Tea for Two cap 13

0 comentarios
Abrazando el silencio.


La tortura de no tenerte se convirtió en parte de mí día a día desde que caíste en coma. Una tortura que se presentaba cada vez que abría mis ojos y tú no estabas a mi lado, cuando sonaba mi teléfono y con esperanza esperaba oír tu voz. Cuando cada vez que se abría la puerta de casa, esperaba que fueras tú y no él. ¿Por qué tomé la decisión de seguir adelante si sé que jamás podré ser feliz si no estás a mi lado? Supongo que me sentía tan sólo y tan perdido, que mi mundo se volvió tan oscuro y desee que alguien me rescatara de ahí, y con toda la fuerza de mi alma y de mi corazón desee una y otra vez que la persona que me rescatara de aquel abismo fueras tú, pero el destino no quiso recompensarme con tu maravillosa sonrisa. Y una vez más me despierto abrazando este silencio porque tú no estás aquí para darme los buenos días y mi mente se inunda de cada uno de los recuerdos que formé a tu lado en aquellos maravillosos años…

………....


Habían pasado tres meses desde el cumpleaños de Changmin y de aquel maravilloso primer beso inolvidable entre ambos. Durante ese tiempo, ambos habían tenido que ir viéndose prácticamente a escondidas, cuando el trabajo de Changmin y su rutina diaria se lo permitían. Se había inventado mil excusas para poder ir a ver a Yunho, desde viajes de trabajo, hasta simples salidas a correr. Mentir era algo que le quemaba por dentro, se odiaba así mismo por engañar a todo el mundo, pero desde aquel primer beso, supo que ya no había marcha atrás, supo que su amor por Yunho era real y no podía evitar querer volverle a besar, sentir sus brazos, sentir su cuerpo, su alma, su risa, sentir todo de el.


Una mañana cualquiera en casa de Yunho…

-Que lindo estás cuando duermes… - dijo Yunho en voz baja mientras observaba a Changmin ya desde hace varios minutos como dormía. – Tengo ganas de besarte…

-Hazlo mi amor…

-Te despertaste, siempre te despiertas cuando escuchas mi voz…

-Sentí como me mirabas cariño, ya sabes que cuando estás así, puedo sentirte y sí, me dan ganas de despertar, ven… -
Changmin estiró sus brazos dando señal a Yunho para que fuera con él.

-Aish… adoro que seas tan dulce nada más despertar ¿lo sabes?

-Sí, claro que lo sé, es que… cada vez que despierto a tu lado, me siento tan libre, me siento tan bien que quiero olvidar todo mi alrededor, olvidarme de mi otra vida, esa que me hace tan infeliz, y tan sólo quiero estar abrazado a tu lado, tan sólo eso…

-No te preocupes por lo demás, todo se arreglará y llegará el día que podamos disfrutar de nuestro amor libremente, que podamos crear una vida para nosotros solos, pero ahora… tan sólo piensa que estás aquí conmigo, no pienses en nada más mi amor.

-Te quiero mi amor, te quiero tanto…
- y Changmin besos a Yunho como si fuera a ser el último beso que iba a poder obtener de él.

…………..

Parece como si hubiera pasado una eternidad desde que vi esa pequeña niebla y empecé a caminar por este camino que no se si me llevará de regreso a alguna parte. No hago más que andar y andar y aún no se ni donde estoy, ni hacía donde voy y ahora, tampoco sé porque recuerdo este momento concreto entre nosotros. Mis pies se han parado en seco ante esa imagen tuya y mía, en aquella mañana, nada más despertar. Te besé apasionadamente… y de nuevo, siento que estoy allí, que estoy sintiendo tus labios entre los míos… ¿Yunho estás ahora conmigo? Debe de ser que al universo le gusta torturarme, te siento aquí, siento como tus brazos rodean todo mi cuerpo, pero aún así no puedo verte. Recuerdos, recuerdos y más recuerdos… después de ese beso, me abrazaste fuerte y pasaste tu mano por toda mi espalda haciéndome estremecer de placer… me besaste poco a poco por mi cuello, por mi pecho, por cada rincón de mi cuerpo. Poco a poco me hacías volverme loco y como si me fuera a faltar el alma yo también busqué tus labios y busque todo tu cuerpo para besarlo una y otra vez. Mis manos bajaron hasta rozar tu cintura, algo que te volvía realmente loco y te hizo reaccionar enseguida, no tardaste en darme la vuelta para colocarte encima de mi espalda e introducir entre mis nalgas tu miembro ya erecto haciéndome gemir con fuerza ante aquel impulso. Te sentí dentro de mí con tanta pasión que pensé, que todo mi cuerpo quedaría derrotado bajo tu pecho y entre tus manos mientras que suavemente y a la vez con pasión me tocaban y estremecían entre ellas para hacerme volver loco de placer. Y no quedó nada más en aquella habitación, ni siquiera nuestra respiración se podía palpar entre aquellas cuatro paredes mientras tú y yo, juntos, llegábamos al más maravilloso de los placeres, al mismísimo cielo… Y ahora, mi cuerpo, se estremece, te siente y como aquella mañana me muevo entre jadeos y me quedo paralizado preguntándome, porque el destino decide ser tan cruel de hacerme recordar estos maravillosos momentos contigo y no ofrecerme la oportunidad de volver a tenerlos junto a mí…

………....



-¡Buenos días! – dijo Key entrando a la cocina.

-Buenos días Key, ¿cómo has dormido?

-Uy ¿Qué te han dado esta mañana que hasta me preguntas Yunho? ¡Pillín pillín!

-Tan sólo ... amor del bueno jajaja.

-Ashh, más quisiera yo poder tener amor del bueno, joder que mala suerte tengooo
– y puso pucheros.

-Lo que pasa es que no sales a buscarlo Key jaja – interrumpió Changmin.

-¡Si que salgo! Pero es que nadie sabe valorarme…

-¿Valorarte? Ni que fueras un príncipe joder.

-¡¿A ti que te pasa Yunho?! Ni que tu no hubieras dicho eso veces…

-No te digo que no lo haya dicho, pero aquí donde me ves, yo soy más galán que tú.

-Lo corroboro
– gritó Changmin.

-Qué malos que sois, anda e iros a la porra, me voy a sacar a mí Escarlata que al menos ella si que me valora – y les saco la lengua - ¡Escarlataaaaaaaa!


Y Key se fue corriendo cuan ovejita correteando por el campo a sacar a su perrita…


-Bueno, yo tengo que ir yéndome Yunho…

-¿Vas a casa?

-Sí, tengo una comida con Erin y mis suegros… y no tengo ganas de ir, quiero quedarme aquí contigo
– dijo mientras se abrazaba a la espalda de Yunho.

-Y yo también quiero que te quedes, pero será mejor que vayas si no quieres que sospechen ¿vale?

-Ashh, estoy harto de la situación, ojalá pudiera echarle valor… soy tan cobarde…

-No eres cobarde, eres buena persona, y no te preocupes, todo se arreglará, te lo prometo.

-Está bien… gracias mi amor.



Poco después de desayunar, Changmin cogió la maleta que había traído a casa de Yunho, para simular que estaba de viaje de negocios y fue hacia su casa. Durante el trayecto, mientras conducía no dejó de pensar en toda la situación que el estaba causando al estar con Yunho, ya era un daño irreparable, pero a veces sentía que no tenía energías para seguir adelante con ello, cada día que pasaba sabía que era un día más de sufrimiento para los suyos aunque no supieran nada, y por lo tanto se odiaba así mismo por todo aquello y sabía, que tarde o temprano tendría que ponerle remedio.


Ya en su casa a la hora de comer…

-Bueno Changmin ¿qué tal te va todo por el trabajo? Erin nos ha contado que andas viajando mucho últimamente.

-Sí, últimamente he tenido que arreglar más negocios de lo normal, espero poder terminar pronto, la verdad es cansado…

-El caso…
- empezó a decir su suegro – es que Yoochun no nos ha contado nada sobre estos cambios…

-Ah bueno…
- en ese momento Changmin empezó a ser consciente de la gran mentira que había formado – Eso es porque es independiente a la empresa, es algo que estoy haciendo yo para el futuro jeje.

-Pues espero, que ese futuro sea bueno…
- interrumpió Erin – Porque ya apenas nos vemos…

-Lo sé cariño
– la mirada de Erin en ese momento, partió el corazón de Changmin – te prometo que terminará pronto…
………....



Decisiones, el mundo está lleno de decisiones por tomar. A veces para bien, a veces para mal, pero siempre hay una que tomar… En aquel momento de nuestras vidas, tú tomaste tu decisión, algo que acarreó muchas consecuencias, sobre todo, malas para ti. Sufriste tanto, que me desee morir por verte llorar cada vez que llegabas a casa. Sentí que el mundo se iba a derrumbar y que no podría conseguir calmarte nunca más. Pero al final, todo mereció tanto la pena, que me siento agradecido por la decisión que tomaste aquel día, siendo la persona más valiente del mundo, dejando todo atrás, chocandote con mil y un muro y sólo, todo eso… sólo lo hiciste por mí…

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD