Tea for Two cap 20

0 comentarios
Soñé que te perdía.


Ver como sangrabas, como la vida se te escapaba en un suspiro, me partió el alma por dentro…, pero ese “Te amo…” que fue lo más parecido a un adiós por tu parte, terminó de romper cada uno de los pedacitos que quedaban en mi alma. Por más que recé a Dios para que volvieras, todo fue en vano… tuve que quedarme en este mundo solitario que para nada es el paraíso que era cuando estabas a mi lado. Aunque intente buscar las cosas positivas de la vida, porque estoy seguro de que tengo muchas, por más que lo intente… no puedo evitar que todo lo malo recorra mi alma y mi corazón. Supongo que me duele el alma porque deseo algo que no puedo lograr completar y sinceramente… tampoco sé como hacerlo, quizás sea porque no esta en mi mano que tu vuelvas, pero entonces… ¿en manos de quien esta? ¿Qué es lo que tengo que hacer para que mi vida de el vuelco hacía donde yo quiero? Cada día me siento más desesperado… tanto que ni siquiera puedo apreciar lo que tengo… tanto que sólo espero que todo cambie pronto, porque no se si podré soportar esta espera mucho más…

…………..


Dos días después…

-¿Señor Jung? – preguntó un hombre al entrar a la habitación donde estaba Changmin.

-Sí, soy yo… - respondió este claramente cansado.

-Soy el doctor Kim JaeJoong, yo seré quien se ocupe del tratamiento y de la supervisión del señor Shim.

-Ajam… encantado. ¿Y hay…?

-Antes de que se haga ilusiones, prefiero dejarle clara una cosa…

-Dígame…

-Como le dijo el doctor Lee después de la operación, las posibilidades de que el señor Shim despierte son prácticamente nulas, y si llegara a hacerlo puede ser que ya no sea la persona que usted conoció.

-¿Qué riesgos hay…?
– preguntó prácticamente apagado.

-Bueno, el señor Shim ha sufrido muchos daños y desgraciadamente, algunos no sabemos como van a evolucionar si no despierta…

-Ajam…

-Le seré sincero, porque en estos casos es mejor… el señor Shim sufre una parálisis en sus piernas, que como le digo, no sabemos como evolucionará hasta el momento en que despierte… si lo hace… y luego… ha sufrido daños cerebrales graves, lo cual podría provocarle perdida de memoria u otras consecuencias, pero eso iremos viéndolo en las sucesivas pruebas que le haremos…

-Entiendo…

-Lo siento mucho…
- sin saber por qué el doctor Kim sintió una intensa pena al ver el semblante de Yunho – pero esto es todo lo que le puedo decir por ahora… debería de ir a descansar…

-No… no se preocupe, estoy bien… gracias.


Minutos después, Key llegó al hospital para que Yunho se fuera a casa a descansar y aunque le costo muchísimo por fin hizo que entrara en razón, no si antes tener una sincera charla con el para intentar animarle. La verdad es que a todos les estaba costando mucho aceptar todo aquello, el destino decidió que Changmin sufriera aquel accidente, pero aún así tenían que intentar no perder la esperanza, aún siendo algo, que realmente, les costaba muchísimo. Durante los siguientes días, Changmin tuvo varias pruebas para ver si detectaban alguna mejoría…

Y así, pasaron tres meses, entre pruebas y mismos resultados… Changmin no mejoraba, y poco a poco esa esperanza se iba alejando cada día más de Yunho, que apenas ya podía caminar de todo lo que se había descuidado. En ese tiempo apenas comía, ni dormía, había veces que pasaba días sin afeitarse y había descuidado tanto el trabajo que si no llega a ser por Key y Jonghyun la empresa incluso podría haber quebrado. No era el primer día ni la primera noche que Yunho iba a ese lugar donde su felicidad se hizo plena junto a Changmin, maldiciendo todo aquello que le rodeaba…

-¿Por qué…? – Se preguntaba Yunho entre lágrimas mientras estaba sentado a la orilla de aquel rio acompañando a sus lágrimas - ¿Por qué tuviste que ser tú y no yo? Ojala, ojala jamás hubiera aparecido en tu vida… yo soy el culpable de que te haya pasado esto – Yunho miró sus manos desnudas para después echárselas a la cara – sólo yo…

De repente sonó su teléfono…

-¿Sí…?

-Yunho, soy Jaejoong, tienes que venir enseguida, Changmin…


Antes de que Jaejoong terminara de hablar, Yunho colgó su teléfono y se fue corriendo hacia el hospital en su coche. Una vez llegó, fue corriendo a la habitación de Changmin, pero él no estaba allí…

-¿Qué ha pasado?... ¡¿Qué ha pasado?! – gritó Yunho a Jaejoong nada más verlo entrar.

-Changmin ha sufrido una crisis, hemos tenido que operarle otra vez…

-Pero… ¿está bien? ¡Dímelo Jaejoong! ¿Está bien?

-Yunho…
- y Jaejoong le miró a los ojos – No sé si va a salir de esta… sinceramente… no lo sé…

En ese momento Yunho rompió a llorar de forma tan estrepitosa que incluso le hizo desmayar. Con rapidez Jaejoong ordenó que lo ingresaran y le trataran, ya que había visto durante esos tres meses como su salud iba decayendo día a día.

Flashback…

-Yunho… ey… Yunho, ¡despierta!

-¿Qué pasa…?

-Tenías una pesadilla…

-Si…

-Ehh, ¿por qué lloras?
– y Changmin arropó entre sus brazos a Yunho.

-No sé, soñé… que te perdía…

-¿Qué me perdías? Tranquilo… eso no va a pasar nunca.

-Lo sé…
- pero aún así Yunho sintió una corazonada y se abrazo más fuerte a Changmin deseando que aquello, tan sólo fuese un sueño.

Fin del flashback…


Tres días después de que se desmayara, Yunho despertó en una de las camas de aquel hospital que se había convertido en su nueva casa. Sin entender nada miro hacía todas partes en busca de Changmin y por un momento en su mente se imagino que había sido él quien sufrió aquel accidente.

-Yunho, ¿cómo te sientes? – preguntó Jaejoong que estaba a su lado.

-Yo… - empezó a decir aturdido – Bien, estoy bien, pero… ¿y Changmin?

-Tranquilo, está en su habitación, no ha habido más problemas desde la operación, aunque sigue estando como siempre.

-Bueno… menos mal… yo me había asustado mucho.

-Lo sé, Yunho, tienes que empezar a mirar por ti mismo…

-Pero Changmin me necesita
– dijo cabizbajo.

-¿Y que hay de ti? Nadie va a cuidar de ti mismo si tú no lo haces.

-Pero él si que lo hacía…

-Bueno…
- sin esperarse aquello, Yunho iba a vivir otro nuevo comienzo en su vida – Pues espero que a partir de ahora, me dejes hacerlo a mí.

…………..


Sí, seguramente si no hubiera sido por el, mi vida sin ti se hubiera convertido en mucho más que un infierno. La verdad tener su ayuda me ayudó a soportar mucho más mi día a día y pronto se convirtió en un nuevo y gran amigo para mí. Aún así, olvidarme de ti siempre me ha sido prácticamente imposible y como sabes, no ha habido día que no haya venido a venir a verte, guardando ese pequeño resquicio de esperanza que gracias a toda nuestra familia, nuestro Key, nuestro Jonghyun, he logrado mantener. Sólo espero que él día que despiertes, si lo hace algún día, no me odies por todo lo que estuvo por venir…

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD