Boy I’m just in love with you

2 comentarios
Titulo: Boy I’m just in love with you
Autor: Luzy
Pareja: Jae-hyun (Jonghyun CNBLUE)
Género: Romance, Lemon
Extensión: One-shot
Sinopsis: Jaejoong es cautivado por un joven músico, el mayor que en busca de un poco de libertad y ajetreada vida, se encuentra con Jonghyun quien se convierte en su amigo pero a medida que su corta relacion avanza comienza a verlo de forma diferente, de querer protegerle pero mas que todo besarle.
------


Kim Jaejoong, conocido por todo los medios empresariales como el príncipe de las finanzas, hombre trabajador con determinación, siendo cabeza de una de las empresas distribuidoras mas importante de Corea, sin embargo, este chico con aires de grandeza y logros impresionantes se ha mantenido siempre firme ante a todo, sin embargo, su vida ha tenido lo que cualquier persona hubiese querido tener, cosas que gente de alta categoría puede obtener con solo tronar los dedos, pero hay algo que incluso el príncipe aun no tenia... era alguien siquiera que le llamara la atención  ya que su persona estaría siempre perseguida y es como si no pudiera tener, es el hecho que odiaba a la gente que se le acercaba por interés por eso su expresión fría, eran pocas las personas que lo rodeaban, a pesar de su aspecto frío inquebrantable ante todo, tenia miedo de enamorarse y salir lastimado, porque si hay algo que detestaba de su vida es ser lo que es porque siempre las personas lo mirarían como un dios y no como una persona. Alguien que pudiese tener una vida un tanto normal.

- ¿como amaneció mi príncipe? - menciono la mujer veterana viendo bajar a su hijo

- bien madre, ¿usted?

- excelente cariño, ven toma asiento que el desayuno esta servido - madre e hijo comenzaron a tomar el almuerzo matutino del sábado, lo cual significaba un día libre que Jaejoong tenia, aun así él prefería trabajar ya que en su tiempo libre no tenia con que pasar su tiempo que no fuera hacer ejercicio y leer un poco así que se presentaba a el trabajo - ¿que harás hoy?

- iré a la empresa - su madre solo torció un poco su boca para pasar el alimento

- hijo, vas a desgastarte en tanto trabajo, deberías de salir, eres joven... nunca había visto a alguien a tu edad estar metido hasta tarde en el trabajo en su día libre... debes conseguirte con que entretenerte, deberías de hacer amistades para que salgas a menudo, estas preocupándome - Jaejoong solo suspiro en resignación  era cierto, a sus 27 años nunca había ido a antros lo que chicos normalmente iban incluso a sus 18 años algo que él no pudo darse esas aventura.

Al estar meditando toda la mañana decidió tomar su tiempo libre para caminar por las calles de Seúl, pero no por las que normalmente eran transitadas si no las mas lejanas en donde podía caminar libremente, así que camino por algunos lugares que nunca había recorrido, esa calma de pocos autos, solo algunas personas caminando, por lo general casi todas eran en pareja, amigos y amigas, pequeños establecimientos de cenadurias y tiendas, todo era muy calmado ahí, preguntándose como hubiese sido su vida si hubiera nacido en esos barrios, salir y entrar al colegio, conocer compañeros con quienes divertirse. Su educación había sido privada, en otro país para aprender la lengua extranjera y de los pocos contactos que tuvo los perdió, Jaejoong solo sacudió su cabeza al pensar lo aburrido que era su vida, lo que hubiera dado solo haber tenido una vida normal, aunque en su niñes siempre obtuvo todos sus caprichos lo cual muchos niños no gozaban de eso, su vida no era felicidad.

Entre pensamientos se vio interrumpida por una música que sonaba fuerte, siguió su camino hasta encontrarse dentro de una pequeña cochera a chicos tocando instrumentos, escuchando atentamente la canción que ellos interpretaban, no era una canción que conocía pero era de su agrado, se quedo mirando a los chicos sin perder ningún detalle, dándose cuenta de lo mucho que le hubiese gustado estar en una banda con sus amigos y de todo lo que había perdido. Canción tras canción, Jaejoong se quedo en ese mismo lugar observándolos, imaginando en que lugar le hubiera tocado estar, así que sus ojos se posaron en el guitarrista, no le quito la vista encima viendo como tocaba con devoción su instrumento y cantando, en los labios de éste se le dibujaba una sonrisa ante las expresiones del chico, deseando estar solo un día en lugar de ellos para vivir la fiebre de la adolescencia de nuevo, ir al colegio aunque sonaba tonto pero es algo que para él le hubiera encantado asistir. Los chicos detuvieron sus ensayo para platicar entre ellos, Jaejoong curioso comenzó acercarse cautelosa mente, los chicos parecieran despedirse tomando sus instrumentos para marcharse; ante eso, los jóvenes se despidieron de su amigo que se quedaba en medio del a cochera para después tomar su guitarra y ordenar un poco, al ver visto que todo se relajo el mayor  miro su reloj para retomar su camino de vuelta.

- ¡oye! ¿que tanto espiabas? - Jaejoong se quedo quieto y se giro sorprendido

- yo..

- ¿buscabas a alguien? - Jaejoong no sabia que responder, el chico era del mismo tamaño que el suyo

- no.. yo, solo pasaba por aquí y... solo me quede para ver... - el menor se quedo mirando sin siquiera pestañear hasta que suspiro y tomo de su nuca para después sonreír

- oh, ya veo... - ahora el nervioso parecía ser el chico - ¿que te trajo hasta aquí? no te había visto

- solo paseaba por aquí, un lugar alejado del centro de la ciudad

- me llamo Jonghyun ¿quien eres?

- Jaejoong - el menor sonrió para dar una pequeña reverencia

- bueno mhh.. ¿quieres tomar algo? - Jaejoong abrió sus ojos ante la invitación del chico para después de unos segundos de meditación acepto.

...


- ¿que edad tienes? - pregunto Jonghyun absorbiendo la bebida

- 27

- ¡oh! yo 23... ¿debería llamarte hyung desde ahora? - ambos chicos sonrieron para seguir la charla - ¿trabajas? - por un momento el mayor dudo decir en donde trabajaba pero era la primera vez que salia con alguien y lo menos que quería era empezar con mentira pero no quería arriesgarse a que supiera su verdadera identidad

- si.. trabajo en, una empresa

- ¿oh en serio? ¿que puesto tienes?

- yo.. am, trabajo como chofer, traslado al personal

- oh, de esos choferes que llevan a todas partes a los jefes ¿no es así? bueno... cualquier trabajo es digno no importa en que puesto estés. Yo trabajo en una tienda en donde encuentras los discos de cualquier artista que gustes

- seguro, me gustaría comprar algunos - Jonghyun sonrió, dando seguimiento a la conversación.

...


Posterior a la conversación con aquel chico, Jaejoong llegaba por primera a vez a su casa con ganas de salir de nuevo. Al fin había encontrado con quien entablar una conversación y sobre todo, desviarse d e su recorrido típico de casa a empresa y de empresa a casa, ya que había quedado que visitaría a Jonghyun a su trabajo. Era un lunes por la mañana, Jaejoong bajo de su dormitorio y con prisa sin desayunar salio de su casa, con una alta velocidad se dio la tarea de llegar hasta la casa de su amigo para ofrecer una aventon a la universidad, a pesar de que se desvió bastante de su camino a la empresa no le importo, seria la primera vez que llegaría tarde a su trabajo.

- oh hyung... no debiste haber venido - Jonghyun sonrió y subió al coche

- ¿porque no? - interpelo Jaejoong

- bueno, no lo se... no me lo esperaba - el mayor emprendió el viaje hasta la universidad hablando cosas cotidianas con el menor - gracias hyung...

- de nada, si necesitas algo solo llámame ¿de acuerdo? - Jong solo sonrió amplia mente para después despedirse y perderse entre los estudiantes

Al llegar a la empresa, comenzó a trabajar normalmente aunque en ocasiones el mayor miraba de vez en cuando el celular con las ganas de marcar el numero de Jonghyun, pero desistía ya que estaba comportándose como alguien acosador, de alguna manera no sabia porque se comportaba así, tenia ganas de verle y platicar con él. Por primera vez Jaejoong miraba desesperado el reloj para salir de el trabajo, había quedado que visitaría a su "nuevo amigo" a su trabajo así que al ver terminado la labor del día salio disparado. Al llegar, el menor sonrió ante la persona quien entraba por aquella puerta, de la misma forma el menor lo envolvía las emociones de ver a su hyung ahí, aunque habían tenido solo unos días de conocerse, el menor mostró algunos cd's al mayor pero no le importaba cuantos comprara, con el simple hecho de estar con él estaba mas que contento.

El mayor espero hasta que Jonghyun terminara su turno para invitarlo a cenar, al creer que seria en algún restaurante o quizás algún establecimiento a la vuelta de la esquina, se asombro de ver que cenarían al aire libre, habia una vista hermosa y las luces de Seul hacian una impresionante panorama.

- hyung.. ¿porque me has traído aquí? - interpelo

- oh.. eso, bueno.. quería mostrarte esto

- es tan.. whoaa, impresionante, gracias hyung - Jaejoong solo sonrió calidamente haciendo que el menor se sonrojara, se sentía como en una cita cuando el chico perfecto la llevaba a cenar a un lugar con una hermosa vista, al tener ese pensamiento se giro de nuevo a el mayor, observándolo atentamente mientras éste no le miraba, admiro y se dio cuenta de que era verdaderamente atractivo, su corazón comenzó a acelerarse y sentir sensaciones en su estomago, nadie había tenido tanta atención hacia a él, se sintió apreciado por un momento. Jaejoong al sentir la mirada pesada del menor, se giro y lo observo, ambos se quedaron mirándose sin decir nada, pensando, analizando, sintiendo y experimentando.

Jaejoong sonrió parpadeando varias veces saliendo de trance, al igual que Jonghyun, ambos experimentaban sensaciones que no sabían exactamente como interpretar, ordenaron y se quedaron en silencio incapaz de decir alguna palabra.

- ¿como te fue hoy? - rompió el hielo Jaejoong

- bien.. todo marcha bien y ¿a ti?

- igual

La conversación marcho normalmente, Jonghyun tenia problemas para ver a los ojos a Jaejoong, no estaba seguro que es lo que sentía en esos momentos, así que se sentía un tanto incomodo.

- ¿estas bien?

- ¿o-oh? yo.. si, si, estoy bien - Jaejoong sonrió de nuevo, logrando que el menor agachara su cabeza totalmente avergonzado, Jonghyun comenzaba a tener un debate mental, no podía contener su sonrojo y mucho menos sostener la mirada preguntándose que es lo que le sucedía. Por mas que trataba de contenerse no podía, su sangre se iba directamente a sus mejillas tan solo cruzar mirada con él, parecía una niña en su primera cita - hyung... mañana tendré una presentación con mi grupo.. por si quieres... - Jonghyun no termino la frase cuando Jaejoong acepto.

La cena tracendio normalmente, Junghyun estaba concentrado en devorar la cena, mientras que Jaejoong observaba a indiscreta al menor sonriendo ante las acciones que este hacia, esa persona que estaba enfrente de él lo mantenía vivo, esa persona que de poco en poco comenzaba  adueñarse de el mayor, provocando sensaciones que ni siquiera el inexperto de Jaejoong sabia como interpretar, al igual como se sentía el menor.
En esos momentos el mayor recibió una llamada de su madre asi que se disculpo para contestar

- hijo ¿donde estas?

- oh.. cenando ¿porque, pasa algo?

- oh no, solo queria recordarte que mañana tienes que levantarte temprano y no debes desvelarte para tomar el vuelo a Japón - Jaejoong cerro los ojos, recordando de pronto el compromiso que tenia y que le llevaría días en Japón.

- claro.. en un rato mas estoy devuelta - al colgar, el mayor frunció su ceño, y se giro hacia el menor que seguía comiendo, sintiéndose frustrado de no poder acompañar a el menor en su presentación. Jaejoong regreso al asiento sonriendo

Ambos terminaron de cenar así que Jaejoong decidió llevar a Jonghyun a su casa.

- Hyung... ¿iras mañana cierto? - el mayor apretó los volantes y asintió

- tratare de estar ahí - Jonghyun sonrió y regreso su vista hacia enfrente faltando pocos minutos para llegar a su casa - gracias hyung, te prometo que algún día yo pagare la próxima comida

- no es necesario, soy tu hyung, yo debo correr con esos gastos - llegaron a la casa del menor quien se despidió efusiva mente mientras se adentraba a su casa

De regreso, Jaejoong cambio su aspecto sobrio, por un momento recapacito y le hubiera gustado decirle la verdad pero a la vez no, todo marchaba bien, pero se sentía terrible por no poder asistir a la presentación que daría mañana, maldiciendo los viajes de negocio, ahora tendría que idear un plan para no ser descubierto y crear alguna excusa. De tan solo imaginar la cara de decepción del menor le frustraba, solo quería verle feliz. Cuando llego a su casa, fue directo a dormirse, reteniendo las ultimas imágenes de Jonghyun sacando una sonrisa para quedarse dormido.

...


Otro día, Jonghyun despertó animado, se vistió y arreglo para irse  la escuela. Al salir de ella en el tramo que venia de regreso le llego la idea de pasar por el trabajo de Jaejoong hyung, solo por curiosidad de saber en donde trabajaba así que se dirigió ahí. Al estar cerca observo la empresa, gente salia y entraba, buscando encontrar la figura del mayor, así que se fue acercando hasta ingresar en ella. Sus ojos no dejaban de observar toda la locación, hasta llegar con una las recepcionista, pensó un momento si debía preguntar por el o no, trato de buscar entre la gente haber si había alguna señal pero no la encontró.

- disculpe... ¿aquí trabaja Jaejoong? - la chica giro hacia el menor

- ¿quien es usted?

- oh.. un amigo, Jonghyun. Solo quería saber si él se encontraba por aquí

- el jefe Jaejoong no se encuentra en estos momentos, esta en un viaje de negocios

- ¿negocios? - interpelo confundido -

- asi es, él estará ausente por estos días - el menor asintió y camino confundido preguntándose si se trataba del mismo Jaejoong y ¿en viaje de negocios? Tomo su celular y marco su numero, esperando a que este respondiera.

- ¿bueno?

- Jaejoong hyung...

- oh.. Jonghyun-shi ¿pasa algo?

- bueno.. am quería preguntar en donde estabas

- ¿yo? bueno... estoy trabajando, ¿porque?

- solo.. preguntar, Jaejoong hyung...

- ¿si?

- que tenga un buen día

- oh, gracias, igual a ti Jonghyun-shi

Al terminar la conversación, el menor se dirigió fuera de la empresa.

Con algunas interrogantes en su cabeza, Jonghyun espero a que la hora de su presentación llegara, estaba un tanto nervioso y de tan solo pensar que entre la multitud podría estar Jaejoong hyung pero de pronto recordó las palabras que la chica le había dicho, así que mordió sus labios y tomo el celular para debatir si debería de llamar o no, si que se dio valor y marco.

- ¿si Jonghyun-shi? - contesto Jaejoong bajo

- oh Hyung.. ¿porque hablas tan bajo?

- oh.. eso, bueno estoy acompañando algunas personas

- Jaejoong-shii ¿vendrá a verme? - hubo un silencio

- yo... claro que si, hasta tomare fotos

- ¿en serio?

- claro, no te fallaría - el menor suspiro y se despidió

El menor contó los minutos para que al fin pasaran enfrente a la multitud, era la primera vez que se presentaban con publico, al rededor de unas 600 personas, él y sus demás compañeros iniciaron con su pequeña presentación hasta que termino. Bajaron efusiva mente, la afición los recibieron y los despidieron con una gran energía que pudieron palpar, tenían la adrenalina hasta el tope deseando poder seguir tocando pero su turno había terminado. Mientras que otras presentaciones siguieron, Jonghyun miraba atentamente hacia la gente tratando de encontrar a su Hyung, pero debido a que estaba oscureciendo no podía ver nada, al finalizar el evento, el menor recibió la llamada lo cual contesto rápidamente.

- ¡Jonghyun-nim estuviste excelente!

- ¿en serio? ¿lo dice en serio?

- ¡claro! no te mentiría... lo hiciste bien

- oh.. gracias Hyung, no te vi entre la multitud

- e-eso.. bueno, estaba ahí, quizás por la gente

- si, supongo que si.

- bueno Jonghyun-nim me despido, ha sido un dia ajetreado y mañana tendré aun mas... que pases buenas noches

- ¡por supuesto! que descanse Jaejoong-hyung, gracias por todo, de verdad.. yo... - el menor callo encendiendo sus emociones y suspiro para calmar - le agradezco

- de acuerdo, duerme bien~

Jaejoong al colgar el celular, volvió a sentirse culpable, recordando las fotos y el vídeo que le había llegado hace  unos momentos, paso lentamente las fotografías de su Jonghyun, sonriendo, llenándose de esas facciones para poder dormir tranquilamente. Sabia muy en el fondo que le quería, pero no de una forma fraternal, había algo mas, se me emocionaba por nada cuando salia con él, esas grandes ganas de abrazarlo para sentirlo cerca, su sonrisa contagiosa que no podía borrar de su mente y su mirada siempre atentos a los de él, en si, todo le fascinaba de ese chico.

El sol resplandeció avisando que otro día comenzaba, Jaejoong despertó con un severo dolor debajo de las sabanas, miro apenado como las blancas sedas que lo tapaban estaban un tanto húmedas, se las quito de encima para ver como su pijama se había convertido en una cama, se dio pena así mismo por el estado en que había amanecido preguntándose como era posible que le pasara después de su adolescencia, se levanto adolorido hacia el baño para darse una ducha fría, las gotas que caían en su cuerpo hacían que le doliera ahí abajo sin saber como disminuir el dolor, mordiéndose los labios dirigió sus manos hacia abajo tocándose débilmente ahogo un jadeo en su garganta y siguió, tomo su erección para bombear lentamente recibiendo sensaciones de alivio, de placer, de gozo, se concentro en las sensaciones de su cuerpo llegando a su mente imágenes de esa persona, frunciendo el ceño. "pero en que pienso... ¿como puedo pensar en él en estos momentos?" despejaba su mente a esa persona pero mientras mas avanzaba mas se saturaba, así que no tuvo otra salida mas que dejarse llevar sin poner resistencia. De esa forma, Jaejoong se vino gimiendo apenas su nombre, avergonzado por lo que había pasado incapaz de perdonarse por esas sucias imágenes que su mente le obligaron a diseñar.

El mayor se concentro arduamente en su trabajo tratando de terminar mas pronto de los esperado para poder volver, de esa forma no levantaría sospechas así que desgasto por completo su cuerpo y mente, llegando altamente cansado hacia su residencia para tomar su viaje de regreso a la mañana siguiente.

...


- hijo, pero que pronto regresaste..

- trabaje duro para terminar pronto o ¿es que a caso no me quería tan rápido de vuelta? - la madre frunció el ceño pegando un débil golpe a su hombro

- tonto, como dices esas cosas.

Jaejoong se dirigió a su recamara tomando su celular para remarcar tan conocido numero. Mordió sus labios mientras la llamada entraba hasta que escucho su gloriosa voz, quedando de acuerdo en pasar por el a la universidad para comer y charlar.

- Jaejoong-hyung ¿saliste temprano hoy? - el mayor solo asintió varias veces mientras le daba un sorbo a la fría bebida - que bien, supongo que algún plan tendrá para toda su tarde libre

- ¿que te parecer ver alguna película?

- oh.. eso, estaría bien

Tomaron camino hacia casa de Jaejoong pero sin que el menor supiera, el mayor había planeado alquilar una casa para pasar desapercibido su verdadero hogar, ya que seria poco creíble que un "chofer" de empresa tuviera semejante casa. El mayor invito a pasar a su acompañante a que tomara asiento mientras preparaba todo lo necesario, el menor se encargaba de colocar la película.

- ¡Jaejong-hyung ya coloque la película!

- ¡de acuerdo voy en unos momentos! - minutos después, el mayor salio con botanas y bebidas para ambos

- oh, Hyung no debiste cargar tu solo todo  - tomó algunas tazones  para colocar en medio de ambos

- esta bien, no es pesado - el mayor se coloco aun lado de Jonghyun para tomarla mejor posición - ya esta, ahora.. darle comienzo a la película

A medida que la película avanzaba, ambos se miraban de reojo, cuando uno estaba atento mirando hacia la televisión. El menor comenzó a cabecear, el sueño le estaba ganando, de eso se percato el mayor viendo hasta que al fin los ojos de su compañero se cerraron, Jaejoong espero unos minutos mas para acercarse mas a él y mirarlo de cerca,  ladeo su cabeza y sumergió su cara en el cuello del menor aspirando su embriagante colonia, sus hormonas revolotearon en todo el cuerpo del mayor, sintiéndose necesitado, volvió a escabullir su rostro en su cuello sintiéndose tentado a saborear su cuelo blanquecino, así que se repitió así mismo que solo seria por un instante, colocando sus labios en su cuello dando pequeños besos dejando una cadena de besos, deseando mas, que sin pensar saco su rosada lengua para recorrer el mismo camino, su brazo rodeo apenas su cintura, atrayendo lo a su cuerpo, besando lentamente, escuchando los pequeños suspiros que este se le escapaba, sus dedos jugaban con el borde de su camisa, deseando con ganas de tocar su piel, lo que se seria por un instante solo para probar se convirtió en algo mucho mas fuerte, quería mas de eso así que siguió besando su cuello, nombrándolo en bajos suspiros. Lentamente el pequeño Jonghyun fue abriendo los ojos, girando su rostro hacia el desesperado Jaejoong, pudo observar que los ojos del mayor destellaba de deseo puro, el menor recorrió su rostro hasta los rosados labios de su Hyung, este trato de hablar pero el mayor decidió tomar los labios del menor, ese beso les había sabido a gloria, el menor sin pensar poso sus manos al rededor del cuello, siguiendo el ritmo de Jaejoong, éste mismo fue recostando a su acompañante hasta la cómoda alfombra, tomo las manos de Jonghyun para posarlo a cada lado de su cabeza y entrelazarlas, ahora sus labios tomaban un rumbo distinto hacia su cuello y clavícula, el menor solo apretaba las manos ante las sensaciones que este le otorgaba, de ese candente aliento y lo frío que quedaba la sensación después de besarle. Las caderas de Jonghyun comenzaron a elevarse por mas contacto, al lograr apenas un pequeño rose gimió, había soñado tanto con estar de esa forma, Jaejoong siguió con su trabajo quitando la molesta tela de su torso para acariciar y llenarlo de besos, el mismo Jonghyun no dejaba de suspirar y morderse los tentativos labios que Jaejoong no dejaba de besar, el menor dirigió sus manos hacia la camisa que el mayor aun traía puesta tratando de desabotonarlo, pero solo lograba sacar una sonrisa a Jaejoong por su torpe acción, ayudo a éste a quitarse la camisa siendo admirado con los ojos oscuros brillante ante la poca luz del menor, viendo ante la urgencia que el menor también decidió irse contra el pantalón y sin mas bajando junto con la ropa interior, automáticamente el menor cubrió su parte intima, estaba expuesto a la mirada de su ahora amante. Chillo al haber sido bloqueado sus manos de nuevo contra sus cabeza, sus piernas trataron de cubrirse pero el mayor lo detuvo observando completamente la desnudes de su cuerpo, terminando de encenderlo.

- Hyung-nim... mh~ - el cuello se estiro hasta mas no poder, las blancas manos estaban haciendo un excelente trabajo ahí abajo - oh hyung.. mmh~ s-e se siente t-an bien.. ahh~ - por debajo, Jaejoong sonrió mirando los gestos que el menos imposiblemente podía evitar, y termino por enloquecerse cuando el mismo Jonghyun lo pedía a suspiros - Hyung.. aah~ lo deseo.. mmh lo deseo por favor... haga algo, yo..

- en un momento pequeño... en unos momentos estaré llevándote al cielo - el menor jadeo ante esas palabras.

Jaejoong se deshizo de sus pantalones y sus bóxer, teniendo el primer contacto de piel con piel, ambos jadearon, el menor abrió sus piernas mostrando que estaba a su entera disposición, fue así cuando Jaejoong tomo su erección bastante despierta para invadir al menor, Jonghyun soltó un alarido que fue ahogado en los labios del mayor, tomo de su espalda clavando sus cutículas en la blanca espalda, dejando marcas de medias lunas, Jaejoong puso todo su autocontrol para no moverse, parecía que le interior de Jonghyun iba a exprimirlo, la temperatura comenzaba tomar su curso en ambos cuerpos, asi que sin esperar otro segundo mas comenzó a moverse, despacio y sin prisa, lo empezó a amar de esa manera, dejando que las sensaciones recorrieran hasta el mínimo rincón. Tomo las suaves piernas para que se amoldaran a su cintura y así dar rienda a un ritmo mucho mas frenético, las caderas de ambos hombres se movían al compás, desprendiendo aromas corporales que entre ellos mismos aspiraban y volvían a estimular sus hormonas para seguir, al igual que las incansables caricias y embestidas que entre cuerpo y cuerpo se daban, deleitando auditivamente con sus agudos gemidos para tener por completo cualquier estimulo que el cuerpo es capaz de soportar ante tanta sensaciones, sin olvidar de la manera en la forma que se veían, uno rogando por mas y el otro dispuesto a dar mas con tal de ver como perdía la noción, la conciencia del tiempo y de si mismo.

- Ya no mas hyung.. ya no mas.. no soporto.. tanto placer.. owh dios.. ah~ - el rostro del menor estaba altamente sonrojado y fruncido.

- ahh~ahh~ aguanta, aguanta un poco mas.. ya casi.. ¿sientes como te elevo ah? - mencionaba Jaejoong cerca de sus labios, respirando de sus propios alientos

- mhh~si.. si Hyung-nim, siga así.. por favor, mas, mas..

Mas, mas y mas le dio el mayor hasta que el miembro sometido entre ambos cuerpos exploto manchando sus torsos, temblando ligeramente ante el azote del orgasmo que se propago como veneno por todo el cuerpo. El mayor siguió embistiendo, hasta que se derramo dentro del cálido o mas bien del infernal interior del menor. Entre besos perezosos se quedaron dormidos, siendo abrigados por su misma atmósfera que habían creado.

...


Horas después, Jonghyun despertó, su cuerpo se sentía adolorido pero mas su espalda baja,  se incorporo viendo que a su lado no estaba su querido Hyung-nim, asi que busco por toda la casa sin encontrar señales de él, al regresar donde mismo noto que habia una nota.


Mi dulce Jonghyun-nim

Lo siento por no haber estado a tu lado cuando hayas despertado, pero aun así me encanto admirarte ver como dormías, debo decir que eres precioso, jamas olvidare esto... no creas que es una nota de despedida si no mas bien es para avisar que tuve que irme primero, hubiera querido pasar la toda noche contigo, pero espero que algún día pueda hacerlo... haré que sea la mejor noche de tu vida Jonghyun-nim, espéralo ^^ 


Atte: Jaejoong-Hyung


Dicha carta logro que el pequeño sonriera, tomando el pedazo de papel para colocarlo en su pecho, suspiro enamorado retomando su camino hacia el baño en donde identifico manchas rojizas en su cuerpo, tocando cada una, unas mas dolorosas que otras pero si había algo mas doloroso era al caminar,  su agujero había sido ultrajado pero aun así no se arrepentía, estaba deliciosamente adolorido y pegajoso. Como pudo se ducho, a pesar que había borrado cualquier rastro de la esencia de Jaejoong aun podía sentir sus manos y sus labios envolviendo todo su cuerpo, por todo le trayecto que hizo a su casa no hacia otra cosa mas que pensar en lo sucedido, durmió y despertó con el rostro de su Hyung en su mente.

...


- Alguien llego ha estado animado todo el dia y no creo que sea por venir a la escuela ¿porque tienes esa cara? - Jonghyun no dejaba de sonreír

- cosas que pasan... - arrastro las palabras

- ¡oh vamos cuéntame! - tomo al brazo de Jonghyun y lo movió tratando de convencer

- no voy a decirte, es privado... quizás en algún momento que me sienta listo para decirlo, lo haré

- ¡yah! no lo escondas y suéltalo

- ¡no! aun no... tendrás que esperar - el chico que lo acompañaba hizo una mueca de desgano y no insistió mas. El menor no paraba de sonreír.

"Es hora del almuerzo y de seguro Jaejoong hyung tendrá hambre así que antes de que el pueda llamarme le ganare y le invitare a comer yo" Fue asi como Jonghyun se dirigio a la empresa esperando encontrarse con él, pero como anteriormente le había ocurrido no lo encontro.

- disculpe ¿sabe donde puedo encontrar a Jaejoong?

- se encuentra en una junta en estos momentos, me temo que no saldrá en unas horas

- mmh.. bueno, al parecer siempre que trato de encontrarlo siempre esta ocupado - la chica solo sonrió

- bueno, es de esperarse, los jefes financieros como él siempre estarán ocupados, aunque ahora se noto muy diferente, tenia como una luz propia, regularmente antes se la llevaba en su oficina hasta altas horas en su oficina, estos días ha salido mas temprano

- ¿encerrado en su oficina?

- parece no saber mucho de su amigo, Jaejoong es considerado como el príncipe de las finanzas, es serio y muy directo, su trabajo es excelente y lleva a la empresa a grandes logros por su desempeño, es alguien muy indispensable y respetado a pesar de que es joven, sin olvidar lo atractivo que es, lo cual lo hace ver como un príncipe - el menor se quedo atónito ante las palabras, estaba confundido ¿estaba seguro de que hablaban del mismo Jaejoong?

- ¿el príncipe Jaejoong?

- así es ¿no lo sabia?

- bueno... el Jaejoong que conozco trabaja como chofer, y ¿no estaremos hablando de otro?

- me temo que solo hay un solo Jaejoong en esta empresa, desconozco si haya alguien llamado así

- podría mostrarme alguna fotografía del Jaejoong que usted habla - la chica asintió y busco en su lugar de labor

- ayer salio un articulo donde decía que Jaejoong había cerrado un contrato con los japoneses ¡oh! aquí esta..




Jonghyun labios sus ojos incrédulo, ¿todo este tiempo había fingido ser un chofer?

- e-el dia que yo.. que yo vine a preguntar por el, dijo que estaba en un viaje de negocios...

- ese mismo día el había tomado un viaje a japón pero regreso mas rápido de lo esperado.

~Recuerdos~


-Hyung.. ¿porque hablas tan bajo?

- oh.. eso, bueno estoy acompañando algunas personas

- Jaejoong-shii ¿vendrá a verme? - hubo un silencio

- yo... claro que si, hasta tomare fotos

- ¿en serio?

- claro, no te fallaría


- ¡Jonghyun-nim estuviste excelente!

- ¿en serio? ¿lo dice en serio?

- ¡claro! no te mentiría... lo hiciste bien

- oh.. gracias Hyung, no te vi entre la multitud

- e-eso.. bueno, estaba ahí, quizás por la gente

~end~


"al parecer no se nada de Jaejoong, había fingido ser un chofer, ¿con que fin?" Los pensamientos del menor fueron despejados al escuchar murmullos saliendo de una sala, eran hombres y mujeres bien vestidos, al parecer la junta había finalizado. Su mirada buscaba a una persona, hasta que apareció, con su porte de todo un ejecutivo, se miraba tan diferente, su rostro era frío y calculador, sus miradas se encontraron lo cual Jaejoong frunció su ceño, aquella mirada cálida que Jonghyun había visto en el mayor no quedaba nada de ello, su piel se erizo por completo. El mayor desvió su mirada tomando otro camino diferente siendo seguido por el menor hasta llegar aun lugar alejado.

- ¿que estas haciendo aquí? - pregunto

- solo vine... ¿porque no me dijiste quien eras?

- ¿te hubieras acercado a mi por quien soy y no por lo que tengo? - pregunto con voz alta, estremeciendo al mayor, esa faceta que nunca había visto

- yo... si ¿Jaejoong-hyung porque lo pregunta?

- claro... es lo que dices ahora, si me hubieses conocido por quien soy de seguro te hubieras trepado como todos

- ¿usted cree eso de mi?

- todos lo hacen. Siempre es así, buscando que sacarme para después obtener lo que quiere y largarse

- ¿y usted fingio todo esto solo para acostarse conmigo?

- no creo que hubiera sido necesario, cualquiera se hubiese acostado conmigo pero a cambio de algo todo el tiempo

- ¿estas diciendo que me acostaría con usted por su dinero? ¿que clase de persona cree que soy? jamas me hubiera acostado con usted por su dinero, no soy de esa clase...  incluso tuvo la desfachates de decir que estaría ahí cuando en realidad estaba de viaje, ni siquiera en eso pudo fingir su ausencia. Usted no podrá soportar personas codiciosas e interesadas pero yo no soporto a las personas mentirosas y por la razón que usted se acerco a mi fue solo para sentirse bien consigo mismo, mintiendo sobre usted y lograr su objetivo que fue abrirle las piernas... ¿quien es el utilizado ahora?

- jamas te utilice para el bien propio, era la primera vez que tenia al fin con quien pasar un tiempo, aunque no lo creas, me carcomía la culpa de no poder decirte la verdad, pero tenia miedo de que siguieras a mi lado solo por lo que tendría y no por lo que soy, no quería arriesgarme a que eso sucediera, quería decírtelo pero callaba, estaba indeciso

- ¿y hasta cuando tenias pensado fingir? ¿hasta la quinta, sexta noche que nos hayamos acostado?

- no...

- escucha Jaejoong, no voy a cuestionarte, desconozco tu entorno y de la manera que hayas vivido, supongo que alguien como tu debe ser difícil encontrar personas sinceras que estén a tu lado, pero espero que seas sincero y no te pase con alguna otra persona que conozcas a futuro, es todo por mi parte... que tengas buen día.

Al terminar esto, Jonghyun dio la vuelta decidido ¿había terminado todo con Jaejoong? sin embargo sus pasos fueron detenidos, girando su cuerpo para verle de mas de cerca.

- Jonghyun-nim... - susurro su nombre con nostalgia - no quiero perderte, no encontrare alguien como tu de nuevo, permiteme seguir a tu lado, por favor... - abrazo al menor colocando su cabeza en su hombro - perdón si te hice sentir utilizado, pero te aseguro que lo que siento por ti es sincero, va mas haya que solo tener sexo, yo te quiero y quiero seguir de esta manera contigo, prometo serte sincero... - el menor coloco sus manos a su pecho y lo separo un poco viéndolo serio, le dio la espalda para alejarse a unos cuantos pasos de él con decisión de irse, a Jaejoong se le estrujo el corazón, sentía perderlo, susurro apenas su nombre al verlo alejarse

- eso tendrás que mostrármelo... sin mas no te molesto con mi presencia por aquí  

- Jonghyun - el menor se detuvo para segundos después ser rodeados por los brazos de Jaejoong quien beso su mejilla  y cuello - mi dulce Jonghyun-nim, nunca me dejes... si lo haces, no sabría que hacer, me hecho tan dependiente a ti, no podre borrar tus besos, tu voz, tu calor... oh hyun-nim, yo.. deseo...

- Jaejoong-shi - susurro alterado, sintiendo como sus mejillas ardían

- te deseo Jonghyun - el menor suspiro al sentir el cálido aliento golpear su oído y de la manera en que Jaejoong lo nombraba - quiero hacerte ver las estrellas como anoche, prometo siempre llevarte a ellas

- hyung.. basta, ¿que cosas dices? - Jaejoong paseaba sus manos cautelosamente por el vientre del menor besando su cuello tranquilamente estimulando al menor

- no hare nada de lo que tu no quieras... - dicho esto, Jonghyun se giro y beso al mayor desesperadamente, rozando sus caderas con el de él que logro que ambos jadearan

- Hyung - chilló el menor

- tranquilo, vayamos a mi oficina, me asegurare que nadie nos vea y ni nos escuche.

De esa manera, ambos cuerpos ardiendo de deseo salieron de ese arrinconado lugar para meterse a la oficina del mayor, asegurando todo, cerrando todo para que no entrara ninguna luz, dentro de aquella oficina solo se escuchaban jadeos y gemidos queditos que eran bloqueados, con un débil crujido del sillón al moverse, llenándose de adrenalina de poder ser descubiertos, aquella pareja estaban amándose dentro, tomando el riesgo, el pequeño Jonghyun no pudo resistirse mas, lo que sentía por el  mayor era grande por lo cual no pudo resistirse y se dejo llevar por sus instintos que Jaejoong había despertado, entre jadeos prometieron decirse todo, iniciando una relación bastante candente, con encuentros espontáneos y lugares poco adecuados.

Fin.

2 comentarios:

  1. vayaaaaa es precioso y dios mi favorito de cnblue y jae no podia estar mas contenta me encanto gracias...

    ResponderEliminar
  2. HERMOSA PAREJA ME ENCANTO..QUE CHICOS HERMOSOS ...GRACIAS

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD