Labios del Pecado.Cap 6

0 comentarios
¿Mamá?

Por fin tenía conocimiento del paradero de mi madre, mis pies me picaban por salir corriendo y ver de una buena vez a mi madre. Pero no podía hacer eso ahora, si desaparezco sin decir nada, podrían sospechar de algo.

- Que curioso nombre de aquella hacienda verdad?...

Estábamos los tres sentados en medio de los cultivos viendo el atardecer caer, estaba en deuda con ambos.

- Si junsu… “Labios del pecado”…por que alguien pondría semejante nombre a una hacienda…
- Pues quien sabe yoochun… pero me da curiosidad ir allá…
- Y porque no vamos?... – pregunto un entusiasmado junsu.
- Si yunho… según la dirección, esta hacienda queda en la otra ciudad…nos tomaría…hora y media llegar…

Por mi encantado nos vamos si quieren ahora mismo, pero desaparecer así sin previo aviso me puede o mejor dicho nos puedes costar caro.

- Yunho cuando cumples 18 años?...
- El martes porque?...

Ambos compartieron una mirada cómplice y sonrieron como si tuvieran algo en mente.

- Decidido!...este martes nos vamos a la hacienda “Labios del pecado”…
- Que?!

Un leve grito salió de mi boca, como lo podían ver tan simple. Tal vez debería ser un poco como ellos, además seria un buen regalo de cumpleaños conocer a mi mamá.

- Pero que excusa daremos?...
- Fácil yunho… que iremos a celebrar que ya eres mayor de edad…

Por que no se me había ocurrido tal idea a mí, me estoy empezando a decepcionar de mi mismo y sobretodo de mi inteligencia.

- Creo que encontré a un hombre más inteligente que tu yunho…

Junsu carcajeo y abrazo a yoochun como si fuera una recompensa ante su idea.

- Si como sea… pero a que hora nos iríamos… junsu tu no tienes clases?...

Soltó a yoochun y puso cara de preocupación.

- Y si falto?...
- No Su no puedes faltar a clases, es tu ultimo año…

Yoochun y yo ya habíamos terminado nuestros estudios y por ahora estábamos trabajando para esta hacienda, pero a junsu aun le quedaba un año por terminar y ya le había prometido a sus padres que se esforzaría mucho, por que los años anteriores, como que no rindió muy bien.

- Junsu…no faltaras ok…
- Esta bien yunho… pero entonces?...
- Yoochun y yo te iremos a recoger a la hora de salida, le pediremos permiso a tus papas para poder regresar tarde…

Un brillo de felicidad resplandeció por los ojos de junsu, me da mucho gusto verlo tan entusiasmado pero yo lo estaba mas.

- Si Su nosotros arreglamos todo… no te preocupes… pero eso si…concéntrate en tus clases por favor…
- Si no me concentro es por tu culpa…
- Mi culpa?...
- Si… - avergonzado – siempre estas en mi cabeza…

Una expresión de ternura se dibujo en el rostro de yoochun para acto siguiente abrazar y cobijar a junsu entre sus brazos.

- Ahí por favor… no coman pan enfrente de los pobres…

Reímos al unisonó, sin duda ahora a los tres nos unía una estrecha y gran amistad, sin duda son los mejores amigos que pude encontrar y que me pudo tocar.

Esperábamos ansiosos la llegada del día Martes, nunca había sentido tanta impaciencia por hacer algo, pero se que mi vida estaría a punto de cambiar, y es mas eso es lo que siempre he querido, un cambio de vida. El lunes paso y el tan esperado día llego, estas horas se harían eternas, yoochun y yo tendríamos que esperar hasta la 1:30 pm, hora en la que junsu ya sale de sus clases. Sin embargo este día estuvo llenos de abrazos y felicitaciones para mí. Mis 18 años ya habían llegado y el primero en felicitarme y despertarme con una gran sonrisa fue mi padre, y le siguió mi abuelo. A este último tenia tanto que agradecerle, por que aunque no lo sepa, gracias a él encontramos a mi madre. Algún día le diré todo lo que su nieto hizo, pero por ahora, eso aun no esta en mis planes. El dueño también se acerco a nuestra habitación muy temprano solo para felicitarme por mi mayoría de edad, dándome el día libre para poder festejarlo como yo desee, desde luego aproveche la oportunidad para pedir permiso por yoochun y junsu. Acto siguiente me encontré con yoochun, quien me dio un largo abrazo y agradeciéndome por guárdale el secreto de su relación con junsu. No iría a traicionar su amistad y mucho menos abriría la boca para andar soltando cosas privadas, yo no soy así.

- Yunho… vamos donde los papás de junsu…yo ya pedí permiso a los míos…
- Si… también le pedí permiso a mi papá y al dueño así que tenemos el día libre y sin preocupaciones…
- Enserio?...vaya que considerado el patrón…

Afirme con mi cabeza y nos dirigimos a donde se encontraban los padres de junsu, personas humildes y bastante amables. Siempre era grato ir a tener una charla con ellos, la madre de junsu era bastante cariñosa conmigo, y con yoochun mucho más. Como lo esperaba me dio un caluroso abrazo diciéndome “Yunho… ya eres todo un adulto” sonreí ante su comentario y en parte así me sentía, todo un adulto. Fue fácil que accedieran a nuestra petición de dejar que junsu nos acompañe a “Festejar mi cumpleaño”.

- Yoochun… ¿la mamá de junsu sabe sobre ustedes dos?...
- NO!...- sobresaltado
- Pues yo creo que sospecha…
- ¿Tu crees?... ahí no espero que no…
- Pues seria una ventaja…
- Quien sabe pero por el momento… top secret yunho…
- Claro chunnie!...

Sali huyendo antes de que yoochun me mostrara sus puños, por supuesto corrí directo a la puerta principal de la hacienda, para quedar fuera de ella.

- Yunho!!!...

Y como lo hice con junsu aquella vez, gire sin previo aviso y yoochun sin poder frenar su acelerado paso, choco contra mi y caímos al suelo.

- A poco piensas conquistarme a mí también…
- Pues tengo mis tácticas…
- A no me digas?...

Me miro con cierta picardía y mostrándome sus dedos, me empezó a atacar haciéndome cosquillas por donde se le ocurriera.

- Yoochun!... ya para!

Sentía que me iba a ahogar con mis propias carcajadas, mis piernas se movían descontroladamente. Yoochun me despeino el cabello y por fin ceso con el ataque.

- Vez te dije que tenia mis tácticas…

Aun con la risa sin poder contenerla, me levante sintiendo aun las punzadas que sus dedos habían dejado sobretodo en mis costillas.

- Tus tácticas dan miedo yoochun…

Me ayudo a levantarme por completo y yo sobaba mis costados riendo por toda la calle.

- Yunho… ya párale a tu risa que nos están viendo raro…
- E-es que no puedo…

Me tomo de la mano y me hizo correr muy lejos alejándonos de las calles principales.

- Estamos a una cuadra del colegio de junsu verdad?...
- Pues me parece que si… que hora es yoochun…
- Son la 1:20 pm

Llegamos justo a tiempo por que vimos a lo lejos como empezaban a salir por la puerta principal los alumnos. Aceleramos el paso y quedamos frente al colegio esperando solo la salida de junsu. No paso mucho tiempo cuando vimos a junsu salir muy contento, pero lo que capto mas mi atención fue verlo salir junto con un chico, que estoy seguro he visto en algún lado.

- Yoochun, quien es el chico que acompaña a junsu?...
- Ni idea… porque?...
- No por nada…

No podía despegar mi mirada de aquel muchacho, este traía la cabeza gacha pero aun así mantenía conversación con junsu, este ultimo al vernos esperándolo se despidió de su acompañante quien levantándole la mano siguió otra dirección. Intente no perderlo de vista pero entre toda la multitud termine por hacerlo. Y aunque levantara mi cabeza para poder ver si lo encontraba otra vez, fue inútil ya no estaba.

- Hola chicos… yunho feliz cumpleaños!!...

Intente sonreír ante su comentario, pero estaba como ido del planeta tierra en este momento.

- Yunho… que te pasa?...
- Nada junsu perdóname… gracias hermano!...

Sacudí mi cabeza y olvidando todo, esta vez si termine por corresponder el abrazo que junsu me estaba ofreciendo.

- Junsu… quien era el chico que estaba contigo…

Estuvo a punto de responderme pero yoochun interrumpió.

- Que mas da yunho… vámonos ya…
- Si yunho ya vámonos…

Esta bien, aquello puede esperar, por ahora hay cosas muchas mas importantes.

- Esta bien vámonos ya…

Muy emocionados nos dirigimos a la estación de buses para llegar a nuestro destino. Efectivamente como yoochun lo había dicho, llegamos en una hora y media. Fue curioso ver que pasamos por capilla en la que la otra vez me tuve que enfrentar a los estúpidos de mis e compañeros. La capilla si no mal recuerdo era la misma y el callejón también, o tal vez me este confundiendo, pero no, estoy seguro que si estuve aquí. Nuestro recorrido llego hasta su ultima parada y los tres bajamos con una sonrisa en nuestros labios, sentía como mis palpitación agilizaban su ritmo.

- Yunho… emocionado?...
- Demasiado yoochun…

Salimos de la estación de autobuses y como solo teníamos el nombre de la calle por donde quedaba la hacienda, tuvimos que preguntar a las personas que pasaban por ahí. Poco a poco íbamos avanzando y cada vez también iba sintiendo que estábamos estábamos muy cerca. Nada mas giramos una de la calles que íbamos transitando y ahí con letras muy grandes en la entrada el lugar tan ansiado por nosotros, lo teníamos a solo unos metros.

- Wao!... Labios del pecado…

Un asombrado junsu se acerco corriendo hacia la gran entrada a la hacienda, que tenía una magnitud impresionante, sin duda es una de las mejores

- Y ahora que hacemos yunho… entramos?...

Sin contestar tome del brazo a yoochun, caminamos y alcanzando a junsu quien aun se mantenía con la boca abierta, también lo tome de la mano y entramos a aquel lugar en donde encontraría el mejor regalo de cumpleaños de toda mi vida.

- Espera yunho si alguien nos ve?...
- No me importa…

Ignorando aquel comentario, seguí y es mas acelere mi paso. Al llegar al centro de toda esta gran haciendo, veíamos como había adultos al igual que en nuestra hacienda iban y venían ignorando a los presentes, el ambiente era familiar para nosotros.

- Hey!... que hacen aquí…

Escuchamos una voz madura y giramos asustados.

- Disculpe señor…
- Que hacen aquí?...
- Eh… p-pues… venimos a visitar a un familiar… y ya se nos hace tarde discúlpenos…

Sin dejarlo pronunciar alguna palabra, yoochun me jalo de la camisa que llevaba puesta y nos alejamos de aquel señor que vimos que prosiguió con sus actividades. Pero algo no andaba bien, nos faltaba un integrante.

- Yunho… donde esta junsu?...
- No lose… estaba detrás de mi hace unos instantes…
- Rayos…JUNSU PORQUE ERES ASI!...
- Cálmate yoochun…

Yoochun se tomaba los cabellos y entraba en desesperación.

- Vamos a encontrarlo… no te preocupes…
- Perdón yunho…juro que regañare a junsu…

Le brinde una sonrisa y comenzamos nuestra búsqueda de nuestro integrante no habido, era temprano así que no creo que demoremos en encontrarlo, tal vez salió huyendo al ver que nos encontraron aquí.

Porque seré siempre el cobarde del grupo, al ver que nos atraparon me puse tras yunho pero no pude evitar salir huyendo, me adentre en la casa principal de esta hacienda y con solo entrar quede maravillado, todo es tan lujoso.

- Wao!...
Repetía una y otra vez al ver cada parte de la casa o mejor dicho mansión, empecé a oír pasos y me oculte tras uno de los muros que habían. Vi pasar a una mujer, será ella la mamá de yunho me pregunte. Al ver que se alejo Sali de mi escondite y la curiosidad hizo que indagara más el lugar. Me adentre por unos de los vacios pasillos y vi una enorme puerta, me supuse que daría a la habitación del dueño de esta hacienda. Estaba observando con detalle aquella monumental puerta y sin más ni mas esta se abrió, me quede paralizado sin poder moverme del lugar.

- Junsu?!...

Mis ojos se abrieron de par en par y sentía como mi cuerpo era recorrido por una corriente eléctrica.

- Tu?...
- Que haces aquí?...
- … -

No podía pronunciar palabra alguna, esto no podía estar pasando, no ahora.

- CONTESTAME! QUE HACES AQUÍ?!...

Era zarandeado por sus feroces manos llenas de ira contenida. Mis ojos no podían despegarse de los suyos. Estaba paralizado por el pánico. Apenas podía balbucear vocablos indefinibles.

- Suéltame!...

Trataba de zafarme de su agarre pero era su manos estaban como magnetizadas ya que no se despegan de mis brazos, que ya sentían dolor.

- Te odio junsu… como no tienes idea…

Estábamos en plena búsqueda de junsu, y cada vez que veía pasar a una mujer mi corazón se preguntaba si tal vez ella era a quien yo buscaba. Nuestros llamados no recibían respuesta, junsu no estaba por ningún lado de fuera, lo único que nos quedaba era buscar dentro de la gran casa.

- Yunho…tenemos que entrar… tal vez si este ahí…

Afirme y nos adentramos a aquella magnifica casa, digna de formar parte de una gran hacienda. A cada paso desconocido que oíamos, rápidamente pasábamos a escondernos tras cualquiera objeto que pudiera ocultarnos de las personas. Seguíamos avanzando y se nos hizo extraño oír gritos que provenían de muy cerca a adonde estábamos. Fuimos guiados por aquel bullicio y al llegar a uno de los pasillos vimos a un indefenso y asustado junsu, sujeto de un joven bastante enfadado.

- Suéltalo!!...

Yoochun al ver aquella escena no dudo en correr para liberar a junsu del agarre de aquel joven. Junsu se aferro muy fuerte de yoochun poniéndose tras él.

- Quienes son ustedes?...

Pregunto el agresor, aun con aquella mirada digna de un asesino en serie.

- Y quien te da derecho a ti para tratarlo de ese modo?...
- Por que él…!...

Estuvo apunto de decir algo pero callo bajando su mirada al suelo y apretando sus puños. Yoochun giro para mirar a junsu quien seguía escondido tras él.

- Lo conoces Su?...

Se quedaron fijos mirándose y junsu no se atrevía a pronunciar palabra alguna.

- Siempre fuiste un cobarde junsu… siempre…

Dicho esto aquel chico de la mirada frívola y asesina, entro a lo que supongo era su habitación, cerrándola con un fuerte portazo.

- Que quiso decir… junsu con un carajo… lo conoces verdad?...

Empezó a zarandear a un junsu incapaz de hablar, frente a la desconcertada mirada de yoochun.

- Yoochun cálmate… con tratarlo así no consigues nada…

Tome a junsu del brazo para ponerlo al costado mío, yoochun bufo y no dejaba de cogerse el cabello, despeinándose todo.

- Chunnie…
- Junsu… no me digas nada…siempre tienes que arruinar todo…TODO!...

Sin decir más junsu salió de la gran casa, perdiéndose de nuestra vista. Tal vez en esta ocasión yoochun si se paso un poco, pero después de todo junsu era muy sensible

- Perdóname yunho… malogramos tu cumpleaños…

Le di una sonrisa y me acerque a el para posar uno de mis brazos alrededor de su cuello.

- No te preocupes yoochun… ustedes han hecho mucho por mi…

Compartimos una sonrisa de lado y nuestra de junsu debería reiniciar nuevamente.
“Siempre fuiste un cobarde junsu…siempre” por que tuve que volverlo a ver, por que shim changmin otra vez capturo mi mirada, como hace dos años. Corrí sin fijarme la dirección a la que iba, mis lágrimas quedaban prendidas del viento que corría y acariciaba mi rostro. Me sentí muy mal al oír a yoochun decirme eso, tan miserable e inservible para momentos importantes. Pero tiene razón, siempre termino por arruinar todo, se suponía que hoy debería ser un día importante para yunho, encontrar a su madre, pero lo arruine por completo.
Corrí y sin darme cuenta ya me encontraba en medio de la extensa zona de cultivo, mis lagrimas no cesaban por lo fatal que me sentía, lo único que hacia era correr para alejarme de aquella casa. Con mi mirada abajo fija a la tierra fértil, no me fije cuando choque con una persona, cayendo al suelo. Al haberme apoyado con mi mano, conseguí rasgármela un poco. Levante mi mirada dándome cuenta que con quien había chocado, era con una mujer, bastante hermosa.

- Disculpe señorita…

Esta al ver mi mano ensangrentada, dejo lo que tenia en manos y se agacho para tomar y mirar mi herida.

- Que alivio… solo es un rasguño…

Se saco la pañoleta que tenía puesta en el cabello y con ella hizo como una especie de venda y cubrió mi herida, antes limpiándola con un poco de agua que traía en su botellón y secandola.

- Ya esta jovencito…

Me dio una sonrisa a la cual fue inevitable que yo pusiera cara de tonto.

- Por cierto… yo nunca te había visto por aquí?... eres nuevo?...

Me ayudo a levantar y quedamos frente a frente.

- No… la verdad es que venimos…

Calle y por un segundo pensé “cierra la boca”, esta seria la tercera estupidez que hacia en un día.

- Vinieron?... quienes?...
- Nada señorita… solo me perdí…

Rio ante lo que dije y arreglándose el cabello sonrió nuevamente para mi.

- Eres tierno… cuantos años tienes?...
- Tengo 16 años…
- Oh igual que mi hijo…

Hijo? Una mujer tan joven como ella, tiene un hijo. Me lleve tal sorpresa que no pude ocultarlo.

- Te sorprendió?...
- Si… disculpe señora…

Y yo que me la había pasado llamándola señorita, cuando en realidad ya era madre. Quedamos un momento en silencio, cuando unos llamados rompieron este ambiente. Vi a lo lejos como yunho y yoochun se acercaban levantándome sus manos.

Cuando ya habíamos perdido las esperanzas de encontrar a junsu, al caminar por entre los cultivos, lo vimos junto a una mujer en medio de una plática. Gritamos su nombre para captar su atención y ambos giraron para vernos

- Junsu!...por fin te encontramos…

Yoochun abrazo tan fuerte como pudo a junsu y pidiéndole perdón junsu correspondió a su abrazo. No era momento para pleitos y yoochun lo sabia muy bien, lo mejor que pudo hacer fue demostrarle a junsu cuanto lo quería.

- Entonces te llamas junsu…

Aflojaron un tanto el abrazo en el que se encontraban, y junsu afirmo con una sonrisa en sus labios. Esa mujer era tan hermosa y me transmitía algo indescriptible.

- Y ustedes como se llaman?...

Su sonrisa era capaz de cautivar a cualquiera, incluso a yoochun y junsu. El primero se acerco a ella y estrechándole su mano se presento.

- Soy Park Yoochun… mucho gusto…

Imitándolo también me acerque un tanto nervioso y le brinde mi mano.

- Mucho gusto también… soy Jung yunho…

Al pronunciar mi nombre sentí que su agarre se intensifico y hasta pude sentir un leve temblor por parte suya. Sus ojos se empezaron a cristalizar, no entendía su reacción, un abrazo que sentí necesitado se presento, pude sentir su aroma y hasta un pequeño sollozo, que me desconcertó. Me tomo con ambas manos, me miro y salió corriendo de donde nos encontrábamos. Mi mirada terca no dejo de seguirla, pude ver que llevo una de sus manos a su rostro, ella lloraba mientras que yo trataba de entender esto que acaba de pasar.

- Será ella mi…madre?… - alcance a suspirar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD