Practica

2 comentarios
Título: Practica
Autor: Himenie
Pareja: HoMin
Género: Lemon
Extensión: Oneshot
----

En el segundo tirón que recibió en la pierna, Changmin paro. Estaba jadeando, y el sudor resbalaba por gran parte de su rostro.
Yunho le miro preocupado. La música se detuvo de pronto, por tercera vez consecutiva.
Changmin se avergonzado por ello. Estaba siendo un estorbo, o aquello pensó. Seguía en pie a pesar del dolor en la pierna.

—¿No puedes más? ¿Te hiciste daño? — le pregunto aquella fuerte voz del coreógrafo, quien se acercaba a Changmin preocupado.
— No, estoy bien — contesto intentando fingir que aquel dolor amainaba.
Estaba sudoroso, bajo aquella ropa deportiva.
— Creo que es mejor que paremos por ahora — dijo el coreógrafo, acercándose a una parte de la espaciosa sala de practicas, para agarrar una botella de cristalina agua y ofrecérsela a Changmin, quien la negó amablemente.
— Changmin ... — suspiro Yunho, quien seguía mirando al menor con preocupación.
Yunho también estaba sudoroso, habían sido unas horas de dura practica, debían saberse toda aquella dura coreografía, y el tiempo no estaba a su favor. Todo aquello parecía ser a contrarreloj.
— He dicho que estoy bien — volvió a comentar Changmin, al observar los ojos preocupados del mayor — creo que deberíamos de seguir practicando, aún no tengo claro muchas cosas de la coreografía —comento preocupado.
— Si seguimos practicando, seguramente acabaras sufriendo una lesión, y no es conveniente — dijo el coreógrafo, recogiendo gran parte de sus pertenencias, pues no iba a seguir practicando con ellos — Changmin, descansa. Continuaremos mas tarde — le dijo por ultimo dándole una firme pero poco formal reverencia, y marchándose de la sala de practicas. Dejando a ambos solos.

Changmin, agarro la toalla y empezó a secarse el sudor con ella, por buen tiempo. Yunho, por lo contrario, seguía mirándolo con preocupación.
— ¿No vas a salir? — le pregunto.
Changmin lo miro y le contesto con desgana: — Aún necesito recoger unas cosas —
Yunho, no quiso seguir manteniendo la conversación, a Changmin se le veía muy decaído, la practica de la coreografía no había sido muy buena, y Yunho era consciente de ello, no quería volver a tocar ese tema en esos momentos, pues solo haría daño a Changmin, quien aún seguía preocupado.

Yunho recogió sus pertenecías y se dispuso a salir de la sala de practicas antes que Changmin, no sin antes darle unas leves palmadas en los hombros del menor, para animarlo.
Una vez Yunho salio de allí, mientras caminaba por los largos y anchos pasillos del edificio en dirección a los aseos, donde se encontraban las duchas, no pudo evitar preocuparse por Changmin. Recordaba su rostro de decepción cuando pararon el reproductor de música. Recordaba cuando se equivoco variadas veces, cuando no podía seguir el ritmo al unísono. Se sintió preocupado por su compañero por lo que regreso de nuevo a la sala ...


Para su sorpresa, el menor seguía en la sala de practicas. Estaba sentado en el piso, cabizbajo, cuando de pronto escucho a alguien entrar.
— ¿Qué haces aún aquí? — le pregunto Changmin asustado. Yunho dejo de lado sus pertenencias y se acerco al menor.
— Lo mismo pregunto — le dijo mientras lo miraba fijamente a la vez en la que se ponía de rodillas para estar al mismo nivel que él — ¿Estas llorando? — le pregunto
— Que tonterías estas diciendo ... — le dijo Changmin, negando lo evidente, mientras se limpiaba con sus manos las húmedas mejillas.
— ¿Qué te sucede? — parecía que la pregunta con la fuerte voz de Yunho reboto en toda aquella habitación solitaria.
— Yunho ... tu no lo comprendes. Ahora que tu y yo, solos, debemos practicar, todo es mas complicado para mi. — le comento Changmin. — Al lado tuyo, yo soy mas que una decepción. El coreógrafo no paraba de mirarme extraño, me e sentido inútil. Cuando éramos un grupo, esto no sucedía, era mas fácil de complementar. Ahora como dúo, mis fallos salen a relucir. Es muy duro para mi bailar junto a uno de los que son considerados como mejor bailarín. ¿Acaso no te das cuenta de ello? — por un momento, tras aquella pregunta, Changmin miro con ira a Yunho — Así que seguiré practicando.— dijo con firmeza.

Changmin se puso en pie, y Yunho hizo lo propio imitando al menor. Changmin no podía disimular el dolor que una de sus alargadas piernas le infringía,  y al caminar se notaba aquella extraña y disimulada cojera.
— Entonces te ayudare — intervino de pronto la voz de Yunho. Changmin lo miro fijamente — No creo que puedas practicar la coreografía solo. No se que clase de líder seria si te dejara solo, y mas en tu condición ...— dijo apenas en un susurro sabiendo que Changmin se iba a enojar.
— ¿Qué condición? — pregunto tal y como pensaba Yunho que contestaría, con aquel tono despreocupado e irónico típico en el menor. Yunho señalo su pierna, y Changmin respondió con dejadez:  — Eso no es nada — mientras continuaba caminando hacia el desconectado reproductor de música, sin poder disimular debidamente aquel caminar torpe.
Yunho se apresuro, camino deprisa, y llego antes que el menor al reproductor de música.
— ¡Ah!, maldita sea ¡Yunho! — le replico, estaba tan convencido de que quería seguir practicando que era imposible persuadirlo — ¡Quiero practicar! — exclamo
— Al menos dejame que te ayude, estoy más avanzado en la coreografiá que tú — comento Yunho, y Changmin no pudo evitar sonreír con mordacidad — el coreógrafo no esta, y el equipo de baile no esta programado para practicar con nosotros hoy, reconoce que soy la última opción que te queda —
Changmin resoplo, y a pesar de haber secado su sudor de su rostro, aún su ancha ropa seguía manchada.
—  Además de terco, eres bastante exigente — empezó a burlarse Yunho mientras conectaba el reproductor, sin poder evitar hacer una voz dulce e infantil que  Changmin detestaba, ya que pensaba que no se veía bien en el rostro de Yunho, quien tenia un rostro fuerte y especialmente masculino como para producir esas voces tan molestas para Changmin.
— Sé que te preocupas, Yunho. —  comento mientras la música acababa de empezar a fluir en la espaciosa habitación — Pero realmente, a veces me siento una verdadera carga —  se sincero de pronto. Yunho lo miro, aún mas preocupado que antes.
— Yo te estoy ayudando por que quiero hacerlo, no por que sienta que eres algún tipo de carga — contesto finalmente. Intentando reconfortar a Changmin.
Yunho comenzó a ponerse en mitad de la sala de practicas. — No quiero que empieces conmigo. Tu solo quedate ahí y mira como realizo la coreografiá, te explicare — le ordeno, cosa que detestaba Changmin. Aún así asintió con la cabeza y se quedo a uno de los lados de la sala, observando a Yunho, protestando:
— De todos modos voy a practicarla — haciendo que Yunho diera una sonrisa al escuchar su convicción.

Changmin se había quedado sentado en el piso, a uno de los lados de la sala, observo como Yunho hacia la coreografía. Y mientras lo observaba detenidamente para no perder detalle de aquellos complejos pasos, Changmin pensó que realmente Yunho bailaba bien. Dando igual cuanto de grande o ancho pudiera ser su cuerpo, o cuanto de cansado pudiese estar, Yunho siempre se mostraba bastante ligero y concentrado cuando bailaba, desbordando admiración por cada movimiento que ejercía.

Muchas veces se paraba y le explicaba alguna que otra cosa a Changmin, haciendo que este reaccionara, pues se había quedado prendido a aquellos movimientos sin prestar mucha atención.  Se había quedado sorprendido por la habilidad de Yunho al ser capaz de recordar incluso las partes en las que no le correspondía bailar.
La música sonaba, con aquella canción que tenia sus voces, y con ella Yunho realizaba las partes que Changmin debía hacer, y a vista de como él lo realizaba, todo parecía más sencillo.
Su ropa de deporte era ancha, y sus zapatillas hacían un ruido infernal sobre el suelo cuando se deslizaba. Changmin observo como Yunho cambiaba de expresiones cuando bailaba, su rostro era tan serio, y sus carisma era realmente bueno, siempre se había percatado de ese detalle, pero en ese momento, a solas, incluso se dio mas cuenta de ello que otras veces.

— Creo entenderlo — dijo de pronto Changmin, pues ya había visto a Yunho bailar aquella canción al menos cuatro veces seguidas,  se le comenzaba a empapar su frente, la cual Changmin también se había quedado un tiempo observando.
— Vale, bueno, si la tienes, muéstramelo, pero, ten cuidado ... — le advirtió Yunho, consciente de que Changmin no se encontraba precisamente bien.
Changmin se levanto del piso y se acerco al centro de la sala, ignorando por completo su recomendación.

Una vez allí, en mitad de aquella sala, Changmin intento recordar lo visualizado hace un rato, pero era incapaz de recordar los pasos, solo era capaz de evocar los momentos en los que Yunho bailaba, sin recordar bien los paso que realizaba, solo su cuerpo en movimiento.
Cuando empezó a sonar la música, Changmin se sobresalto. Intento ponerse en posición y realizar el comienzo tal y como el coreógrafo le había enseñado.

— Changmin — escucho, pero ignoro por completo aquella llamada — ¡Changmin! — la música se detuvo de pronto y aquella exclamación se escucho tan fuerte, que a Changmin no le quedo otra opción que parar avergonzado — ¿No me has hecho caso todo este tiempo? — le pregunto Yunho apenado. —Estabas haciéndolo mal — le explico. Changmin resoplo, y en su rostro dejo ver un ápice de decepción, en ese mismo instante se sentía más inútil que nunca.
Yunho observo aquel rostro preocupado, decepcionado y apenado. Decidió no ser tan duro con Changmin, pues tenia un rostro bastante infantil en ese instante a pesar de su inconfundible e indudable madurez.
 — No te preocupes — le alentó, puso de nuevo la música y se acerco a él. — Lo vamos a hacer juntos — el corazón de Changmin, sin motivo aparente, se acelero tan rápidamente que pensó que retumbaba mas que la propia música que salia de aquellos grandes altavoces.
— ¿Qué vamos ha hacer? — le pregunto confundido.
— Practicar — Yunho empezó a reír, pues de pronto le había parecido que Changmin estaba mucho mas débil y distraído que antes.
— No intentes mover tanto esta pierna ... — le dijo Yunho mientras le tocaba la pierna que tenia más adolorida. Changmin asintió silenciosamente.

<<. ¿Que demonios me esta sucediendo? .>> se pregunto Changmin, pues había comenzado aquella practica y cada vez se sentía mas torpe y distraído por la presencia de Yunho tras de él, corrigiendo cada paso que daba.
En el gran espejo que se encontraba frente a ellos, Changmin se sentía un estúpido al verse tan despistado.
Yunho corregía sus movimientos de cerca, tan de cerca, que ambos cuerpos se habían rozado de formal normal, pero a Changmin aquello le molestaba enormemente, pues en mas de una ocasión podía sentir, aún sin querer, el miembro del mayor rozándole, sin ninguna intención. <<. Mi mente esta mal .>> pensó.

— ¡No te acerques tanto a mi! — estallo Changmin — Puedo aprenderlo sin que estés encima mio, Yunho — se aparto. Yunho lo miro intranquilo.
— Solo quiero ayudarte — le dijo, justificándose — se te ve muy débil al bailar, llevamos un tiempo aquí, quizás es hora de terminar — ambos estaban empapados en sudor.
Changmin negó rotundamente con la cabeza, y se dispuso a continuar el hilo de la canción sin prestar atención a Yunho, hasta que este último empezó a bailar también, siguiendo la coreografiá.

Changmin distraído, al mirar al espejo observo cada perfecto paso que Yunho realizaba. Changmin sintió que su cuerpo era mucho mas delgado y alto que el de Yunho, y por un momento pensó que no se veía tan bien haciendo esos movimientos como se veían en Yunho, quien aún seguía moviéndose y expresando con su rostro cada uno de esos movimiento.
Changmin trago saliva, <<. ¿Que diablos? .>> se recrimino mentalmente, aún recordaba aquel leve roce de su sexo, como si algo hubiese significado, y al recordarlo, no pudo hacer mas que dirigir una incorrecta mirada hacia aquella zona de Yunho cuando este aún bailaba. De pronto se sintió realmente sucio por aquella acción, incluso había perdido el compás por ello, y ahora solo podía bailar en círculos, el sudor empapo sus cabellos y acabo por sentir un irrefrenable calor en sus mejillas antes de caer de improvisto al suelo.

— ... min ... — pareció escuchar entre un suave pitido en sus oídos — Changmin ... — abrió sus ojos levemente, Yunho estaba mirándole desde arriba — Sabia que era demasiado tiempo practicando — dijo dulcemente mientras sonreía.
Changmin estaba tan confuso tras su inesperado desfallecimiento en el suelo. Su cuerpo en el suelo, estaba cálido, y aún recordaba los pensamientos e imaginaciones inapropiadas que había tenido al observar a Yunho bailar.
— Debe ser que hace tiempo que no tengo sexo... — quiso pensar para razonar aquellas imaginaciones, pero cuando se dio cuenta, ya era demasiado tarde, aquel pensamiento había salido de sus labios en su estado de confusión, sin apenas ser capaz de pensar.
— ¿¡QUÉ!? — exclamo Yunho, nada mas escuchar las palabras de Changmin. — ¿Qué estabas pensando para ponerte de ese modo? — le pregunto.
Changmin confundido por aquella última pregunta, observo su excitado cuerpo, avergonzado, cubrió con sus largas manos su despierto sexo, que se encontraba bajo sus pantalones deportivos. Su rostro se había vuelto extremadamente rojo. Y su humor seguía siendo áspero a pesar de las circunstancias:
— ¡Eres demasiado molesto! — le dijo a Yunho, intentándolo apartar, quería incorporarse del suelo pero Yunho se lo negó.
— Changmin, solo quiero ayudarte — esa tormentosa frase a la que siempre le tenia acostumbrado Yunho, ahora la odiaba más. — No puedes practicar así — le advirtió.
— ¡Ya lo sé! — comento molesto. mientras fruncía el ceño — sé que mi pierna ahora esta mal ... —
— No hablo precisamente de tu pierna ... — Yunho dio una extraña sonrisa de medio lado, que solo hizo que Changmin frunciera aún más el ceño, haciendo que sus rasgados ojos  y sus pequeñas bolsas bajo ellos, formaran una mirada de ira y molestia ya más propia del mismo Changmin, que el anterior "torpe" Changmin.
— ¿Qué piensas que estás haciendo? — exclamo cuando sintió como la mano de Yunho se arrastraba, tal y como una serpiente, deslizándose hasta llegar allá donde el portentoso bulto de Changmin se hacia de notar.
— Ya he dicho que ayudarte ... — Con aquella susurrante frase el rostro del menor se volvió del mas fuerte rojo al más puro blanco.
— ¡E-Espera! — intervino sin muchos resultados, quedando su cuerpo extendido hacia un lado, tal y como si de pronto deseara dormir en el suelo y se posicionara para tal cosa. La sagaz mano de Yunho se infiltro en la ropa de Changmin cuando este aún seguía tumbado en el piso.
Yunho inclinado, se posiciono definitivamente al lado de Changmin sobre el frió suelo de practicas, tumbándose justo detrás de él, manteniendo su mano entre sus piernas, pasando el brazo por encima de su cintura.
Changmin suspiro quedamente cuando sintió como su mano rodeaba completamente su miembro, viéndose de pronto incapaz de moverse, salvo para llevar sus manos a la boca en un fallido intento de no suspirar de placer, cuando la ajena mano se movía sobre su ya más que despierto falo.

Yunho respiro sobre su nuca, haciendo que inevitablemente su piel se erizase. Y las manos, que aún Changmin mantenía en sus labios, se humedecieron ante su propio cálido aliento al respirar aún mas entrecortadamente cuando incrementaba la velocidad.
Cuando los ojos entre abiertos del menor observaron aquel gran espejo que se encontraba justo enfrente suya,  se sintió más que abatido. Observarse tendido sobre el suelo, su rostro sudoroso, y su sexo saliendo, tal y como un animal escondido, de entre sus pantalones deportivos, no hacia más que sentirse, a la vez que apenado, extrañamente excitado. Excitación que se incremento cuando observo en el espejo la gran mano de Yunho rodeandole, la cual era fuerte y venosa, bastante perfecta. Changmin se sentía extraño, pues nunca antes había sido tocado por un hombre y se preguntaba que pensaría Yunho de todo aquello, aunque solo fuese una mentira.

 — ¡Eres pervertido, Changmin-ah! Yo ya lo sabia, pero ... ¿tanto lo eres? ... — pregunto Yunho desde atrás, su voz solo altero a Changmin, quien sentía que no podría soportar aquella masturbación por mucho tiempo — ¿Te gusta observar estas cosas en el espejo? — le pregunto, Changmin se sintió abochornado, había sido descubierto pues aún mantenía su mirada en aquel gran espejo, que en aquel momento tenia propósitos diferentes a los habituales, y desde el cual observo como Yunho intencionadamente arrastraba la palma de su mano aún mas rápido sobre su inflamado, húmedo y resbaladizo trozo de carne.  
— No pareces Yunho-ah ... — le grito. El hinchado bulto del líder rozo intencionadamente la baja espalda del menor, este último no pudo evitar recordar como momentos antes, en la practica de baile, algo parecido había sucedido, pero esta vez lo podía sentir más próximo y más firme dejando poco hueco para la imaginación — Ah ... ha ...ah, por favor, detén eso ya — por un momento lo imploro.
— ¿Qué? — le pregunto Yunho.
Observo desde el espejo como el rostro de Yunho se alzaba quedando justo en su hombro, y como le preguntaba con sus gruesos labios cerca de su oído.
Changmin se encogió: — Ese movimiento — le contesto ya apenas sin voz. La imagen clara de Yunho en el espejo le agitaba aun más. Apenas pudo sacar mas que un aullido de placer de sus alargados labios cuando erosiono, sin poder evitarlo, dejando escapar un espeso liquido blanco.

— ¡AH! Yunho, te odio. Maldito, imbécil. — suspiro, le era imposible recomponerse, cosa que era aun más imposible al sentir aquel bulto tan duro frotarse al final de su espalda.
— Solo hice lo que tú querías — se rectifico Yunho. Manteniendo ambos la misma posición.
— Estas loco, chiflado, maldito — bramo completamente en desacuerdo.
— También quieres que entre en ti, pero estas demasiado asustado — confirmo Yunho. Changmin no pudo hacer mas que reír asustado — Voy a ser bueno ... —
— Creí que siempre lo habías sido ..., hasta ahora — le contesto el menor.
— Hice lo que querías — repitió — Ahora yo solo hago lo que quieres, y quieres tocarme ... — su voz sonó segura.
— Ah, diablos ... —resoplo Changmin. ¿Por qué Yunho se comportaba como si lo supiese todo de él? ...
— Me estabas mirando mientras bailaba — le aseguro el mayor.
— Mentira — se defendió Changmin, irónicamente, mintiendo.
— Da la vuelta, mirame — le pidió Yunho de pronto. Agarro de los hombros a Changmin e intento darle la vuelta, para que ambos estuvieran extendidos uno en frente del otro. — Se que te gustaba el espejo ... pero ... —
Changmin bufo por esa última mofa.
Yunho se apodero sin previo aviso de la mano de Changmin y la dirigió directamente al comienzo de sus pantalones, colando la mano "muerta" en ellos, y después la adentro en su ropa interior.

Changmin abrió sus ojos de par en par al sentir en sus dedos aquel calor que desprendía aquella piel hinchada. Cuando deslizo solo un poco sus dedos sobre esa piel, la expresión de Yunho cambio casi por completo. Se preguntaba que expresiones mas podría hacer aquel rostro. Y sintió que era verdad eso de que quería hacer aquello, y aún mas cuando observo que el rostro de Yunho se veía realmente sensual cuando lo tocaba aún más con sus dedos, llegando a envolverle con ellos.
Aquel calor insufrible que se había creado en la atmósfera le hacia sentirse arrepentido de no haberse quitado la ropa.
— Es ... es grande — no pudo evitar puntualizar al sentir que aún se agrandaba mas por el placer. Yunho gimió tras escucharle, y se acerco hasta sus labios, los cuales beso, en un beso tan irreal que Changmin quedo insatisfecho.

Yunho se aparto de él, quitando definitivamente su mano de su miembro, dejando a Changmin confuso, pues apunto estaba de culminar su misión.
El líder se levanto del suelo, y Changmin no pudo hacer otra cosa que ponerse boca arriba, aún él en el piso.
— ¿Q-Qué ... ? — le quiso preguntar al mayor, pero este le interrumpió
— Es muy aburrido venirme sin mas — le explico sonriendo — Me pregunto ¿Que pasaría si ... — comenzó a hablar mientras se ponía en pie encima de Changmin, dejando ver completamente su intimidad — ... yo me corriera en tu cara? — termino la pregunta.
— ¿N-no, n-no seras capaz de h-hacer esa asquerosidad? — pregunto entrecortadamente. 
Yunho le sonrió desde arriba.


Changmin sintió como un chorro de liquido caía en su cara, después, unas últimas pequeñas gotas caían y mojaban su nariz y boca.
— ¡Yunho! — grito nada mas abrir sus ojos, sintiendo su cara mojada.
— Changmin, ¿Estás bien? — le pregunto el susodicho, quien mantenía entre sus manos aquella toalla que goteaba trasparentes gotas de agua. — Sabia que el agua te despertaría — le dijo, aún estaba en pie, pero se inclino para llegar al tendido Changmin, quien acababa de abrir sus ojos — Estaba tan preocupado, Changmin — le comento. Changmin confuso llevo una de sus manos al rostro, tocando aquel liquido que permanecía deslizándose en su piel, observo, al mirar sus dedos, que solo se trataba de agua — ¡Que susto me has dado! Sabia que no era bueno practicar tanto tiempo, te has desplomado — le explico Yunho quien amablemente continuaba limpiando el rostro de Changmin con la pequeña toalla. <<. Sin ninguna duda este es Yunho .>> pensó Changmin.
— ¿He dicho algo? — le pregunto preocupado
— ¿Cómo? — Yunho no entendió su pregunta e hizo un gesto gracioso en su rostro.
— Mientras estaba inconsciente ... — le explico.
Yunho negó con la cabeza y el menor suspiro aliviado mientras de pronto Yunho le ayudaba a levantarse.
— Otras personas vendrán, no esta bien que utilicemos la sala solo para nosotros — le explico Yunho nada más incorporarlo.
— No quiero volver a utilizar esta sala en mi vida — dijo Changmin con seguridad, pero aún tembloroso por sus extrañas imaginaciones.
— ¿Qué paso? — le pregunto Yunho, pero Changmin, aún caminando algo torpe, se propuso coger sus cosas y marcharse — Esperame ... ¿No vamos a ducharnos juntos? — le pregunto Yunho de forma amistosa.
Changmin sonrojo — ¡NO! ¡NUNCA! — grito por último.

- Fin -

2 comentarios:

  1. Anónimo8/19/2013

    yo quería más...
    la mente perversa de min y no dudo que detrás de la cara de un angelito de yunho se encuentre un demonio hambriento de un min pero todas sabemos que yunho se sabe controlar muy bien.

    ResponderEliminar
  2. Me encanto!!! hace algún tiempo lo leí! pero no pude comentar! me encantan este tipo de escritossss... demasiado reales! me encantan cuando se parecen a la realidad... y ese Changmin es un pervertido en verdad, cuantas veces a visto a Yunho de unas maneras nada sanas! XD me encanto

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD