Existencias Entrelazadas. Cap. 3

2 comentarios
“¿Jung YunHo?”

Y ahí estaba aquel chico que nos miraba sorprendido, pero como no sorprenderse si en la posición que nos habíamos quedado antes de que llegara el chico era muy comprometedora.

-Disculpen si interrumpí algo- dijo el chico

ChangMin me miro confundido, después de todo era un ángel y no conocía maldad alguna ni mucho menos cuando alguien hablaba en doble sentido, lo solté y me aleje de él.

-No has interrumpido nada niño- dije caminando hacia mi cama
-Hola tú debes ser Jung YunHo- lo saludo ChangMin cortésmente
-¿Cómo sabes mi nombre?- pregunto sorprendido

Aun así a ChangMin no se le borro la sonrisa de la cara, por más que el chico lo viera de esa manera.

-Sera porque tu nombre está en el closet que ocuparas y también porque en la puerta está el nombre de los tres ocupantes de la habitación- respondí a su pregunta.
-Cierto, disculpen mi despistes- rio escandalosamente

El chico se acercó a ChangMin que aún no dejaba de sonreír.

-Disculpa mi nombre es Jung YunHo- se presentó el chico estirando su mano
-Yo soy Shim ChangMin- respondió al saludo, tomando la mano YunHo

Los dos aun con las manos tomadas voltearon a mí, sonriendo divertidos.

-¿Qué?...- pregunte
-No piensas presentarte- hablo ChangMin

Solo sonreí divertido y camine hacia la puerta con la intención de irme, pero una voz molesta en mi cabeza hizo eco.

-“a donde piensas que vas tu deber es cuidar a ese humano”- decía Siwon en mi mente

Maldición no recordaba que Siwon me estaría observando, y lo peor del caso que podría meterse a mi linda cabecita y darme sermones que seguro yo ni extrañaba. Pero tenía razón no podía alejarme mucho del chico después de todo por el vine al mundo terrenal.

Sin poco entusiasmo regrese a mi cama, observe que ChangMin y YunHo charlaban alegremente, claro esos dos se llevaban bien por el simple hecho que eras seres puros sin maldad. Me recosté de nuevo en la cama serrando los ojos y sumiéndome en mis pensamientos.

Necesitaba a alguien con que poder hablar, me sentía tan frustrado en este mundo, extrañaba custodiar la puerta del inframundo, extrañaba esa sensación de plenitud, acaso siempre me sentiría así, con ese vacío en mi pecho que me carcome cada vez que quiero recordar como llegue a ser un demonio.

Abrí mis ojos de repente al sentir una mano en mi hombro que me movía suavemente. Y ahí estaba con su rostro sonriéndome, algo hizo clic en mi interior haciendo que me levantara de repente alejándome un poco del tacto de ChangMin.

-¿Dónde está YunHo?- fue lo primero que se me ocurrió, la cercanía de ese ángel asía que me sintiera extraño.
-Salió por algo de beber, aunque no sé qué es eso pero aun así salió- dijo un poco confundido

Sonreí por su inocencia, los ángeles al contrario que nosotros nunca habían visto cómo vivían los humanos, yo por lo menos tenía conocimiento de algunas cosas ya que unas cuantas veces pude observarlos desde el inframundo y no era muy diferente a la vida que llevábamos con la única diferencia de que ahí se sufría más mucho más.

Por estar pensando cosas tontas, no había captado las palabras de ChangMin, YunHo avía salido sin nuestra protección, en ese instante sentí la presencia de un demonio cerca eso quería decir que YunHo estaba en problemas, y por lo que observe en el rostro de ChangMin él también la había sentido.

-Vamos no tenemos tiempo- lo tome de la mano y nos trasporte a un lugar cerca de YunHo.

Sabía que ChangMin estaría un poco mareado por el pequeño viaje ya que yo mismo cuando aprendí a tele transportarme me mareaba, así que aun tomado de la mano de el corrí hacia donde se podía sentir la presencia del demonio más cerca.

Corrimos por los pasillos hasta llegar a uno de los salones al entrar lo primero que vimos era a un demonio de calase baja acorralando a YunHo, tomándolo de la cintura, sonriendo diabólicamente.

-Hey tu déjalo en paz- le grite

Al voltear a verme se separó de YunHo asustado, ChangMin aprovecho que el demonio se alejaba del chico para acercarse a él, y tranquilizarlo.

Pensé en cómo sería la forma más rápida de matar al demonio, eso era fácil ya que sus poderes eran muy bajos y su nivel igual, pero de nuevo la molesta voz se Siwon hacía eco en mi mete.

-“Jae, no hagas nada estúpido, recuerda que YunHo no se puede enterar de lo que eres”-

Con un demonio, odiaba que Siwon siempre tuviera la razón, mire a ChangMin que sostenía a un lloroso YunHo.

-ChangMin, puedes hacer algo para que YunHo bloque lo que voy a hacer- pregunte

ChangMin solo asintió, toma a YunHo más fuerte el cual poco a poco en peso a desvanecerse en los brazos de ChangMin durmiéndose.

Mire al demonio esto sería fácil, sin tener que usar mi fuerza podría acabarlo.

-¿Quién te envió?- la pregunta de ChangMin me trajo a la realidad

Pero el demonio no respondió, solo reía escandalosamente, tomando su forma original, la cual no me causó asombro alguno más de una vez había visto a los demonios de clase baja en ese estado, lo que me alarmo un poco fue ver el terror en los ojos de ChangMin, no recordaba que el chico nunca había visto a un demonio en su forma pura, me acerque a él, puse mi mano en su hombro y le sonreí para que se tranquilizara.

-ChangMin, si no quieres presenciar esto puedes irte lleva a YunHo a la habitación yo me encargo de el- le murmure suavemente
-No yo me quedo aquí, quiero ayudar- respondió con la voz temerosa
-Ok pero te advierto que esto se pondrá feo- le advertí

Mire al demonio, el cual aún no quitaba esa cara de terror, sabía que yo no era cualquier demonio como el sino uno de clase alta, uno de mis poderes era causar grave daño solo con la mente, así que con una sola mirada el demonio que se encontraba frente a mí se empezó a retorcer del dolor que le estaba causando, me divertía mucho haciendo que demonios de clase baja sufrieran creo que era uno de mis pasatiempos más divertidos en el inframundo, poco a poco el cuerpo del demonio se empezó a deshacerse entre gritos de dolor y el fuego que expedía su cuerpo.

Cuando todo acabo mire a ChangMin el cual aun sostenía a YunHo, me acerque a el lentamente, el me miro asustado y retrocedió lo que pudo con el cuerpo de YunHo.

-Aléjate de nosotros- grito
-ChangMin no les are deño por favor confía en mi- trate de tranquilizarlo
-Tu eres igual que el- dijo señalando las cenizas del cuerpo que lentamente estaban desapareciendo
-No yo no soy como el, él era un demonio de clase baja, ellos se alimentan de las almas de los pecadores, yo solo vigilo las puertas principales del inframundo, no soy como ellos- poco a poco mi voz se fue haciendo más débil.

Una gran fatiga empezó a adueñarse de mi cuerpo, tuve que recargarme en una de las paredes tomando mi cabeza entre mis manos.

-¿Estas bien?- pregunto ChangMin, de su rostro de borro la mueca de miedo y ahora solo veía preocupación
-Si, al parecer mi energía disminuye más en la tierra que en el inframundo al usar mis dones- respondí sonriendo para que no se preocupara más.

Por alguna razón no quería que ChangMin, se preocupara por mí, tenía esa rara sensación que no solo tenía que proteger a YunHo, sino también al pequeño Min… Pero que pasa conmigo como que el pequeño Min, desde cuando yo hablaba así no, esto no era correcto.

-Jae vámonos antes de que alguien venga y nos vea aquí- dijo de repente ChangMin, yo solo asentí y me acerque para ayudarlo con YunHo

Salimos lentamente, viendo que nadie nos cachara, parecíamos ladrones escapando de la policía, sin ningún problema, recostamos a YunHo en su cama, ChangMin se recargo en una pared viendo a YunHo dormir, mientras que yo me deje caer en el primer sillón inflable que encontré.

-¿Qué le diremos que paso?- pregunte para que el silencio que nos había invadido desapareciera.
-No te preocupes por eso, yo me encargo- respondió sonriendo

Sin pensarlo le regrese la sonrisa, me encantaba ver a ChangMin sonreír, eso me hacía sentir ¿Bien?

“Alma pura”

Era extraño ver que ese joven nos mirara así, no sé por qué tanta sorpresa, vi la posición en la que nos encontrábamos y no se me hacía de lo más extraña.

- Disculpen si interrumpí algo – lo menciono algo sorprendido.

Mire a JaeJoong estaba confundido no entendía a qué se refería, este hombre, este demonio solo quería atacarme hacerme no sé qué cosa todo por apagar su cigarrito.

- Enojo ChangMin.

Escuche en mi mente la voz de SungMin y de pronto entendí, mejor me tranquilizo esos no son pensamientos de los cuales debería tener un ángel… esta tierra es muy extraña y me confunde, primero ese olor que me desagrado y el cual me hizo toser y después este humano que no sé qué pensó sobre nosotros.

- De nuevo ChangMin.

Otra vez la voz de SungMin “perdón” dije para mis adentros y esta vez sí me tranquilice.

- No has interrumpido nada niño - le contesta JaeJoong a YunHo, mientras que camina hacia la cama.

Me acerco un poco a YunHo, tratando de darle una buena impresión, bueno al menos una buena segunda impresión, le sonrió.

- Hola, tú debes de ser Jung YunHo
- ¿Cómo sabes mi nombre? – me respondió algo sorprendido.

De pronto no supe que contestarle, pero antes de que pudiera decir algo JaeJoong respondió por mí.

- Será porque tu nombre está en el closet que ocuparas y también porque en la puerta está el nombre de los tres ocupantes de la habitación.
- Cierto, disculpen mi despistes – rio escandalosamente.

Suspire aliviado y le sonreí, mientras que caminaba hacia mí, me extiende la mano.

- Disculpa, mi nombre es Jung YunHo.
- Yo soy Shim ChangMin – le respondí, tomando su mano.

Sin separar nuestras manos entrelazadas casi a la par volteamos a ver a JaeJoong, me sentía algo divertido por la situación, él nos vio y solo dijo.

- ¿Qué?...
- No piensas presentarte – le dije ya que el humano, es decir YunHo no sabía quién era aun.

A lo cual él respondió solo con una sonrisa divertida, caminando hacia la puerta, ambos YunHo y yo lo seguimos con la mirada algo confundido, ¿Que tenía ese demonio?

Le estire un poco la mano a YunHo para que me prestara atención y le sonreí.

- Cuanto tiempo llevas en esta facultad? – le pregunte solo para iniciar la plática.
- No más de dos semestres, de hecho la música veras… es mi vida, es difícil de explicar pero es algo que me alegra que me deja salir todo lo bueno y expresarme.
- Wooo, si, la música ayuda mucho en eso. Me gustaría oírte alguna vez, ¿cuándo podría? –lo mire casi con los ojos brillándome de emoción.
- Cuando quieras – lo cual respondió el con una ligera risa, la cual se fue intensificando al ver mi rostro, de pronto en lugar de ataque de risa era de toz.

Reí al verlo así, dándole ligeros golpes en la espalda.

- Iré… por algo de beber… - menciono YunHo.

Asentí y lo deje ir, pensando en salir con el pero recordé a JaeJoong, gire buscándolo y lo encontré recostado en la cama, con los ojos cerrados. “Se ve tan tierno así” sin pensarlo me acerque a él y le tome del hombro, sacudiéndolo lo más suave que pude, no reaccionaba ante lo que hacía pero no quise pensarlo, vi cómo se alejaba un poco de mi pero no deje de sonreír en ningún momento, no dejaba de verlo tan tierno y bonito.

- ¿Dónde está YunHo? – pregunto Jae.
- Salió por algo de beber, aunque no sé qué es eso, pero aun así salió – le conteste de inmediato, sin apartar la sonrisa de mi rostro, me sentía como un niño pequeño con mi comentario asiéndoseme la sonrisa más grande.

Sonriendo y viendo para todos lados realmente me sentía como un niño, nervioso y con tanta alegría, de pronto mi sentir capto algo, una esencia, algo malo aparte del demonio que tenía casi a un lado, poniendo más atención a mí alrededor, dejando mi juego infantil.

- Vamos no tenemos tiempo –

Me dijo JaeJoong, tomándome de la mano, de pronto no vi nada y sentí tal vértigo como si cayera de un precipicio, no supe bien cómo pero corríamos por los pasillos tomados de la mano y yo todo mareado, entramos en uno de los salones, sentía la presencia mucho más fuerte y cercana de ese ser malvado, entonces lo vi, acorralando a YunHo tomándolo por la cintura, sonriéndole malvadamente.

- Hey tu déjalo en paz.

Escuche como Jae le gritaba al demonio el cual al oírlo de inmediato se alejó de YunHo y lo miro aterrorizado, aproveche y corrí hacia YunHo para tratar de tranquilizarlo se veía realmente asustado, a punto de caer ante al llanto, lo tome en mis brazos y lo abrase lo más fuerte que pude tratando de que sintiera protección y se relajara un poco, la voz de Jae me distrajo un poco, casi soltando a YunHo.

- ChangMin, ¿Puedes hacer algo para que YunHo bloque lo que voy a hacer?

Yo solo asentí y lo sostuve con mayor fuerza, uní mi frente a la suya era el único contacto que podía hacer mis manos lo sostenían y así, hice que poco a poco cayera inconsciente sumido en un suave sueño.

De pronto quise saber quién eran esos dos que quieren destruir el equilibrio en la tierra y sin poder morderme la lengua para callarme, le pregunto al demonio.

- ¿Quién te envió?

El demonio solo reía tan fuerte que mis oídos comenzaban a doler, entonces vi como poco iba transformándose, era un ser realmente horrible, un escalofrió recorrió todo mi cuerpo, sin poder evitar verlo con terror, no sé cómo pero tenía a JaeJoong junto a mí el cual puso una mano en mi hombro y me sonrió tranquilamente y me murmuro.

- ChangMin, si no quieres presenciar esto puedes irte, lleva a YunHo a la habitación yo me encargo de él.

Negué con la cabeza y le dije aun con un poco de miedo pero sabiendo mi deber.

- No, yo me quedo aquí, quiero ayudar
- Ok, pero te advierto que esto se pondrá feo –me contesto.

Se giró y se puso enfrente del demonio, no sabía bien que hacía, ¿Cómo que se iba a poner feo si ni siquiera se movía?, entonces lo entendí, el demonio retorciéndose de dolor y Jae solo sonríe, se le veía en la mirada que estaba divertido ante lo que veía, yo solo escuchaba los gritos de dolor y lamento que el otro demonio daba, no pude evitar sentir tal miedo y repulsión hacia él, como puede divertirse con eso, como puede estar cerca de nosotros un ser así.

Se giró y me observo yo lo veía con cierto temor, se acercaba a nosotros paso a paso yo me alejaba con el cuerpo de YunHo, no se detenía.

- Aléjate de nosotros – le grite, no quería que se acercara mas, simplemente quería mantenerlo lejos, no podía creer lo que él había hecho.
- ChangMin, no les are daño, por favor confía en mí.
- Tu eres igual que el –le señale las cenizas de lo que antes había sido el demonio.
- No, yo no soy como él, él era un demonio de clase baja, ellos se alimentan de las almas de los pecadores, yo solo vigilo las puertas principales del inframundo, no soy como ellos.

Lo último no llegue a escucharlo bien ya que su voz iba en menor volumen cada vez, entonces él se recargo en la pared, tomándose la cabeza con ambas manos.

Por extraño que pareciera el miedo se me fue y sentía tal preocupación por que él estuviera bien, me acerque un poco.

- ¿Estás bien?
- Si, al parecer mi energía disminuye más en la tierra que en el inframundo al usar mis dones.

Me respondió sonriéndome, confié en lo que me dijo pero no dejaba de sentirme intranquilo y preocupado por el, sentí la necesidad de ir a la habitación primero para que no nos vieran ahí y segundo quería que el descansara y recuperara sus fuerzas.

- Jae, vámonos antes de que alguien venga y nos vea aquí.

El asintió y se hacer, al acercarse me ponía un poco nervioso, trate de que no se diera cuenta y sostuvo a YunHo junto conmigo.

Caminábamos en rumbo a la habitación con demasiada precaución, viendo que no hubiera nadie que nos pudiera ver en esta situación, rápido llegamos y recostamos a YunHo en su cama, me recargue en la pared más cercana observando cómo dormía.

- ¿Qué le diremos que paso?

Me pregunto Jae, rápido y sin pensarlo bien, le conteste.

- No te preocupes por eso, yo me encargo

Le sonreí tan feliz y vi como él me regresaba la sonrisa, lo cual hizo que algo dentro de mi sintiera tal calidez, que no pude evitar sonreír más.

2 comentarios:

  1. wow!

    Primer capo que leo en tanto tiempo respecto a este fico que soy feliz xD kekekeke me encanta este fico seguire leyendo aunque creo que lo leere mas tarde debido a que ya es de madrugada y mi tiene que bañarse y calentar atole kekeke ^ o ^ pero me voy happy por que hay mucho! que leer

    ResponderEliminar
  2. Ya se sienten atraidos Jae y Mim, pero no saben entenderlo, haber que recuerda Yunho sobre este incidente con un demonio.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD