Los hermanos Park.Cap 3

3 comentarios
Solo una cena, y caí a tus pies…aunque haya sido un error, caí a tus pies.



Un par de años atrás…


Changmin vestía un traje blanco al cuerpo, y zapatos de punta blanca, al igual que su abrigo. Ropa finísima y de un color que lo definía muy bien, pulcro y elegante.
Entro en el lujoso restaurante llamando la atención de todos los presentes, persona mas fina y elegante que el no había.
Dio el apellido de la persona que lo había invitado y supuso lo estaba esperando-Parck-lo guiaron a una mesa situada en un lugar bien reservado, pero para su sorpresa Parck no había llegado.
Que persona mas irrespetuosa, siendo el quien me invito debería estar esperándome.
-Disculpe-se dirigió a la persona que lo guió hacia la mesa- ¿Aviso el señor Parck que estaba retrasado?
-No señor, ¿desea que le sirva algo?
-Un jugo de manzana por favor.
-Enseguida.
No puedo creer que me haga esperar, vine por cortesía y pensaba irme lo más pronto posible, encima ese olor a comida abrió mi apetito.
-Espere, creo que voy a ordenar algo-le dijo al mozo, y éste le extendió la carta enseguida.

-------------------

-Parck-dijo Yunho, esperando que lo guiaran a su mesa.
-Si, disculpe, creo que dejaron una nota para usted, el señor Kim…
-No, no es eso-le hablo otro empleado.
-¿Qué?
-Al señor Parck ya lo están esperando en la mesa.
-Discúlpeme, debí haberme confundido.
-Esta bien, solo guíeme a la mesa-
Vestía un traje azul marino y un sobretodo negro, muy elegante, muy masculino, y con el semblante serio que lo caracterizaba.
Al acercarse a la mesa, el joven que estaba en ella llamo su atención mucho más de lo que esperaba, sentado de manera muy elegante, con una copa de vino entre sus manos, el rostro prácticamente perfecto-asíque este es el modelo, tiene sentido-pensó parándose frente a él.
-Enseguida le sirvo-dijo el mozo alejándose.
Changmin ni se había molestado en mirarlo-Buenas noches ¿no?-dijo mientras levantaba la vista y dejaba la copa en la mesa, se veía molesto-Después de haberme hecho esperar más de media hora y ni siquiera saludar al estar frente a mi, supongo que el hecho de que haya ordenado por usted no debe molestarle-haciendo seña con una mano a la silla frente a él, para que tomara asiento.
Yunho se quito el abrigo y decidió que si iba a cenar con el modelito, llamo mucho su atención, y le gusto el tono suave y calmo de su voz-Lo siento mucho, debí avisar que llegaba tarde, creí haber salido a tiempo, y no me molesta para nada que haya ordenado por mi, se lo agradezco- Changmin volvió a posar sus ojos sobre el, su mirada era extraña, parecía examinarlo- ¿Buenas noches?-pregunto Yunho mostrándole una sonrisa, cosa que no era fácil de ver en el alguien como él.
Se alegro al notar como Changmin relajo su rostro ante eso, y se alegro más al poder obtener como respuesta igual una sonrisa, una de las más hermosas que había visto.
-Hay algo que me llama mucho la atención sobre su profesión-hablo Yunho.
-¿Qué es?
-Creí que debía cuidar su alimentación, usted sabe, comer en pocas proporciones-le dijo señalando con la vista el plato de Changmin, que de “pocas proporciones” no tenía nada.
-¿Qué?-pregunto Changmin un poco confundido.
-Cuidar su figura.
-¿Mi…figura?-Changmin estaba un poco colorado-C-creo que esa no es forma de hablar a… no entiendo bien a que se refiere, pero siempre me e alimentado en grandes proporciones, no veo que tenga de malo.
-No tiene nada de malo, es solo que se ve tan delgado que creí que su apetito no iba a ser bueno.
-Pues es bueno, y mucho-respondió Changmin sonriendo. Llego el mozo con el plato de Yunho y quedo embobado al instante por la sonrisa de Changmin.
-Ya puede retirarse-le hablo Yunho serio.
-¿Esta acostumbrado a que lo sirvan señor Parck?-Changmin sonrió nuevamente y levanto la copa para beber un poco más de vino. Yunho no podía quitarle la vista de encima, sus manos, sus ojos, sus labios, una persona fina, de buenos modales y buen léxico, lo tenía fascinado.
-Para nada, pero deseo tener su entera atención en mi-Yunho fue muy directo-nunca vi una foto de usted, pero con solo una sonrisa quedé encantado.
-Yo…yo tampoco e visto una foto de usted-Changmin volvía a sonrojarse-y debo admitir que usted es una persona muy interesante.
-Gracias-dijo Yunho volviendo a sofreír ante el joven tan perfecto a sus ojos.

Después de unos minutos, y conversación sobre temas triviales…

-No creo poder seguir comiendo más ¿pedimos café?
-No bebo café, pero si helado-Yunho levanto la mano llamando al mozo-enseguida regreso, ordene por mi por favor.
-¿Algún sabor en especial?-pregunto Yunho, deduciendo que iba al baño.
-Chocolate-Al verlo de pie Yunho quedó más fascinado todavía, era tan alto como el, y esas piernas eran tan largas, ese traje lo hacia ver tan exquisito, mientras caminaba su cuerpo se movía de una forma tan sexy que tenía a Yunho completamente hipnotizado, fue la voz del mozo lo que lo trajo de vuelta a la realidad.
-¿Señor?-era como la quinta vez que lo llamaba.
-S-si, hummm...postre-el mozo le extendió la carta, mientras otro recogía la mesa- un café chico negro, y una buena porción de pastel helado de chocolate.
-Si señor, enseguida.
Debo admitir que es más atractivo e inteligente de lo que esperaba, pero ¿Por qué los sonrojos?, alguien como el debe estar acostumbrado a los elogios, aunque tal vez es por que soy yo el que se los dice, si esa fuera la razón diría que todo esta marchando bien a mi favor…aunque fue él quien insistió en cenar conmigo…esto esta un poco raro…aunque no esperaba que saltara contento por todos lados debería de haberse mostrarse un poco emocionado al verme, ahora que lo analizo bien… esto si esta raro…-pero los pensamientos de Yunho fueron interrumpidos por la figura que se acercaba caminando elegantemente hacia él, había quedado nuevamente hipnotizado por ese bello ser.
Changmin se sentó nuevamente frente a él, y le sonrió-Esto es raro.
-Si, lo se, es como si fuera demasiado bueno…
-Para ser verdad-Changmin termino la oración justo cuando llego el mozo con el café y la torta helada.
-Si necesitan algo mas no duden en avisarme, con permiso.
-Claro-respondió Yunho.
Changmin comenzó a comer su torta como un chiquito ansioso por su postre, Yunho lo miraba con una amplia sonrisa-No sos modelo ¿verdad?
-Claro que no ¿Por qué…
Dos empleados se acercaron con prisa a su mesa-Disculpen, caballeros, sentimos mucho interrumpirlos, pero creemos que por culpa nuestra ustedes…
-¡Silencio!-lo interrumpió Yunho y volvió a mirar a Changmin-No sos Kim Junsu.
-No, ¿Qué esta pasando?
-Retírense-les ordeno Yunho para seguir hablando en privado.
-Estoy seguro que mi hermano Yoochun reservo una mesa esta noche en este restaurante.
-No sos Parck Yoochun.
-No, ya me parecía raro que reaccionaras de una forma tan simple al verme.
-Te citaste con un modelo-Changmin se veía serio, molesto.
-No era una cita, era solo una cena y…
-Esperabas a un modelo sin cerebro, ya me parecía raro tu buen trato y esa coquetería, estabas en busca de alguien fácil con quien acostarte y te encontraste conmigo ¿decepcionado?
-¡¿Qué?!
-Pues te tengo malas noticias, conozco a Kim Junsu y no es así, ahora veo cual es el pasatiempo de los hermanos Parck, siento pena por Junsu, seguro cree que sos una buena persona, y vos a mi me pareces patético-dijo Changmin levantándose de la silla en busca de su saco para marcharse.
-No es cierto, nada de lo que dijiste es cierto-Yunho lo había tomado de la muñeca para detenerlo.
-¿Nada? Te citaste con un modelo que esperabas cayera rendido a tus pies, y tu hermano, si es tan parecido a vos como creo, aún debe estar en alguna mesa esperándome.
Yunho lo soltó y comenzó a buscara Yoochun con la mirada, Changmin aprovecho eso para marcharse.
Yunho ubico a Yoochun sentado en una mesa cerca de donde había estado el, detrás de un pilar, o miraba sonriendo.
Yunho se acercó a él un tanto confundido.
-Lo arruinaste Hyung, ese hombre es perfecto para vos.
-Chuny-lo miraba serio mientras se sentaba frente a él-¿nos habías visto?
-Si, pero se veían tan bien juntos que no quise interrumpir, además a mi solo me gusta porque es lindo, a vos te hizo sonreír.
-Se fue, cree que soy una persona horrible.
-Si, lo arruinaste, al menos la cita, pero no todo esta perdido.
-Chuny-le dijo con voz de reproche.
-Lo digo de verdad hermano, lo que estas experimentando ahora se llama enamorarse, te enamoraste de una persona, que a mi modo de ver, es perfecta para vos.
-Ni nos conocemos, lo que hablamos fue…
-Te morís porque te diga su nombre ¿verdad?-Yunho le sonrió-bendita sonrisa ¿sabías que iluminó tu rostro toda la noche? Changmin, Shim Changmin, ese es su nombre, y te aconsejo que hables con él lo más pronto posible.
-Vamos a casa baby chuny.
-Ese mote no me gusta.
-Lo se.

---------------

-Señor Shim, volvió a llamar el señor Parck Yunho ¿toma la llamada?
-No-respondió Changmin por el interlocutor a su secretaria.
-¿Qué le digo?
-Dígale que estoy ocupado, voy a estar ocupado todo el día-¿Cuántas veces llamo ya? ¿Diez?
-Si señor.
-Gracias.

Que hombre más insistente… anoche me cautivo por completo, si lo vuelvo a ver… ¡no! mejor no verlo, aunque…yo…

-S-señor el señor Parck Yunho…
-No estoy
-Esta acá
-…
-Solo quiero cinco minutos de tu tiempo-la vos de Yunho por el interlocutor lo sobresalto.
-…-no puede ser
-prometo no volver a molestarte después.
-…-Changmin trago fuerte, es él.
-Solo cinco minutos, por favor.
-Pase-Changmin permaneció sentado detrás de su escritorio, muy nervioso, mirando la puerta abrirse. Al ver entrar a Yunho con esa sonrisa tan perfecta recordó por que lo cautivó, no podía creerlo, estaba emocionado de volver a verlo a pesar de lo ocurrido la noche anterior.
-Buen día-dijo Changmin indicándole el asiento frente a él.
Yunho no respondió, tomo asiento donde Changmin le había indicado y permaneció observándolo, era ante sus ojos la perfección en persona-Veo que de ayer a hoy sus modales no cambiaron mucho, es entendible-Changmin sonó muy molesto.
Yunho sonrió, cada vez me gusta más, pensó-Buen día.
-Sólo cinco minutos-lo miraba serio.
-Lo de anoche fue un gran malentendido, ya que conoce a Kim Junsu el puede corroborarle que esa cena fue planeada por él, yo solo iba a presentarme ante él para no dejarlo esperando y retirarme.
-Si el caso es así, ¿Por qué no lo hizo? ¿Por qué no se retiró?
-Después que usted me miro a los ojos ya no pude irme.
-¿Qué?
-Usted me cautivo por completo, Shim Changmin-Changmin se sonrojo, y desvió la mirada, su corazón latía fuerte, ¿cómo podía ser posible?, pensaba sorprendido.
-C-creo que ya debe retirarse, no me gusta perder el tiempo así, tengo mucho trabajo-le dijo poniéndose de pie.
-¿Acepta almorzar conmigo?-Yunho cruzó sus piernas, permaneció sentado, sin ninguna intención de moverse.
Changmin lo miro a los ojos, esos bellos ojos-No se si…-se veía confundido.
Yunho se puso de pie y camino junto a él, tomo una de sus manos entre las suyas-No soy ese tipo de persona, se lo aseguro-hablaba mirándolo a los ojos-jamás me había interesado en alguien, solo usted pudo cautivarme con una mirada, y robarme así el sueño de una noche-la mirada de Yunho era sincera y llena de sentimientos.
Ambos sonrieron y Yunho beso su mano-Paso a buscarlo al medio día-y se retiro.

Changmin volvió a su asiento, ese hombre era perfecto, y su voz y palabras calareon hondo en su corazón.

-¿Señor Shim?
-No estoy para nadie.
-Si señor.

------------------

Yoochun permanecía escondido detrás de un árbol.
-Eso estuvo cerca-se dijo a si mismo mirando hacia su auto, un Audi, lo dejó estacionado frente a la compañía de su familia, nadie lo vio bajar, pero creía haber olvidado cerrar el auto, al querer volver a fijarse ya estaba lleno de fotógrafos intentando averiguar a quien pertenecía, todos en busca de la foto que los iba a volver ricos, una foto que mostrara al menos a uno de los desconocidos hermanos Parck.
-Escondido detrás de un árbol, esto si es gracioso-Yoochun reía divertido.
-No tanto, yo me he llegado a esconder detrás de tachos de basura-escucho una vos muy divertida hablarle, Yoochun lo miró sorprendido, esa persona estaba completamente cubierta, a penas se le veían un poco las mejillas, llevaba un sombrero de lana, una enorme bufanda y grandes gafas.
-Buen disfraz-le dijo Yoochun.
-Me sirve para escaparme.
-Sos raro.
-Lo se-y ambos rieron.
Hablaron un poco y decidieron caminar.

-No te voy a decir mi nombre, y no hace falta que me digas el tuyo ni te quites tu disfraz ¿Okey?-le dijo Yoochun al joven que ocultaba muy bien su rostro.
-Okey.
El chico se soltó un poco la bufanda para tomar el helado que acababa de comprar, Yoochun pudo notar sus gruesos labios, y sonrió por la extraña situación en la que se encontraba.

-------------

Entraron a uno de los restoranes más prestigiosos de Corea, para sorpresa de Changmin, estaba vacío.
-Se que es uno de los restoranes de la familia Parck, y siempre esta lleno ¿Acaso lo hizo cerrar?
-Así es, quiero ser el único que llame su atención.
-No debió.
-Me gustaría que me llames Yunho, hablar con menos formalismos.
-No es apropiado, nos conocimos anoche-aunque usted ya lo haga.
-Aún así, quiero que lo hagas- Yunho lo dirigía hacia la mesa donde iban a almorzar-a mi no me molestaría.

El almuerzo marcho a la perfección, ambos siguieron conversando, conociéndose y fascinándose más el uno del otro.

-Hay algo que quiero contarte-Yunho hablo serio.
-¿Qué cosa?
-Esta mañana, después que hable con vos, cuando volví a mi oficina, Kim Junsu me estaba esperando.
-¿Junsu? ¿Qué dijo?-Changmin estaba un poco preocupado, no estaba seguro de si su amigo Junsu estaba interesado en Yunho o no.
-Primero se disculpó por no haber llegado anoche, y yo le conté lo sucedido-el rostro de Changmin mostró sorpresa ante lo dicho por Yunho-creo que se lo que te inquieta-dijo Yunho sonriendo.
-Junsu es mí…
-Mejor amigo, ya lo se, él me lo dijo, y también me dijo que la cena fue idea de una de sus primas, el acepto solo por complacerla. Se disculpó varias veces, sin inventar siquiera algún tipo de excusa por su ausencia, haciendo notar su obvio desinterés en mi.
-¿De verdad?-pregunto Changmin expectante.
-Si, así es-Yunho sonreía, de verdad Changmin estaba tan interesado en él, como él en Changmin.
-Junsu es una persona muy dulce y buena, pero le cuesta mucho relacionarse con otras personas a pesar de su trabajo, lo cual es muy raro porque parece estar en busca de esa “persona especial”, siempre dijo que cuando encuentre a una persona realmente especial para el le va a dar su primer beso sin dudarlo dos veces.
-¿Primer beso?-Changmin se sonrojó un poco al darse cuenta que quizás estaba hablando un poco de más.
-No debí hablar de eso, esto es su culpa, me hace sentir muy cómodo a su lado-Changmin se dio cuenta que volvió a hablar de más, y esta vez estaba colorado como tomate.
-Es bueno saberlo-Yunho sonrió ampliamente-¿Y el primer beso del joven Shim ya fue tomado?
-Ya quisieran muchos-ahora parecía semáforo-¡Mire lo que me hace decir! Deje de sonreírme así, ya ni se lo que digo-se había puesto muy nervioso, dejando más que complacido a Yunho, quien reía divertido.
-¿Esta bien si te invito a cenar esta noche?
-Esta noche no puedo, mi madre regresa de viaje y debo ir a recibirla-¿Cuántos años más joven que yo será?, pensaba Yunho mientras lo observaba.
-¿Mañana?-y el celular de Changmin comenzó a sonar.
-Disculpe- para atender se alejó un poco de la mesa, dejando a Yunho muy satisfecho al poder volver a ver ese bello cuerpo caminar de espaldas a él, demasiado bello, pensó.
Changmin volvió a acercarse a la mesa-Discúlpeme, es del trabajo, debo retirarme.
-Espera, cenamos mañana, te paso a buscar.
-Hablamos mañana-le respondió sonriendo y saliendo a toda prisa, de regreso a su trabajo.
Habían tomado demasiado tiempo para almorzar.

--------------

La noche los tomo por sorpresa, se habían entretenido tanto que el tiempo paso volando, hablaron de varias cosas que tenían en común, y temas sin importancia.
Yoochun río varías veces por la risa que tenía el chico, era bastante graciosa.
El joven estaba fascinado con el rostro de Yoochun, muy bello, de ojos grandes, labios gruesos y sexys, y cabello negro-Se que es tarde, ¿pero podría quedarse conmigo solo un poco más?
-Claro-respondió Yoochun, que miraba el cielo lleno de estrellas con las manos en los bolsillos, se veía muy tranquilo y relajado.
-Gracias.
-¿Por qué?
-Por pasar el día conmigo, me divertí mucho, gracias.
-Si es por eso, entonces gracias a vos también-le dijo Yoochun sonriendo.
-Me vinieron a buscar-dijo el joven, señalando a un coche negro con vidrios polarizados, del que bajo un hombre medio gordito que parecía buscarlo con la vista desesperado.
-Bueno, entonces, que estés bien, y fue un gust…-el chico había bajado la bufanda que tapaba su rostro para besar a Yoochun, fue un beso suave que lo tomó por sorpresa, pero que no rechazó.
-Me podes llamar Su.
-Chun-dijo Yoochun sonriendo.
El joven corrió junto al hombre, quien lo abrazo preocupado.
-Nos vemos Su- hablo Yoochun luego de un largo suspiro, viendo como se marchaba.


Siguiente

3 comentarios:

  1. Anónimo11/03/2011

    woww...me encanto....me fascina el homin ,es mi pasión.
    espero el próximo capitulo.

    ResponderEliminar
  2. mi amado yoosu <333

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD