Entre hermanos - Cap. 1

2 comentarios
-Yunho creo que deberíamos hablar con mi padres – Jae estaba recargando la cabeza en el pecho de Yunho, mientras este acaricia su cabello.

-¿sobre qué? – sabia a lo que se refería, ya habían hablado muchas veces de lo mismo pero parecía que Jae con cada platicaba deseaba convencerlo un poco más, de algo que él ya tenía decidido.

-sabes sobre que – le preocupaba que no quisiera hacerlo porque no lo amara lo suficiente, sabía que ya lo tenía aburrido con lo mismo, pero solo quería salir de dudas como cuando miras una película y vuelves a repetir la parte que más te gusto o a la que no entendiste o no miraste bien.

-sí, lo sé pero sé que cuando se los digamos no querrán casar de inmediato y… - no lo dejo terminar su frase, Jae entonces levanto la cabeza para poder mirarlo y salir de dudas.

-y no me amas cierto ¿cierto? – volvió a recargarse sabia la respuesta siempre era la misma, aun así el miedo no lo dejaba.

-cómo puedes dudar de mi amor, es en el matrimonio en el que no creo – y decía la verdad, incluso podía decirse que sería capaz de dejar a su familia por él, lo amaba más que a nada en el mundo de eso no dudaba, solo dudaba de que en cuanto se casaran Jae viera los errores que como cualquier ser humano tenia pero él siempre le decía que era perfecto, vivir juntos todo el tiempo significaba conocer todas las manías que tuvieran, era tumor estúpido pero era n que no lo abandonaba.

-si te casas con alguien a quien amas no deberías dudar – eso era cierto, Jae solo quería que le dijera que no lo amaba tal vez así podría dejarlo de una vez y seguir con su vida, pero Yunho aseguraba amarlo y por tonto que pareciera a él le bastaba.

-no dudo de ti, dudo de mí, sabes que nunca he sido responsable a pesar de que soy el hermano mayor Min siempre ha sido el hermano mayor a pesar de ser más chico – nunca le habían gustado las responsabilidades, no era que fuera irresponsable solo que el quería ser doctor su padres no lo permitían y como de rebeldía él no se hacía cargo de los deberes que como el hijo mayor tenia, Changmin su hermano dos años menor había tomado ese cargo a penas entro a la preparatoria, era demasiado inteligente así que se había saltado unos años.

-me he dado cuenta, entonces seguiremos siendo a los ojos de los demás solo mejores amigos con derecho – esto era una afirmación el preguntar había muerto con el paso de los años, se conocían desde muy pequeños pero apenas hace tres años cuando borrachos se dieron cuenta de la atracción sexual que los dos sentían por el otro, después fue que reconocieron que eso solo fue porque estaban perdidamente enamorados.

-solo mejores amigos, amigos con derecho de amarse – porque a pesar de que Yunho no quiera que se supiera la realidad de su relación celaba a muerte a Jae, siempre había sido celoso, y con él a veces sin darse cuenta superaba la posesividad.

-pero te advierto algo Yunho en el momento en que me seas infiel te olvidas de mi – él era diferente, no era celoso no estaba en su naturaleza, siempre había sido demasiado amoroso y por lo consiguiente no sentía inseguridades sabía que era suyo, y amaba que fuera posesivo.

-nunca lo haría te amo demasiado, además sabes que no puedo estar con alguien a quien no ame – si eso se lo había dicho apenas habían cumplido los catorce a Yunho se le ofreció una compañera pero aunque hubo mucho toqueteo que prendería a cualquiera con el no funciono, lo mismo paso cuando se le ofreció un chico, las habladurías empezaron sobre si él era impotente, lo cual llevo a que este se fuera a una noche de parranda llevándose a su inseparable amigo, ahí fue donde descubrieron el sexo por primera vez, donde Yunho no quiso soltar nunca más a Jae.

-si lo se, ambos tuvimos nuestra primera vez juntos pero eso no quita que alguien más quiera seducirte – no era muy bueno mostrando celos que no sentía, lo amaba más que a nada en el mundo, pero lo celos no eran su fuerte.

-te conté antes de que me enamorara de ti, que incluso me decían impotente – sonrió, se lo había contado y Jae había fingido estar sorprendido, pero unos de sus compañeros una que siempre lo acosaba para que se acostara con él se lo dijo, no le importaba tener que pelearse con nadie, tampoco sabía cómo hacerlo, lo único que le importo fue estar con él en ese momento, si le decían impotente, él lo sería también - estuve en la cama con muchos pero con ninguno pude tener sexo, cuando íbamos en la preparatoria, pero contigo fue diferente, fue como si mi cuerpo hubiera encontrado su mitad, pero aun así no quiero casarme todavía.

-sabes por eso te amo más, porque solo eres mío – ambos se pertenecían, sus cuerpos jamás había sido tocados por nadie más, no tan íntimamente física y sentimentalmente.

-oye, tú también eres solo mío, ¿Por qué jamás estarás con nadie más? – Jae sonrió ante tal pregunta estaba claro que nunca haría algo como eso.

-por supuesto que no, ni si quiera lo pienses – sintió un escalofrió solo de pensar que alguien podría estar dentro de él, eso no, era impensable - si lo hiciera tendrían que obligarme porque mi cuerpo solo te recibirá a ti, solo a ti Yunho – y este sonrió victorioso, lo que decía lo creía Jae solo le pertenecía.

-debemos vestirnos e ir a la cena tus padres y los míos estarán enojados por lo tarde que ya es – habían estado en la recamara de Jae, desde la tarde, sus padres habían salido desde temprano a la casa de Yunho, permitiéndoles demostrar su amor sin miedo a ser descubiertos. Se levantaron y tomaron una ducha juntos que fue difícil porque si no lograban controlarse terminarían haciendo el amor de nuevo y eso significaría no ir a la cena, dando como resultado molestia por parte de ambas familias.

-vez se enojan porque llegamos tarde, pero si supieran porque somos tan apegados seguro hasta nos dejarían solos más tiempo, seguro si yo resultara embarazado de ti nos felicitarían y nos casarían en dos segundos – ya habían salido de la ducha y estaban vistiéndose.

-si eso sí que es suerte – dijo sarcástico, aunque Jae se sentía incómodo por el poco valor que le daba a unirse con él en el matrimonio no dijo nada - pero que te parece si en lugar de casarnos hacemos un viaje faltan dos meses para salir de vacaciones podemos ir a donde quieras – eso lo hizo sonreír.

-¿solo tú y yo? – pregunto mirándolo con ilusión demasiado evidente a su novio secreto.

-si – él amaba ver la carita de felicidad que ponía cada que le daba sorpresas de ese tipo, estar solos sin ocultarse era lo que amaba Jae.

-entonces a donde elijas estará bien, yo te seguiré a donde sea – lo abrazo emocionado, y el correspondió e abrazo.

-aunque pienso que min terminara siguiéndonos – eso era seguro min siempre que estaba Jae cerca de él parecía que tenía un imán no soltaba e incluso se molestaba que pasara tanto tiempo a solas con él, estaba seguro de que Min desearía que je fuera su hermano, más que él, pero no lo culpara Jae sabia como ganarse el corazón de las personas, lo había logrado con su hermano que no mostraba emoción alguna a son ser que se tratara de Jae, eso le incomodo en un principio pero su novio lo veía como un hermanito, estaba seguro que para su hermano era igual - creo que te quiere más a ti que a mi

-es porque yo no tengo hermanos, y él es como mi hermanito lo quiero mucho además que dentro de no mucho espero… - lo señalo de una forma acusadora - seremos hermanos reales y entonces poder presumirlo y celarlo no me gustaría que se quedara con cualquiera mi futuro hermanito debe tener la misma suerte que yo.

-dirás la mía – sonrieron ambos, empezaron a dejar la casa, para dirigirse al auto lujoso de Yunho.

-si como sea con que sea feliz como nosotros – ya dentro del coche y camino a casa de Yunho, tomados de la mano, Jae recibiendo besos en el dorso de su mano.

-me ha dicho que está enamorado – dijo de repente, Jae lo miro sorprendido.

-¿en serio? – Dudo - No creo el es muy difícil de conquistar y para que ame a alguien creo que debería conocerlo de hace mucho ahora que lo pienso ¿quién podría ser? – puso pose de estar tratando de hacer memoria tal vez el conocía al susodicho.

-pienso que es tu primo Junsu – de repente solo Yunho.

-¿qué dices? Junsu al parecer está siendo cortejado por un chico llamado Yoochun así que no creo, él no es de jugar con las personas – frunció el ceño - lo quiero también como mi hermano pero si estuviera jugando con Changmin va a tener que oírme – Yunho sonrió.

-pues he notado que últimamente se secretean mucho y que se han vuelto muy cómplices

-no lo he notado pero puede ser, son tan similares ambos son tan niños aunque Min siempre quiera actuar muy maduro.

-tienes toda la boca llena de razón, llegamos – dijo estacionando el coche frente a su casa.

-vamos – salieron, no sin antes volver a su pose de mejores amigos, Yunho lo miro y señalo entonces el cuello de Jae – ay no puede ser, ¿tengo un chupetón? – Yunho asintió.

-lo siento

-no te preocupes con un poco de maquillaje se arregla – rebusco entre sus cosas – no traje mi espejo, tendrás que decirme – y así Yunho le indico donde debía cubrirse que fue casi todo su cuello, a él le gustaba marcarlo, para que nadie se acercara a él, porque ya tenía dueño, pero para su familia el mostrar esos chupetones no tenía justificación eran muy conservadores, además sabían que Jae no salía con nadie que no fuera su mejor amigo.

Las cosas en su casa eran así, sus padres hablaban siempre de que querían que la familia Jung y Kim, se unieran como una sola familia. Los Jung deseaban casar a Jae con uno de sus hijos, los Kim querían ver el mismo futuro que su hijo fuera un Jung, sus padres eran amigos de infancia, se querían casi como si fueran familia, una unión entre sus hijos solo sellaría lo que ellos ya sentían.

Otra cosa que siempre era notoria es que Yunho y Jae se sentaban en la sala a ver películas platicando y coqueteándose lo menos notoriamente posible, sin embargo había alguien que no le importaba ser discreto, sus manos viajaban siempre a acariciar el rostro o cabello de Jae era imposible no sentirlo cuando desde hace tiempo se había dado cuenta de que él no lo veía como un hermano y sentía demasiada atracción hacia él se arriesgaba a decir que incluso estaba enamorado, a Changmin se le había metido en la cabeza que Jae el mejor amigo de su hermano, aquel que lo veía como un hermano menor tenía que ser para él, en sus planes estaba asegurarlo a su futuro como su pareja sentimental.

-estoy cansado – dijo min recostando su cuerpo en el sillón que compartía con Jae, acomodando su cabeza en su regazo, tanto Yunho como su mejor amigo sabían que una vez que estuvieran con min en la misma habitación este los mantendría lo más alejados posibles, algo que no veían mal pues creían que era normal por el gran amor de hermanos que pensaban este le profesaba a Jae. No notaban las miradas de deseo que min dirigía a Jae, lo deseaba.

-mi hermanito está cansado – empezó a masajear el cabello de min, Yunho sonrió, pero min se sintió molesto.

-no soy tu hermano – dijo, lo que hizo sentir mal a Jae.

-¿qué? – Yunho y Jae se miraron.

-que no quiero ser tu hermano – contesto como si no tuviera importancia y siguió cómodo en su lugar.

-no me quieres.

-te quiero

-entonces ¿Por qué dices que no quieres ser mi hermanito?, siempre lo has sido

-porque no lo soy Jae – se levantó, salió de la sala, dejando a Yunho y Jae desconcertados.

-no le hagas caso – dijo Yunho mirando nuevamente a la tele Jae lo miro esperando que continuara – ha estado raro últimamente, incluso me ha dicho que debería buscarme más amigos, que te debería de dar un poco más de libertad.

-entiendo esta celoso ¿no? – Su amigo asintió – deberías pasar más tiempo con el así no me trataría tan mal.

-no es por mí – dijo desinteresado y volvió su vista a la televisión.

-no entiendo – Jae estaba desconcertado por la respuesta que le había dado Yunho si no estaba celoso de él, entonces…

-es por ti

-me sentiría alagado si fuera por mí – sonrió, no creía que min lo tuviera en tan alta estima, bueno sabía que lo quería pero no a ese grado sobre todo cuando el nunca mostraba sus sentimientos, Jae sabía que solo era así con él.

-siéntete por que lo es

-entonces de ahora en adelante pasare más tiempo con el – se miraron con deseo y cuando Yunho se iba a levantar para sentarse al lado de Jae min llego y tomo la misma posición que momentos antes de irse tenia.

Jae estaba agradecido con min por sentirlo tan cercano incluso llegara a sentir celos de que no le prestara tanta atención como a su amigo, entonces por eso se negaba a que lo tratara como su hermanito, estaba molesto, pero eso cambiaria, aunque nunca llego a pensar a que grado.

2 comentarios:

  1. W no es por nada pero me encanta el YJ vs JM

    ResponderEliminar
  2. Entonces ambos hermanos quieren a Jae como su pareja, oh, oh!!! Problemas...

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD