Mi primera vez

12 comentarios
Titulo: Mi primera vez
Autor: Lucero
Pareja: Jaejoong y tú
Género: Hetero, Lemon
Extensión: Oneshot
----

Eran las diez y media, y aún no llegaba. Jaejoong no sabía que lo perturbaba más, la espera que se estaba haciendo interminable, o el hecho de que sería la primera mujer a la que tendría en su cama. Según él, con veinte años, era ridículo ser virgen. Nadie lo sabía, no se lo había confiado a nadie, ni a su propio hermano. "¿Y, Jejung-ah? ¿A cuántas has follado hoy?"
Le vino a la mente la pregunta mas reciente que, recordaba, su compañero le hacía. Él había respondido con un “Ya perdí la cuenta”, y se había hundido en las risas burlonas de su el, que no llegaban a ser burlas, pero que de alguna manera u otra, lo habían intimidado.
Se acabó. Pensó Hero. No más burlas, ni comentarios irónicos. Y esa misma tarde había llamado a una amiga. No tan amiga, pensándolo bien. Más bien, era una su ex- compañera de grupo de baile.
Jaejoong era un miembro DBSK muy conocido en Corea. Conocido por ser un muy atractivo muchacho, de grandes y marcados bíceps, y abdominales duros que hacían que cada chica que pasaba por su lado se babeara.
Aunque ofertas no le faltaban, Hero siempre había sido lo suficientemente tímido como para ignorarlas.

Sonará raro en un hombre de veinte años, pero era así. La última vez que había besado a alguien fue desafortunadamente con su ex- compañero Changmin.
Era un chico trabajador, se hizo dependiente después de la separacion de sus padres, y nunca peleaba al que su “hermano”, aunque a veces el, lo peleaban a él. Yunho, de la misma edad de el, ya había debutado sexualmente. Y Jae lo sabía porque lo había encontrado con una chica en su habitación, de las cuales surgían gritos desaforados.

El timbre sonó. Hero se quedó paralizado. Agradecía a Dios y a todos los santos el hecho de que su hermano había salido con “amigos”.

El segundo timbrazo rebotó en los oídos de Jae, sacándolo deliberadamente de sus pensamientos. Ya no había tiempo de arrepentimiento. Era ahora o nunca.
Se levantó vacilante del sillón de la habitación, para dirigirse sigilosamente hacía la puerta. En cuanto tomó la manija, sintió un escalofrío recorrer su cuerpo, que no sabia interpretar como el frío del picaporte, o su temor en ese momento.

Luego de pensarlo unos dos segundos, se dio cuenta lo estúpido que estaba siendo.
"Soy muy atractivo". Hero lo sabía. No ignoraba las miles de visitas que recibía en el entrenamiento, junto con los demas compañeros. Iban para verlo a él, y Jae lo sabía. Era consiente de lo mucho que le atraía a las chicas. Sin embargo, era demasiado tímido como para entablar una conversación mas allá de alguna misión o pedido.

Cerró los ojos con fuerza, y abrió la puerta con suma lentitud.
Y allí estaba ella. Tan sensual como siempre. Su mirada tímida y su sonrisa pícara eran una combinación que hacía que Hero perdiera la cabeza.
Echó un atento vistazo a su cuerpo, y no podía creer en lo que se convertiría.

Traía puesta una falda que solo cubría lo esencial, y una blusa escotada que remarcaba sus ondeadas curvas. Al ver a Jae, sonrió tímidamente, y se adelantó un paso hasta entrar en la casa, quedando a milímetros de el, quien la miraba embobado.

—Anyohaseyo oppa. —susurró entre sus labios antes de rozarlos levemente, formando un tierno beso que hizo que una llama se encendiera en el cuerpo de Jae.

—Anyo~ —respondió él, atónito por la situación.

Luego de que la invitara a pasar, la hizo sentar en su cómodo sillón de sala.

—¿Quieres algo para beber, o comer? —preguntó casi tartamudeando el inexperto Hero.

—Mmm… —respondió ella con un casi gemido. —Si, por favor. Un vaso de agua estaría bien. Tengo mucho calor. —terminó con una voz arrastrada y una mirada llena de lujuria. Jae sintió que el bulto de sus pantalones explotaría, y con un leve movimiento de su rostro, asintió para dejar la sala, en busca del vaso de agua.

Sirvió dos, uno para ella, y uno para él, que terminó de beber luego de dos sorbos para calmar su cuerpo, y no delatar lo excitado que se encontraba sólo de mirarla.
Volvió caminando de la cocina con el vaso en la mano, y quedó con la mirada fija en ella, totalmente perplejo.

Jaejoong soltó el vaso de repente, y lo dejó caer al piso, mojando la alfombra que cubría el suelo de la sala. Ella estaba con sus pechos al aire, y lo menos que se le cruzaba por la mente a Jae era el agua que mojaba la alfombra.
La respiración de Jae se agitó y su miembro estaba tan duro que le dolía. Jamás había sentido eso, se le apretaba contra la tela de los vaqueros, y eso lo excitaba mas, por la estimulación que éste recibía.

—¿Qué…?—logró formular en su tartamudeo.

—Tenía mucho calor, Jaejoongie… Lo siento. —dijo con una voz mas sexual que otra cosa. Se acercó a el, y frotándole los senos por el pecho de Jae, le lamió parte de su cuello. Hero cerró los ojos ante el contacto de su húmeda y caliente lengua, y largó un pronunciado gemido.
Ella no aguantó mas, sus labios rozaron los de Jae, y ese roce severo hizo que éste perdiera la mente.

Ahora no era su mente la que pensaba, sino su cuerpo.

Lo besó desaforadamente tratando de darle ritmo a la situación. Lo que ella no sabía era que Jae ya estaba lo suficientemente excitado, y listo para el próximo paso.
Sin disimular la desesperación que sentía, decidió llevar sus manos directamente hacia su pantalón, y lo bajó de un solo atraco.

Las manos de Jae comenzaron a sudar en cuanto su pantalón estuvo fuera de la escena. Sin pensarlo dos veces, la atrajo hacia sus labios nuevamente, y la besó profundamente, para luego apretar su trasero pegándola mas contra su erección. Ambos gimieron con ese acto, y ella levantó rápidamente la ajustada y molesta camiseta de Jae.

Se impactó a si mismo cuando hizo eso. Sus instintos masculinos jamás habían salido a la luz. La primera vez. Su primera vez.

No quiso esperar, y deslizó su falda hasta tirarla al piso, mientras ella le besaba el cuello, dejando chupones que hacían gemir a Jae.
Ella se apretó contra él, y lo besó, con los labios cargados de excitación y pasión.
Lo llevó caminando hacia atrás mientras se besaba, hasta que Hero cayó sentado en el sofa.
La mirada que la recorrió, le hizo saber lo encendido que estaba el, y que esa noche estaba dispuesto a quemarse junto a ella.

Sin pensarlo dos veces, se sentó en su regazo, haciendo presión sobre la erección de Jae, logrando una fricción que ninguno de los dos ignoró, que ambos disfrutaron.
La emoción de Hero era increíble. Ni él podía creer lo que estaba sintiendo. Las emociones que recorrían su cuerpo en ese momento. Creyó que estallaría de placer en cuanto sintió que una lengua húmeda y caliente hacía presión en su pecho desnudo, y recorría cada parte de este, hasta llegar al elástico de su bóxer.

Sintió esa misma lengua rozar su miembro por sobre la maldita tela del bóxer, torturándolo con deliciosos juegos que hacía con su manos sobre su ereccion.
Luego de unos minutos de agonía, Jae sintió que ella subía nuevamente a su cuello, y repartía besos sobre cada parte libre de éste, mientras apoyó las piernas alrededor de sus caderas, y se sentó nuevamente sobre su miembro. Esta vez frotándose sin parar, lentamente.
Jae jadeó desesperadamente, y gimió de una manera que su voz rebotó por las paredes, y logró que la chica sintiera que estaba llegando.

Jae cerró los ojos, y suavemente, la tomó por la cintura con las manos, aferrándolo aún mas a él, y haciendo movimientos al compás de los de ella, mientras gemían sin control.
Hero no aguantó, y posó una de sus manos sobre el seno de su compañera. Logrando que se le escapara un gemido de placer de sus labios. No era experto, pero lo masajeó suavemente, haciendo movimientos en círculos, cosa que lo excitaba aun mas, al ver como se retorcía sobre sus caricias.

Ella no aguantó mas, y decidió pasar directo a la acción.

—Abróchate el cinturón, Jaeboo.—le susurró con voz arrastrada, y lo siguiente fue sacar el bóxer de Jae de su cuerpo, y sacarse sus bragas. —Será un viaje agitado.
Hero se sobresaltó, y cuando creyó que no podía estar mas excitado, una nueva ola de estremecimientos recorrió su cuerpo, y se acumuló en su miembro.
Se arrodilló frente a él, y tomó el gran miembroen sus manos.
Jae no gimió, gritó.

Ella lo masajeó lentamente, desde la base hasta la punta, apretandole el glande con su dedo gordo. Le encantaba escuchar a Jae gemir. Estaba a su merced.
Acercó su rostro al gran ereccion que tenía en frente, y abrió la boca lo más que pudo, para darse el gusto de meterse el pene que mas había ansiado en su vida entera.

Jae se estremeció, y se agarró fuertemente del sofá que lo sostenía. Cerró los ojos con fuerza, y disfrutó de la primera vez que alguien lehacia sexo oral.

Lo lamía, de arriba abajo, fuertemente. Se lo metia y sacaba de su boca rápidamente, una y otra vez. Dentro, fuera, dentro, fuera.
Fue allí donde se detuvo, a contemplar el rostro de Jae, que ahora tenía los ojos abiertos,
mirándola fijamente. Con sus ojos le preguntaba por qué se había detenido, y ella le daría la
respuesta. Pero primero, quiso asegurarse de que no era otra de las tantas fantasías que había tenido en sus noches.
Quería observar bien el rostro del hombre que la excitaba sin siquiera sacarse la ropa.
Solo con su mirada.

Los dias que iba ensayar con Yunho, Xhia.. etc. Tambien iba a verlo a él principalmente. Y cuando lo veía entrenar en el bosque o en el valle de el fin, que a veces lo veia ducharse con el agua que se derramaba para quitar el calor, marcando sus músculos, con la piel humeda, y había creído que era lo mas excitante que podría existir en la vida.
Y se había equivocado.

Porque lo mas excitante que podría existir en la vida, era el rostro de su Jaeboo en ese momento. Con la mirada perdida, el rostro y todo su cuerpo sudado, desnudo, con las mejillas sonrojadas, despeinado, y con su gran pene realmente duro llamándola para que le diera otra probada. Y ella quería hacerlo. Quería sentir que se corría en su boca. Pero en ese momento, lo más importante era cumplir el deseo de su compañero. Sacarle su virginidad. Y con gusto lo iba a hacer. Con muchísimo gusto.

Se sentó sobre su regazo una vez mas, y se hundió en su miembro, clavándoselo hasta el
fondo, logrando que en la primera embestida, tocara su punto G.
Jae gritó como nunca lo había hecho en su vida. Sintió como ella subía y bajaba, encima de su miembro.

Sintió tanto placer que creyó que moriría de excitación.
Pero ella iba lento, y en ese momento él necesitaba mas. Muchisimo mas.
Pero no estaba en condiciones de hablar. Así que la tomó de la cintura, y la acostó sobre elsofa, acomodándose sobre ella.
La penetró fuertemente, haciendo que ambos gritaran de placer. Ahora era él quien la torturaba, y se movía dentro de ella con rapidez y profundidad. Su pene desaparecía en su feminidad, y las embestidas iban cada vez mas rápido.

El sonido de los gemidos innundaban la sala, y el roce de piel contra piel los excitaba aun mas.
Jae cerró los ojos, y se hundió en ella tan duramente, que logró que ella gritara su nombre
antes de correrse.

En cuanto él lo hizo, sintió el sémen salir expulsado de su miembro, y fue bombeando suavemente dentro de ella. Hasta sentir que la llenaba por completo.
Sus respiraciones se volvieron agitadas, y al correrse, Jaejoong sintió que todo su mundo se
desmoronaba.

"Ha sido tan bueno", pensó.
Y se dió cuenta que su mundo no se había desmoronado. Su mundo había cambiado.
Adios al tímido Jaejoong que le costaba hablar con las chicas. Adios a las burlas de Yunho que disparaba contra él. Adios a su virginidad.
De algo estaba seguro, era su primera vez, pero no la última.

Fin

12 comentarios:

  1. Anónimo5/24/2011

    O_O AAAAAAAAAAhhhh!!!!!! OMG!!!!! MUY BUENOOOO!!!! WUAAAUUUU!!!! JEJEE ME IMAGINE COSAS PERVEST JAJAJAJA

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/26/2011

    º¬º Sin palabras
    Quiero tambien quitarle la virginidad a Jae

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/26/2011

    ohhhh miiiiiiii Diossssss!!!!!......

    ResponderEliminar
  4. sadasdsadasdsa Morí en mala ♥0♥
    Imaginando que yo sea la mina esa ... e..yo... -Infarto- asdasdasdsa Gracias por escribirlo *0*

    ResponderEliminar
  5. Gevoanna8/12/2011

    mmmm..... casi me da algo... waaaaaaaaaaaa

    enserio... no es por haceros quedar mal pero era muy inocente hasta que descubri esta pagina...
    nadie lo save pero creo que me he vuelto un poquitin pervertida xD

    ResponderEliminar
  6. O.O me creeran q imagine q la q le quito la virginidad a jae fui yo xD hahaha.. ok no xP pero no inventes imagine muchas jajaajaja.. *¬*

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/17/2011

    kawaii qq hottttt omgg ¡¡¡
    qme la quite amiii ¡¿

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10/26/2011

    Amoo la televisor en mi cabeza!! :B

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1/16/2013

    hahahahaha ya somos tres las que queremos quitarle su viginidad! XD ok mejor al reves que el me la quite a mi!! haahahaha

    ResponderEliminar
  10. HoneyDee3/03/2013

    No puedo mas ... Esto es demasiado ... *q* ... Todito me lo imagine ... Jae tan sexy aunq yo muero por yunho ..waaa le he sido infiel en el pensamiento a mi yunhosshi pero es inevitable , el fic estuvo genial

    ResponderEliminar
  11. OK KIERO OTROOOOOOOOOO ASI JAJJA

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1/31/2014

    me encanta Yunho, pero leer de Jae no estuvo nada mal...... me encantó y quien no quisiera estar en el lugar de esa chica

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD