Do Not Go .Cap 4

0 comentarios
Capitulo 4

Recorrimos las amplias calles de la zona, una zona muy colorida, flores aquí flores allá flores a la derecha flores a mi izquierda flores al frente flores atrás flores por doquier… no voy a negar que la emoción me hizo llorar… bueno quizá estoy exagerando pero es lo que sentí o al menos fue algo similar. Caminaba feliz de la vida con un único destino… llegar a mi humilde morada habíamos quedado con Yoochun de que él vendría por su cuenta a mi casa, de hecho lo hizo porque tenía planes con Junsu y yo no haría mi berrinche esperando a que hiciera lo contrario porque yo respeto ese tipo de planes sobre todo si es con la persona a la cual quiere.
Llegue a mi casita entre en ella, explore el pequeño bosquecito que se encontraba dentro como siempre lo he hecho, de tanto caminar me canse por lo que me senté. Aun continuaba recordando una y otra vez las palabras que Kim Jaejoong me dijo “mañana a las 15:00pm en el súper mercado ¿te parece?”, esas palabras que fueron como música para mis oídos… hasta ahora no puedo creer que eso, eso que escuche fue real. Pero me pellizqué varias veces y aunque dolió valió la pena hacerlo puesto que con cada dolor me daba a entender que todo lo que hable con ese bello ángel fue real.
Pensando en ese asunto se paso el tiempo volando al punto de que Yoochun ya para estas alturas se encontraba tocando el timbre, una de las señoritas iba a abrir la puerta pero le dije que no se molestara que yo lo haría. Me levante rumbo a la salida de mi bello hogar una vez que Yoochun me vio me saludo con la mano, saludo que respondí al instante
- Pasa — dije abriendo la puerta — ¿no te parece que fue muy pronto para que llegaras?
- ….
- ¿y paso algo? — retome la palabra puesto que no recibí ninguna respuesta de su parte
- …. — sin decir nada es que entro por completo, cerré la puerta y lo observe de pies a cabeza no se veía para nada mal, pero lo que no cuadraba bien era su semblante algo que me puso en alerta
- Yoochun ¿estás bien? — pregunte posando una de mis manos en su hombro, él levanto su vista mirándome
- perdona no te escuche ¿Qué fue lo que dijiste? — lo mire con cara de pocos amigos ¿no me escucho?, ¿Cómo estaba eso? Si incluso estábamos a un par de centímetros de distancia, eso sí que no era normal
- si claro lo que pasa es que me ignoras… eso pasa pero sabes, el que ignora a Sir Yunho tiene un castigo me oíste un castigooooo — dije haciendo varios ademanes
- ¿y qué me vas a hacer? — me miro retadoramente cruzándose de brazos, por un momento no supe que responderle pero luego así como pasa en las caricaturas , mi foquito se prendió haciendo con esto que saliera una sonrisa un poquitín malvada de mi parte
- no sé si Yoochun recuerda que hace unos años los labios que estoy viendo en este preciso instante se posaron aquí — señale mi boca riendo — sobre todo que uno de nosotros tiene pruebas y lamento decir que soy yo el que tiene en su poder un par de fotografías las cuales…
- Aish ya cierra la boca, ya entendí… así que no es necesario que continúe su excelencia — dijo para nada feliz; algo que amaba era molestarlo en buen sentido, solo esperaba que con eso se haya olvidado de lo que estaba pensando porque al parecer no era nada bueno
- jajaja… eres muy fácil de sobornar — lo abrase acomodando mi quijada en su cuello, Yoochun quiso alejarse pero al final termino cediendo
- a veces eres una gran molestia ¿lo sabías?
- sí pero así te gusto ¿no? — Dije brindándole un beso en la mejilla y separándome de él, le sonreí de oreja a oreja y como respuesta recibí una mirada feliz de su parte — bien Yoochun entremos… ¡oh! Se me olvidaba ¿y tus maletas?
- me las mandaran más tarde
- bien… entonces continuemos y entremos de una vez a la casa porque ya está haciendo frio y no queremos pasar tus vacaciones en un hospital
Sin nada más que decir entramos a la casa, le mostré a Yoochun todo lo que debía conocer, lo distraje lo mas que pude para que en ningún momento volviera a poner esa cara, no me gustaba verlo triste, aunque se bien que cuando se acueste pensara en el asunto ese que seguramente le está molestando, en esos momentos no podre intervenir pero lo menos que puedo hacer es distraerlo cuando se dé la oportunidad.
-Bueno por hoy terminamos aquí, ve a bañarte que yo hare lo mismo — dije entrando a mi recamara
-Sí, pero por favor cámbiate de ropa — al escuchar eso retrocedí en mis pasos quedando frente a él
-Claro que lo hare…, en las noches… soy Peter Pan — cerré mis ojos por unos segundos cuando los volví a abrir vi a Yoochun con cara de “es broma cierto”
- ¿eh? ¿Es enserio? ¿También en las noches?
- sipi también de noche, pero… hay algo que me falta — me apoye en la pared
- ¿Qué cosa?
- Hmm… Me falta campanita — recibí un fuerte golpe de parte de Yoochun una vez que termine de decir eso, me sobe la parte afectada con una de mis manos y lo mire con cara de “me dolió, enserio me dolió” — ¿y eso por qué?
- por ser tan niño… ¿Cómo vas a continuar con eso de los disfraces durante la noche hyung?, digo no estoy en contra pero ¿no crees que estas exagerando?
- por supuesto que NO, revivir los cuentos en la realidad no es exageración, incluso he llegado a creer que si los cuentos se hicieran realidad en la vida real se usaría seguido la frase “y vivieron felices para siempre” en todas partes del mundo.
- Si fuera realmente un cuento seria asombroso, pero no debes olvidar que vivimos una realidad no un cuento…
- Lo sé… pero me gusta más mis opciones
- luego hablaremos del asunto, supongo entonces… que el papel de Wendy me lo quitaron ¿no? — dijo poniendo sus manos dentro de los bolsillos de su chaqueta
- Tienes toda la razón, Jaejoong tiene ese papel solo que no debe saberlo… — rodee su cuerpo con mis brazos
- ¿Por qué? — pregunto algo confundido me acerque un poco mas y dije
- te imaginas, si lo sabe capaz y me pida que lo lleve a la segunda estrella a la derecha y hasta que amanezca… y no tengo a campanita para que me ayude… ni mi helicóptero llegaría, es muy lejos y… no mejor no — debería quedarme callado o no haber dicho lo que dije porque en cuanto termine otro golpe se hizo presente uno más fuerte que el anterior — ¿y ahora por qué?
- Mejor ya no hablemos porque tú si no es de la risa me vas a matar de cólera—comenzó a irse
- ¿yo matarte? Eso jamás
Yoochun se fue a su recamara sin decir nada, solo lo vi para después entrar a la mía respire profundo y continué con lo mío, con un poco de dificultad me saque la ropa quedando solo en interiores el baño ya estaba listo, solo faltaba meterme pero antes de hacerlo prendí la tele tenía que informarme de lo que pasaba actualmente en el ámbito político, social y cultural, como no encontré nada la apague y me metí a la ducha.
Mientras me bañaba no pude evitar recordar a Jaejoong y aunque no lo pareciera tenia presente su imagen en mi cabeza el simple hecho de recordar su rostro me hacía sentir el más feliz del mundo algo que cuando pasa mis emociones salen a flote haciendo que cante, baile e incluso enloquezca, en esta ocasión se presento el canto, cante como nunca… a todo volumen e incluso baile.
Una vez listo con mi traje, salí del cuarto en dirección a la de Yoochun, entre sin pedir permiso, al hacerlo lo vi echado en la cama, ya se encontraba durmiendo, no quise molestarlo por lo que cuidadosamente salí de la recamara sin hacer el menor ruido posible; cancele la cena y me metí a mi cuarto entrándome a la cama, debía aceptarlo yo también me encontraba agotado.
A la mañana siguiente me desperté tipo 11am, me bañe, me aliste y salí a tomar el sol, Yoochun continuaba en media noche así que opte por dejarlo descansar cómodamente, al salir recordé la cita que tenia con Jaejoong el problema al recordar que iba a encontrarme con él ese día fue que no sabía que ponerme, algo que normalmente no pasa, pensé mucho en que ropa usar sin llegar a una respuesta algo que me frustro mucho; ya a eso de las 14pm Yoochun se levanto voluntariamente al instante lo bombardee con las preguntas de que ropa me aconsejaba ponerme, estuvimos como media hora escogiendo hasta que por fin logre encontrar un atuendo cómodo para mí.
-¿Enserio iras con el disfraz del Sultán? — pregunto seriamente
-Sí, ¿a qué se ve bien?, ¿es muy bonita no te parece?
-Cierto pero…
-Nada de peros amigo mío, bien vámonos…
- ¿vámonos?, ¿Cuándo dije yo que iría contigo?
-No seas así y cámbiate que solo queda media hora para mi felicidad — obligue a Yoochun a que me acompañara, una vez listos fuimos a mi encuentro con Jae.

Llegamos puntuales, por suerte Jaejoong aun no se encontraba ahí; Yoochun decidió esperarme a una distancia prudente por lo que me dejo solo. Yo a modo de espera me senté en uno de los bancos esperando a mi ángel.
10minutos, 15minutos, 20minutos, dos horas, tres horas, cuatro horas fueron las que pasaron y en todo ese tiempo no hubo rastro de Jaejoong, algo que me preocupo, llegué a pensar que algo malo le había sucedido, sin moverme continué esperando hasta que se hizo de noche y él… Kim Jaejoong nunca llego
- Yunho deberíamos volver, posiblemente Jaejoong tuvo un percance y no pudo venir, ya esperaste seis horas… — escuche la voz de Yoochun cerca de mi
- ¿Qué crees que le haya podido pasar? — pregunte, sentía un dolor inmenso en el pecho, me dolía no lo niego pero tenía que comprender que de seguro tuvo motivos para no venir a nuestra primera cita.
- no lo sé pero… te prometo que lo averiguaremos… por ahora ven, debemos regresar, hace frio y no viniste abrigado — Yoochun sostuvo mi brazo ayudándome a ponerme de pie, pude ver que me miro bastante preocupado y algo molesto, por otra parte yo, no me quitaba de la cabeza que algo pudo haberle sucedido y eso era lo que ahora me importaba mas, necesitaba saber si se encontraba bien.
- Yoochun… puedes contactarte con él ahora y peguntar… necesito saber si se encuentra a salvo
- de acuerdo yo lo llamo pero ahora entra al auto — lo mire un poco confundido porque no sabía a qué auto se refería, al parecer lo entendió porque luego dijo — llame al señor Yeong para que viniera a recogernos, entra al auto sí, yo te alcanzaré dentro de un momento
Todo desganado llegue hasta donde se encontraba el auto, una vez dentro por la ventana pude ver a Yoochun con el celular a la altura de su oreja, parecía algo molesto o tal vez fue solo mi impresión, deje de verlo para cerrar mis ojos por un momento, los volví a abrir y note como Yoochun ya se iba acercando al auto, parecía un poco preocupado, una vez sentado me miro a los ojos
- ¿paso algo con Jaejoong? — pregunte curioso, esa mirada no me gusto mucho que digamos
- no, solo que nadie contesta en su casa, intentare más tarde ¿te parece?
- OK, bien… como prácticamente me dejaron plantado… ahora soy todo tuyo — dije alegremente
- ¿Dónde quieres ir? — pregunto bajando la cabeza
- pollo
-¿pollo?
- sí, alimentémonos con pollo ¿Qué opinas?...
- bien, entonces vamos al restaurante más cercano posible — dijo guardando su celular
- Señor Yeong por favor llévenos a un restaurante… le juro que después de estar horas sin probar bocado mi estomaguito ya me está pasando la factura y deje le recuerdo que las consecuencias son un poco negativas — dije amablemente, la orden fue acatada en el acto. Entre risas llegamos hasta la mesa en donde Yoochun sonrió todo el tiempo, comimos, bebimos, hasta que se hizo tarde así que una vez mas después de tanta cosa ya me encontraba en mi cama listo para caer en los brazos de morfeo.

A la mañana siguiente desperté como de costumbre, era un nuevo día así que tenía que aprovecharlo al máximo.
- ¡¡¡¡Good Morning!!!! — grite entrando a los aposentos de Yoochun
- nnnn…
- Nada de nnn… muévete Yoochun, vamos muévelo
- ¿mover?, ¿mover qué?
- tu cuerpo claro esta… ¿Qué mas puedes mover?
- ….
- ¡¡¡oh!!!!... ¡¡¡serás mente sucia Park Yoochun!!
- ¡¡claro que no!!
- ¿entonces que estabas pensando eh?
- nada solo era una pregunta nada mas
- hmmm… bien digamos que te creo… en fin y ¿Qué quieres hacer hoy?
- ¿hacer algo? ¿Contigo? — pregunto sentándose en la cama, por mi parte asentí con mi cabeza en repuesta a su pregunta — nada
- que cruel…
- ¡¡¡Cruel es que no me informaras que Yoochun estaba en la casa Jung Yunho!!!—escuchamos la dulce vos de una persona, ambos giramos nuestra vista en dirección a la puerta en donde vimos a una mujer.
- ¿ma?
- ¿señora Jung?
- Así saludan a la mujer que, a uno le dio la vida — me miro con reproche — y al otro lo quiere como si fuera sangre de su sangre — miro a Yoochun de la misma manera
- Perdona pero que ¿Qué te hiciste en la cabeza mamá? — pregunte con brillo en mis ojos.
-Ah… esto… es un nuevo corte al estilo Isabel de Castilla
-…¡¡¡¡Waaaaa mami te queda genial, te ves muy bella!!!! — corrí a abrazarla lo más fuerte que pude
-¿Isabel de Castilla? — pregunto Yoochun
-Sí, cuando estuve con la hermana de mi adorado hijo — me miro tiernamente — en España, la vimos en una pintura de uno de los más grandes museos del lugar, y como su peinado me encanto entonces me hice el corte de inmediato… ¿Qué opinas corazón?
-Luce muy bien…
-¿Yoochun-shi… solo me dirás “Luce muy bien…” y mi abrazo? — pregunto mi madre, al instante Yoochun se levanto de la cama y le brindo un abrazo fuerte.
- bien eso me gusta, ahora que todo está solucionado…, me retiro, apresúrense a bajar que el desayuno ya está servido, personalmente lo hice así que bajan porque bajan ok —dijo para después salir del cuarto.
- ¿hyung… tu mamá ¿también se pone ropa como… la que tú utilizas?
- Claro que no ella solo usa los cortes de cabello y alguna que otra cosa…
-….
-Bueno vamos bajando porque si no sube y nos baja y en lo personal supongo que no te agradara el cómo te puede bajar… créeme que no te va a gustar así que te mueves porque te mueves — dije sacándolo de la habitación, comenzamos a caminar rumbo al comedor entonces fue que me anime a preguntar — Por cierto… ¿te contactaste con Jaejoong?
- … Me dijo que tuvo un problema, que lo disculparas. Por el tono de su voz puedo asegurarte que se encuentra bien
- ¡Uy! qué alivio… pensé que algo malo le había pasado
- bueno luego habla con él, no sé, puedes hacerlo cuando empiece las clases
- sabes lo que voy a hacer… Me meteré a tu colegio…
-¿Qué?
- Lo que oíste me inscribiré ahora mismo…
- pero…
- Es mas entrare a tu mismo curso
- Dudo mucho que lo logres…
- ¿el qué?
- Entrar a mi mismo curso
-¿Por qué?, que ¿acaso son discriminadores?, que no saben que discriminar es algo…
- No por eso, sino porque la dirección es la que se encarga de eso y no hay poder humano que los haga cambiar de opinión una vez que te asignan tu curso… —decía en un tono bajo
- al parecer lo has intentado ¿no?, es por lo de Junsu?
- No, pude casi superar lo que paso con Junsu…
- Entonces… ¿te refieres a Changmin?
- … En un principio quise huir de él sin embargo no lo conseguí así que simplemente me quede en el curso. Pero te juro que es difícil día tras día, no sé porque aun continúo pensando en él y en lo que paso…
- ya no te atormentes con eso, recuerda que siempre habrá alguien apoyándote y estará a tu completa disposición…
- Gracias — detuve mi caminar algo que seguramente noto Yoochun porque hizo lo mismo volteando a verme
- tampoco olvides… que Junsu también estará ahí…
- ….
No pronunciamos palabra alguna después de eso, y solo fuimos a desayunar, por una parte estaba contento de que Yoochun me informara que Jaejoong se encontraba bien, pero por otra… él me preocupaba.
Retorne a mi armario en donde saque la ropa que tocaba aquel día, y era de los mosqueteros tenia los tres trajes, Yoochun entro y al verme se dio media vuelta pero en un dos por tres logre impedir que se fuera; la reacción de Yoochun seguramente se produjo al recordar que cuando éramos niños solía insistir a que se disfrazara al igual que yo, y esta vez también lo haría, prácticamente le rogué a Yoochun a que se pusiera el traje de mosquetero, a penas lo conseguí del todo. Cuando terminó de ponerse el traje sacando mi espada y poniéndome en posición de pelea le dije
-¡¡¡Anga!!!
- …. — Yoochun me miro con cara de seriedad sin mostrarme respuesta alguna, sabía que por dentro se estaba riendo lo conocía muy bien como para saber diferenciar sus emociones.
- ¡Oh! Yoochun no seas así respondemeeee
- …. — como robot se dio la vuelta dirigiéndose hacia la puerta que daba al patio de la casa
- hmmm… ¡¡¡No te olvides del lema!!! UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO ¿o no era así? — diciendo esto último fui detrás de Yoochun quien se estaba riendo como nunca en silencio, pase mi brazo sobre sus hombros y caminamos por el bosquecito que había a la entrada de la casa.

Durante el periodo de la tarde salimos con Yoochun rumbo a la casa de Junsu de ahí saldríamos de la ciudad a distraernos por ahí, aunque no lo quería admitir aun estaba pensando en Jaejoong una y otra vez pero no lo di a notar aunque creo que Yoochun se dio cuenta. Preferí no inscribirme al colegio de Yoochun al menos no por ahora tenía que planear mi conquista con Jae muy bien si quería que sintiera lo que yo siento por él, un sentimiento intenso de entrega mutua, un amor verdadero.
FIN POV YUNHO (continuara)


POV YOOCHUN

Ahora me encuentro en el colegio, las clases volvieron a iniciar, en todas las vacaciones no pude evitar el pensar en el problema, no sabía cómo iba a reaccionar al verlo de nuevo, estaba muy confundido, cada que llegaba la hora de dormir contaba los días que faltaban para que empezaran las clases, rezaba porque cada día fuera eterno y así nunca llegara el inicio de las clases, pero como siempre tuvo que llegar. Los días que pase con Yunho fueron confortantes no lo niego, me hizo muy feliz, sobre todo lo que paso en el viaje que hicimos fue algo extraño por así decirlo pero sin duda me gusto mucho
Llegue al colegio muy tarde de hecho mis costumbres no cambiaron en lo absoluto, por suerte no vi a Changmin pero al momento de formar lo vi adelante junto con otro de nuestros compañeros del salón, deje de verlo para poder distraerme con algo, en ese momento el director nos dio la bienvenida a todo el plantel, como siempre nos dio consejos para que sigamos con nuestras labores escolares y nos pongamos las pilas, después de que dio su gran y extenso discurso todos nos dirigimos a nuestros respectivos salones, por un momento pude sentir la presencia de Changmin, sentía que se estaba acercando a saludar o algo así; continué caminando como si nada, fue entonces que se me acercaron abrazándome por detrás
- Hola, gracias por tus mensajes Chunnie, perdona que no te los contestara pero quería agradecerte tus buenos deseos en persona — ese tipo de abrazos, esas manos, esa voz, ese cuerpo tan cerca al mío… fue una sensación extraordinaria. Pero hubo algo diferente, al parecer… esperaba a que fuera otra persona.
- Ah… no te preocupes Junsu — gire mi cabeza a la derecha en donde vi a Changmin parado cerca de nosotros pero casi al instante se movió y fue a abrazar a Jaejoong quien se encontraba más adelante
- ¿y cómo te fue en las vacaciones? — Junsu llamo mi atención con su dulce voz
- Bien…
- ¡¡¡yo te extrañe un montón!!! — me brindo un beso en la mejilla para después caminar a mi lado, sonreí ante tal acción de su parte para después levantar mi vista al frente en donde vi a Changmin y Jaejoong caminando abrazados, me sentía por demás incomodo.
Ese día nos tocaba matemáticas; para todos mis compañeros, sería algo extraño que no nos vieran sentados a Changmin y a mi juntos, ya que desde que lo conozco la mayor parte del tiempo y en casi todas las materias ambos hemos compartido asiento, hecho trabajos juntos, los grupos también juntos, claro que eso incluía a Junsu y Jaejoong en ocasiones cuando se trataba de trabajos de más de dos personas, algo que ultimadamente los maestros de las diferentes asignaturas pedían. Sabía que si ya dejaba de sentarme con él surgirían las preguntas de “¿Por qué ya no estás al lado de Changmin?, ¿están enojados?, ¿Qué sucedió entre ustedes?, ¿te enojaste con Changmin?, ¿por qué ya no se hablan?” y un centenar de preguntas más referentes al tema. Odiaba eso por varias razones la principal porque me lo recordarían siempre y eso es algo que sin querer de por sí ya lo hacía y no necesitaba que me ayudaran con eso. Pero si ya no sería como antes como lo decidí y quizá el también lo decidió de la misma forma tenía que afrontar las consecuencias, no voy a decir que no me arrepiento de lo que hice pero tampoco puedo decir que puedo remediarlo puesto que parece ser demasiado tarde además de que prefiero que esto continúe hasta que ambos podamos olvidar completamente lo que paso.
Llegue al aula junto con Junsu, al entrar pude ver que casi todos los asientos ya estaban ocupados no quedaba ni uno libre así que tuve que repasar con la mirada a algún compañero que se sentara solo, por suerte encontré uno casi al final de todos los bancos que daba junto a la ventana, el sol entraba justo por ella algo provechoso para mi puesto que el doctor me pidió que evitara lugares completamente cerrados.
-¡¡¡Junsu aquí!!!—grito un compañero este volteo a verme
-Chunnie… yo quiero que compartas el asiento conmigo
-¿y qué harás?, aceptar la invitación de tu amigo para después votarlo de su banco?, Mi ángel… no puedes hacer algo así ni nada parecido — lo mire a los ojos — ve a sentarte con él sí, yo iré a sentarme en la parte del fondo de acuerdo?—Junsu solo asintió con la cabeza regalándome un fuerte abrazo. Me dirigí hasta aquel banco, continuaba recordando que ya hace como dos semanas Junsu y yo volvimos a estar juntos, nuestros cuerpos volvieron a unirse volví a escuchar mi nombre de su boca a cada caricia que le brindaba, me sentí en el cielo al tenerlo tan cerca y al estar a su lado una vez mas pero no puedo evitar tener a Changmin en mi cabeza a cada minuto que pasa, siempre está presente él… y siento un coraje al hacerlo, lo evitaría pero es difícil, realmente muy difícil.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD