te parece si me esperas un momento, iré por alguna bebida que puede refrescar a mi bonito – ambos se miraron y sonrieron por lo cursi que había sonado aquello –No demoro amor y podemos seguir sudando sin hacer nada –dijo sonriendo de medio lado, dejando un corto beso en los labios de Junsu antes de levantarse de la cama… y extrañamente al separarse sintieron un leve frió en aquellas parte donde sus pieles se juntaban.

Junsu no dijo respuesta alguna, Yoochun sabía que tampoco diría nada que solo pronunciar palabra alguna le haría sentir más calor. A pasos perezosos Yoochun llegó a al cocina tomando unos vasos dejándolos en la encimera y ponerse a buscar dentro de la refrigeradora algo que pudiera calmar el calor de Junsu, o al menos intentarlo y todo tan solo por complacer a su lindo novio, comenzó a rebuscar y ver que encontraba.

-Una gaseosa –pensó para si mismo tomado aquel envase entre sus manos observándola por unos momentos y suspiró –Aish… demasiado gas para Junsu –suspiró dejando el envase donde correspondía, viendo que mas podía encontrar –jugo quizás… lleva todo el día tomando jugo, si le doy un poco mas me terminará reclamando de que ni siquiera es natural –y volvía a mirar dentro que mas habría para ver si podía complacer a su pequeño novio quisquilloso –Cerveza!! –exclamó contento, pero al final terminó sonriendo irónicamente pues Junsu no bebía alcohol además era demasiado amarga para su gusto, o sea eso estaba bien pasa si mismo, pero no para Junsu.

Y se estaba dando por vencido, no lograba conseguir o encontrar algo que calmara un tanto el calor de su delfincillo, suspiró algo pesadamente recargando su cabeza sobre una de las esquina de la refrigeradora matándose la mente por pensar en algo, un mísero algo que logre quitar el calor… Una vez mas volvió a abrir la refrigeradora esta vez ambas puerta, esta vez mirando dentro de la nevera esperando encontrar algo… algo que sin duda serviría mucho mas que solo para quitar el calor de Junsu, entonces sonrió casi pervertidamente.

-Hielos… -y los miró por un largo rato con una sonrisa triunfante en su rostro… -Bueno que de algo sirva tanto hielo que compró –pensó en voz alta recordando aquella vez donde Junsu metió al carro de compra varias bolsa con trozos de hielo de todas las formas diciendo que sus formas eran divertidas, pero que va ahora esas formas divertidas, ahora les daría un mejor uso…

-Chunnie!! –y aquel llamado de su novio lo sacó de sus pervertidos pensamientos, si pervertido y es que ahora tenía una entretenida forma de refrescar a su novio, mientras el se deleita los ojos

-Ya, ya va Susu-ah! –exclamó hasta contento, por el buen uso que le daría a aquellos refrescantes hielos, tomando unos cuantos de eso y dejándolos en la primera jarra que se le cruzara por los ojos, mirándolos con un brillo lujurioso relamiéndose los labios antes de tiempo sin quitar por nada esa sonrisa lujuriosa y coqueta.

Y abre nuevamente la refrigeradora sacando aquel jugo que a primeras no le había tomado importancia, y pues ahora tampoco mucha, pero era elegir en eso, o la gaseosa y la cerveza y estas últimas estabas totalmente descartadas. Llenó el vaso con aquel jugo de sabor a pera dejándolo sobre la misma bandeja donde antes dejó la jarra con los hielos que ya comenzaban a derretirse lentamente formando unos cuantos gotones en el fondo, tomó la bandeja entre sus manos y casi con rapidez se encamino a su habitación, habitación que compartía con su novio claro esta y en cosa de segundo llegó viendo como Junsu estaba de pies y brazos estirado en toda la cama con los ojos cerrados y los labios entreabiertos, aquella imagen frente a los ojos de Yoochun era terriblemente sexy por parte de su novio y que hasta le dieron ganas de tirar la bandeja por ahí y saltar sobre Junsu y devorárselo una vez mas como otras veces, pero se retracto de sus pensamientos negando silenciosamente con la cabeza, pues aquello que tuviese pensado era mucho mejor… si mucho mejor…

-Su, baby –lo llama en su susurro con aquella sonrisa coqueta característica en el, acercándose hasta la cama, notando como Junsu abre perezosamente los ojos, girando su cabeza y mirándolo con un puchero de reclamo en los labios haciendo espacio en la cama para darle espacio a Yoochun

-Por que te has tardado tanto, Chunnie? –le pregunta en un tierno murmuro, mientras se sientas a su lado dejando la bandeja en la mesita de noche

-Lo siento, pero no sabía realmente que traerte, pensé en cerveza –dice sonriendo viendo como Junsu enarca una cejas –lo sé, lo sé no me mires así, sé que no te gusta porque es muy amarga por eso no la he traído –tomando aquel vaso con jugo entre sus manos

-Entonces que has traído? –pregunta acomodándose mejor dejando su espalda reposar en el respaldo de la cama aun sin muchos ánimos, pero si iba a beber algo de esa forma sería mas cómodo

-Es jugo de pera… sé que no es mucho, y tampoco es 100% natural, y que llevas todo el día bebiéndolo, pero entre esto o la gaseosa… era clara tu preferencia –acercándole el baso hasta los labios dándole él mismo de beber –además es solo para refrescar tu garganta –dice ahora con un tono algo mas seductor, notando como Junsu lo mira sin entender del todo, lo cual le causa una pequeña risita a Yoochun

-Me conoces demasiado Chunnie –y sonríe bebiendo el jugo lentamente cuando lo acerca a sus labios, sintiendo el exquisito sabor que sin duda refresca algo su cuerpo, para luego mirar totalmente confundido a Yoochun –Que quieres decir con eso Chun? –preguntó parpadeando los ojos aun en signo de una gran confusión, Yoochun solo pudo sonreír un poco mas por aquella actitud de su novio.

Sin duda Junsu ha sido lo mejor que Yoochun haya podido desear en esta vida, y en todas las que vendrán, porque, dios, solo con Junsu se siente completo en todo los sentido, es su vida, porque, solo Junsu puede ser todo en uno, porque solo Junsu puede ser endemoniadamente sexy, mas que ningún otro del grupo, pero jamás perderá ese toque inocente que lo enamora un poco mas o esa personalidad infantil pero madura o comprensiva cuando lo ameritaba el caso, solo él, solo Junsu podía ser todo eso en una sola persona, solo Junsu llenaba su vida y su corazón como nadie y estaba mas que seguro jamás lo dejaría ir, por muy egoísta que sonase, lo quería para toda la vida solo para el…

Y sonrió un poco mas, dejando el vaso en la mesita de noche a la vez que tomaba uno de los tantos trozos de hielo de la jarra, sonriendo ahora mas sensualmente, acercando su rostro al de Junsu, a la vez que junta despacio sus labios y un pequeño beso con sabor a jugo de pera

-A que viene esa sonrisa? que te traes ratón pervertido? –y es que sabía perfectamente que cuando su novio tenía esa sonrisa en sus labios no era por algo que sanamente pasaba en sus pensamientos

-Nada malo Susu… -sonríe una vez mas atrayendo el hielo a sus labios, pasándolos suavemente por ellos, viendo como Junsu entreabre un tanto sus labios dejando que el agua derretida entre a su boca –He encontrado una buena manera de refrescarte, mi pequeño delfín travieso… –murmuró besando su mejilla mientras descendía el hielo por su cuello a la vez que este se hacía mas pequeño al derretirse contra la piel cálida de Junsu

-Pero… mojaremos la cama de esta manera –susurra sonriendo, a sabiendas de que Yoochun no se detendría ni por mil pucheros que haga y que tampoco lo detendría ya que aquel frío hielo si lo estaba refrescando –Pero esta frió –reclama, solo para formar uno de esos puchero que bien sabe causan ternura a Yoochun

-Pero te gusta –susurra en su oído para luego morderlo delicadamente –Has cerrado los ojos además sonríes, tampoco me has detenido –y esta vez susurra aun mas sensualmente haciendo que el cuerpo de Junsu tiemble –Mojaremos juntos las cama Su…-Yoochun sabe perfectamente que tono de voz usar en su contra para debilitarlo…

Las suaves mordidas de Yoochun comienzan a bajar lentamente por la mandíbula de Junsu el cual ya empezaba a jadear despacio y suavemente, esto hacía sonreír aun mas al pelinegro, estaba logrando su propósito y no importaba si era a causa del frió hielo o de sus suaves besos entregados , simplemente importaba que tenía a Junsu jadeante en sus labios mientras lo besaba con ternura desbordada una que luego pasarían a besos apasionados, pero él quería jugar un poco mas con el cuerpo de su novio antes de aquello, esta vez tomó completa la vasija con los hielos dejándola a un lado de sus cuerpo donde podía tomar los hielos en completa libertad sin necesidad de estar volteando cada que se termina un hielo

-Dime Su, donde mas sientes calor –coquetamente le pregunta siempre manteniendo el susurro en su hablar, aquello le daba al ambiente un aire mas romántico y a la vez erótico y Junsu seguía el juego susurrando de la misma forma además de esos jadeos sensuales que aun no subían el volumen

-Donde mas crees tu mi ratoncito perfecto pervertido –susurra algo divertido a la vez que se vuelve a apoderar de esos labios rojos que no dejaban de sonreír en ningún momento los cuales responden ahora con un poco mas de pasión aquella caricia mientras toma otros trozo de hielo esta vez un poco mas grande y lo comienza a pasar por unos de los brazos de Junsu que se encontraba en su hombro, llevándolo hasta el cuello una vez mas, pero descendiéndolo por el pecho hasta dejarlo en uno de esos rosados pezones que se comenzaban a endurecer con el contacto del frió hielo –mmh Chun –jadea quedito en medio de aquel beso al sentir el hielo mojar sus sensibles pezones

-Estas algo mas sensible hoy, no deberías ser tan sensible al agua mi delfincillo bello –murmura lamiendo su labio inferior con dulzura para luego succionarlo con lujuria y terminar por morder con sensualidad

-Pero están fríos –reclama con un puchero, uno más de la gran lista que tiene

-Pero tu cuerpo no piensa lo mismo, aquí lo esta disfrutando –señalando con su dedo aquel pezón totalmente duro y algo morado por el hielo, dejándolo mas sensible de lo que nunca antes habría conseguido con lamidas y succiones, entonces deja por un momento de lado el hielo y toca esos pezones con sus dedos, Junsu no puede hacer mas que arquear maravillosamente la espalda por aquel apriete en sus botones rosas con los largos dedos de Yoochun –Muy muy sensible está aquí –besa sus labios unas vez mas y baja directamente a aquel punto sensible de ahora dando una pequeña lamida, logrando que arquee nuevamente la espalda por aquel contraste de su frió pezón y la cálida lengua de Yoochun, torturándolo un poco mas al morderlo y estirarlo lentamente

-Ahh… Chunnie! –jadea un tanto mas alto al sentir las atenciones de Yoochun por parte de su boca, cogió nuevamente el hielo entre sus dedos para seguir con su tarea, de refrescar y alterar un poquito mas las hormonas de su novio.

Acariciando los costado del torso del menor hasta llegar a su plano abdomen dejando resbalar el hielo por toda aquella suave zona, mientras Junsu seguía con sus suaves jadeos, es que dios, como es posible que se este calentando cuando le están enfriando el cuerpo con un trozo de hielo, pero a la vez su pervertido novio le estaba dando otro tipo de atenciones que mas que hacer que le baje la temperatura se la esta aumentando demasiado rápido. Y era su ombligo ahora victima del frió hielo que Yoochun tenía de entretenimiento para su cuerpo, bajando a hora sus besos por todo el torso mojado que dejó tras pasar el hielo por esa cálida piel que se sentía un tanto fría, pero se volvía a encender rápidamente gracias a las atenciones de la lengua y los labios de Yoochun

-Chun! –jadea entre pequeñas risitas al sentir la lengua de Yoochun en su ombligo al beber los restos de agua que quedara sobre el –No… entiendo que… que pretendes –dice a penas ya, pues ya poco podía pensar pues estaba mas alterado de lo que el mismo podía creer –Quieres… refrescarme… o…o… hacerme arder aun mas? –y lo último lo dijo lo mas coherentemente rápido que pudo totalmente sonrojado

-Mmm… -es su brillante respuesta a la vez que sonríe aun mas lujuriosamente al levantar la mirada y topar con los ojos de Junsu, quien lo mira un tanto interrogante luego de que lo tomara por las caderas al terminar de derretir otro trozo de hielo –Vamos, date vuelta Su –pero Yoochun siempre ha sido mas impaciente que las lentas respuestas de Junsu, que para cuando quiso protestar se encontraba boca abajo sobre las sabanas

-Chunnie!! –exclamó un tanto mas avergonzado, a verse en esa posición y mas aun cuando siente la mitad del torso desnudo de Yoochun sobre su espalda

-Qué pasa? –pregunta sonriendo, mientras se dedica a besar su cuello –A que viene esa reacción, eh? –y su mano vuelve a coger otro hielo mas, pasándolo por los omóplatos, sin dejar de hacer su propia tarea con el cuello de Junsu, besándolo y dejando una que otra marca por donde se le dé la gana, total el tenía todo el derecho de hacerlo, solo el y nadie mas que el

Y se separa de la espalda de Junsu, solo para seguir acariciándolo con el hielo en la columna vertebral y todos sus alcances, sonriendo con satisfacción al ver como arqueaba la espalda con cada caricia en sus puntos débiles los cuales Yoochun conocía a la perfección y se aprovechaba de aquello, llevaba el hielo hasta el borde del pantalón, llegando a rozar deliberadamente ese perfecto trasero

-Mo-mojaras mis pantalones así –jadeó como llevaba haciendo desde que el pelinegro lo comenzó a tocar, cuando se da cuenta de que esta pasando el hielo en su trasero sobre los pantalones

-Que importa, con lo caliente que estas lo secarás de inmediato –no pudiendo evitar apretar entre tanto una de aquellas bien formadas nalgas

-Ahh… Chunnie – otro jadeo que se convirtió en gemido, música para los odios de Yoochun, quien solo siguió masajeado un poco mas esa zona –Mmhh… Yoochun, no juegues así… conmigo –y gime una vez mas tratando de girarse nuevamente y así poder quedar frente a Yoochun, mas este se lo impidió rotundamente

-Dónde vas, delfín travieso? –pregunta mientras se coloca sobre todo su cuerpo dejando al menor completamente inmóvil bajo su cuerpo –No seas tan impaciente bebe –susurra en su oído colocándose entremedio de sus piernas, besando su cuello para luego besar por toda su línea vertebral hasta quedar sentado sobre la cama, tomando a Junsu por las caderas para levantarlo y sentarlo sobre sus piernas –Dime… así te sientes mas cómodo? –le susurra con pasión, mordiendo el lóbulo de su novio a la vez que sus inquietas manos acariciaban su pecho –Su… ya estas caliente otra vez –y le reprocha con esa voz de puchero que lo hace ver tierno cuando esta siendo mas travieso de lo normal

-Ahh…Chun mmh… –otro gemido con tinte a mas gozo que antes, es que cuando lo sentó sobre sus piernas su trasero quedo justo posicionado sobre la erección del pelinegro –Chunnie… porqué estas tan duro ahh… tu también estas caliente Chun –y tira su cabeza hacia atrás dejándola en el hombro apoyando a la vez su espalda en el pecho del pelinegro, dejándose hacer y tocar por las manos hábiles de su pervertido novio

-Tu… tu me tienes así –se sentía en la gloria tener el trasero de su novio aprisionando su erección, su caliente erección como le había dicho Junsu –Tus jadeos, tu cuerpo, tu me pones así… es tu culpa –jadea susurrando, entonces desciende una mano hasta el borde del pantalón de Junsu, y comienza a desabrocharlo tan lentamente que empezaba a desesperar al menor quien de un momento a otro comenzó a mover sus caderas sobre el miembro del pelinegro –Mmh… Su –entonces también jadea y comienza a besar mas desesperadamente el cuello de Junsu para acallar sus jadeos y no fueran a llegar a gemido, no aun.

Esa mano inquieta al fin se abre paso a la ropa del menor y empieza a acariciar por sobre la ropa interior ese miembro duro, caliente y mojado, dando pequeños golpecitos con su dedo índice en la punta solo para torturarlo un poco mas y sonríe con aun mas satisfacción al saber que logra su cometido al escuchar esos gemidos ganosos de mas, de que esas manos lo toquen aun mas

-Ahh… si Chunnie –jadea, gime aun mas mientras sigue moviendo sus caderas contra las del pelinegro, como puede gira su torso pasando uno de sus brazos por encima de la cabeza de Yoochun dejándolo caer en el hombro contrario para apoyarse mejor y acerca su rostro al del su novio –Ahh… bésame… bésame Yoochun –jadea sobre sus labios rozándolos deliciosamente sin detener en ningún momento el movimiento de sus caderas

-No es… necesario que me lo pidas así… mmh Su, pero me encanta –y comienza a devorar delicadamente esos labios, no se percato ni se había dado cuenta en qué momento le había arrancado los pantalones con ropa interior y todo, dejándolo completamente desnudo sobre sus piernas –Eres perfecto –susurra entre besos candentes, a la vez que vuelve a tomar esos hielos olvidados algo mas derretido a estas alturas pero aún completos como para seguir “refrescando” el cuerpo de Junsu, entonces lo pasa por su erección jugando con el hielo solo en la punta haciendo todo el efecto contrario de enfriarlo y consiguiendo calentarlo un poco mas cuando es toda su mano quien rodea toda su extensión dejando el hielo atrapado en su palma y el sexo de su novio –Aquí… esta muy caliente –susurra bajando sus besos por el mentón, dejando varias marcas a causa de las succiones o suaves mordidas –has hecho agua el hielo con unos cuantos minutos, Su –sigue descendiendo los besos por el cuello hasta llegar una vez mas a sus pechos –Me pregunto… que tan caliente estará mi lugar…

-Pervertido… ahh mmh… Chun... si sigue así… terminaré por correrme –y le llama pervertido, pues sabía perfectamente a que se refería con su lugar, es decir su trasero y es que Yoochun esta mas que consiente que ese lugar solo le pertenece a el y solo a el, desde el primer momento que lo hizo suyo –Ahh… mmh… ahh… -y solo eran gemidos los que salían de sus garganta, apoyando una de sus manos en las cadera de Yoochun para poder sostenerse además de darse mas impulso al menear las suyas sobre las de el y es que cada vez se le hacía molesta las ropa, esas ropas que aun traía puesta Yoochun, le molestaba ya de sobremanera no poder sentir ese gran trozo de carne dura y caliente contra si –Chun!, mmh… te quiero sentir … no me… quiero correr aun –gime, tratando enormemente de hacer mas pausados sus movimientos siéndole casi imposible

-Ahh… Su… -gime también, y no es el único que piensa que sus ropas son el estorbo mas grande del mundo cuando podrías estar sintiéndose mejor, mucho mejor si tuviera ese contacto de cuerpo a cuerpo con Junsu, que ya estaba completamente entregado a el –Dios Junsu… como voy a refrescarte… si estas tan caliente, y dejas el hielo hecho agua en tan solo segundos –y toma otro hielo mas, repitiendo la misma acción que momento atrás, corroborando sus palabras y sonriendo al saber el hielo era agua derretida fácilmente con el contacto de la piel caliente de Junsu –Que importa si te corres ahora –susurra en su oído, lamiendo aquella zona donde sale le provoca que se le ericen los bellos y logre arquear aun mas esa flexible espalda -Sabes… perfectamente que… puedo hacerte venir… muchas veces –y captura una vez mas esos labios rojos y húmedos introduciendo su lengua, recorriendo cada rincón de esa suave, dulce y cálida cavidad que siembre lo recibe con las mejores de las atenciones –No importa si te corres ahora –te susurra aun mas suavemente, masajeando, masturbando un poco mas rápido su miembro, apretando con el pulgar la punta mientras lo movía circularmente –Te lo pondré duro las veces que sean necesario

-Aahh… Chun… Chun… -maldita sea que le comience a hablar de aquella manera, y es que ya estaba derramando aquel liquido pre-seminal, y estaba seguro que duraría mucho menos si le continuaba hablando de esa forma, y mas aun cuando todo era dicho en suaves susurros con esa voz ronca y varonil que lo vuelve loco y lo pone a mil –No… no sigas… Ahh Chun… no sigas…

-Te puedo poner duro con mi boca si lo deseas, o tal vez solo con mi lengua, quizás con un dedo mientras te dilato… o tan solo hablándote así –y lo siente contraer todo su cuerpo arqueando su espalda, apoyando su cabeza en el hombro y apretando fuertemente el pantalón con su mano cuando se derrama en la mano del pelinegro junto a ese fuerte gemido –Eso fue algo mas rápido que lo que esperaba, Su –sonríe pervertidamente mientras pasa la lengua por el largo de su cuello, ese cuello algo salado ahora por el sudor –Y pensar que momentos atrás ni ganas tenías de hablar, ahora no paras ni de moverte –y aprieta un poco mas ese miembro tibio, terminó así de sacar todo rastro de semen que quedase en el

-Ahh… realmente eres un pervertido –jadeó tratando de recuperase de su orgasmo pero sonriendo al fin y al cabo –Pervertido… pervertido –vuelve a decir acercando su rostro a los labios del pelinegro

-Pero te encanta que sea así –y le muerde el labio inferior succionándolo con algo de fuerza y también lujuria, esa que se le salía hasta por los ojos –Me pongo pervertido por ti… y lo sabes por eso sonríes… dime entonces quién es mas pervertido, mmh? –susurra jugando con sus labios, tomando una de sus piernas por el muslo acariciando un par de veces antes de girarlo y dejarlo por fin de frente a el con una pierna a cada lado de sus caderas, una pose perfecta, para poder observar a la perfección ese hermoso rostro sumido en el placer…-Supieras lo caliente que me tienes…

-Mira… que pervertido que eres –sonríe, llevando una de sus manos hasta el cinturón del pelinegro y desabrochándolo con impaciencia y rapidez, sacándolo por fin del pantalón y tirándolo lejos, muy lejos, donde no lo vuelva a encontrar jamás, el botón de su pantalón corrió con la misma suerte, de lo desesperado que estaba no le importo romper el hilo del botón y mandarlo lejos

-Estás muy desesperado, Baby –lo observa pacientemente, dejándolo hacer pues le encantaba verlo de esa forma, acariciándolo mas abajo de la cadera con una mano mientras que la otra se la llevaba a los labios para saborear aquel rastro de semen de su mano

-Pervertido –dice una vez mas sonrojado al ver como para de disfrutar de su semilla –Eres un malvado… me has hecho correrme sin siquiera dejarme sentirte aunque sea un poquito –y se sonroja aun mas, a la vez que hace un puchero con sus labios –Eres un novio, malo y pervertido…

-Eh... yo no soy malo, delfín travieso –y acerca aun mas ese cuerpo al suyo, dejándolo casi completamente pegados, mientras besa ese puchero compartiendo el sabor de su semilla –Sabes que soy pervertido, y mas aun cuando te tengo así… me fascina tenerte así, sabes que solo me podría venír con ver tu cara de placer…que…queh… ahh… Susu –y gime al sentir como la mano de Junsu se filtra sin aviso en sus bóxer tocando hábilmente su erección –Ahh… mmh… Su…Su… -y cierra los ojos desfrutando de esas atenciones necesitadas

-De verdad te correrías con ver mi cara de placer? –pregunta haciendo sus movimientos mas suaves –No preferirías que te dé otro tipo de atenciones? –y ya solo tenía su mano quieta sobre el miembro de Yoochun

-Ahh… Su, no te detengas… -abre los ojos al notar que Junsu ya no lo atendía, viendo esa sonrisa en los labios de el –Por qué te detienes?

-No me has dejado sentirte antes –y pone tono de inocente haciendo un puchero –Con lo caliente que estas te terminaras corriendo rápido si sigo masturbándote así y más aun si me pongo a hablar de manera sucia como tu –dice recostando a Yoochun en la cama dejándolo bajo su cuerpo ahora –Además me estoy enfriando y dijiste que me podías poner duro las veces que fuera necesario, no?

-T-te estas vengando? –y siente como ese trasero vuelve a quedar sobre su miembro el cual comenzaba a doler y Junsu no ayudaba mucho con solo menearse de esa forma lentamente torturosa –Mentira! –se queja sonriendo cuando Junsu le dice que se esta enfriando –Aquí sigue caliente –con un dedo roza su entrada –Ahora dices que te estas enfriando, cuando antes no dejabas de reclamar que tenías calor

-Mmh… es tu culpa –jadea al sentir esos dedos, levantándose un poco de las caderas de Yoochun jalándole el pantalón junto con la ropa interior y se da cuenta de que es el mismo pelinegro quien lo ayuda con sus propios pies un tanto ansioso, así ambos quedan en las mismas condiciones de desnudes –Es tu culpa que este en estas condiciones –se apega mas al ese cuerpo bajo el suyo, dejando que su miembro ya medio despierto rozarse con ese que estaba totalmente hinchado –Es tu culpa por hacerme sentir mas calor de la que ya tenía…

-Ahh… y entonces… ahora quieres que te caliente de nuevo –toma con su mano libre las caderas de Junsu pegándolo completamente a su miembro, dejando que ambos de rocen aun mas y de esa manera tener un poco mas de placer a su dolorido miembro –Mmmh… Su…aahhh… -no puede evitar gemir aun mas, cerrando los ojos de puro placer al sentir esa fricción de sus miembro y estaba mas que consiente que de seguir así se correría pero no podía parar, menos cuando era el mismo Junsu quien tampoco hacía nada por detener eso delicioso movimientos

-Chun… –jadea en su oído dejando sus cuerpos totalmente pegados –Te vas correr –susurra bajito lamiendo el lóbulo de su oreja –Y me dejaras todo pegajoso… Chunnie –gime en un seductor susurro –No me has puesto duro… no te he sentido dentro de mi… Chun… no vas a llenarme de ti? –era increíble el poder de las palabras de ambos

-Aahhh… Junsu!! –gimió ronco cuando se sintió venir apretando un poco mas las caderas de Junsu estas vez con ambas manos para tener un mejor movimiento, dejando un tanto rojiza esa zona por el fuerte apriete al contraer todo sus músculos –Delfín travieso –jadea recuperando el aliento, buscando esos labios que muere por besar una vez mas los cuales no dudan en corresponder esa caricia algo necesitada –Eres un malvado –dice cuando deja de besar esos labios, pero no separándose de ellos.

-Yo no soy malvando, soy bueno, te has corrido y no precisamente dentro de mi, tu eres el malo no me has dejado sentirte –y vuelve a hacer aquel inocente puchero –He dejado que te corras, eso es porque soy buenito y te quiero, lo sabías? –le sonríe encantadoramente.

-De verdad me quiere? –pregunta con una fingida dudativa -Cuánto me quieres? –pregunta ahora haciendo tiernos ojitos, mientras comienza nuevamente a jugar con ambas nalgas de Junsu.

-Te quiero… mmh… mucho –contesta besando su rostro cariñosamente ahora, y es que sabe que es otra forma de que le vuelva a subir la temperatura al cuerpo y a la entrepierna –Tu me quieres? –pregunta que suena inocente mirándole a los ojos

-No… –responde con una sonrisa, elevando una de sus manos al rostro de Junsu quien lo miraba algo sorprendido por aquella respuesta –Te amo, mi delfín travieso –lo mira a los ojos con sinceridad y atrae suavemente ese rostro al suyo –Te amo mucho, y lo sabes –entonces cierra los ojos dejándose fundir en ese beso ahora tranquilo, mas tranquilo, dedicado pero no menos entregado que los demás.

-Ratón malo –se queja en medio de beso y beso dado, pellizcando la ingle del pelinegro en forma de venganza por haberlo hecho sufrir esos segundos

-Ahh… no… no soy malo… soy tu novio favorito –llevando una vez mas su mano al trasero de Junsu, separando esta vez un tanto sus nalga rozando con su dedo índice la intimidad del menor –Aquí aun sigue caliente… aun espera por mi –comienza a introducir lentamente ese dedo en aquel estrecho pasaje

-Eres mi único novio tonto –dice temblando un tanto nuevamente al sentir las caricias que le da Yoochun, esas que nuevamente lo hacen comenzar a arder

-Más te vale, nadie te puede tocar mas que yo, nadie te besara como yo, nadie… nadie nunca te amará como yo –esos celos inconscientes que le salen aun así estando en pleno acto –Eres solo mío –entonces lo gira, quedando nuevamente el sobre su cuerpo –Mío…

-Me lo estas recordando… o te lo estas recordando a ti? –sonríe y le encanta saberse celado de esa forma por el, porque sabe que es la mejor de las manera de cómo Yoochun le puede demostrar su amor –Te amo…te amo –un susurro con el cual lleva sus manos al cuello de Yoochun pegándolo completamente a su cuerpo, abriendo aun mas las piernas dejando de esta manera aun mas espacio para aquella inquieta mano del pelinegro que continuaba con su tarea de dilatar esa entrada, pero aun utilizando un solo dedo –Todo esto es tuyo, nadie mas que tu me toca, nadie llegaría hacerme sentir lo que tu me provocas, solo tu sabes como tocarme y me gusta como lo haces me vuelves loco –le mira con una sonrisa entre picara y tierna, emocionada, y se besan –Y… esto también es mío, lo sabías? –menciona al llevar su mano al miembro de Yoochun

-Así…mmhh… y que tan tuyo es?

-Entero… desde aquí –dice acariciando la punta –Hasta acá –llevando su mano hasta los testículos de el y masajeándolos –Todo –y comienza a tocar toda la extensión de ese miembro que se comenzaba a endurecer una vez mas…

No dice nada, tan solo se deja acariciar por esa mano cálida, dejando salir esos jadeos suaves, mientras escucha los de Junsu quien ya se comenzaba a remover algo inquieto y mas deseoso de sentirlo un poco mas, siente como ahora es otro dedo el que comienza a jugar con su estrada haciéndose de mas espacio para introducirse en aquel lugar, escuchado ese gemido mas alto, un tanto incomodo y sintiendo como a la vez le aprieta su miembro que comenzaba a estar cada vez mas duro y caliente nuevamente, y es que esos besos apasionados que no cesaban y sus manos libres tocaban toda esa piel a su alcance, calentándoles aun mas la piel de esa manera. Yoochun dejar de acariciar los costados de Junsu por un momento buscando eso hielos olvidados cogiendo uno un tanto pequeño ya por lo derretido que estaba, y se lo lleva a la boca sintiendo buena esa frescura del hielo, no duda en besar una vez mas esos labios que lo recibieron con devoción, jugando con el hielo en sus bocas hasta hacerlo agua y se perdiera en sus gargantas o resbalara por la comisura de sus labios por la pasión y humedad de esos besos totalmente entregados que no hacían mas que seguir calentando sus cuerpos

-Aaahh… Chun…-gimió más fuerte y deseoso al sentir ahora como eran tres de los dedos del pelinegro que entraban y salían de su interior dejándolo con ganas de más –Chun… t-te necesito –jadeó a ojos cerrados respirando en su cuello –Necesito… necesito sentirte… quiero que mi mini Chunnie sea aprisionado por… su lugar…

-Aquí? –pregunta sonriendo coquetamente al ver nuevamente a ese Junsu alterado, presionado un poco más su interior con sus dedos –No es suficiente con esto? –e introduce un poco mas sus dedos si es posible llegando casi a palpar ese lugar donde hace que Junsu pierda la cordura completamente –Dime… –susurra en su cuello, succionando un pequeño trozo de piel, dejando otra marca mas, perdiendo la cuenta de cuantas llevaba…

-N-no… no es suficiente… p-para nada… ahhh… –no encontraba la manera de moverse para poder tener ese contacto que deseaba, apartando su mano de ese miembro que ya estaba duro, caliente y palpitante nuevamente –Aahh… Dios Chunnie quiero tu miembro… ahora –y pretende quitar la mano de Yoochun de su interior, pero este no le deja…

-No me has querido tocar antes –y sonreí perversamente, recordándole cuando apenas y lo tocó minuto atrás terminando por correrse solo por la fricción de sus cuerpos, de sus entrepiernas y mas que nada –No me has dejado disfrutar de tu cálida mano cuando me envuelve –toma entonces entre sus demos aquel miembro medio despierto de Junsu comenzando a estimularlo nuevamente –Además dijiste que te estabas enfriando, es mi deber como buen novio volver a calentarte –subía y bajaba su mano a lo largo de esa extensión, jugando detenidamente con sus testículos hasta dejarlos bastante duros, escuchando esos gemidos aun mas audibles cerca de su odio que no hacían otra cosa que excitarlo un poco mas a el mismo, y esas manos que lo pegaba algo mas a su cuerpo…

-Ahh… aahhh… Chun –gemía de placer, y claro que se sentía demasiado bien, pero no era lo que el quería, no era suficiente solo con las atenciones de sus manos, quería sentirlo –Yoo…chun…mmh… por favor…. Chunnie…métela… –susurró sensualmente en su oído, flexionando aun mas sus piernas y abriéndolas un poco mas si era posible –Te… te esta… esperando –seguía con sus susurros, esos susurros que estaban haciendo perder la cordura a Yoochun por aquel tono de voz, por aquellas palabras sintiendo como su miembros palpitaba cada que lo escuchaba hablar de esa manera totalmente jadeante en su oído –La quiero caliente y dura Chun –sintiendo como esos dedos eran apartados de su intimidad con algo de impaciencia, sintiéndole posicionarse de buena manera en su entrada aun sin comenzar a penetrar

-Me ganas… -sonrió mirándole a los ojos –Yo quería jugar un poco mas contigo… simplemente no puedo… no aguanto mas… Su también muero por tenerte… hacerte unas vez mas mío –y lo besa nuevamente, friccionándose suavemente en su entrada, escuchando jadeos deseosos de mas en medio de los beso, comenzado lentamente a penetrar aquel húmedo y dilatado pasaje, mucho mas dilatado que veces anteriores –Junsu… -jadeó escondiendo su rostro en el cuello de Junsu, sonriendo feliz al sentir como esas cálidas paredes lo aprisionaban tan deliciosamente como siempre –Me siente… me sientes como querías, duro y caliente…? –pregunta pervertidamente con ese tono de places comenzado a moverse lentamente en su interior

-Mucho… ahh… mucho mejor Chun… mmhh –y gime fuerte, se abraza a el del cuello con sus brazos dejando sus torsos completamente pegados, enredando sus piernas alrededor de la su cintura pudiendo así sentirle aun mas –Te amo… mmhh…ahh… -gime, buscando esos labios con desesperación besándolos de aquella misma forma siendo correspondido con la misma intensidad.

Y es Junsu quien ahora toma uno de los hielos en su mano, empezando a pasarlos por la espalda de Yoochun, quien jadea y arquea un tanto la espalda logrando de esa forma llegar totalmente al tope en el interior de Junsu, al sentir el frió hielo contrastar con su caliente espalda, escuchando ese fuerte grito de placer que solo logra liberarlo cuando sabe que ha dado en el lugar donde le proporciona el mayo de los placeres

-Mmhh… lo has… hecho a propósito… Delfín travieso –gime al sentir como es aun más apresado, tomándolo por las caderas aun con sus piernas en su cadera levantándolo, dejándolo ahora sentado sobre sus piernas –Ahh… -evitar gemir le era imposible al sentir como se movía sobre su miembro de aquella manera tan sensual, como subía y volvía a caer sobre su miembro –Mmhh… aahh… Su –eran tan increíble todas aquellas sensaciones que podía sentir con Junsu, solo con el, haciendo el amor

Sus manos vuelven a esa jarra medio vacía, buscando entre hielos derretidos uno que estuviese algo más grande, y es ahora el, que aun sumido en todo ese deseo lleva ese trozo de hielo a la espalda de Junsu, sin dejar de moverse ni dejar de moverlo, pasando el hielo por toda su espina dorsal, desde la nuca hasta el cóccix, sonriendo al lograr su cometido, gimiendo y escucharlo gemir, cuando arquea la espalda y hace presión con sus nalgas sobre su miembro

-Ahh… Chunnie… mas… mas ahh –comenzó a pedir totalmente entregado ya a esas placenteras sensaciones, abrazándose aun mas al cuerpo del pelinegro, cayendo mas fuerte sobre su miembro –Aaahh… –gritó de placer nuevamente al sentir como dada nuevamente en aquel lugar –Aahh… si Chunnie… lo quiero todo mmhh –jadeó perdido en el placer, gimiendo fuerte una y otras vez al sentir como Yoochun le daba nuevamente en aquel lugar al jalar de sus cadera con ayuda de sus manos

-Si mmmh… –gimió igual de excitado que Junsu, al sentir como cada vez que daba en aquel lugar Junsu contraía sus paredes interna apresando deliciosamente su hombría –Ahh… Junsu… Su… esto tuyo…ahhh… -gime ronco, sabiendo que ya no durarían mucho de seguir así, aquella forma en la que comenzaba a contraerse y ese calor creciendo cada vez mas rápido en su bajo vientre se lo hacían saber, con la poca cordura que le quedaba cogió entre sus manos varios pequeños trocitos de hielos que iban quedando y los llevó de nueva cuenta al miembro caliente de Junsu comenzado a masturbarlo una vez mas, escuchándolo gritar aun mas por aquello, viéndole entrecerrar los ojos, abrazándose mas fuerte a su cuello y escondiendo su rostro en su pecho, signos que por demás sabía eran los que le indicaban que estaba a punto de llegar, y no se detuvo de sus fuertes embestidas ni los frenéticos movimiento de Junsu al bajar sobre su miembro, ni mucho menos esa mano que lo masturbaba, solo aumentó todo aquello, hasta el limite de ambos

-Ahh… Chun…Chun… nnh… ahh… yo...ahh –entre palabras cortadas poco claras y un gemido fuerte, terminó por correrse nuevamente en la mano de Yoochun manchando parte de sus torsos esta vez, con su semen, el cual se mezcló con los resto de Yoochun, y sintiendo como era llenado en su interior por la semilla tibia de el

-Jun…su –gimió ronco, abrazándolo fuertemente al venirse en el interior de su novio, respirando con dificultar, pero buscado sus labios, besando pausada y erráticamente por la falta de oxigeno, dejándose caer de espalda al colchón con Junsu encima aun en el interior de él, botando esa jarra al piso sin importar si eso hielos derretidos que ahora era agua mojaba el piso –Su… aun tienes calor? –preguntó mas recuperado sonriendo coquetamente, acariciando con suavidad su espalda

-No… ya no mucho…pero… –dice levantando un poco sus caderas haciendo que el miembro de Yoochun abandone su interior, y siento como esa semilla resbala por sus piernas y tanto su estomago como el de Yoochun aun tiene rastros de sus semen –Pero… me siento pegajoso… –susurra y sonríe picadamente ahora –Me ayudas a bañarme, Chunnie? –pregunta levantándose de su encima, y comienza a dirigirse al baño, caminado sensualmente mientras mueve de forma provocativas sus caderas, como a Yoochun le gusta.

-Solo bañar? –pregunta arrastrando las palabras, mientras se pierde en esa figura, siguiéndole rápidamente al baño

-Quizás... –susurra sonriendo lujuriosamente, abriendo el grifo de agua tanteando a que este tibia, entrando luego en ella sintiéndose abrazado por la espalda

-Quizás… eso suena… a insaciable… mi delfín travieso –y los besos no se hicieron esperar

-Quizás…-susurro que se perdió en esos besos que por demás eran completamente húmedos bajo esa ducha tibia, de aquella ahora fresca noche de verano…


Fin…

8 comentarios:

  1. bueno ¬w¬ si yo tambien teno calor ! yo teno yo teno xD!! waa un buen fic antes de irme a dormir , no hay nada mejor que eso *w* oyasumi nasai *se duerme con una sonrisa boba en la cara *

    ResponderEliminar
  2. *__________*

    Con el calor que hace y yo leyendo esto, no es normal LOL
    Ante todo que bien escribes Ietsuna
    Me gusto mucho el fic, estubo entretenido. Muchas gracias por escribirlo y compartirlo. Me encanta el YooSu ~♥
    Por cierto, el delfin dira que el raton es un pervertido, pero el .... ! O__O juas juas
    Sigue escribiendo asi de bien ~

    ResponderEliminar
  3. OMGGG
    *-* bendita la hora en la que junsu adquirio los hielitos XD
    o.ó la ingenuidad del delfincito y la perversion de chunnie so complementarias XDD
    I love and support YOOSU COUPLE ~♥

    *-* lo taggeare en favoritos XD y lo leere todos los dias XD (hahaha ?)
    me voy con una sonrisa estupida en el rostrooo XDD y mi mente alimentada con su ;O; porcion de vitamina C del dia (lemmon)
    XDD

    sigue escribiendo asii ;O; y si es de yoosu siempre mejor XDDD
    ame tu fic
    thxs ;3

    ResponderEliminar
  4. oh my god!!! que verano mas candente admito que no me importaria sufrir un poco de calor extra si junsu estuviera conmigo, jijiji. seria un bochorno placentero, jijiji. Muy shido tu fic amiga. Me encanta como escribes.

    ResponderEliminar
  5. O///O So hot!
    ya me gustaría a mi que me bajaran la temperatura... Aishh... Amo YooSu º¬º

    ResponderEliminar
  6. paraamory2/14/2011

    uuuu que genial estubo perversa jajaja....
    hot hot hot

    ResponderEliminar
  7. Gran fic!!! Gracias x compartirlo~ ^^ Me encanta el Yoosu >.< Es mi pareja favorita~
    Aca el unico pervertido es Junsu! Diciendole a Yoochun que la quiere "caliente y dura" 0///0!!! AAwww~ Que pervertidooo!!! XD Pero asi de depravados y lemonosos los queremos!!! >W< Segui escribiendo asi y ojala veamos mas yoosu de parte tuya. Muchas felicidades!

    (Yoo+Su)= ♥ ---> lovu~ ^w^

    ...no nos queda ninguna duda de que Yoochun pudo refrescar a Junsu~ *¬*

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/17/2011

    it´s so hooooot!!!!! me encanto
    gracias por escribir

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD