Hold Me, Love Me

4 comentarios
Titulo: Hold Me, Love Me
Extensión: One-Shot
Autor: Lucy
Pareja: YooSu
Género: Lemon



Los tibios rayos del sol les daban una grata sensación de calidez mientras paseaban por la playa de arena suave de Bora Bora. Debido al calor, JunSu se había quitado la camisa y la llevaba en la mano, mientras YooChun caminaba un poco atrás de el, sin poder despegar la vista de la piel bronceada de su amigo. Los días en esa paradisíaca isla casi llegaban a su fin, y aun no lograba hablar con JunSu. Cada mañana se despertaba con las sacudidas que el menor le daba para despertarlo, oyendo luego su risa y, al abrir los ojos, lo primero que veía era su rostro. Después de recibir su diario ‘Buenos Dias, Chunnie’ salía de la cama a desayunar con el resto de los TVXQ. Y cada día, al ver su rostro, su cuerpo, su sonrisa, sentía esa presión en su corazón, esa necesidad de seguir observándolo, absorber todo de el a través de su mirada. Mas que nada en el mundo deseaba tenerlo consigo, poseer a JunSu, tanto física como emocionalmente. Y a veces, por la forma en que JunSu lo miraba, casi podía ver ese mismo sentimiento en sus ojos. Pero quería estar seguro, y para eso necesitaba hablar.

-JunSu… - su voz salio algo débil, y carraspeó para escucharse mejor – JunSu…

-Mmm? – el menor se volteó con una sonrisa en su rostro hasta que YooChun estuvo a su lado.

-Estamos bastante lejos de nuestras habitaciones.

-Quieres volver?

-No. O sea… tu quieres?

-No se… si tu quieres volvemos. ^_^

-Da igual … yo te sigo.

-Ya atardece… volvamos. Tengo algo de hambre… ^_^U

-Ok.

Caminaron de vuelta, ahora uno al lado del otro e intercambiando de vez en cuando fugaces miradas. Al llegar, no encontraron ni a JaeJoong ni a YunHo, solo a ChangMin aun nadando feliz de la vida.

-Hyung! Ya volvieron! Me dejaron solooo TT^TT!!!!

-Donde fueron YunHo y Hero, Min??

-Mmm… creo que a bailar… lo único que escuché bien es que no los esperáramos…

-Jajajajja… bueno… nos vemos, Min!

-Que! Ustedes también se van?? TT^TT no van a venir a nadar conmigo???

-Noo! xD!!! Chun y yo vamos a descansar un rato…

Dirigiendo una ultima mirada burlesca, JunSu se alejó junto a YooChun. En la habitación todo era tranquilidad. A través del vidrio colocado en el suelo se veía el agua cristalina y uno que otro pez que pasaba por ahí. Era realmente hermoso. El menor se recostó boca abajo a los pies de la cama, mirando el agua a través del vidrio, y YooChun se sentó en el suelo, apoyando su cabeza en la cama. La luz del sol apenas iluminaba la cabaña de madera, reflejándose en el agua turquesa que ambos chicos observaban ensimismados.

JunSu aun no se colocaba su camisa, y su espalda desnuda lucia terriblemente tentadora para Micky. En un movimiento involuntario subió una de sus manos a la espalda del chico, y la acarició levemente, con suavidad, disfrutando de la sensación. El menor no se inmutó, por el contrario, volteó un poco el rostro para dedicarle una bella sonrisa a su amigo. Micky le devolvió una sonrisa un poco embobada y notó un leve color carmesí en las mejillas de Xiah. Éste cerró los ojos un momento disfrutando de la caricia, sintiendo como su piel se erizaba con el contacto y como su corazón se aceleraba irremediablemente. La mano de Micky subió un poco hasta sus hombros, suavemente, en una caricia que casi era solo un imperceptible roce, pero que provocaba muchas cosas en JunSu. Al llegar a su cuello se detuvo, fijando sus oscuros ojos en los de su amigo, tratando de transmitirle el deseo que en ese momento sentía, pero que no se creía capaz de expresar con palabras.

Como si nada el menor se volteó, quedando acostado de espalda, asustando a Micky con su movimiento tan brusco. Pasado un momento JunSu, aun mirando el techo, habló con voz suave, un susurro. Una suplica.

-Ven aquí, Chun… - dijo indicándole un lugar a su lado en la cama. Un poco confundido el mayor obedeció, sentándose en la cama a su lado, fijando su mirada en el rostro del otro chico. Todo pasó muy rápido, demasiado, que no le dio tiempo para reaccionar cuando JunSu se incorporó y tomó posesión de sus labios en un beso torpe pero delicioso. El roce que provocaban los labios de JunSu sobre los suyos era una sensación nueva y adictiva, algo que no quiso deja nunca de experimentar. Su mente le pedía una explicación, pero tuvo miedo. Tuvo miedo de que esto no volviera a repetirse, por lo que decidió llevarlo todo hasta el final. Aunque su mente le gritara que no era lo correcto. Posicionó su cuerpo a horcajadas sobre el de JunSu, aun besándolo, solo que esta vez mas apasionadamente. Su cuerpo comenzó a reaccionar muy rápidamente al escuchar los pequeños gemidos que escapaban de la boca de JunSu, prueba de que lo estaba disfrutando también.

Sin mucho esfuerzo Micky se quitó la camiseta, separándose de los labios de su amigo solo por unos segundos, decidido a no darle tiempo para pensar. Sus manos vagaron por el torso desnudo de JunSu, hasta encontrar el borde de su pantalón. Seguro de saber como darle placer a su compañero introdujo una mano en la prenda, encontrándose de inmediato con el miembro medio despierto de Xiah. Cuando su mano le proporcionó una suave caricia, el menor no pudo reprimir un gemido, que fue como música para los oídos de YooChun.

Al haber emitido tal sonido, JunSu no pudo hacer mas que sonrojarse, avergonzado. Se sentía demasiado bien, era casi increíble. Masturbarse se sentía bien, le proporcionaba placer, pero que Micky le estuviera masturbando ahora era completamente distinto. Sus dedos recorrían cada centímetro de su delicada piel, sabiendo exactamente en que puntos tocar para hacer que una oleada de placer recorriera su cuerpo, enloqueciéndolo de a poco. En realidad todo en ese momento era perfecto, excepto una cosa. Una duda que le asaltaba a cada segundo: se olvidaría Micky de esto luego que obtuviera todo el placer que el podía proporcionarle? Estaba más que decidido a que no iba a dejar escapar esta oportunidad, no le importaba entregarse a YooChun, de hecho eso es lo que quería: ser completamente suyo, que marcara con sus besos cada porción de su piel para que así nunca pudiera olvidar esa experiencia. Quería disfrutar al máximo, no pensar, solo sentir.

El deseo y amor por su amigo había ido creciendo de a poco, desde la primera vez que lo vio, melancólico por estar separado de su familia. No le costó nada acercarse a el, ya que el mayor tenia una personalidad muy calida que le hizo quererlo de inmediato. Su cercanía se hizo cada vez mayor a medida que pasaba el tiempo, haciendo que JunSu descubriera nuevos sentimientos que nacían en su pecho hacia Micky. Pronto no pudo dejar de ignorar la sonrisa que aparecía en su rostro cada vez que veía a su amigo, o el ritmo frenético de los latidos de su corazón cuando éste se le acercaba. La necesidad de que el mayor lo tocase se hacia incontrolable, se sentía como algo de vida o muerte, algo necesario en su existir. Un tiempo pensó que era solo una obsesión, que había estado mucho tiempo solo y necesitaba encontrarse una novia, pero no fue así. Las chicas ya no le atraían tanto; no se parecían a Micky. No eran Micky. Sus manos no eran las de el. Tampoco sus labios. Nada. Necesitaba sentirlo. Era el sentimiento más fuerte que había sentido en toda su vida, y se acrecentaba con cada mirada que el otro le dedicaba. Por eso definitivamente no dejaría pasar esta ocasión. No sabía bien como actuar, y tenia miedo del dolor que su primera vez le causaría, pero todo valía la pena.

Sin poder esperar más, YooChun posó sus labios en la tersa piel del cuello de JunSu depositando húmedos besos por toda la extensión. Su mano aun trabajaba en la erección del menor, ahora bastante erecta. El bulto en sus propios pantalones también comenzaba a ser muy notorio, y también a molestar. Separándose un poco del cuello de JunSu y deteniendo los movimientos de su mano, habló con voz suave.

-No importa lo que digas, no voy a detenerme…ya no puedo. Si me besaste fue por algo, y si ya estas arrepentido, es muy tarde. Lo último que quiero es que sufras pero… prometo hacerte sentir bien. Te prometo que vas a disfrutarlo… - le habló con voz enronquecida de deseo, notando como los ojos de JunSu se hacían vidriosos con cada palabra suya. Pensó que iba a llorar, y eso era lo que menos quería. Rodeándolo con sus brazos lo atrajo hacia si, tratando de quitar esa mirada de sus ojos.

-No… No temo que me lastimes…- respondió el menor aun siendo abrazado por YooChun - se que nunca me harías daño, Chun. Por eso quiero que me hagas tuyo…

No pudo evitar un rubor en sus mejillas al decir esto, y Micky lo miró sorprendido, pero feliz. Se acercó a besarlo de nuevo y agregó:

-Nunca te lastimaría, JunSu… y no hay nada en el mundo que desee con mas fuerza que hacerte mío. Pero no quiero que tengamos sexo…- la mirada de Xiah se tornó confundida ante el comentario de su amigo, y enfocó su mirada en él, interrogativamente. YooChun acarició su mejilla con dulzura para luego agregar – No quiero que tengamos sexo… quiero hacerte el amor, JunSu…

-Micky… sarang hae…- dijo el menor antes de buscar desesperadamente los labios de su amigo en un beso apasionado. La humedad de sus bocas se mezclaba deliciosamente, la lengua de ambos luchando por el control del beso.

Instintivamente, Micky movió sus caderas frotándolas contra las de JunSu, buscando mas contacto entre sus sexos. La fricción le arrancaba gemidos placenteros a ambos. La mirada del mayor se posó un momento en el rostro de JunSu, en la expresión de placer que este tenia. El deseo reflejado en cada centímetro de su piel, en cada suspiro o gemido que salía de su boca.

El sonido del celular de JunSu los hizo separarse un momento. La música sonando insistentemente, y JunSu sin intenciones de ir a contestar.

-Nada es mas importante que esto… - apagando definitivamente su celular volvió a besar los labios de Micky, incorporándose un poco para saborear mas su piel. Micky comenzaba a emitir roncos gemidos de placer al sentir la calida lengua de su niño sobre su piel.

De a poco comenzó a quitarse los pantalones y los bóxer, ayudando a JunSu a hacer lo mismo. Sus cuerpos desnudos brillaban perlados por el sudor a la luz del atardecer. Sin esperar mas, JunSu bajó hasta el miembro de su amigo y, sin darle tiempo de decir nada, lamió toda la extensión con su lengua, lentamente, sintiendo la mirada de YooChun cargada de deseo. Hizo todo lo posible por hacerlo lo mas sensualmente que pudo, concentrándose en disfrutar también del momento, su lengua acostumbrándose al sabor salado del sexo de su compañero. Aun saboreando, llegó con su lengua hasta la punta, concentrándose en la sensible piel de ese punto, bajando luego hasta la base, pensando en donde le daría mas placer a el mismo.

Con cada lamida una corriente eléctrica recorría todo el cuerpo del mayor, obligándolo a apoyar todo su cuerpo en la cama y a gemir roncamente. Se había imaginado a su niño haciendo esto tantas veces, pero sentirlo era mas de lo que hubiera esperado. Era algo indescriptible. Su mente quedaba en blanco totalmente, solo podía pensar en el placer, en la boca de JunSu que ahora engullía toda la extensión de su miembro, succionándolo gustosamente.

JunSu de verdad estaba disfrutando el hacer gemir a Micky con sus caricias. Estaba feliz de estarlo haciendo bien. Los gemidos de su amigo estaban aumentando, así que decidió aumentar el ritmo, pero una mano de YooChun lo detuvo.

-Que pasa? – preguntó asustado.

-Vas a hacer que termine… y quiero hacerlo dentro de ti – todo esto lo dijo falto de aliento, incorporándose para posicionarse sobre JunSu, quien entendió qué vendría ahora y sonrió dulcemente.

-Saranghae…- dijo dándole apoyo a su amigo, quien pensaba en cómo introducirse en el menor sin causarle tanto daño.

Se introdujo un dedo a la boca y, mojándolo con saliva, lo acercó a la entrada de Xiah. Con cuidado comenzó a introducirlo, notando cuan estrecha era esa cavidad, y cuan difícil seria, en realidad, no herir a su niño. Su dedo se fue adentrando mas en esa calida cavidad, provocando en JunSu una sensación de molestia y placer mezclados. El solo pensar que era Micky quien estaba tocándolo tan íntimamente hacia que la sensación fuera mas agradable, mas excitante. Hacia que el dolor disminuyera considerablemente.

Micky esperó un momento antes de introducir otro dedo, ahora causándole un gemido a JunSu. Con su mano libre se preocupo de acariciar el sexo de Xiah para distraerlo, lo que al parecer daba resultado porque los gemidos aumentaban.

Luego de un momento el menor tomó la mano de Micky deteniéndolo, y habló con una voz ronca de deseo, enfocando sus oscuros ojos en los de Micky.

-Ahora…quiero que entres en mí… Micky ah…

-Pero va a dolerte…

-No me importa… el amor duele… o no?- sonrió tímidamente indicándole así que continuara. Con mucho cuidado el mayor se posicionó en la entrada de JunSu haciendo que soltara un gemido. Leves temblores recorrían la piel del menor, mas de emoción que de miedo, y al sentir el miembro de YooChun introduciéndose en él, su mente comenzó a dar vueltas. Estaba a punto de gritar por el dolor que sentía cuando Micky se acercó y cubrió sus labios en un beso acalorado, que logró distraerlo por completo. Con suaves movimientos embestía a JunSu, arrancándole gemidos de placer que se perdían en la hambrienta boca de su amante. Ninguno de los dos quería pensar, ninguno de los dos quería dar explicaciones o cuestionarse el “qué dirán”; nada de eso importaba ahora, solo ellos importaban. Ellos y ese sentimiento que estaban descubriendo juntos.

-Ahhh… Chunnie… ya no aguanto… - gimió el menor abrazándose fuerte a YooChun, a la vez que soltaba un grito de placer, derramándose en el estomago de ambos. Solo bastaron unas cuantas estocadas mas para que el mayor llegara al orgasmo también, inundando el interior de Xiah.

Micky iba a comenzar a hablar, pero el otro chico lo calló, posando sus labios sobre los suyos, dedicándole luego una dulce sonrisa.

-Luego, Micky-ah… ahora solo quiero dormir… y seria muy agradable si pudiera hacerlo contigo a mi lado…

Sin poder protestar frente a la ternura de su niño, se acomodó en la cama a su lado y lo rodeó con sus brazos, cubriéndolo, protegiéndolo, dándole todo su calor en una promesa de amor que, esperaba, durara mucho tiempo…

4 comentarios:

  1. Anónimo7/24/2009

    es que sdon tan bellos juntos me gusto

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/26/2010

    Akkkkkkkkkkkkkkkk~ que bueno el lemon! *o*
    Tan amoroso este Chun!! Me enamoréee ><

    ResponderEliminar
  3. WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...!
    que GERNIARRRRRRRR!
    me gusto mucho
    es que como aguantarse ah
    Chun y tamb a Su y en BoraBora
    menos mas sexoso los 2 *babas*
    gracias esta bueno^_^

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/09/2011

    ellos estan hecho el uno para el otro *--* ♥
    lo amo YooSu! ♥

    Mao~

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD