Boliche

4 comentarios
Titulo: Boliche
Autor: S. Tsuki
Pareja: ChangMinho
Género: Slash, Lemon
Extensión: Oneshot
-------

-Sabes hyung esto es incomodo…- murmuró Minho muy quedito observando con atención el tablero que marcaba las puntuaciones, mirando de reojo a las personas que curiosas les tomaban fotos.

-¿Por qué no son discretos?-le preguntó Changmin sonriendo con burla mirando entretenido a todos esos ¿fans?

-En parte…-respondió tomado una de esas enormes bolas de boliche ignorando un instante esos murmullos para después lanzarla con fuerza, logrando una chuza, y satisfecho frunció un poco el seño, mientras Changmin seguía sonriendo con esa mueca idiota, por qué diablos estaba tan feliz si ese montón de tontas, en su mayoría no dejaban de gritar…

-¡¡¡¡Changmin oppa me das un autógrafo por favor!!!!- esperen eso no lo pensó él, con una mueca afable se encaminó hacia los asientos del lugar fijando su mirada en la chica que de forma chillona agradecía el autógrafo haciendo una reverencia para retirarse, siendo correspondida de igual forma por Chang, mientras el menor sonreía de forma tierna y amable a las señoras que acompañaban a sus hijas por los autógrafos.

-¡Awwwww que lindo!- gritó una señora acercándose a Minho y pellizcándole una mejilla extendiéndole una pluma y un papel, Minho largó una sonrisa avergonzada, firmando la hoja de la señora, haciendo una reverencia tras devolverle el papel…

-¡Por qué no puedo tener un hijo así!-gritó la dama revolviéndole el cabello, mientras él se ponía rojo, dios esa señora era como sus tías, y la ruidosa y alegre carcajada del mayor lo destanteó, despidiéndose de la señora, Changmin ya había lanzado y entonces fijó su vista en el tablero abriendo la boca impresionado al ver que había hecho otra chuza.

-No es para tanto…- murmuró imprudente hacia Chang con una leve sonrisa, levantándose y tomando otra bola preparándose para lanzarla, mientras esa sonrisa jactanciosa y sumamente divertida no desaparecía de su contrario, y min chan sonrió internamente era bueno que esa mueca estresada y cansada desapareciera unos instantes de Changmin, le presión lo estaba consumiendo y no le gustaba que luciera tan demacrado, su expresión se oscureció un poco y lanzó la bola sin fijar su atención realmente en lo que hacía así que cuando reaccionó inclinó levemente su cabeza a un lado juntando las cejas medio molesto y medio divertido al ver que la condenada fregadera se iba por uno de los canales que se encontraban por el lado, perdiéndose por un agujero, ignorando súbitamente las birlas.

Se volteó molesto y chocó con una chica menudita que estaba cerca vaciándose una leve cantidad de refresco en la ropa.

Y de nueva cuenta la estruendosa carcajada de Changmin le perforó los oídos con alivio al menos se reía aunque se estuviera burlando de él, volteó el rostro indignado, mientras la chica se deshacía en disculpas.

-No te preocupes fue culpa mía…- le dijo con delicadeza acariciándole con cuidado el cabello, mientras la escandalosa carcajada se apagó y el dueño de la sonrisa molestosa lo miraba con seriedad, la chica se disculpó una vez más avergonzada y Minho le regaló esa sonrisa brillante y caballerosa que hizo que casi se desmayara la pobre, ignorando olímpicamente el rostro de Changminie.

-Voy al baño…- murmuró pasándole por un lado dedicándole una sonrisa sádica y burlona, perdiéndose por uno de los pasillos del establecimiento.

Entró al baño riéndose a carcajadas, si algo había aprendido de tantos años de conocer a minie era a mantener en cierto nivel el mismo sentido del humor retorcido que el mayor, si, una cosa era querer animarlo y otra que se hubiese convertido en su bufón particular, frente al espejo se observó un momento y tomó una hoja de papel higiénico limpiando la mancha de su ropa, aunque era negra y no se notara al menos evitaría que se pusiera pegajoso, tiró el papel a un bote que estaba cerca y se lavó las manos inclinándose sobre el lavabo mojándose el rostro y el cabello, dio un brinco sobre su lugar cuando alzo la mirada y se encontró con la de Chang con una sonrisa pervertida surcándole los labios, cerró la llave del agua mientras el cabello goteaba un poco e inconscientemente daba dos pasos hacia atrás chochando con el lavabo.

El mayor avanzó con lentitud y seguridad con los brazos cruzados, acorralando la cintura del moreno con sus caderas, posando sus manos sobe las contrarias, inclinándose unos centímetros para tomar con cuidado los labios contrarios en un beso insinuante, que fue correspondido con cariño, sonriendo ambos entre beso y beso, pues el menor acariciaba con cuidado el rostro de nuestro minie, que en venganza y con un ataque desprevenido atrapó el musculo de la boca contraria, succionándola con fuerza , para morder con algo de rudeza el labio inferior del menor quien ahogó un quejido ansioso tras la brusca caricia.

Un llamado a la puerta hizo que Minho se separara de los labios del Chang empujándolo por inercia, quedándose en la misma posición y aun más cerca del cuerpo del castaño, a quien miró a los ojos recibiendo esa sonrisita con la beligerancia propia de idiotas, un dedo se posó sobre sus labios callándolo antes de que si quiera pudiera hablar, sintiendo una curiosa mano traspasar los límites de la decencia colándola por debajo de su camiseta acariciando la estrecha cintura con cuidado, bajando con rapidez por su trasero siendo acompañado por su otra mano, alzándolo por los muslos y sentándolo al instante sobre la loza húmeda del lavamanos, disfrutando del jadeo que el pelinegro dejó escapar sobre su rostro.

Sonrió antes de besar una mejilla sonrojada y luego tomar de nueva cuenta esos labios con más fogosidad que cuidado empujando sus manos con firmeza sobre las piernas del menor provocando leves contoneos y que el rozar de sus propias piernas le incentivara con ciertos hormigueos, cuando estas se afianzaron alrededor de Chang soltándose de su cuello y apoyándose en los azulejos húmedos, dejándose devorar por su depredador favorito, un golpe en la puerta lo alertó separándose del beso pero arqueándose repentinamente al recibir un lametón en el cuello, desconcertándose al escuchar la risa impertinente de Changminie, perderse entre su hombro y cuello, apegándose con necesidad y sintiendo esos brazos sujetarlo con seguridad, quedándose quietos mientras el silencio del baño solo lo rompían sus agitadas respiraciones…

Siguieron tocando un momento más hasta que las personas del otro lado al parecer desistieron pues todo volvió a sumirse nuevamente en un súbito silencio después de esos instantes. Minho respiró aliviado apartando el cabello de sus ojos que húmedo por el agua se le pegó a la piel, besando con un cuidado mimoso el cabello de minie.

-Nos encerraste…-murmuró el menor en un susurro entrecortado estremeciéndose al sentir esos cálidos labios rozar la piel de su cuello apartando un poco la prenda para acceder a su hombro.

-uhum…- fue el sonido que dejó escapar el Chang al rodear de nuevo ese cuerpo acercándose al botón del pantalón desabrochándolo con habilidad distrayendo al menor lo suficiente para que solo dejase escapar ese gemido con satisfacción, al acariciar sin vergüenza el pene de su niño, quien lo alejó de un empujón de su cuerpo con el rostro refulgiendo en vergüenza.

-No voy a hacerlo en un baño público…- respondió en un susurro a la mueca enfurruñada que tenía min tras alejarlo de su cuerpo.

-Pues ahí abajo no piensan igual…-ofendido por el comentario, tomó una botella de jabón para las manos y se la lanzó sin miramiento alguno oyendo la escandalizada sonrisa del chango feoso al evitar la botella asesina acercándose con lasciva y picardía a Minho.

-Además…-dijo jalando una pierna de Minho para que abrazara su cuerpo nuevamente, sintiendo muy cerca sus caderas y pelvis, ahogando un quejido placentero.

-No me gusta que tontees con nadie frente a mí…-Minho entrecerró un poco los ojos y se frunció su seño, tomó a Changmin del cuello y se aferró a él sin decir nada dándole una fuerte mordida en que le dejaría una bonita marca morada. El Chang solo reprimió una protesta quejándose por la brusquedad del ataque, tomando a Minho del trasero aprisionando con fuerza sus nalgas, obligándolo así a soltar su piel con un gemido escandaloso de por medio. Se miraron unos segundos a los ojos y sus expresiones molestas cambiaron repentinamente por ligeras sonrisas victoriosas en ambos, mientras las risas inundaron el baño y changminie volvía a apoyarlo en el lavamanos, abrazándolo solo de la cintura quedando sus frentes muy juntas, jugando con ternura al besar con velocidad y suavidad la nariz y los labios que se mantenían curvados en sonrisas divertidas y enamoradas.

Un nuevo beso dio inicio tras su pequeña demostración de celos y esta vez Minho se mostró más participativo aunque aun se sintiera observado, después de todo era un baño, Changmin se apresuró a sacarle la playera dejándola a un lado, llevándose entre sus labios el agua y el sudor del cuello descendiendo por el pecho mordiendo un pezón, jalando sin cuidado los pantalones y la ropa interior, silenciando los jadeos que querían escapar de sus bocas. Pues Minho se irguió avergonzado cuando la frialdad del azulejo golpeó su trasero, observando el cómo changmineitor se sacaba la sudadera y le sonreía con un brillo candente trastabillar en su mirada.

Las manos de Minho se perdieron tras esa camiseta blanca suspirando excitado, tras palpar esos abdominales que se encontraban tensos y cubiertos de sudor, un dedito curioso aparto el elástico del pants mientras su otra mano le sacaba la camiseta, al terminar de bajar el pants tomó con fuerza la palpitante calidez que se endureció más a su tacto, recibiendo en respuesta una succión en el pecho y un jadeo ronco adentrarse en él por medio de los poros de su piel, la intensidad en su cuerpo aumentó, cuando la mano del mayor imitó la suya, tanteando tras él la llave del agua abriéndola de un manotazo y humedeciéndose la piel de los dedos, dirigiendo uno con cuidado al estrecho pasaje del shinee.

-ah!!- perdió el ritmo del beso y se alejó un poco de esa boca que lo estaba asfixiando, arqueándose y repegandose al pecho frente a él al sentir ese dedo húmedo y frío moverse con cuidado en su interior.

-Changmin!!!!!- escapó con fuerza de sus labios haciendo retumbar los sentidos del castaño, quien lo empotró con la pared más cercana, sintiendo su mano humedecerse tras la brusquedad de la acción; besando con fiereza los sensuales labios al sentir 2 dedos más alojarse de golpe en su interior, desmoronándole los sentidos, pues no sabía si sentía con los ojos y miraba con la piel, su rostro sonrojado se escondió en el fuerte cuello sudoroso, lamiendo despacio y mordiendo el lóbulo saboreando ansioso el salado sabor de su pareja.

-Anh…- arrojó su cabeza hacia los azulejos, cuando los dedos de su interior salieron, estremeciéndose nervioso al sentir próxima la penetración.

-Relájate…- indicó el mayor tomándolo de las mejillas regalando un beso suave en su nariz y labios, que dejaban escapar el aire de forma irregular.

-Eres un pervertido…- murmuró desviando el rostro azorado rodeando con más fuerza las caderas de Changmin.

Una sonrisa enternecida surcó los labios del shinki, adoraba cuando la vergüenza salía a flote, no sabía por qué aun era tan tímido con él, besó el cuello del pequeño, tomando sus caderas, suspirando emocionado contando mentalmente hasta tres y se abrió paso en ese estrecho pasaje avanzando con la mayor dulzura posible, escuchando un gemido inquieto cuando estuvo totalmente dentro, besó uno de los brazos del menor jadeando profusamente, provocando que abriera los ojos más relajado pero aun temblando.

-Te quiero…-murmuró quedito sacando el aire retenido, impulsándose sobre él con lentitud, su interior se estremeció con los primeros movimientos hasta sentir un ansia hormigueante subir por su columna, detenerse en su miembro intensificándose al sentir la saliva ardiente mojar sus pezones torturándolo sin tregua, beso tras beso la velocidad fue incrementando, tomando la dureza de Minho, acariciando la punta y deslizando un poco la humedad de la zona hacia abajo.
Changmin soltó un grave gemido hundiéndose con fuerza en el interior de Min chan al sentir como la calidez del pasaje lo envolvía y tragaba obligándolo a aumentar la potencia de sus embestidas, golpeando con vehemencia ese punto que hacía gritar con descaro al sometido, calentándose lo suficiente para llegar tan solo escuchando el chocar frenético de sus caderas contra el resbaladizo trasero, sintiendo sus piernas fundirse, cuando su novio alcanzo el orgasmo, aprisionando su miembro descargándose con violencia en su interior…

Con los ojos cerrados tanteó el lavabo en busca de su sudadera tirándola al piso tras Minho antes de que ambos se desplomaran sobre la tela.

Una caricia sobre la humedad de su cabello lo hizo abrir los ojos sonriendo satisfecho, admirando como es que las gotas de sudor se deslizaban por el cuerpo frente a él.

-Nhm…sal con cuidado…-pidió abriendo levemente sus piernas. Changmin se retiró del interior del moreno mientras los resquicios calientes del momento se deslizaban entre las piernas del moreno siendo absorbido con rapidez por la tela de la sudadera.
-Fue genial Minho- con la respiración un poco más relajada le dio un beso, componiendo una mueca infantil, con los ojos entrecerrados y una sonrisa cómica.
-Hyung esto es de exhibicionistas ni creas que voy a dejar que me hagas algo así otra vez…-respondió con la voz cansada y rasposa, jalando la playera negra que colgaba del lavamanos, colocándosela despacio, intentando que sus piernas dejaran de temblar como gelatina, evitando magistralmente la mirada del mayor.
-Pues ni creas que voy a preguntarte…- murmuró muy, muy bajo poniéndose también su playera y acomodándose los pants, se puso en pie tomando unas cuantas toallas de papel, agachándose de nuevo limpiando las piernas de Minho quien tembló tras el contacto.

-acabamos de hacer algo como esto y te pones rojo solo porque te estoy limpiando…- ironizó divertido, alzando una ceja curioso, sonriendo al terminar regalándole un ligero pellizquito en el muslo.

-ah!..- respingó sorprendido-…perdón por no ser un pervertido desvergonzado…- respondió impulsándose hacia adelante poniéndose en pie, apoyándose en el frío lavabo y en la frialdad del piso que lo hizo tambalearse un poco.

¿Por qué demonios no traía los pantalones?, peor aún-por qué diablos no traigo zapatos…-murmuró con indignación, haciendo un puchero enfurruñado, poniéndose la ropa interior y los pantalones, arrebatándole los tenis a Changmin, quien lo observaba en silencio como si acabase de almorzarse un gigantesco pastel de chocolate, aunque de hecho sí que se había comido un bombón y vaya forma de saborearlo.

Con los zapatos puestos levantó la sudadera que yacía húmeda y se avergonzó de nuevo doblándola con rapidez, colocándola a un lado en lo que se volvía a mojar el rostro y minie se apresuraba a quitar el seguro de la puerta, volviendo y abrazándolo por la cintura regalándole un dulce beso en la mejilla observando el bonito reflejo que formaban los dos abrazados de esa forma.

-Va...monos ya…- Minho desvió el rostro sonrojado tomando la sudadera y regalándole un fugaz beso saliendo con rapidez del baño, mirando hacia todos lados, con changminie siguiéndolo de cerca, caminó con rapidez y cuando creyó que era seguro hablar, giró su rostro, para encontrarse a un Changmin muy diva firmándole una gorra a un chico.

“se supone que yo estaba enojado…” regresó unos 6 pasos y quedó muy cerca de min.
-Se supone que estaba molesto hyung tu carga tu ropa…- le habló de forma ruidosa lanzándole la sudadera a la cara, caminando con furia y velocidad hacia el lugar donde dejaron los zapatos, escuchando perfectamente la carcajada de Changmin.

-Muchas gracias Yooson, mantuviste a los curiosos lejos…-

-Al menos tuviste la decencia de avisarme, pero por dios tantas conversaciones con Yunho y Micky no van a hacerte mucho bien…-

-Vamos que no soy tan cínico para montármelo, en un cubículo con el baño lleno de personas como el YunJae y en casos, muy muy extremos el YooSu…-

-Pues más te vale alcanzar a la flama carismática y darle una muy buena razón para que te perdone o apuesto a que vas a aparecer cojeando en el concierto de this it dentro de unos días o ya mínimo con un ojo morado y sin acompañante…- le dio una palmada en el hombro mientras corría para alcanzar a su novio avergonzado, no furioso, si él hubiese estado enojado le abría machacado ciertas cosas que…, se acercó a la barra y pidió sus zapatos colocándose una chamarra más grande que había traído con él y una gorra para cubrirle el rostro, salió a toda prisa del establecimiento, mirando hacia ambos lados encontrando rápidamente la delgada figura de su Minho.

Abrazó con fuerza la cintura del menor dándole un delicado besito en el cuello, cuando lo alcanzó.

-Vamos a cenar si?- le preguntó con esa carita de niño bueno y angelical que no rompe ni un plato.

Min chan sonrió alegre tomando una de las manos de Changmin y entrelazando sus dedos con cariño, avanzando sin pensar en nada más por las concurridas calles de Seúl, para buscar un discreto y acogedor restaurante, en donde Chang le daría otra de esas citas que lo hacían suspirar como un idiota varios días seguidos.

FIN

4 comentarios:

  1. ajkdgas on ese Changmineitor XDDD
    me encantó♥sadasdsadsa *¬*

    ResponderEliminar
  2. S. Tsuki
    has series de esta pareja escribes bn padre muy lindo amo este couple y changmineitor

    ResponderEliminar
  3. ohhhh muy tierno que bueno que changmin tiene a sus ejemplos para no cometer los mismo errores ejejej yo quiero ver una cituacion asi con yunjae siiiiiiiiiii

    me encanto mihno molesto ejejej

    ResponderEliminar
  4. Me encanto jajaja el changmineitor XD me mato Jeje que cosas pueden pasar en un simple baño quisiera ver al YunJae y al YooSu en una situación asi. O es Vdd Jeje me has inspirado para la escena hot de mi fic Debo terminarlo antes de q terminen mis vacaciones :( XD escribes muy Bn gracias por el Fic tan genial

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD