Existencias Entrelazadas. Cap. Especial 1

2 comentarios
“Cap. Especial”

La noche transcurría normalmente, JaeJoong al no poder dormir ya que en el inframundo no se acostumbraba a hacerlo, miraba entretenidamente el techo de la alcoba que compartía con ChangMin y YunHo, el último dormía plácidamente y su respiración sonaba por toda la alcoba, JaeJoong estaba perdido en sus pensamientos que no se dio cuenta cuando el pequeño ángel se había dirigido al baño, JaeJoong escucho el agua caer en el baño que sin pensarlo se dirigió para ver de quien se trataba ignorando la cama vacía en su alcoba. Camino sigilosamente hasta el baño, abrió lentamente la puerta observando una silueta al otro lado del cancel.

Aquella silueta era de un hombre, su cuerpo bien formado el cual se movía lentamente con el agua que caía cubriendo su cuerpo. JaeJoong se quedó paralizado al ver como aquella silueta abría el cancel lentamente dejando ver su desnudo cuerpo, mas fue su sorpresa cuando ChangMin lo miraba sorprendido, pero JaeJoong no pudo moverse de su lugar ya que aquel cuerpo tan bien proporcionado la había dejado alucinando mil cosas pervertidas.

JaeJoong se di un golpe mental al darse cuenta del que estaba frente a el era ChangMin, el ángel que había sido mandado a la tierra a cuidar a un humano, no podía pensar de esa forma, no y mucho menos tener fantasías de ese tipo con un ser celestial.

Pero qué diablos, el era un demonio y no podría controlar sus pensamientos por mas pervertidos que fueran ya que era una forma de recordar que en este mundo la lujuria era uno de los pecados que se veía mas a menudo y uno del cual el no se salvaba.

Sin pensarlo, pero que diablos ni quería pensar en sus actos en este momento solo quería tocar ese cuerpo desnudo frente a el, recorrer cada rincón oculto de la anatomía de ChangMin y sentir la suave piel debajo de sus manos, se acercó lentamente a ChangMin que aun lo miraba sorprendido.

-JaeJoong ¿estas bien?- pregunto el pequeño

Ya que no entendía ni conocía la expresión de JaeJoong, nunca antes en su vida había visto esa mirada que le mandaba el demonio y recorría su cuerpo como si se tratara del mas exquisito manjar que pudiera ver, la inocencia de sus pensamientos no comprendía del todo porque el demonio se acercaba lentamente, como un león se acerca a su presa.

-JaeJoong, me estas asustando-

Pero JaeJoong no podía detener sus pasos, no quería estaba tan cerca del cuerpo del ángel que podía sentir el calor que emanaba de este.

-ChangMin, tu inocencia me vuelve loco, ya no puedo tengo que saber que es esto que cala en mi pecho- murmuro JaeJoong

Acorto la distancia entre los dos, lo tomo de la cintura y lo atrajo hacia el, sintió como el cuerpo del ángel se estremeció ante su cercanía pero a el le fascinaba ese pequeño acto.

-No comprendo tus palabras y por favor aléjate no me gusta esto- se quejaba el ángel tratando se zafarse del agarre de Jae

Pero este al notar lo incomodo del pequeño ángel, sonrió aun mas, sabia que si movía aunque fuera uno de sus pequeños músculos lo demás no importaría, le robaría la inocencia al pequeño ángel y poco le importaba que el divino o el mismo demonio lo condenaran a algo peor que la vida que llevaba ahora.

-ChangMin, ¿me temes?- pregunto pegando sus labios al oído del ángel

Ante aquel pequeño rose del aliento de Jae contra su oído, ChangMin volvió a sentir aquel pequeño temblor, pero no era un temblor de miedo que veía en los humanos, era todo lo contrario era un pequeño temblor de satisfacción o eso era lo que el pensaba o sentía.

-No…- son las monosílabas que pudo pronunciar el pequeño

-ChangMin, si no me temes que sientes por mi entonces- quiso saber el demonio

JaeJoong le miro a los ojos tratando de buscar aquel sentimiento que veían los humanos cuando los dos compartían un cariño mutuo y se perdió en aquellos hermosos ojos color chocolate que los hipnotizaban y tocaban lo mas interno en su ser.

-Yo… no lo se es tan confuso- respondió agachando su cabeza

-¿Por qué es confuso pequeño?- pregunto tomando la barbilla del menor y alzando su cabeza para poder perderse de nuevo en esos ojos.

-Cuando estoy cerca de ti me siento completo, cuando me miras me pones nervioso, cuando me tocas por accidente mi cuerpo tiembla levemente, cuando no estas cerca o no te veo me siento ansioso y solo quiero que llegues para poder saber que aun sigues aquí… no se que pasa no entiendo este sentimiento que me provocas nunca antes en mi existencia me había sentido así- respondió bajando la voz conforme iba diciendo

JaeJoong, sabia como se sentía el pequeño ángel ya que el mismo sentía todo eso, siempre que el pequeño estaba a su lado sentía que aquel hueco en su pecho desaparecía, que con solo una mirada que ChangMin le otorgada su existencia se sentía plena y con un simple, por lo mas pequeño que fuera rose de sus cuerpo, JaeJoong sentía que no podría separarse de el nunca.

-Te molesta sentir eso-

-Eso es lo mas confuso, no me molesta al contrario me agrada- respondió ChangMin con un sonrojo en sus mejillas

-ChangMin sabes que es el amor-

-Claro que lo se es ese sentimiento que el divino nos trasmite día a día, es ese abraso cálido que es entregado a nuestro corazón, es muchas cosas….Tu lo conoces?-

-Creo que no, nunca he sentido eso pero esto puede cambiar si tu enseñas-

ChangMin lo miro mas confundido, pero JaeJoong ya no podría mas aquel sentimiento que crecía dentro de el lo estaba volviendo loco.

Se puso de puntitas para poder rosar los labios del ángel con los suyos, ya que ChangMin era mas alto que el. El ángel se quedo paralizado con la acción del demonio pero aquel calor en su interior la hacía sentir bien.

-ChangMin enséñame a amar- dicho esto Jae beso al ángel

Al inicio los labios del ángel estaban inmóviles, pero a Jae poco le importo esto ya que aun así seguía moviendo los suyos probando aquellos labios que tenia prohibidos.

-ChangMin…- murmuro al separarse de aquellos labios un poco desilusionados por no ser correspondido

-Jae, yo no se como hacer eso- hablo el ángel avergonzado.

Jae no pensó antes que un ángel como ChangMin jamás en su existencia había besado a alguien. Sonrió satisfactoriamente al saber que aquel beso era el primero de ChangMin y el era el dueño.

-ChangMin, solo sierra los ojos y déjate llevar, juro que no te lastimare con ninguno de mis actos- murmuro y beso de nuevo al ángel

Pero esta vez los labios de ChangMin no se quedaron inmóviles, ya que estos imitaban los de Jae, el beso al inicio fue calmado, experimentando y aprendiendo de aquellos roses entre sus labios, disfrutando de la suavidad y el sabor embriagador que podían tener.

Pero para Jae esto no era suficiente, quería probar mas, pego a ChangMin mas a su cuerpo, acariciando su desnuda espalda haciendo que el pequeño suspirara por el acto, aprovechando Jae sin pudor introdujo su lengua el la boca del ángel.

ChangMin abrió los ojos sorprendido y asustado, no sabia que hacer, trato de alejarse de Jae pero este se lo impidió.

-No hagas eso ChangMin, deja enseñarte mi forma de amar- murmuro contra los labios del ángel

Y nuevamente devoro aquellos labios de los cuales se estaba volviendo adicto, su lengua se topo con la del pequeño ángel, ChangMin tímidamente movió su lengua como la de JaeJoong iniciando una deliciosa danza entre ellas.

JaeJoong empuja a ChangMin asta una de las paredes del baño y lo acóralo para que no se escapara, el pequeño ChangMin no sabia que hacer su mente decía que detuviera los actos de Jae pero su cuerpo se lo impedía le gustaba lo que el demonio estaba haciendo, ya que este empezó a bajar sus besos por su barbilla, su cuello, su pecho y se detuvo, miro a ChangMin que mantenía sus ojos serados, mordía levemente su labio inferior, sonrojado y respirando dificultosamente apoyándose en la pared, esa imagen no valía ni el dinero del todo el mundo.

Miro aquellos rosados botones que lo incitaban a probarlos y sin dudarlo eso hizo, los beso pero para el no era suficiente con su lengua empezó a jugar con ellos escuchando por primera vez aquellos melodiosos sonidos que salían de la boca de ChangMin.

-Mmm…- gimió levemente ChangMin

Y con esto JaeJoong no pudo detenerse, mordía y lambia aquellos botones que poco a poco endurecieron, la respiración de ambos empezó a ser entrecortada, pero no conforme con aquello JaeJoong empezó a descender mas besando su pecho, su abdomen, su cintura asta llegar a ese lugar donde el miembro de ChangMin lo esperaba semi despierto, sin pensarlo lambio lentamente la extensión del ángel, escuchando los gemidos que salían de la boca del pequeño ángel.

Los gemidos del pequeño hacían que Jae se excitara cada vez mas haciendo que una fuerte necesidad por darle placer a su ángel se apoderara de el y sin vergüenza ni pudor, trago el miembro de ChangMin completamente.

Jae sonriendo al meterlo y sacarlo de su boca cada vez más rápidamente entreabriendo los ojos para no perder un detalle de la pasión y placer que aquel rostro de masculinas facciones le regalaban…un placer que él mismo le estaba dando y del que conseguía sentirse orgulloso.

-Mmm… Jae…- grito su nombre al sentir como JaeJoong tragaba su miembro completamente succionándolo a un ritmo que lo estaba volviendo loco.

ChangMin no sabia que hacer, jamás en su existencia se puso a pensar que pasaría por algo así, pero que mas daba le estaba gustando no le importaba que esto fuera malo o bueno, solo quería sentir el cuerpo de aquel demonio mas cerca del suyo, probar nuevamente esos labios que lo estaban volviendo loco, tocar aquella piel que se escondía bajo aquella molesta ropa, probar todo lo que según JaeJoong era su forma de amar.

ChangMin tomo de los hombros a JaeJoong y lo atrajo hacia el volviendo a besar aquellos labios mientras Jae recorría con sus manos el cuerpo de ChangMin.

-Jae… yo quiero verte- murmuro

-Pero me estas viendo ChangMin-

-No… yo… quiero ver tu cuerpo-

El ángel se sonrojo a mas no poder, mientras que Jae solo sonrió amablemente alejándose un poco del pequeño, desabrochando lentamente su camisa mientras ChangMin lo miraba, dejo caer su camisa detrás de el mientras una de sus manos bajaba lentamente el pantalón que traía, cayendo al suelo, solo quedando en ropa interior se acercó nuevamente a ChangMin rodeando su cintura y besando suavemente sus labios.

-Si quieres ver mas tendrás que quitar lo que falta- dijo juguetonamente Jae

Las manos de ChangMin volaron al elástico del bóxer de Jae y lo fue bajando lentamente, dejando ver poco a poco el excitado miembro de JaeJoong en todo su esplendor, ChangMin mordió su labio menor haciendo que Jae no aguantara mas y lo pegara a el bruscamente.

-ChangMin quiero ser gentil con tigo pero tus malditos gestos no me lo permiten-

Dicho esto cargo a ChangMin haciendo que el pequeño enredara sus piernas alrededor, Jae beso, lambio y succiono todo lo que estuvo a su alcance mientras que con sus manos acariciaba el trasero de ChangMin, haciendo que el pequeño gimiera cada vez mas alto.

-ChangMin te necesito- jadeo JaeJoong

-Ahh…Jae…-

Sin pensarlo Jae sentó a ChangMin en una pequeña mesa que se encontraba ahí la cual utilizaban para poner las toallas limpias, se acomodo mejor entre sus piernas y sin pensarlo ni preparar al pequeño lo penetro lentamente.

ChangMin dejo escapar un grito de dolor y se acercó a JaeJoong encajando sus uñas en su espalda, ChangMin jamás había sentido dolor alguno pero el sabia que lo que estaba sintiendo lo estaba matando literalmente, pero sentía que su cuerpo se partiría en dos.

-Jae duele- murmuro dejando caer unas cuantas lagrimas por su rostro

JaeJoong se quedo paralizado con sus palabras, había sido tan brusco al entrar así sin prepararlo que le estaba causando dolor a aquel ser tan hermoso y celestial.

-ChangMin lo siento perdóname- beso las mejillas del menor limpiando sus lagrimas con sus besos

Poco a poco empezó a salirse del interior de pequeño pero al estar apunto de salir completamente un gemido se escucho de los labios de ChangMin pero esta vez no fue de dolor si no de placer.

-Jae vuelve hacer eso- ordeno ChangMin

Jae sonrió y entero de nuevo y salió lentamente viendo como el rostro de ChangMin cambiaba de aquella expresión de dolor a una de placer.

Pero si seguía con ese movimiento se volvería loco necesitaba ir mas rápido entrar y salir bruscamente, las paredes internas de ChangMin apretaban deliciosamente el miembro JaeJoong haciendo que este se enredara en una nube de placer.

Las envestidas empezaron a hacer mas rápidas, el vaivén de caderas llevaba un ritmo enloquecedor para ambos.

-Min,… eres deliciosamente estrecho- jadeaba roncamente Jae

ChangMin no podía articular ni unas sola palabra ya que sentía que el miembro de Jae se movía rápidamente dentro de el creando una fricción exquisita.

ChangMin se mantenía con los ojos cerrados y jadeando profusamente, se escondió cerca del cuello de Jae a medida que aumentaba la velocidad y la fuerza, y sus brazos rodearon su cuerpo, perlado por el sudor. Cerca del oído de ChangMin, Jae no podía dejar de susurrar su nombre, desesperado, y depositar pequeños besos en su cuello. El pequeño no podías pensar, menos aún cuando la punta del miembro de Jae comenzó a arremeter contra su próstata, haciéndote ver estrellas.

El final estaba cerca, corrientes eléctricas recorrían sus cuerpos… Jae arqueaba su espalda en busca de más contacto, gimiendo como nunca lo había hecho…
Un último gemido salió de la boca de ambos indicando que ya habían alcanzado el orgasmo… Sus cuerpos se quedaron estáticos un segundo para luego comenzar a temblar suavemente.

-ChangMin yo te…-

Jae no pudo terminar la frase ya que sintió que alguien lo tomaba de los hombros y lo movía lentamente.

-Jae, despierta no vez que se nos va a hacer tarde-

JaeJoong, poco a poco abrió los ojos observando a YunHo el cual se encontraba a un lado de su cama.

-Era un sueño- murmuro Jae para si mismo

-JaeJoong es mejor que te levantes o llegaras tarde, yo me adelanto ya que tengo que ir por unas cosas a dirección los veo en clases- aviso YunHo despidiéndose de el con una sonrisa

Jae estaba confundido, todo lo que había pasado avía sido un sueño, pero aquello se sentía tan real, se movió incomodo en su lugar, aun confundido por aquel excitante sueño Jae decidió levantarse ya que hoy seria su primer día de clase.

Se acababa de incorporar y tenia toda la intención de ir a darse una fría ducha cuando ChangMin entro a la habitación quedando frente a el mirándolo extrañado.

-¿Qué me miras?- pregunto incomodo Jae

-Ese bulto en tu pantalón- respondió sin vergüenza ChangMin

Jae dirigió su mirada hacia la parte que señalaba ChangMin y al ver que su miembro aun seguía despierto por el excitante sueño se alarmo y miro a ChangMin apenado.

-¿Qué es ese bulto?- pregunto inocentemente ChangMin

-No es nada – respondió un sonrojado Jae

-Te sientes bien, estas sonrojado-

-Si estoy bien no te preocupes- respondió Jae pasando por un lado de ChangMin directo al baño.

Lo bueno de que ChangMin fuera un ángel era que nunca entendía las indirectas y el comportamiento del cuerpo de un hombre excitado, lo malo que era tan inocente e ingenuo que cualquiera quisiera hacerlo suyo.

2 comentarios:

  1. Heavens!!!

    Se vio tan real u.u seguire leyendo kekeke

    ResponderEliminar
  2. o.o como q era un sueño???.
    Aunq si esta bien pq sino la cosas estaria yendo muy rapido no? pobre jae ahah.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD