¿Love or custom?

2 comentarios
Título: ¿Love or custom?
Autor: EunKyo
Pareja: YooSu.
Género: Angst, Romance
Advertencia: Lime
Extensión: One-Shot.
----

Cuando esto se convirtió en una rutina, en algo monótono? Todos los días despertarme a tu lado, darnos los buenos días, un beso y comenzar el horario de trabajo, de no vernos frecuentemente, de dar comienzo a un distanciamiento entre nosotros.

El acompasado ritmo de nuestros corazones han cambiado el compas, ahora laten de manera desigual. La excesiva carga de trabajo de ambas partes, es o creo yo, la causante de esto. Los rumores se esparcieron como pólvora, y llegaron a mi cierto día, mientras ensayaba para la próxima gira en solitario, no hice más que ignorarlos porque sé que eres MI NOVIO, o es que ya te cansaste de mi, de mis berrinches y todo ese comportamiento infantil que es propio de mi?

Siguen creciendo los rumores de que entre tú y la coprotagonista, existe una química que traspasa las pantallas, que se desborda miel por el set. Y ahora que estamos tan lejos uno del otro, el sentimiento de vacio crece y las dudas abordan mis pensamientos, es que no piensas aclararlo? Te llamo y solo evades mis llamadas, quiero creer que es porque estas rodando, mis mensajes que pocos ya con el paso del tiempo, ninguno has respondido.

He pasado noches sin conciliar el sueño, sin poder evitar que el llanto acuda a mis ojos cargado de la tristeza que habita junto conmigo en este piso vacío, sin la calidez que antes tenía para mí. Las lagrimas han sido mis únicas acompañantes… todo tiene un precio y el mío por no descansar adecuadamente, llego.

Estaba ensayando junto con mi equipo de bailarines, la presentación que estaba ya próxima la fecha, ajustábamos detalles en los pasos y coordinábamos los tiempos. A la mitad de Fever, recuerdo haber caído y lo último que recuerdo haber visto es todo en negro.

Cuando recobre la conciencia, estaba en el hospital, tenía una intravenosa en mi muñeca izquierda, que pasaba el medicamento, suero, lo que sea que estaba en la bolsita. Ahí se encontraba nuestro representante, preocupado de mi salud, me dio los detalles de mi desmayo y la causa que los médicos dieron: la fatiga excesiva más la falta de descanso adecuado. Me recomendó descansar y dijo que en unas horas más podría ir a casa, que mi madre venia en camino y que JaeJoong Hyung llamo al enterarse de mi percance obviamente para preguntar mi estado, y él lo sabe, sabe que en estos últimos días no he estado durmiendo lo que debe, que todo es gracias a Yoochun, que ni un mensaje me ha dejado en mi móvil o con el representante para preguntar lo ocurrido, eso solo hizo que mi pesar aumentara y el desazón llegara mas a mi corazón.

Una rabia inmensa se apodero de mí, si ya no quiere a su lado como pareja debería decírmelo, porque solo me carcome la duda, esa que tan seguido se hace acto de presencia en mis pensamientos. Dormí un rato con ese desagradable sabor de boca, al despertar mi madre ya estaba ahí, se apresuro junto a la cama.

-Hijo mío- no pudo evitar derramar algunas lágrimas que hizo su voz quebrantarse, yo por mi parte sonreí con culpa, por no haber cuidado mi salud un poco más, por ella.

-Madre, estoy bien- dije sereno manteniendo mi sonrisa, pero como toda madre sabía que mentía, ella lo intuía. Mi familia ya sabía lo de Yoochun, que era mi pareja desde hace tiempo y lo tomaron de maravilla, ahh! Que buenos aquellos tiempos…

-Hijo que pasa?, sabes que cuentas conmigo para todo, dime pasa algo en tu relación con Yoochun?- dio justo en el clavo, suspire cansinamente y asentí levemente con la mirada baja y cristalina, de inmediato sentí sus brazos rodearme y la calidez que solo una madre puede dar a sus hijos me embargo alegrándome un poco el corazón y la vida, no eran necesarias las palabras por el momento, deje salir algunos sollozos acompañados de unas pequeñas lagrimas que bordeaban mis mejillas, estuvimos así por unos minutos, luego le conté a grandes rasgos la situación.

-Creo que lo mejor para ustedes es que hablen ya, porque si el tiempo sigue pasando puede terminar en algo mucho peor y tú debes descansar porque tu gira empezara y no podrás hacerla si sigues así Junsu.- sus palabras solo se repetían una y otra vez dentro de mi cabeza, era cierto si el tiempo pasaba y no hacía nada todo se tornaría grave.
Solo logre asentir a sus palabras, mi madre se marcho. Me quede solo con mis lúgubres pensamientos, todos estaban externando sus preocupaciones por mí, se rego demasiado rápido la notica. Pero tú, tu ni un maldito mensaje, donde esta todo el amor que me profesabas? Deje correr esas gotas amargas que se acumulaban en mis ojos y lentamente me fui durmiendo con un Te amo atravesado en mi pecho.

A la mañana siguiente me dieron la alta y regrese a nuestro departamento para “descansar”. Entre y lo único que me esperaba era la fría soledad, tu ausencia pesaba más que toda esta carga excesiva de trabajo. Vi las fotos que formaban parte de la decoración, en lo que caminaba hacia la recamara, en cuanto entre quise morir, tu habías estado aquí, que como lo sabía?, simple tu aroma y tu perfume aun volaba en el aire, podría reconocer tu olor entre cientos.

No me importo es absoluto el tener que tomar el medicamento, seguía llorando como un niño pequeño, tendido en mi cama abrazando tu almohada, se me ha hecho costumbre el quedarme dormido mientras lloro, sabía muy bien que esto acabaría después de que habláramos, de que quedara todo entre nosotros dicho; sin importar como terminen las cosas.

El día llego esplendoroso, el sol brillaba radiante en el cielo, brindando calidez a los paseantes. Me duche, escogí una ropa cómoda, a fin de cuentas me quedaría aquí “descansando”, desayune un jugo y unos panes tostados… mi plan para el día? Ver televisión, jugar videojuegos.

Estaba haciendo zapping por la tarde y la puerta se abrió dejándome ver tu hermoso aunque cansado rostro. –Bienvenido- dije mirando esas oscuras pupilas.

-Como estas baby?, lo siento no pude ir… - dijo sentándose a mi lado, no quise escuchar excusas y lo calle poniendo un dedo sobre sus labios.

-Basta, no importa, se que estas ocupado- no logre evitar que sonara como un reproche.

-Junsu ah, lo siento, pero hoy estoy aquí, para ti- sus brazos rodearon mi cintura, deslizo sus labios por mi cuello y me estremecí, no quería hacerlo, quería hablar de lo que ocurre, pero soy débil y me dejo llevar por todas esas electrizantes sensaciones que recorrían cada parte de mi cuerpo.

-Chun ahhmm- gimoteaba en busca de mas, la ropa estorbaba y sus manos hábiles la quitaban de su paso. Ahí en la sala, entre jadeos, suspiros y palabras sin sentido me marcaste nuevamente como tuyo. Con la misma pasión, pero no con el mismo amor que otras veces y es que nunca lo dijiste ni con palabras ni con caricias ni con esa mirada que antes estaba cargada de amor y que hoy solo demuestran deseo.

No me arrepiento, lo quería, necesitaba de ti y tu embriagadora forma de tomarme… te separaste de mí y te sentaste junto a mí, para mí el cansancio y la falta de descanso hicieron mella y bostece, me levante, me miraste sin comprender…- me voy a dormir, me dejaste agotado- forcé una sonrisa y las últimas palabras salieron acompañadas de un tono irónico, camine tristemente hacia la recama sin importarme poco si me seguías o no. La ropa y todo lo demás lo limpiaría mañana, solo quería descansar y ocultar de ti mis ojos acuosos, tome el medicamento y me metí entre las frías sabanas que acariciaron mi cuerpo, tan frías como tu hoy mientras me hacías el amor, porque lo hacías o no?, ya no lo sé, por el momento solo quiero dormir, cierro los ojos y antes de caer en los confortables brazos de Morfeo siento tu peso en la cama, sonrió ilusionado y me dejo llevar al mundo de los sueños.

Al despertar todavía dormías plácidamente, tome una ducha y al salir me miraban ese par de oscuras orbes y esos gruesos labios mostraban una sonrisa.

-Buenos días Chun- digo tal vez por costumbre después de todo han pasado que ocho? Nueve años?, porque ganas de hablarte no tenia.

-Buenos días Su, porque no me despertaste para ducharnos juntos?-cuestiona con un toque de picardía, mientras se acerca para unir sus labios a sus iguales.

-Porque dormías tan profundamente.

-Bueno iré a bañarme.

-Sí, claro- conteste distraídamente, lo vi perderse tras la puerta del baño, termino de secar mi cabello y arreglarme.

Elabore un desayuno sencillo para ambos, lo serví y me senté a esperar por ti, no tardaste mucho- A desayunar- exclame feliz, porque lo estaba, pese a todo lo estaba porque tú estabas aquí.

-Gracias Junsu- tomo su lugar sonriendo, acaso también estará feliz como yo?

-Iras a rodar el drama hoy?- pregunto cauteloso y casi desinteresado.

-No hoy nos dieron el día- dices tomando un trago de café.

-Vaya genial, no?- conteste meditabundo.

-Sí, te gustaría salir o quieres quedarte aquí?- casi logra que me atragante con el pan, no esperaba una invitación de su parte, sigo masticando lentamente para pensar mi respuesta.

-Y si salimos… a donde iríamos?- pregunte curioso por saber si tenía algo en especial.

-el parque de diversiones, te parece bien?

-hmm no se hay mucha gente Chun y no puedo hacer grandes esfuerzos, recuerdas?- a quien engaño no quería ir ahí, quería estar con él todo el día. Aprovecharlo al máximo.

-oh es verdad, damos un paseo por ahí y luego vamos a comer un helado.

-está mejor, pero aun si… -un puchero se dibujo en mi rostro.

-Te ves tan lindo Susu- dices bobamente

-Oww Chun- chillo por su comentario, siento mi rostro arder y como no si después de tanto tiempo esperando por él, por sus atenciones, sus labios besan cálidamente los míos. Y rodeo rápidamente su cuello, lo jalo y cae en mi regazo, las posiciones están invertidas, pero no importan ahora. Ahora solo importa este latir presuroso en mi corazón y el suyo… pongo una mano sobre su pecho para sentir su corazón, y vaya sorpresa al encontrarlo igual al mío con ese latir que solo demuestra el sentimiento que nos embarga. Como agotamos todo el oxigeno albergado en nuestros pulmones, rompimos el beso para recuperar un poco, pero a los pocos segundos dimos comienzo a otro igual de intenso que el anterior.

-Te extrañe tanto Su, no tiene idea de lo mucho que anhelaba estar a tu lado- dice aun rozando nuestros labios ligeramente.

-Yo también Chunnie, yo también- quería formular una pregunta, pero si lo hacía era como quitar una carta a esa torre formada por cientos de ellas, así que solo me trague todas y cada una de mis preguntas.

-Junsu, pasa algo?- sus negros ojos miraban fijamente los míos, que son las ventanas de mi alma, el reflejo de mis pensamientos y mi sentir.- Dímelo, que es lo que piensas?, que te llena de preocupación?- su voz sonaba profunda y consternada, que tan marcada se veía mi angustia en mis ojos, en mi rostro, en mi voz, en mi?.

-Chun- suspire, por donde comenzaría?- todo este tiempo tan lejos, uno del otro, no solo me ha hecho extrañarte, me hizo pensar en si todo este tiempo hemos estado haciendo lo correcto, si en verdad nos amamos o ya solo es una costumbre, si en verdad nos necesitamos como antes cuando todo esto dio inicio…

-Junsu ah, sabes…-me interrumpió

-Espera, déjame terminar- con un asentimiento de su parte, proseguí- todas estas semanas hemos estado tan lejos y los rumores de que tu y Han Ji Min están en un romance, llegaron y nunca los desmentiste públicamente y eso hizo doler a mi corazón, sumándole también el que no contestases mis mensajes, mis llamadas fueran ignoradas y nunca intentaste comunicarte conmigo, esto dio rienda suelta a la dudas y a que yo no durmiera por pensar en ti, en querer creer que en verdad me amas y la falta de descanso y el trabajo me llevo al hospital. Tal vez ya no nos amamos y solo se volvió una rutina, una costumbre que satisfacía nuestras necesidades de afecto- mi voz se quebró dolía decir esto, los sollozos hicieron acto de presencia, sus ojos se aguadaron, me abrazo.

-Lose Junsu, todo este tiempo la distancia a hecho estragos en nuestra relación y si no contestaba el móvil era porque tenía miedo, si el gran Park Yoochun tenía miedo, del solo pensar en perderte… mi corazón se encogía y un dolor llena mi interior, Te amo Junsu, demasiado y el maldito trabajo solo hace que dudemos de lo que sentimos, que la gente nos llene de rumores… pero ellos no saben de esto Junsu, ellos no saben que estamos juntos, que tu eres mío y yo te pertenezco, no solo en cuerpo también en alma y corazón. No puedo dejarte de amar, porque esto no es y no será una rutina o una costumbre, por que estar a tu lado es una bendición y una necesidad, me haces falta tanto o más que el oxigeno.- al termino se levanto de mi regazo y tomo mi mano para que lo acompañara, nos sentamos en la sala.

-pero tu…-baje la mirada- ayer no me dijiste nada mientras…-deje las palabras al aire.

-Junsu-ah no necesito decir que Te amo y siempre lo que hacemos es el amor, tal vez parezca simple y banal sexo, con cada estocada, cada marca en tu cuerpo es un te amo, ayer reconozco estar un poco frio pero no era que te utilizara, que solo era por saciarme, NO JUNSU! Por Dios! Como puedes pensar eso?- suspiro frustrado- pero es por el drama, grabamos todo el día sin descanso para lograr terminar… perdóname Junsu, perdóname por ser un idiota y no haber tomado tus llamadas- sus lagrimas se abrieron paso y bajaban como ríos por sus mejillas, mi corazón dolió con verlo sufrir, yo también tenía cierta parte de culpa no?

-Lo siento Chun, lo siento- me tire encima de él y escondí mi rostro en la curvatura de su cuello- L-lo siento yo también tengo parte de culpa, por pensar eso, por dudar de ti, de tu amor- suspire sobre su cuello, lo que le provoco un cosquilleo- Te amo Park Yoochun.

-Y yo a ti Kim Junsu- dijo mirándome fijamente a los ojos, acariciando mi rostro, limpiando los rastros de mis lagrimas- y aunque todos piensen que soy un Cassanova sin dueña, pero no es así, yo ya tengo dueño, y eres tú, el que robo mi corazón con una sonrisa. Solo nuestros seres queridos saben de lo nuestro y a mí no me importaría gritarlo al mundo entero, aunque muchas fans sospechan de esto, no puedo lograr entender cómo es que su retorcida mente trabaja, pero logran saber esto… será algo muy notorio Su?

No pude evitar reír con ese comentario- Pero Chun, aun así las queremos, a que si?

-Claro, claro, gracias a ellas estamos donde estamos.

Estuvimos así un mas entre besos, caricias y unos cuanto “Te amo” mas. No podía estar más feliz, la gira comenzaría en poco tiempo y no sé hasta cuando lo tendré así para mí; tenía que aprovechar cada hora, minuto y segundo a su lado, al diablo la salida quiero que me haga suyo ya mismo! Y una sonrisa ladina se pinto en mi rostro- Su? Susu? Que estas pensado, eh!- Chun pregunto en tono pícaro, me conocía perfectamente y sabia que pasaba por mi mente. Me levante de un brinco de su regazo y corrí a la habitación desnudándome en el proceso, me recosté y le grite lo ms seductoramente posible- YOOCHUNIEE!

El ya estaba ahí en la puerta listo para hacer el amor una vez más, una? No unas cuantas veces más, después de todo el drama…

FIN.

2 comentarios:

  1. awwww
    *------* que lindo
    y pobreciiiitooos mis bebeesss!!!
    pero si su amor siempre perdurara! *w* yo lo sé!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/03/2012

    hermosooooo, bello, sufri mucho con sus dudas, pero ese chunnie al menos un mensajito!susu sufrio much waa!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD