My Destiny. Cap. 5

0 comentarios
Ya había pasado una semana después de que Yunho ayudo a Jae y el convivir con el ya no era tan incomodo como al principio. Una mañana, después que terminaron su desayuno fueron a cambiarse para salir, ya era el día de hacer compras.

Una vez ya en el supermercado comenzaron a caminar por los pasillos del mismo cogiendo lo que era necesario para la alacena y lo que no, mientras pasaban por el área de los alimentos fríos y Jae cojia un helado, se encontraron con una persona inesperada.

- Hyung! – Exclamo el joven.

- Oh… Changmin! – Dijo Yunho algo sorprendido.

- Hyung!, es extraño verte por aquí Jajajaja y mucho mas con un carrito de compras y todo una variedad de productos – Mofaba el joven de su amigo. – Oh Hyung hoy en la noche vamos a ir a una discoteca a festejar el cumpleaños de Siwon, iras verdad?... Oh! Jae! Hola como estas no te había visto – Sonrió el joven de una manera algo tonta por que se veía algo agitado. Jae solo formo un gesto con su cabeza.

- Hyung, iré a tu casa para ir juntos… a mas que mi auto esta en el taller… Adiós! Estaré ahí a las 8pm – Yunho no pudo negarse ante la invitación, una invitación que más le parecía una exigencia, regreso a ver al pelinegro en busca de una reacción a dicha invitación.

- Por… Por mi no te preocupes, yo saldré también, con Junsu y Yoochun así que estaré bien – Dijo Jae mientras con una sonrisa en su rostro.

Llegaron al departamento y Jae comenzó a ordenar todo lo que habían comprado, mientras Yunho se servía algo de agua.

- Bien a donde iras esta noche?... – Pregunto el moreno mientras bebía un sorbo de agua.

- No lo sé, Yoochun es el que nos lleva a bares ya que él conoce más de esto que nosotros… - Contesto el pelinegro mientras guardaba las cosas muy meticulosamente.

- Entiendo, bueno iré al despacho… - Yunho se retiro sin regresar a ver a la cocina.

Ya en su despacho, Yunho tomo asiento y poso su mano en su cara.

- Porque… Porque me siento tan ansioso de saber a dónde ira Jaejoong esta noche, agh~ porque siento esta intranquilidad… - Después tanto pensar de manera inconsitemente quedo dormido, tiempo después despertó y miro su reloj… - Agh! Es muy tarde tengo que tomar una ducha… Salió de su despacho hacia el baño, su ducha no demoro mucho y cambiarse menos, no tenía ganas de salir así que para que arreglarse más de lo normal.

Bajo las escaleras y vio a Jae en la sala, sentado viendo algo de televisión.

- No vas a salir?... – Pregunto Yunho desde las escalera.

- Oh!... Si solo estoy esperando que Yoochun venga por mí… - Dijo el pelinegro algo sorprendido

Sonó el timbre. – Hyung! Vamos! Llegaremos tarde apresúrate! – Dijo el joven entrando y jalando al moreno por la sala… - Nos vemos Jae! – Fue lo único que pudo pronunciar el mayor antes de cerrar la puerta tras él.

Changmin no soltaba su agarre del mayor y prácticamente lo fue jalando por todo el corredor hasta llegar al estacionamiento. Una vez que logro que el menor soltara su chaqueta pudo sacar las llaves de su auto, pero mientras abría la puerta vio a Yoochun junto a Junsu entrar por la puerta eléctrica agarrados de la mano. Esto sorprendió algo al moreno, él pensaba que ellos eran muy buenos amigos pero… pareja? Sacudió su cabeza y abrió la puerta de su auto.

Después de un momento salieron los tres muchachos a festejar esa noche.

Ya en la discoteca, Jaejoong puso al corriente de todo lo sucedido a sus amigos.

- Enserio aun no te acostumbras a su presencia! - Reía Junsu mientras bebía de su copa.

- Ujum… murmuro Jae mientras hacia un puchero.

- Sera por poco tiempo - exclama Yoochun – Ya estoy buscando un departamento donde puedas vivir.

Jae se sorprendió ante lo dicho por el pelinegro y lo miro directamente.

- Porque me miras así? Según veo tu vida en ese lugar no es del todo placentera no? O me equivoco? – Dijo con segundas intenciones Yoochun.

Jae solo bajo su mirada hacia su vaso y comenzó a jugar con él, Yoochun desvió la mirada y Junsu apoyo su mano sobre el hombro de Jae, lo miro y el menor lo sonrió. Una sonrisa de complicidad y de apoyo.

En esa misma discoteca, un poco más lejos de donde se encontraban los chicos, había otro grupito de amigos, los cuales hablaban muy animadamente entre ellos, sin quitar la vista de todas las chicas guapas que pasaban por su lado.

- Y la mujer del vestido rojo? Seguro que estaría dispuesta a pasar una noche con este humilde abogado – mofaba Siwon.

- Si claro, sobretodo humilde- Le dice Changmin – de seguro te ingonará. - Yo lo intentare?- Comenta el menor

- Wooo esto parece un reto! hahahaha – ríe Yunho

- No sé porque te ríes de nosotros Hyung – dice el menor algo molesto.

- Reconozcámoslo, últimamente no han hecho muchas conquistas.- concreta el moreno.

- Habló el señor gerente-abogado, cuando fue la última chica que visito tu departamento? - Burla Siwon.

- Woooo!- pronuncio sorprendido Changmin.

- Pues no puedo llevar a nadie a mi departamento por respeto a mi compañero – Concreta Yunho mientras toma un sorbo de su licor.

- No me digas que tu nuevo trabajo no ganas lo suficiente como para compartir gastos con un compañero de departamento - dice alucinado Siwon.

- No!, me basta y sobra, solo es para ayudarlo ya que la vida no lo ha tratado bien – murmura el moreno.

- El caritativo Jung Yunho!!, esa faceta de ti no la conocía - Se queja Siwon.

- Es un chico muy amable y paga su estancia cocinando para el – Concreta el menor ayudando a Yunho a salir de esta.

- Es un chico? Como lo conociste? Quien es? – Pregunta algo curioso Siwon.

- Es un joven de mi nuevo trabajo, y su amigo pidió mi ayuda y se la di nada más.

- Oh entiendo el chico es feo.- Dice Siwon mientras toma un sorbo de su trago

- No, no lo es.- niega Yunho. – Pero a qué viene si es atractivo o no? – Pregunto algo molesto.

- Mmm la verdad no mucho solo que para pasar un buen rato no hay q distinguir entre hombre o mujer - se ríe de nuevo Siwon.

Yunho miro con furia a su compañero, y un ambiente algo hostil y pesado comenzó a formase entre ellos.

- Tranquilo, no te enfades - intenta calmarlo Changmin.- Y el está en casa?

- No, Salió a beber con sus amigos – Dijo Yunho mientras se apoyaba en la pared.

- Estoy seco, me voy a por una cerveza- dice Siwon - les apetece algo? - le pregunta.

- No, gracias.

Yunho se sentía algo aburrido y abrumado con tanta luz y tanta bulla a mas que había mucha gente no se podía mover con libertad, apoyo su cabeza en la pared y cerró los ojos, comenzó a pensar en Jae y varias imágenes comenzaron a pasar por su mente, suspiro y bajo su cabeza abriendo los ojos. Al poco tiempo diviso una imagen muy conocida así que abrió más los ojos.

- Jaejoong?! – Exclamo

- Mmm? Hyung… Dijiste algo? – Pregunto el menor.

- Ah?, no nada Changmin olvídalo – Dijo el moreno calmándose un poco

*~No puede ser posible, que pasa conmigo? Estar alucinando con él? Agh~ debo calmarme*~ – Dijo Yunho en su mente.

Siwon fue directo a la barra a por su bebida, enseguida lo atendieron, puesto que era un cliente asiduo, cosa que molestó mucho al chico que estaba a su lado y que llevaba casi diez minutos esperando a que solo le preguntaran que deseaba.

- Perdona!- dice el joven molesto - dime el secreto para que te atiendan sin respetar la cola.

- Como dices?- Dice Siwon agachándose un poco para escuchar mejor.

- Yo estaba antes!- le grito - Espera tu turno!

Siwon se la quedó mirando. Era un chico más o menos alto, de piel blanca y cabello negro y esos labios rojos que destacaban entre el contraste del su piel. Ese chico le gustó.

- Perdón - dice en tono dulce - es solo que aquí me conocen, y ya sabe de antemano que es lo que quiero.

- Vaya - Dice el pelinegro - llevo diez minutos esperando – mientras formaba un puchero.

- Dime qué quieres y yo lo pido por ti.

- Una cerveza por favor - Siwon llamó a uno de los camareros y le sirvió enseguida un vaso.

- Gracias - dice el joven cogiendo la bebida - cuanto te debo?

- Con tu nombre me conformo.

- Jaejoong.

- Siwon.

- Ok, bueno tengo que ir donde mis amigos.

- Lástima, pero si tu o tus amigos necesitan algo, búscame. Estoy por esa zona - le señala - espero verte. - Sonrie

- Gracias - Jaejoong se fue bajo la atenta mirada de Siwon.

- Jae, donde estabas? - Pregunto Junsu preocupado por su tardanza.

- Estaba pidiendo – aclara Jae mientras mostraba su cerveza.

- Pidiendo? Seguro que si - Ríe Yoochun mirando directamente a Jae.

- Que!, No!, ese chico simplemente me ha ayudado. Ya que era totalmente ignorado.

- Pues es atractivo – Comento Junsu.

Yoochun miro con ojos asesinos a Junsu quien solo sonrió y puso una cara de inocente la cual conquistaba siempre su ser.

Entre risas y tragos la noche pasó rápidamente, y antes de que se dieran cuenta ya eran más de las cuatro de la madrugada.

Tras un gran esfuerzo y no solo suyo sino de amigos, Jae consiguió llegar al apartamento. Estaba todo oscuro, de manera que dedujo que Yunho estaría durmiendo o que aun no llegaba. Así que decidió ir al cuarto a confirmar cual de sus ideas era la correcta. Al llegar vio un bulto en la cama y como su mente no estaba del todo lucida por los tragos que se tomo y una idea traviesa cruzó por cabecita.

Todo lo silencioso que pudo, se encaminó hacia la cama de Yunho. Sin pensarlo más se lanzó de un salto y gritando.

- Yunho!!!!! Despierta Yunho! La noche es joven! - gritaba y saltaba sobre él.

- Pero que!- Gritó Yunho sobresaltado y encendió la luz, cuando aquel bulto se lo permitió debido a sus saltos.- Jae! Que haces aquí?- pregunta alarmado.- estas borracho?

- Solo un poquito- le dice con una sonrisa y haciendo un gesto tierno.

- Y te parece normal meterte en la cama de un chico a estas horas de la noche? Saltando como una loco! - Gritó una voz a sus espaldas. Y no era de hombre precisamente.

Jae giró lentamente y pudo ver, como había una mujer medio desnuda en la cama de Yunho. La borrachera le bajó de golpe.

- Lo… lo siento - Fue lo único que pudo decir. Bajo de la cama y desapareció tan rápido como llegó.

Yunho miró a su compañía.

- Lo siento, es mi compañero y este algo pasado de tragos.

- Para la próxima cierra la puerta con cerrojo. Está loco - Y se giró para intentar recobrar el sueño.

Yunho optó por levantarse y hablar con Jae. Lo busco por el salón y no lo vio, de manera que se fue a su cuarto.

- Jae, puedo pasar?- preguntó desde la puerta.

- Adelante.

- Se puede saber que ha significado esto?- Pregunta el moreno entrando a la habitación.

- Lo siento – dijo apenado – solo quería sorprenderte. Lamento haberte dañado la noche

- No has dañado nada porque estaba durmiendo.

- Durmiendo - repite con sarcasmo - seguro que lo necesitas, después de una noche agitada.

- Estas borracho, de manera que lo mejor será que descanses.

- Si, Puede que lo esté. Pero eso no quita lo gigoló que eres!

- Te prepararé una ducha, necesitas despejarte - dice él ignorando el comentario.

- No quiero! – grita - anda ve con tu chica que y déjame solo! – Jae se levanto de su cama y comienza a empujar al moreno para sacarlo de la habitación.

- Cálmate! - le ordena algo estresado.

- No! Sal de aquí! Eres odioso! Eres como todos! No pierdes ocasión verdad? - Le recrimina.

- De que estas hablando!- Grita ya desesperado Yunho y antes de que Jae pudiera contestar, un portazo fuerte se escucho. Su amiga debía haberse ido debido al escándalo armado.

- Vaya, lo siento. Tu “amiga” se ha ido, lastima, ahora no tendrás tus buenas noches.

- Se acabó. - Sentenció Yunho.

Jae no fue consciente de su movimiento, hasta que topó con el trasero de Yunho. Él lo había cargado en sus hombros, de manera no muy amable, y lo llevó al baño. Lo metió bajo la ducha y abrió el agua fría, haciendo que la respiración de él se agitara y se entrecortara a la vez por la impresión del agua fría sobre su cuerpo.

- Estas Loco! Que estás haciendo! Déjame!- Le gritaba mientras hacia un vago intento de salir de la ducha, pero Yunho se lo impedía.

- Estarás aquí hasta que se te quite la borrachera - Forcejearon un rato más, pero al final Jae se dio por vencido.

- Ya estas más calmado?- le pregunta todavía serio Yunho.

Jae solo se limitó a asentir. Aquello fue suficiente para él. Cerró el grifo del agua y lo cubrió con una toalla para secarlo.

- Eres como un niño pequeño - dice el moreno dulcemente mientras secaba su cabello.

El no puso ningún impedimento. Estaba cansado, tenía sueño, le dolía la cabeza, se sentía avergonzado. Y lo pero era que no tenía motivos de sentirse de aquella manera. Ellos no eran nada. Su relación era puramente profesional y encima él la había ayudado dandole un lugar donde quedarse. Y a él lo único que hizo es dejarse llevar por su borrachera.

Yunho le Quito la ropa mojada, dejándolo en ropa interior. Tuvo que sacar fuerza de donde no pudo para poder verlo con aquellas pequeñas prendas, pegadas a su cuerpo rebelándole una hermosa imagen de él. No se tenía que dejarse llevar, no de nuevo. Lo tapó con la toalla y la alzó en brazos, esta vez más suavemente y lo condujo a su dormitorio. Lo metió en la cama y él se tumbó a su lado.

Jae al ver que él se acostaba a su lado protesto - Hey?

- Duerme.- Le rogó él con una sonrisa - yo me quedo a tu lado, esta noche velaré tus sueños. - le dice posando un dulce beso sobre su cabeza y abrazándolo tiernamente - mañana hablaremos, pero ahora debes descansar.

El cansancio y el sueño Ganaron la batalla. De manera que no se resistió, se acurrucó sobre su pecho y se dejó llevar al sueño que él lo invitaba.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD