Iniciativa

2 comentarios

Título: Iniciativa
Autor: Himenie
Pareja: Jaejoong x Jin Yihan / YunJae
Género: Lemon / Angst
Extensión: Oneshot

Nota: Jin Yihan se trata del compañero de reparto de Jaejoong en el drama - Dr. Jin - y su amigo , el cual me parece un hombre muy atractivo.
Introducción: Jaejoong no tenia ni idea de los recuerdos y problemas que supondría invitar a Jin Yihan a su casa.
--------

— Aun no me puedo creer que me estés invitando. Tampoco tenias que molestarte — dijo mientras se descalzaba en la entrada de aquel moderno ático.
— No es una molestia, Yihan — comento Jaejoong mientras se introducía más en su hogar — Es más, creo que acordemos que te invitaría — continuo, sin parar de caminar, introduciéndose por el pasillo.
— Es cierto. — contesto con voz débil, aun impresionado por la casa de Jaejoong  — Me invitaste, en la fiesta del reparto del drama, creo recordar. Jaejoong ¿Como puedes recordarlo aun bebiendo todo lo que bebiste ese día? — le pregunto sorprendido.
Jaejoong se volteo y empezó a reír — Estoy empezando a admirar a Jaejoong —
— No solo me acuerdo de la invitación que te hice, si no que, también recuerdo toda la conversación. — contesto Jaejoong, llegando al fin a la espaciosa cocina.
— Admirable — dijo Yihan sorprendido, parando justo en el lumbral de la cocina, observando con Jaejoong abría el frigorífico.
— Tipo O — dijo Jaejoong de pronto, dejando gran parte de la comida sacada en la encimera.
— ¿Eh? —
— Sangre. Tipo O —
— ¿Incluso de eso te recuerdas? — Yihan abrió los ojos sorprendido.
— Recuerdo decir que teníamos personalidades parecidas, y tú comentar que quizás se debía a nuestro mismo tipo de sangre. — Jaejoong hizo alarde de su memoria, incluso en el estado ebrio que estuvo aquella vez.
— Sí — contesto.
— Voy a preparar algo ...— dijo un seguro Jaejoong, mientras desenvolvía parte de los ingredientes que utilizaría.
— Aunque dijera que no hace falta, no tiene caso, ya has sacado todo lo necesario —
Jaejoong río, y después quedo todo el lugar en silencio, hasta que de pronto Jaejoong volvió a conversar:
— ¿Crees sinceramente que voy mejorando en Dr. Jin? — pregunto.
— Sin lugar a dudas — contesto Yihan con plena seguridad.
— Me siento bastante cómodo trabajando con Yihan — confeso Jaejoong sonriendo.
Yihan quedo sorprendido, pues no recordaba haber visto a Jaejoong sonreír mostrando gran parte de su blancos dientes, en una sonrisa destellante, y bastante atrayente, incluso viendo de un hombre de apariencia fría, como se trataba de Jaejoong.  Ahora parecía tan calido, que empezaba a sentirse arrepentido de haber aceptado tal invitación por parte del cantante.
— ¿Que es lo que estas haciendo? — pregunto Yihan al ver que Jaejoon, con las mangas de su camisa remangadas, estaba empezando a cocinar.
— Kimbab — contesto.
— ¿Puedo ayudarte? —
— ¿Realmente sabes? — Jaejoong empezó a reír.
— Por supuesto que sé — protesto. Se acerco y con esmero empezó a ayudar a Jaejoong a realizar la comida.
Aunque la conversación seguía por la misma línea, el trabajo, hasta llegar al final de la realización completa de toda la comida, cuando Jaejoong aviso y ordeno:
— Ahora, ya puedes ir al comedor — miro a Yihan con una mirada amenazante a modo de broma — Soy el anfitrión y tú eres el invitado a mi casa, así que es mi deber servirte — comento, a lo que Yihan no pudo tan siquiera protestar, pues las manos de Jaejoong lo empezaron a empujar hasta hacerlo salir de la cocina.

Yihan salio al pasillo, mientras pensaba que Jaejoong era un apreciado cantante, sorprendió al ver que en realidad podía ser muy polifacético.
Mientras caminaba para dirigirse al comedor, donde le había ordenado Jaejoong, observo sorprendido todo el hogar de Jaejoong. A pesar de estar prácticamente impoluto, se sorprendió ver que algunas cosas estaban algo desordenadas. Nada más lejos, a su lado, se encontraba un montón de cartas. Sobres blancos extendido de una forma más que desordenada en una de las mesas decorativas del pasillo. Yihan, sin poder evitarlo, agarro aquellas cartas y las dispuso a amontonar como era debido. No quería mirar de que se traba, pero sus ojos de modo automático se dirigieron a las letras del remitente: "Jung Yunho" seguido de una dirección.
Yihan era consciente de la carrera artística de Jaejoong, el cual era un Ídolo bastante apreciado y conocido por todos, por lo que sabia sin duda de quien se traba Jung Yunho,  su ex-compañero de grupo TVXQ, y la ruptura del grupo. Por lo que Yihan no pudo evitar sentirse curioso al ver que aquella carta había sido recientemente recibida.
Rápidamente se dispuso a volver a poner aquellas cartas en su sitio, he igual de desordenadas, para rápidamente dirigirse al comedor, antes que Jaejoong le viera en una situación tan vergonzosa: "espiándole".

Jaejoong apareció con dos platos, uno en cada mano, los cuales se dispuso a poner en la mesa, donde Yihan ya estaba sentado.
— Oh, realmente nos han quedado bien — comento Yihan viendo los Kimbab.
— Sí. Creo que falta algo de bebida — comento Jaejoong
— Por favor, no bebas mucho — le advirtió.
Jaejoong asintió, y se marcho de nuevo para volver con un par de botellas de Soju que dejo sobre la mesa junto a los pequeños vasos de cristal.
— ¿Esta bien si nos preguntamos cosas? — dijo de pronto Jaejoong, nada mas sentarse enfrente de Yihan, a la vez en la que se disponía a probar un bocado.
— ¿Tienes curiosidad por mi? — pregunto el actor sorprendido.
— Eres un buen compañero, sin duda también lo eres como amigo. Los amigos tienen curiosidades ¿no? — dijo masticando.
— Supongo —  Yihan encogio los hombros
— ¿Que se siente al tener más de 30 años? — pregunto Jaejoong directamente.
— ¿Que clase de pregunta es esa? — fruncio el ceño
— Ah, tengo curiosidad por la edad — contesto con una sonrisa
— Más que curiosidad, yo diría que sientes pánico por la edad — afirmo — Eres maduro, supongo que a mi edad te sentirás del mismo modo — contesto con simpleza.
Jaejoong puso una cara de descontento, la contestación no habia sido tan divertida como esperaba.
— Creí que ibas a realizar una pregunta más lógica, como: "¿Por que te convertiste en actor?" o algo de ese estilo — Yihan seguia sorprendido
— Supongo que no soy muy habitual. De todos modos, la curiosidad es sin duda curiosa, ¿no crees? Tiene que ser preguntas extrañas. —
— Entonces ¿no te molestara que te realice yo también preguntas? —
Jaejoong hizo el gesto de una pistola con su mano y dijo: — ¡PAM! Pregunta —
— ¿Te has acostado con Jung Yunho? — soltó la pregunta de sus labios sin apenas revisarla antes, pero, no había parado de pensar en que tipo de relación unía a Jaejoong con Yunho desde que había visto aquella carta sobre la mesa — Lo siento, mi pregunta no ha sido extraña, a sido mas bien intima. Discúlpame Jaejoong — rápidamente Yihan se disculpo e intento hacer reverencias aun sentado y con la boca repleta de kimbab. Dirigió avergonzado la mirada hacia Jaejoong, quien parecía sorprendido.
— No ocurre nada — le tranquilizo, aun sin borrar la expresión de sorpresa de su rostro — Digamos que la respuesta es un: Quizás — contesto.
— ¿Te ves con él? — continuo preguntado con curiosidad.
La cara de Jaejoong se torno de un rosado más perfecto que el de cualquier flor.
— No siempre — contesto.
— ¿Poco? —
— Más bien — Jaejoong intento contestar sin que su rostro se tornara triste, pero era complicado, esa conversación era tan extraña y su memoria no podía parar de recordar. — ¿Por que tanta curiosidad por ello? — pregunto.
— Me respondes sin dudar ¿Por que? — devolvió la pregunta — Tampoco has bebido tanto de eso — señalo la botella de Soju — como para contestarme estas preguntas — Yihan no podía ocultar más su curiosidad por él chico de grandes y rasgados ojos.
— Confío en ti —  contesto Jaejoong apenas sin dudar, mientras bebía otro sorbo de su pequeño vaso — Siento que realmente puedo hablar contigo, eres muy divertido, Yihan. Nadie se atrevería ha hacerme esa pregunta —
— ¿Estás molesto? — pregunto Yihan
— Quizás ... — dijo dejando de lado el pequeño vaso y sirviéndose un poco mas de aquel liquido transparente
— Lo siento — se volvió a disculpar
— Yihan, no te preocupes. Solo me hizo recordar cosas — el rostro de Jaejoong se sumió de nuevo en una tristeza profunda.
— Eres muy amable. Siento incomodarte, me invitas, y yo no hago más que hacer que te sientas molesto ... — Pero al fin su curiosidad había sido apartada con aquellas respuestas, pero de nuevo volvía a consumirle unas nuevas preguntas infundadas por las respuestas sinceras de Jaejoong, que aún siendo reveladoras no sorprendieron a Yihan.

Jaejoong dejo de comer, sentado miraba un lado a lado la espaciosa estancia, y no paraba de suspirar mientras apoyaba el codo en la mesa y en su mano sostenía su mejilla, dejándose caer pensativo. Su mente era incapaz de dejar de recordar, una vez tocado el tema, era como tocar un botón y activar sus recuerdos. Hacia un tiempo que Yunho no se comunicaba con él. Lo que se había vuelto bastante común. Así que su mente en ese momento vagaba por momentos en los que había pasado con él, a su lado. De pronto sintió unas infinitas ganas de tocarlo y abrazarlo.

Ha Yihan le parecía increíble como Jaejoong cambiaba su expresión de la mas alegre a la mas triste y desanimada, no sin dar algunas sonrisas falsas para no tensar el ambiente.
— No deberías abrumarte. Estas más hermoso cuando no estas tan apenado — confirmo Yihan, lo que hizo que Jaejoong desplazara su mirada de nuevo a él. Unos ojos tan grandes y hermosos como su rostro completo dejaron al huésped sonrojado. — Oh, seguramente, ni tan siquiera e sido original en el halago, creo que esas palabras las habrás escuchado muchas veces —
Jaejoong empezó a reír, de un modo flojo, pero audible. — Sí — afirmo, sin dejar de mirarle a los ojos.
De pronto extendió su brazo, encima de la mesa, hasta llegar al brazo de Yihan, frente a él.
Jaejoong se levanto un poco de la silla y se aproximo a Yihan, que aun continuaba sentado y paralizado al sentir los labios de Jaejoong encima de los suyos.
Al principio era incapaz de corresponder a tal acción, pero después cerro sus ojos, y beso los gruesos labios de Jaejoong los cuales dejaban de saber a Soju y se transformaba en un dulce sabor que nunca antes había saboreado. Jaejoong introdujo su lengua entre los labios del mayor y suspiro dentro de su boca. Las mejillas de Yihan se tornaron tan rojas, que subía sin remedio a sus orejas y calentaba su piel. Jaejoong era un hombre tan atractivo, que apenas tenia mentalidad para reaccionar.

Jaejoong aparto su boca, su lengua aun fuera de su boca se veía mojada de saliva. Su corazón había empezado a galopar, y solo había dado un "simple" beso. También podía escuchar el latido del excitado corazón de su compañero, tan rápido, y descontrolado como el suyo.
— Creo que aun tenias arroz dentro de la boca — comento Jaejoong sorprendido a la vez en la que se levantaba completamente de la silla y se acercaba a Yihan, quien apenas se había movido. — ¿Porqué me haces ese tipo de preguntas? — Jaejoong toco las mejillas de aquel atractivo hombre con las palmas de sus manos. Estaban calidas.
Yihan era incapaz de responder, pues no lo sabía ni el mismo:
— Quizás ... es por que ... eres muy misterioso —
— No debo serlo tanto, si de tus argumentos ya aparece en nombre de Yunho. Será que en realidad soy bastante transparente. —
— No creó que seas precisamente transparente ... — dijo seguro, ya que Jaejoong era sin dudas una caja de sorpresas.
— ¿Quieres beber más? Pareces no tener mucha iniciativa... — Jaejoong lleno de nuevo el pequeño vaso de Yihan, y se lo ofreció.
Él bebió, pero no podía evitar pensar en esa "iniciativa" que decía Jaejoong que no poseía. — ¿Esta bien que dos amigos y compañeros se besen? — pregunto al terminar de sorber el liquido.
Jaejoong no respondió, se limito a alejarse con rostro neutral, y cuando paro de caminar hacia atrás, de nuevo su rostro volvió a adquirir un tono de melancolía y tristeza, pues aquella frase era idéntica a la pregunta que Yunho le hizo en el pasado.
Yihan se levanto, y se acerco al menor, quien parecía hundido en unos recuerdos que no podía ver.  Atrapo su fino rostro con las manos y lo beso de igual modo que le había besado él minutos antes: con iniciativa.

La puerta se cerro de un portazo, tan fuerte que resonó en toda la habitación, y tras el sonido rotundo de la puerta unos jadeos inundaron la habitación de Jaejoong por completo. Estaba tan excitado que su mente volaba más allá de la habitación que el mismo había decorado. Ahora sintiéndose abrazado por los fuertes y ajenos brazos de Yihan, no podía evitar sentirse manejado por completo por este, y se sentía profundamente bien sabiendo que era irresistible.
A pesar de no tenerlo previsto, parecía ser un acto bastante llevadero, tal y como si estuviera predestinado y planeado. Las manos masculinas se perdieron en su ropa para así despojarlo de ella. La piel de Jaejoong era tan pálida como la porcelana, tan fina y suave como la misma.
Cuando dejo caer su desnudo cuerpo en el mullido lecho, Yihan se sintió mareado por la visión. Jaejoong era hermoso. La cara del menor hacia que ni tan siquiera pudiera parar a pensar. Se extendió encima de él, acariciando la piel de su cuerpo delgado y algo musculado.
Jaejoong maúllo como un gato, de manera tan similar, que Yihan dudo si se trataba del placer del menor o sí el gato gris de este se había colado en la habitación.
Yihan tenia un cuerpo más ancho que Jaejoong, por lo que este ultimo al sentirse abrazado por él, y con los ojos cerrados, no podía evitar sentir que era muy similar al abrazo de Yunho.
No olía a Yunho, y la voz tampoco era parecida, el tacto de su piel tampoco parecía ser el mismo. Cuando el mayor se posiciono entre sus pálidas y delgadas piernas levantando su trasero para así hundirse entre sus nalgas, Jaejoong dejo escapar tal aullido de dolor que dejo su mente en blanco durante minutos, los cuales todo lo anterior le empezaba a ser similar a Yunho.
Dejo que sus manos presionaran los hombros de Yihan, que eran anchos como su pecho el cual había utilizado en ese momento para refugiarse. La saliva no tragada por el repentino dolor empezó a salir de sus labios manchando ese torso tostado que por otro extraño momento pensó que se trataba del de Yunho, incluso  aquel balanceante movimiento y aquellas embestidas sin prelimitación, le hacían recordar otros momentos.
Excitado busco los labios de Yihan y los beso con pasión.
— Ah, no puedo más ... ah — suspiro al quitar sus labios, sus ojos dolorosamente cerrados, el sudor empapaba su cara, la cual se volvía más hermosa por segundos. Gimió mas alto e intento sin mucho éxito taparse la boca con las manos. — ¿Puedes ir mas fuerte? — pregunto sin aliento abriendo solo uno de sus ojos.
Yihan se sorprendió:
— Ma ... mañana hay rodaje — comentó parando de ejercer presión o movimiento alguno, quedando aún en su interior.
Jaejoong dejo escapar un quejido, y abrió ambos ojos para dar una fría mirada de descontento, a la vez que con esfuerzo empezó a moverse, auto-penetrándose tan rápido como le era posible.
— Vale ... Va... Vale — cedió, volviendo a moverse de modo tan rápido que pronto vería el fin.

A pesar de todos los movimientos y ruidos provocados en aquella cama, ahora todo estaba en calma. Un silencio absoluto se apodero de toda la habitación.
Jaejoong estaba tumbado, aun estaba desnudo, pero no importaba pues durmiendo junto a él también estaba una persona en sus mismas condiciones.
Estaba cansado, pero era incapaz de descansar. Tumbado, miraba la mesa de noche que estaba a su lado, sin saber que pensar aún o donde dirigir su mirada, con miedo de mirar a su lado. "- Lo siento -" "- No pasa nada -", recordaba aquella pequeña conversación antes de que Yihan quedara rendido a su lado, durmiendo casi al instante. Y era verdad lo que había dicho momentos antes "No pasa nada", pues sabia que mañana aquello quedaría hundido en la memoria.

Suspiro y observo que algo encima de la mesa de noche, se movía y brillaba. Era su teléfono móvil.
Jaejoong se sentó en la cama con cuidado, aun envuelto en las mantas, sostuvo su teléfono en la mano y acepto la llamada nada más ver él nombre reflejado en la pantalla.
— ¿Yunho? —
— Jaejoong-ah, siento mucho llamarte tan tarde. No he podido en otro momento — se escuchaba tras el teléfono una voz viva y dulce.
— No sucede nada —
— ¿Estás bien? — pregunto Yunho.
— Si ¿y tú? — Jaejoong fingió, y tapo el dolor en su voz. No se esperaba escuchar la voz de Yunho en ese momento.
— Ahora que te escucho, mucho mejor ... —
Un prolongado silencio se hizo entre ambos, y los ojos de Jaejoong empezaron a humedecerse.
— Quería darte mucha suerte en el rodaje del drama, sé que te estas esforzando mucho —
— Sí — incapaz de decir más.
— Quiero que mañana te cuides mucho —
— Lo haré, Yunho —
— Jaejoong-ah  ...—
— ¿Sí? —
— Te quiero —
El corazón de Jaejoong se paro durante unos segundos.
— Yo también te quiero mucho, Yunho — contesto.
— Por favor, cuídate. —
Jaejoong colgó el teléfono, y al instante de sus ojos emanaron unas grandes gotas. Incapaz de contenerse, se dejo caer en la almohada de nuevo, con el teléfono entre sus dedos,  llorando en silencio en la cama mientras escuchaba la respiración durmiente y ajena a su lado ...

- Fin -

2 comentarios:

  1. ooow...!! esta muy buena. Pobre Jae buscar refugios en los brazos de su amigo solo por que YunHo lo tenia totalmente abandonado.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/17/2014

    no me gustó el fic u_u pero no es con intención de ofender y eso pensé que era que yihan se le confesaba a jaejoong y el lo rechazaba por obivas razones no que se consolara de esa forma me consuela el hecho de que jaejoong no parece ser ai en la realidad

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD