Tea for Two cap 10

1 comentarios
Quiero intentarlo...


Me encantaría tanto poder volver a sentir ese cálido abrazo tuyo, como cuando nos dimos ese abrazo tan sincero la primera vez, en el que tú llorabas desconsoladamente después de admitir que me querías. Añoro tu calor todas las mañanas, añoro esas sonrisas que me dedicabas desde la cocina cada vez que hacías la comida, añoro millones de momentos que he pasado a tu lado, y aunque ahora tengo todas esas cosas, jamás podrán ser de la manera en la que tú me las dedicabas, tú has sido el único que me ha demostrado amor al cien por cien con cada uno de tus pequeños actos. Ahora, me siento triste, me siento apagado porque no he podido devolverte todos esos momentos cuando te prometí que lo haría para el resto de mis días...

................

Después de unos minutos en los que Changmin y Yunho se quedaron inmóviles, tan sólo abrazándose, Yunho decidió llevar a casa a Changmin para estar más tranquilamente con él y que este se calmará y a que estaba bastante alterado por la situación. Hizo una llamada a Key para que se encargara del trabajo durante esa tarde y ambos subieron al coche que les llevaría camino a casa. Ya allí, Changmin se sentó en el sofá quedándose en silencio como si no hiciera más que darle vueltas a todo y Yunho fue a preparar ese maravilloso Té que tan bien le salía para los dos.


-Changmin, tienes que ranquilizarte – le dijo Yunho mientras dejaba las tazas en la mesita – Así no vas a llegar a ninguna parte.

-Pero tú no lo entiendes, esto no está bien… - contestó aún entre lágrimas.

-Changmin, no digas que no está bien, simplemente ha pasado así y ya esta. Comprendo que es algo difícil para ti ya que no lo has sentido nunca…

-No es eso – interrumpió - ¿Cómo voy a explicarles esto a Erin y a Yoochun… y a todos? No se que voy a hacer…

-Entiendo, mira, tómate tu tiempo, yo no te voy a pedir que vengas a mis brazos ya, si he sabido espérate, puedo hacerlo un poco más, tan sólo quiero que estés bien y lleves esto lo mejor posible.

-Si…

-Y sí, seguramente vas a hacer daño a mucha gente, pero algunas veces, tenemos que ser egoístas y pensar en el daño que podemos hacernos a nosotros mismos si dejamos pasar estos sentimientos.



Ante estas palabras, Changmin se volvió a abrazar a Yunho como si se le fuera la vida en ello. Sin saber como, había logrado calmarle, de tal manera que nadie había logrado hacer en toda su vida, cuando se le había presentado algún problema o alguna dificultad. En esos momentos se sentía la persona más protegida del mundo, y eso era lo que más le gustaba de haber conocido a Yunho, que por primera vez, era él el que podía sentirse protegido.

-Gracias por todo, Yunho, de verdad.

-Vaya, por fin sonríes, ya echaba de menos tu sonrisa, y no me des las gracias, te prometo, que conmigo siempre vas a estar protegido y jamás vas a sufrir.

-… - Changmin no supo que decir en ese momento.

-Si quieres, puedes quedarte aquí esta noche, no creo que sea bueno que vayas a tu casa así, se van a dar cuenta de que te pasa algo, ¿puedes poner alguna excusa?

-Creo que sí…



Changmin llamó a su casa y le dijo a Erin que esa noche iba a cenar con unos clientes y después iría temprano a trabajar para que no le esperara despierta en casa. Un fuerte dolor en el pecho le inundó de repente, era la primera vez que había mentido en toda su vida a su mujer, pero en ese momento no vio otra posibilidad, aún no estaba preparado para decir la verdad.

……………

“Jamás vas a sufrir…” Aún recuerdo el día en que te hice esa promesa, una promesa que no cumplí muchas veces por el simple echo que me amaras, sufriste demasiado durante ese proceso. Y aún así, nunca te importó, porque siempre me das la mejor de tus sonrisas cuando entraba por la puerta de casa. Pero aún así no puedo evitar sentir rabia por no haberte protegido tal y como te prometí, no fui capaz de cumplir mi promesa. Si la hubiera cumplido… ahora, ahora no estarías en esa cama, siempre me odiaré por haberte fallado en eso, siempre…

……………

A la mañana siguiente en la casa de Yunho y Key…

-waaaaah!!! – gritó a Key al entrar al baño y ver que Changmin estaba allí semi desnudo - ¿Pero tú, tú que haces aquí? ¡¡¡¡Yunho!!!! ¡Ven aquí en menos de lo que yo tardo en sacar mi pluma!

-¿Se puede saber por qué gritas Key?

-¿Qué hace él aquí?

-Esto… Hola, buenos días
– dijo Changmin algo avergonzado – Yunho me…

-¿Te… te… te… QUÉ? ¿No me digas que has violado al chico? Eh eh eh eh, cuéntamelo todo en este momento, ya ya ya ya ya ya.

-Key, para, primero, no he violado a nadie, en todo caso… bueno, mejor me callo. Segundo, sólo le he invitado a pasar la noche aquí para que no fuera a su casa ya que estaba algo mal.

-Claaaaaaro, ahora va a resultar que es eso ¿no? ¿Y dónde a dormido a ver?

-¿En la habitación de invitados?
– dijo Yunho con ironía.


Key no se lo pensó ni un segundo y salió corriendo como un loco para ver si Yunho tenía razón. Con Escarlata en sus brazos fue a la habitación de invitados y comprobó que sí, alguien había dormido allí. Después volvió hacía el baño metiendo el mayor ruido que una persona podía hacer mientras corría.

-ashhh, está bien, tenías razón.

-¿Lo ves? Tú siempre pensando en lo mismo.

-Jo… y yo que pensaba que por fin habías mojado y se te iba a quitar esa cara de cardo, en fin.

-¡Key, lárgate anda lárgate!



La cara de Changmin en esos momentos era un cuadro…

-¿Es siempre así? – preguntó.

-Desgraciadamente, sí. Bueno, dúchate tranquilo ¿vale? Yo voy a preparar el desayuno.


La mañana transcurrió entre risas, Changmin se sentía mucho más cómodo, bueno, a decir verdad, se sentía liberado, al menos en parte, ya que por fin había decidido dejarse llevar por lo que sentía. Yunho tenía razón en lo que le dijo, si seguía ocultando sus sentimientos, lo único que conseguiría es dañarse así mismo. Pero lo más difícil estaba por llegar, no tenía ni idea de como iba a afrontar todo aquello con su familia, con sus amigos, con Yoochun, con Erin… No tenía ni idea de que iba a hacer.


Flashback…

-Mira Changmin, he visto esta es la estantería para cd’s que te dije el otro día.

-waaaaaa, me encanta Yunho
– dijo Changmin con una mirada resplandeciente mientras miraba a través del escaparate.

-¿La compramos?

-Pero yo…

Tranquilo, la pagaré yo, y no te preocupes, que tarde o temprano volverás a encontrar trabajo, ya lo verás. Además ahora que nos hemos mudado a nuestra nueva casa, tenemos que comprar algo para inaugurarla ¿no?

-Tienes razón, ¡¡¡GRACIAS!!!

-Jajaja, tonto, no me las des, siempre haces igual, dando las gracias por todo, no hace falta que lo hagas.



Mientras ambos contemplaban el escaparate, alguien se les acercó por detrás…

-Vaya, vaya, vaya, mirad a quien tenemos por aquí.

-Yoochun, ho… hola
– dijo Changmin entre titubeos.

-Que, comprando cositas para vuestro nidito de amor ¿eh parejita? Ahora ya tienes a alguien que te pueda mantener Changmin, si al final todo lo que has hecho te va a servir de algo y todo.

-Yo…

-Yoochun, no te voy a permitir que trates así a Changmin ni un minuto mas, te pido con todo mi respeto que te vayas de una vez.

-Sí, eso es lo que voy a hacer, iros a dar vergüenza a otra parte.

-Pero… ¿por qué sigue siendo así? ¿Por qué…?
– se lamentó Changmin a la vez que se lanzaba a los brazos de Yunho.

Fin del flashback…


Después de desayunar, los tres se fueron a sus respectivos trabajos. Changmin decidió irse andando para que no le vieran llegar con Yunho a la compañía, y los otros dos se fueron en coche hacia “Miduhyo” ya que tenían varios encargos que preparar. Pero allí le esperaba a Yunho una sorpresa que jamás se había esperado tener. Aparcaron el coche y ambos se dirigieron hacia la puerta de la empresa y allí estaba Yoochun, de pié esperando a que Yunho llegara.

-Buenos días, ¿puedo ayudarle en algo?

-Hola Yunho
– dijo Yoochun mientras se daba la vuelta – Contigo quería yo hablar…

1 comentarios:

  1. Anónimo11/05/2011

    espero el próximo capitulo con ansias
    quede metida otra vez!!XD

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD