Sin alas que protejan: Cap 13

9 comentarios
~Capitulo 13~




-Changmin, por favor- Dijo un sereno Jae. -Dime que te pasa-
Changmin se había tranquilizado, pero aún así no quería hablar, menos con el rubio. Su mirada se perdía en el suelo.
-Changminnie...-
-...-
El mayor acercó su mano al rostro del menor intentando acariciarlo pero este se lo impidió girando la cabeza.
-Vamos... como amigos-
-Tu no eres mi amigo- Soltó molesto.
-Solo quiero hablar contigo y ayudarte...- Dijo tristemente. -...Te amo-
-¿A qué viene eso?-
-A que es cierto. Eres la persona más importante en mi vida en este momento-
A Changmin se le formó un nudo en la garganta al escuchar eso.
-Eso no es verdad- Su voz era forzada. -Eres un mentiroso-
-Te juro que es verdad- Respondió con la misma serenidad que antes.
-Eres un sínico-
-Dame una oportunidad para demostrártelo-
-...-
-...Por favor-
-¿Me crees tan idiota para aceptar?-
-No digas eso-
-No Jaejoong, lo que tu y yo teníamos ya no volverá a ser-
Changmin se colgó su mochila al hombro y se puso de pie.
-Minnie por favor...-
Pero el mencionado no hizo caso y siguió caminando a la salida ya que, por culpa del mayor, perdió la ultima clase.
-Changmin...- Susurró viéndolo alejarse.
-Ay Jae ¿Qué le hiciste al pobre de Minnie para que se pusiera así?- Dijo una desagradable voz sarcástica a sus espaldas.
-Junsu...- Le menciono. -¡Todo esto es tu maldita culpa!- Le gritó acercándose a él, tomándolo con furia por la camisa.
-¿Pero que te pasa?- Se defendió.
-¡Eres un idiota, Junsu!- Le volvió a gritar. -¡No tenías por que meterte entre Changmin y yo!-
-Era necesario, él iba a echar a perder todo esto y tu lo estabas permitiendo-
-¡¿Sabes qué?! ¡Ya no quiero escucharte, es más, si no te veo para mi es mejor!- Dijo enrabietado. Tomó sus cosas y se fue.
Junsu le observó, su expresión era tranquila aunque por dentro su coraje crecía por aquellas palabras.
...
Después de deambular toda la tarde y principios de la noche por la ciudad Changmin regresó a su casa y al entrar lo primero que notó fue a sus padres discutir.
Se podía notar que su madre estaba al borde de la locura y se notaba que estaba muy enojada. Al percatarse de la presencia de su hijo se dirigió rápidamente a él.
-Changmin- Dijo enfrentándolo. -¿Quien es este?-
La señora Han le mostró aquella foto de él con Jaejoong.
Changmin la miró sorprendido pero a la vez aterrorizado, no supo que hacer ni que decir. Como pudo ser tan tonto y dejarla a la vista. Ahora entendía que la discusión era sobre él.
-¡Contéstame!- Ordenó su madre.
Changmin tragó saliva y se dispuso a hablar.
-Él es Jaejoong- Dijo con nerviosismo.
-Y dime ¿Porqué te esta abrazando así?- Dijo más molesta.
Apenas si iba a soltar una palabra cuando su padre habló.
-¿Qué eres ciega, mujer?- Se burló. -¡Tu hijo es un marica!-
En ese momento el vestíbulo se rodeó de silencio.
La señora Han miró a su hijo con los ojos más que abiertos.
-¿Es... Es eso cierto?-
Changmin no podía contestar, no sabía que hacer. Lo que no le sorprendía era como su padre podría llegar a ser tan desgraciado, ahora mismo estaba con esa sonrisa burlesca.
-¡Changmin respóndeme! ¡¿Lo eres?!-
-Realmente, no me gusta el termino que ustedes dan- Dijo aparentando tranquilidad. -Pero si en verdad lo quieres saber pues si, soy homosexual-
La señora Han se llevó una mano a la frente y otra a la cintura, para ella esas malditas palabras salidas de la boca de su hijo la terminaron de llenar de rabia. “¿En que me equivoque?” “¿Qué hice mal?” Pensaba amargamente.
-¿No tienes nada más que preguntar? Entonces me voy-
-¡Tu no te mueves de aquí!- Le regreso hasta hacerlo topar contra la pared.
En ese momento sus latidos se hicieron más fuertes y paso a un estado ya no de miedo si no de pánico, sabia que esos dos eran capaces de cualquier cosa. Aún así, con mucho esfuerzo, trató de disimularlo.
-Tu... solo te haz empeñado en deshonrarnos a tu padre y a mí...-
-...-
-...En manchar el nombre de esta familia-
Changmin no podía creer la cantidad de estupideces que habían salido de la boca de su madre en una sola oración . Esto tenía que ser una broma.
-¡¿Una qué?!- Gritó. -¡¿Deshonrar?! ¡¿Familia?! ¡Por si no te haz dado cuenta esto dejó de ser una familia hace mucho tiempo!-
-¿Pero que estas...-
-¡Silencio!- Interrumpió. -Hasta tú misma sabes que esto es verdad, ¡sabes que esta familia se fue al infierno!...-
-¡CALLATE!- Le dio una fuerte bofetada. -¡Mal nacido! ¡Desagradecido!-
Changmin dio paso al silencio, se dio cuenta que la mejilla le sangraba cuando retiró su mano y supuso entonces que su madre le pegó con la mano que tiene su anillo de boda, su tonto y estúpido anillo de boda que ella fielmente conservaba.
No quiso seguir ahí y se dirigió a las escaleras.
-¡No hemos terminado!- Le detuvo haciendo que este resbalara.
Parecía que Han ahora si había perdido la cordura, metió los brazos del menor entre los barrotes de la barandilla de la escalera, antes que este reaccionara, y los amarró con una especie de tela sacada de dios sabe donde dejándolo inmóvil.
-¡¿Qué demonios?!- Intentó zafarse sin éxito.
-Estas pecando, hijo- Soltó muy serena.
“¿Qué? ¿Pecando?” Pensó mientras la miraba. “¿Acaso ya perdió la razón completamente?”.
La señora Han se aproximó a él y le subió la camiseta hasta quitársela, no por completo por obvias razones, pero la dejó colgando en los antebrazos de ambos brazos. Se resistió pero cada movimiento hacía más fácil todo. Su corazón parecía una locomotora a punto de estallar, sus manos estaban heladas y su angustia crecía, por ultimo el pánico se apoderó de él.
-Comprende, Changmin- Dijo Han tranquilamente acariciando los cabellos de su hijo. -Que esto lo hacemos por tu bien-
“¿Por mi bien? ¿Qué carajos?” Con esto, Changmin estaba casi seguro que esto ya estaba planeado. Todo aquello sonó como las palabras de una fanática religiosa a la que todo le disgusta, a la que a cualquier defecto ya le parece un acto contra su Dios.
Ante la desesperación de no saber que hacer siguió intentando liberarse pero todo era inútil.
-¿Kun? ¿Estas listo?- Preguntó la mujer, como si de algo normal se tratase todo aquello.
Kun se quitó el cinturón, al notarlo, un enorme escalofrío recorrió el cuerpo del menor, el objeto fue doblado a la mitad y después abrió paso a su labor. Aquel cinturón pegó fuerte y escandalosamente en la débil espalda de Changmin.
-¡AAAAAAAAAAAAGGHHH!- Gritó, el dolor fue insoportable.
Un segundo golpe fue propinado y las lágrimas por parte de la víctima hicieron su aparición.
-¡Basta! ¡Por favor!- Gritaba, pero golpe tras golpe siempre fue ignorado.
Su madre, recargada en una pared con los ojos cerrados y una mano en el pecho solo escuchando los gritos desgarradores de su único hijo.
Los últimos tres azotes fueron los más crueles ya que venían acompañados de la fuerte y grande hebilla del cinturón.
Dolía, claro que dolía, aquellas marcas de violencia fresca solo indicaban horrorosas cicatrices en un futuro. En esos momentos quería dejar de existir, simplemente cerrar sus ojos y no volverlos a abrir nunca.
No hacía ningún movimiento, solo estaba tirado ahí en las escaleras sollozando ahogadamente. Después sintió como era liberado de las manos.
-Llévalo a su habitación- Dijo a Han a su esposo.
El mayor tomó violentamente del brazo a su hijo y lo hizo subir bruscamente por aquellas escaleras. Lo arrojó dentro de ella cuan animal salvaje, cerró la puerta y se dirigió al menor posándose detrás de él empezándolo a tocar. Los intentos de resistencia eran débiles y hasta ridículos. Lo lanzó a la cama y se posó sobre él, lo olía y besaba cada parte de su desnudo torso. Changmin sentía asco, siempre que pasaba esto era una sensación de asco y remordimiento a sí mismo lo que sentía. Para su fortuna no pasó a mayores, pero el solo hecho de ver la sonrisa maniaca dibujada en el rostro de su enfermo padre le hacía pensar que esto no se iba a quedar así. Cuando su padre salió de la habitación, se quedó tirado en la cama todavía llorando y, no sabia por que pero se estaba culpando a si mismo de todo lo que le pasaba.
Ya entrada la madrugada, se incorporó, sacó una camiseta limpia, se la puso y silenciosamente salió de su habitación dirigiéndose abajo para finalmente salir de aquella casa.
Aún estaba débil y el dolor no había disminuido nada, le costaba caminar, sosteniéndose de las paredes logró llegar a aquel parque que, por alguna razón, ya se había convertido en un refugio para él. Su cuerpo temblaba, los pies le pesaban y aquel frío sudor se hizo presente. Al llegar no aguanto más y se acomodó bajo un árbol, recargándose en su tronco y sentándose en el frío césped. Su respiración se hizo un poco dificultosa, cerró lentamente sus ojos y fue entonces que cayó en un estado de semi-inconsciencia.
...



~FLASH BACK~



El pequeño Changmin tenía 9 años cuando todo comenzó, de hecho comenzó tiempo atrás, su padre ya no tenía tiempo para él y casi no se le veía rondando por la casa.
Una noche escuchó una fuerte discusión de sus padres, escuchaba atentó desde su habitación ya que era imposible que esos dos escondieran su furia y su enojo.
-¡¿Como puedes ser tan insensible?!- Gritó aquella mujer. -¡Tienes una familia!-
-¡Eres tú la que es insensible!- Contraataco. -¡Desde que Changmin nació no hemos tenido relaciones!-
-¡Pero no por eso tenías que meterte con la primera zorra que encontraras!-
-¡Por favor!- Reclamó. -¡Ni siquiera habíamos empezado...-
-¡Sínico! ¡YO MISMA LOS VI!- Dijo. -¡Lárgate! ¡No te quiero ver!-
El señor Kun salió enojado de la habitación dejando a su esposa hundida en el llanto.
Tal vez Changmin era muy chico todavía para comprender ese tipo de situaciones, pero no era así, aunque muy poco, comprendía lo que pasaba.
El coche de su padre ponerse en marcha lo hizo ponerse de pie y dirigirse a la ventana para solo encontrarse con la desaparición del auto.
No salió de su habitación hasta pasadas dos horas, se dirigió hacia con su madre solo para encontrarla desecha en aquella cama, estaba dormida sosteniendo un frasquillo con pastillas para dormir en la mano. Aquel niño la dejó así viendo que sería inútil despertarla. Regresó a su propia habitación y se metió entre las cobijas quedando, casi al instante, dormido.
Muy entrada la noche escuchó como la puerta de su habitación se habría lentamente pero con ese clásico rechinido. Se incorporó caudalosamente en su cama apoyándose en la misma.
Por la oscuridad de la habitación solo pudo visualizar una sombra. Se sentó nervioso y aquella “sombra” se acercó y se hincó frente a él. El fétido olor del alcohol proveniente de aquel ser hizo a Changmin sentir asco.
-Shhh...- Señalo aquel ser. -Tu eres un niño bueno, Minnie- Dijo.
A Changmin esa voz le resultaba familiar... como la de su padre.
-¿Papi?- Preguntó incrédulo.
-¿Te gustaría ser más bueno?- Pregunto de repente, posando sus manos en los pequeños hombros de su hijo.
Changmin no contestó pero asintió nerviosamente con la cabeza.
-Entonces tienes que hacer todo lo que yo te diga. ¿De acuerdo?-
Changmin se puso helado al escuchar esas palabras. Su padre se puso de pie frente a él y se abrió la bragueta de sus pantalones sacando su erecto miembro. El niño estaba paralizado del miedo, sintió como las fuertes manos de su padre lo obligaban a acercarse e introducirlo en su pequeña boca. El pequeño cerró sus ojos y pequeñas lágrimas ahogadas comenzaron a brotar de ellos. Ese sabor era de lo más desagradable, su padre lo sacaba y lo metía a una velocidad extremadamente rápido, tanto que más de una vez a Changmin le faltó el aire.
-Agh...- Lo gemidos de su padre eran casi como un susurro.
Sin previo aviso, el mayor sacó de un solo golpe su miembro de la boca de su hijo. Lo que hizo después fue acostarlo bruscamente en la cama para luego quitarle el pijama como desesperado, el pequeño estaba más que asustado con estos actos.
Changmin no lograba zafarse del agarre, su padre tocaba sin piedad su inocente cuerpecito. Lo volteo boca abajo y tapo su boca fuertemente y entonces de una sola vez lo penetro, entraba y salia y cada vez era peor que la anterior. Sus gritos eran reprimidos por la mano de su padre y sus lágrimas ya no lo dejaban ver, se había cansado. Cuando su padre ya había acabado salió de él sin delicadeza dejándolo quieto al lado suyo y sin decir nada salio de la habitación.
Esa noche fue la más larga de su vida hasta ese momento, después de que su padre se fue ya no pudo dormir. La luz de un nuevo día se asomaba, de su entrada se sentía fatal y noto, con preocupación y miedo, que había manchas rojas sobre la sabana de su cama así que como pudo se levantó, la quitó y puso una limpia en su lugar, todo a duras penas. La sabana manchada la escondió y cuando tuvo oportunidad la tiró a la basura sin que nadie se diera cuenta.
Los abusos por parte de su padre siguieron repitiéndose, cada que el mayor quería obligaba a su hijo a hacer esas horribles cosas con él.




~FIN DE FLASH BACK~




De un de repente el joven reaccionó, sin abrir los ojos se dio cuenta que ya no estaba en aquel helado parque, estaba dentro de... ¿una casa?. Changmin hizo el esfuerzo de abrir los ojos, sentía que estaba sobre una cómoda cama, estaba cobijado, sobre su frente reposaba un trapo húmedo y por ultimo su cabeza estaba sobre una almohada, pero aún no sabia en donde estaba.
-¿Despertaste?- Le preguntaron en tono bajo.
“Esa voz...” Pensó. Aquella voz era de lo más familiar.
-¿Changmin? ¿Despertaste?-
“¿Qué? ¿Como sabe mi nombre?”.
Changmin logró abrir por completo los ojos dejando todo muy claro. Estaba en una habitación.
-¿Como te encuentras?- Le preguntaron serenamente.
Changmin giró la cabeza en busca de aquella voz que ya había logrado reconocer.
-¿Jaejoong?- Dijo.
-¿Estas bien?-
-...-
-¿Changmin?-
Changmin le ignoró y se incorporó sentándose en la cama.
-Cuidado- Se acercó para ayudar.
-¿Como llegué aquí?-
Jaejoong sonrió...
-Pues... solo te diré que pasar la noche en un parque no es muy sano-
-¿Hu?- Le miró confuso.
-¿Pasa algo?-
-¿En un parque?- Desvío la mirada.
-Pues ahí te encontré-
-...-
Changmin no recordaba mucho de anoche, solo que llegó al mencionado parque y se sentó bajo un árbol, después nada.
-¿Changmin?-
-Pero ¿Como me encontraste?-
-Es que, para tu suerte te vi llegar...- Jaejoong volvió a sonreír. -Si, ya se que en estos momentos has de decir “Maldito loco nocturno” pero...-
-Ve al grano- Ordeno.
Esto desanimo un poco al mayor.
-Pues te vi llegar al parque, casi no podías caminar y caíste sentado bajo un árbol, me acerqué a ti y al verte note que estabas inconsciente, no reaccionabas y hasta fiebre tenias- Respondió a secas.
-...- Changmin le miraba incrédulo.
-Te ayude a parar como pude y te traje hasta aquí- Calló. -Que por cierto no me haz dicho como te sientes-
El chico menor tocó su propia frente y se dio cuenta que efectivamente la fiebre había desaparecido.
-Parece que estoy mejor-
-Que bueno- Volvió a sonreír.
Changmin inconscientemente le devolvió la sonrisa, pero al caer en cuenta giró la cabeza a otro lado.
-Gracias por todo, Jae.............. Jaejoong- Afirmó.
-¿Ya te vas?-
-Si, esta amaneciendo y tengo que regresar a cambiarme para ir a la escuela- Le volteo a ver. -Tu deberías estar haciendo lo mismo-
-Changmin- Le detuvo sujetándolo de un brazo.
El mayor se acercó a él y poso una mano sobre la herida mejilla del menor.
-¿Qué ha paso?- Le preguntó con intriga acariciando aquella mejilla.
Changmin tomó la mano del mayor y la retiro de su rostro.
-Debo irme-
-No, esta vez no te voy a dejar escapar- Le sujetó con más fuerza.
-Por favor suéltame-
-Changmin haz estado muy raro estos días. Si me dices que te pasa yo...-
-¡Te digo que me sueltes!- Interrumpió
-Changmin deja de huir por favor. Quiero ayudarte-
-No necesito ayuda, estoy bien-
-Por favor, hablemos-
-¡No quiero hablar contigo! ¡Déjame ir!-
-¡CHANGMIN POR FAVOR!- Gritó autoritario girándolo hasta dejarlo frente él y lo sujetó por los hombros. Acto que estremeció al menor.
Los dos quedaron en silencio. Changmin le miró asustado.
-Lo siento- El mayor se arrepintió de haberle gritado a su niño.
-Fue un asalto- Soltó. -Me intentaron asaltar- Mintió. Busco una excusa rápida. -Ahí tienes tu respuesta- Apartó los brazos de Jaejoong.
-¿Un asalto?-
Changmin asintió.
-Jaejoong, por favor. Me quiero ir-
El mayor le miró dudoso.
-De acuerdo-
Salieron de la habitación dirigiéndose al gran vestíbulo, era temprano, el reloj marcaba las 6:10 a.m.
-Changmin, déjame acompañarte-
-No, no te molestes-
Jae lo vio salir por aquella puerta, no podía evitar sentir una enorme impotencia, el no poder ayudarlo pero también sabia que él no se dejaba ayudar y así nada funcionaba. No se había dado cuenta, pero se quedó recargado en una pared viendo fijamente a la puerta de la entrada.
-¿Jae?- La voz de Yunho lo devolvió a la realidad.
-¿Si?- Reacciono.
-¿Qué pasa? ¿Estuvo Changmin aquí o solo me pareció escuchar su voz?-
-Si, estuvo aquí-
-Hum... ¿Se arreglaron las cosas?-
-...Aún no- Agacho la cabeza.
-Ya veo...-
-Estuvo aquí porque en la madrugada que salí lo encontré débil en el parque, tenía fiebre y estaba inconsciente-
-¿Lo trajiste?-
-Por supuesto, no lo dude ni dos veces-
-¿Y por que estaba así?-
-No lo sé- Respondió. -No quiso decirme-
Yunho no supo más que decir, agacho la mirada y de repente lo volvió a escuchar.
-Él tenía una herida en la mejilla izquierda, una cortada- Le confesó. -Dijo que fue un intento de asalto-
-Tal vez así fue-
Jaejoong negó con la cabeza.
-Cuando lo traje a la casa, antes que despertara, también descubrí en su espalda unas marcas, como de azotes. Solo que de eso no le cuestione-
-¿Azotes?- Frunció el ceño.
Jaejoong volvió a asentir.
-Parecían resientes y la mera verdad, no me trago el cuento del asalto-
A Yunho le sorprendía escuchar eso, era mucha información sobre alguien que apenas conoce.
-Yunho- Le menciono. -Changmin esta mintiendo. Algo grave le pasa y no quiere decirlo- Dijo con un nudo en la garganta.

9 comentarios:

  1. OMG!!!!!!!!! por favor por favor escribe la conti, la necesito... estoy tan preocupada por Changmin no sé quién es peor..si los malvados padres, los cuales no tienen derecho a llamarse así, ó Chagmin que no busca ayuda, si no kiere la de Jae x lo menos que sea la de la Sra. ella siempre lo ha apoyado.. pero que ya se quite esas ataduras... no soporto tanto sufrimiento dirigido exclusivamente hacia él..
    Noooo

    ResponderEliminar
  2. Oh por favor
    maten a ese padres
    IDIOTAS
    LA ETICA DE ESA DOCTORA VALE CACA D:
    MINNIE!!!!!!

    JUNSU, nunca te habia odiado tanto como en estos momentos .__. malcriado
    y me carga a chunnie hetero xD pero bueno será

    continuad, no me dejeis asi xD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11/16/2011

    Ahhh se m destrozo el corazon en el flash back y minnie cn su inocencia queriendo recomocerlo le dice.."Papy?" ah m imagine esa escena horrible!!! t_t

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11/16/2011

    xiao~mi
    padres de ##$@@!!!!es inhumano todo lo q pasa de changmin tbn llore cuando dijo papi? Y.Yy el q no se deja ayudar debe ser por q cree q jae lo abandonara
    vamos minnie dile todo de una vez a jae para q mate a tus padres t viole y te deje embarazado

    ResponderEliminar
  5. Cony-chan11/16/2011

    malditos viejooos!! cada vez los odio mas!! como la vieja le puede hacer eso a Min, malditos los 2 "padres" los odio, no lo puedo evitar!!

    pobre Min xq tiene q sufrir tanto, y ni siquiera se puede apoyar en Jae. Min tienes q decirle todo lo q pasa, es la unica forma de solucionar esto T^T

    cada vez amo mas este fic ^^

    ResponderEliminar
  6. como odio a sus padres!!! hacerle todo eso al pobre changmin!!!!! ... jae salvalo !!!! T-T

    ResponderEliminar
  7. wawwwwwwwwaa xq debe ser tan detallado lo q hace ese maldito padreee.. wawa xqqqqqqqqqq wawawa lo detesto pero bueno wawa noo q lo matennn.. wawa Max xq no se deja ayudarrrrr.. wawa xfaa maten al padre rapido
    y con esa madre loca aishh tbm a ella

    ResponderEliminar
  8. Changmin porque no te dejas ayudar, te ha demostrado Jae que te ama y tu eres de Oidos sordos y mudo para acusar a tus padres...

    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  9. Esa mujer esta Loca¡¡¡ ya por favor alguien llevense a ese par de maniacos a una clinica para dementes. No puedo creer que hayan hecho tal cosa a Changmin. Esto esta todo de cabeza, Jae debe primero resover su adicción para demostrar a Min su amor y lograr salcarlo de ese par de infelices. Tengo una preguntap Por qué Yunho y la versión malevola de Junsu viven en casa de Jae???

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD