One Incident cap 11

1 comentarios
Junsu se despertó un poco confuso. Rodó para echarle un vistazo a su reloj acordándose de la promesa de Yunho. Apenas eran las 23. Se levantó en silencio y salió de la habitación para no despertar a Changmin. Tenía la garganta seca. Se detuvo en la puerta de Yunho y la abrió lentamente. Su cama estaba vacía. Junsu suspiró. Había pasado una semana desde que había dormido con el líder. Desde la primera vez, habían hecho el amor a la noche siguiente y luego de nuevo en el hotel la mañana en que se estarían mudando al departamento. Ellos sabían que el tiempo que tendrían para ellos solos sería limitado. Su cuerpo le dolía por el otro. Sintió un sordo vacío cuando se fue a dormir sin el cuerpo caliente de Yunho a su lado.

Se trasladó a la cocina. Llenó un vaso con agua y bebió lentamente. Podía oír el tic del reloj en la sala de estar. Debería estar en casa pronto. El vocalista decidió esperar. Junsu se movió hasta el living y se dejó caer sobre el sofá. Tomó otro sorbo de agua antes de colocarlo sobre la mesa de café. La habitación estaba fría, sus pantalones de chándal no hacía prácticamente nada para mantenerlo en calor. Su pecho estaba desnudo pero estaba demasiado cansado como para levantarse y abrigarse. No era como si hubiera planeado permanecer allí de todos modos.

Junsu se acomodó sobre los blancos cojines y pensó. Todo lo que tenía en mente era el tacto de Yunho. Realmente era horriblemente adicto al hombre mayor. Nunca se saciaba. En el hotel, Junsu se despertaba en medio de la noche y se ponía más cerca del líder. Nunca se cansaba de mirarlo. Dios, soy patético. Con el tiempo cerró sus ojos cayendo en la negra inconsciencia.

*****

Yunho finalmente regresó al departamento cerca de la medianoche. Sus hombros le dolían y estaba al borde del colapso. Sin embargo, no olvidó su promesa a Junsu, había estado en su mente durante toda la reunión, dejándolo incapaz de concentrarse totalmente en lo que estaba alguien estaba diciendo.

Pasaba por el living haciendo su recorrido hacia la habitación compartida de Junsu cuando vio a su amante durmiendo acurrucado en el sofá. Hizo una mueca retorcida. La habitación estaba fría y pudo ver la piel erizada del otro. Yunho apartó el oscuro cabello del rostro de Junsu. Sus pestañas acariciando sus mejillas mientras dormía. El líder pasó su mano por la mandíbula del menor y se inclinó para besar a Junsu suavemente.

Los ojos del joven se abrieron aún adormilado y sonrió contra los labios de Yunho. Junsu serpenteó sus brazos sobre el cuello del otro y aproximándolo más cerca de sí. El líder se dejó caer sobre el sofá. Junsu se incorporó y se transado al regazo del otro. Sus piernas envueltas alrededor de la cintura del mayor, de modo que estaba sentado a horcajadas sobre él.

Las manos de Yunho se deslizaron sobre la espalda de Junsu y poco a poco por los costados haciéndolo temblar.

El menor se inclinó hacia Yunho y le mordió el lóbulo de la oreja. El líder se quejó. “Silencio Yunho”, susurró, una sonrisa en sus labios. Se rió bajito cuando el otro hombre le tomó el pelo. Junsu sacudió sus caderas hacia delante dibujando otro gemido de la garganta del hombre. El vocalista más joven ahogó el ruido en un beso.

Las manos de Yunho se deslizaron hacia abajo hasta alcanzar sus caderas. “Si lo seguimos en algún sitio más privado”, preguntó.

Una sonrisa se dibujó en el rostro de Junsu.

Yunho soltó una risita. “Tomaré eso como un sí”. Levantó al hombre a horcajadas sobre él y lo besó bruscamente. Las piernas del menor se mantuvieron alrededor de su cintura. El líder podía sentir cómo se encendía Junsu a través de sus pantalones. No estaba seguro de si irían a su habitación. Encerró a Junsu contra la pared en el pasillo haciendo un ruido sordo. No fue lo suficientemente fuerte como para despertar a nadie.

Junsu enterró el rostro en el cuello de Yunho. “Apúrate, te necesito en mi ahora”, le exigió lo más silenciosamente que pudo.

El líder besó a Junsu, violando su boca, asegurándose de explorar cada centímetro de su cuerpo con sus manos. Deslizó una mano a lo largo del pecho del joven y la espalda de éste se arqueó hacia Yunho.

La misma mano deslizándose por el torso y bajando por la pretina sus pantalones para acariciar su miembro lo que fue casi suficiente para hacer que Junsu se viniera. Él se quedó sin aliento como dedos largos y fríos lo violaban de tal manera que se lo dejaba pidiendo más.

Yunho vio el rostro de Junsu, almacenando todas sus expresiones en su mente. Fue despacio incluso cuando el hombre clavado en la pared le suplicaba apenas en un susurro que lo tomara. Él quería saborear el placer.

Finalmente no pudo soportarlo más. Habían renunciado a llegar a la habitación. Yunho deslizó los pantalones de Junsu hasta los muslos. La mano del líder viajó hacia su bolsillo y sacó el tuvo que había comprado antes. Recubrió un par de dedos antes de adentrar los dígitos en Junsu. El menor mordió su hombro para no gritar, por lo que Yunho rechinó los dientes. Zigzagueo sus dedos hasta que sintió que estaba listo.

Poco a poco reemplazó sus dedos con su longitud. Junsu se quedó sin aliento ante la familiar sensación. Yunho besó al hombre clavado contra la pared para mantener el ruido. Estaban corriendo un riesgo al hacerlo en el piso compartido, y mucho más en el pasillo.

Junsu mantuvo sus piernas apretadas alrededor de Yunho mientras lo montaba. El juego previo ya lo había acercado a la orilla. Sentía como el líder bombeaba su miembro al mismo tiempo que sus empujes lo llevaban a su punto máximo. Sintió como Yunho derramaba su semilla en su interior poco después. Los amantes respiraron profundamente hasta que pudieron estabilizar su ritmo cardíaco.

Junsu aflojó su dominio que sus piernas tenían sobre la cintura de Yunho sus miembros se sacudieron bajo su peso. Se puso sus pantalones, exhausto.

El líder besó a Junsu suavemente. El joven sonrió “Debes tener reuniones más a menudo”, susurró.

*****

“Debes tener reuniones más a menudo”. Changmin había despertado por los ruidos sordos en el pasillo. Se levantó y abrió la puerta en silencio. Echando un vistazo al oscuro pasillo, a penas pudo distinguir a dos personas. Había escuchado la voz de Junsu.

“Vete a dormir, Su ah, a sido un día largo”. Reconoció la otra voz como la de Yunho. El líder se inclinó y besó apasionadamente al joven antes de irse. Junsu se volvió hacia su habitación y Changmin rápidamente cerró la puerta y saltó a la cama. Luchó por permanecer quieto y en silencio. Sabía que era algo que no se suponía que debía presenciar. Lo sabía.




N/T: Hola soy Mery! Perdón tardar tanto con este fic y también con What It Means To Break .-. Me pondré las pilas en terminar estas traducciones porque tengo más pendientes por traducir :D Entre ellos más HoSu y JaeSu. Pueden visitar mi blog para estar más al tanto ^^ http://mery-se-hizo-un-blog.blogspot.com.ar/
Chu~

1 comentarios:

  1. Anónimo4/21/2012

    Como estaba esperando actua de este fic, me mató
    Ya Changmin sabe, y se lo montan ahí como si nada xDDDD
    ME encanto, ni decir me encanto es suficiente!!!!
    Conti >.<

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD