Blue Flower

16 comentarios
Titulo: Blue Flower
Autor: HeeRo/Hiro
Clasificación: PG-13
Pareja: YooSu
Género: Romance
Extensión: Oneshot
Sumario: JunSu descubre la verdad acerca de su novio, y se encuentra con un chico que sin pensarlo se clavará en su corazón.
ADVERTENCIA: Violencia (un poco).
--------


El departamento era agradable, la temperatura era la apropiada para no sentir ni frío ni calor, el sofá era cómodo, la compañía era más de lo que los dos podían esperar, pero el tema de conversación…


– ¿Lo amas? – La mirada de su amigo se fijó en las manos temblorosas de JunSu –Últimamente tus manos tiemblan mucho… Supongo que esto tiene algo que ver… – suspiró.

– No…– sonrió JunSu dulcemente, acomodándose en el mullido sofá de cuero beige –Es por el frío…

– Aquí no hace frío Su~– ahora su mirada se fijó en esos ojos avellana que trataban de evitar los suyos.

– ¿No? – rió por lo bajo – ¿Por qué sentiré frío? Ahh… Estoy loco…

–No me has respondido lo que te pregunté, Su~ah, puedes confiar en mi, siempre lo has hecho, ¿Por qué actúas así? ¿Crees que te regañaré? Dime… ¿Sigues amando a Choi Seung Hyun? ¿Él te sigue amando? Se que vienes para charlar sobre su relación, pero si no me dices que pasa no podré ayudarte…

– Es que…-no le gustaba mostrarse débil, aunque fuera ante su mejor amigo, nunca había sido alguien que llora fácilmente, pero… necesitaba desahogarse –Yo lo sigo queriendo… Tú sabes, tres años no pasan en vano… Pero tú… sigues con tu novio, han estado la misma cantidad de tiempo que yo con Seung Hyun… y siguen como el primer día, ¿Por qué yo no puedo hacer lo mismo con Seung?

– Tal vez no estaban destinados… ¿Crees que el amor se mide por cantidad de tiempo? A veces las relaciones más largas no son en las que hay más amor, son las que están regidas por la costumbre…

– ¡YunHo!- exclamó JunSu moviendo sus manos con desesperación –Te pediré esto una vez solamente… Es vergonzoso…– murmuró mirando hacia un lado, su amigo rió.

– Puedes pedir lo que quieras JunSu.

– Dime… Cómo puedo… reavivar la… como le dicen… ¿Chispa? –preguntó confuso– ¡Eso! ¿Cómo puedo reavivar la chispa en mi relación con Seung Hyun? Tú que siempre estás tan bien con tu novio… Deben saber tips o algo… Hacer algo especial o lo que sea…

–Ahhh, así que a eso venías– risa –En realidad…– apoyó su dedo índice en su barbilla con una expresión de gran pensador, esa que odia JunSu porque siempre le deja en suspenso con su respuesta– No hacemos nada, creo…

– ¿Qué? – esa no era la respuesta que esperaba- ¿Nada de nada? Tienes que hacer algo…

–Creo que tengo una idea, no será difícil, no te falta el tiempo ni el dinero… Bueno tal vez el tiempo…– JunSu lo miraba interrogante.

–Que no sea algo sucio…– conocía demasiado a su amigo –No haré bailes de struper…

– Es stripper…

–Lo que sea- gruñó, siempre burlándose de su mal pronunciación del inglés –¡Dime tu gran idea, señor pensador!

–Okey, ¿Cuándo tienes tiempo? – preguntó mordisqueando una de las galletas de chocolate que estaban en una fuente, le ofreció una a JunSu.

–Mmmm…- mientras mascaba la galleta ordenaba su horario en su mente– Sólo… hoy.

–Ja! ¡Perfecto! – Sonrió YunHo con su brillante dentadura –Sólo tienes que hacer lo siguiente, sorpréndelo con una cena, se que nunca lo has hecho, y que no te gusta ser cursi ni meloso pero, si quieres salvar la relación tienes que hacer esfuerzos– lo miró fijamente.

–Continúa…– JunSu se lo pensó, su amigo estaba en lo cierto.

–Ve al super y compra velas, sushi, vino… Cosas que les gusten a los dos, después ve a su departamento ¿Sigues teniendo la llave cierto? – JunSu asintió –Bueno, llegas y pones la mesa con un mantel lindo, velas, música romántica, te vistes guapo y pues, cuando llegues ahí verás que la chispa sigue intacta– sonrió mirando la expresión de JunSu, seguramente se había imaginado la cara de su novio cuando llegara.

–¡Gracias YunHo~!– saltó JunSu abrazándolo –Sabía que podía confiar en ti, eres el mejor, claro que después de Seung- sonrió sacando la lengua como una colegiala –Me voy, iré al super corriendo ahh! Que emoción, me siento idiota! Como no lo pensé…

–Ve– sonrió su amigo ante tal emoción –Y si después de eso hacen cosas sucias, la llama del amor sigue ahí– bromeó YunHo.

–Tú y tus cosas sucias– murmuró divertido JunSu, cogiendo sus cosas y yendo hasta la puerta – ¿Cómo es que no has embarazado a tu novio aún?

–Es hombre, no se p…

– ¡Era una broma! – Alegó JunSu haciendo un puchero –Tss, tendré que aprender a poner esa voz con la que se hacen las bromas.


--

– ¿Aló?

–Florería Park, ¿En qué puedo ayudarlo? – respondió una voz ronca y masculina.

“No pensé que un florista pudiera tener esa voz o.o” – pensó JunSu –Necesito un arreglo floral, necesito que esté aquí a las 10.30 p.m, Calle Central, los departamentos nuevos, número 45… ¿Qué tipo de ramo? No se hágalo usted… Que sea rojo… y no sé de flores! Elíjalas usted por favor… Acá le pago, Adiós.

–Waaa… que voz más sexy– rió por lo bajo –Creí que sólo existían floristas mujeres, pero… Esa voz incluso se compara con la de Seung… Ahh! ¡Ahora divago!


Eran las 10 de la noche, y Seung Hyun aún no llegaba. JunSu se preguntaba si tal vez tendría que haberlo llamado primero, pero era una sorpresa, las sorpresas no se avisan… Las luces estaban apagadas y se escuchaba una música lenta y agradable.

–Que no se demore mucho… La cena se enfriará…–murmuró JunSu de brazos cruzados mirando cómo se consumían las velas aromáticas que están en todos los lugares de la casa –Se supone que sale de su trabajo a las 7.30…
De pronto se escuchó un ruido de llaves al otro lado de la puerta de entrada, como si alguien quisiera entrar pero no pudiera.

“¿Estará ebrio?” pensó JunSu con el ceño fruncido “Sólo eso me falta”

Caminó para ir a abrir la puerta, tomó el pomo y lo dio vuelta y pudo ver que su novio no estaba ebrio, si no que no es muy fácil abrir la puerta si tienes a un hombre encima de ti, devorando tus labios y aprisionándote con la pared, las manos de ambos bajaban y subían, grabándose en la mente cada pedazo de sus ya conocidos cuerpos. JunSu no reaccionó, simplemente se quedó ahí… mirando, pasmado, en shock, y todos los momentos en que él había sido feliz junto con su novio se mostraron como una película ante sus ojos; las primeras miradas, cuando estaban en la universidad, el primer beso, los viajes, la… primera vez, los días en que sólo se tiraban en el pasto a mirar el cielo, imaginando su futuro juntos…

“Iremos a París cierto” su novio sólo sonreía y lo abrazaba.

“Cuando nos casemos, quiero que te vistas de blanco”

“No soy una mujer ¬¬ y tampoco soy virgen Seung Hyun”

“Eso lo sé” murmuraba dulcemente haciéndole cosquillas.



Y ahora todo eso, se veía tan lejano…

–Choi Seung Hyun–dijo firmemente, aunque las lágrimas salían como cascadas por sus ojos rasgados.

Esa voz. Los besos cesaron y Seung Hyun miró hacia la puerta de su apartamento, ahí estaba, su novio, vestido hermosamente, con su cabello perfecto y una expresión infinitamente triste, podía incluso oler su perfume, ese que desde hace tiempo ya no le gustaba como antes.

–Mira… JunSu~ah– balbuceó separándose de su acompañante que lo miró acongojado, los había descubierto, después de un año, estaban en evidencia –Yo… yo no…

–¿No estabas haciendo nada malo? – trató de sonreír –En tu pueblo, ¿Es normal que la gente se folle a otras personas, aún cuando tengan novio? – un sollozo se le escapó, frunció el entrecejo –Pues bien…

–Yo no tengo nada con Ji Yong– trató de explicarse, el chico más bajo de nombre Ji Yong lo miró sorprendido.

–Ji Yong– dijo JunSu acercándose al otro –Lindo nombre, ojalá te guste la cena…

Y sin decir más salió corriendo, escuchó la voz de Seung Hyun gritándole, pero siguió su camino hasta las escaleras de emergencia, el ascensor era muy lento… y necesitaba irse de ahí lo más pronto posible, ¿Dónde iría? ¿A su casa a estar solo y miserable? ¿O acaso iría a importunar a YunHo o a alguno de sus amigos? No, nadie tendría que verlo ahí así…

--


–¡Qué va! – gruñó Park YooChun mirando que el ascensor estaba en el último piso, tenía que hacer su última entrega, la de las 10.30, miró el gran y pesado ramo de rosas rojas y suspiró –¿Y esto? – dijo mirando una rosa azul que seguramente se le había pasado y ahora quedaba como una mancha azul entre todas las demás flores rojas –Está bien, una entrega es una entrega– se dijo caminando hacia las escaleras de emergencia, pero no alcanzó a poner ni un pie en éstas porque un chico salió de la nada chocando con él. Resultado, todas las rosas cayeron al piso, al igual que Yoochun.

–Lo, lo siento, en serio, las recogeré– murmuraba el chico, Yoochun se dio cuenta que lloraba, que aún cuando lo estaba ayudando a pararse las lágrimas corrían presurosas por ese rostro blanco y simplemente…

–Perfecto…– murmuró sin darse cuenta.

–¿Ah? – el chico lo miró y dio un respingo –Usted, es el florista yo… lo siento, no necesito las flores… Pero le pagaré… yo– comenzó a buscar en sus bolsillos su billetera, pero una mano cálida le tomó su propia mano y en un segundo estaban saliendo del edificio, caminando rápidamente hasta una solitaria plaza cercana. JunSu miraba fijamente el lindo perfil de su “raptor”, una nariz masculina y unos labios carnosos y rojos, además de esos ojos pequeños y profundos, sentía como su corazón latía… y dolía.
Finalmente llegaron a aquella plaza, en la que JunSu ya había estado, la reconocía…


“JunSu~ah… ¿Quieres ser mi novio?” la gruesa voz de Choi Seung Hyun nunca había sonado más dulce que en ese momento. “Sólo si quieres… no te obligo… ehh… olvídalo” sonrojado hasta las orejas trató de huir. Pero el abrazo de aquél chico menudo lo alivió.

“Si~ Quiero ser tu novio Seung Hyun” y junto a esas palabras el primer beso.



–No debería estar aquí– susurró JunSu, el aire frío le secaba las lágrimas, el florista le tomó nuevamente la mano y le sentó en una de las bancas del parque, era silencioso.

–Que no quieras no significa que no debas– murmuró sonriendo, en su mano izquierda tenía esa flor azul, esa rosa que había metido por equivocación entre las otras –Toma– dijo ofreciéndosela. JunSu lo pensó… y sin saber porque la tomó.

–Gra… gracias– dijo jugando con la rosa entre sus dedos, ¿Qué era lo que pasaba? ¿Quién era él?

– A pretty blue rose for a beautiful blue person– sonrió YooChun, mirando la expresión confusa del otro- ¿No sabes inglés?- preguntó curioso sin sonar grosero.

–Entendí lo que dijiste, pero… lo de “Blue person” – dijo ignorando el “beautiful”, realmente no quería cumplidos, su ego estaba enterrado, y nada lo podría hacer sonreír – ¿Persona azul?

–Blue no sólo significa azul– dijo el florista con voz calmada. Se fijó en la ropa de JunSu, se notaba que era de marca y muy cara, luego vio su rostro, sus ojos enrojecidos, su nariz respingada y pequeña, sus labios rosados, su mirada entristecida, ensombrecida.

–No entiendo…– murmuró JunSu desviando la mirada, no le molestaba la presencia de aquél hombre misterioso y gentil pero, todo dolía aún.

–No importa– sonrió –Park YooChun– dijo estirando su mano.

–Kim JunSu…– susurró, estrecharon sus manos, y esa calidez nuevamente lo embargó –Lo siento…

–¿Por qué deberías? – esa voz profunda hizo que JunSu se estremeciera.

–Usted… Se esforzó haciendo un lindo ramo… Y yo lo boté al piso… y aún no le he pagado…

–No importa, no me importa, sé que no saliste corriendo así por tu elección–YooChun lo trataba de “Tú” a alguien que acababa de conocer.

–¿Por qué me ha traído aquí? – preguntó JunSu, la curiosidad de quién era ese “Park YooChun” lo carcomía por dentro, disfrutaba de su compañía pero también quería estar solo, pensar, y no podía pensar con esa persona al lado suyo, tan cerca que hasta podía sentir su calor corporal.

–En realidad– suspiró mirando las estrellas que adornaban aquella noche de otoño en Seúl- No lo sé, sinceramente te vi y sólo quise estar cerca de ti- dijo con toda la sinceridad del mundo, sonriendo, como lo había hecho desde que lo llevó hasta aquél parque- ¿Eso es malo? Si te molesta me iré…

–No– balbuceó JunSu, avergonzado de lo que acababa de decir el florista –Te podrías quedar un momento…– dijo quitando la formalidad en su lenguaje –Por favor…

–Miremos las estrellas– dijo acercándose más a JunSu, quien sólo sonrió, aunque una lágrima se deslizó por su mejilla, cayendo casualmente en la rosa azul.

--


–¿Y luego de eso que pasó?– se escuchaba la preocupada voz de YunHo a través del teléfono, habían pasado dos semanas y JunSu por fin había cogido el teléfono y contestado sus llamadas, había respetado la decisión de su amigo de no ir a visitarlo.

–Me vine a mi casa… y no he salido…– JunSu acababa de contarle todo a YunHo desde que se fue de su departamento aquél día –No he ido al trabajo, llame para decir que estoy enfermo, he comido todo lo que he encontrado, seguramente me volveré una bola y estallaré, si, ojalá pase eso…

–No lo digas ni en broma– la voz de JunSu sonaba como la de un drogadicto suicida, y eso no le gustaba nada –Te iré a ver.

–No, YunHo… estoy mejor– afirmó, aunque la realidad era completamente distinta –Hoy iré a recoger mis cosas al departamento de Seung Hyun… Lo llamé y le pregunté a que hora no iba a estar ahí para que yo pueda ir, no quiero verlo… ni un segundo…

–¿Ha ido a tu casa? – preguntó YunHo, seguro de la respuesta.

–Si– murmuró JunSu –Pero cambié la cerradura, tampoco he abierto, no he contestado sus llamadas… Lo odio.

–Dices eso porque aún sientes algo por él…– no quiso decirlo, pero se le salió. Espero impaciente la respuesta de JunSu.

–Creo que si…- suspiró JunSu, su amigo tenía razón –Sólo me queda olvidar, pasar la página, pero… tres años no se borran en 2 semanas YunHo…

–Lo sé…

–Hey YunHo…

–¿Qué?

–¿Qué significa “a blue person”? – soltó de pronto, esas dos semanas había pensado mucho en esa frase, y en aquél hombre de mirada cálida y modales delicados y gentiles.

–Ehh…– YunHo intentó recordar aquella frase, que se repetía en una canción que le gustaba – “A blue person” significa “una persona triste”, sip, blue además de ser azul significa triste, ¿Por qué?

–No es nada– murmuró JunSu con un leve sonrojo en sus mejillas –Gracias YunHo– inconscientemente sonrió al mirar la rosa azul que había puesto en un recipiente alargado de cristal, y que sorpresivamente aún no se marchitaba.

--


Y volvió a ese edificio, aquél complejo de apartamentos que había amado en el apogeo de su felicidad y que ahora odiaba con todo su corazón, aquél edificio que había abandonado llorando de la mano de un agradable e inolvidable completo extraño. Entró al departamento de Seung Hyun, y todo le recordó a él, a su aroma, sus sonrisas, sus besos, sus caricias, sus mentiras, sus escapadas, sus ausencias, sus ojos que ocultaban algo, su traición…

–Ahh– suspiró – Sólo me llevaré la ropa que se me quedó y me largo de aquí– murmuró caminando hacia la habitación de su ex-novio, cogió un bolso que era suyo y abrió el closet, comenzando a guardar todo lo que era suyo, no eran más que unas cuantas camisas y algunos jeans, pero su tranquilidad fue interrumpida de pronto por un ruido que venía del living.

“¿Ladrones?” pensó con temor, no podía ser posible que tuviera tan mala suerte, el día en que iba a buscar su ropa a la casa de su ex llegaban ladrones, oh Dios.


–JunSu~ah– susurró una voz, un segundo después la puerta de la habitación se abrió.

–Seung Hyun…– murmuró JunSu desconcertado, se supone que él no estaría allí, eso le había dicho por teléfono, no estaría allí… –Tú no… ¡Me dijiste que no vendrías!

–Necesitaba verte– su cuerpo avanzó hasta quedar muy cerca de JunSu, quien retrocedió asustado, esto… era demasiado.

–No me importa, aléjate, yo no quiero verte…– el bolso con sus pertenencias cayó al piso con un ruido fuerte, pero a JunSu no le importaba, sólo quería salir de ahí, intentó irse, pero Seung Hyun lo tomó del brazo.

–No te vayas– suplicó buscando la mirada de JunSu.

–Suéltame– dijo firma, sin siquiera mirarlo.

–No– dijo abrazándolo a la fuerza, aprisionándolo contra él –Tenemos que hablar…

–¡Suéltame! ¡No quiero hablar contigo! No tengo nada de qué hablar contigo ¡Suéltame Seung Hyun! ¡¡¡Suéltame estúpido!!! –JunSu trataba de soltarse del fuerte agarre de su ex, pero su fuerza era innegable, sentía ganas de llorar, de desaparecer, como podía estarle pasando esto… como…

–¡Te amo! – gritó Seung Hyun a todo pulmón, soltándolo, JunSu fue directamente a la puerta, pero lo detuvo nuevamente.

–¡Déjame ir–

–Nunca… JunSu, yo te amo– susurraba con los ojos húmedos –No quise engañarte, lo mío con Ji Yong terminó…

–¿Y ahora yo volveré a ti? ¡¿Eso es lo que piensas?! – Su cabeza iba a explotar, no podía seguir escuchándolo – ¿Sabes? No me importa que hayas estado solo ese día con aquél chico, o que hayas estado junto a él los tres años que estuvimos juntos, ¡No me importa! – exclamó dejando salir todo su odio, rojo de furia –Sólo quiero olvidarte, ¡Sólo quiero tratar de recuperar los años perdidos con tus mentiras!

–¿Por qué eres tan rencoroso? – preguntó Seung mirando esos ojos oscurecidos, aún sujetaba la muñeca de JunSu con fuerza.

–¿Por qué soy tan rencoroso?- JunSu lanzó una carcajada sarcástica –¿Quién te crees que eres? ¿Quién crees que soy yo? ¿Tan poco me conoces? – sonrió dolido, la cabeza le daba vueltas- Yo sólo… quiero olvidarte- suspiró perdiendo sus fuerzas.

–No me olvides… JunSu~ah… yo no quise hacerlo, te lo juro…– mintió el mayor, sonriéndole con una falsa dulzura, su relación clandestina había roto la semana después de que JunSu lo descubriera, ya que su amante se había ido con un tío mayor que conoció en la universidad.

–No podré olvidarte, eso lo sé…–murmuró con la mirada perdida en el piso –Pero, por lo menos déjame intentar no recordarte, me duele, quiero que quedes en mi memoria como una experiencia más, algo que me hará más fuerte, pero, por favor, … déjame ir– rogó empujándolo, pero la barrera hecha por Seung Hyun era demasiado fuerte –Apártate.

–Nunca, JunSu~ah

–¡Déjame! – intentó apartarlo con más fuerza, pero su ex novio estaba encima de él, aprisionándolo, asfixiándolo…

–No, JunSu~ah, tú te quedas conmigo– sonrió de una forma falsa, como todas las palabras que le había dicho antes –Se que me amas, no podrás irte tan fácilmente– todo lo que decía sonaba como una amenaza, su cara se acercaba a la de JunSu, sus labios…

–¡SUÉLTAME! – exclamó el menor lanzándole un puñetazo que le llegó al otro en la boca, inmediatamente comenzó a sangrar, le había roto el labio.

–¡¿Quién crees que eres para golpearme?! – gritó enfurecido, su puño cayó de lleno en el ojo derecho de JunSu. El menor lanzó un grito, Dios, eso si que había dolido, sentía como el párpado le palpitaba, no tardaría en ponerse morado. La herida de Seung Hyun era grande, no podía abrir bien la boca luego de ese grito, aprovechando que el mayor se palpaba los labios imaginando la magnitud del golpe JunSu huyó.

Llegó hasta el ascensor y miró hacia un lado, a las escaleras.

--


“No puedo creer que esté caminando 4 pisos tan sólo porque tengo la estúpida e irreal esperanza de encontrarme nuevamente con… él. Las cosas buenas no pasan dos veces” pensó mientras la cabeza le daba vueltas y un persistente dolor en el ojo le obligaba a mirar sólo con el izquierdo “¿Por qué no golpeó en el izquierdo? Sabe que tengo una pésima vista con este ojo”.
JunSu bajaba lentamente por la escalera, con miedo a caer. Seguramente Seung Hyun ya había corrido hasta el ascensor, bajado a la recepción y le había buscado por los alrededores, pero como JunSu seguía bajando lentamente, escalón por escalón nunca llegaría a la salida.

–Seguro ya se aburrió de buscarme y está en su apartamento– murmuró esbozando una sonrisa triste –Ojalá que ese puñetazo le haya quebrado la mandíbula, ¿Por qué me culpa de esto? No fui yo quien se acostó con otro…– divagaba mientras se preocupaba de afirmarse bien del pasamano de la escalera, no se dio cuenta de que iba llegando al final, y tampoco que la puerta de entrada a las escaleras de emergencia se abría.

--


–Volver a este edificio es un poco extraño– comentó YooChun al viento, observando la puerta de vidrio de aquél lugar, entraría, buscaría el dinero que le debían de unas flores y se iría, de pronto al ver el edificio y caminar cerca de la plaza que estaba cerca de este se ponía melancólico –¿Por qué no le pedí su número? – se preguntó. Aquél chico de semblante miserable y ojos con lágrimas le había atraído como nunca antes, lo había hechizado y dejado sin palabras, y cada día esperaba al lado del teléfono de su florería que aquél hombre llamado JunSu llamara nuevamente… Pero nunca pasó. El ascensor le fallaba nuevamente, se encontraba en uno de los últimos pisos y el sólo tenía que subir al segundo a retirar el dinero. Y se acercó a las escaleras de emergencias.


Sólo detengamos el tiempo en la parte donde JunSu tropieza y Yoochun abre la puerta. Detengamos el tiempo en el momento en donde JunSu cae en los brazos de Yoochun como si esta historia fuera una mala película romántica… ¿O una buena?


– Tú eres… él– murmuró JunSu fijando su mirada en aquellos ojos oscuros y profundos como la noche en que se vieron por primera vez.

– YooChun– contestó el moreno creyendo que JunSu había olvidado su nombre. Sostenía al castaño por la cintura con un brazo pasándole por detrás de la espalda. Vio ese ojo en tinta y se alarmó, ¿Habría tenido una pelea grave? ¿Estaría herido en alguna otra parte del cuerpo?

JunSu se fijó en que YooChun estaba mirando su ojo derecho y se avergonzó, seguramente se veía horrible y YooChun estuviera reprimiéndose la risa, pero eso no pasó, Yoochun no se rió, no lo soltó y tampoco lo llenó en preguntas, simplemente lo abrazó. Si, lo abrazó, con sus dos brazos lo estrechó suavemente hundiendo su nariz en el cuello del castaño, respirando aquél aroma suave y ni siquiera sabía que estaba haciendo, por qué estaba abrazando a aquél desconocido de hace 2 semanas atrás.

JunSu se quedó inmóvil mientras recibía ese cálido abrazo, y aunque todo fuera muy extraño… Se sintió bien, ok, un extraño le estaba abrazando, una persona de la que sólo sabía el nombre lo estaba estrechando contra sí… haciéndole sentir de pronto afortunado, y sin pensarlo, sin siquiera razonar que rayos estaba haciendo también lo abrazó, sintiendo ese olor a perfume masculino que desprendía su cuerpo. Se olvidó de todo lo malo, de Seung Hyun, del dolor de su ojo, del dolor punzante de su corazón… Por ese instante, por ese abrazo.


–Vamos– susurró YooChun en el cuello de JunSu, este se estremeció. Y salieron del edificio tomados de la mano, el sol estaba alegre, al igual que la gente en las calles, el cielo era azul, todos sonrían. Ellos sonreían. JunSu sonreía. No sabía a dónde lo estaba llevando YooChun, pero no le importaba, con ese abrazo todo había cambiado y confiaba plenamente en aquél chico.
Prontamente llegaron a una florería, “Florería Park” leyó JunSu y sonrió.

– Toma asiento– sonrió YooChun indicándole una silla que había frente a una mesita blanca, todo era tan fragante y colorido, rosas, camelias, lilas, girasoles, flores por todas partes, adornando cada rincón de esa acogedora tienda. YooChun puso el cartel de “Cerrado” y se sentó frente a JunSu –Hola– saludó sonriendo como un chiquillo tímido.

– Hola– murmuró JunSu sonrojándose, juntando sus manos en su regazo, no sabía precisamente que iba a pasar ahora.

– ¡Oh! – exclamó el pelinegro levantándose de pronto de la silla en la que se había sentado – Soy un idiota, discúlpame– Junsu no entendía nada, vio como Yoochun se perdía detrás de una puerta de la tienda. Unos segundos después salió con una bolsa de hielo en las manos – Se sentirá muy frío y tal vez duela– advirtió YooChun antes de ponerle la bolsa de hielo en el ojo golpeado – Intenta mantenerla ahí.

– Gracias– murmuró JunSu sonriéndole. Se sentía extraño, como un niño de 13 años a quién le gusta su compañera de banco, YooChun era tan gentil, era totalmente distinto al bruto de Seung Hyun y este cambio le ponía nervioso, no es como si de repente se hiciera novio de Yoochun pero… ustedes entienden.

– De nada– sonrió YooChun, con esos dientes blancos que lo hacían verso como un conejo adorable – ¿Podría preguntar qué te pasó? Si no quieres contarme no hay problema…

– Tuve una pelea con mi ex novio– explicó JunSu ante la atenta mirada del pelinegro –El me… engaño –no sabía porque le estaba contando eso a YooChun– Y bueno, lo descubrí, ese día que me encontré contigo… Hoy fui a su departamento para buscar algunas cosas mías que se me quedaron y… apareció él, me insistió en que volviéramos, me dijo que había terminado con su amante…– suspiró, como pudo estar tanto tiempo junto a una persona así, alguien tan despreciable como Seung Hyun.

– Y… ¿Volverás con él? – preguntó temeroso YooChun, aquél chico tan dulce que estaba frente a él, con una bolsa de hielo en su ojo… ¿Aún amaba a su novio?

– ¡Claro que no! – exclamó JunSu rápidamente, le preocupaba que YooChun creyera que él era una de esas personas frágiles y tontas que iban y venían cuando sus novios quisieran… ¿Por qué le preocupaba lo que YooChun pensara de él? –No… yo tengo orgullo, no soy así de… débil…

–Ah…– murmuró el pelinegro mordiéndose el labio, JunSu notó este gesto y enrojeció un poco, sin querer – Pero… aún cuando tengas orgullo, tu… eso quiere decir que aún lo amas… pero tu orgullo es más grande… pero aún lo amas…

– En realidad– lo interrumpió JunSu –No lo sé– Era cierto, ya no lo sabía, hace 3 semanas hubiera dicho que si, que amaba a Seung Hyun, pero ahora las cosas parecían más claras, la pasión se había apagado hace tiempo, y cada día había convivido menos y menos, evitándose, el amor se había ido evaporando y solo había quedado la costumbre –Amarlo… No.

El rostro del florista pelinegro se iluminó, tendría una oportunidad, cuando se presentara la ocasión, esta vez… no lo dejaría escapar. JunSu lo había envuelto en un huracán, lo había aprisionado en una cárcel de su ternura y perfume. Fue amor a primera vista.

–Eres hermoso– se le escapó. No pudo evitar decirle la verdad, y es que JunSu era hermoso con todas sus letras. JunSu tosió avergonzado, hace tanto tiempo que nadie le decía ese tipo de cosas, o le miraba con esos ojos sonrientes y cargados de cariño.

–Gracias– murmuró, ¿Tendría que devolver el cumplido? Nunca le había dicho a un hombre que era hermoso, nunca…–Tú… también- OK, Ahora lo había hecho.

Se quedaron mirando algunos segundos, el castaño se veía gracioso con esa bolsa de hielo en el ojo, el pelinegro se veía adorable con esa sonrisa boba grabada en el rostro. Aunque ninguno decía nada sus miradas transmitían todo. La luz del ventanal de la florería le llegaba a YooChun en la cabeza, y parecía una especie de ángel que llegaba a curar las heridas de JunSu. ¿Cómo podía ser tan perfecto? ¿Cómo podía hacerlo sentir así de bien? Lo había visto dos veces y sentía como si le conociera de toda la vida, y a Seung Hyung, que lo conocía desde la universidad ahora descubría que no le conoció para nada de bien.


–Esto es extraño– comentó el pelinegro tomando una de las manos de JunSu que las había dejado sobre la mesa –Siento como si te conociera de siempre– suspiró.

–Yo… me siento igual– sus manos que había estado frías siempre, ahora, estaban… cálidas.

Después de que la hinchazón de JunSu se aplacó un poco, conversaron toda la tarde, no se podían callar, hablaban como si no hubiera otro día en sus vidas, y así lo sentían, tenían que descubrir sus vidas, todo lo que no sabían, se contaban chistes, YooChun había sido el único que se había reído de algún chiste de JunSu, se contaron anécdotas tristes, historias de la escuela que los hicieron reír y también JunSu le contó como era la universidad. YooChun no había ido a la universidad porque era muy cara y sus padres no tenían suficiente dinero, pero el siempre amó las flores y cuando juntó suficiente dinero abrió la florería, con mucho éxito. JunSu lo escuchaba atentamente, su forma de expresarse le encantaba, descubrieron que tenían mucho en común, y así siguieron hablando hasta la noche, y el día siguiente, y cuando tenían días libres y si no los tenían también, a veces se juntaban para verse simplemente. Era una hermosa amistad, y aunque los dos sentían algo más, ninguno estaba realmente seguro de lo que sentía el otro.


–YooChun~ah– llegó JunSu a la florería haciendo sonar la linda campanita que había arriba de la puerta. YooChun salió del cuarto del teñido de flores y saludó a JunSu – ¿No recuerdas que día es hoy? – el castaño hizo un puchero, su humor se había aflojado al estar con YooChun, ahora se sentía más ligero.

– ¿Hoy? – preguntó el florista con una ceja levantada. JunSu lo miró enojado.

– Si no te acuerdas me iré, no es necesario que te lo recuerde, tendrías que haberte acordado por ti mismo– murmuró dando media vuelta para irse, ok, su humor se había aflojado… un poco, pero seguía siendo el mismo JunSu que a Yoochun le gustó la primer vez que lo vio.

–No tan rápido– susurró YooChun abrazándolo por la espalda. Ese perfume le embriagaba. JunSu se quedó de piedra, desde que eran oficialmente amigos jamás se había abrazado nuevamente.

– Yoo… YooChun…

–Felices 3 meses de amistad, JunSu~ah– murmuró el pelinegro besando el cuello de JunSu quien se estremeció, y sintió como una corriente eléctrica viajaba desde su cuello hacia todo su cuerpo –He querido decirte esto desde que te conocí, cada vez que te miro quiero decirlo, pero ahora se… ahora se que este es el momento– Lo tomó por la cintura y lo dio vuelta para ponerlo frente a él –JunSu~ah, aunque antes tuviste tiempos oscuros, y fuiste infeliz, y aunque yo me comporté extraño la primera vez que te vi y tal vez te asuste –el castaño rió– Quiero decirte que… Yo, Park YooChun, dueño de la florería Park y el mejor florista de Seúl –JunSu rió nuevamente con una cantarina risa delfina –Yo te amo, y quiero estar contigo por siempre, Kim JunSu, tú… ¿Serías mi novio? – preguntó sacando una flor azul envuelta delicadamente en un papel plateado.
JunSu no pudo hacer otra cosa además de sonreír. Estaba completamente sonrojado, y nervioso, más nervioso que nunca.

–Yo, Kim JunSu, acepto ser tu novio, Park YooChun– suspiró fijando sus ojos avellana en las pupilas de su… novio – Te amo– YooChun se acercó al rostro de JunSu y finalmente, rosa contra rojo, sus labios se juntaron dulcemente, rítmicamente, los brazos de JunSu rodearon el cuello de YooChun y YooChun se abrazó a la cintura de JunSu, en el beso más dulce y anhelado que ambos pudieran haber dado. Se besaron, abrazaron y acariciaron entre el perfume de las rosas rojas, blancas, rosadas, pasteles y azules hasta que la noche los alcanzó.



;_Fin~

16 comentarios:

  1. So Sweet!!
    Aunque,prefiero ver a T.O.P con G-Dragon XD

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/02/2011

    LO AMÉ!!!!!!!!!!!!!!!
    Amé al Yuchun asi todo romanticon hehehehe lo amé!!!!!!!!!!

    y el top todo malo ¬¬!
    le dieron su merecido!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/03/2011

    aaaaaaaaaaaaaaaawwww que bonitooo *w*
    me encanta cuando Chun es todo romantico y cursi y asadasadas y Junsu es taaan mono que me lo comeria >w<

    muuy lindo el fic, me encanto...me encanta el yoosu xDDD yoosu 4 eva! xD

    ResponderEliminar
  4. esta yoochun es facinante bravo Ñ_Ñ

    ResponderEliminar
  5. lo amé! solo puedo decir eso!!!! perfecto!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/11/2011

    Me gustó mucho el fanfic, la autora tiene más de estos YooSu??? o JaeMin?? ^^
    Muy bueno, la trama y la escritura!

    Y sobre todo... EL YOOSU!!!!!!

    UN 10!!

    ResponderEliminar
  7. choooooooro el fics haha XD
    Me gustaron las personalidades
    aunque triste igual :(
    que se cree TOP?
    aunque todo resultó bien!!!!
    quien era el novio de yunho????
    era jaejoong???? *-* que siiiii!!

    haha

    ResponderEliminar
  8. Que cosita más hermosa!

    Hacia un buen tiempo que no leia nada & hoy necesitaba leer algo & este fic es lo primero que leo+ & debo decir que es lo mejor! Con lo mejor que me pude haber topado para un regreso a la lectura yaoi de DBSK!

    Gracias por escribir & LOL, Mi TOP fue el malo~ Que cosas :3!

    <3!

    ResponderEliminar
  9. Minnie3/18/2011

    hermoso ~ T___T
    amo el YooSu con finales felices...

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6/15/2011

    ohhhhh amo a yoochun y me encanta el yoosu !!!! muy bueno muy romantico ;)

    ResponderEliminar
  11. Anónimo7/03/2011

    fui simplemente hermositoo..^=^
    amo el yoosu tanto qm el yunjae asi q me encantoo...:)

    ResponderEliminar
  12. Anónimo7/10/2011

    AHHHHH QUE BONITO FIC.... ES MACRO CURSI..... GRACIAS POR ESCRIBIR!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. °(^///w\\\^)° perfecto!!! es muy linda la historia!!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo5/04/2012

    excelente!!!

    ResponderEliminar
  15. Anónimo8/21/2012

    Hermoso me encanto estaba muy lindo <3<3<3

    ResponderEliminar
  16. Chunsadycta6/29/2015

    Por esto y maaas muchoo mas ¡¡¡¡¡TE AMO PARK YOOCHUN¡¡¡ aigooo tan hermoso y romantico que envidia me das Junsu ah (>.<) Adoro que chunnie sea asi de hermoso y romanticooo¡¡¡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD