Soy tu mas grande fan, Jaejoong cap. 10

9 comentarios
- Su nombre era Park Jung hoon de 38 años de edad, nacido en busan y graduado de la universidad católica de esa misma ciudad, actualmente residía en Seúl en la casa de una tía, que probablemente mato o desapareció ya que no se encontró ningún rastro de ella.

Jaejoong se estremeció al escuchar las palabras que el juez le decía en uno de los corredores de la comisaria en donde tenían recluido al secuestrador y a sus dos cómplices también. Había pasado ya un mes y algunas semanas desde su secuestro.

- Lee seok Young y Yoon sun woo, de 36 y 31 años de edad respectivamente, eran ambos drogadictos, ninguno de los dos se graduó de la universidad y creemos que conocieron a park en el mismo vecindario en el que se encontraban.

Jaejoong suspiro profundo, cerró los ojos por un momento y volvió a darle frente al juez que lo informaba. Todo esto era muy difícil para él.

- Creemos que su obsesión hacia usted se formo cuando park recién se graduó de las universidad- hizo una pausa- el mismo confesó que no le gustaban los hombres antes pero cuando lo vio a usted quedo flechado, incluso dijo que esto del secuestro lo había planeado ya varias veces y que iba a sus shows con frecuencia.

Jaejoong volteo entonces hacia la ventana con persianas en donde estaba sentado aquel horrible tipo. Este mantenía la cabeza gacha y sus dos manos juntas apoyadas sobre la mesa. Casi que percatándose de unos ojos sobre el, volteo hacia jaejoong y sonrió, mostrándole una coqueta sonrisa y un atrevido guiño de ojo, jaejoong desvió la mirada. Tal parecía que el hombre no sentía remordimiento o vergüenza alguna de lo que había hecho, incluso no se sentía nada nervioso ni asustado de lo que el futuro le depararía en esa cárcel. Definitivamente, estaba loco.

Jaejoong se despidió del juez con una reverencia cuando ya sintió que le daba nauseas estar en aquel lugar. El juez hizo lo mismo no sin antes decirle a jaejoong- No se preocupe, tiene encima los cargos de secuestro, abuso sexual e intento de asesinato, así que estará encerrado aquí por un largo tiempo.

Jaejoong se calmo ante las palabras del juez y le devolvió una pequeña sonrisa para después salir del lugar.




_____________________________________



Estas semanas habían sido difíciles para jaejoong. Se sentía traumado y asustado por todo lo que había sucedido y por eso había tomado la decisión de darse un pequeño descanso de sus actividades tanto en grupo como en solitario. Un intento de casi violación no era fácil de superar.

Había estado asistiendo a terapia ya que con frecuencia se sentía deprimido, casi no dormía ni comía, lloraba en demasía y había desarrollado un sentimiento de paranoia cada vez que se quedaba solo. Por fortuna, sus miembros siempre estaban con él para ayudarlo en este duro proceso, pero eso no era suficiente, necesitaba a yunho más de lo que se podría haber imaginado y ese era otro problema. Yunho había estado hospitalizado alrededor de 3 semanas y en esas tres semanas los cuatro se habían turnado para ir a acompañarlo y ayudarlo en todo lo que necesitara en ese hospital. Luego la SM lo había alejado de ellos al enterarse de toda la cercana relación que habían mantenido esos días pero a pesar de eso, no perdieron contacto. Yunho y jaejoong habían comenzado una relación amorosa después de todo el incidente y ahora se sentían más cercanos de lo que hubieran estado en todos esos años, pero el problema era que con dificultad se podían ver a diario y jaejoong quería estar todos los minutos de su vida con yunho.

Jaejoong a veces se despertaba a mitad de la noche con ataques de pánico que solo yunho podía calmar, y entonces a yunho le tocaba ir a donde jaejoong y calmarlo entre sus brazos toda la noche hasta que lograra conciliar el sueño otra vez. Y aunque fuera tierno el acto esto a jaejoong no le gustaba, ya que forzaba a yunho a hacerlo y sabía que este aun estaba débil de los disparos que había recibido gracias a su culpa. Ese era otro tema que lo inquietaba.

Por otro lado, la relación entre junsu-yoochun y changmin avanzaba paulatinamente. Todavía no era el tipo de amistad que habían compartido unos años atrás, pero lentamente se iba reconstruyendo y ambas partes daban lo mejor de sí para que esa reconstrucción fuera exitosa. Casi todos los días se hablaban por celular o se veían en alguno de los apartamentos junto a sus otros dos hyungs, hablando, riendo y expresándose lo mucho que se habían extrañado. Y aunque la idea de reagrupación del grupo aun se veía muy lejana (por varios factores como la SM o las vidas que jyj ahora llevaban), no se descartaba y no era imposible de lograr. Algún día estarían los cinco en un escenario cantando y bailando como tiempos atrás…algún día.

Ninguno de los cinco había tocado el tema de la demanda ni de sus posteriores consecuencias, temían que eso los llevara a peleas innecesarias y que los distanciara…de nuevo. Aunque sabían que ese tema tarde o temprano tendrían que tratarlo.

Jaejoong llego a su departamento seguido por unos guardaespaldas que había contratado y se adentro a este, con los guardaespaldas escoltando cada lado la puerta de ingreso de su departamento.

Dejo sus llaves en una de las mesas y fue directo a recostarse en su cama. Ir a la comisaria lo había dejado con un gran dolor de cabeza, un dolor de cabeza que se había vuelto persistente durante las últimas semanas.

Llego a su habitación y su cara se ilumino al ver a yunho durmiendo con la boca totalmente abierta y una baba resbalando de esta, no era precisamente su momento más lucido pero a jaejoong le parecía que se veía totalmente adorable. A su lado jiji dormía enroscado completamente ajeno a los grandes ronquidos que exhalaban la boca de yunho. Jaejoong se acomodo junto a ellos, acariciando con sus dedos los cabellos de yunho.

- Despierta dormilón-susurro suavemente buscando la forma de despertar a su amor de la manera más dulce posible.

Yunho hizo unos gruñidos extraños y jaejoong sonrió. Luego abrió los ojos enfocando claramente la hermosa cara de jaejoong que lo veía con una mirada de adoración.

- ¿en dónde estabas?- dijo yunho mientras envolvía a jaejoong con ambos brazos y lo recostaba completamente sobre su pecho.

- En la comisaria- su semblante de repente se oscureció- quería saber cómo va el juicio, se está demorando mucho- se quejo.

- Jaejoong- dijo yunho cogiendo el rostro de jaejoong con sus manos, instigándole que lo mirara- ya sabes que no me gusta que vayas por allá, te pone mal y deprimido.

- Tengo que enfrentar mis temores yunho- dijo jaejoong volviendo a recostar su cabeza en el pecho de yunho- no quiero vivir por siempre asustado.

Yunho solo se limito a suspirar, de todas maneras no le gustaba que jaejoong fuera donde ese bastardo que lo rapto. Lo odiaba.

- ¿otra vez te escapaste?- pregunto jaejoong con una voz divertida, decidiendo dejar atrás todo lo del hombre y su secuestro.

- Si- respondió yunho- no fue fácil, tienen la mirada puesta en mí y en changmin, pero ya sabes que lo hago todo por ti- dijo en tono mimoso mientras acercaba sus labios a los de jaejoong para plantarle un pequeño beso.

Yunho sabía lo importante que era para jaejoong que él estuviera con el todo el tiempo. Sabía que el mayor lo había estado pasando realmente mal después del secuestro y que necesitaba de su compañía todo lo que fuera posible, pero yunho tampoco la había tenido fácil estos ya casi dos meses.

Su recuperación había sido exitosa, pero se había ganado más de un regaño por parte de su manager y de los directivos de la SM, por haberse escapado de su presentación y haber expuesto su vida de esa manera. Incluso, el mismo lee soo man lo cito a su oficina después de haber salido del hospital, para dictarle un sermón de casi una hora sobre la importancia del trabajo, la obligación y los deberes que un hombre debe cumplir.

Su come back se había pospuesto gracias al ataque que había recibido y eso era un evento que no tenía nada feliz a la SM, agregándole el hecho de que ahora sabían que changmin y él tenían de nuevo contacto con los miembros de jyj. La SM hacia todo lo posible por tratar de alejarlos de ellos, pero el homin decidió que nunca más dejarían que nada se interpusiera en su relación. Así que de vez en cuando se daban unas pequeñas escapaditas para poder estar con sus amigos y mas yunho, que se fugaba mas de lo debido para poder estar con su ahora novio jaejoong.

Ambos comenzaron a besarse con parsimonia, regalándose suaves gemidos en la boca del otro, explorando con sus manos el cuerpo de su amante. Repentinamente yunho hizo un gruñido de dolor por lo cual jaejoong se desprendió del beso asustado.

- ¿Aun te duele?- pregunto jaejoong temeroso, incorporándose del cuerpo de yunho y procediéndole a quitar la camisa para ver las heridas de bala.

- Si- respondió con honestidad- pero no te preocupes, estoy bien.

Jaejoong hizo una mueca no creyéndole del todo a yunho. Lo despojo de su camisa y ahí estaban. Esas horrorosas marcas por las cuales tampoco podía dormir. Paso delicadamente sus dedos sobre las marcas, delineándolas lentamente.

- Lo siento- se disculpo de nuevo. Sentía que por enésima vez en estas últimas semanas lloraría, estaba tan harto de ello.

- Te has disculpado como mil veces- dijo yunho con una sonrisa tomando las manos de jaejoong y entrelazándolas con las suyas- yo ya te he perdonado mil veces.

Jaejoong le devolvió la sonrisa para tranquilizar a yunho pero el sentimiento de culpa no lo abandonaba. Simplemente no podía sentirse tranquilo y actuar como si no hubiera pasado nada después de que hubiera prácticamente traicionado a yunho. Yunho se dio cuenta de eso y volvió a tratar de hablar del asunto con su pareja, deseando que esta vez jaejoong dejara de sentirse tan mal y tan culpable por lo que había sucedido.

- Jae…- lo llamo en voz baja- yo no estoy enojado, ya te lo dije y te lo volveré a repetir, te amo y sé que tu también me amas y que estas arrepentido por todo lo que paso. No dejemos que esto afecte nuestra relación- finalizo dándole un pequeño beso en su frente.

Jaejoong volvió a sonreír. Yunho era tan bondadoso y noble, era una de las cualidades que mas amaba de él y que a su vez también envidiaba, a veces deseaba ser como yunho.

Estaban a punto de besarse otra vez pero los maullidos de jiji los detuvieron de hacerlo. Yunho dejo de un lado a jaejoong para subir al gato a su pecho queriéndolo mimar haciendo que jaejoong cruzara sus brazos y se recostara en la parte de abajo de la cama. Jaejoong bufo molesto mientras veía a yunho consentir al hermoso gato que se retorcía satisfecho por las atenciones del menor. A jae no le gustaba sentirse ignorado por yunho, tampoco podía creer que tuviera celos de su propio gato. Maldición.

- Yunho…- lo llamo pero yunho ni se inmuto. Seguía concentrado en la tarea de acariciar a jiji- Miau~- ronroneo jaejoong con la esperanza de que con esto yunho volteara a verlo. Yunho le dirigió una rápida mirada y jaejoong sonrió, formulando así una idea en su cabeza.

Empezó entonces a imitar los movimientos de jiji, poniéndose de piernas arriba y retorciéndose sobre la acolchonada cama, mirando a yunho con ojos suplicantes y a la vez coquetos. Yunho observo a jaejoong, fascinado con el espectáculo que le mostraban sus ojos, poniendo cada vez menos atención al gato en su pecho.

- ~Miau~Miau~Miau~Miau~Miau~- gemía jaejoong moviendo sus piernas y brazos lentamente tal como lo hacía su gato. Luego se volteo, colocándose en cuatro dirigiéndose hacia yunho de la manera en la que un felino se dirige a su presa. Su manera de seducir era tan efectiva que yunho dejo al gato en el piso prestando total atención a lo que hacía su amante, colocando ambos brazos detrás de su cabeza, dispuesto a disfrutar el show.

Jaejoong llego hasta yunho y se monto sobre este, no dejando los movimientos felinos ni tampoco los sensuales maullidos, tratando de menear su trasero sobre el miembro de yunho para así lograr despertarlo. Jaejoong saco su lengua y la paso sobre los labios de yunho, lamiendo esos sexys labios tal como lo haría un gato.

- ¿Mi inquieto gatito desea algo?- pregunto yunho siguiéndole el juego a jaejoong.

Jaejoong no respondió y en cambio siguió maullando, repartiendo pequeñas lamidas por toda la mandíbula y el cuello de yunho. Este gemía placenteramente mientras colocaba ambas manos sobre el trasero de jaejoong, acariciándole y estrujándole con las mismas.

- Tu gatito quiere su leche- jaejoong finalmente dijo. Sabía que ese comentario había sonado totalmente sucio pero las circunstancias en las que se encontraban le daban el pie para decir tales cosas. La vergüenza había quedado en algún punto de esa habitación.


- ¿A si?- pregunto yunho haciendo que su frente se arrugara gracias a su expresión de curiosidad- está bien, mi minino, juguemos a los gatitos- dijo y coloco a jaejoong debajo suyo comenzando a complacer a ese hermoso gatito.

______________________________________



El clima era perfecto y el día también. Los cinco habían acordado irse un fin de semana de campamento para poder celebrar que el juzgado había dado su veredicto y había enviado al secuestrador y sus cómplices directo a la cárcel quien sabe por cuánto tiempo. No podían dejar de sentirse tan felices y aliviados al mismo tiempo.

Por fortuna, ambas partes tenían un tiempo libre exactamente ese fin de semana y lo iban a aprovechar organizando una salida para que los cinco pudieran compartir todos los recuerdos y anécdotas que tenían.

Hace mucho tiempo que no habían hecho eso y realmente lo extrañaban. Joder, sí que lo extrañaban.

Esa mañana se habían despertado temprano y acordado verse en el condominio de jaejoong y junsu, con cuidado de que nadie los viera reunirse. Los medios y las fans ya estaban empezando a sospechar que los chicos mantenían contacto y aunque ninguno de los dos sabía acerca del secuestro y el fan loco, ya estaban a comenzando a indagar más. Por eso debían tener cuidado. Para sumarle, la SM tampoco tenía idea sobre la pequeña escapadita que iban a tener ese fin de semana.

Finalmente llegaron y dispuestos a disfrutar de la naturaleza y su mutua compañía, se instalaron en un lugar del bosque no muy lejos de la carretera. Y aunque las cosas se las hubieran imaginado de otro modo, no estaban saliendo exactamente como querían.

Yoochun y junsu se encontraban tratando de construir la tienda de campaña para pasar la noche, pero desafortunadamente ninguno de los dos se ponía de acuerdo como armar esa bendita tienda, llevándolos así a una discusión acerca de quién tenía la razón y quién no. A su lado se encontraba un perezoso changmin, quien completamente ajeno a la discusión de sus hyungs, indagaba en la canasta de comida para ver que se podía tragar antes de tiempo. Los únicos que parecían estar disfrutando totalmente del paseo eran yunho y jaejoong quienes se encontraban en un tronco mirando hacia el pasaje sumergidos completamente en sus pensamientos.

- ¡Hey!- les grito changmin desde su lugar con algo que parecía ser un pan en su boca- ustedes tortolitos ¡Vengan a ayudar en vez de estar ahí besuqueándose!

- ¡pero si tú no estás haciendo nada!- le grito a changmin un indignado junsu quien sostenía un palo de metal en su mano.

Changmin abrió la boca para protestar pero luego la cerró. Tenía razón, sería muy descarado al decir que él estaba ayudando si ni siquiera lo estaba haciendo.

- En vez de estar acabando con toda nuestra comida, ven a ayudar a levantar esta jodida tienda- le recrimino yoochun. Parecía que estaba un poco estresado.

Changmin se levanto de mala gana y fue a auxiliar a sus mayores, pero tal parece ser que no fue de mucha ayuda, porque los tres terminaron peleando acerca de cómo era que se armaba esa tienda. Desde su lugar, jaejoong y yunho los miraban de manera divertida, tal parecía ser que nada hacía que estuvieran de mal humor. Absolutamente nada. Su amor les ayudaba a estar siempre felices y de un ánimo increíble.

Yunho finalmente se incorporo de su sitio, decidiendo que ya era suficiente y fue directo hacia sus dongsaengs, revisando cual era el problema y preguntando en que los podía ayudar. Ellos le alcanzaron el manual de instrucciones, lo miro por un momento y en un parpadear de ojos alzo la tienda de campaña con todo y decoraciones. Los tres menores se quedaron estupefactos viendo como yunho en tan poco tiempo había logrado lo que ellos en poco más de una hora no habían podido lograr. Luego se acordaron de que era yunho del que estaban hablando. El mayor siempre había sido totalmente sorprendente, a cualquier dificultad le hallaba solución, siempre conseguía todo lo que se proponía, podía hacer casi que cualquier cosa... por algo era el líder, bueno, ahora solo el líder de uno.

Yunho termino de hacer la tienda de campaña y miro a sus dongsaengs con una mira triunfante en sus ojos, como si les recalcara el hecho de que ellos tres no lo habían conseguido y el sí. Jaejoong orgulloso, camino hasta su hombre, enrosco ambos brazos detrás de su cuello y lo beso en los labios en presencia de sus miembros, dando a entender que era como si ese beso fuera el premio para yunho por haber construido la tienda en tan poco tiempo.

- ¡Oigan!- protestaron los tres al unisonó- esto es una salida de los cinco como amigos, no la luna de miel de ustedes- dijo junsu viendo como sus hyungs no se despegaban de los labios del otro.

Jaejoong entonces se despego de la boca de yunho emitiendo un sonido parecido al de un chasquido. Miro con ojos grandes a sus dongsaengs y avergonzado se alejo de yunho, concediéndoles la razón esta vez a los menores. Los tres se quedaron viéndolos con una mirada de desaprobación.

- Hey venimos aquí para pasarla bien- dijo yunho al ver que el ambiente se tensaba.

- Tiene razón- coincidió yoochun- no contamos con mucho tiempo para vernos y esta es de las pocas veces que podemos estar todos juntos.

Los cinco asintieron en acuerdo sintiendo profundamente las palabras de yoochun.

- Bueno…- dijo jaejoong después de un tiempo paseándose lentamente cerca del canasto de comida- ya que estamos en algo así como una reconciliación…tal vez debemos festejarlo con un poco de comida…claro si pueden atraparme- dicho esto agarro el canasto con una mano y salió corriendo a toda velocidad a través de los arboles.

Los chicos captaron de inmediato el mensaje y fueron corriendo detrás de jaejoong tratando de quitarle la comida. Entre risas y gritos, changmin logro alcanzar a jaejoong, abalanzándosele encima y luchando contra él para que le entregara su tan preciada comida. Luego se echaron junsu, yoochun y de ultimas yunho, todos tratando de conseguir el canasto, riéndose y revolcándose como locos en el suelo.


Se veían como un grupo de adolescentes malcriados pero no les importaba ya que todos se sentían como en los viejos tiempos, los buenos viejos tiempos.

____________________________________________



La noche ya había caído y todos se encontraban durmiendo en esa tienda de campaña…menos una persona. Jaejoong se encontraba sentado frente a la fogata que habían hecho, con sus piernas recogidas contra su pecho, mirando la fogata detenidamente. Estaba tan sumido en sus pensamientos que no noto cuando yunho se sentó a su lado observándolo fijamente.

- ¿Qué pasa?- pregunto suavemente yunho haciendo que jaejoong brincara de sorpresa en su puesto.

- Yunho me asustaste.

- ¿Qué pasa?- volvió a preguntar.

Jaejoong enfoco su mirada en la fogata- nada…estaba pensando- contesto.

- ¿Y se puede saber en qué?- pregunto yunho mientras colocaba su brazo en la espalda de jaejoong.

- Nada….solo que….me pregunto….que si ese fan loco no me hubiera secuestrado, jamás nos hubiésemos reconciliado… y probablemente no estaríamos todos juntos en este lugar- su voz contaba con un matiz de tristeza.

Yunho se quedo sin habla sin saber bien lo que debía decir, viendo como su pareja continuaba expresando todo lo que sentía.

- Es horrible si lo piensas, que la única manera en la que pudimos volver a hablarnos fuera que sucediera una cosa tan espantosa y bizarra como esa- prosiguió jaejoong.

Yunho volvió a quedarse en silencio, analizando las palabras de jaejoong y analizando el mismo sus propios pensamientos antes de mencionar algo.

- Las personas que se aman no pueden estar separadas- finalmente declaro mirando hacia al frente, con una pose firme y segura. Jaejoong volteo a verlo ansioso por lo que yunho diría después- y aunque no estuviésemos los cinco en este lugar, estoy seguro que en el futuro nos hubiéramos reencontrado, ya que, las personas que se aman no pueden estar separadas- repitió esta vez mirando hacia jaejoong quien le devolvía una sonrisa alentadora.

Jaejoong pensó las palabras de yunho y luego dejo escapar una pequeña risita reflexionando que yunho siempre tenía las palabras perfectas para cualquier ocasión.

- Y espero que jamás tengamos que pasar por una cosa como esta de nuevo- yunho menciono- que no tengamos que lidiar con otro fan obsesivo que quiera secuestrar a cualquiera de nosotros.

Jaejoong bajo la mirada evocando de nuevo todos esos dolorosos recuerdos, recuerdos que no quería mantener en su cabeza. Yunho se percato como el semblante del mayor había cambiado y con una de sus manos agarro la quijada de jaejoong obligándole a mirarle.

- Pero sabes mi amor- dijo- del único admirador del cual te deberías preocupar que te rapte soy yo- hizo una pausa- ya que…yo soy tu mas grande fan jaejoong.



~Fin~

9 comentarios:

  1. Anónimo4/04/2013

    wow, me encantó este fic... estuvo genial.
    gracias a la autora.

    ResponderEliminar
  2. Kyaaaaaaaa!!

    Me encanto!!! De principio a Fin!!!! ^^

    Gracias por esta historia, en verdad que la disfrute

    ResponderEliminar
  3. es verdad el mejor fan que puede tener jae es yunho y vicerversa, estuvo muy bonito.

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos soy la autora del fic. Bueno como dije en amor yaoi que fue la pagina donde primero publique este fic, este es mi primer fanfic, me hubiera gustado hacerlo un poco más profundo acerca del tema de la demanda y jyj/tvxq pero no tenia en mente hacerlo muy largo así que no ahonde demasiado en el tema, aunque sinceramente me hubiera gustado más. Aun así gracias a todos por leer y a lalatvxq por publicar me,de todo corazón. :) gracias

    ResponderEliminar
  5. Aigo!~

    Estuvo tan genial el fico ^ ^ me encanto el final : ), y mas las palabras de Yunho : 3 ah! y luego la pelea de Junsu,Yoochun y luego Changmin a mi en lo personal me hubiese gustado que fuese mas largo es genial esperamos otras publicaciones en el futuro ; ) eres buena con el tiempo llegaras a ser una excelente escritora

    ResponderEliminar
  6. Lindo, me encanto el final todos juntos, gracias por compartir el fic bye

    ResponderEliminar
  7. Ame el final!! Sobre todo al saber que Yunho es el más gafe fan de Jaeee :3 muy bonita historia! Me encanto! Gracias por compartir :D

    ResponderEliminar
  8. Anónimo9/14/2014

    Me encanto por completo, gracias por compartirlo de verdad que escribes genial :D

    ResponderEliminar
  9. Realmente me encanto, me fascino demasiado, de principio a fin llevas muy bien la historia, esta entre mis preferidas (tengo pocas eh).....xfavor sigue así, espero tus proximas historias ahora q estamos en el 2014, escribiste algo mas?? ...confio si xq tienes mucho talento, gracias y cuídate

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD