Tea for Two cap 19

0 comentarios
Adiós, mi amor, Adiós.


Cuando te conocí, pensé que el fin de nuestra historia sería cuando ambos llegáramos a viejos y muriéramos habiendo vivido una vida larga e increíblemente feliz. Creando una familia y compartiéndola también junto a nuestra familia particular, Key y JongHyun. Lo que jamás pensé es que en la tarde en la que te iba a pedir matrimonio, el destino te llevara de mi lado con el coche de aquella persona. Ahora y desde aquel momento, llevas este anillo puesto, signo de mi amor por ti, pero lo siento tan vacío que me hubiera gustado despertarme aquel día y simplemente haber decidido ver una película contigo. ¿Te quieres casar conmigo?... me hubiera gustado tanto poder hacerte esta pregunta. Sí, si quiero… y me quede esperando recibir esa respuesta de ti…

…………..



Changmin que yacía en el suelo, apenas podía respirar, sus ojos intentaban buscar a Yunho, pero no lo encontraban. De pronto vio como alguien se acercaba a el y desesperado le cogía la mano. Todo a su alrededor se fue dispersando, las luces que parpadeaban de desesperación se apagaron, todos esos llantos, gritos y jadeos de repente quedaron en silencio y tan sólo pudo observar un resplandor, un resplandor que se poso alrededor de Yunho, como si se tratara de un ángel, pero en su cara tan solo se reflejaba llanto y desesperación.

-¡Changmin! ¡Changmin! – Gritaba una y otra vez ya de rodillas a su lado - ¡¿Estás bien?! Dios mío, ¿por qué lo has hecho…? Por favor… respóndeme…

-Yun…ho… yo…
- Changmin apenas podía pronunciar palabra.

-¿Sí mi amor? Estoy aquí… no te preocupes, estoy aquí.

-Yo… te… tengo frío… abrázame…

-Ya voy, mi amor, ya voy
– y Yunho se abrazó a Changmin lleno de desesperación - ¡Por favor que alguien me ayude!

-Mi… Yun…hie…

-Dime mi amor…

-Te… amo…
- y poco a poco los ojos de Changmin se fueron cerrando como si fuera a caer en un profundo sueño.

-¡No! ¡Changmin no! ¡Despierta! ¡Estoy aquí contigo! ¡No te vayas, por favor! ¡No te vayas…!

-Ya estamos aquí…
- dijo uno de los enfermeros después de llegar al lugar del accidente.

-¡Por favor, no permitan que se muera! – gritaba Yunho desesperado.

-Cálmese señor, haremos todo lo que este en nuestra mano, pero ahora, cálmese.


Los servicios médicos pusieron a Changmin en una camilla después de colocarle un collarín y con cuidado lo subieron en la ambulancia. En aquellos momentos apenas respiraba y tenía pulso, la vida de Changmin se esfumaba poco a poco, así como su sangre se escapaba de su cuerpo. A primera vista, se dieron cuenta de que presentaba varias fracturas y una gran brecha en la cabeza, siendo la que seguramente había provocado ese estado en el. Con rapidez se lo llevaron al hospital mientras dentro de la ambulancia hacían todo lo posible para salvarle la vida ante el llanto desesperado de Yunho, que veía como poco a poco Changmin se iba y no podía hacer nada para evitarlo.

…………..


¿Dónde estoy? ¿Yunho por qué lloras? ¿Y por qué estoy ensangrentado tumbado en esa camilla? ¿Qué ha pasado? No entiendo nada…, el corazón me late tan lento que no se ni siquiera como estoy vivo. Me siento volar, en un universo desconocido para mí. Nunca he estado en un lugar así, aunque más bien, ni siquiera puedo distinguir nada de aquí, sólo veo una oscuridad infinita. “Ahora tienes que caminar…” ¿Qué es esa voz? ¿Por qué tengo que caminar? Decidme algo, por favor. “Si quieres volver con tu amor, simplemente tienes que caminar, y recordar por qué llegaste hasta aquí…” ¿Recordar? Recordar… a decir verdad, no recuerdo nada, tan sólo que hace unos minutos iba caminando junto a Yunho y el ahora esta llorando sin yo entender por que. “Simplemente es un proceso”… ¿Un proceso? ¿Para qué? ¿Quién me habla? “Ya lo descubrirás, ahora, si quieres volver junto a Yunho, tan sólo, camina”… Está bien, caminaré, por ti, mi querido Yunho, caminaré…

…………..


Al teléfono…

-Key, tienes que venir al hospital… Changmin… Changmin…

-¿Qué ha pasado Yunho?

-Ha habido
– le contó entre lágrimas – un accidente y Changmin… yo… él…

-Tranquilo Yunho, ya vamos para allá, no te preocupes, llegaremos enseguida.

-Gracias…



Un impaciente Yunho esperaba en la sala de espera a que el doctor saliera para decirle como estaba Changmin, Aquel lugar se había llenado de llantos y desolación por ese accidente, ya que ellos no fueron los únicos afectados. Aún así, en lo único que podía pensar es en porque Changmin había reaccionado así, se odiaba así mismo por no haber sido el y tan sólo podía mantener la esperanza de que el doctor le dijera que se iba a poner bien.

-¿Señor Jung? – preguntó un doctor nada más salir de la sale de operaciones.

-Si, soy yo… ¿cómo está? ¿Cómo está Changmin…?

-Verá, yo soy el doctor que ha operado al señor Shim, le pediría que se sentara un momento.

-No, no quiero sentarme, sólo quiero saber como está Changmin…

-Bueno, la operación ha ido bien, hemos conseguido controlar el derrame que presentaba en su cabeza… también hemos tenido que estirparle el bazo y hacer otra operación…

-Entonces… ¿se pondrá bien?

-Verá señor Jung
– ante la seriedad de esas palabras el semblante de Yunho cambió completamente – El señor Shim ha caído en coma…

-¿En coma? ¿Cómo que en coma? Pero…

-Como le decía ha sufrido un derrame muy grave y aunque hemos logrado controlarlo no hemos logrado restablecer sus constantes a la normalidad…

-¿Pero despertará no? Esto… tiene que ser temporal ¿verdad?

-Señor Jung, lamentablemente tengo que decirle que existe un tanto por ciento muy bajo de que el señor Shim vuelva a despertar…

-¡No! ¡Eso no puede ser!
– Yunho se abalanzó sobre el doctor y agarro su bata con las manos - ¡Dígame que despertará! ¡Por favor, dígamelo…!

-Lo siento señor Jung… esto es todo lo que hemos podido hacer por el…


…………..


Es impresionante como en tan sólo unas milésimas de segundo, con un simple acto guiado por la mano de Dios, tu vida puede dar un vuelco impresionante. Aquél día odie tanto alma, me odie tanto a mí mismo que desee morir si hacía que volvieras a despertar, el peor pecado que he podido cumplir en esta vida ha sido el no protegerte de aquello y permitir que sigas en un sueño profundo del que quizás jamás despertaras. ¿Por qué? ¿Por qué me empujaste en aquel momento? Supongo… que yo habría echo lo mismo, porque jamás permitiría que te hicieran daño y aún así con tu elección lo permití, permití que te llevaran de mi lado, y es algo que jamás me perdonaré. Adiós, mi amor, adiós… son las palabras que jamás podré pronunciar…

…………..


Varios minutos después Changmin salió de la sala de operaciones en camilla. Estaba rodeado de tubos por todas partes, algo que partió el corazón de Yunho. Changmin yacía allí prácticamente sin su color de piel habitual, estaba muy pálido y tenía su cabeza cubierta de vendas así como un respirador ya que sino seguramente ni siquiera podría sobrevivir unos minutos. Yunho caminaba detrás de ellos como si estuviera pasando por un camino lleno de fuego, todo su alrededor parecía desvanecerse en niebla y tan sólo podía ver a Changmin en aquella camilla y verse así mismo llorar sobre el, como si hubiera sufrido un dejavú de los próximos años que le esperaban. Una vez que las enfermeras habían salido de la habitación, Yunho fue capaz de mirar a los ojos cerrados de Changmin por primera vez.


-Mi amor… - susurraba mientras se acercaba despacio hacia su cama – Mi amor… ¿puedes oírme? … por favor… - y Yunho comenzó a llorar – tienes que despertar… me da igual que diga ese médico… tienes que despertar ¿vale? No puedo imaginarme mi vida sin tenerte a mi lado…

Pero como si fuera un rio llevándose las hojas caídas de otoño en plena soledad, Yunho no recibió respuesta ninguna. Tan sólo podía escuchar la respiración de Changmin con ayuda de aquella maquina que tapaba prácticamente toda su cara. Desolado, roto de dolor y bañado en lágrimas Yunho se abrazó a Changmin.

-Changmin…


0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD