Do Not Go .Cap 6

1 comentarios
Capitulo 6

-¡¡¡Yoochun!!! — grite para que me escuchara, por un momento creí que no aparecería por aquella puerta porque no recibí respuesta alguna pero luego lo volví a ver, ahí se encontraba, con la cabeza gacha pero ahí; camine hacia él con paso firme y sin detenerme a pensar si está bien o no lo jale de la mano metiéndolo a la casa y cerrando la puerta — ¿Qué significa ese “lo siento” eh?—pregunte un tanto molesto y a la vez con miedo aun con la vista hacia la puerta sin atreverme a verlo de frente.
- ¿Qué crees que signifique? — Me pregunto con un tono de voz serio, lentamente me voltee para poder ver su rostro y darle una respuesta entonces sentí esos deliciosos labios sobre los míos — ¿aun quieres responder a mi pregunta Minnie? — Dijo separándose un poco — acaso creíste que yo… — entonces puse uno de mis dedos sobre sus suaves labios impidiéndole que continuase.
- Para ser honesto si me preocuparon tus últimas palabras realmente me asustaron creí que de nuevo te alejarías para siempre… — lo abrace fuertemente — se que viniendo de mi puede ser algo no creíble pero… te extrañe, te extrañe mucho Park Yoochun.
- Changmin yo igual te extrañe… extrañe el estar a tu lado no te imaginas cuanto lo he hecho — solo necesitaba escuchar esas palabras para que actuara y le demostrara que yo lo amaba desde hace muchísimo tiempo comencé a besarlo desesperadamente probar aquellos labios era verdaderamente delicioso estuvimos así por un largo rato y entonces de un momento a otro nos encontrábamos en mi habitación.
Suavemente recosté a Yoochun en la cama, puse una de mis rodillas entre sus piernas para inmovilizarlo y coloque ambas manos a los costados de su cuerpo.
- ahora probare tu cuerpo... — dije en tono seductor sujete su mentón para girar su rostro hacia un lado, dejando su cuello al descubierto, me acerque lenta y sensualmente para poder besar y morder aquella zona con gran delicadeza, no queria maltratarlo mucho.
- ¡ah...! — se quejo, seguramente le dolió una de mis mordidas, recorrí con mi lengua esa exquisita piel probando absolutamente toda esa área —...Changmin...-pronuncio mi nombre de una manera sensual algo que hacía que continuara besándolo mientras colaba mi mano bajo su ropa palpando todo a su paso.
-¡ah...Chang...Changmin! — baje mi mano hasta su entrepierna comenzando a masajearla por sobre su pantalón para después arrebatarle toda la ropa y tenerlo por completo a mi disposición, me deshice de la mía pero no del todo aun conservaba los bóxers quería probar a Yoochun quería que sintiera lo mucho que lo quería.
Recorrí cada parte de su cuerpo degustando todo lo que me encontraba, al llegar a la entrepierna de Yoochun solo le di algunas lamidas y algo que me excitaba eran aquellos gemidos que soltaba Yoochun cada que lo probaba, continúe saboreando aquella parte solo con lamidas y algunas mordiditas suaves.
Estaba feliz, demasiado contento y excitado al tenerlo a mi lado que por mi lo hacíamos hasta el día siguiente.


POV YOOCHUN

Sentía a Changmin tan endemoniadamente cerca de mí que juro que necesitaba ir al polo norte para poder volver a mi temperatura normal, lo que estaba sintiendo era algo nuevo, algo que no había sentido nunca, algo que me gustaba sobremanera.
-Eres mejor de lo que imaginaba, Yoochun — habló mientras sus manos acariciaban mi muslo
- ¿Que… estás diciendo…? — Pregunté mientras colocaba una de mis manos en su barbilla — no me digas que tú… te imaginaste que… — pero fui interrumpido
- ¿Tenia sexo contigo? — Me miro con su típica seriedad — no, eso nunca — escuchar eso me puso algo descontento quizás muy descontento —…siempre soñé… que hacía el amor contigo — dijo dándome un beso fugaz mientras yo procesaba esas palabras.
- ¡¡¡¡¡ahhhh!!!!! — una de mis manos se posó en mi boca en forma de acallar aquel gemido ya que Changmin me regalaba una nueva sensación. Sentí como pasaba con su lengua toda la extensión de mi hombría y sentía que de cierta forma lo estaba disfrutando igual o más que yo.
- ¿Por qué te callas Yoochun? — preguntó mientras lamia mi miembro
- Minnie… — susurré mientras apretaba las sabanas. Besó la punta de mi miembro y lo lamió de abajo a arriba. Lo acarició con la punta de sus dedos, presionándolo suavemente, y se lo metió en la boca hasta el fondo de su garganta. Se sintió tan bien ser envuelto por aquella cavidad y ser acariciado por su lengua, que todo mi cuerpo se estremeció y solté un profundo gemido, comenzando a mover mis caderas inconscientemente hacia él. Cada minuto que pasaba sentía un gran calor que se incrementaba en mi vientre, mientras iba marcando la velocidad que quería sentir de parte de él. Nunca me había imaginado tenerlo entre mis piernas, y yo gritando como nunca; jale un poco de sus cabellos para indicarle que lo que estábamos haciendo me agradaba en demasía y sobre todo el éxtasis del momento hacia que mi mente y mi vista se nublaran por completo.
-Es… espera… deten…te o yo — estaba llegando al climax, intente detener a Changmin pero el muy condenado succionaba mas y mas fuerte aumentando la velocidad cada vez mas.
-¡¡¡¡Ahhh!!!! — grité, mientras me corría en la boca de Changmin. Él alzó su mirada viéndome a los ojos mientras se lamia su labio inferior, yo le miraba demasiado avergonzado — lo siento… — murmuré mientras él se acercaba hacia mis labios para darme un beso apasionado.

Cada una de sus caricias me hacían entender que ciertamente el amor que me tenia era verdadero, realmente me sentí tan bien entre sus brazos…, apreciar aquella rara calidez que emanaba de su cuerpo era tan confortante, poco a poco eso se iba convirtiendo en una nueva adicción para mí.

Changmin comenzó a moverse sobre mí y yo no iba a quedarme atrás por lo que hice lo mismo a un ritmo que nos gustara a ambos, aquel movimiento de nuestras pelvis hacia que nuestras hombrías choquen y frotaran entre sí, se sentía taaan pero taaan bien…, Changmin lamia mi cuello mientras yo acercaba mis manos hacia su bóxer para quitárselos y sentirlo completamente puesto que desde hace ya un buen rato que quería retirar esa odiosa prenda que me impedía poder sentir a Changmin totalmente.
En ese momento se detuvo y me miro con una sonrisa muy sexy viendo alternadamente la posición de mi mano y mi rostro.

-esto es molestoso ¿no? — dijo y sin dejar de sonreír se saco aquella prenda votándola quien sabe dónde. Me quede atónito al ver aquel cuerpo escultural completamente desnudo ante mis ojos, me hubiera quedado contemplando aquel cuerpazo pero la mirada fija que me hizo Changmin logro que desviara la mirada hacia un punto ciego de la habitación. Volvió a posicionarse sobre mi pero sin dejar caer todo su peso y entre mis piernas, acerco sus labios hacia mi lóbulo lamiéndolo acción que me hizo temblar por unos segundos.

-¿Nervioso? — Susurro en mi oído — no te preocupes…

Suspire profundamente, en cierto modo esta sería mi primera vez comenzó a besarme delicadamente mientras iba introduciendo un dedo en mi interior. Sentí una sensación tan incómoda, pero no me permitiría mostrarme como un debilucho. Después de unos minutos me acostumbre aquel dedo dentro de mi entrada y cuando Changmin sintió que aquella sensación media molestosa parecía desaparecer introdujo dos dedos mas. Cerré mis ojos y mordí mi labio inferior dejando de besarlo, él besaba mi rostro para que me olvidara de ese dolor. Abrí mis vistas y miré aquel rostro tan dotado de hermosura, esa piel tan admirable, esos ojos que brillaban tan intensamente. Era verdaderamente sexy pero a la vez tan seductor, ahora me pregunto ¿cómo demonios no me di cuenta antes que estaba enamorado de Shim Changmin? ¿Qué ese sentimiento que sentía hacia él y no sabía diferenciar con exactitud era amor verdadero?.

Después de un par de minutos sacó sus dedos de mi interior mientras yo le miraba demasiado molesto, para ser sincero me estaba empezando a gustar aquellos invasores que jugaban en mi entrada.
-Chunnie… — dijo alejándose lo suficiente como para poder verme a los ojos — esto realmente te va encantar, pero al comienzo dolerá un poco.

Sentí entonces su hombría cerca de mi entrada y de una sola envestida adentró aquel miembro erecto dentro de mi ser. Cerré los ojos con fuerza apretando en forma de puño aquellas sabanas y solo un sonido salió de mis labios — ¡¡¡Ah!!!!! — ¿dolerá un poco? ¡Claro! Si él no es el que siente este tremendo dolor que te hace sentir que te partirías en dos de un momento a otro probablemente se hubiera ahorrado el “dolerá un poco”.

Las manos de Changmin temblaban acción que me dio a entender que él realmente quería que esto avanzara, lo abrace instintivamente, mientras Changmin empezaba las embestidas con lentos movimientos, suspiraba cerca de mi oído, haciendo que mi corazón se desorbitara tremendamente, pero aquel dolor en mi zona baja todavía permanecía y lo único que hice fue aferrarme en aquella espalda.

Después de unos, seguramente, tormentosos minutos para Changmin, el dolor empezó a disminuir dándole paso al placer y el primer gemido apareció en mis labios, mis piernas se cruzaron en su cintura y en su oído susurré…, ¡no! le obligué a que las embestidas fueran más profundas y enérgicas.

-Ya era hora de que me lo pidieras Chunnie… — habló mientras profundizaba sus movimientos.


Aquella habitación fue inundada entre gemidos y grandes suspiros, cuando me embestía vigorosamente podía sentir que no solo era amor, placer o sexo sino que estaba declarándome suyo y de nadie más. Aquel día fue realmente maravilloso.

Sentí que Changmin había atinado aquella zona que me estremecía locamente, mi respiración era demasiada errática, él comenzó a masajear mi miembro frenéticamente. Estaba al límite no podría aguantar más…

-Min..nie… yo… — pero él hacía que cada estocada fuera realmente fenomenal que parecía que cada una de ellas me arrebataría el aire…



Sabíamos que nuestro límite estaba muy cerca, arañe su espalda como una forma vana de descargar aquel placer que me inundaba, entonces aquellas últimas envestidas se hicieron presentes.

-¡¡¡¡Yoo…Yoochuuunn!!!!!! — grito mi nombre mientras derramaba su semilla dentro de mi ser, ese fue el detonante para que yo también llegara al orgasmo.
-¡¡¡¡¡¡ahhhhhhh!!!!!!!!!! — grite

Changmin recostó su cuerpo sobre el mío mientras nuestras respiraciones se regulaban poco a poco y sentí aquella mano acariciar mis mechones húmedos por el sudor.

-Te amo…- susurré mientras acariciaba su mejilla pálida — te amo Shim Changmin

Él salió dentro de mí y me cubrió con una de las colchas, juntó su cuerpo junto con el mío entrelazando nuestros dedos mientras un ¨te amo ¨salía de sus labios. El sueño me venció pero ahora sería un sueño realmente encantador porque ahora estaba en los brazos de la persona que amaba, por primera vez en mucho tiempo no me preocupaba por nada pero bien sabia que debía enfrentar la realidad una vez que despertase, tenía que hablar con Junsu, tenía que hacerle saber lo que siento para que no se hiciera ilusiones o algo parecido y aunque siento mucho afecto por él jamás repito jamás se compararía con aquel sentimiento que siento hacia Changmin.

1 comentarios:

  1. O_O ¿donde has estado toda mi vida? XD me encato el capo juju

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD