¿Por Qué te deje ir?. Cap 7

0 comentarios
---------------------------- Presente --------------------

Siento mi cuerpo pesado, y lentamente voy abriendo mis ojos, con calma reviso alrededor y suelto un suspiro al notar donde me he quedado dormido, sin prisa me pongo de pie, mientras comienzo a sacudir el polvo de aquel cementerio que se encuentra en mi ropa y en mi cabello.

Nuevamente mi vista se poso en aquellas 2 lápidas donde descansaban mis padres hace más o menos 6 años y medio, sé que mis padres no estarían felices al verme así, pero el hecho de haberlos perdido y no haberme podido despedir de ellos realmente me afectaba, al principio no me afecto demasiado, tenía muchas cosas en que pensar tramites, nuevo departamento, terapia etc. Y después llego Jaejoong, su sonrisa, sus risas, su voz, aquel olor que tanto me embriagaba, su cuerpo, sus caricias sus gemidos, sus embestidas, todo eso y todo el me ayudo con mi superación, pero… después de aquello no quise seguir adelante, me volví frio y distante con la gente, me encerré en mi pequeño mundo, pero aun cuando quise sacarlo mi cabeza comenzaba a pensar en el sin mi permiso, una sonrisa se acomodo en mi rostro al recordar como siempre terminaba estrellando su cabeza en la mesa del departamento, al principio me preocupo, pero con el paso del tiempo era tan gracioso.

Tome mis maletas y salí de aquel lugar, por mi me hubiera quedado más tiempo con mis padres, pero tenía que ir a conseguir una habitación de hotel para poder pasar la noche, después buscaría algún departamento, siempre podría quedarme con Junsu, pero él y sus padres ya habían hecho mucho por mí y no quería ser una carga más, y sin más me dirigí al centro de aquel lugar con solo un pensamiento en mi mente “Jaejoong”.

--------------------- 6 años antes-------------------------

Los únicos que sabían sobre mi situación eran los directivos, y para recuperar mis clases simplemente me hicieron pruebas de todas las materias, a excepción de matemáticas, ya que me habían dicho que me subirían a un curso de preparatoria en cálculo.

Lo sabía, sabía que al ausentarme medio año en la escuela todos preguntarían que es lo que me había pasado, pero no quería responder a esas preguntas, era un tema personal, y simplemente les dije que había tenido problemas familiares, todos me creyeron, todos a excepción de Junsu.

Todo el día me la pase haciendo exámenes, mientras mis compañeros tomaban clases normales, y eso me frustraba porque me habían enviado a un rincón junto al profesor para poder contestar si ninguna interrupción, y al fin mis plegarias se escucharon cuando termino el día de clases, ya que estaba arto, fastidiado, y como si eso no fuera suficiente tenía que ir a mi sesión con aquella psicóloga, que cada día se empeñaba mas en sacarme de mis casillas, pero no lo lograría, fue cuando escuche a alguien llamarme

-¿Minnie?-

Voltee y vi a Junsu que tenía entrelazada una de sus manos con la de su novio Yoochun,( creo que así se llamaba)cuando lo mire su sorpresa fue tanta que soltó a Yoochun y corrió a abrazarme, Yoochun le dijo a Junsu algo como iré con Jae, o algo por el estilo, no supe si Junsu le respondió o no, solo me concentraba en sentir aquel abrazo que me estaba dando Junsu, con todo lo que había pasado no me había detenido a sentir algo, hacía tanto que había recibido alguna muestra de cariño, no pude seguir pensando porque sentí como Junsu deshacía aquel abrazo y me miro a los ojos, que parecía que iba a llorar, y me sentí culpable, me había desaparecido por 6 meses, y lo más seguro era que hubiera ido a buscarme a mi casa, pero la casa fue vendida a los pocos días de que mis padres fallecieran, y su voz me saco de mis pensamientos.

-¿Qué acaso estás loco? Te parece bien irte así sin más, sin avisarme que te vas, sin avisarme que te mudabas, o que vendiste tu casa, ¿Qué acaso no somos amigos?-

Mientras me decía eso tomo mis hombres y me zarandeo un poco, yo solo baje la mirada avergonzado y eso al parecer lo hizo enfadar.

-¿Por qué no me contestas? Sabes lo preocupado que estuve por ti, sabes la desesperación que sentí al no saber nada de ti ni de tus padres, ni si quiera mis padres saben dónde están, que clase de amigos se marchan sin decir ni un adiós-

-Lo lamento Junsu-ha yo no quería preocuparte-

-Pues eso debiste haberlo pensado antes tonto-


Sentí como Junsu me abrazaba, para después comenzar a llorar en mi brazo, lo único que pude hacer fue devolver aquel abrazo mientras Junsu se calmaba, cuando lo hizo me miro a los ojos, los tenía algo hinchados y rojos pero aun así tenía una gran sonrisa en su rostro-

-Por favor Minnie no vuelvas hacer algo así ¿De acuerdo?-

Yo solo pude sonreír y asentir, quería contarle a Junsu lo que había pasado, pero no tuve el valor, no quería preocuparlo más.

-Entonces dime Minnie ¿Qué fue lo que paso?-

-¿Cómo?-

-Sí, que fue lo que paso, ¿Dónde has estado? No creas, necesito saber qué pasó Minnie-


El dilema de mi vida, me le quede viendo un segundo, estaba preguntándome lo que yo no quería decirle, y una idea rápida y simple paso por mi cabeza.

-Ah eso, verás hace un tiempo tuvimos que hipotecar la casa por falta de dinero, y cómo sabes pues me esforcé en mis estudios para poder ganar una beca, y quitarles un peso de encima a mis padres- El solo asentía poco a poco mientras yo comenzaba a relatar mi “historia” del porque desaparecí- Hace unos meses nos dijeron que si no pagábamos nos quitarían la casa, y al no poder pagar nos sacaron de ahí y la pusieron en venta, por lo cual tuvimos que irnos donde antes vivían mis abuelos por estos meses-

Me interrumpió y me dio tiempo en seguir pensando en mi historia

-Changmin me hubieras dicho, mis padres los hubieran aceptado en la casa mientras encontraban donde vivir-

-Pero sabes tú bien sabes que mis padres no lo aceptarían ni tampoco quieren ser una carga
– sonreí- Además con la beca estoy pagando un pequeño departamento no muy lejos de aquí, me alcanza para cubrir todas mis necesidades, así mis padres no tienen que enviarme dinero, y me tarde un poco en mudarme debido a los tramites.

Junsu me miro pensativo, analizando cada una de mis palabras, y era normal en el, siempre había sido muy precavido en todo lo que le decían, ya que no le gustaba que le mintieran.

-Minnie sabes que no me gusta que me mientas, sé que lo que me dijiste no todo es del falso, hay verdades ocultas en aquella historia –

No estaba del todo sorprendido, Junsu era así, aunque pensé por un momento que me creería solo suspire, creo que al final tendría que contarle algo, pero una voz interrumpió.

-Su es hora de irnos-

Los dos nos giramos y encontramos a Yoochun viéndonos yo solo sonreí y empuje a Junsu contra Yoochun.

-Ni creas que te libraste de nuestra conversación Shim Changmin mañana seguiremos hablando-

Junsu gritaba mientras Yoochun lo arrastraba fuera de la escuela, yo solo sonreí esos 2 eran un caso perdido, pero ambos eran felices juntos – suspire-, mañana no me podría sacar encima a Junsu, cuando levante la mirada vi a Jaejoong que me observaba detenidamente, pero duro muy poco ya que simplemente se volteo y siguió el camino hacía nuestro departamento, y volví a suspirar, yo aun no podía regresar a casa, tenía que ir a mi fastidiosa cita con la psicóloga, y no me podía negar, si no terminaría en un orfanato, a si que comencé mi larga caminata a mi siguiente tortura, y maldije mi suerte una vez más…

Estaba arto, cansado y fastidiado, como se le ocurría a aquella doctora ponerme horas extras, se estaba cobrando lo del viernes, aquel día la arte tanto al solo haber respondido si acaso 2 monosílabos a sus preguntas, que termino mando a casa antes, y ahora me venía con que tenía que quedarme horas extras.

-Flash Back-

Vagamente escuchaba las preguntas de la psicóloga, cuando se quedaba en silencio solo respondía un aja, si o un no, y mientras yo veía aquel paisaje por aquella ventana mis oídos se deleitaban cada vez que la psicóloga dejaba escapar bufidos de frustración, cuando llego la hora estuve dispuesto a irme pero ella me detuvo

-¿A dónde vas Changmin?-

-A casa, la sesión ya termino-


Ella me miro con una gran sonrisa, y eso hizo que un escalofrío recorriera mi cuerpo

-Hoy tendrás que quedarte horas extras, vamos a recuperar las que perdiste el viernes-

-Pero usted fue la que me mando a casa temprano-

-Aun así hay que recuperar, a menos que quieras regresar al orfanato dónde estabas-


La mire con una mirada fulminante y me volví a echar en el sillón ella me miraba con una sonrisa triunfante, y eso me molestaba, pero el gusto no le duro mucho ya que comenzó a hartarse con mi nueva forma de expresarme, ahora ya no le hablaba, solo asentía o negaba y eso la comenzaba a desesperar, sonreí para mis adentros, al fin y al cabo yo había ganado.

-Fin Flas Back-


Cuando llegue a mi casa eran casi las 12, abrí la puerta de mi apartamento, y encontré a mi Hyung dormido en el comedor, estaba sentado en una de las sillas, sus manos y su cabeza estaban recargadas en la mesa y dormía profundamente, sonreí, rara vez se le veía así, aun cuando llevábamos 3 días viviendo juntos el era muy estricto referente a invadir su privacidad, Incluso ya había mandado a hacer 2 chapas para las habitaciones para que nadie irrumpiera en su cuarto, y dio por hecho que mandaba a ser una para mí para que la situación fuera “justa”, a mi no me importaba, ya que una vez sabiendo que esa era su habitación no me volvería ni a cruzar por esa puerta, porque yo si sabía respetar su privacidad pero él no parecía entenderlo, suspiré y me dirigí en donde estaba mi compañero y lo moví un poco para poder despertarlo.

-Hyung, despierta-

El se paro como un rayo y comenzó a revisar el lugar, como si no supiera en donde estaba y su mirada se poso en mí y comenzó a bombardearme con preguntas.

¿Qué paso?, ¿Qué hora es? ¿A qué hora llegaste? ¿Dónde estabas?

Lo mire con confusión, parecía policía, y yo el ladrón al que debía interrogar, analizar cada palabra, esperar el momento justo en el que me delatara y ser acusado como culpable.

-Pues te quedaste dormido, son como las 12 y acabo de llegar-

No respondí la última pregunta, y el pareció no darse cuenta, solo camino hacía su habitación y solo escuche la puerta cerrarse, e hice lo mismo, estaba tan cansado, y mañana me esperaba un día muy largo, en primera la escuela, luego Junsu que no descansaría hasta que le dijera la verdad, y otra vez sesión con aquella doctora, entre a mi habitación y me deje caer en aquella cama, mi cama y una vez que mi cuerpo descanso sobre el colchón no supe nada más.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD