Do Not Go .Cap 3

1 comentarios
Capitulo 3

Posiblemente fue un error el irme de esa manera, en primera di a entender que me importo lo que Junsu dijo y aunque es cierto no me gusta ser tan transparente, soy el tipo que se reserva los derechos de admisión, fue verdaderamente estupido hacerlo, pero algo que tengo claro es que no intentare hablar con Yoochun de nuevo, y no porque su relación con Junsu ya sea oficial sino porque estoy harto de ser el que tenga que soportar mas del 70% del peso del problema.
Respetare la decisión de Yoochun, ahora que lo pienso debí hacerlo desde un principio, no debí insistir en hablarle, pero de ahora en adelante las cosas serán diferentes no volveré a dar mi brazo a torcer, me mantendré bajo el margen ahora… seré yo quien se aleje definitivamente, por suerte hoy fue el ultimo día de clases, en vacaciones tendré el tiempo suficiente para volver a ser el de antes el chico que no rogaba, el que no mostraba ningún cariño hacia nadie, el que era distante, y aunque se que me costara un poco hacerlo… no pierdo nada intentándolo.

Me encuentro respirando el aroma de las flores que se encuentran en la entrada del colegio doy un respiro sabiendo que el siguiente paso que de será por así decirlo mi nuevo comienzo, aunque se que debería buscar alguna esperanza con Yoochun aunque fuese solo para volver a ser su mejor amigo no tengo la paciencia suficiente ni las ganas para intentarlo, lo intente una y otra vez esperando que funcionara pero ya no puedo continuar con esto, debo dejarlo de una vez por todas, debo… simplemente debo hacerlo.
Empiezo a caminar sin mirar ni por tanteo hacia atrás, me dirijo por el camino mas largo esperando no llegar a casa rápidamente, en el camino puedo ver a las personas que transitan por la calle llego a un parque en donde después de buscar un banco me dispuse a sentarme en el y esperar el autobús que pasa todos los días por ahí a recoger a los alumnos y civiles de la zona, no espere mucho porque el autobús llego a los pocos minutos , al subir escojo el ultimo asiento del fondo por dos razones la primera porque las personas normalmente no se sientan al final al parecer se les hace largo el camino, la segunda es que en esa parte del autobús me siento cómodo y tranquilo, una vez sentado apoyo mi cabeza a la ventana esperando a que el conductor arranque.
Dejo mi mente totalmente en blanco ordenando mis ideas y quitándome pensamientos o recuerdos que duelen, debí estar así por varios minutos puesto que al abrirlos ya estoy llegando a mi hogar, el autobús se detiene así que con toda mi pereza bajo de la cosa metálica con cuatro ruedas… por unos segundos miro el cielo el cual se encuentra despejado sin una sola nube, solo hay claridad en el algo que en principio me da un poco de envidia; desde la distancia puedo ver a una de mis hermanas jugando en la calle me dirijo hacia ella con una sonrisa
- ¡¡¡Oppa!!! — grita para después abrazarme
- ¿Qué haces fuera de la casa?, mamá te va regañar
- si pero no seré la única que tendrá el sermón — dice señalando a alguien que se encuentra detrás mío, me volteo para ver como mi madre se acerca poco a poco al lado de nuestro chofer desvío la mirada para ver a mi hermana — te lo dije, mamá esta enojada
- Jiyun entra a la casa, luego hablare contigo — escucho la voz maternal de mi progenitora
- suerte — Jiyun dice en un susurro para después entrar a la casa, entonces me doy la vuelta para ver a la mujer que me dio la vida
- Changmin… ¿Por qué siempre haces esto?
- Mamá sabes perfectamente que yo…
- Tomare otras medidas si continúas rechazando lo que tu padre y yo te brindamos, se que detestas alardear o presumir pero si lo vuelves a hacer tendré que despedir a este hombre, sabes que es su trabajo recogerte y llevarte al colegio no lo hagas difícil, ¿Por qué siempre quieres aparentar que eres un niño corriente?
- Me gusta caminar mamá…
- Hijo Por favor…
- …De acuerdo, ya no te preocupes por ese tipo de cosas haré lo que me digan, ¿Eso es todo?
- Por ahora es todo, entremos que hace un poco de frío
- Claro — ¿Olvide comentar que soy un niño rico? Creo que si, pues bien pertenezco a la misma clase social que Yoochun, pocos saben eso pero es que desde que entre al colegio raras veces he permitido que venga a recogerme el chofer de mi familia, o el helicóptero me lleve hasta el colegio siempre he vestido como todos los demás pero al parecer tendré que volver a utilizar ropa fina.
- Se me olvidaba pedí que te hicieran el equipaje, hoy mismo sales de viaje a visitar a tu padre
- ¿Francia?
- Si, tu hermana Sooyun ya se encuentra allá como bien sabes, después de unos tres días Jiyun y yo les daremos alcance, ve a bañarte y baja que te acompañare hasta el aeropuerto.
Que me acompañara para asegurarse que si tomaría el avión no me preocupaba lo que ahora rondaba por mi cabeza era las preguntas de “¿Entraron a mi cuarto? ¿Con el permiso de quien?”, y, “¿Por qué invaden el único espacio que me pertenece en el que puedo hacer lo que sea? Lo mas probable es que la ropa que me pondré ya este en mi cama, el baño listo para meterme, todo desempolvado, las ventanas abiertas, mi comida sobre la mesita solo falta… ah no, la señorita del aseo no pudo atreverse a…”, me dirigí a mi cuarto en donde todo estaba como lo había dicho pero pedía a Buda que no fuese cierto lo que estaba pensando y la señorita que aseo mi cuarto no se haya atrevido a prepararme incluso la ropa interior, eso lo puedo hacer yo como todo lo demás!! “Aish...”, Con cautela me fije por donde la ropa para encontrarme con lo que odiaba mas, me senté sosteniendo entre mis manos la ropa interior que fue tocada por una segunda persona “pero que vergüenza” pensaba viendo aquella prenda, me levante y cerré la puerta con seguro por dentro.

Lo menos que quería era viajar pero ahora debo hacerlo contra mi voluntad si me negaba… de todas maneras aparecería allá, aun recuerdo la ultima vez que fui a visitar a mi padre, no me fue tan bien él logra que mis cambios de humor sean permanentes por un buen tiempo, pero ahora me conviene que lo haga, necesito cualquier distracción para dejar de pensar en él.
- Joven su madre dice que baje de una vez que se bañara en allá — puedo escuchar la voz de una de las empleadas detrás de la puerta
- Gracias… ba…jare en un momento — digo un poco apenado “quizá sea ella la señorita que hurgó mi ropa y… ahhhhh comprare unos nuevos en Francia lo juro” tapo mi rostro con ambas manos y muevo mi cabeza con una gran resignación.
Salgo del cuarto cerrando la puerta detrás de mí, al levantar la vista diviso como mi madre me mira desde las escaleras
- No es necesario que subas ya estoy bajando…
- Si ya lo note, apresúrate, si llegas unos segundos tarde tu padre se molestara… no quiero… que se atreva a hacerte algo apresúrate por favor.
- Claro…
Al salir de la casa me encuentro con Jaejoong quien se interpone en mi camino
- Parece que — ve las maletas que el chofer esta metiendo en parte de atrás del vehiculo para después posar sus ojos en los míos y verme penetrantemente — te iras de viaje sin siquiera avisarme… es un poco desconsiderado de tu parte no crees Changmin?
- Jaejoong… tengo un tiempo limitado y voy retrasado así que si me permites — con decir eso le deje claras mis intenciones de irme pero me interrumpió nuevamente obstaculizándose en mi camino
- ¿Por qué te fuiste de esa manera?, debiste quedarte y decirle a Junsu que…
- Decir… ¿decir que?
- Sabes perfectamente a lo que me refiero
- Ese asunto no te incumbe Jaejoong… deja de meterte
- ¡¡Eres un cobarde!!, ¿Acaso te da miedo que Yoochun no acepte tus sentimientos?, ¿tienes miedo de ser rechazado y terminar como un plato de segunda mesa? No sabes que para triunfar en esta vida debes hacerlo todo dos o mas veces, ni siquiera lo vas a intentar?
- No, no lo haré… si me permites…
- ¿Quién eres?, este… — me mira de pies a cabeza — no es el Changmin que conozco… se que estas sufriendo por dentro… lo se
. ¿Tu que sabes?, apenas me conoces un poco y dices saber lo que siento, no te confundas no soy del tipo que permite que terceras personas me conozcan como soy realmente — al terminar de decir eso Jaejoong baja su cabeza así que no puedo ver la expresión que pone.
Lo empujo levemente abriendo paso para así continuar con mi camino
- Changmin tienes que… — antes de que logre terminar me detengo volteándome un poco para encontrarme con sus ojos y decir
- Por cierto… no vuelvas a meterte en esto o te juro que olvidare… que un día fuiste mi amigo…
-….
Pasan segundos hasta que al fin llego al auto abro la puerta en donde noto que mi madre ya se encontraba dentro de él, entre evitando cruzar miradas con ella; no me pregunto nada solo dio la orden de arrancar el auto y hasta llegar no pronunciamos palabra alguna. Llegamos al aeropuerto justo a tiempo, mi madre solo me miro con un rostro preocupado me sonrió y con una de sus manos se despidió de mi, entre al avión, estaba molesto, pero no con Jaejoong solo que realmente deseo que deje de meterse en el problema, tenia que decirle eso o continuaría insistiendo, me acomode en uno de los asientos de primera clase que mi madre había reservado saque mis audífonos me los puse poniéndolos a todo volumen.
Me encontraba viendo por la ventana, ya podía distinguir a personas que en ese momento ante mis ojos solo eran como unas simples hormigas diminutas movilizándose de un lado para el otro, de repente la señorita azafata llamo mi atención informándome que me pusiera el cinturón de seguridad porque el avión ya iba a aterrizar, seguí sus indicaciones hasta que sentí como levemente el avión comenzaba a inclinarse sentí en mi estomago como mariposas… hablando de estomago… “¡Demonios olvide alimentarme!!”, “Con razón le hable así a Jaejoong… aish!!!!!!”, pensaba, lo que ahora se había convertido en mi prioridad era comer, no me queje por un buen rato y ahora las consecuencias serian terribles a menos de que pueda controlarme.
Hablando de controlarse ahora que lo recordaba, cuando bese a Yoochun por motivos que se a la total y completa perfección estaba… como decirlo… ammm… con una calor fuerte como si la capa de ozono se hubiera dañado o como si estuviera acercándome al sol lentamente, se sintió extraño, creo que hubiera hecho algo que según la sociedad se hace en una relación hombre –mujer, pero escuchar lo que escuche de la boca de Junsu fue como… transportarme de un momento a otro al Polo Norte ese donde se supone que Santa Claus radica. En fin, con tanto en la cabeza olvide que lo más importante en esta vida es COMER, pero cuando aterrice esta cosa por completo entrare al restaurante donde solía entrar cuando era más pequeño.
Por fin el avión aterrizo, con toda tranquilidad baje de ese medio de transporte mundial, al bajar con mi maleta pude observar al guardaespaldas de mi padre y a mi dulce tierna y endemoniada hermana
- ¿Por qué viniste?
- ¿Esa es la forma de saludar a tu hermana que ha estado esperándote desde hace media hora con intenciones de invitarte algo de comida? — la palabra comida hizo que mi actitud cambiara con ella por completo
- Mi hermana, mi dulce hermanita, ¿Cómo has estado?, te ves genial — sonreí mirándola tiernamente
- Así esta mucho mejor. Bueno ven ese señor se encargara de tu equipaje y todo eso — me tomo de la mano arrastrándome hasta afuera — lindo ¿no? Francia es lo mejor, es muy lindo el ambiente además que las personas son amables
- Pero no estas feliz viviendo aquí no Sooyun — la mire de reojo para comprobar mis sospechas que habían surgido desde hace tiempo, y solo con esa cara de melancolía que puso me confirmo lo que he sospechado desde que se vino a vivir aquí con nuestro padre
- Por supuesto que… estoy satisfecha con esto, pero pronto tendrás que venir tu también, sabes que papá te tiene como el heredero principal de la familia
- Lo se… pero te digo que yo no pienso hacer lo que el quiera o decida, el ya vivió su vida, que me deje vivir la mía… deberías actuar de la misma manera y ya no someterte a todo lo que dice
- Si fuera sencillo lo haría…, pero ven, te llevare a comer
- Ya era hora…
Ante lo ultimo que dijo solo sonrió y me dio un golpe en el brazo que si dolió, caminamos charlando y riendo todo el camino, algo que teníamos en común era que nos gustaba caminar, llegamos a un restaurante entramos y al parecer ella iba frecuentemente porque la trataron de manera excepcional, nos dieron la mejor mesa, nos sentamos y cuando trajeron el menú comencé a verlo detalladamente
- ¿quieres que te lo traduzca? — me pregunto viéndome a los ojos
- No gracias, se leer Francés — le respondí con cara de triunfo, sentía que Sooyun quería competir conmigo en ese aspecto y yo, Shim Changmin no perdería con una mocosa de menor edad que yo
- ¿Enserio?, ese detalle no me lo contaste
- No recuerdo que hayas preguntado — continué con mi vista en el menú
- ¿Y ya tienes novia?
- ¿A que viene esa pregunta?
- No contestes mis preguntas con otras preguntas, sabes que detesto que lo hagas
- Por eso mismo lo hago — le dije haciendo un ademán con mis manos y mirándola a la cara — y como esta ese chico que me contaste que conociste hace un par de años
- Ah… bueno es muy lindo… tiene un cuerpazo, es un poco alto, sus rasgos faciales son perfectos y creo que sabe besar perfectamente
- No me refería a lo físico niña, ni tampoco a sus habilidades, decía si nuestro padre no le hizo nada, recuerdo que me comentaste que estaba con ropa de “baja categoría”; ¿papá no se atrevió a hacerle nada?
- Bueno… él es rico, de hecho esta en el mismo nivel económico que nosotros aunque creo que mas.
- ¿Enserio?, y como es que…
- No lo se, pero aun no puedo olvidar a…
- Si lo quieres regresa a Corea por él
- No puedo… sabes que
- Que estas amenazada?, eso ya lo se, esa fue la razón por la que ahora estas aquí, solo porque el era de recursos económicos bajos papá te separo de él… lo se bien Sooyun
- Si regreso, lo desaparecerá del mapa y prefiero mil veces que este vivo a que muera por mi culpa
- Si que has madurado un poco o quizá nada, pero te entiendo, se que te dolió dejarlo, aunque no olvidare el rostro que tuviste cuando estuvimos en el pasillo
- Estaba destrozada, lo que le dije fue terrible, pero si no lo hacia…
- Entiendo, ya no hablemos de eso de acuerdo — dije, pasaron un par de minutos y pedimos la comida y debo decir que posiblemente la dejare en banca rota porque aprovecharía sin piedad alguna, lo bueno de la atención de ese lugar es que en un dos por tres trajeron la comida. Ya al terminar mi gran pedido Sooyun comenzó a hablar.
- Y ¿Qué es del tal Yoochun?
- ¿Qué de que? — dije sin parar de comer
- ¿te gusta no?—enserio que iba a escupir la comida, pero no lo haría solo seria una confirmación a su pregunta
- ¿Por qué dices eso?
- Eres mi hermano te conozco… no te preocupes que a mi me es indiferente si eres homosexual o no, tu felicidad es lo que importa aquí, no tus gustos personales — no le conteste la verdad no sabia si admitirlo o no, pero que importaba ahora si el ya tiene a su ex de vuelta y posiblemente se casen adopten hijos y mueran cuando sean viejos!!
- Sooyun sabes que… — me detuve un momento antes de continuar, entonces respire hondo — si me gusta pero ahora el ya tiene a alguien mas así que por ahora estoy soltero
- Eso lo dices de dientes para afuera, es un poco imposible que estés soltero en todo el amplio sentido de la palabra
- Ya no tiene importancia, mejor no hablar del tema
- Por supuesto que tiene importancia, cuéntame… por lo menos… ¿ya lo besaste? — Ahí si me atragante con la comida — al parecer la respuesta es si
- Sabes esta conversación se esta volviendo incomoda
- ¿Te correspondió?
- ¿Estas escuchándome? Dije que…
- Responde ¿lo hizo?
- Aish… si lo hizo ¿contenta?, ahora por favor déjame terminar de comer en paz si
- No
- Sooyun….
- Si lo hizo fue porque debe sentir algo, ¿lo entiendes?, si te correspondió entonces… hay un sentimiento de parte de él de por medio, sino no te hubiera respondido y te hubiera mandado al diablo, pero no lo hizo…
- Creo que…
- ¿Lo apegaste a tu cuerpo?, no se… hmm… ¿rodeaste su cintura con tus manos? ¿Besaste su cuello? ¿Tocaste algún lugar donde nadie debe tocar? — era mi imaginación o la persona que estaba en frente mío tenia bastante información que para su edad no debería saber tan… a fondo.
- ¿Qué clase de películas o lecturas estas haciendo últimamente Shim Sooyun?
- Yo… nada… pero hablemos de lo que realmente importa, ¿Qué hiciste?
- No te lo diré y sabes que nos vamos — me levante dirigiéndome a la puerta de salida
- ¡¡¡¡ohhhhhhhh!!!! Dime ¿Qué hiciste? — grito desde donde estaba, la ignore completamente y salí de ese restaurante molesto por dos cosas, la primera que mi supuesta hermana me bombardeara con ese tipo de preguntas y la segunda que no me dejare terminar de comer.
Al salir vi a mi padre con su regimiento de alta seguridad y protección a su alrededor, incline mi cabeza en señal de saludo — ¡¡¡Changmin!!! — salio Sooyun a darme alcance, pero no dijo nada mas cuando vio a nuestro padre delante de nosotros, supongo que también hizo una reverencia, no la pude ver porque se encontraba detrás de mí, de repente dos de sus hombres de negro se aproximaron a nosotros, el hombre que aporto para que naciera se dio la vuelta sin decir nada; a mi y a Sooyun nos obligaron a entrar a uno de los vehículos, seguramente rumbo a casa.

Efectivamente nos llevaron a casa en donde entramos obligatoriamente, uno de los hombres me dijo “Su padre ordena que vaya a su oficina inmediatamente joven”, al entrar fui directamente a su oficina, supongo que mi hermana se fue a otro lado porque ya no la vi, si lo analizaba posiblemente al entrar a su oficina me regañaría por no haber ido a saludarlo una vez que baje del avión o por mi falta de educación al no haberlo llamado todo el tiempo que estuvo en Francia, o algo parecido.
Recorrí los pasillos hasta llegar a la oficina, toque la puerta y entre, mi padre levanto la vista viéndome de pies a cabeza como analizándome o buscando algo
- Siéntate — me ordeno, lo hice ya que no tenia ánimos de discutir — seré directo, te hice llamar por varias razones — se levanto sosteniendo un sobre — una de ellas es que… ¡¡¡¡quiero que me explicas que significa esto!!!! — me lanzo el sobre a la cara ocasionando una pequeña cortada en una de mis mejillas, me miro con ira o al menos eso note, no demostré ninguna reacción ante sus acciones ni tampoco pregunte nada solo sostuve el sobre entre mis manos pensando en que demonios contenía, metí mi mano y solo encontré una hoja de papel, la saque y había algo escrito, abrí mis ojos de par en par no podía ser cierto ¿o si?, mire a mi padre que aun continuaba viéndome con cara de pocos amigos, volví mi vista en esa carta y mire al frente pensando en como el sobre llego a sus manos.
- ¿estuviste vigilándome todo este tiempo?
- Crees que permitiría que sucediera algo como le paso a tu hermana, esa es tu letra cierto, ¿Para quién era esa carta? ¡¡¡RESPONDE!!!
- No veo por qué te alteras por unas simples letras — me puse a la altura de mi padre sosteniendo esa hoja de papel — lo que dice aquí no importa, olvídalo si, no tiene la mas mínima importancia.
- ¡¡¡Me quieres ver la cara de estupido!!!... bien no me lo digas, yo mismo lo averiguare, y júralo que si encuentro algo te vas a arrepentir.
- No me arrepentiré de nada porque no hay nada que puedas encontrar — me di la vuelta con intenciones de salir de esa habitación pero sus palabras me detuvieron
- Si pertenece a nuestra clase social aceptare pero si es una pordiosera que no tiene en donde caerse muerta prepárate para las consecuencias entendiste… vete de una vez… luego hablaremos sobre tu comportamiento — por fin salí de ese cuarto en donde parecía que me estaba ahogando, apoye mi peso en la pared con la cabeza gacha, mire la hoja y al pasar unos segundos comencé a arrugarla de todas las maneras posibles quise romperla en mil pedacitos… pero no pude, la metí a uno de mis bolsillos y me dirigí a mi habitación, necesitaba un buen baño.
- Changmin… ¿no te pego verdad? — pose mi vista en la puerta de la habitación en donde se encontraba Sooyun con una cara de preocupación
- ¿pegarme? ¿A mi? ¿A Shim Changmin? — Me señale a mi mismo — no digas tonterías
- entonces ¿que te dijo? — entro por completo a la habitación sentándose en la cama
- Lo de siempre
- ah… bueno ¿te ayudo a desempacar?
- No, yo lo haré
- Por supuesto que no, te ayudare
- Dije que no — hable secamente, ella me miro a la cara y como si estuviera recordando algo dijo
- Acaso… ¿sigues usando… ese tipo de calzones? — mi rostro cambio por completo, me puse un poco nervioso al recordar que cierta persona de la limpieza había visto lo que solo mi madre y Sooyun habían visto desde hace mucho tiempo
- N…no
- Con que es eso — junto sus manos a la altura de su pecho sonriendo de oreja a oreja
- Mira sal de mi recamara
- jajaja ya te pusiste a la defensiva, oye… ¿no los piensas cambiar?, digo las imágenes que tienen son…
- Sal — sostuve su mano sacándola por completo de la habitación y cerrando con seguro la puerta, por suerte no insistió en entrar de nuevo, no podía creer que hasta hoy no los haya cambiado, pero si o si lo haré, mañana mismo me voy al supermercado a comprar unos nuevos… sin esas imágenes.
FIN POV CHANGMIN (Continuara)

POV YUNHO

Era ya la hora de ir a recoger a Yoochun y no iba a tardarme ni hacerlo esperar, me encontraba yo en frente de su casa de estudio realmente era enorme aunque si lo pensaba bien mi casa era mucho mas grande, entre como todo un caballero, de hecho ese día tocaba ponerme la ropa que se usaba en los años del coloniaje, todos los que estaban ahí me volteaban a ver, me dirigí al salón de clases donde se supone que Yoochun estaba, como ya me habían dado indicaciones de cómo llegar no tuve que molestar a nadie para preguntar o consultar. Caminaba con mi bastoncito como si fuera un abuelito, realmente amaba ponerme ropa antigua entonces a lo lejos vi a un muchacho alto caminando en dirección contraria a la mía quería con toda educación saludarlo pero el muy malvado me choco
- ¡Auch! — me queje viéndolo con un pucherito
- Lo siento — contesto continuando con su camino
Me arregle un poco y continué caminando llegue hasta el salón donde debía estar Yoochun y efectivamente lo encontré ahí pero al parecer estaba discutiendo, yo no soy tan curioso así que me quede ahí y si escuchaba algo pues ni modo.
- ¿Por qué dijiste eso Junsu? — vi como Yoochun con ambas manos sostenía los hombros del susodicho
- ¿Qué tiene?, ¿acaso no es verdad?, además en cierto sentido así es
- jamás prometí que lo haría, es mas era como un juego.
- Chunnie hasta esta mañana me tratabas muy bien y ahora…. ¿es porque viste a Changmin? ¿Es por eso?
- Su… no creo que…
- ¿qué paso? ¿Por qué estaban solos los dos aquí dentro?
- Junsu solo… perdóname…
- ¿perdonar? ¿De que? — fue entonces que Yoochun abrazo a ese muchacho cariñosamente, ahora que lo pensaba no debía estar viendo ni escuchando me di la vuelta entonces fue que divise a un chico apoyado en la pared mirando al vacío, me acerque hacia él, supongo que lo noto porque me volteo a ver enseguida, le hice una reverencia junto con una sonrisa, el hizo lo mismo pero luego lo reconocí al instante, me puse muy nervioso pero no iba hacerlo saber.
- Mucho gusto soy Sir Yunho, un placer, tome su mano como si de una dama se tratase pero no la bese eso seria algo incorrecto, me miro de pies a cabeza para después decir
- Kim Jaejoong, mucho gusto…
- ¿Jaejoong?, es un nombre muy bello y sin duda da con tu apariencia
- ¿perdón?
- solo era un cumplido — me apoye a la pared a su lado
- gracias, supongo…
- no suelo decir esto seguido pero lo haré, eres muy simpático — lo mire a los ojos y Dios que lindos son, pero lo que me llamo mas la atención fueron sus labios, seria un gran problema si fuera rápido con mis acciones así que no haría lo que me pedían, no lo besaría así como así quizá el pobre se iba a asustar y no podía permitir eso echaría todo a perder, primero tenia que ser su amigo, luego su favorito y al final confesarme y después…
- Lo mismo digo, ese traje le da a la perfección.
- ¿Enserio? Ay muchas gracias. Y Jaejoong sale a pasear seguido?
- Bueno no, pero de vez en cuando salgo a caminar sin rumbo alguno
- hmm…--me puse delante de él con una sonrisa adornando mi rostro — Será que Jaejoong aceptaría salir conmigo el día de mañana?
- ¿eh?
- Se que no nos conocemos mucho y que acabamos de conocernos oficialmente pero me gustaría ser tu amigo
- ¿conocernos oficialmente?, acaso ya nos hemos visto antes?, porque perdona pero no te recuerdo — eso si dolió, eso en verdad me lastimo, retrocedí unos pasos hacia atrás con una cara de tristeza — ¿lo siento dije algo malo?
- No solo que… heriste mis sentimientos — se quedo mudo por unos segundos para después reírse como loco, no lo entendí acaso eso daba risa?, ay que malo es, aunque debo de admitir que su sonrisa es hermosa y muy confortante.
- perdona… pero eso fue gracioso, sobre todo el pucherito que me hiciste al decirlo—dijo entre risas — bueno debo irme tengo algo muy importante que hacer, además que mi presencia en este lugar ya esta demás. — mire como se iba inclinándose un poco ante mi, solté un gran suspiro entonces escuche nuevamente su voz—mañana a las 15:00pm en el súper mercado ¿te parece?—mi corazón se acelero con solo escucharlo hablar una vez mas
- ¡¡¡Ok!!!, entonces nos vemos mañana Jaejoong
- Por supuesto… Sir Yunho — continuo caminando riendo, una vez que no lo pude ver es que comencé a celebrar mi triunfo bailando yo solito de un lado para el otro muy feliz.
- ¿Nunca cambiaras cierto? — salio Yoochun abrazando a ese chico viéndome con una sonrisa.
- No, no lo haré — lo tome de la mano jalándolo y convirtiéndolo en mi pareja de baile, se quejo bastante pero me detuve cuando recordé que no estábamos solos, entonces fue que mire hacia donde se encontraba ese chico — ¿bien me presentaras a esa lindura?
- Yunho el es Kim Junsu…
- ¿Qué? — corrí hasta llegar frente de Junsu, lo mire bien y estaba guapísimo, tome sus manos de manera cariñosa—tu eres el famoso Kim Junsu?, ¿el chico que beso a este tontis???? — no debí hacer eso ni mucho menos preguntar pero que se le va hacer Yunho no puede controlarse cuando se trata de emociones uno de mis grandes defectos. El chico ni pio dijo pero luego sonrió saliéndole de su bonita boca una carcajada. Lo mire un poco extrañado preguntándome “¿Por qué todos siempre hacen eso?”
- Si soy Kim Junsu el chico que beso a Chunnie, mucho gusto—Solo con ver la carita que me puso una de completa inocencia me dio ganas de besarlo… pero no lo hice solo lo abrace como si fuera su padre
- Yoochun Por qué no me dijiste que era realmente precioso y lindo ¿eh?, ¡¡¡ay!!! pero además es suavecito — acaricie su mejilla
- ¡¡¡Suéltalo Yunho no seas metemano!!!! — me separo de Junsu quien enserio sin mentir era muy suavecito como un osito, hasta ganas de dormir abrazado a él me dieron
- jaja pero que celoso resultaste ser Yoochun
- no es eso… solo que…
- No mientas. Pero deja que me presente formalmente — mire a Junsu quien seguía con cara de sorpresa — soy Sir Yunho un placer — a él si le di un beso en la mano como si fuera chica entonces de nuevo Yoochun intervino reclamándome. Junsu solo me siguió el juego.
- Chunnie ya déjalo, solo trata de ser caballeroso,
- no lo conoces como yo, este suele ser…
- No manches mi reputación con la verdad Park Yoochun — le tape la boca cortándole totalmente el habla. Junsu solo se reía sin parar, después de un tiempo salimos del lugar para dirigirnos a la casa de Yoochun en donde debíamos recoger sus maletas para ir a mi casa a pasar las vacaciones como la ley lo manda… sin hacer absolutamente nada.

1 comentarios:

  1. hola... me gust m ncant, y qiero conti

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD