Lluvia de estrellas - Cap. 3

3 comentarios
-El festival cultural se acerca y como todos los años los profesores estarán a cargo de las actividades del auditorio ese día. Tendrán hasta una semana antes del festival para inscribir a su equipo, posteriormente se les dará la orden de presentación. Si no llegan a tiempo perderán su lugar y si queda tiempo podrán presentarlo al finalizar todas las demás ¿alguna pregunta? –inquirió el director.

-Yo tengo una –Yunho alzó la mano apenas por encima de su cabeza –Me parece perfecto eso de la inscripción y respetar el orden de las presentaciones pero… ¿de qué presentaciones está hablando, en qué consisten, cómo se arman los equipos?

Los demás profesores que presenciaban aquella junta comenzaron a cuchichear entre ellos. El director suspiró, había olvidado que Yunho era nuevo y no tenía conocimiento alguno del tema.

La profesora Han se adelantó haciéndose escuchar por encima de los cuchicheos de los demás profesores –Cada año se realiza un festival cultural en el que los profesores hacen muestra de sus enseñanzas artísticas por medio de sus alumnos, para esto necesitas armar un equipo con tus mejores alumnos o los que tú consideres que podrán hacerte quedar bien… –bromeó la profesora –y se presentan ese día con lo que hayan preparado para dejarnos a todos con la boca abierta.

-A ha… ¿y hay un premio para el que lo haya hecho mejor?

-Tu premio será la enorme satisfacción de vernos aplastados a todos, en cuestión de habilidades por supuesto.

-Así es –volvió a hablar el director dando por terminada la explicación –señor Jung le recomiendo que si quiere entrar en la actividad arme su equipo lo antes posible, la fecha se nos viene encima. Doy por terminada esta junta, regresen a sus labores. –Los profesores comenzaron a abandonar la sala –¡Esfuércense mucho, si no tienen nada listo a una semana del festival no se inscriban, no soportaremos otro recital de la tabla periódica. ¿Escuchó profesor Kim?!

-Y ¿te sientes apto para esto? –le preguntó la profesora Han a Yunho apenas salir de la sala de juntas.

-mmm… no parece complicado, creo que la satisfacción de aplastarlos podría ser mía.

La profesora Han rió con aire desafiante, siempre había sido una persona que le atraían los retos. En esa escuela nunca había mostrado sus aptitudes a un 100% y es que el hecho era que no había nadie contra quien competir, no al menos antes de la llegada de Jung Yunho.

-Ten cuidado, mejor no te confíes o el peso de la decepción podría asfixiarte.

-¿Me amenazas? –Yunho también había tomado las palabras de la profesora como un desafío y de algo sí estaba seguro en esos momentos: no tendría misericordia.

_________________________________________________

-¡A ver jóvenes! –Alzó Yunho la voz para hacerse escuchar por encima de los ánimos de sus estudiantes –Me informan de un festival cultural, quiero derrotar a los demás profesores, así que necesito un buen equipo ¿quién quiere participar?

No era de sorprender que varias manos se alzaran, Yunho había conseguido muchos seguidores en el poco tiempo que llevaba ejerciendo su cargo.

-¿pero qué vamos a hacer? –preguntó alguien. Yunho ya tenía algo planeado, debió iniciar por ahí, ahora vería cuantos de los que ya se habían apuntado continuarían participando.

-¿les gusta bailar? –Las expresiones de interés se acentuaron –estaba pensando que podríamos montar una coreografía de hip hop, tal vez metamos un poco de dubstep ¿qué les parece?

-¡yo quiero participar! ¡Yo le entro! ¡Hay que practicar mucho! ¡¿Podemos bailar una canción del grupo XY?! –Todos hablaban emocionados. Una gran cantidad del alumnado se unió a Yunho, en el pequeño grupo que rechazó la invitación se observaban nerds, tímidos, estudiantes que ya habían aceptado otra invitación, y entre ellos…Changmin.

Yunho no tenía la intención de rechazar a nadie, si no sabían bailar ya tendría que darles más práctica, al menos se le ocurrió eso cuando creyó que esa era la razón de que Changmin no se uniera a su grupo. Poco le sirvió pues su joven alumno dio media vuelta y tomando el balón de basket se alejó mientras lo botaba hasta llegar a la canasta, totalmente ajeno a su profesor.

_________________________________________________



-¿Por qué no entraste al equipo de sargento Yunho? –preguntó Yoon mientras caminaban rumbo a una librería al terminar las clases.

-¿Por qué lo haría?

-¿No viste la cara del profesor? Parecía decir “qué hago para que Changmin se venga conmigo” –se burló una vez más recibiendo un golpe en el hombro por parte de su amigo.

-Ya deja de jugar, es tu culpa que ahora me ponga nervioso cuando veo al profesor.

-¿Entonces sí te pones nervioso?~~~ acá entre nos juraría que a él también lo pones nervioso –sin dejar de reír se cubrió la cara con su brazo al ver venir un nuevo golpe de Changmin.

-Cuando quieres puedes ser realmente pesado –dijo refunfuñando el pequeño Min antes de empujar la puerta de la librería. Se detuvo antes de cerrarla tras de sí al ver a su amigo de pie sin la aparente decisión de seguirlo dentro. -¿no vas a entrar?

-Mmm… soy… alérgico a los nerds, no te ofendas, tú me caes bien y puedo lidiar contigo pero estar en medio de toda una sociedad pues…

Changmin rodó los ojos –largo~~~

-Te esperaré aquí afuera.

-Hay un parque infantil por allá, sólo le faltan payasos.

-Oh… ¡¿Hay columpios?!

Changmin ya no dio respuesta alguna, el sonido de los autos enmudeció al cerrarse la puerta. Le dio la espalda a Yoon y se adentró a la tienda. A veces se preguntaba cómo había podido soportar a ese chico todo este tiempo.

Se dirigió al área de literatura psicológica, amaba las novelas que lograran adentrarlo a un mundo lleno de misterio y acertijos. Mientras buscaba el libro adecuado la puerta de entrada se abrió como tantas veces había hecho ese día.

Changmin tomó un libro, leyó con calma la reseña, si gastaría el costo de un libro debía asegurarse de que le gustaría de principio a fin. Meditativo alzó la vista, a pocos metros de él una persona de aspecto familiar buscaba entre los discos de música.

Instintivamente se escondió detrás del libro que llevaba en la mano, ya suficiente era tener que soportar en la escuela la presencia de su profesor de deportes como para ahora tener que encontrarlo fuera de esta. Lo mejor sería pagar rápido e irse antes de que Yunho lo viera, pero aún no estaba seguro de comprar ese libro ¿y si encontraba uno mejor? “¡demonios!” expresó entre dientes, lo mejor sería fingir que no lo había visto y seguir buscando. Se puso de espaldas al profesor mientras tomaba un libro y otro y otro, de vez en cuando lanzaba una mirada rápida para asegurarse de que Yunho seguía ahí.

Finalmente se decidió a medias puesto que era poca la concentración que podía poner en su tarea. Ahora sólo debía ir a pagar y salir lo más rápido que pudiera de la librería. Un gruñido acompañado de un “nooo” brotó de la garganta del joven alumno cuando se percató de la enorme fila que precedía a la única caja de pago activa.

Ante sus limitadas opciones volvió a cubrirse con su libro mientras pasaba junto a Yunho, el cual apenas se enteraba de lo que sucedía a su alrededor. Changmin se colocó detrás de la última persona en la fila a la vez que rogaba por que alguien más lo hiciera detrás de él, cualquier persona que nunca, en toda su vida, hubiera visto antes. Suspiró aliviado cuando un señor de edad media se acercaba a él con un artículo en una mano y tomaba la mano de una niña con la otra. La pequeña vio un libro de cuentos y jalando a su papá lo hacía retroceder. Por otro lado Yunho comenzaba a moverse lentamente hacia la fila, su vista permanecía perdida en la contraparte del disco que pensaba adquirir.

Por un lado la niña seguía deteniendo a su padre, por el otro la distancia entre él y su profesor se acortaba más. Changmin no podía apartar la vista (escondido detrás de su libro) de aquellas acciones mientras maldecía no tener consigo un dulce o una muñeca con la cual sobornar a esa niña y plantarla justo detrás de él.

El hombre de edad media se resignó a atender la petición de su hija sumergiendo en un abismo de oscuridad y desesperación a Min… bueno, sólo un poco de decepción. Y como había calculado, Yunho a pocos segundos estaba ya detrás de él.

-¿Changmin? –El mencionado pudo escuchar la voz sorprendida de su profesor y no tuvo otra alternativa que salir de su indiscreto escondite para fingir que no se había percatado de su presencia.

-profesor… ho-hola –sonrió forzadamente

-no te había visto ¿vienes a comprar material escolar? –se asomó intentando leer el título del libro que llevaba su alumno.

-no… es… -le mostró la novela, de inmediato Yunho la tomó mostrando un gesto de asombro.

-wow… ¿te gusta éste tipo de libros, Changmin?

Asintió, gesto que Yunho apenas pudo apreciar de reojo pues comenzó a leer la reseña, minuto en el que Changmin se meneaba incómodo con sus manos entrelazadas a sus espaldas e intentaba a su vez conocer lo que Yunho llevaba, como un modo de distracción.

Yunho asintió al terminar su lectura –esto es muy… profundo –le entregó el libro a su alumno –¿lees terror psicológico muy seguido?

-No es terror, pero sí… es uno de los géneros que más me gustan –abrazó el libro ante la incómoda mirada de Yunho. Su vista se perdió en el disco que cargaba su profesor.

Ante esto Yunho reaccionó y rápidamente mostró con un dejo de vergüenza lo que llevaba –ah… estaba buscando buena música para la presentación del festival ¿qué opinas? –le extendió el disco.

-No sé mucho de “buena música” –dijo observando apenas el artículo.

Yunho infló las mejillas, el ambiente era incómodo hasta para él y la fila avanzaba lentamente.

-¿No… te gustaría aprender a bailar? Aún hay espacio en mi equipo.

Changmin sonrió con amargura –No puedo, dicúlpeme.

-No es tan difícil, sólo es cuestión de aprender la coreografía, con mucha práctica estarás del otro lado.

-No es eso, ya me comprometí con otro equipo.

La señorita de la caja llamó a Changmin puesto que su turno había llegado finalmente, el joven se disculpó con Yunho y le dio la espalda, poco después y ya terminada su compra se despidió con una inclinación. Maldijo mentalmente al mirar hacia la puerta de entrada y ver a través del cristal a su amigo con una sonrisa maliciosa. Sabía que lo había visto hablando con Yunho y si tenía suerte no lo despertaría a media noche para burlarse de él y la aparente atracción que había entre profesor y alumno.

_________________________________________________



Yunho colocó un espejo de cuerpo completo en la sala de su departamento, tuvo que mover los pocos muebles con los que contaba para hacer espacio y poder deslizarse con libertad. Se colocó un pantalón deportivo y una camiseta sin mangas, encendió el reproductor de música y se preparó para moverse al ritmo de Bad de Michael Jackson, un ritmo más bien propio, cuyos movimientos distaban un poco de los originales, siempre prefería bailar a su ritmo y para esto no había nada mejor que la música de su ídolo: Michael Jackson.

Podía pasar horas bailando, era su pasión, una muy distinta a la de leer literatura psicológica. Sonrió con satisfacción, ahora ya conocía el género literario que le gustaba a Changmin, conocer al menos un poco de él le complacía en gran medida.

-Habría sido interesante –dijo Yunho al elaborar un suave movimiento pélvico –tal vez en otra ocasión… Changmin.

3 comentarios:

  1. Adoro este fic, espere tanto para que actualizases este fic :D
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/09/2013

    SI ACTUALIZAR A LA BREVEDAD JAAJJA

    ResponderEliminar
  3. xochiquetzal3/12/2014

    Me va gustando mucho el fic.

    El escenario es fresco, el desenvolvimiento de la trama es suave, me agrada que las cosas vayan a un ritmo tranquilo y que el acercamiento de los personajes sea paulatino.
    Me intriga mucho la conexión del principio con el resto, ya me estoy haciendo teorías (mundos paralelos, reencarnaciones, etc, etc :P).
    Espero que pueda haber una actualización pronto... o al menos que haya continuación ^^ porque la historia va muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD