Lovin You

14 comentarios
Título: Lovin You
Autor: Hitomi Nakenshy
Pareja: JaeMin - ChangMinho
Género: Romance, Drama, Slash, Lemon
Extensión: Oneshot.
Advertencia: Violencia, malas palabras y... lo último es sorpresa : D
Resumen: Hay una frase bien dicha que es “Hay amores que matan”. ChangMin conocerá el verdadero significado de aquella frase al lado de JaeJoong. Cuando los límites del amor se sobrepasan y la palabra amor comienza a dar miedo.
------

El color rojo y azul, cintas amarillas rodeando el edificio. Miles de miradas curiosas acechando, unos incrédulos otros tristes. Las puertas se abrieron, manchas sangre y una sonrisa adornaba tan lúgubre escena.
Todo había comenzado hace unos meses…

Era de noche y el frío calaba hasta los huesos, razón por la cual habían decidido mejor no ir al cine y rentar una película. Todos ya se habían ido a sus respectivas habitaciones, a excepción de JaeJoong y ChangMin. El menor dormía en uno de los sofás y al parecer no tenía muchos ánimos para abandonarlo.
El mayor apagó la luz mientras observaba cómo Min dormía, como si aquel sofá fuera muy cómodo. Un ligero temblor alertó a Jae para ir por una frazada, fue a su habitación y tomó la primera que vio. Se acercó a su dongsae y lo arropó, el chico dejó de temblar. Una sonrisa apareció en el blanco rostro mientras le veía dormir, sus labios estaban ligeramente abiertos y, aunque estaba oscuro, estaba seguro de que sus mejillas se hallaban rosadas.
Joong estiró su brazo, acariciando con el dorso de su mano el perfecto rostro de ChangMin, con su pulgar delineó sus finos labios. Se acercó a su cabello e inhaló su olor, olía a frambuesas, otra vez había utilizado el shampoo de JunSu.

El ligero ruido de los trastes hizo que el menor de la agrupación despertara, abrió los ojos y miró hacia la cocina. Ahí se encontraba el rubio cocinando, le dedicó una tierna sonrisa.
-Ya despertaste-susurró.
-¿En serio? Si no nos dices ni en cuenta hyung.-dijo algo irónico el delfín mientras comía. Jae se sonrojó ante su comentario.
-Auch, mi espalda-se quejó mientras se ponía de pie para dirigirse al comedor.
-¿Te duele mucho? Si quieres te doy un masaje.-le comentó mientras ponía su plato.
-No es necesario hyung, un rato más y se me pasa.
-Ah… bueno.-susurró no muy convencido.
-Sabes Jae, me lo puedes dar a mí.-se ofreció el líder sonriendo.
-Voy a estar muy ocupado hoy, no creo poder.-pronunció sentándose para después comenzar a comer.

La expresión de YunHo no tenía precio, su quijada estaba algo floja mientras balbuceaba intentando decir algo. El resto reía menos YooChun, quien observaba detenidamente la escena y razonaba lo ocurrido.
No era extraño que Jae se preocupara por sus “hijos”, pero de un tiempo para acá le estaba dando mucho más importancia al menor que de costumbre. Ni cuando empezaron era tan sobre protector.
Un recuerdo vino a su mente, había sido hace un par de meses.

Estaban en el camerino, en unos minutos saldrían al escenario. ChangMin era el único que faltaba de arreglarse, estaba teniendo problemas con el vestuario.

-Diablos, ¿cómo se pone esto?-preguntó mientras intentaba descifrarlo.
-A ver, no te muevas.-se acercó Hero descubriendo el pecho del menor, sutilmente acarició sus pectorales mientras le ayudaba a abrochar esa extraña camisa, ya cuando el mayor terminó en su labor por vestirlo le sonrió.

Micky, quien observaba todo desde la puerta, se mostraba confundido. No se necesitaba ser un experto en moda para saber que no era necesario abrir la camisa en su totalidad, como tampoco era el hecho de deslizar sus yemas por los pectorales del muchacho.


El joven Park se puso de pie y se marchó a su habitación sin decir nada, todos miraron hacia la dirección que había tomado extrañados.

-Que raro YooChun.-susurró YunHo.
-¿Qué, JunSu? ¿No lo atendiste bien ayer en la noche?-preguntó con una sonrisa pícara el más joven del grupo. El rostro de Xiah se puso más rojo que la bandera de China.

La música a todo lo que daba, las luces multicolores y alcohol por todas partes. Era el cumpleaños del líder de la agrupación amiga, Super Junior. Entre los invitados estaban desde las Girl’s Generation hasta los pequeños de SHINee, cuales quién sabe cómo les permitieron entrar. Tal vez después de todo, la fama importa más que la edad.

En uno de los sillones, alejados del resto se encontraba el más joven de DBSK comiéndose a besos con el Min mayor de SHINee. A nadie le extrañaba el hecho de ver a dos hombres besarse, claro, era una fiesta y el alcohol a veces era traicionero.
Los besos fueron subiendo poco a poco la intensidad, de un momento a otro lo que se comían no eran los labios sino sus lenguas. Jae, se encontraba desde el otro lado observando con el ceño fruncido y cara de pocos amigos aquella escena. Si las miradas mataran, MinHo ya hubiera muerto hace un par de minutos atrás.

Mientras sus lenguas abatían una batalla campal, por ver cuál era el vencedor, la mano del intérprete de “Ring, Ding, Dong” recorría el bien formado pecho de su “hyung”. A la par que la traviesa mano de ChangMin acariciaba las piernas del menor.
Gracias a Dios no pasó nada más, pero el enojo nadie se lo quitaba a Hero JaeJoong.
Cuando llegaron al apartamento, YooChun se fue a la habitación de JunSu mientras ambos arrastraban los pies. Max, aunque se veía bien, no andaba en sus cinco sentidos. El mayor le clavó la mirada.

-Acompáñame.-le tiró de la mano hasta su habitación. Ya en ella, lo aventó a su cama y se comenzó a desvestir.
-¿Qué pasa, hyung?-preguntó confundido el muchacho de apellido Shim.
-Así que te andabas besuqueando con el mocoso ese.-dijo sentándose en las piernas del más alto, ocultando su rostro en el fino cuello del menor.- Tú eres mío.-recorrió con su lengua aquel cuello logrando sacarle un suspiro.- No lo olvides Minie.

Totalmente desesperado arrancó la camisa del menor de golpe haciendo que los botones se esparcieran por lo ancho de la habitación. Con su lengua recorría una y otra vez el marcado pecho de Max, lo quería sentir, lo quería saborear.

-Ah… hyung.-soltó en un suspiro al sentir la lengua de su mayor succionando uno de sus pezones con fiereza.-Ah…-soltó un pequeño gemido.

Los brazos de Joong se depositaron alrededor de su cuello, obligándolo a recostarse sobre la cama. Con un poco de anticipación fue bajando los pantalones del más joven, arrebatando la ropa interior también. Llevó una de sus manos a la entrepierna del menor, comenzando a masturbarlo.

-Dime Minie, ¿esto se siente bien?-le susurró al oído mientras pasaba su pulgar en la punta del pene del menor.
-Ah…-gimió.
-Lo tomaré como un sí.-sonrió de medio lado. Tomó la mano de ChangMin y lambió dos de sus dedos, guiándolo hasta su entrada, introduciéndose los dedos del menor.
-Ah….-suspiró al sentir los dedos del menor en su interior. Min, extasiado por el placer, se dejó llevar y comenzó a mover sus dedos de forma circular. Haciendo que Jae se estremeciera. Hero se fue moviendo tratando de sacar los dedos de su dongsae, cuando al fin estos estaban fuera tomó el miembro de éste y lo introdujo.

JaeJoong comenzó a hacer pequeños movimientos, acercándose al menor y abrazándole por el cuello. ChangMin soltaba suspiros al sentir la estreches del mayor, no podía pensar, sólo sentía.

-Ah… así Minie… así…-repetía entre gemidos Jae. Rozó sus dientes en el hombro del menor dando una pequeña mordida.
-Ah…-soltó completamente excitado.
-Minie… tú eres mío-susurró a su oído. Shim no entendía en ese entonces el verdadero significado tras esas palabras.

-Feliz cumpleaños, MinHo.-le felicitó YunHo al integrante de SHINee, quien acababa de cumplir años y que se habían encontrado dentro de la compañía. El joven únicamente asentía y sonreía mientras les agradecía. Uno por uno fueron a darle un abrazo, sólo faltaban ChangMin y JaeJoong.
El menor de los presentes le echó una fugaz mirada a Min, algo tímido, como esperando a que él también le felicitara. Un poco nervioso y con pasos lentos e inseguros se le acercó, con algo de torpeza rodeó al chico con sus brazos formando un abrazo.
-Felicidades.-articuló mientras con el rabillo observaba la expresión del más grande de los DBSK. Por un segundo llegó a pensar que en cualquier momento se le abalanzaría al más chico de los seis presentes y lo mataría. Por lo que creyó conveniente alejarse del muchacho inmediatamente.
-Gracias, hyung.-sonrió como cual colegiala enamorada, revoloteando hormonas a su alrededor. Jae únicamente rodó los ojos hastiado.
-Eh…-el líder le dio un pequeño codazo al mayor, y alzando las cejas le dio a entender de que era su turno.
-Ah, felicidades.-le dijo con los brazos cruzados y una sonrisa hipócrita en el rostro, sonrisa que pasó desapercibida por todos a excepción de Park y Shim.

Algo le dijo a ChangMin que esa noche no dormiría y, si acaso, llegaría a cenar. Pues ya sabía muy bien, cómo actuaría y de ante mano, tendría que preparar a su “amiguito” psicológicamente para eso. La prueba de ello, fue el acercamiento, nada delicado que su hyung había hecho hacia su persona a hace unos minutos.

Se encontraba buscando una toalla para limpiarse el sudor, metió la mano en uno de los bolsos buscando el objeto. Hizo una mueca y la sacó. Un poco cansado comenzó a secarse, realmente estaba agotado, YunHo se había frustrado porque era el único al que le fallaba un paso y los había obligado a hacerlo hasta que les quedara perfecto. Para Min no importaba mucho el error, ya que era mínimo y casi ni se notaba. Pero, para YunHo no, el mejor bailarín del grupo, y que muchos se atreverían a decir el mejor de SME, no podía permitir un error así. En fin…

Una traviesa mano comenzó a descender por su vientre hasta su parte más íntima, inmediatamente abrió paso a su rostro para ver quién era la mano de susodicha mano. No le sorprendió ver a Jae en el espejo que vendría a ser la pared del lugar. El joven soltó un suspiro al sentir como aquella blanca mano comenzaba a masturbarle.

Alzó uno de sus brazos recargándose en la pared mientras agachaba el rostro, levantó un poco la vista viendo el reflejo de un U-Know extrañado. ¡Claro! Lo había olvidado, había olvidado completamente que se encontraban todos.

Quitó la toalla en su cabeza y la colocó tapándose su entrepierna, su hyung había escogido un mal momento para ponerse caliente. Con el rostro totalmente rojo se marchó al baño.
Hero encarnó una sonrisa cínica observando la dirección en la que se había ido el menor, llevó su mano a la altura de su rostro y la lamió.
Micky cerró los ojos y posó una de sus manos en la frente, sabía cómo era él, pero nunca pensó que llegara a tales extremos, como revolcarse con el joven Min en sus narices.


Ah… por Dios.
¿Qué haría con los celos de Kim JaeJoong? Sin lugar a dudas, tendría que ponerle un alto. No sabía cómo pero tendría que hacerlo.

El líder encendió el interruptor mientras soltaba un suspiro y tiraba sus cosas, estaba muy cansado pero aun así mantenía su sonrisa victoriosa. Después de muchos intentos había conseguido realizar la coreografía sin ningún error.

JaeJoong comenzó a despojarse de su camisa para marcharse a la ducha, Min soltó un suspiro, un suspiro del que se dio cuenta Park. La blanca mano de YooChun se posó en el hombro del más joven, éste volteó a verle.

-¿Tienes un momento?-arqueó una ceja, el otro asintió y le acompañó hasta su habitación. Max tomó asiento en la cama, mientras Micky cerraba la puerta tras él.- ¿Hay algo de lo que quieras hablar?
-Lo sabes, ¿no?-fue más una afirmación que pregunta.
-Dime, ¿desde cuándo salen?
-Dos meses, cuatro… no sé muy bien. Después de la fiesta de Leeteuk-llevó sus manos al rostro.- No sé qué hacer…
-¿Qué pasó?-soltó preocupado.
-Últimamente, no, él siempre ha sido muy celoso… pero… estos últimos días… ha sido posesivo.-sobó su hombro izquierdo intentando relajarse.
-¿Y…?-alzó las cejas.
-No sé, me da miedo.-admitió- No has visto las miradas que le echa a TaeMin y Kibum cuando se me acercan, y peor cuando se trata de MinHo.
-Ah, ¿lo dices porque en el cumpleaños de Leeteuk te lo estabas comiendo?-comentó pícaramente
-Eh… sí.-respondió avergonzado, ocultando el rostro.
-Pienso que deberías de terminar con Jae.-se sentó a un lado de él.
-¿Eso crees?
-Sí, a no ser que… ¿lo amas?-esa pregunta lo agarró desprevenido. Nunca antes se lo había preguntado. Antes de responder dudó unos segundos.
-La verdad… no lo sé.

Hubo un gran silencio, pero al contrario de los silencios que compartía con Jae, éste era bastante cómodo.

-Termina con él.-la ronca voz de Park lo sacó de su ensimismamiento haciendo que pegara un pequeño brinco.- Termina con él y sal con MinHo.
-Ey, no puedo hacer eso.-dijo entre risas.
-Jajá, es cierto. Eso sería muy pronto.-la expresión de Micky pasó de divertida a seria.- Pero… tienes que terminar con él. Termina antes de que sea tarde.

Aquellas palabras extrañaron al joven Shim. ¿A qué se refería con antes de que sea tarde? ¿Por qué eso le había causado un extraño escalofrío?

No sabía cuándo, pero se encontraba frente al hombre que en las noches le robaba el sueño, literalmente. Sus manos le sudaban y no podía evitar sudar frío, estaba muy nervioso. Había pasado un mes desde que habló con Chun y hasta ese momento había sido capaz de hacerlo.

-Jae… yo…-susurró.
-¿Qué pasa Minie?-se acercó a él, pasando su mano detrás de la oreja del mencionado. El muchacho quitó la mano, negando la caricia.
-Yo… yo… creo que deberíamos terminar.-no sabía cómo había reunido fuerzas para decir eso.
-¿Terminar?-alzó las cejas y preguntó incrédulo.- ¿Me estas pidiendo que terminemos?
-Por favor, Jae. Hyung, esto es demasiado.-articuló el chico.- Tus celos cada vez están siendo peor. Por Dios, ya ni dejas que me acerque a mis amigos.
-Ja, ¿¡ahora soy un celoso!?-exclamó irónico cruzando los brazos.
-Acepto que en un principio me pareció lindo, pero… esto es demasiado. Ya no puedo más. Esto… esto… Yo creo que es mejor que terminemos aquí, esto es mejor para ti y para mí hyung.-llevó una mano a su frente y la otra en su cadera.
-No, por favor Minie.-se abalanzó a él llenándole de besos el rostro.
-No, hyung. Por favor, para.-le apartó.
-Está bien. Está bien.-se alejó.- Es lo que quieres, así que no puedo hacer nada.
-Gracias. Muchas gracias por entenderlo.-le dio un abrazo, Hero cerró los ojos e inhaló el olor que el joven desprendía.- Prefiero que sea así.
Le sonrió y se marchó. La comisura de los labios del mayor se curvó formando una sonrisa, con sus dedos los acarició.
-Terminar, ¿eh? ChangMin… podemos terminar, pero tú eres mío.

Los días pasaron, todo iba normal, demasiado normal. Pensó Shim.
Su hyung había actuado demasiado bien esos días después de que habían terminado, demasiado, pero prefería darle el beneficio de la duda. Sin embargo, YooChun tenía miedo. Un miedo inexplicable. Un miedo que aparecía cada vez que sorprendía al mayor de la agrupación mirando lujuriosamente el cuerpo de Min en los ensayos, de las miradas llenas de odio que desprendía cuando cualquiera se le acercaba.
Dos meses habían pasado, y todo seguía normal.
Micky se había vuelto el escucha y cómplice de ChangMin. Fue el primero en apoyar la relación entre él y MinHo, aunque le había dicho que lo mejor era que su relación fuera en cubierto. Puesto a que temía por la reacción que el mayor de los Dioses.


De su habitación salía el más joven del grupo, estaba bastante arreglado. Acomodó el cuello de su camisa y se encaminó a la salida.
-ChangMin, ¿no te quedarás a cenar?-preguntó Joong quien ponía la mesa.
-Ah… no hyung, estaré muy ocupado con la sesión de fotos. Pienso que terminaré muy tarde, así que mejor cenen sin mí.-les sonrió.
-Está bien.-cruzó los brazos mientras le veía enternecedoramente.

Ya habían pasado aproximadamente dos horas desde que Shim había ido a su entrevista, Boo- llamado así cariñosamente por el resto de los chicos- estaba más que preocupado. YooChun y JunSu estaban muy aburridos y se fueron a ver una película, el líder estaba muy cansado y se fue a recostar. Sólo estaba él despierto y en la casa.
Arrastrando los pies caminó hacia la sala (living) y encendió el televisor, para después dejarse caer en el sofá. Sintió algo duro en su trasero e inmediatamente se puso de pie, era el celular de Min. Sonrió de medio lado y lo tomó.

-Tal vez debería llevárselo.-susurró. Se puso a jugar con él haciendo que la pantalla se iluminara, en ella aparecía la leyenda de “un nuevo mensaje recibido”. Curioso dio clic para leerlo.

“¿Qué pasa Minie?
Ya te tardaste dos minutos, dijiste que serías puntual: P
Jajá, te estaré esperando en mi habitación.
MinHo.”

Las venas del cuello de JaeJoong comenzaron a saltarse mientras su piel se tornaba rojiza, aventó el celular a la pared contraria rompiéndolo. Se puso de pie y salió del departamento.
Se hallaba frente al lugar donde los SHINee vivían, gracias a su popularidad no le negaron el paso y tampoco se le complicó el hecho de conseguir la llave. Abrió la puerta y dio varios pasos silenciosos.

-A-Ah… hyung…-escuchó a MinHo gemir. Totalmente fuera de sí se encaminó a la cocina y sacó lo primero que vio, un cuchillo.

Con pasos sordos comenzó a andar hacia la habitación, la puerta estaba entre abierta. Se podía apreciar el rostro de MinHo bañado en placer, un brazo rodeó su espalda. Una mano que no pertenecía al joven empezó a acariciar su brazo, después de eso vio el rostro de ChangMin besando su espalda.
-¡Ah! ¡Hyung! ¡Así!-en ese momento JaeJoong abrió la puerta, viendo como MinHo era embestido por aquel que era suyo.
-¿Así que esta era la entrevista?-los Min voltearon al escuchar una tercera voz. Inmediatamente Shim salió del interior de su dongsaeng, su rostro reflejaba miedo.
-MinHo… tienes que salir de aquí.-dijo Max alejándolo un poco, su mirada se ubicaba en la mano derecha de su hyung, quien traía un cuchillo.
-Pero…-volteó a verlo preocupado.
-¡Tú sal!-gritó para después echarse encima de Kim.

El menor de los presentes tomó una de las sábanas y se enredó en ella, corriendo hacia la sala, no terminaba de entender pero tenía mucho miedo. Desesperado buscó su teléfono celular, maldecía en lo más bajo el hecho de que fuera táctil, por lo nervioso que estaba no podía sacar el teclado numérico.
Un grito desgarrador proveniente de lo habitación lo alertó.
-Buenas…
-¡Por favor! ¡La policía rápido!-totalmente histérico.
-¿Qué es lo que está pasando?
-¡Un hombre! ¡Un hombre entró a mi casa y está atacando a mi novio! ¡Por favor! ¡Rápido que alguien venga!-las lágrimas comenzaron a brotar de sus oscuros ojos.
-¡¿Qué haces idiota?!-la voz de Jae hizo que volteara, su ropa estaba completamente manchada de sangre.
-¿Cuál es la dirección?-preguntó la mujer.

Rápidamente el mayor se posó frente a él golpeándole en la cara, el impacto fue tan fuerte que el celular salió volando para algún lugar del edificio. Jae corrió hacia él y lo tomó de los hombros, zangoloteándolo y dándole bofetadas para después tirarlo al piso y comenzar a patearlo.
-¡Soy MinHo de SHINee!-el joven gritó con todas sus fuerzas esperando a ser escuchado, con eso como única esperanza dio la dirección.
-De… Detente Jae…-el joven Choi volteó su vista hacia la habitación, en el marco de la puerta se encontraba ChangMin intentando caminar y con una de sus manos en el estómago intentado parar la hemorragia, como si fuera posible.
-¡ChangMin!-fue lo único que pudo decir al verlo tan mal, su rostro estaba golpeado y su cuerpo ya dejaba ver algunos moretones. Joong se encaminó hacia Max y le tomó del cuello, haciendo que el aire se le fuera, la sangre salía cada vez más.
-¿Por qué ChangMin?-preguntó totalmente furioso y con lágrimas en los ojos. MinHo como pudo, se arrastró hasta Hero tomándole de una de las piernas.
-¡Por favor, suéltalo!-había sido demasiado tarde, el cuerpo de Min ya no reaccionaba. Lentamente lo dejo caer.- ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué lo hiciste?!-exigió una respuesta exasperado.
-ChangMin, Minie…-susurró JaeJoong dejándose caer, abrazando el cuerpo de su amado sin vida. El menor totalmente asustado intentó retroceder, pero Kim fue más rápido y le detuvo jalándole del cabello.
-Ah…-se quejó.
-Minie…-seguía abrazándole con su brazo libre mientras con el otro mantenía al SHINee sin poder moverse.- Sabías que eras mío…
-Tienes un problema Jae…-susurró con lágrimas en los ojos, no podía creer que la persona que amaba estaba muerto.
-Todo… ¡Todo es tu culpa!-jaló más fuerte de la cabellera al moreno y dándole una mirada intimidante.- Si tú nunca hubieras aparecido, nosotros seguiríamos juntos.-acercó su rostro al pecho del difunto.
-Estás loco… lo mataste…
-Esta era la única manera de que fuera mío.-dijo mirándolo a los ojos para después darle un beso a Min.
-¡Estás enfermo!
-¡Cállate!


YunHo se sentó de repente en su cama, tenía un presentimiento, un presentimiento de que algo malo estaba pasando. Rápido fue a buscar a JaeJoong, pero éste no estaba, fue cuando encontró los restos del celular de su dongsaeng. Inmediatamente llamó a Park.
-YooChun, Jae ya se enteró de lo de ChangMin.-llevó una de sus manos temblorosa a la frente.- Tengo miedo, tengo el presentimiento de que hizo una locura.


-¡Cállate!-se lanzó al cuello del menor para estrangularlo al igual que a su amante. La respiración se le comenzaba a dificultar. Tenía los párpados fruncidos y las manos en los brazos de su hyung, intentando fallidamente quitárselo de encima.
-¡Ponga las manos arriba!-se escuchó una voz desconocida, sin embargo Hero le ignoró y siguió en su labor por asfixiar al menor.

El uniformado frunció los labios y le disparó en uno de los brazos, tan pronto las manos se despegaron del cuello de Choi, los paramédicos entraron para darle primeros auxilios. Mientras Joong era arrestado.

Fuera del edificio se mostraban el resto de DBSK totalmente preocupados, acompañados por el grupo dueño del departamento. JongHyun estaba siendo detenido por la policía ya que quería entrar.
-¡Puta madre!-gritó fuera de cabales.- ¡Quiero saber qué chingados está pasando! ¡Mi amigo se encuentra con su novio y un loco apareció! ¿¡Cómo quiere que este!?
-Tranquilízate.-posó Onew su mano en el hombro del menor, aunque lo había intentado, su voz se había quebrado.
-Dios mío…-murmuraba Key, quien se encontraba rezando a cuanto Dios conocía.

Las puertas se abrieron dejando ver a un JaeJoong con la vista perdida y una sonrisa tétrica, su ropa estaba completamente ensangrentada. Key inmediatamente se fue a los brazos de su líder, temía por lo peor.
Una camilla salió dejando ver a un joven quien respiraba artificialmente, tenía sus ojos abiertos, pero parecía no estar ahí. Dejaba ver la marca de unas manos en su cuello, una gota salada se deslizó desde sus orbes.
-¡MinHo!-gritó desgarradoramente TaeMin acercándose a la camilla.
-Por favor, déjenos hacer nuestro trabajo.-pidió el hombre.
U-Know al no ver a su amigo se acercó a ellos.
-¿Y ChangMin? ¿Dónde jodidos está?-estaba desesperado.
-Lo sentimos, intentamos hacer todo lo que pudimos, pero cuando llegamos era demasiado tarde.-los ojos del líder se cristalizaron y volteó hacia la entrada donde se veía otra camilla con un cuerpo totalmente cubierto de pies a cabeza.
-Eso… eso no puede ser.-su labio inferior tembló.
-¡No!-gritó con todo su ser Xiah mientras caía estrepitosamente al suelo. Micky se colocó a su altura y lo abrazó.

Eso… eso era lo que tanto temía.

-Pues así como se había conocido hace unas horas.-hizo una pausa la mujer- El rumor acerca de que el menor de los Dong Bang Shin Ki ha sido asesinado, es cierto. Aun no se ha querido revelar acerca de cuál fue el motivo por el cual, Hero JaeJoong, también integrante de esta famosa agrupación, haya tenido para realizar tal acto. Entre otros de los datos que se han dado, es de que el joven Choi MinHo, integrante de SHINee, también se encontraba cuando ocurrió todo esto. Se dice que también fue atacado. La idea de que haya sido un cri…
La imagen de la televisión se extinguió. Un chico de cabellos oscuros y labios gruesos se encontraba llorando.
-ChangMin…-susurró ininteligiblemente. El resto de sus compañeros se acercaron a la cama de hospital a abrazarlo.


“El amor es el principio de todo, la razón de todo, el final de todo.”
Henri Dominique Lacordaire

FIN

14 comentarios:

  1. O_O
    *SHOCK*

    *SONIDO DE ALGO ROMPIENDOSE DENTRO DE UNA PERSONA*

    TOT Se murio!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    QUE QUEDE BIEN CLARO YO AMO E IDOLATRO A KIM JAEJOONG PERO QUE ENFERMO!!!!!!!!!!!!!

    ES LA PRIMERA VEZ QUE REALMENTE PUEDO ODIARLO EN UN FANFIC AHHHHHHHHHHH COMO SE ATREVIO MANIATICO ENFERMO DESTROZA RELACIONES =_=

    Y Y Y SE ATREVIO A MATAR A CHANGMIN QUE *asdfsjkghjkl* -.- *DEPRESIÓN. DEPRESIÓN*

    POBRE MINHO SE QUEDO SOLITO EN EL HOSPITAL DESTROZADO Y Y Y AHHHHHHHHH ESTABA LLORANDO :_:

    ESTO HA SIDO MUY FUERTE, ME HICISTE LLORAR.

    Bien dejando de lado mi histería me pareció una muy buena historia aunque me senti impotente <.<
    Jae estaba enfermo y vinieron a pagar las consecuencias personas que no tenían nada que ver en sus enredos, vaya trastorno dentro de que me hizo sentir triste XD me ha gustado porque fue Changminho osea mi amar esa parejita *O* *asdfgsh* aunque aun no lo supero pobrecito de Changminie hermoso y y y minhito precioso, hay pobres de mis bebos tan lindos y grandiosos que se ven juntos *ahhhhhhhh suspiro*
    Gracias por el shot ^^

    ResponderEliminar
  2. minnie8/15/2010

    Wow OMG sun...no se que decir, pero estuvo buenisimo.

    ResponderEliminar
  3. ahhhhhh me encanto.... me gusta el changminho... jae grrrr ¬¬.... porque simplemente no pudo dejarlos ser feliz!!! changos!! te quedo increible gracias ^^!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8/19/2010

    konata said:
    Estoy llena de lagrimas.... en shock!!O__O
    Es la primera vez que he odiado a jaeboo en un fic... lo he odiadoooo!!!lo e odiado tanto y eso que io lo amo!!pero como se atrevio!!!T-T matar a min!!!pobre de mi minhooooooooooooo!!!!!!
    wuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!snif snif!!!
    Pero la historia estuvo interesante... gracias por el shot!!

    ResponderEliminar
  5. Maravillas!!! estuvo de pelos!! Obvio que me dio coraje Hero pero geial genial, todo genial.
    Me gustó tu imaginación y la forma en que lo redactaste. Sorprendente.

    Primera historia que leo donde Hero es el transtornado por la pareja changminho.

    Y resta decir, que igual sigo en shock XD

    ResponderEliminar
  6. Pochyy8/19/2010

    woowww estubo intenso
    enserio me dio miedo jae
    entero sicopata pero me encanto
    nunca habia leido un papel asi

    fue genial:D

    ResponderEliminar
  7. ooooh no si a mi tbn me dio un poquito de miedo aunque se me lo imagine sexy nooooo mato a min malditos celos viera dejado que se quedara con minho y yunho nolo ce en fin min esta muerto fue fantastico jejeje ^_^un 100%

    ResponderEliminar
  8. aaaaaa tambien es la primera vez ke odio a jae,
    aaaaa por ke mata a min!! aaaaa pobresitooo, tonto jae

    ResponderEliminar
  9. MacaChangmin9/09/2010

    me mataste a changmin!!???

    omg no me lo puedo creer >___<

    *se va a llorar y a putear a jae*

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9/12/2010

    aaaaaaaaaahhhh!!!!!!!! me lo matooooooo... mi minsitoooooo nooooo!!!!!...
    ....obsesivo,posesivo,malditoooo....
    llore...lloreeee....
    ...pero que bueno que estubo,escribi mas de esto....esta re bueno....
    ...max te amooooo...

    ResponderEliminar
  11. ¡Joder, otro fanfic más donde odio a mi amado!

    NOOOOOOOOOOOOOOOOOO MIN POR QUÉ!!!!!!!!!!!!!

    No puedo creer que hayas tenido el coraje de escrir la palabras "muerte" y "Changmin" en la misma oración T_T tienes agallas mujer xD

    No no, hablando en serio, estuvo genial el fanfic, bastante diferente de los que he leído, ni siquiera en "Soy tu fan" he sido capaz de odiar a Jae, pero aqui se me hace imposible xD

    Gracias por tu fic, estuvo de lujo *_*

    ResponderEliminar
  12. realmente..estoy helada o.o
    wao..

    Me gustó este fic ya que Jaeboo siempre es el nene dulce y aqui es todo lo contrario

    qiza perdi detalles xq no leo lemon pero..

    wao..

    speechless O.O

    ResponderEliminar
  13. T^T jae malditooo >.< esto me recuerda un anime que paso lo mismo, hmmm school days creo >.< odie el final

    ResponderEliminar
  14. Nunca leo Jaemin porque no me gusta xD perolei el resumen de este y quise leerlo
    Verdaderamente amo a changmin ^^ pero al que mas amo es a Hero y aunque haga la cosa mas horrible en algun fanfic o shot no puedo odiarlo siempre le encuentro una justificacion a sus actos XDD
    En mi imaginacion Jae cubierto de sangre es tan sexy *OoOo*

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD