Taken: parte 2

2 comentarios
-Junsu no quiero que lo agobies- le ordeno firmemente YunHo, porque lo conocía bastante y era muy hiperactivo y su Jae necesitaba aun descansar.

-Pero, pero YunHo Hyung…- comenzó a hacer morritos que su creador y pareja no tardo en besar y mordisquear cariñosamente.

-Shh baby, YunHo tiene razón, lo mejor es que descanse lo sufriente-exclamo Yoochun rodeando la exquisita cintura de Junsu.- mejor vamos a divertirnos nosotros baby- ofreció pícaramente, cosa que Junsu no tardo en aceptar y abandonaron la habitación, dejando a un YunHo preocupado por la transformación de su JaeBoo.

Y a pesar de ya estar consciente, su cuerpo todavía está débil por la falta de alimento suficiente; no sabía del todo su condición. YunHo se preguntaba como decírselo, como explicaría el no encontrarse en el castillo de su amigo.

ChangMin no era preocupación de YunHo, quien había encargado a uno de los suyos, Kyuhyun, que era de los altos del clan, al igual que Yoochun. Todo estaba planeado Min, caería bajo el poder de Kyu, quien tal vez llegaría a convertirlo. O tal vez podría quedárselo como su amante, definitivamente Min era del tipo de Kyu. Pero el no importaba demasiado, al menos no para YunHo.

Fue a la recamara de Jae. Quien estaba durmiendo… nunca había convertido a alguien más, pues sabía que estaría a su lado por la eternidad y era mejor matarlos al terminar de tener relaciones. Cuando era humano, tenía un amante, porque no era su novio, su relación se basaba en sexo, solo en eso.

Nunca conoció el amor, ni el de una familia, su padre lo golpeaba siempre que llegaba borracho a casa y cuando descubrió que era homosexual, lo golpeo brutalmente y lo boto a la calle le dijo el asco y la repugnancia que le causaba que su único primogénito fuera un desviado; moribundo YunHo llego a un callejón donde cayó inconsciente… y al despertar después de aproximadamente una semana, sentía un ardor en la garganta.

No sabía en donde estaba, ni recordaba lo sucedido. Después conoció a su creador y en parte salvador porque gracias a él no murió; aunque después se preguntaba que hubiese sido mejor, morir o ser un vampiro.

Su mano acariciaba los negros cabellos de Jae, recorriendo sus dedos por su rostro que lucía más pálido de lo que fue en vida. Lo contemplaba con adoración infinita, pasó un pulgar por sus labios. Los ojos de JaeJoong se abrieron lentamente, se sentía realmente diferente, sentía que sus sentidos se habían desarrollado; tenia la garganta con un ardor desgarrador.- Yu-Yunho?- fue apenas un murmullo, pero el oído desarrollado de YunHo lo había escuchado a la perfección.

-Jae, mi JaeBoo, pronto estarás mejor- se apresuro a besar su frente y también dejar un beso casto en sus labios.

-D-donde… no que paso?- una mueca de dolor se dibujo en su hermoso rostro, pero paso rápidamente, se sentó, recargando su espada en la gran cabecera de la cama.

-Veras… bueno no sé por dónde empezar- se sincero YunHo.

-Tu… tu eres un vampiro, no?- pregunto Jae que al recordar la vez primera que lo vio, atara cabos a la mañana siguiente.

-s-si, y tu, yo te amo y quería tenerte a mi lado por siempre, se que estamos hechos el uno para el otro… y esa noche que te tome, casi morías, así que te he convertido, no me perdonaría el dejarte ir, así sin más, sé que es egoísta y tal vez me odies…

-Por qué habría de hacerlo?- interrumpió JaeJoong enarcando una ceja, después de todo Jae no tenía a nadie quien lo amara, sufría por parte de todos, se habían burlado de él, abusado y para entrar en la escuela tuvo que buscar un trabajo, la única persona que lo quiso y le importaba fue Min…-espera y Minnie?- Soltó preocupado cuando la línea de sus pensamientos lo llevo a él.

-Ahh… él, Bueno, está bien, no sabe de lo tuyo aun y está siendo “cuidado” por uno de los nuestros- explico a medias YunHo quien puso un énfasis sospechoso en la palabra “cuidado”.

Jae lo miro con un dejo de desconfianza, pero el ardor en su garganta le hizo cambiar el tema- por que arde mi garganta así?

-Es por la falta de alimento, quieres beber de mi, por ahora?-ofreció al tiempo que mostraba su cuello, YunHo había visto que era una persona que gustaba de los thrillers y los vampiros, pero que nunca se imagino existieran.

-ahh, puedo esperar un poco…- sonrió para continuar con su cuestionamiento- se alimentan de humanos o de animales?

-De humanos, pero no matamos a diestra y siniestra… solo nos alimentamos de aquellas personas que son un mal para la sociedad y tampoco nos alimentamos de las personas que viven en los alrededores.

Y así ellos continuaban conociéndose un poco más, porque tenían tiempo en demasía por delante…

KyuHyun tenía a un enfebrecido Changmin esposado de muñecas y tobillos a su cama, desnudo y listo para él. Su mirada recorría ese cuerpo delicado y bello con lujuria que se plasmaba no solo en sus ojos, también en su sonrisa; se acerco a los labios de un Minnie de pensamiento poco lógico por el placer que lo embarga, lentamente lo besa aumentando la intensidad hasta convertirlo en un fogoso y pasional encuentro entre sus bocas, rasga apenas la lengua con uno de sus colmillos, degustando la dulzura de la sangre de conquista. Sus manos vagaban por el cuerpo de su presa, acariciando y arañando ligeramente su torso.

-Tan hermoso, tan perfecto… y lo mejor MIO- su aliento contra su oído provoco el estremecimiento del cuerpo de Shim, si bien el cuerpo de Kyu estaba sobre el de Shim, en ningún momento rozo la erección prominente de este, torturándole de ese modo un poco más. Beso, lamio y mordisqueo los botones rosados de su amante, robándole la poca cordura que quedaba en el.

Cuando por fin se digno a regalarle un poco de satisfacción, su mano bajo a ese miembro hinchado para bombearlo a un ritmo que le pareció delirante al pequeño Shim que solo podía dejarse hacer y dejar salir impúdicos gemidos de autentico gozo.

Cho sustituyo su mano por su boca y Min no pudo hacer menos que correrse al poco tiempo de ser succionado hasta la base por esos labios que ejercían una deliciosa presión.

-Delicioso, eres exquisito- dijo al tiempo que regresaba a sus labios, dándoles así un poco de su propia esencia.- Pero aquí no acaba todo- dijo malicioso y sonriente, Changmin que todavía absorbido por el éxtasis del orgasmo se sorprendió al sentir un digito pugnando por entrar en él.

-Q-que haceees?-logro preguntar entre jadeos.

-Te estoy preparando… espera, tu eres virgen?- pregunto un poco asombrado.

-S-s-ssi- Min contesto sonrojado y no solo por la actividad.

-oh vaya, me resultas toda una caja de sorpresas… bueno…- no termino la frase y continuo lo que hacía, ya con el primer digito dentro, Kyu gimió – ohm! Eres tan estrecho, baby.

Min quien nunca había llegado muy lejos con alguien al punto de unirse por completo, sintió incomodidad acompañada de dolor, pero le gustaba y o demostraba su miembro que comenzaba a tomar vida de nueva cuenta.

-Relájate, será más fácil- susurro en su oído, para luego dedicarse a lamer su lóbulo e introdujo un segundo digito, que despacio se abrió paso en ese pequeño sitio, con movimientos circulares y simulando unas tijeras preparo a Min, quien jadeaba y tironeaba sus muñecas, no solo por el placer que ya causaban esos intrusos en él, sino también por los besos y mordiscos que esparcía KyuHyun por su cuello, clavículas, pecho y abdomen hasta llegar a sus caderas, su lengua recorría la parte inter de sus muslos antes de llegar a su entrada y retirar sus dígitos para remplazarlos con ese musculo caliente que se movía ágilmente dentro de él, drenándole cualquier pensamiento racional de su mente.

En un movimiento rápido quito las esposas de sus tobillos y de sus muñecas, porque así no podía saborear tan exquisito manjar; Min quien no había tocado ni un segundo a Kyu aprovecho, Cho llenaba por completo a un suplicante Min que gemía y gritaba por más de esas embestidas que eran como olas cargadas de un inmenso placer.

KyuHyun se contenía de no hacerlo muy fuerte para no dañarlo, porque algo dentro de su ser sabia que lo quería a su lado para esa eternidad, que comenzaba a fastidiarle el hecho de estar solo y solo tener amantes ocasionales, que al final terminaban muertos. Porque para él la soledad dolía y solamente hacia más pesada la idea de no morir nunca.

Termino en su interior, reclamándolo, marcándolo como suyo, porque Shim no significaba uno más en su cama… él era a quien escogió para que fuera su compañero por siempre…

-Yoochunnieeh- Junsu gemía bajo el cuerpo de Yoochn, quien entraba en su pasaje con una delirante velocidad- m-mas, mmmas fuerte, Chun- gruño por lo bajo, besando y mordiendo la piel a su alcance.

-Como digas baby- beso rápidamente esos labios y se dedico a ejercer más presión en sus manos que sostenían las caderas de Su, el vaivén que un comienzo era lento ahora era descomunal la velocidad y fuerza con que lo penetraba.

-Baby, como le haces que sigues siendo tan ah estrecho, igual que antes? Hmm- con voz profunda y ronca Chun le cuestiono a un Junsu que no lograba articular palabras, que de su boca solo salían gritos guturales del más puro placer causado por ese que ha sido su amo y señor desde hace ya muchos años y lo seria por el resto de su existencia.

-N-no aah-aaguantooh más Chuun hnn- aviso antes de correrse entre los torsos de ambos.

-Te amoh- gimió cuando Chun inundo su pasaje y se dejo caer sobre él.

-Te amo Susu-beso su cuello que era lo que más cerca estaba de sus labios, mordisqueándolo un poco. Ambos descansaron un poco, cosa que no necesitaban pero les gustaba disfrutar de eso momentos, antes de volver a entregarse a la pasión que llenaba a sus corazón un poco mas con amor que se profesaban ambos y que el tiempo ha hecho aún más duradero.

Pasaron los años de manera rápida para JaeJoong y Changmin, ambos ya se habían acostumbrado a su nueva forma de “vida”. Changmin que en un principio se había preocupado por sus padres acepto que para ellos estaba muerto y el castillo que fue la razón de llegar ahí fue vendido por su familia al saber que ahí o a sus alrededores murió su hijo.

El clan vivía unos kilómetros de retirado de ese lugar… en otro castillo, que era muy impresionante por dentro y por fuera. Conocieron al líder del clan, quien será como un padre para KyuHyun, YunHo y Yoochun, para Junsu era así pero le guardaba un enorme agradecimiento por crear a su Chunnie, ese mismo sentimiento crearon Jae y Min por él.

Junsu que parecía un chiquillo se llevaba de maravilla con Jae y Minnie, aunque con este ultimo discutía a diario por cualquier cosa. Pero todos estaban tan acostumbrados que los ignoraban para “jugar” un poco.

El tiempo no dejaba de avanzar y el vínculo de JaeJoong con YunHo, era más fuerte por el amor que se profesaban. Ambos nunca se sintieron más felices en toda su vida, porque por fin tenían a alguien quien los amara y por siempre seria así.

JaeJoong siempre usaba las mismas palabras que la primera vez que estuvieron juntos “Tómame YunHo.”

Fin.

N/A: Bueno Taken fue el primer fic que escribí, y me alegro que les fuera de su agrado. Lo continúe porque ustedes lo pidieron y espero que también les guste.

2 comentarios:

  1. Waaaaaaa ^^ En verdad que me gusto... para serte franca me encanta todo lo que tenga que ver con vampitos ^_^

    ResponderEliminar
  2. me guuusto *w* me guuusto ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD