Volver a Corea

5 comentarios
Título: Volver a Corea
Autor: Yakimo
Pareja: ChangKyu (Changmin x Kyuhyun)
Género: Lemon
Extensión: Oneshot.
Nota: Changmin comienza hablando de la Kyuline pero en realidad Minho no tiene mucho que ver en el Fanfic.
------

Finalmente regresamos a Corea, que suerte, estaba a punto de llegar al límite de mi paciencia, no digo que Japón no sea un país al cual ya sienta como parte de mi vida, pero ahí no están ellos, los extraño mucho, creí que si hablábamos todos los días por teléfono la lejanía no pesaría tanto, también creí que si estaba con Yunho no me sentiría solo y así fue en un principio, pero lo siento Yunho, no me bastaba ya tenerte sólo a ti. ¿Te dolería saber esto? Me imagino que sí, a mi me dolería saber que no te basta solo tenerme a mí. No te lo dije pero sé que lo sabes, sabes que necesito a mis amigos, que son tan importantes para mí como lo eres tú. ¿Por qué estás tan serio? ¿Te molestó que dijera que no quería ir a ese programa de variedades porque ya había planes de regresar a Corea? Me mirabas y sonreías, tu sonrisa era tan forzada… si no quieres sonreír no lo hagas, me quieres para ti solo, es egocéntrico de mi parte afirmarlo pero es que estoy convencido de eso. ¿Crees que no he notado la cara que pones en los conciertos de SM? Siempre me buscas, siempre me quieres a tu lado, detestas el hecho de que Minho me abrase y me siga, tanto como detestas que yo busque a Kyuhyun, que quiera estar con ellos, que sea a Kyuhyun a quien quiera a mi lado ¿Tienes miedo de algo?... Desde que Jae se fue has querido que ocupe su lugar, no soy Jae, Yunho, no soy tu esposa, sólo soy tu compañero de grupo, tu amigo, tu hermano. No hay ser al que admire más que a ti, pero eso es irrelevante a querer ser de tu propiedad. Cuando estabas con Jae, yo ya los tenía a ellos. Lo único malo en todo esto es que tus celos, tu miedo a que mis sentimientos hacia ellos puedan crecer no están del todo equivocados.
Cuando llegamos al departamento me metí en mi habitación, apenas llegué a mi cama marqué el número de Kyuhyun.

-¡¡Changmin ah~!! –escuchaba su voz al otro lado de la línea, una voz digital tan parecida a la que escucho cuando está frente a mí. Siempre he admirado su voz, soy su fan, lo confieso, su voz me debilita de una forma casi mágica.
-sí…
-¿Ya llegaste?
-sí, acabamos de llegar –me estiré recostado en la cama, me dolía la espalda –estoy muy cansado.
-ah… -Kyuhyun hiso silencio del otro lado, cuando estuve a punto de hablar, él contestó -¿entonces no podremos vernos hoy?
Sonreí, si tuviera un poco de energía, aunque sea la mínima para ponerme de pié habría ido a su encuentro, Dios, lo extrañaba tanto, deseaba tanto mirarlo, platicar con él, retarlo a un duelo de Mortal Kombat o sólo… -desayunemos juntos mañana ¿sí?
-… ¿ya comiste?
-comí un poco en el avión… ahora sólo quiero dormir… -escuché un suspiro de decepción.
-Está bien, entonces ¿nos vemos mañana en la cafetería de siempre?
-Por supuesto.
-¿A las… 10am, está bien? Después podríamos ir a visitar a Shinee a Inkigayo.
-Buena idea… te veré mañana, saranghae.
-saranghae.
Colgué el teléfono, y vi la hora, apenas eran las 9pm, Kyu podría fácilmente creer que le mentía, que no quería salir con él, pero… ¿en qué mundo podría negarme a salir con Kyuhyun?

El despertador sonó, marcaba las 8am, debía levantarme ya, joder, mis ojos no se abrían, si lograba quedar debajo del chorro de agua de la ducha podría continuar con mi vida. Como pude me puse de pié, abrí el agua fría, siempre he odiado bañarme con agua fría pero no tenía opción, o me despertaba o me despertaba.
-¡¡waaaaaaa, está muy fría!! ¡¡rápido, rápido, la calienteeee!!

La misión “despertar” fue un éxito, ahora sólo debía preocuparme por elegir un buen atuendo para mi cita… digo reunión amistosa, amo engañarme a mí mismo.
-Changmin, te levantaste muy temprano –¿Había despertado a Yunho? La próxima vez debería hacer menos ruido, lo miré, estaba bajo el marco de la puerta bostezando, se tallaba los ojos como un niño pequeño.
-sí –proseguí con mi trabajo.
-¿vas a salir?
-sí, pensaba ir a visitar a Shinee, se presentarán hoy en Inkigayo.
-ah… buena idea, yo también voy.
Lo miré dubitativo, definitivamente su presencia estaba fuera de mis planes, él lo notó.
-¿puedo ir?
Le sonreí con falsedad asintiendo con la cabeza, no está de más decir que Yunho puede leer como un libro todos mis gestos, se cruzó de brazos y me miró interrogativo.
-¿pero?
-¿eh…?
-¿No hay un pero? ¡pefecto! Entonces espérame, iré contigo.
-agh… sí hay un pero.
Yunho sonríe con socarronería.
-Iré con Kyuhyun, iremos a desayunar y de ahí pasaremos al foro de Inkigayo.
-¿Y por qué no lo habías dicho?
Alcé los hombros, no podía decirle que era porque creía que se enojaría, él rodó los ojos y salió de la habitación, cuando salió sólo lo escuche decir: por lo menos podré dormir un poco más.

Eran ya las 10:15 am ¿cómo pudo hacérseme tarde? Entré con rapidez y busqué en las mesas, es un lugar muy exclusivo, por lo mismo nunca hay tanta gente… Ahí estaba, tomando agua mientras miraba por la ventana, la cafetería está localizada en la terraza de un edificio, por lo que la vista es muy bella.
Me acerqué casi sin darme cuenta de la estúpida sonrisa que se dibujaba en mi rostro, él sintió mi presencia y viró su mirada hacia mí, instantáneamente sonrió, no sé si mi sonrisa sería tan extensa como la de él, sólo sé que no podía dejar de hacerlo. Kyu se puso de pié antes de que yo rompiera la distancia por completo, se acercó a mí y me abrazó, yo le correspondí, nos quedamos así por 5 segundos. Cuando nos separamos mis ojos buscaron inconscientemente los suyos, no fue difícil hacer contacto porque él pareció pensar lo mismo.

Nos sentamos a la mesa, la comida no tardó en llegar puesto que Kyu ya había pedido algunos platillos que tanto a mí como a él nos gustaban. Siempre nos han dicho que tenemos mucho en común, que nos parecemos mucho, a nosotros no nos molesta, creo que hasta llega a ser divertido, y es que es por las cosas que tenemos en común que somos tan unidos.

-¿Adivina qué? –preguntó Kyu a mitad del desayuno.
Como yo tenía comida en la boca sólo me digné a levantar las cejas en muda pregunta. Kyu sacó unos boletos para el concierto de Shinwa que sería esta noche, sonreí.
-Joooo ¿encerio, ya lo tenías planeado?
-jaja pues no, la verdad es que tu boleto se lo quité a Ye Sung, ya se lo había regalado pero…

Reí estruendosamente, estaba feliz, iríamos al concierto de Shinwa después de visitar a Minho, nos esperaba un buen día.

El desayuno fue agradable, Kyuhyun es muy ocurrente, nunca cambia, me presumía todas las maldades que ha hecho, como si sostuviéramos una especie de competencia o algo así. Terminamos de comer y nos subimos a su auto, llegamos a Inkigayo, ahí estaba Shinee, Minho corrió a abrazarme en cuanto me vió. Yunho también ya había llegado.
Yunho y Kyu se saludaron con amabilidad, la relación de ellos dos es casi mero formalismo, se caen bien pero creo que Yunho es demasiado aterrador para Kyu.

El concierto de Shinwa fue increíble, he sido su fan desde antes de que tvxq debutara, una chica me regalo un lightstick para apoyarlos como todo un fanático. Terminó el concierto ya avanzada la noche.
-Ya es tarde ¿porqué no nos quedamos en un hotel? –preguntó Kyu mirando el cielo oscuro.
Sonreí con picardía para molestarlo -¿qué tienes en mente, pervertido?
-Sólo digo que cerca de aquí hay un hotel muy cómodo y sería mejor que tener que conducir hasta tu casa y después hasta la mía, podría quedarme dormido en el camino… ¡¡no me mires así!!
-jajaja, está bien… ¿está cerca de aquí?
-aja~~ ¿vamos entonces?
-ok.
Nos subimos al auto, mientras Kyu manejaba, yo aproveché para llamar a Yunho. Como supuse se oía molesto, me recriminó el no haberle avisado antes, que la hora no era pretexto y que debía descansar si quería rendir para nuestras próximas presentaciones. Al final le colgué de improviso, no me gustaba que me regañaran, menos cuando se ponía en el papel de mi papá.

El cuarto era grande, con dos camas tamaño matrimonial para garantizar la comodidad de los huéspedes, había un mini refrigerador y un mini bar. Me dirigí de inmediato al refrigerador, para mi mala suerte sólo había bebidas.
-¿Quieres una cerveza? –le pregunté a Kyu, quien permanecía sentado en una de las camas y me miraba con interés desde su lugar.
-mmm… ok, lánzala.
Así lo hice, estuve a punto abrir una cuando…
-deja esa, acabémonos ésta primero –abrió la lata y bebió de ella.

Fingiendo molestia dejé la lata que llevaba en las manos sobre un mueble y me acerqué a Kyu, él me observaba todo el tiempo mientras bebía de la lata, me senté junto a él. Me extendió la cerveza con un gesto inocente, la tomé entre mi mano y bebí de ella, estaba fría, era muy refrescante. Kyuhyun me observó con una sonrisa complaciente mientras cruzaba sus piernas y apoyaba su cabeza en su brazo, que a su vez era apoyado en sus piernas. Parecía observar algo en mí con mucho interés. Incliné mi cabeza un poco.

-¿Qué tanto ves?
Su sonrisa se ensanchó -¿está rica?
-Tú también la probaste ¿te gustó?
Pareció pensar minuciosamente en la respuesta –No está mal, aunque… podría estar mejor.
Se acercó un poco a mí
-¿me das? –Esa frase erizó mi piel, sabía perfectamente lo que significaba, no era la primera vez que pedía que le “diera” algo y casi siempre su petición representaba una acción sumamente literal.

Me llevé la lata a la boca, guardé una poco de líquido dentro sin pasarlo y acercándolo del cuello, él abrió su boca a la vez que no dejaba de observar la mía, junté su boca con la mía y le di de beber la cerveza, al momento de tocar sus labios mis ojos se cerraron automáticamente, él tragó el líquido y tomando entre su puño mi camisa comenzó a acariciar mis labios con los suyos. Dios, cómo había extrañado esto, ¿cómo pude vivir todo este tiempo sin Kyuhyun?
El beso se hizo más pasional, ni siquiera sé si lo profundicé yo o lo hizo él, pero su lengua, que hace un segundo sólo rosaba con su punta la punta de la mía, ahora se internaba sin vergüenza lo más dentro que podía.
Tomé su mano que empuñaba mi camisa y enredé sus dedos entre los míos, lo empujé lentamente con mi cuerpo haciéndole recostar sobre la cama. No dejé de besarlo en ningún momento, me resultaba imposible, necesitaba de eso, necesitaba yo también internarme en su boca, rosar su lengua con la mía, llevé mi mano a su mentón haciéndole saber que deseaba su boquita inmóvil, sólo para autosatisfacerme y beber de su saliva, comenzamos a gemir y a respirar con agitación, mi mano se detuvo en su pecho. Alejé mi boca de la suya y enterré mi rostro en su cuello, él enredó los dedos de su mano libre entre mis cabellos. Mis labios apenas rosaban su cuello, comencé a darle pequeños besos en su piel sintiendo como Kyu inclinaba su cabeza para darme más espacio, amaba esos sonidos que salía de su garganta, su hermosa voz gimiendo es tan perfecta como cuando lo escucho cantar.

No pudiendo evitarlo más probé su piel apenas con la punta de mi lengua, así la recorrí hasta llegar a su oreja, ese era unos de sus puntos más sensibles, y ese gemido me hizo recordarlo.
-ah~ Changmin –Abrió las piernas y oprimiendo mis nalgas juntó mi entrepierna con la suya, sacándome sonidos que en cualquier otra ocasión me habrían parecido vergonzosos.
Comenzó a mover las caderas rosando una y otra vez mi sexo contra el suyo lo que me produjo hacerlo yo también casi inconscientemente.
-k…kyu… ah~
Kyu me tomó del mentón y acercándome a él volvió a besarme, sus manos se enroscaron en mi cuello.

Introduje una mano debajo de su camisa, tentando con suavidad su estómago, de pronto sus besos se volvieron más salvajes, casi mostraban necesidad, me separé de sus labios y capturé entre mi boca su barbilla para después dirigirme a su estómago donde a pesar de desear acariciar, casi rosar su piel con mis labios, la urgencia y el calor me llevó incluso a morderlo, acto que más que dolerle lo llenó de placer.

Podía sentir su hombría ya bastante despierta, bajé hasta llegar a ella y como si me llenara de curiosidad la rosé con la yema de los dedos, Kyuhyun dobló una rodilla como por inercia, lo que me causó una mescla y gracia y ternura, reí levemente.

-¡Changmin! –me recriminó, estiró su mano hacia mi rostro que ya estaba perlado de sudor, me acerqué y acomodé mi mejilla sobre su palma, él comenzó a acariciar, recorriendo varias veces mis labios donde yo tomaba su dedo entre mi boca y le daba suaves lamidas. –Te amo Changmin. –susurró, yo cerré los ojos debido al sentimiento que me inundó al escucharlo, hice un gesto nostálgico y el sonrió, yo también lo amaba y él lo sabía muy bien. Lo besé con suavidad, lentamente como al mismo tiempo lentamente le abría el pantalón y lo bajaba, me arrodille, al separarme de sus labios él continuó con los ojos cerrados. Le quité por completo el pantalón, su miembro se mostraba totalmente despierto por debajo de su ropa interior, me acerqué a su sexo y le di besos cortos a lo largo de su extensión, Kyu jugaba con mis cabellos enroscándolos entre sus dedos.
Cuando iba a bajar la prenda, él me detuvo.
-Espera Minnie, se sentó y se quitó su propia camisa, me perdí en su cuerpo por unos segundos, mi gesto debió ser gracioso porque Kyu rio avergonzado. Después dirigió sus manos hacia mí y abrió mi camisa para quitarla luego, pasó sus dedos por todo mi torso mostrando especial interés en mi pecho, el cual besó y lamió con tranquilidad y sensualidad. ¿Quién demonios dijo que para excitarse necesitabas que las caricias fueran desesperadas?

Mientras se entretenía en mi pecho sus manos buscaron mi entrepierna, la rosó una y otra vez, la frotaba primero con la mano después su boca bajó hasta ella y comenzó a lamer y hacer presión con los labios y los dientes aun sobre el pantalón. Bajó las prendas, todas de una sola vez y observó mi miembro, como quien admira una pieza de arte. Lo introdujo en su boca y solté el gemido más profundo que haya soltado antes, me cubrí la boca, sentir su lengua rosando mi miembro era más de lo que podría soportar, me masturbaba con su boca hasta sacar el líquido eyaculatorio que bebió con completo gusto succionando la punta hasta dejarla sin rastro de semen.

Me dejé caer en la cama, mi cabello se pegaba a mi frente y mi cuerpo brillaba por el sudor, su estado no estaba mejor, como parecía no poder reponerme, Kyuhyun me llamó con una vocesita caprichosa.

-Changmin~~ -Lo miré y él me hizo una señal con la mirada hacia su entrepierna tan erecta que era imposible ya dejarla desatendida. Acostándome de costado extendí una mano hacia él la cual tomó, lo jalé hacia mí y él se recostó enfrente dándome la espalda, me acerqué lo más que la ley de la física me lo permitía y bajé sus bóxer, tomé entre mi mano su miembro y comencé a bombearlo, primero lentamente, después aumentando la intensidad a cada segundo. Sus gemido se escuchaban silenciosos bebido a que su rostro estaba semi escondido entre la almohada, yo besaba su cuello y detrás de su oreja. Un grito de placer y el temblor en su cuerpo me hizo saber que había llegado al climax, su miembro desprendió tirones de semen pintando mi mano de un bello color blanco. El cuerpo de Kyuhyun estaba muy agitado, su pecho subía y bajaba con rapidez, llevé mi mano a mi boca y lamí el líquido espeso hasta limpiarla por completo, él me miraba con los ojos semi abiertos, acaricié sus mejillas, su nariz, su boca, su cuello, despejé su frente de esos cabellos que se le pegaban a su hermosa piel, tan blanca y perlada. Él también acariciaba mi cuello con el dorso de su mano y de sus dedos. Lo besé nuevamente, lentamente, el movimiento de mi lengua era apenas perceptible, apenas un rose en la punta de la suya. Nos quedamos recostados uno frente al otro hasta que el sueño no nos permitió ver más de aquello que a los ojos de cada uno era lo más hermoso que pudiéramos contemplar.

Ahora regreso a Japón a proseguir con las presentaciones, Yunho duerme a mi lado en el avión. Miro por la ventana, no hay más que nubes, saco mi celular y vuelvo a leer el último mensaje que Kyuhyun me mandó poco antes de subir al avión: “Te estaré esperando, no tardes mucho. Te amo. Atte tu Kyuhyun” Sonreí, no solíamos ser cursis ni románticos, por la misma razón no supe en qué momento inició todo. Lo único que sé es que ya quiero volver a Corea.

5 comentarios:

  1. Anónimo4/09/2012

    apesar de que no puedo ver a esta pareja como puro yaoi, me encanto este fic xD

    maxshopi

    ResponderEliminar
  2. @quipykip3/27/2013

    Vienes a salvar mis ChangKyu feelings! Y es que es Súper difícil encontrar fic de esta couple.
    Me encantó como escribiste en tanto lo sentí romántico como muy vívido. Me gusto la idea de la cerveza y el hecho de no encontrar un activo y pasivo definido. Gracias por tan bella lectura ^^

    ResponderEliminar
  3. Awww que hermosura
    Ah, tan cursi.
    Ya enserio me encanto, esta muy lindo y romantico, incluso el lemon fue muy dulce <3 me gusto bastante, por favor escribe mas, casi no hay fics del changkyu u.u y tu escribes muy bonito :3
    Gracias por escribir y compartir esta bonita historia :3

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/11/2014

    sahdgasjkd Lo ame ..Fue tan lindo y tierno..bien cursis ni que lo nieguen ...me falto el hard(?) <3 sjdgasjd me gusto casino hay fic de estos UWU !! ...

    ResponderEliminar
  5. ChangKyu is real! ���� En serio que no hay fics de esta pareja, y me encanta... Gracias, este fic me dió la vida!(?)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD