Just one more time:Cap 2

6 comentarios
In heaven…

La alarma del reloj sonaba una y otra vez, marcando las 5 de la mañana.
Yoochun abrió lentamente los ojos…
Y se dio cuenta, de que a su lado no había nadie más…
Solamente él.

Como su rutina lo marcaba, se levanto aun adormilado, tomo sus ropas y se metió al baño para una ducha.
20 minutos después, Park se encontraba de frente a ese espejo de cuerpo completo, arreglándose la corbata.
E inconscientemente su vista se dirigió a su cama.
Allí, donde se veía claramente como una persona había dormido en esa cama…
Y recordó…
Y sonrió tristemente.

Yo ni siquiera pude verlo una última vez.

Se dirigió a la cocina, saco un jugo de un bote de cartón y de allí bebió.
Y sonrió de nuevo.
Alguien le hubiera regañado en ese instante.
Diciéndole que aquello, no era higiénico y que se sirviera en un vaso.
Si… así hubiese pasado sino estuviera solo en su departamento.

Salió de la cocina y se dirigió a su sala.
Tomo su saco y miro una vez más su departamento.
Todo estaba tan silencioso.
Todo estaba tan solo.
Todo estaba como si una sola persona viviera en aquel lugar.
Como si faltara algo… como si faltara alguien.
Como si faltara la luz que día a día le iluminaba.

Mi última imagen de ti parece estar encerrada únicamente en mi memoria…

Por que sin duda alguna, le hacia falta
Por que lo extrañaba.
Por que lo amaba.
Por que lo quería ver una vez más.

Salió de su solitario departamento, arranco el coche y se dirigió a la oficina.
Misma rutina de todos los días…

Al llegar al buffet, todo el mundo lo miraba de una manera diferente.
¿Confortante?
No.
¿Amistosa?
Definitivamente no.
¿Lastima?
Se aseguraba que si.

Me pregunto si me estarás viendo desde algún lugar…

Sentándose en su silla detrás de su escritorio, comenzó a checar las hojas que su secretaria había dejado en él.
Mientras escuchaba como esta hablaba y hablaba… diciendo quien sabe que cosa.
Por que realmente no le ponía atención.

Su secretaria salió de su oficina, dejándolo solo.
Solo… como dolía caer en cuenta que así se encontraba.
Solo…

Respiro profundo una vez más.
Respirando profundamente varias veces en la ultima hora que llevaba leyendo ese reporte de un caso nuevo.

Incluso si me arrepiento, es demasiado tarde, no podré verte más.

-En una hora salimos a la casa de la señora Han, quiere demostrarnos que su esposo le comete adulterio. –dijo de pronto Yunho, entrando a la oficina de Yoochun y sentándose en una de las sillas de enfrente de su escritorio.
-Bien. –respondió secamente Yoochun.
Yunho no volvió a decir palabra alguna.
Sabía que su amigo seguía herido.
Sabía que su amigo estaba triste.
Por su partida.

-¿Crees que alguna vez pensó en el suicidio? –pregunto Yoochun, levantándose de su silla y mirar por el enorme ventanal que tenia detrás de él.
Yunho, que hasta ese momento leía el caso de la señora Han, abrió los ojos sorprendido.
-Bueno… no lo sé… no… no lo creo. –respondió nervioso el moreno.
-Una vez leí que la depresión llevaba al suicidio.
-No creo que él hubiese estado deprimido…

-¡No me jodas, Yunho! ¡¡Yo lo dejaba solo, lo dejaba solo horas y horas, maldita sea!! ¡¡No llegaba a nuestras a citas!! ¡¡No sabia más de sus proyectos!! ¡¡No sabia a que hora llegaba a casa!! ¡¡No sabía si estaba cansado y le pedía que me hiciera de cenar!! ¡¡No sabía si le dolía la cabeza o estaba estresado por algo relacionado a su trabajo!! ¡¡No se cuantas veces lo había dejado con las ganas de hacer el amor!!
Por fin había sacado un poco dolor y sentimiento de culpa que albergaba en su corazón.
Con un sollozo, Yoochun comenzaba a sentir el dolor de una perdida.
El dolor de la persona que más amaba en este mundo.
Y que había dejado, siempre, de lado.

Jung no espero más y se acerco a Park.
En seguida lo abrazo.
Como amigos, como hermanos…
Por que prácticamente compartían el mismo dolor.
Por que lo amaban… de una manera diferente, claro, pero lo amaban.

Las lágrimas en la oscuridad de mis recuerdos, pueden ver más desde ese lugar…

-Lo extraño tanto, Yunho, lo extraño demasiado… quiero… sólo… una vez más… verlo y… decirle cuanto lo siento… que… lo amo y… lo seguiré amando… toda mi vida…
Jung solamente lo escuchaba.
En realidad, comenzaba a preocuparle no haberlo visto llorar desde…
Desde aquel trágico día…

No se había desahogado lo suficiente.
Y sabia que se había aguantado esas lagrimas por mantenerse fuerte.
Por ser fuerte de todas esas personas que lo criticaron por haber sido como fue con él.

Por que Jaejoong, Changmin y hasta Minho se la pasaban recriminándole aquello.
Culpándole de lo que había sucedido.
Culpándole absolutamente de todo.

Tal vez su orgullo podía más que eso.
Pero hoy… después de una semana de la partida…
Yunho había visto, por primera vez, a un Yoochun que se caía lentamente…

-No se si estaba deprimido, no se si estaba enojado o triste contigo, Yoochun… pero te aseguro que él jamás, jamás te culparía de lo que le sucedió.
-¿Como puedes estar seguro, Yunho? ¿Lo viste? ¿Hablaste con él?
-Él te amaba, Chun, te amaba…

Se soltaron del abrazo y Yoochun se dejo caer en la silla.
Ya no lloraba, solamente sollozaba.
Solamente su tristeza seguía allí.

Las puertas de la oficina de Park volvieron a abrirse.
Changmin y Minho entraron.

-El jefe nos espera abajo. –dijo Minho, mirando como Yoochun se limpiaba las lagrimas.
-Creo que… será mejor que vayas a casa, Yoochun.
-No puedo, Yunho, no… no quiero.
-Claro, para Park siempre ha estado el trabajo primero… por eso…
-Changmin. –dijo el moreno, mirando seriamente al menor.

-No es eso Changmin… no quiero envolverme en la soledad y tristeza de mi departamento. Quiero distraerme en estos momentos. –Yoochun lo miro con un dejo de tristeza en sus ojos.
Shim no dijo nada más.
Choi sonrió un poco.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

A las 12 am, volvía a su departamento.
Esta vez, no había llegado tarde por el trabajo.
Había llegado tarde por que se había ido a un bar.

Si… llego con unas copitas de más a su casa.
Pero quería des estresarse un poco.
Olvidar un poco.

Pero no… no lo había logrado.
Al contrario, todo había regresado a su mente.

Me temo que voy a cerrar mis ojos y tú me olvidarás.

La llamada del hospital.
Salir corriendo en su auto a toda velocidad hacia este.
Llegar y preguntar por él.
Que le dijeran que podía verlo…
Verlo con su cuerpo entero cubierto con una sabana blanca.

Y los sollozos regresaron.
Y las lagrimas que estaban acumuladas en sus ojos, volvían a salir.

Por que jamás iba a volver a ver esos ojos color café que lo hacían perderse.
Por que jamás iba a ver esas mejillas sonrojadas cuando se avergonzaba.
Por que jamás iba a volver a escuchar esa risa estridente que le daba dolores de cabeza, pero que amaba escuchar.
Por que jamás iba a volver a ver esos pucheros que tanto adoraba besar.
Por que jamás iba a volver a ver esa actitud algo infantil que veces tenia.
Por que jamás tocaría esa piel suave y delicada.
Por que jamás probaría la deliciosa comida que, con tanto esfuerzo y dedicación hacia, solo para complacerlo.
Por que jamás… jamás lo iba a volver a ver.
Por que jamás iba a dejar de amarlo…

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-






No me dejes… no me dejes…
¿No puedes quedarte a mi lado?





-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


-Te amo, te amo…

Yoochun sonrió, aun dormido, al escuchar aquellas palabras…
-¿No puedes decirme esas palabras otra vez? –dijo Yoochun, como si se las dijera a alguien…

-Te amo, te amo…

Y volvió a escuchar su voz…
Su suave y delicada voz…
Pensó que su conciencia lo estaba engañando…

Y, extrañado de que su alarma no sonara como debería de ser.
Yoochun abrió lentamente los ojos.

Quedándose mudo al instante…
Abrir más sus ojos rasgados…
Al percatarse de esos ojos que lo miraban preocupado, pero con una sonrisa.
Al darse cuenta que alguien estaba a su lado…
Al darse cuenta de que ese alguien era…

-Yoochunnie… ¿estas bien? ¿Estas pálido? Como si hubieras visto un fantasma.

Definitivamente era él.
Allí estaba.
Con su suave voz hablándole cariñosamente.
Con su mirada preocupada.
Con un pequeño puchero en sus labios.
Con un sonrojo en sus mejillas.
Allí estaba su amor.
Allí estaba su Junsu.

-¿Co… co…? Tu…
-Me sorprendes que sigas durmiendo… usualmente a esta hora ya estas en la oficina. Es un poco tarde, Chunnie.

Yoochun, sin salir aun de su asombro, vio como Kim se levanto de la cama y comenzó a sacar ropa del closet.

-Ayer lleve a la tintorería tu traje favorito. Se que sigues molesto por que lo manche. –un sonrojo instalado en las mejillas de Junsu. –pero te prometo que no me lo pondré más…
Sonrió…
Junsu le sonrió…

Frunciendo levemente el seño, Junsu salió de la habitación.
Park seguía en shock…
¿Cómo es que Junsu estaba de nuevo allí?
¿Qué había pasado?
¿Se estaba volviendo loco?
¿Acaso…?

El sonido de su celular lo saco de sus cuestionamientos.
Se levanto y tomo el aparato abriéndolo para contestar.

-¿Dónde demonios estas, Park? ¿No recuerdas que hoy en la tarde tenemos que presentar el informe del caso del señor Lee? –dijo una voz furiosa al otro lado de la línea.
-Cha… Changmin…
-¿Pues quien mas, tonto? Vamos… levanta tu trasero y tráelo para acá. Yunho-hyung esta molesto ya… dice que vienes o vienes…
-Pero…
-¡Aish Yoochun! Te dije que anoche no te quedaras hasta tarde en la oficina. Puedo asegurar que dejaste plantado a Junsu-hyung ¿verdad? Claro… si me llamo para preguntar por ti… no entiendo como mi hyung…

Pero Park colgó.
Mirando la fecha de su celular se percato de que era aquel día…
De que era justamente 10 de marzo…
El día en que Junsu había tenido ese accidente y le había quitado la vida.

Yoochun salió corriendo y se dirigió a la cocina.
Kim partía delicadamente la fruta para el desayuno.

Yoochun no lo pensó dos veces y abrazo a su novio.
Y se dio cuenta entonces, que no estaba soñando.
Que de alguna manera, y no sabia como, había regresado al pasado.
Y el destino… de una u otra forma, se lo habían regresado…

-¿Chunnie…?
Pero Kim no pudo decir más.

Yoochun lo tomo delicadamente de las mejillas y lo beso.
Siendo delicado y tierno.
Probando de nuevo sus labios, como si fuera la primera vez.
Y que prácticamente era así.

Park ingreso su lengua en la cavidad de Junsu.
Probando y reconociendo su saliva, su sabor.
Tan embriagante como siempre lo eran.
Jugando con su lengua.
Volver a explorar toda su boca.
Volver a sentir que Junsu le sigue correspondiendo desde la primera vez que se besaron.
Llevándose algunos gemidos.
Llevándose consigo el sabor de Kim.
Compartiendo el mismo sentimiento.

-Lamento tanto lo de anoche… -le dijo Yoochun cuando se separo apenas un poco de un sonrojado Junsu, quien abrió inmediatamente los ojos ante aquellas palabras.
-Esta bien Chunnie…
-No, no lo esta Junsu… te deje de lado y nunca tenia tiempo para ti… y tu siempre me perdonabas todo… y yo…
-¿Por que hablas en pasado Chun-ah? Eso me da miedo… -respondió serio Kim.
-Te amo Junsu… te amo tanto. –dijo encerrando al pelirrojo entre sus brazos. Junsu estaba feliz de estar así con él. –jamás lo olvides, baby… jamás dudes del amor que te tengo…
-No… no lo dudo Chunnie, nunca lo he hecho… es sólo que… a veces veo que te interesas mas por tu trabajo que por mi… -dijo Junsu con las mejillas sonrojadas.
-No Junsu, no… tú eres mi vida entera. –dijo Yoochun seriamente, mirando esos ojos cafés brillando como si aguantara algunas lagrimas.
-Te amo Chunnie…

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-






Los últimos recuerdos de ti están encerrados
en los bordes de mis lágrimas.






-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Simplemente no lo podía creer.
Se hacia muchas preguntas.
Seguía con muchas dudas.
Y en estado de shock.

¿Es que como era posible que Junsu volviera?
¿Cómo era posible que Kim estuviera de nuevo con él?
¿Cómo…?

Pero a pesar de todo, Park Yoochun estaba feliz.
Si… por que la vida le daba otra oportunidad.
Por que el destino le regreso lo que mas amaba.
Por que ya no iba a cometer el mismo error.

Por que tenia una segunda oportunidad ¿no?
Por que por eso Junsu regreso a su lado…
Para amarlo y quererlo…
O… ¿para dejarlo ir?

-Señor Park, ¿trajo su reporte? –pregunto una vez mas el presidente de la firma.
-Di… ¿disculpe? –Yoochun no prestaba atención a su jefe ni mucho menos a la junta.
-Me esta decepcionando Park…
-Lo siento señor… -sonrió de forma avergonzada.

Jung, Shim y Choi estaban sorprendidos.
Es que era raro que Yoochun perdiera el hilo de la conversación en una junta.

-Aquí esta. –Yoochun le entrego un folder con el reporte.
-Quiere explicarlo…
-Claro… -Y Yoochun comenzó a hablar.

A pesar de que estaba explicando cada detalle de su reporte, Park no podía dejar de ver su reloj.
Pero… ahora que lo recordaba, ¿le dijo a Junsu que irían a cenar?
Y es que no quería ir a trabajar… ¡oh si! Por primera vez Park Yoochun no quería ir la oficina y quedarse con su novio…
¿Había de nuevo cometido ese error? ¿Luego Junsu iba a salir rumbo a ese lugar por que Park lo dejo plantado en su departamento?

-Señor, si me permite interrumpir un momento, necesito hacer una llamada… -dijo de pronto Yoochun.
Su jefe se quedo sorprendido.
-¿Se puede saber a quien? ¿Es demasiado importante?
-Si, señor, a mi novio.
-Adelante. -contesto su jefe.

Y no es que estuviera sorprendido por que su pareja es del mismo sexo, ya que sabia a la perfección que su equipo de trabajo, Yunho, Changmin, Minho y Yoochun tienen novio…
No, no fue por eso… mas bien por que Park Yoochun jamás… jamás interrumpía una junta para hablar o contestar por teléfono.

Y no era el único sorprendido…
Yuhno sonrió. Changmin no podía quitar su cara en estado de shock. Minho también sonreía.

-¿Baby, donde estas? –pregunto inmediatamente Park cuando ni siquiera Junsu había dicho un “hola”.
-En el centro comercial con Jaejoong-hyung… ¿sucede algo Chunnie? –pregunto un poco preocupado Junsu.
-Nada… sólo quería escuchar tu voz. –dijo en tono enamorado. –y decirte que me esperes en el departamento ¿okay? Yo llegare… allí estaré, pero quédate en el departamento ¿si? Por favor… -casi suplico.
-Claro que si Yoochunnie…
-No importa la hora… no salgas… llegare… te lo juro…

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-





Solamente acabalo, termíname…
Si no vas a estar a mi lado, hazlo.





-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


Faltaban 5 minutos para que el reloj diera las 11 de la noche.
Park Yoochun miraba constantemente su reloj.
Y también su celular.
Junsu le había llamado ya 5 veces.
Pero no le podía contestar por las miradas que su jefe le hacia cada que trataba de hacerlo.

En verdad… no estaba prestando atención a nada de lo que Yunho decía acerca de las pruebas del señor Lee.
Quería salir ya.
Quería irse a su departamento y evitar que Kim saliera de allí.

Yoochun se levanto de su asiento, recogiendo sus cosas.

Siguiendo tus pasos.

-Park, ¿se puede saber que demonios hace?
-Tengo que irme, señor… en serio, tengo que irme…

Siguiendo el camino sin fin.

-¿Qué? ¿A hacer que? Tome asien…
-¡A salvar a mi novio! –grito Yoochun desesperado. Y por primera vez odio a su jefe.
Y sin esperar una sola palabra más de la boca de este, Park Yoochun salió.

Como un viaje para encontrarte…

-Yoochun-ah, se que estas ocupado pero… no haz olvidado lo que me prometiste ¿verdad? Sabes… me dirigió al restaurante, allá te esperare ¿okay? Para que ya no vayas al departamento… ¿llegaras verdad? Yo se que si… bueno… te espero. Te amo, Chunnie.
Ya en su coche, Yoochun acelero un segundo después de haber escuchado aquel mensaje en su celular.
¡Maldita sea!
Tardo mucho en encontrar el maldito celular en su maletín y no había podido contestar a esa llamada de Junsu.

Me temo que voy a perderte y quedare vacio…
-No me dejes… no me dejes Junsu.
Y marco otra vez al celular de Kim.
No contestaba…
¿Por qué mierdas no contestaba?

Llamo… 2… 3… 5… veces y Junsu no atendía a su celular.
Acelero… acelero aun mas… sin importar que la lluvia comenzara a caer mas fuerte.
Sin importarle absolutamente nada…
Por que quería llegar a ese taxi…
Por que quería llegar antes de que el accidente ocurriera…
Antes de que le quitaran al amor de su vida.

-Chunnie… -dijo Kim al otro lado de la línea.
-¡Dile al maldito taxista que se detenga! –casi grito a Junsu.

Yoochun ya estaba detrás del taxi donde Kim se encontraba.
Y daba gracias de que al fin podía contestar.

-¿Sucede algo Chun-ah?
-Solo dile que se deten…

El coche que venia a toda velocidad del lado contrario.

-¡Sal de inmediato del taxi! –Yoochun comenzaba a desesperarse. ¡Oh Dios!
No… no le quitarían a Junsu de nuevo.
-¿Que?

-¡Brinca por la puerta… pero sal de inmediato de ese coche, Junsu!
-Pero Yoochunnie…
-¡Hazlo!

Park freno de inmediato.
Vio como Kim apenas tuvo 10 segundos para salir del taxi.
Y este se estrecho con el otro coche.

-¡Junsu!–Yoochun se acerco al lugar donde había quedado tendido su novio.

Estaba boca abajo.
Un poco golpeado.
Y desmayado.
Metros más adelante el taxi había explotado…

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-





Mentiras, todas son mentiras
No voy a escuchar nada
Te amo, te amo
¿Me amaras otra vez?





-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Kim Junsu abrió lentamente los ojos.
Acostado en aquella cama de habitación del hospital.
Sorprendido…

-¡Ah! Estas bien… haz despertado al fin –dijo ese Jaejoong eufórico… acercándose y abrazando a Junsu, quien gimió adolorido.
-Boo… lo lastimas.
-Lo siento Su…
Jaejoong se alejo y miro con un puchero a Yunho, quien después lo abrazo.
Junsu sonrió.
-Nos diste un gran susto hyung… -dijo Minho con una sonrisa.
-Eres un… un… ¡bah! Que mas da… estas vivo y aquí… -dijo Changmin, quien estaba un lado de Minho, de pie y tomándole de la mano.

Junsu busco con la mirada a su novio.
Yoochun estaba mirando por la ventana a la ciudad que seguía a oscuras.
Ajeno a la platica, pero suspirando aliviado cuando Junsu desperto.

-Chunnie… -susurro temeroso Junsu. Si… lo más probable es que estaba molesto por que no lo espero en el departamento.
-Te dije que te quedaras en casa. –reprocho Park.
-Yo… yo…
-Creo que…deberíamos salirnos… -dijo Yunho tomando de la mano a su novio y mirando a Changmin, quien inmediatamente entendió y tomo la mano de su novio y salieron después del YunJae.

Yoochun prácticamente corrió a los brazos de Junsu.
Y, aunque este estuviera adolorido, lo recibió con gusto.

-Estaba preocupado por ti… no quería… no…
Sollozo, escondiendo su rostro en el cuello del pelirrojo.
-Lo lamento Chun…
-No tienes nada que lamentar. –se alejo tan solo un poco, sus manos se posaron en las mejillas sonrojadas de su novio. –no quiero perderte de nuevo… no quiero una vida sin ti… -las lagrimas traicioneras comenzaron a bajar por las mejillas de Park. –quiero ser egoísta una vez mas… quiero que estés conmigo… solo conmigo…
-Aquí estoy Chunnie… -Junsu miraba atentamente a su novio, aun sonrojado pero con una pequeña sonrisa en sus labios rojos.
-Esta vez no cometeré errores… te protegeré… te cuidare… y te amare como te mereces… te lo juro, baby… solo… solo quédate conmigo… -coloco su frente con la de su novio.
-Aquí estoy, Yoochunnie… aquí estoy.

Y con una sonrisa, ambos acercaron sus labios para besarse.
Por que Yoochun había extrañado a Junsu…
Por que lo amaba…
Por que lo quería…
Por que iban a estar juntos…

-Te amo Chun… -dijo Junsu separándose de los labios de su novio pero solo unos cuantos centímetros.
-Gracias por enseñarme la manera de amar… te amo. –Park confeso.

Y esperando que el regreso de Kim Junsu no fuera solamente un sueño…

Fin…

Te amo… te amo…
¿No puedes decírmelo?
Por favor… regresa.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


In Heaven – JYJ from DBSK.*

6 comentarios:

  1. MORIIIIIIIIIIII AMO EL YOOSU
    Y TE QUEDO TAAAAN LINDOOOO ENSERIOOOOOOOOOOOOOOOO
    ;O; OHHH MUERO!!!!!!! ♥

    MUY PERO MUY LINDO ♥

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh gracias al cielo y su salio con vida de esta....
    U_U la verdad pense que iba a quedar como en el video..
    ^^ pero que bueno que no fue asi...

    ResponderEliminar
  3. Si soy sincera hace mucho que no leía algo tan lindo... muchas gracias~

    Una lagrimilla se me ha escapado & estoy orgullosa de ello, tu fanfic transmite tanto & complementada con el MV & le letra de "In heaven" es imposible no conmoverse.

    Gracias por escribir & vaya suerte de Chunnie~

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/10/2011

    maldita(no en mala) poeque es tan llindo el yoosu


    haaaaaaaaaa

    fiel fan de yoochun... pobrecito y tonto
    amo esa cancion
    ahora mas gracias a ti

    ResponderEliminar
  5. que puedo Decir PERFECTO

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD