Perfect Day. Cap 3

4 comentarios
-POV Changmin-

Mientras estoy enfrente de él, ambos sumergidos en aquella pequeña y estrecha tina, me doy cuenta de muchas cosas.
Yunho esta herido y en lo único que pienso es en sanarlo. A pesar de que en este momento pienso que es algo de lo mas estúpido de mi parte.
¿A quien intento engañar? ... Ahora que lo miro a los ojos se que todo era una mentira.
Ahora que miro como se relaja, como desea hundirse en el agua, ahora que lo veo limpiándose con cuidado su herida, me doy cuenta de que soy algo mas que un estúpido.
Yo, Changmin, me había dejado engañar, y ahora tenia ganas de reír como un tonto por ello. Acaso no quería ver que él estaba en este Motel ... Yunho no estaba solo antes de que llegara, Yunho estaba con Jaejoong, Yunho estaba desnudo con Jaejoong, en este alejado lugar, de noche. Debía de ser muy idiota si no quería o me no me daba cuenta de lo que significada eso.
Ahora encajaba algo mas las piezas de donde era ese extraño lugar en al que mi compañero desaparecía por algunas noches. Ahora sé con quien estaba. Y aun no me lo podía creer.
Tenia unas ganas enormes de preguntarle que había sucedido, por que estaba herido. Yo llegue a la conclusión de que Jaejoong era el culpable de su herida. Pero no era momento para preguntar sobre ello, se le veía muy débil e indefenso. ¡Cualquiera diría! Yunho no era para nada una persona indefensa...

Yo sabia que Yunho había tenido una de esas extrañas relaciones con Jaejoong cuando el grupo aun estaba solido como cinco miembros, debía estar ciego para no verlo. Era consciente de ello, como era consciente de lo destrozado que Yunho se encontraba cuando al parecer esa relación entre ambos había definitivamente terminado, esa misma vez en la que Yunho y yo nos envolvimos en una relación diferente …


- FLASBLACK -

Ella reía sin parar, era tan jubilosa y hermosa, reía como si nunca tuviera fin aquella risa.
Yo estaba a su lado, en el sofá del apartamento, ella sonreía y yo devoraba lo que ella había preparado para mi, y que trajo amablemente a mi apartamento.
Adoraba a esa tierna muchacha, mientras comía sus sabrosa comida.
— Changmin ¿cuando dejaras de comer tanto?— me pregunto mientras se soltaba su espeso cabello.
Yo reí por aquella pregunta:
— No creo que deje de comer nunca, y menos si me preparas así la comida — le conteste.
Ella me miraba con devoción, y yo me sentía alagado.
Sabia que ella deseaba que la besara, y yo estaba nervioso, no por que fuera un inexperto en ello, si no por que era la primera vez que besaría a esa inocente chica, así que no quería hacerle daño, se le veía muy frágil.
Yo soy una persona conocida, y me limito en cada acto que debo de hacer, incluso el acto simple de besar, pensaba en lo que pasaría después.
Ella me sonrió
— ¿En que piensas, Changmin? — me pregunto, yo la mire y ella pareció quedar fascinada — ¿Puedo besarte? — me pregunto de pronto. Vi que se sentía avergonzada por preguntarlo — Es a modo de cobrar por la comida que te e preparado — dijo para suavizar la pregunta.
Yo sonreí, de un modo algo nervioso y cerré mis ojos, dándole permiso a que me besara. Sé que lo oportuno es que yo fuera el que la besara ...
Creí que pronto tendríamos los labios unidos, pero no fue así ...
El sonido de unas llaves parecen retumbar sobre la puerta de entrada. Alguien iba entrar en el apartamento, pero era tan ruidoso, que prácticamente corto nuestras intenciones.
Ella parecía asustada, cuando de pronto la puerta se abrió. Yunho era el que entraba tambaleante mientras dejaba caer las llaves sobre el suelo del salón. Yo lo mire perplejo.
Momentos antes le advertí a Yunho que se fuera del apartamento que ambos compartimos, le dije que tenia un cita, y el acepto irse durante esa noche ... pero, allí estaba, de nuevo en el apartamento, completamente ebrio.

No hacia falta ni acercarse a él para darse cuenta que estaba completamente borracho. Tambaleaba mientras andaba y empezó a gritar mi nombre:
— Changmin, ¡Changmin! —
De pronto a ella, mi acompañante ese día, se le veía nerviosa, se le veía preocupada al observar a un Yunho completamente fuera de si, y yo la intente tranquilizar:
— No te preocupes — le dije.
— Changmin, lo mejor sera que me marche — me dijo dulcemente —, mañana quizás podamos quedar, si quieres ..., pero no creo que sea muy oportuno que yo este en un momento así —
Yo también lo creí así. En todo caso era muy embarazoso .... Así que lo mejor era despedirnos por aquella noche.

Ella se fue algo disgustada, y yo me quede completamente insatisfecho con aquella desastrosa cita cuando la despedí en la puerta.

— ¡Changmin! — volvió a gritar Yunho mientras caminaba descortinado hacia el sofá y se sentaba en este.
Yo me gire para mirarlo, estaba tan disgustado que le grite:
— ¡¿Que demonios quieres?! — mientras me acercaba a él.
Seguía sentado en el sofá, aquel en el que casi me beso con aquella chica, ... ahora había un chico borracho y con sus ojos lloroso
— ¿Que haces, hyung? ¿Acaso estas loco?— le pregunte, estaba disgustado por que estaba tan ebrio que apenas lo lograba reconocer. Se veía débil como nunca antes lo había visto. Y aquello me disgustaba.
— Jaejoong me a dejado— gimoteo en llanto.
Yo me senté a su lado en el sofá, aun impresionado al ver a Yunho llorar (No le gustaba que le vieran llorar)
— Ya — le conteste, aquello ya lo sabia. Por ello ahora eramos solo él y yo los que vivíamos en ese apartamento. Y solo parecía importarle el echo de que Jaejoong se había ido, ¿No notaba que la presencia de Yoochun y Junsu también había desaparecido? Yo siempre notaba ese vació ...
— Nos ha dejado — siguió diciendo, mientras sus ojos se volvían aun mas vidriosos.
— Si — dije mientras giraba la cabeza para mirar a Yunho, quien seguía sentado junto a mi en él sofá, lamentándose.
Quería mirarlo frente a frente, consolarlo y decirle que beber para ahogar el sufrimiento solo lo hacían los cobardes. Pero era una frase bastante común ...
— Yo quiero a Jaejoong — confeso con voz desequilibrada
— ¿Lo quieres? — le pregunte sorprendido.
— Jaejoong ya no me quiere mas, por eso se a ido ¿verdad? Yo lo quería a él. —
Sin dudas debía de haber ingerido mucho alcohol para decir tantas tonterías juntas. Y confesar tantas cosas, que yo antes no le había escuchado decir.

Él también giro su rostro para mirarme. Tenia esos ojos envueltos un torrente de lagrimas contenidas.
— Jaejoong ...— susurro mientras me miraba intensamente a los ojos y cuando me quise dar cuenta tenia sus fríos y alcohólicos labios sobre lo míos.
Yo lo aparte como pude, aun sentía su saliva mal extendida por mis labios. Había sido uno de aquellos besos llamados "extraños". Y me sentí confundido.
Nunca antes Yunho me había besado. Ni tan siguiera había pensado en que eso podía suceder.
— ¿Que diablos haces? — le pregunte mientras intentaba lavarme los labios con el dorso de mi mano —Yo no soy él.— le dije cuando sentí la fuerte mano de Yunho posarse sobre mi nuca, obligándome a acercar de nuevo mi rostro al suyo —¿Acaso quieres morir?— masculle amenazándolo.
A él parecía no importarle. Su aliento olía a alcohol, aunque no sabría diferenciar a cual exactamente
— Suéltame ¡Maldita sea! — exclame cuando Yunho me agarro con fuerza de los hombros.

Adquiriendo todas mis fuerzas aparte los brazos de Yunho de mi. Me levante del sofá asustado, cuando observe que este hacia lo mismo.
Pretendí apartarme de Yunho, quien se dirigía lentamente hacia mi, pero al andar hacia atrás tropecé de manera tonta.
Caí hacia atrás, haciendo un sonido hueco y fuerte, quedando tendido en el piso.
Mi espalda dolía ante la caída. Y me sentía confuso.
De pronto sentí como unas manos alzaban mis pies del suelo, rodeando el final de mis pantalones de fina tela. Estaba aterrado cuando observe que se trataba de Yunho, que estando aun en pie intentaba quitármelos.
— ¡Ya basta, Yunho! — le grite en modo de advertirle, aunque él parecía incapaz de escucharme. Su cuerpo en pie, rígido aunque tambaleante, alto y fuerte, parecía inquebrantable e imparable incluso ebrio. Mientras yo seguía indefenso en el suelo. Una imagen similar al de un feroz animal y su presa.
Que otra cosa podía hacer salvo patalear, intentando que no me quitara la prenda que me daba seguridad.
Aunque intentaba ponerme en pie, mi espalda hacia en mi un fuerte dolor.
Yo mantenía mis manos sobre el comienzo de mi pantalón, en modo de retenerlo y mantenerlo, pero Yunho estiraba del final mi pantalón con mucha fuerza.
Sin duda este tenia mucha mas fuerza cuando estaba ebrio, parecía como si su fuerza se duplicara. Por que cuando me quise dar cuenta él se había desecho de mis pantalones.
Llegados a aquel punto en el que sentí mis piernas descubiertas, quise huir. Pero sus grandes manos presionaron mis finos tobillos, para que no lograra marcharme.

Sin dejar de tambalear, Yunho se arrodillo, y se sentó sobre mi, en el frió parqué.
Estaba tan nervioso y asustado. Ahora era yo el que no me reconocía ...
Yunho, quien llevaba una camisa oscura abotonada, fue desabrochandosela ante mis ojos. Yo estaba justo bajo su cuerpo, como un idiota.
En aquel momento no me lo quise creer, acaso ¿Estaba abusando de mi?.
Se extendió encima miá, con el pecho descubierto y aquel fuerte olor.

Yo me removí intentando desprenderme de Yunho, pero era técnicamente imposible. Estaba bajo su cuerpo, por lo tan bajo su control.
Cuando me beso el cuello yo grite y lo maldije a la vez en la que me removía. Seguramente, a modo de que me callara, Yunho beso mis labios de nuevo. Yo apreté fuertemente mis ojos, cerrándolos. A pesar de estar ebrio, parecía tener un movimiento perfecto en sus besos. Su grueso labio inferior cubrió por completo mi alargado labio, fundiéndose en mi boca sin remedio.
El echo de que me besara de ese modo era para que parara de removerme, y lo consiguió.
Estaba asustado, Yunho aprovecho eso para desprenderse de su ropa y de la miá.
Yo no quería llorar, pero mis ojos se humedecieron por si solos al sentirme desnudo.
— Yunho — le rogué, pero este estaba desconcentrado, sus movimientos eran de los mas torpes.
— ¿Mmm? — me pregunto sin decir nada, solo con un sonido en sus labios. ¿Acaso estaba tan nublado que ni tan siquiera veía que era yo?¿O era consciente de ello?. Yo no lo lograba adivinar ...
—Soy Changmin, y quiero que me sueltes. Llamare a Jaejoong si quieres — le dije, le implore, estaba ya desnudo y me sentía enormemente avergonzado al sentir su piel sobre mi piel.
— … — No había remedio, aunque Yunho quería contestarme, solo balbuceaba cosas sin sentido.

Su miembro estaba eróticamente erguido, lo que entendí que obviamente estaba excitado, a lo que mi corazón bombeo aun mas fuerte, y trague saliva al observar aquel alzado trozo de carne.
Yo nunca había imaginado aquello, ... con Yunho. Él técnicamente me obligo y tentó, y me sentí un idiota, incapaz de defenderme. Por mucha curiosidad que en el fondo pudiera poseer.

Todo aquel lugar, y solo ese lugar, fue testigo del dolor y placer que sentí.
Su piel era morena, sus ojos oscuros amenazantes y hermosos. Él abrió mis piernas desnudas, aunque yo hice la mayor presión para que no lo hiciera, fue en vano... Se posiciono, y empezó a hacer aquello como si ya lo hubiéramos hecho anteriormente. De un solo movimiento sumergió con mucha dificultad su cálido miembro.
Yo gritaba de dolor, pero el gruñía por el placer. Ni tan siquiera espero a que yo me repusiera a la primera introducción allí donde nadie antes había entrado. Y empezó a moverse tan duramente que yo por un momento quede en blanco .... no lograba ver absolutamente nada, solo el dolor era completamente visible para mi.
— ¡Yun-Ho! ¡Ah! Duele. Detente por- por favor, Yunho — le rogué adolorido, con una voz que ni tan siquiera yo reconocía.
Pero era imposible razonar con él en aquel momento.
— Eres muy ... muy apretado — dijo mientras volvía a introducirse al salir de mi, casi a un son desesperado. Moviéndose de manera desesperada encima miá, en aquel frió piso, sabiendo que extrañamente en aquel salón hacia solo un momento estaba con aquella muchacha.

Yunho empezó a susurrarme cosas que yo no entendía, y empezó a llorar cuando yo empece a llorar. Como si se lamentara de mi dolor
De pronto sentí como Yunho temblaba sobre mi cuando veía el final, y mi entrada adolorida ahora estaba repleta de la esencia de él.
Me sentí exhausto y sin palabra. Creí que me había quedado sin voz por los gritos desgarradores que habían salido de mi adolorida garganta
Yunho cayo encima miá, y yo me sentí aun mas dolor al tener todo el peso de este sobre mi.
Estaba sudando, y sentía el cuerpo sudado de Yunho resbalar con mi sudor.

Lo mire, y este tenia una sonrisa mientras se dormía al instante sobre mi pecho. Sus labios estaban enrojecidos y su dulce peca encima de sus labios parecía estar mas marcada que nunca.
Yo también caí en manos de un sueño profundo sin esperarlo. Mi cuerpo estaba cansado, como nunca antes lo había estado. Ni tras tener sexo con una mujer, ni tras practicar una nueva coreografiá ..., nunca me había sentido tan exhausto como en ese momento ...

~~~~~~~

Desperté a la mañana siguiente, sobre el suelo, y aun completamente desnudo. Mi sudor ya había secado y sentía un fuerte frió.
Estaba tendido sobre ese piso donde la noche había sido violado, y me sentí avergonzado.
Me quise incorporar, pero mis piernas no respondían, me dolía tanto el trasero, era demasiado incomodo ...
Estaba manchado y desaliñado. Aquello daba asco. Yo, Changmin, ¡Ah! No me lo podía creer ...
De pronto me acorde asustado: Yunho se había dormido encima mio, pero ya no estaba.
Me levante preocupado y me dirigí a la habitación que Yunho ocupaba.
Efectivamente, como había pensado, Yunho estaba tendido y desnudo sobre su cama. Yo pensé que Yunho a la noche se movió inconscientemente hacia su habitación. Y así era. Hay estaba durmiendo plácidamente, como si nada sucediera.
Yo me dirigí a mi habitación y me vestí con las primeras prendas que encontré.

No podía dejar de pensar en lo sucedido mientras hacia el desayuno en la cocina. Tenia mucha hambre. Aun sentía el trasero adolorido cuando andaba. Yunho había sido muy duro, y yo me sentí de nuevo avergonzado.
<<.Quizás es esto lo que le hacia a Jaejoong.>> pensé inconscientemente <<.Quizás son estas cosas las que le hace feliz. Y él estaba tan tristes, él estaba tan dolido cuando apareció en el apartamento.>> no podía dejar de pensar, mientras exprimía otra de las naranjas que iba a desayunar. <<.Yunho estaba triste, tan triste como para hacerme esto... .>> de pronto sentí pena por él, deje una de las naranjas de lado, y me dirigí a coger otros ingredientes. Pensaba hacerle algún remedio para que su resaca se fuera, pensé en como se sentiría al levantarse ... (seguramente destrozado) y le prepare algún remedio de los que había escuchado.

— Changmin — escuche de pronto al cabo de un rato.
Me gire y observe a Yunho, quien acababa de entrar a la cocina. Se había vestido, y su pelo se veía alborotado.
— Dime … — le dije, pretendiendo hacer como si nada hubiera sucedido, pero, no se me daba muy bien fingir...
— Me acuerdo ..., me acuerdo de lo que sucedió anoche — me confeso de pronto. En el rostro de Yunho vi su culpabilidad
— No lo puedo olvidar, estaba tan fuera de mi …. Solo recuerdo pequeño fragmentos de ti sufriendo por mi culpa — me continuo diciendo. Yo no lo puede evitar y mis ojos de humedecieron sin que yo lo ordenara —Se que nunca me perdonaras por ello — el rostro de él se veía preocupado, nunca lo había visto igual, en estos largos años nunca le había visto ese rostro de arrepentimiento en él
— Seguramente tengas resaca por ello, yo te e preparado algo para desayunar — cambie de tema de pronto.

Él entendió que yo no estaba enfado por ello, yo en realidad sentía pena por él.
Desde aquel día era imposible que Yunho y yo no volviéramos a ser los mismo ...
Me acuerdo de esa dulce muchacha con la que tuve la cita antes de que empezara todo este enredo, y me acuerdo cuando le dije que no quería tener nada mas con ella. Ella rompió a llorar y me pregunto "¿Porque, Changmin?", recordé sus lagrimas fluyendo mientras me lo preguntaba, pero yo nunca le conteste aquello, no le podrida decir que era por que empece a cuidar de Yunho. De que Yunho me necesitaba, y yo sentía que debía estar a su lado.
Aunque muchas veces me despertara confuso cuando soñaba con Jaejoong diciéndome "¿Porque, Changmin?", y llorando como aquella muchacha.

Nunca mas Yunho fue como aquel día, esa violencia y dureza, se convirtió en algo mas de delicadeza. Le dejaba. Creí que nunca veía a Jaejoong, que yo era lo único que le quedaba. Por ello me dejaba. Por que cuando lo veía mal yo me prestaba a él para que se encontrara mejor.

"- Changmin, eres tu lo único que me queda-"

- FIN FLASBLACK -



Ahora estaba frente a mi, en aquel aseo, y aun no me lo podía creer ... Otra vez estaba ayudándolo, inconscientemente, otra vez estaba intentando curar su herida. ¿Por que era tan idiota?. Ni yo mismo me reconocía
Yunho me miro y me sonrió con aquella brillante sonrisa. Parecía cansado y atormentado por la herida que empezaba a amainar y calmarse en su brazo.
— Estoy mejor gracias a ti, Changmin — me susurro. Los dos estábamos en el interior de aquella pequeña tina en la que parecía hundirme junto a él.
Sus palabras aplacaron mis pensamientos en su contra.
Me incorpore un poco:
— Dejame, te voy a ayudar — dije inconscientemente mientras me acercaba como podía a Yunho y examinar su brazo ahora empapado en agua.
La tela que le había atado alrededor del brazo para entaponar aquella herida que no paraba de sangrar, había resultado útil. Ahora estaba mojada y se transparentaba la herida que contenía bajo la tela, la cual tenia un aspecto mas mejorado
— ¿Por que estabas con Jaejoong? ¿Siempre os encontráis? — le pregunte de pronto. Estaba un buen rato pensando en como preguntarle, pensé que lo mejor era preguntarlo de pronto, sin que yo mismo lo pensara antes de decir.
— Changmin, te quiero mas de lo que podría querer a otra persona— Yunho contesto tajantemente, y yo quede sorprendido. <<.¿Me estas mintiendo?.>> Él estaba desviando mi pregunta.
<<.Seguramente piensas eso por que técnicamente te acaba de intentar matar, si nunca él hubiera echo esto ... no pensarías igual ¿no?.>> pensé, pero fui incapaz de decirlo en voz alta.
— Tenemos muchas promociones, ¿crees que podrás trabajar con esto?. Disimular algo así es complicado ... — le advertí, y cuando dije "complicado" quería decir "imposible".
Y es que deseaba que Yunho bajara a la realidad, todas las cosas y trabajo que teníamos ambos seguían existiendo a pesar de lo sucedido en aquel Motel en el que aun nos encontrábamos.
— No quiero que los aficionados se preocupen de mi, puedo mantenerme firme y ocultar esto sin problema.— dijo con total seguridad, como siempre se comportaba.
En el fondo lo admiraba mas que odiar. Él siempre se mantenía fuerte, y para él casi todo parecía sencillo. Incluso aquello parecía sobre llevarlo con mucha mas valentía de lo que cualquier otra persona lo llevaría. (Lo único que no logro llevar con valentía fue el momento en el que Jaejoong se fue)

Me levante de la bañera, y Yunho me miro con aquella mirada fija y expresiva. Yo me sentí completamente vulnerable ante su mirada sobre mi cuerpo desnudo, el cual invadía millones de gotas que él parecía seguir con sus oscuras órbitas.
Salí de la bañera y agarre una toalla cercana con la que cubrirme la cintura. Impulsivamente agarre otra de las toallas del aseo y la extendí con mis manos dando a entender a Yunho que era hora de que él también saliera de la bañera.
Fue en aquel mismo instante, en el que Yunho se puso de pie sobre la bañera, cuando le vi el rostro completamente entristecido, era un rostro difícil de describir, una expresión en Yunho difícil de decir, era un rostro desolado y afligido que me partió técnicamente el corazón.
Obviamente estaba enfadado con él, por que me sentía estafado y engañado, pero aquello pasaba a un segundo plano, por el simple hecho de que este estaba herido en varios aspectos.

Al salir de la bañera le cubrí con la toalla la cintura, dejando su húmedo cuerpo algo mas cubierto. Tenia tantas preguntas que hacerle, y tan pocas que me atrevía a realizarle
— Tengo que cambiarte este "vendaje", te pondré uno seco, cuando lleguemos a nuestro apartamento te coseré — le empece a explicar, mientras él asentía con la cabeza sin decir nada más

De pronto sonido nos alerto a ambos ....


4 comentarios:

  1. T__T me siento mal por Changmin, es como si Yunho solo lo hubiera usado. Pero Min es tan bueno que sigue cuidando de él. Quiero continuación! Lo dejaste muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/04/2011

    quede metida....

    ResponderEliminar
  3. PERO SIGUELO POR DIOS MIO XDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  4. noooooooo mi min fue violado porque le pasan estas cosas a el porque no entiendo porque tiene tna mala suerte........en esto del amo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD