Sin alas que protejan: Cap 24

12 comentarios
-Solo hay un lugar más-

Jaejoong, casi por inercia, giró de nuevo y se hallo en un lugar diferente del que estaba antes. Comenzaba a parecerle normal.

Frente a él, una avenida completamente vacía y pudo deducir el por que, miró al cielo; gotas frías caían del grisáceo cielo que cada segundo tomaban más fuerza y velocidad, con ellas sonidos graves que hacían eco al retumbar.

El rubio se hallaba ahora empapado y tras volver la mirada al frente visualizó una pequeña presencia, un niño a decir verdad.

-¿Lo reconoces, Jaejoong?- Dijo Changmin.

Jae permanecía en silencio observando a aquel niño, caminó hasta aquel pequeño ser; tiritaba de frío por lo empapado que estaba, no traía consigo algo con que protegerse del tiempo, sus ropas visiblemente gastadas, sucias así como su cabello que se podía notar era rubio.

-Momentos que tengo muy presentes- Respondió serio a la pregunta anterior. -Esta fue la noche en que comenzó mi vida-

-¿Cuantos años tenías?-

-Cinco-

-¿Que hace un niño de cinco años, solo en la calle y con este tiempo?-

-...- Jaejoong sintió su garganta arder, apretaba sus dientes intentando aguantar lo que le parecía inevitable.

-Jae, no llegaste hasta aquí en vano, si quieres salir de esto tienes que... responder-

El rubio miró a la presencia, sonrió y agachó la cabeza.

-Aunque es, quizá, el mejor recuerdo que tengo en verdad es muy difícil hablar de él-

Lentamente, una cálida mano tomó la suya, en señal de apoyo. Jaejoong miró aquel acto un poco sorprendido y al mismo tiempo lleno de melancolía.

-No soy Changmin- Comenzó. -Pero puedo darte el mismo apoyo que hasta ahora él te ha dado, también quiero que despiertes, tu familia te necesita bien-

Los ojos de Jaejoong buscaron inmediatamente los del otro, quien le sonreía tiernamente. Observó hacía el cielo una vez más, pasó saliva y su mirada se volvió a posar sobre el niño presente en la escena.

-¿Que hace un niño de cinco años solo? Preguntas- Comenzó a hablar. -Este es su tercer día solo en la calle; está hambriento, tiene frío, está sucio y no...- Calló momentáneamente. -...no tiene a nadie-

-¿Y tus padres?-

-No lo sé. Jamás conocí a mi padre biológico, en cuento a mi madre, ella se fue con otro hombre y terminó por abandonarme-

-¿No tienes más familia?-

-Si la tengo no la conozco-

-¿Y como llegaste hasta donde estas ahora?-

-En un momento lo sabrás- Dijo.

De pronto un rayo calló muy cerca de ellos haciendo que el pequeño niño se asustara y saliera corriendo. Cruzó la callé pero no alcanzó a llegar a la otra acera cuando el frenar violento de un auto sonó.

Jaejoong caminó unos pasos hasta detenerse en un cierto punto, fue alcanzado por el ser con la apariencia de Changmin quien visualizó una escena más bien parecida a un “accidente”.

El chiquillo de cabellos rubios sostenía su brazo izquierdo.

-Awww...- Gemía, más no sabia si era por el insoportable dolor en su brazo o por el llanto que se hacía presente.

Del auto salio una figura masculina, no mayor a los 35 años, parecía preocupado.

-¡Dios mio!- Exclamó acercándose rápidamente al infante. -¿Te encuentras bien? ¿Te hice mucho daño?-

La víctima negó con la cabeza e intento levantarse pero volvió al suelo tras un episodio más de dolor.

-Cuidado- Le alcanzó a sostener. Volteó a todos los lados posibles y se percató que la callé estaba sola. Ni un alma -¿Estas solo?-

-...- El niño no dijo nada, solo asintió una vez con la cabeza.

-Ven, vamos- Le levantó con cuidado en sus brazos y lo metió en el coche. El hombre se metió igualmente en el auto recibiendo la mirada extrañada y hasta se podría decir que asustada del niño, este también le miró e intento calmarle. -No te preocupes- Dijo, dedicándole una sonrisa sincera. -No te voy hacer daño, solo te llevaré al hospital-

Esas palabras bastaron para que el pequeño sintiera algo de confianza, como cualquier niño solo quería dejar de sentir tal dolor.

El auto se puso en marcha y desapareció en la oscura tormenta.

-Y ahí comienza mi verdadera historia- Dijo Jaejoong. -Desde ese día, el señor Kim Sang y su esposa me quisieron como su hijo, me adoptaron y educaron. En fin quisieron hacer de mi alguien de bien-

-¿Alguien de bien?-

-Si, jeje-

-¿Piensas que no eres alguien de bien?-

-He probado la droga, el alcohol... en exceso... y lo peor es que lo he hecho a escondidas de mi padre-

-El es un buen hombre, Jae, y supo que había acabado su misión cuando...-

-...Cuando...- Repitió.

-Cuando hiciste todo lo posible por ayudar a Changmin, hasta que lo conseguiste- Hizo una corta pausa. -Jaejoong, tu padre es un hombre sabio, sabe más cosas de ti que tú mismo. Un ejemplo es ese; no quería que nadie te hiciera daño, así que investigo a fondo la vida del muchacho, a pesar de que tu le contabas como era él, aunque eso también ayudó un poco. Después de saber todo comprendió lo que hacías por él y entonces supo que había cumplido su parte-

-...-

-El hecho de tus excesos él también lo sabe y por alguna razón dejo que continuaras, aunque por un momento si sintió una gran decepción-

-Es el mejor ser humano del mundo, el mejor padre- Dijo calmado. -Quiero agradecerle por todo, quiero abrazarlo y decirle cuanto lo quiero. También quiero ver a mi familia, a Changmin-

-Pues ahora puedes hacerlo-

Jaejoong se giró lentamente hasta quedar frente al ser, sonrió.

-¿Que hay que hacer?-

-Despierta-

Jaejoong agachó la mirada y cerró sus ojos, respiró profundamente y volvió a levantar la mirada con los ojos nuevamente abiertos.

-Gracias- Sonrió. -Muchas gracias-

El ser le devolvió la sonrisa, momentos después repitió el mismo acto anterior, solo que esta vez al abrir los ojos se encontró con el iluminado techo color hueso de lo que parecía ser una habitación de hospital.

Sus ojos buscaron a alguien que le diera una razón y lo encontró.

-...¿P-Papá?- Le llamó.

El hombre volteó al instante. Sorprendido. Se acercó.

-Jae, hijo- Tomó su mano.

-¿Qué pasó?-

-Calma, llamaré a alguien para que te revise-

-¿Donde esta Changmin?-

-...Él esta bien- Dijo antes de salir. -Enseguida vuelvo-

El señor Sang avisó a los doctores sobre el estado actual de su hijo. Los hombres de blanco entraron y revisaron al muchacho.

-Estoy bien, estoy bien- Afirmaba débilmente.

-En efecto- Habló uno de los hombres. -No parece haber algún daño- Revisó sus ojos. -Los reflejos están intactos- Hizo una pausa. -Es como un milagro. Muchacho tienes muy buena suerte, no muchos regresan con bien de un coma-

Jaejoong escuchaba atento, la noticia le alegraba claro que le alegraba, pero en estos momentos solo tenía una cosa en mente.

-Pero necesitamos estar seguros, te tendremos en observación- Finalizó. -Con permiso, en unos minutos regreso-

-Doctor...-

-¿Si?- Respondió antes de salir.

-Changmin, ¿lo conoce? ¿él está aquí? ¿puedo verlo?-

-¿Changmin?- Revisó unas hojas que traía consigo con mucha paciencia y al poco tiempo se detuvo en una en especial. -¿Shim Changmin?- Preguntó de nuevo.

-Si, así es-

-Si, está aquí- Afirmó. -Pero no es mi paciente, él muchacho está a cargo de la doctora Lee Nanchung-

-¿Podría ir a verlo?- Rogó una vez más.

-No creo que sea conveniente, acabas de despertar y...-

-Doctor, por favor, se lo suplico- Interrumpió al hombre con un ruego más. -Necesito saber como está él-

-...- El hombre con la bata blanca lo miró, suspiró. Sabía de antemano que lo que estaba a punto de hacer era prácticamente una falta de su ética profesional pero tampoco su personalidad lo caracterizaba por tener un corazón de piedra. -Ok, pero no irás solo, le pediré a una de las enfermeras que te acompañe-

Una sonrisa se dibujo en su rostro al escuchar la autorización de aquel hombre, se incorporó con la ayuda de su padre quedando sentado sobre la cama.

-¿Cuanto tiempo estuve así?- Preguntó temeroso de la respuesta.

-Casi nueve meses-

Jaejoong miró a su padre, sorprendido.

-...Nueve meses- Dijo casi como un susurro. Frunció el ceño. -Me he perdido todo su embarazo-

-No te preocupes, hijo. Si, quizá te perdiste de lago muy importante- El señor Sang pasó uno de sus brazos por la espalda de su hijo en señal de apoyo. -Pero los disfrutaras ahora que acaban de nacer y tienes muchísimo tiempo para estar en sus momentos importantes, estar con ellos, verlos crecer y sobre todo quererlos mucho, amarlos-

Jaejoong volvió a sonreír, realmente pensaba que él era el único que veía el lado humano y sentimental de su padre.

Una amable señorita entró en la habitación anunciando su llegada.

-Buenos días- Saludo. -¿Ya está listo, joven?-

-Si-

La joven enfermera se acercó y puso a los pies del chico unas pantuflas, era casi como si estuviera en pijama con el uniforme de los pacientes de aquel hospital que consistía en una camisa de manga larga y pantalón tipo pants.

A Jaejoong le parecía como si estuviera caminando por primera vez, si algún efecto había ocurrido en el tiempo que estuvo en coma podría ser únicamente ese.

La enfermera los dirigió por los pasillos llenos de gente que iba y venía, gente esperando consulta y ser atendida, gente recibiendo malas y buenas noticias, gente esperando milagros y gente que los ve realizarse. Llegaron por fin a un elevador que los llevaría hacía su destino. Una vez en el piso indicado el corazón del rubio comenzó a latir ansioso, se detuvieron frente a una puerta pero antes de siquiera tocar el pomo...

-Kim Jaejoong- Sonó sorprendida una voz. -Has despertado-

El mencionado se topo con la simpática doctora.

-Bueno, Yo...-

-¿Vienes a ver Minnie, verdad?-

-Yo... Si-

La doctora le dedico una sonrisa.

-Solo espérame unos minutos el lo que lo revisó, ¿sí?-

-¿Esta bien? ¿Le paso algo?- Preguntó preocupado.

-No, no, no, él está perfecto solo debo examinarlo y en unos momentos más traerán a los bebes-

-¿De verdad?- Dijo aún más emocionado.

-Si, no demorare mucho- Dijo por último para luego desaparecer por la puerta.

Una vez dentro, la mujer observó como su paciente ya hacía sentado sobre la cama mirando el bello clima por la ventana, se le observaba en absoluta paz.

-¿Minnie?-

El mencionado giró despacio la cabeza y observó a la mujer, dedicándole una sonrisa.

-Doctora Nanchung- Dijo. -¿Ya me van a traer a mis hijos?- Fue lo primero que se le ocurrió preguntar.

-Si, en unos momentos más estarán contigo-

Después de la revisión al chico la doctora volvió a a hablar.

-Todo en orden, pequeño- Sonrió. -La encargada de traerte a tus bebes ya no debe de tardar- Dijo. -Mientras hay alguien que quiere verte- Dijo saliendo de la habitación e indicándole a ese alguien que pasara.

En cuanto sus miradas se cruzaron una ola de sentimientos los invadió a ambos, los dos deseaban verse por toda la eternidad, la mirada del más chico era la más sorprendida, estaba feliz, simplemente feliz de tenerle enfrente de él.

-J-j-jae- Apenas pudo pronunciar ya que su garganta y su pecho quemaban por las ganas de echarse a llorar.

-Minnie, mi... niño- Jae copiaba el estado en el que su novio se encontraba.

Se acercó hacia el mas chico y lo envolvió en un abrazo acercando su cabeza contra su pecho. Fue ahí donde con lágrimas se demostraron una vez más el amor que sentían uno por el otro.

Deshicieron el abrazo para observarse de nuevo, Jaejoong limpiaba los rastros de lágrimas de las mejillas de Changmin.

-Pensé que no te volvería a sentir así- Dijo Changmin. -Pensé que tu no volverías...- Calló para luego volver con las lágrimas.

-Ya, mi niño, estoy aquí y no me volveré a ir de tu lado-

El señor Sang observaba desde la puerta una muy tierna escena, sonreía, le recordaba a él mismo cuando era el joven enamorado que alguna vez fue.

-Buenos días- Dijo otra de las tantas enfermeras del lugar entrando a la habitación seguida de otra compañera que traían consigo un pequeño ser humano cada una envuelto en cobijas. Cada uno fue entregado a uno de sus padres quienes los sostuvieron con extremo cuidado.

-Es preciosa- Dijo Jaejoong al tener a su hija en sus brazos. Con sus dedos delineo el pequeño rostro de la niña que ya hacía dormida entre sus brazos.

Changmin, con más lágrimas en los ojos que antes, no dejaba de observar a su hijo y agradecer, agradecer por que ese momento estaba pasando.

Jaejoong le volteó a ver y comprendió lo que estaba pasando, supuso que ese momento era el que el menor esperó durante mucho tiempo y que no pudo obtener antes.

-Y ¿Has pensado en sus nombres?- Preguntó Jaejoong.

-¿Uh? Pues...-

En ese momento en el radio portátil de una de las recepcionistas comenzó a sonar una voz que anunciaba una nueva canción, la canción tenía por nombre “Melody” y era una balada con tonos ligeros y acústicos, la canción parecía agradable para la hija de ambos ya que en cuanto comenzó a sonar la pequeña abrió los ojos soltando un largo bostezo y mirando fija viendo a su padre.

-Hola- Se presentó. -Soy tu papá-

La pequeña balbuceaba despacio sin desviar su vista a otra cosa que no fuera el rubio.

-¿Qué te parece Melody?- Preguntó a Changmin.

-¿Melody?-

-Si, bueno, en cuanto la canción comenzó a sonar despertó- Dijo. -Prácticamente ella eligió su nombre-

Changmin sonrió.

-Me parece bien-

-¿Y este pequeño?- Se acercó el rubio hacia su hijo tocando su frágil cabecita.

-Estaba pensando que podría llamarse Jaejoong- Vaciló.

-Pues más bien se parece más a su papi, ¿que tal Changmin?-

-Mejor combínenlos- Apareció Yunho.

-¡Yunnie!- Expresó Jae.

-Vine a conocer a mis sobrinos y me encuentro con que has despertado- Dijo feliz.

-Si, dijeron que fue casi como un milagro-

Yunho pidió permiso y tomó con mucho cuidado al niño en sus brazos.

-Veo que tus papis no se ponen de acuerdo con tu nombre- Le dijo. -Por eso tío Yunho solucionará el problema-

-¿Desde cuando elijes el nombre de nuestros hijos?- Bromeó Jaejoong.

-Tranquilo, je- Respondió siguiendo con la broma. -Solo les ayudé a dar con una solución- Y se dirigió de nuevo al niño. -¿No es así, Jaemin?-

-¿Jaemin?- Preguntaron ambos.

-Si-

La pareja se volteó a ver y se dedicaron una sonrisa.

-Me agrada- Dijo Jae. -Entonces serán Jaemin y Melody-

-Kim Shim Jaemin y Kim Shim Melody- Completó Changmin.

-¿La niña se llamará Melody? ¿Como la canción?- Preguntó Yunho.

-Exactamente, tu también la has escuchado-

-De caminó hacía aquí, la pasaron por la radio-

Los tres chicos siguieron charlando toda la tarde y ninguno se dio cuenta cuando el señor Sang se retiró del lugar.

.................

No fue si no hasta entrada la noche cuando dieron de alta a Changmin, siendo avisado por la doctora que debía cuidarse mucho.

No muy convencido abandonó el lugar junto con sus hijos y con la resignación de no poder irse junto a Jaejoong ya que este necesitaba quedarse unos días más para estar seguros de que no hubiera ninguna complicación en su estado de salud.

Llegando a casa, en su habitación se encontró con dos hermosas cunas adornadas por telas cálidas y suaves. Yunho, quien venía con él sosteniendo a su sobrina depositó a la misma en una de las camas y Changmin, quien cargaba al niño hizo lo mismo en la otra cama que quedaba vacía.

Minutos después, Yunho se retiró a su propia habitación dejando avisado a Changmin de que si necesitaba algo no dudara en pedírselo.

Changmin observó a sus dos angelitos dormir tranquilamente, era ese sentimiento de no despegarse de ellos ya que si sentía que si lo hacía no los volvería a ver jamás.

Su celular timbrando le hizo tomar la decisión de dejar de observarlos por un momento.

Quien llamaba era Ryeowook, tomó la llamada.

-¿Bueno?-

-Hola, Changmin- Saludo con una voz algo apagada.

-Hola que tal, Ryeowook-

-Felicidades por tus bebes- Dijo, tratando de demostrar un poco de alegría.

-Muchas gracias-

-...-

-...- Changmin no le volvió a escuchar, presentía algo. -¿Pasa algo, Ryeowook? ¿Te sientes bien?-

-Changmin, necesito hablar contigo, es... es muy importante lo que te tengo que decir-

-¿Pasa algo?-

-Prefiero decírtelo en persona, Yo creo qu...- En ese momento la llamada se cortó bruscamente, casi como si hubiera sido a propósito.

Changmin despegó el teléfono de su oreja, extrañado, se quedó pensando y analizando por que Ryeowook cortaría la llamada así no más “a menos de que haya sido otra persona la que hizo eso” pensaba y no se dio ni cuenta cuando sus ojos se cerraron cayendo en un profundo sueño.

12 comentarios:

  1. wuuuaaa que lindooo!!!!!

    Me gusta el nombre de Melody y el del bebe pues tambien jeje.

    Espero que Ryewook este bien y pueda hablar con Min.

    No se porque presiento que Junsu va a hacer algo suuper malo, espero equivocarme.

    Gracias por el nuevo capo y al autor Figthing para que lo continues!!!

    ResponderEliminar
  2. Waaa conti esta muy pero muy bueno esperare con ancias la continuacion gracias por la historia por fin Jae desperto *.*

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por compartir, espero desesperadamente el otro cap, siempre haces un excelente trabajo ;____; gracias~

    ResponderEliminar
  4. eish todo iba tan bien pero creo que tanta felicidad en este fic no es normal x'D hermosos los nombres *-* finalmente Jae desperto para poner en su lugar a Junsu... espero no le pase nada a ryewook ¡Gracias por este capitulo! esperare el proximo con ansias khfjsdfjksdhf

    ResponderEliminar
  5. waaaaaaaaaaaaaaaaaaa que lindo ya me moria por la actulizacion de este fit aaaaaaaaaaaaaaaa no quiero que nada malo le sigua pasando a minnie

    wa que siga que siga

    ResponderEliminar
  6. Yeah ya estaba muriendo por esta actualizacion
    awwww me encanto :) por fin el papi jae conocio a sus hijos y sus nombres fueron unicos me encantaron:)

    ResponderEliminar
  7. Estaba esperando tanto este capitulo ,amo los nombres y que sean gemelos ;_;Ahora Jaejoong ya desperto para proteger a su familia . no demores mucho </3

    ResponderEliminar
  8. q genial!! xvr!! adsdsdasaddsasassssds wiiiiiiiiiiiii como siempre me encanto!!!! este fic es de lo mejorrrr . que ternura los nuevos papis con sus hijos~~~ Melody y Jaemin!!! (Y) enserio los nombres me supergustaron!!
    solo espero q ya no le hagan más daño a MIn ya sufrio bastante y a ese par de malos (JUnsu y esa xica) q no se salgan con la suya!! total JJ ya desperto y tiene q ponerlos en su sitio a los 2 en one!!!

    contiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!! xfaaaaaaaaaa no demores si??? si?????? xfis!!!! xfis!!!! xfis!!!! xfis!!!! :3

    ResponderEliminar
  9. Aigo!!!~

    Ya me siento realizada hahahahaha xD termine de leerlo ultimamente cuando abro la pagina se me traba completamente en fin : (, bueno volviendo al fico en general ah!!! por fin capo nuevo ojala haya muchos mas kekekekeke ^ o ^ y por fin desperto Jae o.O pero que sera lo que le quiere decir Rye ??? me dejo mas clavada que antes ¬ ¬ jajajajaja esperando proximo capo

    ResponderEliminar
  10. awwww por finnn hasta que lo leiiii jejeje esta super geniallll los babys de jae y min jeje aww me emociono muxo espero la conti muchass graxias por este capituloo *w*

    ResponderEliminar
  11. Hermoso capitulo„ que lindos ya desperto Jae y Min y los bebés estan bien.

    Ojala lo de Ryeowook no sea una trampa para quitarle sus bebés a Min.

    Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  12. Super mala onda que no pelaran al abuelito de los Bbs(¡.¡) ninguno dijo"Bebe este hombre noble y gentil es tu abuelito(>.<). No vayas Min. Dile a Yunho que alguien te llamó. Aaaaiishhh tengo miedoooo hahaha

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD