Gashiyeon, Thorn Year - Cap2 parte 1

0 comentarios
CAPÍTULO 2 (PARTE 1)

Era una casa que no le sentaba en lo absoluto. El diseño antiguo de la construcción iba totalmente en contra del estilo urbano y moderno que se había asociado siempre con Yuhno. Los muebles de caoba oscura que me encontré al momento en que subía las escaleras hacia la puerta enrejada.

Tenía nervios. Tenía la sensación abrumante de estar fuera de lugar. Esto me recordó un poco a de estar de vuelta en casa y ya. Se comenzó a desarrollaren mi un odio hacia el lugar. Era una casa demasiado lujosa y grande para una pareja joven de ni siquiera treinta años.

Para alguien que había creció en una familia acomodada, Yunho era una persona que no tenía mucha simpatía por un estilo de vida excesivamente lujosa. Fue alguien que vivió con más estilo y elegancia posible dentro de los límites que se había propuesto. Yo, en cambio, era terrible con el dinero,algo que había hecho que frecuentemente me regañara por eso. No obstante, el aroma distinto que había llegado flotando en el aire desde el interior de la casa no era un aroma que a Yunho le hubiera gustado. Todo en el lugar parecía apropiado sólo a su gusto.

En ese momento, me llamó la atención su posición incómoda al final del pasillo que conducía a la sala de estar. Parecía que se había producido una razón por la que fue tan duro para echar un vistazo a su alrededor de la casa; su estómago estaba notablemente abultado. Yunho tiene un anillo de bodas en el dedo y su esposa está embarazada, ¿eh?. Se me escapo una risa divertida ante esta situación, fue la única razón por la me saludo con una hábil sonrisa. Yunho me presentó como un pariente lejano del extranjero. Incluso lleno en la explicación con excusas como el hecho de ser de la misma edad, que habíamos ido a la escuela secundaria y la universidad juntos. A pesar de ser cierto, sus palabras me sonaban como las excusas de un hombre que había llevado a su casa a su ex esposa. Por eso... honestamente..., me senti un poco lastimado.
-Sólo se va a quedar con nosotros durante los próximos días.-
-Hola-.
Ella se presentó como Lee Suh-hee. Su dulce rostro estaba enmarcado por las olas gruesas que acaba de pasar a ser el mismo tono rubio brillante que había conseguido mi cabello. Sus ojos brillaban con la vida y su larga cabellera sedosa que caía, yo quería recorrer mis dedos a través de ella. Se puso de pie, apoyando a su estómago, con sus brazos delicados. A pesar de que sus acciones parecían un poco ridículas teniendo en cuenta el hecho de que ni siquiera era como si estuviera en sus últimos meses, todavía era increíblemente hermoso para una mujer que ya estaba hasta aquí.

Ella realmente parecía tenerlo todo, a esta mujer. No era como si me hubiera hecho una mala impresión de ella, pero todavía me resultaba difícil verla en una luz favorable.

Pero las risas forzadas se mantenían y antes de que siquiera tener la oportunidad de ofrecer su mano en señal de saludo, solté otro ataque de risas que tenia un par de miradas extrañas de la pareja frente a mí. Me tomó un momento para recordar a mí mismo antes de que intentara saludarla por segunda vez.
Ella rompió en una amplia sonrisa ante el ridículo que estaba haciendo, volví a perder el control de mí mismo una vez más antes de que pudiera terminar.

Repugnante.

Yo no tenía nada de equipaje conmigo. Después de dejar las numerosas bolsas de las compras en la habitación que la pareja me había mostrado en el piso de arriba, me puse en camino para explorar la casa. Ella había ido a terminar de hacer la cena y Yunho, aflojando su corbata volvió la cabeza de lado a lado, mientras caminaba hacia su dormitorio. Sentí que mi pecho se llenaba de orgullo ante aquella visión. A la edad de tan sólo veintisiete se esforzaba por salir adelante en su empresa, tenía antecedentes muy prestigiosos como una columna vertebral sólida, tenía una esposa y hasta un niño que estaba en camino. Mi hombre era excepcional en todos los sentidos. Me sentí un poco extraño, como una madre llena de orgullo por los logros de su hijo.

Sin embargo, yo no había logrado avanzar un solo paso en mi vida en los dos años que habíamos estado separados.

Quede paralizado de mis rodillas para abajo, como si de repente hubieran drenado de mí la fuerza fuera de mi cuerpo. Decidí dejar la exploración para más tarde, me senté en cuclillas sobre las escaleras. A pesar de que yo era un desastre pegajoso, no tenía la fuerza para ir a tomar una ducha.

¿Debería tratar de pedirle que me lave después de que ella se duerma...?

Me encontraba sentado en la escalera presionándome contra la pared y estire el cuello para mirar hacia la cocina que estaba abajo. Vi a una mujer que parecía ser un ama de casa que se estaba preparando la comida y a ella, que estaba ayudando a la mujer con lo que podía manejar con su movimiento limitado.

Sin embargo, un súbito pensamiento llegó a mi mente y de inmediato devolvió la fuerza de nuevo a mi cuerpo. Me levante y subi las escaleras con movimientos rápidos y hacia mi habitación.

Cogí una de las bolsas de las compras y después de hurgar en ellas, encoentre la camisa que había comprado para él.

Con la camiseta carmesí con cuello en V en la mano, me moví rápidamente por las escaleras por segunda vez, me escabullí sigilosamente como un gato callejero en el dormitorio de Yunho.
Estaba tomando una ducha. Con la camisa en la mano, apreté mi oreja a la puerta del cuarto de baño, pensé que todavía se iba a tardar un poco. Dirigí mi atención al resto del lugar. Me dio la impresión de haber tomado la atmósfera general del resto de la casa y condensado en una habitación de abajo.

Los muebles antiguos de madera, los lazos metálicos de curling que forman la base de las mesas de noche, las sábanas de seda y hasta un tocador completaban la alta gama. Sentí pena por él, por tener que vivir en una habitación como ésta. Rápidamente me aleje de la mesa, sentí como el aroma intenso de la colección de cosméticos comenzó a asfixiarme.
Recogí la camisa de Yunho que había sido arrojada sobre el sofá.
La colonia misma que había utilizado Yuhno durante varios años había perdido parte de su propio olor, y en su lugar, se había mezclado con la de su portador.

Sentí su esencia transmite a través de los capilares más pequeños en mi cuerpo, mi nariz enterrada profundamente en los pliegues de la camisa, respirando el olor que me había perdido tan salvajemente.

Ah... el olor de Yunho: era el olor de un hombre de verdad, un almizcle intenso que me envolvía. Parecía que sólo este olor era capaz de traerme recuerdos hasta el punto de la culminación.

-¿Qué estás haciendo-.
-Oh ... es sólo que te extrañaba.-

Su aroma era exquisito, Yunho había terminado su ducha y ahora, se encontraba frente a mí de pie en una bata de baño, sacudiendo el agua de su pelo. Él me enfrentó con su rostro tierno, mojado con las gotas de humedad del cuarto de baño. Parecía aún más hermoso, mi hombre.

Él frunció las cejas ante mis acciones perversas. Pero me quedé con una sonrisa en mi cara, no era como si no hubiera nada en particular que había encontrado divertido, pero sonreí alegremente a él de todos modos.

En ese momento, mis ojos se encontraron con la imagen de la boda colgando justo por encima del hombro, mi hombre, vestido con un esmoquin y ella. Toda la situación me parecía tan ridícula que tuve que hacer un esfuerzo, mordiéndome los labios, para forzar de nuevo otro ataque de risa.

Antes de que tuviera la oportunidad de abrir el armario, le ofrecí la camiseta con cuello en V que tenía en la mano e hice un movimiento para bloquear su camino.
-Usa esto...-
Se rió entre dientes, como si no pudiera creer lo que estaba oyendo.

Su rostro, medio oculto por las sombras proyectadas sobre sus rasgos por la iluminación tenue, parecía haber cambiado un poco, me miró de nuevo. No era sólo una cuestión de emociones.
Él golpeó mi mano, me hizo soltar la camisa. Me la arrebato.

Me dio un empujón y me hizo tropezar hacia atrás haciendo que mi espalda golpeara contra el armario.

Dio un paso por delante de mi hacia el armario, y comenzó a elegir un traje cómodo para él. Quería elegir su ropa interior para él, recordando los tiempos en que yo había hecho.


Él estaría de pie, completamente desnudo, mientras me arrodillaba en el suelo, tirando de la tela de la bata usando solamente los dientes y los labios, yo no habría sido capaz de usar mis manos porque estarían atados a la vez. Él me habría felicitado diciéndome que me veía más bonito cuando estaba mirándome desde arriba. Se me hizo agua la boca con mi mente llena de pensamientos eróticos.



_________________

Comenzó a cambiarse.
-Llévatela. No la quiero. "

Yo obstinadamente le ofrecí la camiseta de nuevo. No se le veían las ganas de aceptarla, así que me conformé con tirarsela a la cara.

Su rostro dibujo una expresión de enojo. A pesar de que tiempo atrás había amado siempre su cara de enojo, me resultaba difícil verlo.

Salí rápidamente de la habitación, con un poco de miedo, me encontré con ella en el corredor mientras salía de aquel cuarto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD