Cuando Dices Annyeong: Cap 7

3 comentarios

Yoochun observo a aquel silencioso Junsu que se encontraba extendido sobre su sofá, con la parte superior de su cuerpo descubierta, y sus ojos cerrados. No parecía que fuera a decir nada, seguramente no tendría palabras con las que quejarse, sentirse indignado y protestar. Yoochun entendía aquel silencio, pues el mismo también lo mantenía, después de lo sucedido, se sentía abatido. Haber tenido esa situación tan intima junto a Junsu le había dejado agotado emocionalmente. Lo mínimo que podía hacer era ofrecer a Junsu algún jugo, y ordenar sus cosas como era debido, pues aún estaban las partituras extendidas por la mesa del salón.
Yoochun se fue del salón, que se presentaba calido y extraño tras aquellos momentos de intimidad, y se dirigió a la cocina. Quería tomar un buen vaso, aunque tan solo fuese de agua, para que su cuerpo terminara por enfriarse, si era eso posible ...

Yoochun quedo un buen rato mirando la cristalina agua en el vaso que acababa de llenar. Miraba aquello, pero su mente y pensamientos hacían tiempo que andaba por otro recorrido. Pensaba en Junsu, y sus extrañas y nuevas expresiones y aquel acto que había hecho apenas sin pensar. Había tardado un poco en llenar el vaso de Junsu de aquel primer jugo que había encontrado en su frigorífico, también quería hacer algo de tiempo, pues se veía incapaz de volver y comportarse como si nada delante de Junsu. Quería romper a llorar como un maldito cobarde. Pero se irguió fuerte y frío para salir de nuevo al salón, donde se encontró la espantosa estampa de la soledad.

Junsu había desparecido. Como si solo hubiera sido un sueño producto de su imaginación, aunque por desgracia sabia que no se trataba de eso, aquello había sucedido. Junsu se había ido por la puerta principal aprovechando la ausencia del mayor. Se visto apresuradamente, poniéndose de nuevo la camisa, para después marchase sin hacer el menor ruido.
Yoochun aun seguía con ambos vasos en cada una de sus manos, aquello que había sacado expresamente para Junsu, cuando se acerco a la puerta principal y la observo entre abierta, la cerro mientras volvía a mirar el salón. Junsu había dejado todas sus cosas sobre la mesas. Los papeles que había llevado, estaban desparramados sobre la mesa. Y su bolsa de cuero negro estaba puesta cerca del sofá. Todas sus composiciones, las cuales había traído para practicar con Yoochun habían sido olvidadas por la prisa al marcharse.

En realidad Yoochun se sentía aliviado de que Junsu se marchara, se sentía demasiado avergonzado como para hablar de nuevo con él. Aunque su ausencia repentina también le hacia sentirse ansioso y preocupado. Ordeno todos aquellos papeles que contenían la letra de Junsu, sus composiciones y sus partituras. Quería llorar cuando agarro del piso la grabadora (la cual no sabia que seguía en modo de grabación) y aquel papel que contenía la canción que momentos antes de lo sucedido Junsu había cantado con tanta pasión.
<<. Da igual lo que sucedió. Tratare de ayudarle en la canción .>> se propuso Yoochun sin miedo, mientras con aquellos papeles en su mano se dirigía a su piano, para empezar a poner melodía a aquella canción.

~~~~~~~

Al día siguiente Yoochun se despertó con su rostro hundido sobre las teclas de su piano desactivado, hasta que estas quedaron marcadas en su rostro, mientras las anotaciones de perfectas notas musicales se amontonaban en los papeles que tenia a su alrededor. Se había pasado el día anterior y noche componiendo la música de la canción, y aun así no estaba convencido de la melodía.

Se despertó con el terrible sonido de su teléfono móvil, el cual tenia cerca, lo agarro a tientas mientras continuaba confundido
—  ¿Quien es? — pregunto nada mas dar a la tecla de descolgar.
—  ¡Park Yoochun! ¿En que demonios piensas? ¿Cuando vas a venir al estudio? Ayer apenas pude contactar contigo. —
—  Lo siento mucho hyung, perdonadme. Pronto estaré allí — contesto Yoochun apresuradamente mientras con su mano libre despejaba sus adormilados ojos.
Intento disculparse varias veces con su manager y personas del personal que esperaban a Yoochun en el estudio, aquella llamada le había hecho despertar y darse cuenta de sus obligaciones, ahora que había aceptado aquel papel en un nuevo drama. Pero había estado demasiado absorto con la canción.

Nada más terminar la conversación por teléfono, este empezó a sonar de nuevo, un mensaje de texto apareció en la pantalla. Yoochun suspiro, nada más despertar ya tenia un día agitado en su teléfono. Observo que se trataba de un mensaje de Jaejoong, el cual respondió casi al instante de leerlo sorprendido:

"Hoy habíamos quedado, pero Junsu lo cancelo ... 

¿Que ha pasado, Yoochun? ¿Habéis discutido? - Jaejoong"

"¿Junsu cancelo lo de hoy? No sabia de ello. Ven a mi casa y hablaremos, ¿puedes?
 Después de la reunión y trabajo que tengo, aparece por aquí - Yoochun"

"OK. Iré hacia allá más tarde, Yoochun - Jaejoong"


~~~~~~~

Jaejoong toco a la puerta, esperaba a que Yoochun al fin hubiera regresado a casa, y se dio cuenta de que así era cuando observo que Yoochun abría la puerta.
— ¡Yoochun-ah! ¿Mucho trabajo? —  pregunto Jaejoong nada más entrar en la casa, se descalzo, y miro la expresión afligida de Yoochun — ¿Qué sucede? —
— Sí, realmente mucho trabajo. Nada de lo que se deba uno preocupar. Jaejoong, ¿Cómo es eso de que Junsu cancelo...? — apenas logro terminar la frase cuando Jaejoong se precipito con voz sorprendida:
¬— Extraño ¿verdad? — dijo — Habíamos quedado en la sala A, ¿Recuerdas? —  Yoochun asintió, mientras se sentaba en el sillón del salón — Hoy íbamos a mirar algunas cosas he ideas para el grupo, además, Junsu estaba más que entusiasmado por ello, lleva días que no para de hablar de la canción que a compuesto. Lo sabes ¿verdad?, es más que un loro, Junsu, no para de hablar de ello, yo también escribo ¿sabes? Junsu le gusta mucho extenderse en lo que hace — empezo a reir con su entrecortada sonrisa mientras tapaba su boca con su mano, y volvia a explicar  — Pero de pronto me llamo, ¿No te llamo a ti? — le pregunto, Yoochun nego con la cabeza  —  Esta mañana, me dijo que le seria imposible venir ¿Puedes creértelo? Pregunte si se trababa de algún partido de futbol, o a saber que, pero él me dijo que era sobre el nuevo musical, aunque dudo sobre ello, ¿el musical? Sé de sobra que hoy no tenia nada previsto sobre eso. — comento Jaejoong completamente seguro.
— Ya veo ... — suspiro Yoochun, mientras apoyaba su espalda sobre el respaldo.
— Por ello, pensé que quizás discutió contigo. Él se escuchaba realmente áspero en la conversación de esta mañana, extraño en Junsu — Jaejoong pareció preocupado de pronto.
— Junsu estuvo aquí ayer — contesto Yoochun con suavidad.
— ¡Lo sabia! — exclamo Jaejoong — ¿Qué paso esta vez? Hace tiempo que no os veo discutir —
— Junsu vino para que le ayudara con la canción, pero me fue muy difícil, creo que quizás se enfado por que no podía ayudarle — mintió.
— ¿Junsu? No es tan exigente... Veamos... — Jaejoong se acerco, el salón, el cual se mantenía en el mismo desorden de ayer, aparecía con un gran numero de papeles sobre la mesa — Esto es de Junsu, ¿verdad? — pregunto Jaejoong al coger una de los papeles, el cual contenía la clara letra de Junsu. Yoochun asintió, y Jaejoong comenzó a leer un poco aquellas notas.

— Junsu dejo todas sus cosas aquí. Como esta algo enfadado conmigo, quizás ... lo mejor será que le lleves sus cosas tú, Jaejoong. Estoy cansado, y aquí esta incluso su bolsa. — añadió Yoochun, incorporándose un poco y enseñándole la bolsa de cuero negro que pertenecía a Junsu
— Bueno, dudo que las cosas puedan seguir así ... — Jaejoong ladeo la cabeza disgustado, sus grandes ojos se desviaron hasta encontrarse con aquella grabadora de color plateada que permanecía sobre la mesa —  ¡Ah! ¡Ah! ¿Esto es una grabadora? — pregunto incredulo mientras la agarraba  — Típico de Junsu -ah — empezó a reír
— Grabo su canción en ella, y la defendió mucho, así que quizás incluso se enfado por ello — dijo Yoochun para que Jaejoong soltara otra de sus alegres risotadas.
— Oh, es cierto — dijo, mientras apretaba el botón PLAY y empezaba a reproducirse aquella pequeña cinta  — Que bonito canta Junsu — exclamo Jaejoong al escuchar la voz de Junsu que salía de aquel pequeño aparato. Yoochun asintió, sumido también por aquella voz.
— Yo solamente me preocupo por Junsu — dijo de pronto
— ¿Desde cuando alardeas de preocuparte de él? — le pregunto Jaejoong, mientras seguía sonando la voz de Junsu de fondo.
— Pues desde ... Desde que siento que debo preocuparme más. — dijo titubeante, no podia decir lo que de verdad le preocupaba  — Quizás ello le haya molestado. Cuando devuelvas sus cosas, podrías disculparte de mi parte, yo no estoy de animo para ello — le explico suspirando.
Jaejoong asintió silenciosamente.

— Ah, ¿Porqué a parado esto de pronto? — pregunto Jaejoong, al percatarse que la voz de Junsu había cesado de pronto.
— Se habrá terminado la cinta, ... y él decía que esto era de lo mejor — dijo Yoochun con sarcasmo, logrando que Jaejoong volviera a reir
— No, no, aunque hay más no se escucha nada — dijo sorprendido a la vez en la que miraba como aquella cinta daba vueltas y vueltas dentro de la pequeña grabadora, la cual acerco a su oído.
— ¿Humh? — Yoochun hizo un pequeño ruido extrañado al ver que Jaejoong sonrojaba.
— ¡WAAAAH! — exclamo de pronto — Yoochun, creo que aquí se grabo vuestra discusión — empezo a reir descontroladamente.
Yoochun se acerco a él asustado, pero Jaejoong no paraba de apartarse mientras gritaba:  — ¡WOH! Dios mío, Yoochun, ¿esto es de ayer? — y de nuevo empezó a reírse mientras señala a Yoochun con su dedo acusador. Esa risa molesta y burlona que muchas veces hacia Jaejoong.
El rostro de Yoochun se puso tan pálido que sus gruesos labios y su cabello oscuro se hacían aun más notables en su rostro, el cual contrastaba mucho con el rostro rojizo de Jaejoong.

— Jaejoong ... — rogó mientras se acercaba, intentando alcanzarlo y así arrebatarle aquel maldito aparato
— ¿Vosotros ... qué habéis hecho? ... Eso ... ¿”eso” como una historia de los fans? ... — empezó a reír, aunque con sus grandes ojos sorprendidos. Yoochun agarro de pronto la bolsa de cuero de Junsu, y se acerco a Jaejoong aplastando aquella bolsa sobre su pecho
— ¡Jaejoong! — le grito  — Por favor, ¡lleva sus cosas a Junsu y ya! No mal interpretes las cosas, entre Junsu y yo no a pasado nada, absolutamente, ¿Cómo puedes creer tal tontería? — le dijo, tan seriamente que la risa burlona de Jaejoong desapareció de sus labios.
— Sí es extraño pero ... —  comento Jaejoong a la vez en la que le daba al botón de rebobinar, y así volver a reproducir lo que tan suavemente se escuchaba, esta vez, poniendo el aparato en la oreja de Yoochun.
Yoochun sonrojo de pronto, la suave y lejana voz de Junsu se escuchaba en aquel aparato, no sabia que ese aparato seguía grabando incluso cuando Junsu gimoteaba cuando le había tocado dulcemente su pecho. Inconsciente de que sólo aquel dulce tacto pudiera provocar tan dulce y delatora voz.
— ¡Dale sus cosas! —  grito Yoochun, cerrando los ojos avergonzado, al mismo tiempo en la que le volvía a aplastar la bolsa sobre el pecho — ¡No le digas nada más! Sólo dile que tendré la melodía de su canción tan rápido como pueda — le dijo, mientras Jaejoong al fin agarraba aquella bolsa de Junsu. No quería preguntar más cosas sobre ello, al ver que Yoochun estaba fuertemente molesto.

<<. ¿Y si Junsu no me quiere volver a ver? ... ¿Qué sentido tendrá que haya vuelto al pasado, si he empeorado nuestra relación y nuestra amistad? Sí ocurriera algo, no podría detenerlo, y seria mucho peor que antes ... .>>

3 comentarios:

  1. Jaejoong xDDDDDDDDD!! Que es pesadito *-* Me gusto <3 Espero lo sigas actualizando *-*

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/12/2013

    Ohhhhh... mas maas junsuuuu q pensara?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4/14/2013

    OMG! XD mi sweet Junsu casi fue comido por Yoochun Y-Y...de seguro debe estar confundido pero yo sé que quiere al ratón :D lo sé....lo sé *0* espero que lo continúes pronto

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD