Experiments and Crushes - Capitulo 2

0 comentarios
Investigación y experimentos

La curiosidad saco lo mejor de Junsu después de unos pocos días.

Una noche, después de asegurarse de que todos los miembros estuvieran durmiendo en sus respectivas habitaciones, Junsu cerró la puerta de habitación con llave y decidió que era tiempo de investigar un poco.

Mientras iba a recuperar la caja de su closet, Junsu se mantuvo diciendo a si mismo que esto no tenía nada que ver con las fantasías que su mente conjurará cada vez que veía a cierto líder. Tampoco tenía nada que ver con el desnudo líder apareciendo en sus sueños todas las noches.

Sentándose en su cama, Junsu abrió la tapa de la caja una vez más confrontando los objetos dentro. Por razones que no admitiría, Junsu sintió su verga comenzar a removerse dentro de sus pantalones, solo por observar el principal y ofensivo objeto. En sus pensamientos, lo comparo con la algo dura verga de Yunho que había visto hace una semana y se preguntó qué tan grande sería la verga del líder estando completamente dura.

Con escalofríos, Junsu dejo el dildo afuera, y lo puso a un lado de la caja. Después tomo el anillo para el pene y se preguntó si la gente de verdad disfrutaba evitando sus orgasmos hasta el último minuto. No queriendo pensar mucho en ello, Junsu lo puso a un lado del dildo antes de dirigir su atención otra vez a la caja. Escarbando entre la espuma de embalar para ver si había algo más, Junsu grito en sorpresa cuando sus dedos se envolvieron alrededor de una pequeña caja de plástico. Dejándola afuera de la caja, los ojos de Junsu se abrieron grandemente cuando se dio cuenta de que su hermano le había enviado un tubo de lubricante.

¿Dónde obtiene Junho todas estas cosas?

Junsu trago saliva y decidió hacer algo que había querido desde hace algunos días.

Después de empacar los “regalos” de Junho dentro de la caja otra vez y poniéndola de vuelta en el closet, Junsu fue hasta su computadora y tecleo rápidamente en el motor de búsqueda, para después presionar la tecla enter. Haciendo click en unos cuantos links, Junsu frunció el ceño mientras leía unos cuantos artículos sobre la homosexualidad. Como su curiosidad en el tema crecía, Junsu decidió hacer otra búsqueda, tecleando un poco más. Pasando el puntero del mouse sobre el botón “buscar”, Junsu respiro hondo y se preparó a sí mismo para lo que estaba por hacer.

Contando hasta tres, Junsu frunció sus labios en determinación e hizo click sobre el botón “buscar”, determinado a no retroceder. Rápidamente, antes de que pudiera cambiar de opinión, hizo click en el primer artículo que aparecía en el motor de búsqueda y comenzó a leer. A medio camino, Los ojos de Junsu se abrieron grandemente mientras leía cómo funcionaba el sexo con otro hombre.

Después de contemplarlo por unos pocos segundos, Junsu hizo click en un video y comenzó, su boca abierta en sorpresa mientras veía a los dos hombres en la pantalla dándose placer mutuamente. Como continuaba viendo el video, Junsu se removió incomodo en su asiento. En lugar de sentir repulsión y disgusto como en un principio pensó que sucedería, Junsu se sentía extremadamente excitado y prendido.

Lanzando una mirada al reloj, Junsu gruño cuando se dio cuenta de que tendría que levantarse en 5 horas más. Probablemente debió haber hecho su investigación más temprano. Tenían un horario que cumplir mañana y de verdad debía haberse ido a dormir desde hace una hora.

De todos modos, Al mirar la tienda de campaña formándose con sus boxers, se dio cuenta de que allí había un problema del que tenía que hacerse cargo antes de dormir. Regresando su atención al video que seguía reproduciéndose en la pantalla, Junsu contemplo sus opciones por unos pocos segundos antes de tomar una decisión.

Deslizando una mano dentro de sus boxers, Junsu saco su verga, gruñendo cuando sus dedos se envolvían alrededor de la base. Mientras concentraba su atención en el video, Junsu pasó su pulgar sobre la punta de su verga sintiendo el líquido pre seminal saliendo de la abertura. Tuvo la sensación de que no duraría mucho.

Manteniendo sus ojos en la pantalla, Junsu observo como los dos hombres se daban placer uno al otro en modos que nunca creyó posibles. Acelerando sus caricias, Junsu forzó sus ojos a seguir abiertos, observando el video mientras el hombre desde atrás continuaba empujando su verga contra la rosa entrada de su compañero.

Con su mano libre asida a la orilla del escritorio, Junsu continuo bombeando su verga, sintiendo como se acercaba y acercaba a su liberación. Finalmente, cuando el hombre en el video saco su verga en el último minuto solo para liberar su orgasmo sobre su compañero, Junsu cerro sus ojos y se mordió el labio para suprimir un gemido mientras se venía sobre su estómago y pecho.

Respirando profundamente para calmarse a sí mismo, Junsu conto hasta diez antes de abrir sus ojos. Al tomar algunos pañuelos para limpiarse, trató de ignorar el hecho de que acababa de masturbarse mirando a dos hombres coger. Después de asegurarse de que estaba libre de semen, Junsu metió su verga dentro de sus boxers antes de deshacerse de los pañuelos. Regresando su atención a la pantalla de la computadora, Junsu cerro la página web y borró toda evidencia de lo que había leído y visto antes de apagar el aparato.

Subiendo a la cama, Junsu se acurruco de lado y de repente se sintió avergonzado. A pesar de que se había masturbado mientras veía porno antes (era un ser humano normal, después de todo) esto era simplemente diferente. Después de mirar a dos hombres dándose placer, en lugar de sentir disgusto, Junsu se había prendido al extremo. Se sentía ligeramente sucio por haberse masturbado y venido mirando el video, pero mientras más lo pensaba, menos encontraba la razón para que esto no estuviera mal.

Al escaparse un bostezo entre sus labios, Junsu agito su cabeza y cerro sus ojos. Se podría preocupar por eso mañana. Justo ahora, necesitaba descansar tanto como pudiera y solo esperar que pudiera despertarse a tiempo mañana.

_____________________________________________________
El día siguiente, Junsu se estaba distrayendo constantemente, ya que su mente se mantenía pensando en el video que había visto la noche anterior. Tampoco ayudo ver que Yunho lo miraba con frecuencia, como preocupado del porque Junsu estaba fuera de sí.

Cuando estuvieron finalmente libres por ese día, después de las largas cinco horas de practicar sin parar en el estudio. Junsu no podía estar más feliz. Mientras todos se acomodaban en la camioneta, Jaejoong anuncio que irían a cenar fuera esta noche.

Rápidamente Junsu fingió cansancio y dijo que el regresaría a el dormitorio primero. Jaejoong hizo un puchero y propuso cocinar para los cinco en casa, en lugar de que Junsu estuviera solo, pero Junsu rápidamente le aseguro que estaba bien, y que podían ir a disfrutar de su cena.

“¿Estás seguro Su? ¿Quieres que te acompañe a casa primero y luego alcance a los demás?” Yunho pregunto mientras se deslizaba más cerca para poner un brazo alrededor de sus hombros.

Los ojos de Junsu se abrieron grandemente al sentir el toque, y rápidamente negó la oferta. Imágenes de su sueño húmedo, la noche pasada, el cual incluía a un líder desnudo, aparecieron de repente en su mente, así que se forzó a sí mismo a detener el sonrojo que sabía que se estaba formando en sus mejillas. Afortunadamente; estaba oscuro dentro de la camioneta, de manera que nadie podía verlo.

“Está bien Hyung, No es como si estuviera enfermo” Respondió Junsu con una pequeña sonrisa “Solo estoy cansado”

Yunho no parecía muy convencido, y abrió la boca para protestar. De cualquier modo Yoochun parecía entender que Junsu quería estar solo y rápidamente interfirió.

“Hyung, Si Junsu dice que está bien, entonces está bien. Tienes que aprender a confiar en las palabras de los miembros. Ahora, vallamos a dejar a Junsu a casa, y luego a cenar algo antes de que Minnie comience a quejarse.”

Changmin solo gruño y golpeo la Yoochun en la cabeza ligeramente al escuchar el apodo.

El asunto de “confiar” pareció funcionar para el líder, ya que Yunho cerró su boca solo para dejar sobresalir su labio inferior en un puchero. Junsu mordió su labio por su repentina urgencia de tomar el de Yunho entre sus dientes. Sacudiendo su cabeza mentalmente, Junsu trató de aclarar su mente de cualquier pensamiento relativo a Yunho. Pero era algo complicado, dado que Yunho seguía teniendo su brazo colgando alrededor de sus hombros.

Encontrándose la mirada de Yoochun, Junsu asintió para darle las gracias antes de cambiar su atención al paisaje fuera de la ventana. De todos modos, su concentración decayó, pues se mantenía mirando su reflejo y el de Yunho en la ventana cada vez que pasaban por una callé iluminada.

A Yunho no parecía importarle su cercanía, y ahora estaba inclinando su cabeza contra el asiento con sus ojos cerrados. Junsu giro su irada hacia el reflejo del brazo de Yunho que seguía alrededor de sus hombros y se preguntó porque se sentía tan diferente esta vez.

No era como si esta fuera la primera vez que se había sentando así en la camioneta. Yunho era conocido por ser una persona que disfrutaba el contacto físico, y siempre se quedaba dormido en el hombro de otro de los miembros, dependiendo de cuales fueran sus asientos.

El cuerpo de Junsu repentinamente se sintió caliente y trato desesperadamente de mantener su mente libre de cualquier pensamiento sucio para no portar una erección. Cuando finalmente se detuvieron en el garaje del edificio, Junsu se removió en su asiento y Yunho abrió los ojos debido al movimiento.

Sonriendo ante lo lindo que podía lucir el líder justo en ese momento, Junsu le revolvió el cabello mientras le decía “Siento despertarte Hyung, ya estamos en el departamento.”

Yunho solo le devolvió la sonrisa antes de quitar su brazo de alrededor de los hombros de Junsu.

“Disfruten la cena de hoy, chicos” Les dijo Junsu a todos al ponerse de pie y hacer su camino fuera de la camioneta.

Jaejoong prometió traerle a casa algo del sobrante, a lo que Yoochun añadió “Eso si Changmin no se termina todo” ganándose una risilla de todos los miembros.

Diciendo adiós, Junsu observo a la camioneta alejarse antes de caminar hacia el departamento.

______________________________________________________________
Veinte minutos después, Junsu se encontraba sentado en frente de su computadora, su cuerpo se sentía ligeramente relajado después de una caliente y refrescante ducha. Mientras esperaba a que su computadora arrancara, Junsu cerró sus ojos, sintiendo el cansancio de ese día arrastrándose sobre él.

Probablemente debía irse a descansar justo ahora, dado que no durmió mucho la noche anterior. De cualquier modo, con todas las imágenes que plagaron su mente a lo largo del día, Junsu necesitaba encontrar algo que lo liberara.

Abriendo su explorador de internet, Junsu tecleo las familiares palabras, sintiéndose un poco más confiado y seguro de lo que había estado ayer. Dando click en un video diferente esta vez, Junsu se removió inquieto en su asiento mientras esperaba a que cargara. Aún se sentía ligeramente nervioso de hacer esto, pero entonces trataba de asegurarse a sí mismo que todo estaba bien, especialmente porque los otros miembros estaban fuera, así que no tenía que preocuparse de que alguien entrara en su habitación inesperadamente.

Inclinándose contra su asiento, Junsu hizo click sobre el botón “play” y gruño ante la erótica visión que le dio la bienvenida. El video era corto pero el contenido era ligeramente más explícito comparado con el que había visto ayer. A la mitad del video, Junsu miro su verga que ya estaba dura y palpitante.

Hace unas semanas, si alguien le hubiera preguntado si alguna vez dejaría que otro hombre tocara su trasero, Junsu probablemente hubiera dicho que no sin pensarlo dos veces. Aún así, mientras continuaba viendo al hombre en el video proporcionarle placer a su compañero allí abajo, Junsu no podía evitar pensar en cómo se sentiría tener a alguien haciendo eso para él, específicamente, a cierto líder de su grupo.

Tan pronto como el video termino, Junsu cerro el explorador otra vez, borrando toda evidencia de que había estado viendo porno, antes caminar hacia su cama.

Desvistiéndose, Junsu se recostó sobre su espalda, flexionando sus rodillas, de manera que sus pies reposaran en la cama. Cerrando sus ojos, Junsu reprodujo el video en su cabeza mientras pasaba una de sus manos de arriba abajo sobre su pecho y estómago.

Su otra mano se arrastró hacia abajo para envolverse alrededor de su dura verga y Junsu gimió en voz alta ante el toque. Comenzando con lentas caricias, los pensamientos de Junsu volaron de vuelta hacia los dos hombres del video, donde uno estaba recostado sobre su espalda, mientras el otro fastidiaba su verga. Automáticamente, Junsu remplazo a los dos hombres, imaginando que era el quien yacía en su espalda en el sillón de piel del video, mientras que Yunho era la otra persona, acariciando su verga.

Sintiendo la lubricación pre seminal goteando de su punta, Junsu pasó su pulgar sobre ella, extendiéndola sobre su verga, imaginando que era la húmeda boca de Yunho en la que se estaba metiendo, exactamente como había sucedido en sus sueños la noche anterior. En el video, el hombre que succionaba la verga de su compañero lentamente, se acercó y presiono dos dedos contra los labios del otro tratando de pasar entre ellos. Junsu imitó el movimiento, trayendo la mano que no envolvía su verga, hasta sus labios.

Abriéndolos, Junsu deslizó dos dedos dentro, gimiendo mientras su lengua se envolvía en ellos empapándolos con saliva. Como continuaba acariciando su verga, arrastró sus dedos hacia abajo, mordiéndose los labios mientras los pasaba sobre sobre sus pezones.

Separando las piernas más ampliamente, Junsu respiro profundamente mientras presionaba y formaba círculos con uno de sus dedos por el borde de su hoyo, jadeando ante las nuevas sensaciones, Junsu lanzó su cabeza contra la almohada e incremento el ritmo de sus caricias.

Sus pensamientos fueron de nuevo al video donde el hombre sobre sus rodillas, lentamente deslizaba un dedo en la entrada de su pareja. Respirando profundamente para preparase a sí mismo, Junsu gentilmente presiono el mojado dedo contra su hoyo, gimiendo cuando el primer nudillo se deslizó por el estrecho anillo de músculos.

Hizo una mueca de dolor mientras deslizaba su dedo más profúndame y trataba de relajar sus músculos, como leyó en ese artículo la noche anterior. Tensarse no iba a ayudar, así que Junsu trato de relajarse mientras imaginaba que era el dedo de Yunho presionando en su interior.

Acariciando su verga más firmemente para distraerse del dolor, Junsu gimió en voz alta mientras empujaba el segundo dedo dentro de sí mismo, gruñendo ante la extraña pero placentera sensación. Sintiendo como su cuerpo se tensaba otra vez, Junsu respiro profundamente para calmarse una vez más.

Como sus músculos internos comenzaban a aflojar su agarre contra sus dedos, Junsu los jalo despacio antes de respirar hondo y meterlos de nuevo. Dolió menos esta vez, pero el dolor seguía allí. Dándose cuenta de que posiblemente necesitaba más lubricación Junsu abrió sus ojos y saco sus dedos completamente, sintiendo escalofríos ante la acción.

Sentándose, Junsu hizo un corto viaje hasta su closet y saco la caja rosa de este. Tirándose sobre el final de su cama, tomo la botella de lubricante de la caja, y la destapo. Mientras leía la etiqueta de la botella se dio cuenta de que Junho le había conseguido uno sabor fresa. Después de verter una generosa cantidad en sus dedos, Junsu volvió a tapar la botella y la situó a su lado.

Ante la curiosidad, acerco su lengua tentativamente hasta lamer la punta de uno de sus dedos. Definitivamente sabía a fresas.

Decidiendo cambiar su posición (ya que; como leyó en el artículo, así sería más fácil), Junsu se sentó sobre sus talones. Separando sus rodillas, Junsu comenzó a acariciar su verga lentamente mientras se preparaba a sí mismo para lo que estaba a punto de hacer otra vez.

Acercando la otra mano detrás de él, Junsu paso uno de sus dedos por el resquicio de su trasero, sintiendo escalofríos ante el toque, antes de recorrer la orilla de su hoyo otra vez. Con un poco de presión, Junsu empujo su dedo otra vez, y se maravilló de como había sido mucho más fácil esta vez.
Con menos resistencia, Junsu empujo su dedo completamente gimiendo y lanzando su cabeza hacia atrás al mismo tiempo que cambiaba su posición hacía un ángulo completamente diferente. Con una mano que seguía acariciando su verga y otra bombeando afuera y adentro de su trasero, Junsu se forzó a separar aún más sus piernas para obtener mejor balance.

Cerró sus ojos e imagino el cuerpo de Yunho presionando contra el por detrás, imagino que era el dedo de Yunho el que se deslizaba adentro y afuera de su trasero. Involuntariamente, Junsu comenzó a agitar sus caderas al sentir que el placer comenzaba a incrementarse.

Manteniendo firmes las caricias sobre su verga, Junsu mordió su labio e introdujo un segundo dedo junto con el primero. Al estirarse sus músculos, fue ligeramente doloroso, pero el dolor venia atado con el placer, y Junsu se alegró de haber usado lubricante.

Mientas su cuerpo gradualmente se acostumbraba a la intromisión, su ritmo se aceleró, y pronto tuvo que desocupar una mano balancearse a sí mismo dejando a su verga dura y necesitada. Entonces recordó haber leído algo acerca de la próstata de un hombre, frunció el ceño mientras trataba de recordar lo que decía el artículo.

Algo acerca de retorcer los dedos desde adentro y…

Los pensamientos de Junsu se cortaron cuando estallaron luces detrás de sus ojos y aparecieron estrellas. No se necesitaba ser un genio para saber que acababa de descubrir su próstata. Queriendo experimentarlo otra vez, Junsu introdujo sus dedos más profundamente, empujándose hacia atrás al mismo tiempo y otro gruñido escapo por sus labios cuando toco ese dulce punto otra vez.

Su verga estaba goteando líquido pre seminal y Junsu gruño, en necesidad de acariciarse. Inclinándose hacia adelante Junsu giro su cabeza y apoyo su peso sobre sus hombros y mejilla mientras su mano se aproximaba hacia abajo y comenzaba a acariciar su verga otra vez.

Cuando se sintió a si mismo acercándose al orgasmo, las caricias de Junsu en su verga se aceleraron y bombeo sus dedos adentro y afuera de sí mismo más rápido. Con sus ojos cerrados, Junsu se imaginó a Yunho inclinándose sobre él, imagino que eran sus dedos los que bombeaban afuera y adentro de su hoyo, imaginando que era su mano en la que Junsu se empujaba.

Con un último tirón de su verga, Junsu metió sus dedos profundamente adentro de su cuerpo mientras un escalofrió lo recorría violentamente, viniéndose sobre la cama. El agotamiento cubrió su cuerpo casi inmediatamente y Junsu colapso sobre en la cama, sus rodillas venciéndose debajo de él. Su cuerpo era recorrido por escalofríos mientras sus dedos se deslizaban hacia afuera de él. A Junsu ni siquiera le importo el hecho de que ahora yacía sobre un charco de su propio semen.

Los siguientes pocos minutos fueron llenados por el silencio, el único sonido existente era la cansada respiración de Junsu conforme se iba calmando. Rodando sobre su espalda, Junsu hizo una mueca cuando su cerebro finalmente registro la pegajosa sustancia cubriendo el frente de su cuerpo.

En un impulso repentino, Junsu pasó sus dedos por la blanca sustancia antes de llevarla a sus labios. Antes de que su mente pudiera registrarlo, Junsu saco su lengua para lamer la punta de su dedo. Era ligeramente ácido y amargo, pero no repulsivo. Lamiendo el resto del semen de sus dedos, la mente de Junsu comenzó a vagar otra vez y se preguntó cómo sabría el semen de Yunho.

Repentinamente el sonido de la puerta del departamento al abrirse fue escuchado y Junsu se incorporó a medias. Podía escuchar las voces de los otros miembros flotando por el vestíbulo y rápidamente salto de la cama. Haciendo muecas por el ligero dolor en su trasero.

Buscando a tientas, Junsu metió el lubricante otra vez en la caja y prácticamente la lanzo dentro de su closet, localizando apresuradamente sus ropas. Se deslizo en unos boxers, y unos jeans, Junsu estaba a punto de ponerse su camiseta cuando vio los restos de semen que seguían en su pecho. Al escuchar las voces de los miembros acercarse, rápidamente uso su camiseta para limpiar el semen antes de tirarla a una esquina. Viendo el semen en las sabanas de su cama, Junsu rápidamente le dio la vuelta y luego hizo una revisión de último minuto de su alcohola para asegurarse de que nada estuviera fuera de lugar, antes de caminar y abrir la puerta.

Se encontró con los otros miembros en el vestíbulo, y no fue hasta que vio sus miradas sobre su cuerpo, que se dio cuenta de que había olvidado tomar otra camiseta y ponérsela. Solo podía esperanzarse en que no pudieran oler el semen, y que se las hubiera arreglado para limpiar todas las manchas de su pecho.

“¿Qué estás haciendo sin camiseta?” Yoochun pregunto con una mirada maliciosa. Changmin rodo sus ojos mientras Jaejoong dejaba salir una risilla. La atención de Junsu pasó al líder cuyos ojos estaban concentrados en el torso desnudo de Junsu.

Sintiendo un sonrojo cubrir sus mejillas, Junsu se giró y dijo “Estaba cambiándome para ir a dormir cuando escuche la estampida en el vestíbulo y pensé que había entrado algún ladrón”

Fue poco convincente pero hizo que los otros miembros rieran. Dejo salir una tímida sonrisa y se alegró de que Jaejoong decidiera usar una colonia de especias hoy. Definitivamente ayudo a cubrir el aroma a sexo en el aire.

Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD